Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 Yasmine Galenorn - Witchling

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 12:37 pm

Yasmine Galenorn - Witchling

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Argumento:

Somos las hermanas D'Artigo: Medio-humanas, medio-hadas, somos inteligentes - y sexys - agentes del servicio de inteligencia del Otro mundo. Pero nuestra herencia de sangre mezclada interviene con nuestros talentos en los momentos mas inoportunos. My hermana Delilah se transforma en un lindo gatito cuando está estresada. Menolly es un vampiro que todavia trata de asimlar que es una no muerta. ¿Y yo? Soy Camille - una loca - bruja buena. Excepto que mi magia es tan impredecible como el tiempo, cosa que mis enemigos averiguaran por las malas.


Lista de links de capítulos:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

LIBRO COMPLETO


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por Gemma el Miér Nov 24, 2010 2:05 pm, editado 6 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 12:46 pm

Capítulo 1


Seattle es más sombrío en cualquier día del año, pero octubre puede ser especialmente duro en el departamento de mal tiempo. La lluvia caía con fuerza desde los cielos de plata, la rozaba de lado contra las ventanas para formar arroyos que corría por el cristal. El agua combinada en la parte inferior en charcos de agua, la recogida en las depresiones donde las malas hierbas habían atravesado el pavimento agrietado. Afortunadamente, la puerta de la Media Luna Indigo es elevada por una rampa ligera, lo suficiente para mantener a los clientes secos al entrar en la tienda. Es decir, si no logran quitarse el borde y la tierra de sus pies en el charco, como yo.
Me sacudí la lluvia cuando entré en mi tienda y di un puñetazo en el código de seguridad. Gracias a mi hermana Dalila, la alarma no sólo se mantiene atenta a los ladrones, sino también en los espías. Necesitamos paz mental, teniendo en cuenta sólo lo que somos y de dónde veníamos.
Mi pie hizo un sonido como cojeando a mi sillón favorito y se deslizó fuera de mis tacones de ocho centímetros, recogiendo una de las sandalias de tiras. Como ya he borrado al diseñador de zapatos, se cruzó por mi mente que la mitad de ser faire tenía sus ventajas. No me había gastado una fortuna en los zapatos. De hecho, había sido un regalo de los locales Vigilantes miembros del Club de Faire que le gustaba frecuentar mi tienda.
Cuando me vieron codiciar los zapatos en un catálogo, que habían aparecido un par de días más tarde con una bolsa de Nordstrom. Había debatido en aceptar el regalo unos treinta segundos, y luego ganó el deseo, y yo amablemente di las gracias al club por su gesto mientras me deslizaba los zapatos, que se ajustan perfectamente, debo añadir.
Examiné la sandalia, decidí que no había sufrido ningún daño permanente. Después de secar mis pies y reunirlos con sus tacones favoritos, saqué mi cuaderno y miré a mi lista de tareas pendientes. Tuve que dejar de lado los libros y las órdenes para llenar, y que había acordado jugar de anfitriona a los Vigilantes del Club de Faire, reunión mensual del libro club. Estarían aquí a mediodía. Dalila estaría en un caso, la mayor parte del día, y por supuesto, mi otra hermana, Menolly, estaba durmiendo.
Bien podría ponerse a trabajar. Encendí el estéreo y "Man in the Box" de Alice in Chains se hizo eco a través de la tienda. Más tarde, me gustaría cambiar a la clásica, pero por la mañana cuando el almacén estaba vacío y yo estaba sola, todo era acerca de mí. Anhelo de que suceda algo interesante, tomé una caja de libros de bolsillo de nuevo y había comenzado a dejar de lado cuando la campana sobre la puerta de sonó, y Chase Johnson entró, no es de mi interés, yo esperaba.
Dobló su paraguas, y lo dejó caer en el stand con forma de elefante en la puerta. A medida que deslizaba fuera su chubasquero largo y lo colgaba en el perchero, me esmeré en mantener la mirada en el libro que yo deslizaba sobre la plataforma. Grandioso, justo lo que necesitaba para hacer el día más brillante. El mujeriego del año pisándome la cola de nuevo. Apreciación: agradable. Ladrón, no tanto. Chase estaba lejos de ser mi favorito humano; ni siquiera hace el top-ten de la lista, y yo hice todo lo posible para frustrar lo que sea posible. ¿Niza? Tal vez no. Pero la ¿diversión? Definitivamente.
