Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 Full Moon Rising - Keri Arthur

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 13 ... 22, 23, 24, 25, 26  Siguiente
AutorMensaje
rihano

avatar

Grupos : *Traductora
Cáncer Mensajes : 264
Rango : 1
Edad : 54
Fecha de inscripción : 05/08/2010
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Lun Ago 16, 2010 11:47 pm

sabian ustedes que la seduccion del vampiro consta de 5 libros??? lo vi por la red... todos en ingles...

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shuk hing
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Transcriptora *Recopiladora
León Mensajes : 4494
Rango : 385
Edad : 23
Fecha de inscripción : 09/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Lun Ago 16, 2010 11:50 pm

99 ataudes
continuacion de 13 balas

si rihano una saga
pensamos traducir los demas

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sonatina

avatar

Grupos : *Moderadora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora
Libra Mensajes : 262
Rango : 1
Edad : 28
Fecha de inscripción : 02/03/2010
Localización : Venezuela... Y en Kalosis junto a Ash xD

Hoja de personaje
nombre: Anne Hathaway
raza: Vampira

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Mar Ago 17, 2010 2:10 am

Holaaaa Chicas xD

Ahhhh Gracias por los capis!!!

Q complicado, creo que empiezo a entender porq no van a quedar juntos, despues de todo el tiene una larga historia de traiciones por parte de los lobos así que es muy dificil que cambie... Sad


Citación :
—¿Cómo podrías adivinar que un hombre que había vivido tantos años se mataría por otro hombre, por un lobo sin valor?
—Exactamente
—gruñó, y luego me miró con una expresión más suave. La sociedad actual
nos excluía y ambos sabíamos eso. Podía sentir que él me quería
físicamente, pero nunca se permitiría llegar más lejos que eso. Debido a
su ex. Debido a su ex amigo. Lo cual significaba que no importa lo duro
que luchará por seguir explorando, al final, lo que éramos nos iba a
separar. Lo cual era una lástima, porque podría habernos ido muy bien
juntos. Más que bien

Chicas por cierto ese de trece balas que tal??? es un buen libro?? xD

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Mar Ago 17, 2010 4:08 pm

Sonatina, el de 13 balas está bien, pero es de terror y bastante sangriento. Es de vampiros y es una saga de 4 libros. El segundo es 99 ataúdes. A mí personalmente me ha gustado más el segundo porque no es tan sangriento y tiene más tensión.
Empieza a leer 13 balas y ves qué tal te parece.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Mar Ago 17, 2010 4:22 pm