- Tenemos que hablar. Ahora, Camille.
Chase chasqueó los dedos y señaló el mostrador. Yo agitaba mis pestañas hacia él.
- ¿Qué? Tú no vas a tratar de hablarme dulce primero? Estoy lesionada. Al menos podrías decir por favor.
- Estás mostrando de nuevo tu actitud.
Chase cerró los ojos.
- ¿Y apaga ese escándalo?
Sacudiendo la cabeza, resopló
- Ha llegado por todo el camino a otros mundos, y ¿qué escuchas? Basura de metales pesados.
- Eh, cállate, le dije. - Me gusta. Tiene más vida que mucha de la música con la que crecí.
Por lo menos no había tratado de explorarme, aunque la falta de ella debería haber sido mi primer indicio de que algo andaba mal. Si hubiera prestado más atención a mi intuición más que a mi irritación, tendría las maletas de mi equipo, se convirtió en mi renuncia, y se dirigían a sus otros mundos esa misma tarde.
De mala gana los libros en la mesa de Grisham junto a Crichton para que pudieran disfrutar de una agradable charla y se metió detrás del mostrador, convirtiendo el equipo de música, fuera de lugar. La Media Luna Indigo era mi librería como lo que se refiere a nadie en el exterior, pero en realidad, era una fachada para la Oficina de Auditoría Interna, la inteligencia de Otra Agencia, y yo era uno de sus agentes en este lado de la tierra. Lacayo, si quería ser honesta.
Miré a mí alrededor. Todavía es temprano. No hay clientes. Por suerte para mí. Teníamos libertad para hablar en privado.
- Muy bien, ¿qué está pasando?
Olí, consciente de un tufo acre que emanaba de Chase. Al principio pensé que acababa de llegar del gimnasio. Me olía un montón de cosas del pasado, la lujuria: la testosterona, el sudor de sus entrenamientos, su siempre presente adicción a los tacos de carne picante.
- Dioses buenos, Chase, ¿podrías tomar una ducha?
Él parpadeó.
- Dos veces al día. ¿Hueles algo que te gusta?
Levanté una ceja.
- No tanto, dije, tratando de identificar lo que el olor era. Y entonces me di cuenta de que el olor que salía de él era el miedo. Esto no fue una buena señal. Nunca había olido antes esta preocupación por parte de él. Todo lo que tenía que decirme, no podía ser bueno.
- Tengo una mala noticia, Camille-.Lo dijo muy directo.- Bolas está muerto.
- Tienes que estar bromeando. Bolas no puede estar muerto.
Bolas era un gigante y un agente de Oficina de la Auditoría Interna, aunque sólo un poco recto su tela de juicio. Apenas aclaró siete de tres, pero no había nada de malo con sus bíceps.
- Bolas es fuerte como un buey. ¿Qué pasó? ¿Un autobús le pegó? - En realidad, ha sido asesinado.
Chase parecía muy serio. Se me revolvió el estómago.
- Bueno, el infierno. ¿Qué pasó? Un tipo celoso supo que Bolas estaba jugando con su mujer y le disparó?
Tenía que ser. Ningún ser humano normal podría derribar a un gigante sin un arma grande y el culo al aire, nadie tenía el tamaño de Bolas.
Chase sacudió la cabeza.
- No vas a creer esto, Camille.
Echó un vistazo a la tienda.
- ¿Estamos solos? No quiero que nada de esto de salga hasta que no sepamos exactamente lo que estamos tratando.
Normalmente, cuando Chase quería discutir algo en privado, era que estaba tratando de meterse debajo de mi falda, pero me ha resultado fácil resistir a sus encantos. Chase no era mi tipo. Por un lado, fue repugnante como el infierno. Por otra parte, era un FBH, un pura sangre humana. Nunca me había acostado con un FBH y no tenía ningún incentivo para empezar a hacerlo.
Vestido hasta la empuñadura en negro de Armani, Chase medía un metro ochenta, con el pelo castaño ondulado y nariz aguileña suave. Era guapo en esa manera informal de los hombres, y cuando mis hermanas y yo lo conocimos, pensamos que podría tener un poco de sangre faire que corría por sus venas. Una verificación detallada de antecedentes anuló esa idea. Él era un ser humano hasta la médula. Buen detective. Simplemente pésimo con las mujeres, incluida su madre, que estaba constantemente llamándole a su teléfono celular, preguntándole cuándo iba a ser un buen hijo y hacerle una visita.
- ¿Dónde está Dalila?
Sus ojos se iluminaron. Me sonrió. Yo sabía exactamente lo que pensaba de mis hermanas, aunque Dalila era la que más le daba miedo. Menolly sólo arrastraba al pobre, y ella lo solía hacer a propósito.
- Ellas están en un caso. ¿Por qué quieres saber? ¿Preocupado porque crees que van a saltar y decir Boo?
Dalila no quería alarmar a la gente, pero caminaba con tal suavidad que podía sorprender a un hombre ciego y a un sordo.
Puso los ojos en blanco.
- Realmente necesito hablar de esto con ustedes tres.
- Sí, está bien, eso tiene sentido.
Cedí y le dedique una sonrisa.
- Tú sabes que tendrás que esperar hasta después del anochecer. Menolly no puede salir a jugar hasta entonces. ¿Así que todavía no te has comunicado con la Oficina de Auditoría Interna sobre el Bolas?
No es que yo esperaba mucho una respuesta de ellos. Cuando se había asignado la sede de Dalila, Menolly, y yo a vivir en este lado de la tierra, nos dimos cuenta de que estábamos a un paso de ser despedidas. Mientras que los trabajadores que eran difíciles, nuestra trayectoria dejó mucho que desear. Una cosa era segura: ninguno de nosotros sería empleado del mes. Pero, los meses en que no llevaba la palabra real o una asignación importante de ellos, y habíamos empezado a relajarnos, decidimos que el desplazamiento forzado no fue del todo malo. Por lo menos nos divierte acostumbrarnos a las costumbres de este lado de la tierra.
Ahora, sin embargo, con el Bolas muerto, seríamos responsables de limpiar el desorden. Y si hubiera sido asesinado, la Oficina de Auditoría Interna quiere respuestas. Las respuestas que no se puedan encontrar, teniendo en cuenta nuestra falta de resultados en el pasado.
- Sede está presionándome, dijo Chase lentamente.
Su labio retorcido y el ceño fruncido.
- Me contacté con la sede esta mañana, y todo lo que dijo fue que te diéramos el caso. Se supone que debo ayudar en todo lo que tú necesitas.
- ¿Eso es todo?- yo parpadee.- ¿No hay directrices? No existen largas normativas burocráticas que tenemos que seguir en nuestra investigación?
Se encogió de hombros.
- Aparentemente, ellos no consideran la muerte de Bolas una prioridad. De hecho, la persona con la que hablé fue tan abrupta que casi pensé que yo había dicho algo malo.
Si bien no sería la primera vez que Chase puso el pie en la boca, la reacción de la Sede fue bastante extraña para que me presten atención.
Eché un vistazo a los pasillos vacíos. Todavía no hay clientes, pero en poco tiempo el lugar se llena cuando los expertos en libros Vigilantes de Faires llegan. Entretenido paquete de embobados, una cámara de aficionados no era feliz en mi lista top-ten de actividades favoritas, pero bueno, paga las facturas y ayudó a Otro Mundo con las relaciones de este lado de la tierra al mismo tiempo. Y las mujeres estaban bien, si un poco de vértigo.
- Vamos, vamos a hablar. FWC. El contingente no llegará hasta el mediodía, así que tengo algo de tiempo para matar.
- ¿El Club de Observadores de Faires?
Era el turno de Chase a sonreír.
- Oh, vamos. ¿No me digas que finalmente cediste a ellas? ¿No te encanta ser una celebridad?
Me dio un resoplido.
- Claro, me encanta que pertenecer a la Anna Nicole Smith. Todas las hadas de este lado de la tierra vivir en el mundo de los tabloides, ya sabes. De hecho, la prensa amarillista había conseguido un gran impulso cuando se presentó, en nuestra presencia la infusión de sangre nueva en el Enquirer, The Star, y muchos otros periódicos sensacionalistas.
- Hey, podría ser peor. Podría haber perros guardianes respirando en mi cuello.
- Dios nos ayude con eso, dijo Chase en voz baja.