CAPITULO 12

Traducido por rossmary
Corregido por shuk hing


—¿Qué demonios le has hecho a Talon? —Dijo, su furia era más que evidente en cada una de sus palabras.
—¿Qué demonios te importa a ti?
—Me ha estado acosando.
Levanté las cejas.
—¿Cómo ha podido estar acosándote si acabas de regresar de tu manada y ni él ni yo sabemos a cuál perteneces?
—Ya estoy de vuelta, resulta que mi madre exageró sobre la verdad. Mi hermana tuvo un accidente que no era nada grave. Ella sólo quería que conociera a alguien a quien por su parte considera una compañera perfecta para mí.
Tuve la sensación de que no me estaba diciendo la verdad, aunque lo de la reunión con una compañera, era la conducta típica de una madre. Yo había presenciado maniobras similares en toda mi adolescencia, antes de que hubiéramos sido expulsados de nuestra manada. Por lo menos ni Rhoan, ni yo teníamos que preocuparnos por eso, aunque parte de mí deseaba que lo hiciéramos.
—Entonces, ¿qué quieres que haga? Ya eres un chico mayor —enfréntatele tú mismo.
—He tratado de razonar con él, pero está fuera de los carriles. Misha vaciló. —Me dijo que ustedes dos eran especiales.
Solté un bufido.
—Como has dicho, está fuera de los carriles.
—Así que si se ponen difíciles, ¿no tienes ninguna objeción?
—No tanto pero si lo suficiente como para patearlo.
Misha se rió entre dientes, y la tensión que había estado escuchando en su voz se sintió aliviada.
—Siento ser hostil contigo, pero los últimos días han sido una putada, y Talon fue el colmo.
¿Así que él me había llamado para quejarse? De alguna manera, lo dudaba. Misha era un hombre agradable, pero también era un muy exitoso hombre de negocios, y sabía cómo manejar los problemas rápidamente, a menudo sin piedad. Si él estaba enojado en serio con Talon, no dudaba que hubiera hecho algo al respecto.
Pero me había llamado en lugar de eso, lo que sugería que había un motivo oculto detrás de su llamada.
Tenía que pensar en la advertencia que me hizo Jack. ¿Misha quería hacerme ver cosas que no estaban allí?
—¿Es por eso que me has llamado?
—¡Claro que no! Quería saber si mi coche todavía estaba en una sola pieza.
Sonreí a pesar de mis reservas.
—Seguro y aparcado en el Casino Crown.
—¿Por qué está estacionado allí?
—Es una larga historia. Pero está de una sola pieza.
—Un milagro. Vaciló y luego añadió —¿Supongo que no tienes la intención de que me pase por tu casa en cualquier momento?
Su voz había bajado varias octavas, deslizándose por mis sentidos como chocolate caliente.
Jack pudo haber implantado dudas sobre él, pero eso no me impedía desearlo.
Aunque dado el calor de la luna, me tiraría al mismo diablo si tuviese un buen físico.
—Estoy en una misión por el momento, pero si puedes esperar, voy a estar en casa más tarde.
—¿Pensé que habías dicho que no eras más que un cadete?
Hubo una sugerencia subyacente de acero en el calor de su voz que me hizo fruncir el ceño.
—Recaderos, incluso en la Dirección se utilizan cuando surge la necesidad.
—Así que eso es lo que ha hecho a Talon ponerse como loco —comentó—, el que no estés a su entera disposición.
Si Talon se hace el loco, porque yo había dicho que no —algo a lo que él no estaba acostumbrado escuchar.
Yo dudaba que me fuera a volver loca por menos placer sexual. Era bueno cuando estábamos juntos, pero había otras siete compañeras más para mantenerlo satisfecho.
Una mano me tocó el muslo y el calor escabulló a través de mi carne. Mi mirada saltó a Quinn. Su cara era inexpresiva
—¡Llegamos!
Miré a través de la carretera y vi el viejo cementerio.
—No se puede aparcar en esta sección de Camp Road.
—Me doy cuenta de eso, pero no conozco el área. Su voz era la paciencia misma, pero algo en su oscura mirada hacia alusión a la molestia. O la ira. ¿A qué?, no tenía ni idea. —Tú eres la que lee la guía de calles, —añadió—. Hay un parque infantil, a la izquierda. Podemos aparcar allí.
—¿Quién es? —Misha dijo al oído
—Nadie importante —le respondí, y podría haber jurado que la expresión de Quinn se tensó un poco. Lo cuál era estúpido. Estaba haciendo lo que él quería, y no quería que nadie supiera de él. —Mira, me tengo que ir. Te voy a llamar después.
—Riley, espera…
No esperé, simplemente colgué el teléfono. Me disculparía después, pero en este momento, tenía trabajo que hacer.
Apagué el teléfono, y nos bajamos del coche, olfateé el aire. La brisa era fría y estaba llena del olor a lluvia. Arriba, en el cielo nubes negras cerraban la luz de las estrellas y la luna no estaba por ningún lado.
Sin embargo, el poder se arrastró por debajo de mi piel, encendiendo el fuego en lo profundo de mi interior.
El metal en el coche me había, en cierta medida, protegido, pero allí, a la intemperie, no había escapatoria.
La fiebre quemaba y tenía que reconocerlo en breve, la luna llena estaría todavía dos noches fuera, y la mitad vampiro en mí tendría por el momento que tomar el control de la fiebre adentro.
Pero si bien podría ser contenida, la parte lobo aún hacía estragos, odiaba las restricciones de tanta ropa.
Tenía que tener el control, lo necesitaba para apaciguar al menos la necesidad. Me quité la chaqueta y la tiré en el coche.
Los tacones de aguja, le siguieron rápidamente.
—¿Qué estás haciendo? —Había una nota extraña en la voz de Quinn mientras caminaba alrededor de la parte trasera del coche
—La luna está alta y la fiebre me quema. Necesito sentir el suelo bajo mis pies. El viento en mi piel. Además, no me podía arrastrar por este lugar usando tacones de aguja, era todo lo que tenía conmigo a menos que me fuera a cambiar a la casa.
Su mirada era una caricia de calor que se deslizó por mi cuerpo, deteniéndose en el camino de la camisa de algodón negro que se encaja en mis pechos, en la forma en que la falda se aferró a mis caderas y muslos. No estaba desnuda, pero tampoco dejaba mucho a la imaginación.
Cuando su mirada se elevó y se encontró con la mía de nuevo, la fiebre que quemaba a través de mi sangre parecía hacer eco en sus oscuros ojos.
—¿Necesitas ayuda?
—¿Alivio? —Me arqueó una ceja. —Eso hace que suene como si tuviera alguna enfermedad. Y eso dolió.
—¿Sabes lo que quiero decir?
—Sí, lo creo, y no, no lo sé. Dudé, dándole mi más dulce expresión —en señal segura de que la loba interior quería salir. —Además, uno de los guardias podría ser un lobo. Podríamos celebrar juntos la luna.
Su mirada se achicó peligrosamente.
—La idea es entrar y salir, sin ser visto.
—El juego puede servir de distracción.
—Mantenemos el plan —gruñó, y me agarró del brazo, arrastrándome por el sendero.
Era sólo una o dos pulgadas más alto que yo, pero estaba casi corriendo para mantenerme a la altura de sus largas zancadas. Podría haber quedado libre de sus manos con bastante facilidad, pero a decir verdad, me gustó su toque. En esos momentos, con la luna quemando a través de mi sistema, no me importaba si era áspero o suave.
Subimos la pequeña valla y nos dirigimos a través del cementerio. El viento agitaba los oscuros pinos que los rodeaba de manera que sonaba como si fueran los susurros de los muertos.
Pero los muertos que habían vivido una vez allí, se habían mudado hacía mucho tiempo. Las lápidas estaban gastadas por la edad y casi ilegibles, las tumbas invadidas por la vegetación, todo sumido en un abandono total. Incluso los muertos tenían orgullo, y el lugar no estaría tan desolado si alguno de ellos aún estuviera por allí.
La valla que rodea el campamento del ejército de muertos estaba muy descuidada, no había sido electrificada, ni siquiera era tensa.
—Dudo que algo más serio que productos de limpieza se encuentra en desarrollo detrás de ese alambre.
—No, pero todavía tenemos que comprobar.
Escaneé la oscuridad cercana, no podía ver nada excepto sombras. Me cambié a la infrarroja. Lo único que encontré fueron manchas pequeñas de calor pasando por los cubos de basura que se alineaban por delante, en la parte trasera del edificio.
—Ratas —murmuré, mi estómago se revolvió al recordar a un adolescente ebrio que se atrevió a comerse una y los posteriores días pasados por haber contraído enfermedades.
—Si las ratas son todo lo que encontramos, voy a ser feliz.
Quinn levantó el alambre y me agaché a través del mismo.