Un grupo de vigilancia para los vigilantes, los perros guardianes consideran a alguien que no era un FBH ser un "extranjero". Ellos mismos se llamaban la "tierra de nacimiento" todos globalizados, Otro Mundo, juntos como una amenaza para la sociedad, una amenaza para sus hijos, y una amenaza a la moralidad en general. ¿No sería sorprendente descubrir que estaba al acecho en las sombras, mucho antes de lo que habíamos abierto las puertas de nuestro lado De la Tierra? había ordenado su medida propia para los vampiros y hadas, junto con unas cuantas criaturas, otros que no aparecen en los libros de cuentos.
Los perros guardianes se encargaron de hacer un seguimiento de los incidentes relacionados con los inmortales y sus familiares y luego explotó para sus propios fines. Daban un montón más de miedo que el Club de Observadores de Faires, que acaban de estallar una docena de flash en la cara cada vez que dio la vuelta y pidió una cadena interminable de autógrafos.
- Oye, tú no piensas que podrían haber tenido algo que ver con la muerte de Bolas, ¿verdad? Los perros guardianes.
Me pregunté cómo lo llevó a Chase. Una mesa plegable estaba junto a una estantería llena de oscuras novelas extranjeras. Apartando los restos de mi huevo de esta mañana con salchicha, muffin y mocha, los cuales me había convertido en completamente adicta, le hice señas para que se sentara.
- Yo no lo creo, dijo Chase.- Son casi todo palabra y ninguna acción, excepto sus interminables protestas y pancartas.
Me senté en mi silla y apoyé los pies sobre la mesa, cruzando los tobillos mientras me aseguraba de que mi falda estaba cubriendo todo lo que Chase podría querer ver.
- ¿Tienes alguna idea de quién mató a Bolas? ¿Y cómo murió?
- ¿Zapatos nuevos? Chase preguntó, levantando una ceja.
- Sí-, dije, no iba a decirle de dónde habían venido.-¿Entonces? ¿Acerca de Bolas?
Chase dejó escapar un largo suspiro.
- No. Lo golpearon con una estaca.
- ¿Estaca?
Mis pies tocaban el suelo cuando enderecé mis hombros. No fue el camino correcto.
- ¿Estás seguro de que le dijiste a la Sede cómo murió? ¿Y te dejaron fuera?
- Eso es lo que he dicho.
Se echó hacia atrás y se metió las manos en los bolsillos.
- Pero tengo una sensación extraña al respecto. Creo que no estamos tratando con seres humanos, y no hay nada que pueda decir que podría explicar por qué. Una corazonada.
- Si le dieron con un garrote, probablemente tengas razón. A veces, la última gota de deslizamiento del Otro Mundo a través de los portales. Y no todos los de mi raza respetan en el juego las normas humanas.
Me frunció el ceño.
- ¿Tal vez alguien tenga resentimiento contra los gigantes, o se emborracharon con un lote malo de vino duende? O ¿tal vez alguien estaba de mal humor y decidió golpear la camarera? ¿Podría ser esto sólo un caso de algún matón de Otro mundo para sacar sus frustraciones, mientras que él es de este lado de la tierra.
- Puede ser-, dijo Chase, lentamente, asintiendo con la cabeza-. Pero yo no lo creo.
Me miró y miró a la mesa. Chase tenía razón. Yo sabía que estaba aullando a la luna mal.
- Bien, echemos un vistazo a esta lógica. En este lado de la tierra nadie tiene la fuerza de garrote de Bolas. Por lo menos nadie que es humano. ¿Has encontrado alguna señal de que uno de los Inmortales podría haber tenido una mano en esto?
- No es que me dé cuenta. Por supuesto, yo no podría saber qué buscar. Hice, sin embargo, encontrar la cuerda usada para estrangularlo. Aquí.
Chase lanzó una correa de cuero trenzado en la mesa. Fue salpicada de sangre.
- Hay una sensación que tengo cuando toco esto... pensé que podría ser capaz de sentir algo.
Se me ocurrió que Chase tenía un toque de segunda visión. Recogiendo la trenza, yo cerré los ojos. El leve olor a azufre golpeó mi nariz como un miasma oscuro, lentamente comenzó a filtrarse fuera de los hilos, tejidos, rezumaba en los dedos, como el aceite quemado. Me aparté, dejando caer la cuerda sobre la mesa como un suspiro agudo.
- Malas noticias. Grandes malas noticias.
- ¿Qué? ¿Qué es?