—¿Creí que querías encontrar a tu amigo?
—Sí, pero dudo que esté en este lugar. Quien está detrás de esta clonación es muy inteligente y cauteloso y la seguridad de este sitio no sería parte de esa operación. Es demasiado riesgoso.
—Pero tal vez por eso ha sido tan difícil de encontrar. Estamos buscando una cosa, mientras él se esconde bajo nuestras propias narices.
—No tengo ninguna duda de que está escondido debajo de nuestras narices, pero no creo que éste sea el lugar.
—¿Por qué?
—Tú lo has dicho. Huele el aire.
Ya lo había hecho. —Amoníaco. Sin embargo, me vi abrumada por la riqueza de la madera de sándalo y del hombre.
Asintió con la cabeza. —En este lugar se hacen productos de limpieza.
—Eso no quiere decir que no se puedan hacer clones. El lugar es y desde que observá los planos me di cuenta que solo están utilizando una pequeña sección de la misma.
Me estudió durante un minuto.
—¿Estás buscando un argumento?, ¿no?
En ese momento, tener un argumento era la última cosa en mi mente.
Levanté una ceja.
—¿Qué te hace pensar eso?
—Porque hace dos segundos pensaba que esto solo se trataba de una fábrica de productos de limpieza y ahora estás argumentando que podría ser una tapadera.
—Estoy jugando al abogado del diablo.
—Estás jugando definitivamente. Y, no estoy segura de cuál es tú juego todavía.
Le di mi sonrisa más inocente, pero no pareció ofrecerle confort.
—Por aquí —dijo, después de una pausa
Se volvió y abrió el camino a la derecha. El viento agitaba las encías y los pinos dispersos que nos rodeaban, una lata suelta rodó, en el techo, de los edificios, justo delante. Desde detrás de nosotros nos llegaba el rugido constante del tráfico a lo largo de Camp Road, y más adelante, el rugido de un motor en solitario
—Un coche se acerca.
—Probamente se trate del guardia haciendo la ronda.
Miré el reloj.
—Son justo las nueve, así que tal vez, hacen chequeos cada media hora o una hora.
—¿Qué tan cerca está?
—Se encuentra a cierta distancia todavía.
—¿De manera que tenemos tiempo de llegar al próximo edificio si corremos?
—Creo que sí.
Me agarró la mano, envolviendo sus dedos calientes en los míos.
—Corre — ordenó, y tiró de mí hacia adelante.
Corrimos hacia el edificio principal, más veloces que un latido del corazón, justo antes de que el coche apareciera a la vista. El barrido de las luces al doblar la esquina convirtió la noche en día, casi clavándonos a los dos.
Me agaché en las sombras de un rincón, junto a Quinn, observando el coche, el sentido sensorial no me dijo nada. Lo que significaba que el guardia era un ser humano. Cualquier otra cosa lo habría sentido.
—Está aburrido —dijo Quinn, su aliento cálido cepilló más allá de mi oído. — Y odia su trabajo.
Mis muslos se apoyaban en el suyo, y la electricidad parecía echar chispas al aire que había entre nosotros.
La fiebre empezó a arder tan mala, el sudor corría por mi espalda, a pesar del frío en el viento. Todavía estaba bajo control, pero no falta mucho para empujarme al abismo. Tenía la sensación de que Quinn sabía exactamente cuál era mi estado y que él no estaba dispuesto a hacer una segunda oferta de alivio. La próxima vez, yo tendría que preguntar. Si él pensaba que yo no lo haría, estaba muy mal.
—Es, obvio, que no está protegido psíquicamente, cuando se le puede leer con tanta facilidad.
No me respondió de inmediato, su expresión era distante. Después de un minuto, parpadeó y me miró.
—He buscado en su mente. Aquí no hay nada que encontrar.
—Deberíamos comprobar.
Asintió con la cabeza y se levantó. Lo revisamos todo y encontramos, exactamente lo que esperábamos.
Nada.
—Espero que Jack y Rhoan hayan tenido más suerte que nosotros —dije, cuando nos dirigimos de nuevo al coche.
—Sospecho que no. Esto está todo muy bien planeado para descubrirse tan fácilmente.
—Casi no llamaría la atención al pasar por una montaña de archivos.
—Pero, ¿qué fue realmente lo que encontramos? ¿Planes que pueden muy bien ser nada más que un callejón sin salida?
Levantó el alambré flojo por mí. Me metí por el medio, pero me detuvo.
Los muertos han regresado al cementerio.
Había ocho de ellos, y formaban un semicírculo en bruto que nos rodeaba. Todos eran varones, todos desnudos, y carentes de cualquier otra cosa que no fuera su hombría. Sus cuerpos eran musculosos, casi demasiados perfectos, su piel brillaba con una luminosidad que me recordó a la luna. Pero cualquier parecido con la humanidad terminaba ahí. La carne en sus brazos daba paso al nivel del codo a la suave piel de un gato de oro, y tenían garras en lugar de manos. En vez de caras, poseían unas cabezas y pico de un águila. En la espalda, abanicándose ligeramente en el viento, alas color marrón y oro se alzaban por encima de ellos.
—Grifos —le dije—. Más o menos.
—Seres humanos convertidos en grifos, me permito sugerir. Quinn se detuvo a mi lado, su hombro rozando el mío. La fiebre de luna cantó en respuesta, y todo mi cuerpo comenzó a temblar, una dura advertencia estaba rugiendo hacia el punto de no retorno.
Apreté los puños, luchando contra la necesidad en mí.
—¿Por qué entonces les he presentido como seres muertos en lugar de grifos?
—No lo sé. Me mostró sus manos y luego me miró. —Espero que haya más de esos golpes en ti.
—Sin duda lo harán. Los miré observándonos y me pregunté por qué no se habían movido todavía.
—¿Tengo entendido que no puedes tocar sus mentes?
—No, están protegidos, aunque no puedo ver ninguno vínculo sobre ellos. Sus dedos apretaron los míos, levantándolos hasta sus labios. Su beso fue suave como una pluma, casi erótico.
—Buena suerte.
Soltó mi mano y desapareció en la noche, dirigiéndose rápidamente hacia la derecha. Eso fue, obviamente, lo que las criaturas habían estado esperando. Con una falta de definición de las alas, se levantaron, precipitándose cinco de ellas hacia Quinn, y tres hacia mí.
Una parte de mí estaba ofendida por el hecho de que Quinn fuera considerado la mayor amenaza.
El barrido de sus poderosas alas llenaron la noche con un remolino de aire. La suciedad y las hojas se arremolinaban alrededor de mí, por lo que se me hizo difícil incluso ver.
Como tres flechas se dirigieron a por mí, me di vuelta y corrí hacia la protección de los árboles. Podía estar ofendida, pero no era tonta, y como no tenía ojos en la parte de atrás de mi cabeza. Por lo menos los pinos de mayor espesor me brindaban algo de protección contra un ataque desde arriba o por detrás.
Una pata con garras del tamaño de una pala se extendió por el aire. Me agaché y salté, dando una patada a la criatura en el intestino. Con el golpe el grifo rebotó, ondulado y mi pierna se sacudió toda por el impacto. Pensé brevemente en que ojalá no me hubiera quitado los zapatos. Los picos sería un arma mucho más efectiva que los pies descalzos.
Un grito de advertencia me llegó a través del aire, me agaché para evitar los golpes de las otras dos criaturas. Pasaron tan cerca que el viento arremolinado de sus alas me golpeó en el pelo, llenando el aire de agujas de pino y mis pulmones de suciedad. Tosí, entrecerrando los ojos para ver a través de la suciedad creciente a mí alrededor.
La primera criatura se volvió hacia mí, volando en un ángulo agudo, por debajo de los árboles, con la picuda boca abierta como si fuera a gritar, aunque no salió ningún sonido de ella.
Me moví para evitar más golpes de los otros. Me eché hacia atrás al acercarse la primera criatura. Con sus garras arremetió contra mí, alcanzándome en el brazo y dejando tres alquileres sangrientos. Proferí un juramento y salté hacia adelante. Agarré la criatura por la parte posterior. Se escuchó un sonido —uno que no era de ave, ni gato, ni humano. Me aferré a ella fuertemente, que luchó, se resistió y retorció para luego salir disparado a través de los árboles hacia el cielo.
Su olor me golpeó, a pesar de haberlo percibido antes, no era el olor a moho de los animales muertos. Era miel y lluvia, un dulce aroma que refrescó el calor que la luna había desenfrenado nuevamente. Tenía que tener cuidado, estas cosas no estaban jugando, estaban tratando de matarme, y el calor de la luna aún no estaba lo suficientemente fuerte como para superar el instinto de supervivencia.