Me tragué un bulto que había crecido rápidamente en la garganta.
- Demonkin. Esa cuerda de energía demoníaca ha infundido en la fibra de cada capítulo.
Chase se inclinó hacia delante.
- ¿Está segura, Camille?
Me crucé de brazos y me eche hacia atrás.
- Positivo. No hay sensación en el mundo que se acerca siquiera a la energía del demonio. Y esto huele a la cuerda de la misma.
Que ha conseguido cuestiones. No se enfrenta a algunos Faires descontentos o enano, o cualquiera de los otros habitantes de numerosos Otro Mundo que podían ser fácilmente capturados y deportados.
Chase tropezó con el mismo pensamiento.
- Pensé que a los demonios se les prohibió salir de Otro Mundo.
- Ellos, en su mayor parte. O, tenemos algunos duendes, trasgos, un grupo de vampiros menores y similares, pero no en el orden de lo que se necesitaría para producir esta fuerte aura.
Me quedé mirando el arma del crimen.
- Odio tener que dar voz a la idea, pero existe la posibilidad de que un demonio ha hecho su camino desde los reinos subterráneos y se deslizó a través de un portal.
- Eso no supone que debe suceder.
Chase sonaba tan lastimero casi sentí pena por él.
- Tienes razón, no lo es.
Cuando había aceptado nuestro puesto, la Oficina de Auditoría Interna había garantizado que los demonios de los Sub Reinos no podían pasar. Todos los informes, dicen que a lo largo de los cientos de años que había estado observando los portales, no solo un demonio o vampiro de muy abajo ha subido. Pero, de nuevo, la Oficina de Auditoría Interna promete un montón de cosas que nunca puede seguir. Los seres humanos no tienen nada de Inmortales cuando se trata de la burocracia.
Lo intenté de nuevo, bordeando para encontrar otro ángulo.
- Estas seguro de su interior... magia... Corazón ¿simplemente no está fuera? ¿Teletipo magia interna?
- Oh, por favor, lo puedes hacer mejor que esto.
Chase, tú me preguntaste, y te lo dije. Esta cuerda pertenece a uno de los Demonkin. Puedes creerme o no, como tú elijas.
- Bueno, bueno-, dijo Chase con una mueca-. Simplemente no me gusta el sonido de eso. ¿Qué debo hacer con la Oficina de Auditoría Interna? ¿Contarle lo de la cuerda y lo que sientes de ella?
- Sí, darle una oportunidad.
Me dio un resoplido.
- A ver si eso empieza a apostar mi culo. Aconsejo ponerse en contacto con ellos de nuevo tan pronto como sea posible.
El gremio de magos, los trabajadores de TI de otro mundo, había creado una red de comunicaciones de los contingentes de este lado de la tierra “Oficina de Auditoría Interna”. El problema era que, cuando la sede no quería tomar una llamada, simplemente ignoraron el mensaje. Por supuesto, cuando se necesita ponerse en contacto con nosotros, estaríamos en graves problemas si no respondíamos.
Chase miró a su alrededor.
- ¿Estás segura que es convincente hablar aquí? Me puedo imaginar lo que pasaría si los periódicos se apoderan de la noticia de que un demonio anda corriendo por ahí. Es arriesgado y bastante popular ficción con ustedes y sus similares.
No me molesté, para recordarle que yo era mitad humano y tenía tanto derecho a estar en la Tierra como lo hice para estar en Otro Mundo.
- Eres como una exigente madre, Chase. Enfríate. Acabo de colocar un pelotón contra espionaje ayer en la tienda. Debe ser lo suficientemente seguro.
-Sí, seguro que lo hiciste. ¿Es positivo no convertir el lugar en un megáfono por error?
Se reía tan fuerte que se convirtió en un resoplido.
- ¿Perdón?
Me incliné sobre la mesa y sacudió su nariz.
- Fue lo suficientemente malo volver a casa, pero ¿ahora debo soportar esta mierda de una FBH? ¡No lo creo! Sucede que por mi magia me pones en tela de juicio. ¿Tú tienes un problema con eso?
- Por magia te pongo en tela de juicio, ¿así que eso es lo que estás contando ahora? Oye, nada más lejos de que te dé pena, pero yo no soy el que terminó desnudo para que todo el mundo me vea,- dijo, sonriendo como su mirada recorrió mi cuerpo.