Saqué las piernas debajo de mí, con las rodillas dobladas, haciendo presión con el centro de la espalda, para liberarme de un ala y sosteniéndome con las dos manos la otra. Era una posición precaria, si me movía me caería al abismo. Me sostuve fuertemente, al ver parecer la noche estrellada. Las alas de la criatura bombearon hacia la noche, su pico brillando como oro bruñido, bello y poderoso. Estaba a punto de destruirlo.
Apartando un poco el pesar, eché una mirada hacia el suelo que desaparecía rápidamente. Tenía que hacer algo en ese mismo momento, o la caída podría matarme. Tomando una profunda respiración, me subí con el cuerpo y lo torcí hacia atrás con todas la fuerza que pude reunir. Tengo la fuerza inhumana de un vampiro en mi llamada. El ala no tenía ninguna posibilidad.
Con un extraño ruido seco, el ala se rasgó, exponiendo la carne, entonces él y yo comenzamos a descender hacia la tierra. Los gritos de la criatura llenaron el aire, junto con su sangre. En una espiral fuera de control, el ala restante bombeó frenéticamente sin poder controlar la caída. Más gritos llenaron la noche cuando las otras dos criaturas se abalanzaron en ayuda a la primera. Me aferré a su brazo, en un intento de aliviar el peso de la caída. Por desgracia, no había nadie para aliviar el golpe. Al caer al suelo, con los pies por delante, me torcí un tobillo, rodando hacia adelante en un rollo para aliviar la presión sobre la espalda.
Lo cual no hizo mucha diferencia. La respiración se hizo difícil y por un momento las estrellas bailaron tan cerca que sentía que las podía tocar. El dolor se apoderó de cada fibra de mi ser. La oscuridad amenazaba por consumirlo todo.
Peleando por respirar, escuchando los ecos de unos gritos que no eran humanos y con el conocimiento de que esas cosas vendrían a por mí otra vez.
Tenía que levantarme.
Tenía que hacerlo.
Con un gemido de dolor me puse de pie, inmediatamente una de las criaturas se me abalanzó. Me elevó por el aire con facilidad, le di con el puño en la ingle y una extraña clase de ruido se escuchó, la criatura se detuvo vacilante encogiéndose, pero la garra al final de su pie más cercano atrapó mi hombro, rozándome profundamente, tirando de un golpe a un lado. El dolor quemada al rojo vivo a través de todo mí cuerpo, el sudor como cuentas perlaba mi frente. Apreté los dientes, me puse de pie, atrapé a la criatura, por una pata, haciéndola girar en torno a mí tan duro como pude para después liberarla. Voló torpemente por los aires y chocó contra un pino cercano, con la fuerza suficiente para sacudir agujas sueltas. Era evidente que no estaba herido, ya que casi de inmediato se empujó en posición vertical.
La tercera de las criaturas se abalanzó hacia mí como disparada por una flecha, corrí conteniendo el impulso repentino de cambiar de forma. Un lobo no tendría tanta suerte contra estas criaturas voladoras, y la única arma que tendría serían sus dientes. Tampoco podría usar la telepatía. Si Quinn no podía tocar sus mentes, había pocas posibilidades entonces de que yo pudiera.
La noche se envolvía alrededor mío, agarré varias piedras que utilicé como proyectiles que chocaron ruidosamente contra los troncos, dejando caer una mullida alfombra de agujas. Mi atacante se giró hacia el sonido, dándome tiempo a recobrar el aliento.
Pero el grifo al que le había roto el ala estaba en marcha, con el pico en el aire y produciendo un sonido gangoso extraño —al igual que un perro olfateando el aire. Solté un juramento en voz baja.
Obviamente, grifo y humano no eran la única cosa que había en la mezcla. Su cabeza giró hacia mí y, con un grito, corrió en mí dirección.
Retrocedí rápidamente, sin atreverme a apartar los ojos de la cosa. Era más rápido de lo que esperaba. Una de sus garras me alcanzó en el estómago, dando paso a la sangre. Me oculté en las sombras y me mordí la lengua para contener el grito. Con un rápido movimiento, atrapé a la criatura por la muñeca, torciéndola hacia arriba y por encima de mi hombro. Lazándola lejos, aterrizando de golpe contra su espalda. Las plumas volaban hacia arriba, con los dedos rígidos como cuchillos me abalancé hacia sus ojos, pero está se movió alcanzando solo su mejilla, destrozando la carne hasta llegar al hueso.
La bilis se removió en mi estómago. Temblando, caí sobre la criatura golpeándola una y otra vez, ya que luchaba fuertemente por levantarse, rugiendo en señal de frustración. Un golpe me alcanzó al lado de la cara enviándome tambaleante hacía atrás.
La criatura se levantó y me atacó casi al instante. El aire se convirtió en un torrente de suciedad, advirtiéndome que los demás estaban muy cerca. Le propiné un golpe en la cabeza y arremetí contra su ingle, la misma se agarró a sí misma haciendo ese sonido extraño que había escuchado antes.
Los otros me golpearon. Me agaché tratando de evitar sus golpes. Yo era un vampiro rápido pero incluso aunque fuera más rápida que el viento tendría problemas en una situación como ésta.
Tenía la esperanza de que a Quinn le estuviera yendo mejor, porque, a decir verdad, yo me encontraba en serios problemas y necesitba ayuda.
Rápido.
Desde uno de los lados me llegó el sonido de un ruido seco, al mismo tiempo la cabeza de una de las criaturas explotó, cayendo sin vida a mis pies. Sangre, tejidos y materia gris se esparcieron por todas partes. Las demás corrieron la misma suerte.
En ese mismo momento, olfateé en el vierto, que me trajo el aroma familiar de almizcle y del hombre.
La ira se apoderó de mí, sustituyendo el alivio que sentí.
Pero antes de que pudiera decir nada, antes de que pudiera hacer nada, recibí un duro golpe en la parte trasera de mi cabeza y perdí el conocimiento.
El dolor me despertó. No era agudo, sólo constante y enloquecedor, del tipo que te hace rechinar los dientes de punta. Incluso el respirar te provoca dolor.
Pero era un dolor lejano en comparación con el que quemaba en mis muñecas y tobillos, tan desesperados, como el fuego hambriento que hervía por mis venas. Todo mi cuerpo temblaba con su fuerza, y era de una intensidad tal, que podría, fácilmente volverme loca.
Uno que me volvería loca si hacía pronto el amor.
El dolor de la torcedura en mis pies se había aliviado o por lo menos ya no lo sentía, a pesar de que me proporcionara un alivio temporal. Apenas podía mover la mano más allá de unos milímetros, el tintineo del metal me dijo el por qué. Estaba encadenada. La plata, quema en mis muñecas.
Una suave risa llenó el silencio. Talon estaba allí, mirándome.
Abrí los ojos. El cuarto era grande, el color de oro caliente era tranquilizador a pesar de la situación. A la derecha se veían grandes ventanales a través de los cuales la luz del alba se filtraba, sumándose a la ventilación. Era un efecto algo estropeado por los barrotes en cada ventana —los que no me permitirían escapar si lograba salir de las cadenas. La ventana más cercana estaba abierta, y la fresca brisa me acariciaba el cuerpo, trayendo el olor a sal del océano.
En dirección opuesta, una puerta abierta dejaba ver un baño y varias toallas. A la izquierda, otra puerta, cerrada. No había nada más en la sala principal, una cama grande, cubierta de satén, era allí donde Talon completamente vestido, lo cual en sí fue una sorpresa, estaba recostado.
—¡Estúpido cabrón! Mi voz era poco más que un susurro rajado, pero era un lobo y no tendría problemas para escucharlo. —No tienes idea del problema que ha aterrizado sobre ti, ahora mismo.
—No lo creo. Su sonrisa era de una arrogancia tal, sus ojos como dos fichar de hielo dorado.
—Los del departamento gubernamental tienden a hacerse de la vista gorda ante las prácticas sexuales de los hombres lobo.
—Esto es un secuestro, y es un delito.
—Pero eso no es lo que nadie cree, he llamado por teléfono diciendo que estás enferma. De baja por enfermedad, desde hace una hora.
Negué con la cabeza, incapaz de creer que pudiera ir hasta tales extremos.
—Me encontraba en una misión especial, con mi jefe. No tengo la menor idea de con quién hablaste, pero no importa. Se darán cuenta de la mentira.
Se encogió de hombros.
—No soy lo suficientemente tonto como para realizar la llamada desde mi teléfono, no, lo he hecho desde un teléfono público. Y, además, he usado un modulador de voz. No te encontrarán.
—Rhoan sabe cuáles son mis compañeros. Él me encontrará.
Talon se cruzó de brazos y se echó a reír. Era un sonido frío, despectivo que hacía hervir la ira mucho más rápido.
—Ese mariquita no encontraría su camino fuera de una floristería. —dijo—. Además, no estamos en ninguna de mis direcciones conocidas, este es un hotel recientemente adquirido por una filial de una de mis empresas. Van a tardar semanas en encontrarlo. Para entonces, ya nos habremos cambiado.
—Nunca debes subestimar a Rhoan. Es muy, muy bueno en lo que hace —y en caso de que lo hayas olvidado, lo que hace es perseguir y matar a la gente. Y Talon eres hombre muerto si Rhoan me encuentra así.
Se levantó y caminó hacia mí, con toda gracia y elegancia. El olor de su lujuria avivó el fuego ya fuera de control.
Tragué saliva, pero esto hizo poco para aliviar la sequedad de mi garganta dolorida.
—¿Cómo me encontraste?
Su sonrisa era toda arrogancia.
—El chip en tu brazo del control de la natalidad —que te colocamos hace un año atrás. Es un dispositivo de rastreo.
Así es como Quinn me había encontrado en la Dirección. No habían allanado mi casa, como yo había supuesto. Había seguido simplemente la señal. Tenía que tener un rango limitado, de lo contrario, es probable que hubiese hecho su aparición en nuestra antigua casa de campo.
Grandes gotas de sudor corrían por mi cara y se me metían en los ojos y picando como loco. Parpadeé, pero no ayudó en nada a mi visión. Todo estaba borroso, teñido de rojo. Tenía la esperanza de que fuera sangre, pero tenía un mal presentimiento. De que se trata de algo mucho peor. A pesar de lo que Hollywood hacía pensar, la fiebre lunar no suelen convertir a los hombres lobo en desesperadas máquinas de matar. Las pocas ocasiones en que esto ha ocurrido se debieron a que el lobo había hecho caso omiso al llamado de la luna durante demasiado tiempo. El deseo sexual había mutado en algo mucho más mortífero —“la sed de sangre”.
¿Por qué Talon quiere conseguir esto? ¿De qué serviría?
Se detuvo frente a mí. Me golpeó con un puño, pero el golpe fue educado, que me hizo rozar brevemente un poco las esposas en mi muñeca. El dolor me susurró en el cuerpo y la frustración hizo mella en mí, él sonrió.
—¿Te preguntaras por qué está aquí, y encadenada? —Extendió la mano, para acariciarme un seno.
Una parte de mí lo odiaba. Pero la otra parte quería lo que él no estaba dispuesto a dar. Yo sabía qué parte iba a ganar. Tenía que ganar, o habría problemas.
—¿Quieres un niño, y no voy a dártelo de buen grado?
—Muy bien. Su tono era distante, su mirada sin intención, pasó de acariciar un seno al otro.
No pude dejar de presionar en su toque. Lo necesitaba tanto como un adicto necesita su próxima dosis.
—Las imágenes que tomé el otro día indicaban que estabas cerca de la ovulación. No puedo arriesgarme a que otro lobo te preñe. No después de todos los problemas que he tenido que pasar.
Era una idea completamente descabellada, cuando se sabe que un lobo se convertiría en astillas solo para prevenir el embarazo. Pero supongo, que Talon en estos momentos, en particular no estaba, muy sociable con su cordura.
—No hay garantías de que incluso vaya a llevarlo a término.
—¿Por qué? No te preocupes ya lo he dispuesto todo para que seas trasladada a uno de mis laboratorios. Nuestro hijo perfecto se le dará todas las posibilidades médicas que existen.
—No hay tal cosa como un hijo perfecto. Todos hemos tenido fallos, aunque en ese momento yo dudaba que Talon estuviera de acuerdo al menos cuando de él se trataba.
No pareció oír, y su voz, cuando habló, era distante.
—La perfección es algo que he perseguido durante mucho tiempo.
Su caricia bajó por mi estómago. Estaba ardiendo, de ganas, de hambre. Mi corazón se aceleró, y el olor del sudor y la lujuria llenaron cada aliento. Pero la necesidad de convertirme en un lobo, para desgarrar y cortar, para alcanzar el sabor de la sangre, era casi tan fuerte como la llamada de la luna. Mis dientes y uñas estaban creciendo en previsión del cambio, cada vez más lobo que humano. Lo único que me detenía de completar la totalidad del cambio era la plata que aprisionaba mis muñecas y los tobillos.
—¿Por qué haces esto? —Las palabras salieron arrastrándose a través de mis dientes. Sacudí las cadenas para indicar lo que quería decir.
—¿No te acuerdas del folclore?
Negué con la cabeza. En ese momento, estaba teniendo problemas para recordar mi propio nombre.
—Los compañeros lobos cuando la fiebre la luna se convierte en sed de sangre siempre conciben.
Mi sonrisa fue amarga.
—Eso no es folclore, es una verdad a la cual le debo mi existencia.
Levantó una ceja.
—¿Qué quieres decir?
—Justo lo que dije. Fui concebida cuando mi madre estaba en la sed de sangre. Ella había estado tratando de llegar a casa, a nuestra manada, pero su auto se había descompuesto en las afueras de un pueblo pequeño. En cierto modo, fue una suerte el cementerio y el vampiro recién levantado que se había interpuesto entre ella y la gente en ese pueblo, porque le había permitido saciar sus deseos sin tener que matar a ningún ser humano.
—Entonces, esperemos que sea el mismo caso de la madre, como el de la hija. Sus dedos resbalaron por mi piel con astucia, me estremecí, arqueando en respuesta a su caricia, disfrutando ella, tan duro y áspero como lo que era. Él se rió entre dientes.
—Estás cerca, ¿verdad?
Más cerca de lo que sabía. La necesidad de aparearse luchando con la necesidad de hundir los dientes, de sentir la carne destrozada y aullar mi victoria a la luna. Tomé una respiración profunda, un estremecimiento me sacudió, recordándome las cadenas de plata que me retenían. La única razón por la que todavía estaba en forma humana, por la que todavía estaba lúcida.
—El uso del ARC1-23 como medicamento estuvo equivocado.
Levantó una ceja.
—¿Cuándo te enteraste?
—Hace un par de días. Mis palabras volaban, al aire, al igual que mis pantalones, girando mi cuerpo, empujando, desesperada por encontrar el alivio que sus dedos estaban ofreciendo.
Su lujuria nadaban a mi alrededor, tan gruesa y tan pesada como su erección, que presionando fuertemente contra el sistema de seguridad de sus pantalones. Que Dios me ayude, yo quería sentirlo dentro, lo quería de tal manera que estaba lloriqueando.
—La droga tiene un índice de éxito muy alto. Vas a concebir cuando finalmente te vengas a la mierda conmigo, lobito, y seguirás estando bajo mi cuidado hasta que des a luz.
—Vete a la chingada. Pero mis palabras tenían poca fuerza. La presión estaba subiendo, rasgando a través de mis terminaciones nerviosas con la fuerza de un rayo. Un poco más de las incursiones de su mano, y sería todo lo que necesitaría...
Con una sonrisa suave, se apartó. Me tambaleé hacia delante, tratando de agarrarlo, tratando de acabar con lo que él había empezado. Pero las cadenas me cortaron de nuevo. Lo insulté, largo y duro.
—Y eso —dijo, su voz estaba llena de diversión—, es por eso que la crianza de nuestros hijos la tendré yo, no tú.
Aunque sus rasgos eran medio borrosos por la niebla cada vez mayor de color rojo, la determinación de hielo en su expresión era todavía muy evidente.
Había esperado ver una locura igual a lo que ardía en mis venas. Tenía que estar loco si pensaba que podría salirse con algo como esto. Incluso si él lograba que quedara embarazada, no había manera de que yo le permitiría criar a nuestro hijo.
—Existe un 10 por ciento de probabilidad de que no llegue a concebir. Podría ser uno de ellos.
—Las pruebas que se te han realizado durante los últimos meses demuestran que tu cuerpo ha estado reaccionando favorablemente a la droga.
Pero tal vez estaba reaccionando de la manera que él no esperaba.
—¿Qué pasa con los otros diez? ¿Los que transmuta?
Arqueó las cejas.
—¿Qué hay con ellos?
—Eran mestizos, como yo.
La diversión huyo, y su rostro se convirtió en piedra.
—¿Qué quieres decir?
Mi risa sonó amarga.
—¿Nunca te has preguntado por qué soy tan rápida, tan fuerte? No soy sólo un hombre lobo, soy un vampiro.
Se cruzó de brazos, sus ojos y voz eran planos al decir.
—Imposible. Los vampiros no son fértiles.
—Salvo en los pocos casos cuando el cambio tiene lugar dentro de las primeras veinticuatro horas posteriores a la muerte. Mi madre fue violada por un vampiro.