- Saca tu mente fuera de mi cuerpo desnudo, Johnson.
- Mientras estás en ello, vamos a ver que tú pruebes suerte con un poco de magia,- me dijo secamente.
- ¿Tienes cuidado de mostrarme lo que tienes, Superman?
Que se callara. Una de las cosas que había descubierto desde que llegamos a Belles-Faire, un suburbio sórdido de la ciudad de Seattle, fue que poder Chase anhelaba. No podía usar la magia a sí mismo, así que hizo la siguiente mejor opción cuando se enteró de la Oficina de Auditoría Interna. Se fue a trabajar para ellos. A veces pienso que él realmente disfrutaba cuando mi hechizos eran contraproducente. Levantó sus manos para evitar discutir conmigo.
- ¡Lo siento! No me refería a meter el dedo en la llaga. ¿Tregua? Lancé un largo suspiro. Falta de tacto o no, él tenía un punto. Y con el manto de la cuerda, había cosas más importantes de que preocuparse que de mi ego.
- Sí, sí. Tregua. En cuanto a mi guardia, no tienen un ajuste silbante. Para hacer copias de mi magia, Dalila ha instalado un sistema de vigilancia electrónica. Ella tiene un don para la tecnología, y recableados. Eso retoma cualquier error u otros dispositivos de escucha que pueden haber sido plantados alrededor de aquí.
Yo no le dije que ella también había quemado un fusible y se provocó a una buena descarga eléctrica. El flash de la electricidad resultante la arrojó por la habitación. Pero Dalila no era vencida.
- Buena chica. Yo sabía que no nos decepcionaría.
- ¿Chica?
Le di una larga mirada.
- Chase, Soy lo suficientemente vieja para ser tu madre.
Él parpadeó.
- Yo tiendo a olvidar eso. No lo parecen.
- Es mejor que no lo parece, le dije, levantando una ceja. Yo estaba muy orgullosa de mi apariencia y me esforcé por acentuar lo positivo. Un beneficio adicional acerca de la vida de este lado de la tierra: el maquillaje era fantástico. Por un lado, no mancha, como los cosméticos de hierbas y bayas. De vuelta en otro mundo, que había pasado más tiempo yo nunca había pensado en el aspecto de ello cuando traté la pintura hecha de pastel. Nunca más. Cuando volví a casa, yo estaría transportando una carga de culata de cosméticos MAC conmigo, especialmente los tubos de lápiz labial Verushka y bañeras de jabón, sombra de ojos marrón. Alimentaban mis pequeñas vanidades.
Chase tosió, y vi el brillo de una sonrisa detrás de sus ojos.
- Muy bien, dijo. -Así es cómo caí al suelo. Esta mañana recibí una llamada de uno de los chicos sin hogar que viven en el callejón alrededor de la espalda del caminante. Encontró el cuerpo de Bolas. Es uno de mis informantes, en el pasado y se mendigar por un unos cuantos dólares. Así que yo llegué primero, que era una buena cosa, teniendo en cuenta que Bolas no tenía una mirada muy bonita. Por supuesto, inmediatamente activé el FH-CSI.
Yo reprimí una sonrisa. El equipo Hada-Crime Scene Investigations Humanos fue idea original de Chase y era una mezcla de humanos y agentes de otro mundo, especialmente capacitados para lidiar con el problema de los delitos contra los ciudadanos de Otro mundo. Chase tuvo la iniciativa y la previsión, tuve que darle eso. Es lamentable que tuvieras que responder ante Devins, un pinchazo real, estaba a pocas oficinas más arriba de Chase, pero normalmente fue capaz de mantener a su jefe fuera del circuito.
- Estamos utilizando un examinador médico Oficina de Auditoría Interna, y toda la información ha sido sellada.
Me dejé caer. De repente, todo parecía demasiado real. La idea de Bolas de reunirse con su fin en un callejón me indigna. Él no pudo haber sido el más brillante bulbo en el zócalo, pero era todo simpatía, y realmente me había gustado el gigante gentil.
- Bolas fue uno de los gigantes más ecuánime que he conocido. Es por eso que consiguió el trabajo, ya sabes. Podía interactuar con los demás, sin golpes en el suelo cuando eran irritables. Era un hombre de buen corazón que hizo lo mejor. Lo voy a extrañar.