—No.
—¿Por qué crees que fui exiliada de nuestro manada? Se me permitió vivir entre ellos solo por lealtad a mi madre, pero una vez que llegué a la pubertad, ese mandato fue derrocado.
—No.
Soltó, esta vez con más fuerza. Solté y bufido.
—¿Qué tiene de malo? ¿No te gusta el hecho de que hayas estado follando con una mestiza todo este tiempo?
No me respondió. Lo miré, y vi el odio repentino en sus ojos, dándose cuenta que las palabras dichas en broma era la verdad. Talon era un hombre que creía en la superioridad de la raza del hombre lobo, pero nunca me había dado cuenta de que esa opinión también significaba, poca tolerancia para mestizos.
—Nuestros escáneres nunca indicaron que fueras otra cosa que un lobo. Su voz era plana, sin embargo, el tono de su rabia me acarició la piel como el mismo ardor en su deseo momentos antes.
—Nunca lo detectarían, porque para todos los efectos soy un lobo. No es hasta que se hace un chequeo completo de ADN que se ven las diferencias.
Durante varios segundos más, se limitó a mirar. Sin embargo, la fuerza de su ira subía y subía, hasta que fue una ola que quemaba cada fibra de mi ser. Sus puños apretados, advertencia suficiente del golpe que se avecinaba.
Quité mis escudos desesperada por leer en su mente —sólo para golpear un escudo psíquico. Por primera vez en dos años me percaté del delgado alambre entrelazado a través de la cadena de oro blanco en su cuello. Estaba protegido contra la intrusión de la mente, había sido así, durante todo el tiempo que lo había conocido. Una risa burbujeaba a través de mí.
Hasta aquí llegaba toda la prudente moderación que había tenido en los últimos años.
Su puño me golpeó en el estómago, y la risa dio paso a una desesperada batalla por respirar.
Continúo golpeándome, una y otra vez. Me estremecí, retorciéndome y luchando por ser libre, la necesidad de arrancarle miembro a miembro era tan feroz como la propia necesidad de sobrevivir.
—Cobarde —me escupió entre los golpes—. Estar tan cerca y tratarse de esto.
Temblaba de dolor, de ansias de sangre. Todo era de color rojo, sólo que no era sangre. La rabia y el lobo tenía el control y el dolor que me consumía en esos momentos no significaba nada.
Yo quería, necesitaba sangre.
Si se acercaba un paso más, podría agarrarlo y rasgarlo en pedazos. Mis dedos se crispaban de anticipación.
Quería tener el gusto.
Quería arrancarme los dientes a través de su carne dulce, y ver su sangre verter de su cuerpo.
Quería ver que se mezclaba con el mío en la alfombra de oro fino.
O bien no oyó o no quiso escuchar. A medida que su puño volvía para otro golpe, la puerta a la izquierda de nosotros se estrelló al abrirse y Talon fue arrancado de mí. Cerré los ojos y grité con enojo y frustración.
Unas manos me sujetaron, sacudiendo duro.
—¿Riley? Es Quinn. Estás a salvo. Está bien.
Su voz fue silenciada, perdida en el fragor de la necesidad. Le ataqué, mis dedos como ganchos aruñaron en su mejilla. El olor de la sangre llenó el aire, moviendo la lujuria a mayores alturas. Me retorcí, metiendo los dedos en la boca, chupando la sangre y la piel que se impregnó debajo de las uñas. Era una dulzura que me hizo la boca agua, pero no lo suficientemente para satisfacer el hambre en mí.
—Riley…
—No le quites esas cadenas —una segunda voz le advirtió tajantemente—. Ella está en la sed de sangre, y podría matarnos a los dos si la liberas.
—Entonces, ¿Por el mismo infierno, qué es lo que hacemos?
—No, nosotros, Tú. La segunda voz me era vagamente familiar, aunque su nombre no lograba atravesar la bruma del calor y la lujuria que llenaba mi mente—. Tendrás que calmarla mientras está encadenada.
—¡Por el amor de Cristo, mira el lío…!
—No tienes otra opción. Cuatro de nosotros apenas podríamos contralarla, cuando tratábamos de curarle las heridas. La sed de sangre triplica sus fuerzas.
Quinn no respondió. Yo no podía verlo, no lo sentía. No sabía si estaba cerca o no. Tiré mi peso contra las cadenas, probando, tratando de liberarme.
Un color blanco, el calor del fuego en mis muñecas, tobillos, y mi piel se sintió resbaladiza por la humedad.
La humedad que olía más dulce que el sexo. Pero no pude llegar a él, no podía probarlo. Las cadenas no eran lo suficientemente largas.
Forzó una exhalación, un suspiro que se llenó de ira de alguna manera.
—Entonces, tengan cuidado de ese hijo de puta, y asegúrense de que no pueda escapar.
Con los dedos me acarició la cara. Me volví, encajándoles presión en ellos, sin pescar nada más que aire.
—Lo haré —la segunda voz, respondió en voz baja—. Pero me temo que eso no es todo lo que tienes que hacer.
—¿Qué? —No había ira en su respuesta.
—Necesita el sabor de la sangre.
—Soy un vampiro. Si compartimos mi sangre voluntariamente, pisa el camino para convertirse en un vampiro.
—Lo sé, pero ella es en parte un vampiro de todos modos, así que tal vez sea inmune a la maldición.
—Regalo, no maldición.
Bien dicho, respondió, la ira era más evidente en esta ocasión.
—De cualquier manera, es una oportunidad que tenemos que tomar. Solo tú podrías sobrevivir a lo que yo no puedo. Mira sus dientes. Hubo una pausa, entonces—, filosos.
—Y no sólo muerde, ella es salvaje. Puedo ser un lobo, pero no me atrevo a tomar el riesgo de una mordedura, especialmente dado que le va a tomar más de unos minutos para curar la sed. Sería más que probable que me chupara la vida. Tampoco podemos llamar a una unidad médica, simplemente porque muy pocos médicos han visto a un hombre lobo en la sed de sangre, y mucho menos saben cómo tratarla.
Quinn volvió a respirar hondo, entonces deliberadamente lento. Se golpeó con una bofetada. Me abalancé hacia él, gruñendo y mordiendo.
—Mantendré un ojo atento.
—Ten cuidado.
—No soy un tonto.
La puerta se cerró y se hizo el silencio. El aroma de sándalo acariciaba el aire, lo que sugería que Quinn estaba cerca. Esperé, los músculos temblorosos, listo para lanzarme en caso de tomar un paso a mí alcance.
Sentí el crujir de un material. Una cremallera que se deslizaba hacia abajo. A continuación le siguieron los zapatos. La anticipación se estremeció a través de mi sistema, la sed de sangre y la lujuria de luna en guerra.
Sus dedos presionan dentro de mí, el calor lunar aumentó, momentáneamente abrumando la marea roja. Su toque se deslizó hacia atrás y adelante a través de mí, el placer se impuso en cada terminación nerviosa.
Luego deslizó dos dedos dentro, acariciando duro. Me estremecí, moviéndome, hasta sentir como si cada fibra de mi ser estuviera a punto de ser destrozada de la pura fuerza del placer. Entonces todo se rompería y el grito de gloria llegaría a la luna.
No podía ver.
Pero era en absoluto suficiente para satisfacer el hambre.
Dio un paso más cerca. Se mordió. Levantó el brazo y lo apretó contra mi boca. Me echó hacia atrás lo suficiente como para poder rasgar en su carne, con lagrimeo profundo. No hizo ningún sonido, su sangre llenaba mi boca, impulsada por el mismo, acariciando duro y profundo. Fue una sensación diferente a todo lo que había experimentado nunca. Era puro éxtasis.
Me hizo el amor duro y largo, hasta que el temblor en mi cuerpo disminuyó y la lujuria se desvaneció en el sabor de su sangre y su sudor. Con el tiempo, no fue quedando nada, solo el dulce alivio y la necesidad de dormir. Era una necesidad que finalmente fui capaz de ceder.
Cuando finalmente la cordura emergió a la superficie, el despertar la conciencia pura, en lugar de rebuscar contra la pared de mi espina dorsal. La sala se llenó de una luz oscura que hablaba de la puesta del sol, y mi cuerpo estaba saciado, todos los dolores lejanos. Pero todo lo que podía probar era sangre. Todo lo que podía recordar era el rico sabor de su carne cuando mis dientes se clavaron profundos.
Con el estómago enturbiado y rodé fuera de la cama, corriendo hacia el baño. Soltándolo todo apenas.
Cuando ya no quedaba nada, tiré de la cadena y me recosté hacia atrás, cerrando los ojos. El sabor de la bilis, la sangre aún persistía en mi boca. Tenía que levantarme y encontrar algo dulce con la que enjuagarme la boca, o de lo contrario, estaría enferma de nuevo. En ese momento, no tenía fuerzas para moverme.