- Él no era un hombre, dijo Chase, arrugando la nariz.- Él era un gigante. Y era crudo, grosero, y se burlaba de mis trajes.
- Como has dicho, era un gigante. Los gigantes son así, sólo que la mayoría son mucho peores. ¿Qué esperabas?
Chase me dio una mirada de exasperación.
- No tengo ni idea. Yo no conozco a ningún otro gigante. Nunca conocí a un vampiro o un licántropo, hasta que conocí a tus hermanas, así que dame un respiro si no reacciono con mucho entusiasmo. Gigantes y chupadores de sangre y hombres lobo.
- Hombre tigre. Licántropo significa hombre lobo. No es sinónimo de Were. Dalila te sacará los ojos si se entera que tú la agrupaste con los cáninos.
- De acuerdo, Hombre tigre. ¿Qué estaba pensando? Lo siento,- dijo, con voz, vacía.- La quinta sección del manual. Weres. ¡No todos son iguales!
- Directamente no lo son, y que no se te olvide. Algunos de ellos te rajaría la garganta, incluso sin sugerirlo.
Yo le estaba dando un mal rato, pero es mejor dejar que Chase aprenda de la manera difícil. La punta de una espada o colmillo era mucho más aguda que mi lengua.
- Lo que sea. Lo que quiero decir es que todos ustedes son simplemente cuentos de mitos y leyendas, hasta hace unos años, cuando salieron de la nada. Ni siquiera tú, eres una bruja. Y mitad Faire eso. Todavía estoy acoplando mi mente alrededor de todo esto.
- Tomo nota,- le dije, sonriendo.- Supongo que todo viene como en un choque, especialmente cuando te han enseñado toda la vida que no existen. Bueno, volvamos a los negocios. Más información sobre la muerte de Bolas.
- Bueno, aparte del hecho de que el asesino tenía que ser al menos tan grande y nada menos tan fuerte como él no hay mucho que contar. Nada en la barra del bar para darnos alguna idea de lo que pasó. Nada en el portal de registro para indicar que a alguien nuevo vino a través del portal la noche anterior. Básicamente, se reduce al hecho de que el Caminante es un barman, y la Sede desea cuidar de él.
El Caminante Bar & Grill, como el Indigo Media Luna Roja, la Oficina de Auditoría Interna fue gestionada y operada, y parte de una red mundial de casas de seguridad y portales. El bar también fue un centro de FBHS que quería conocer a la FAE. Y había un montón de admiradores que hacían fila para tener la oportunidad de ver o hablar, de nosotros. Las multitudes se espesan y la fiesta es dura.
Mi hermana Menolly trabajó el turno de la noche en el bar. Ella escuchó los chismes y rumores de que podría ser importante entre los viajeros que vinieron a través de Otro Mundo. Habiendo allí era una buena forma de detectar problemas potenciales, ya que la vid siempre corría más rápido que los canales oficiales. También fue uno de los pocos trabajos nocturnos que pudo encontrar, y fue lo suficientemente fuerte para sustituir al portero si fuera necesario. Chase sacó un paquete de cigarrillos, pero los metió en el bolsillo cuando moví la cabeza. El humo del cigarrillo ha hecho estragos con mis pulmones y fue aún peor para Dalila. Menolly no le importaba nada. Estaba muerta. Bueno, no-muertos. Lo único que podía oler eran la sangre, el miedo, y las feromonas.
Miré el reloj.
- No puedo despertar a Menolly hasta el anochecer. Dalila está en un caso y no volverá hasta la tarde. ¿Por qué no nos encontramos aquí a las seis, y volveremos a casa? De esa manera tendremos la oportunidad de ponernos en contacto con la sede de nuevo. Y entonces hasta que el el sol se ponga. - ¿No despiertas a Menolly hasta ahora ya que está nublado? Chase dijo.
- Chase, no comprendes. Vampiros, y la luz del día simplemente no se mezclan. Además, es duro para ella ser encerrada en la casa todo el día. Es mejor para ella dormir tanto como pueda, que le impidirá obtener la claustrofobia. Hasn Menolly no es un vampiro muy viejo, no por nuestras normas. Todavía está aprendiendo a adaptarse, y estamos haciéndolo tan fácil como sea posible para ella. Estoy haciendo mi mejor esfuerzo para ayudar, pero es duro a veces. De hecho, estoy trabajando en una sorpresa que ella probablemente odiará, pero será bueno para ella.
- Puedo ver tu punto,- dijo Chase, meditando.- Muy bien, voy a tratar de elevar la sede de nuevo y les digo lo que dijiste sobre la cuerda. Pero si yo fuera Menolly, yo llamaría esta noche enferma. Si hay un demonio detrás de esto, que podría ser después de que agentes Oficina de Auditoría Interna. Y si hubiera ayuda dentro, entonces él puede saber que Menolly es un fallo.
¿Un trabajo interno? El pensamiento no me había cruzado por la mente.
- En grande, eso es todo lo que necesito pensar, le dije, sonriendo.- Bueno, nos vemos esta noche.
Chase se dirigió a la puerta. Como lo vio salir, una sombra parecía pasar por la tienda, y nos llegamos a tocar, pero me estremeció y se disipó en el día sombrío. Bolas asesinado había puesto en marcha peligrosos acontecimientos por venir. Yo podía sentir el viento, aunque cualquier imagen clara podría eludir mi vista. Volví a mi trabajo, tratando de reunir una sonrisa para los Vigilantes hadas que quisieran estar aquí con toda su fuerza en menos de una hora.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 12:51 pm

Capítulo 2


Después de que terminé la caja de la estantería de libros, agarré el teléfono y marqué el número de celular de Dalila. Yo no estaba segura de que caso ella estaba trabajando, pero no importa. La muerte de Bolas era más importante. Esa cuerda olía a demonio, y yo sabía que mi nariz no estaba jugándome trucos. Pero me dejó pensando: qué clase de criatura había logrado colarse a través del portal? ¿Y por qué aquí?
Dalila contestó en el segundo tono. Le dije lo que había sucedido. - Ten tu trasero de vuelta aquí a las seis. Y todo lo que hagas, no te acerques al Caminante hasta que sepamos con lo que estamos tratando.
- Pobre Bolas, fue un amor,- dijo.- ¿Crees que fue asesinado porque era un agente de la Oficina de Auditoría Interna?
- Espero que no,- dije.- Pero por si acaso, estamos manteniendo en casa esta noche a Menolly. Se muda como un poste, y que podría haber dejado caer que ambos son de la agencia. No se equivoquen, no hay problemas en el camino. Y estamos de pie bien derechos en su vía.
- ¿Estás pensando en los reinos subterráneos?
Su voz me pidió decir que no. Dalila era una optimista, siempre quiere las cosas con un final feliz. ¿Cómo se las arregló para permanecer en la Oficina de Auditoría Interna y retener a su ingenuidad?, yo no tenía ni idea, pero de alguna manera siempre tira a través con una sonrisa.
Miré, reflexionando acerca de la creciente sensación de temor en mi pecho. Mis poderes provenían del viento, las estrellas y la luna y, aunque no siempre podía prever el futuro, podría tener mucho sentido cuando me despierto. Y un secreto en voz baja del viento durante la noche de luna llena, yo podría ser capaz de atrapar si escucho lo suficiente.
- Yo no sé con certeza, pero hay algo agitación.
Dalila chilló.
- ¡Tengo que ir! Estoy en una misión de foto, y mi objetivo acaba de salir de la escuela.
Gemí.
- ¿Estás tomando fotos de un niño? ¿Cómo te has involucrado con esto ahora?
- No, ganso. Soy una profesora de fotografía. Su marido piensa que lo está engañando y quiere que la sigan. Se supone que va a una reunión durante el almuerzo, pero ella se dirigió hacia su coche ahora mismo. ¡Nos vemos esta noche!
Con una sonrisa feliz, ella colgó.
Así que, ¿quién soy yo? Bueno, mi nombre es Camille D'Artigo, y soy una bruja soy medio Faire y medio humano. Supongo que todo está en orden con un poco de historia. La mayor de tres, yo nací en el Otro Mundo. Por supuesto, tenemos nuestro propio nombre de nuestra tierra, pero es más fácil llamar OW mientras estamos en este lado de la tierra (para próximos será llamado otro mundo como “OW” y este lado de la tierra “Earthside”). La mayoría de la gente en la Tierra del pensamiento "Cuento de la tierra" es un mito, hasta que se coló por detrás de ellos y gritó: "¡Boo!" Y cuando sacamos del armario las escobas, hemos venido