Escuché pasos que se acercaban. La suavidad de la banda de rodadura y el aroma en el aire me dijo que era Quinn.
Cerré los ojos fuerte mente. ¿No quería ver el daño que le había hecho?
—¿Cómo me encontraste?
—Vi a Talon arrebatarte, pero una de las criaturas me impidió venir en tu ayuda. Se detuvo frente a mí, sentía su calor en lugar de verlo.
—Cuando pude, llamé a Liander, y rápidamente, hizo una búsqueda de todas las direcciones conocidas de Talon.
Así que la otra voz que había escuchado era de Liander.
—Este lugar fue recientemente comprada por una empresa filial, así que ¿cómo lo encontraste?
—Ésta era una de las filiares que Jack había descubierto. Teniendo en cuenta que fue una compra reciente, tomamos una oportunidad.
Y Talon había pensado que estaba siendo tan inteligente. Pero la distracción que había sentido por sus palabras, fueron sofocadas por el temor de lo que había ocurrido allí.
Lo que había hecho.
Lo que él había hecho.
—No quiero convertirme en un vampiro en mi muerte. Solté, poco más que un susurro agrietado, y tragué tratando de aliviar la sequedad en mi boca. Consiguiendo, solamente, empujar el sabor amargo en mi garganta de nuevo, y mi estómago se agitó en alerta. —No me gusta el sabor de la sangre. No es que no lo haya probado la sangre humana antes de la locura de la luna, pero la mayoría de las veces, solo cazaba conejos, y cada vez que había hundido los dientes en su carne, el flujo de sangre caliente en mi boca me había provocado ganas de vomitar. Rhoan siempre contaba, que era un vegetariano, aunque simplemente no estuviera dispuesto a admitirlo.
—Muchos vampiros odian el sabor al principio. Apretó una taza en la mano. —No tengas miedo, para convertirte en un vampiro en tu muerte, tendríamos que repetir tres veces la misma acción de darte sangre, y realizar una ceremonia en la tercera ocasión.
Levanté la vista, sorprendida.
—No lo sabía.
Levantó una ceja.
—Si no fuera así, ¿no crees que el mundo estaría algo invadida por los vampiros ahora?
—Nunca había pensado en eso.
Tomó mi mano, apretando la copa hacia mis labios. —Enjuágate la boca. Te sentirás un poco mejor, créeme.
No había agua en la taza, era algo que a la vez era dulce y picante. Fuera lo que fuese, funcionó, y me sentí mucho mejor una vez que el sabor amargo y metálico había huido de mi boca. Rápidamente, enjuagó la copa bajo el grifo.
Su brazo estaba vendado desde la muñeca hasta el codo, y el hecho de que no estaba en cabestrillo al menos significaba que no había mordido a través del hueso. Sin embargo, utilizó su mano izquierda en lugar de la derecha para lavar el vaso y cerrar el grifo.
—¿Cuánto daño te he hecho?
Se encogió de hombros.
—No es nada que mi cuerpo no puede curar.
—Eso no responde mí pregunta.
—No. Tendió la mano izquierda, y puse mis dedos en él. Me detuvo y puso un suave beso en mi frente, los labios persistentes, su cálido aliento sobre mi piel. Luego dio un paso atrás.
—Voy a tener cicatrices desde la muñeca hasta el codo.
Si acabaría con solo cicatrices, es que le había desgarrado, menos en los huesos. Cerré los ojos brevemente.
—Lo siento.
—Tú no hiciste más que obedecer a las necesidades de tu cuerpo. La culpa es de otro.
Aunque su expresión era uniformemente algo me hizo darme cuenta que nuestro tiempo juntos había llegado a su fin. Todavía me podría desear, pero estaba lista para seguir adelante tomé una respiración profunda, lo que hizo poco para aliviar la repentina fiebre de ira. El lobo podría ser saciado, pero, por Cristo, todavía tenía ganas de destrozar la cara de Talon pulgada a pulgada. No sólo por lo que me había hecho a mí, sino por la total destrucción de cualquier posibilidad de que hubiera existido para mí y Quinn de continuar un poco más.
—¿Está muerto?
Una furia fría brilló en sus ojos.
—No.
—Bien, porque yo le debo un puñetazo o tres.
—Cuando lo encontramos de nuevo, me aseguraré de que consigas tu oportunidad.
La incredulidad se apoderó de mí, y mi mirada buscó la suya.
—¿Lo dejaste escapar?
—No intencionalmente. Algunos de sus hombres llegaron mientras yo estaba cuidándote. Por el momento me di cuenta de lo que estaba pasando y cuando fui en auxilio de Liander, Talon había huido.
—Mierda.
—Esto ya ha llevado a más de unos cuantos problemas.
Una vez más la ira aumentó.
—No es mi culpa. La sed de sangre es algo que podía haber controlado.
—¿No podías? Si hubieras tomado la oferta que te hice de ayuda, en el estacionamiento, en lugar de jugar tus juegos, nada de esto habría sucedido.
—Tal vez la sed de sangre no habría ocurrido tan rápido, pero de todos modos él me apresó y me encadenó. A partir de ahí, todo era sólo cuestión de tiempo.
—Tendría que encontrarte antes de que esa hora hubiera pasado.
Tal vez. Y tal vez no. Talon habría olido el espesor de mi necesidad y sabía cuan cerca estaba del límite. Tal vez esa haya sido la única razón por la que había venido a esta casa era porque sabía que no tenía mucho tiempo para abstenerme.
Lo que me señaló a otro punto.
—¿Por qué no te aseguraste de que no escapara? Podrías haber penetrado su mente y obligado a hacer lo que quieres.
—Tenía un escudo.
—¿Y qué? Podrías habérselo arrancado.
—Podría, sólo que tenía otros problemas más apremiantes.
Lo que significaba yo.
—Yo estaba encadenada. Tú podrías haber hecho lo que querías.
—No cuando pude sentir tu agonía.
Mi enojo se evaporó, parcialmente, al escuchar sus suaves palabras. Me tomó la mejilla, con su pulgar cepilló mis labios. Mi mirada se levantó al calor de la suya, y mi pulso se aceleró. La luna puede perder la luminosidad durante el día, pero simplemente estar cerca de Quinn era todo lo que quería. Era una lástima que viviera en Sydney. Después de este caso fuera resuelto y olvidado, se marcharía lejos sin pensarlo ni un segundo, porque yo era un lobo y aunque estuviera bien, no era para involucrarse completo.
No es que yo realmente quisiera involucrarme, pero definitivamente deseaba explorar la amplitud de la atracción que existía entre nosotros.
—¿Crees que Talon esté detrás de esas cosas que nos atacaron? —Le pregunté.
—No.
—¿Por qué no?
—Porque dudo que haya puesto esas criaturas detrás de nosotros para luego matarlas y salvarte. Y también presentí que había alguien más allí, alguien que vino a observar.
Había un tono raro en su voz, arqueó una ceja.
—¿Capturaste alguno?
—No, pero vi la camioneta y tuve la oportunidad de echarle un vistazo al número de la placa mientras se alejaban. Jack corrió esta información en su ordenador ha obtenido el nombre de la empresa. Vaciló, su media sonrisa hizo a mi pulso hacer varias volteretas. —Al parecer estábamos fuera de la pista cuando estábamos haciendo nuestra búsqueda de Genoveve.
No había sorpresa allí, sólo lo que habíamos encontrado —y nos pareció muy poco.
—¿El camión era de ellos?
—Sí. Sólo que no es una preocupación militar o de investigación, sino más bien una empresa de confitería.
Parpadeé.
—¿Dulces? —¿Cómo que se relaciona con la clonación o sus cruces?
—Sólo Dios sabe. Tal vez marcaron la camioneta y la estaban utilizando simplemente porque normalmente no caería bajo sospecha.
—Es demasiada coincidencia que mis secuestradores, también me hayan llevado a un lugar llamado Genoveve. Fruncí el ceño con aire ausente masticándome distraídamente el labio.
—¿Sabes, tengo la mala sensación que he visto antes ese nombre.
—Lo más probable es que haya sido en el estante del supermercado.
—No, en otro lugar.
Frunció el ceño.
—¿Dónde?
Abrí la boca para decirle que se lo diría si lograra acordarme, finalmente me di cuenta que era.
Hacía casi un año que yo había visto el nombre, y, dadas las circunstancias, era una maravilla que me acordara. Recuerdo que había estado en una cita con una nueva pareja, y regresé a la oficina por razones que ahora se me escapan.
Genoveve había sido uno de los archivos que había barrido de la mesa en nuestro afán por despejar un espacio suficiente para hacer el amor.
Cerré los ojos, parte de mí no quiso creer que podría haber sido traicionada una vez más.
Debido a que mi pareja esa noche había sido el director y propietario de las Empresas Rollins.
Misha.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nanis
Correctora de estilo
avatar

Mensajes : 1831
Rango : 1
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Localización : México

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Miér Ago 18, 2010 2:43 am

Huy traiciones por todos los flancos, gracias chicas

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sonatina

avatar

Grupos : *Moderadora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora
Libra Mensajes : 262
Rango : 1
Edad : 28
Fecha de inscripción : 02/03/2010
Localización : Venezuela... Y en Kalosis junto a Ash xD

Hoja de personaje
nombre: Anne Hathaway
raza: Vampira

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Miér Ago 18, 2010 3:11 am

Gracias Tibari, Ross y Shuuu... [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Pobresilla, Ahí está todos los hombres son unos perros traicioneros, sino te traicionas de una forma te traicionan de otro!!! Grrr

Ayyy Quinn es tan lindo, tan fuerte, tan decidido, ta duro y tan tierno a la vez!!! Porq no se puede quedar con él??? Un poco de amor yt se olvidará de que los lobos son malos!!! pero ella nuna tendría una familia Sad

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shuk hing
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Transcriptora *Recopiladora
León Mensajes : 4494
Rango : 385
Edad : 23
Fecha de inscripción : 09/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:33 am

capii xDDD

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 5:31 pm

El capítulo 13 le toca corregirlo a Kuami. Todavía no lo tenemos. :usagi2:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:15 pm

hola!! y nos falta la segunda parte de ese, que le toca a virtxu

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:22 pm

Coña, es verdad. No me había dado cuenta. :241:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rossmary
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos *Diseñadora
Sagitario Mensajes : 4888
Rango : 144
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010

Hoja de personaje
nombre: Eliza
raza: Sacerdotiza

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:37 pm

Virtux aun no aparece... :manga11:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:43 pm

Pues no sé si esperar a ver si aparece o mirar a ver si alguna de vosotras puede traducirlo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rossmary
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos *Diseñadora
Sagitario Mensajes : 4888
Rango : 144
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010

Hoja de personaje
nombre: Eliza
raza: Sacerdotiza

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:48 pm

jajaj si al final tendremos quehacerlo, ayer gemma me dijo de esperar y si no lo dividiriamos entre las dos....ya odio ese libro jajajajaja

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tibari

avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Diseñodora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Tauro Mensajes : 3109
Rango : 219
Edad : 39
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : No me localizo por ningún lado... ¡me he perdido a mí misma!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:54 pm

Decidirlo vosotras, yo me tengo que ir. Hablamos mañana.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rossmary
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos *Diseñadora
Sagitario Mensajes : 4888
Rango : 144
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010

Hoja de personaje
nombre: Eliza
raza: Sacerdotiza

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 6:56 pm

Besos...

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nanis
Correctora de estilo
avatar

Mensajes : 1831
Rango : 1
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Localización : México

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 7:27 pm

Creo que Vir se fue de vacas

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shuk hing
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Transcriptora *Recopiladora
León Mensajes : 4494
Rango : 385
Edad : 23
Fecha de inscripción : 09/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 8:30 pm

concuerdo con nanis
creo que regresa a finales de este mes

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 8:44 pm

hola shuk!!!! ^^ gracias chicas, ya nos lo repartimos ross y yo XDD esperamos tenerlo pronto jajaja estamos de este libro hasta..... mejor no sigo XDDDD

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
shuk hing
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Transcriptora *Recopiladora
León Mensajes : 4494
Rango : 385
Edad : 23
Fecha de inscripción : 09/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Jue Ago 19, 2010 8:50 pm

jiji es verdad
okiss
si se necesita mas ayuda con la correc solo avisenme

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rihano

avatar

Grupos : *Traductora
Cáncer Mensajes : 264
Rango : 1
Edad : 54
Fecha de inscripción : 05/08/2010
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Sáb Ago 21, 2010 6:18 am

cielos esa chica en verdad tiene un problema con los hombres que elige... :manga08: o son sicopatas o traidores y el unico que en verdad le conviene que es quinn no quiere nada con lobos... :manga31: por Dios quien sera la siguiente mala eleccion??? descubralo sino en este libro en los siguientes!!! cuando a riley jenson le pegue la luna... :grr:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nanis
Correctora de estilo
avatar

Mensajes : 1831
Rango : 1
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Localización : México

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Dom Ago 22, 2010 8:20 pm

Jijijijiji

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eli



Grupos : *Traductora
Acuario Mensajes : 11
Rango : 0
Edad : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2010
Localización : España

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Dom Ago 22, 2010 10:00 pm

Empeze ayer a leer este libro y me encanta
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shuk hing
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Correctora de Estilo *Transcriptora *Recopiladora
León Mensajes : 4494
Rango : 385
Edad : 23
Fecha de inscripción : 09/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Lun Ago 23, 2010 4:57 am

te gustara muchoo
tomate duchas hehhehe

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   Lun Ago 23, 2010 1:57 pm

Chicas mil sorrys por no avisar de q me iba!!!
de verdad se me olvido por completo!
siento haberla dejado tiradas con el capi... :manga09:

si aun no repartieron o necesitan ayuda solo diganme...

mil disculpas.... Sad

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Full Moon Rising - Keri Arthur   

Volver arriba Ir abajo
 
Full Moon Rising - Keri Arthur
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 23 de 26.Ir a la página : Precedente  1 ... 13 ... 22, 23, 24, 25, 26  Siguiente
 Temas similares
-
» Full Moon Wo Sagashite Op I Love You ( Spanish )
» [ANIME] Full Moon Wo Sagashite ^^
» [Vendo] Mangas, artbooks, peluches, figuras... (Act.20/12/12)
» Bad Moon Rising - Confirmación Élite
» Captain Tsubasa Rising Sun

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Proyectos Terminados-
Cambiar a: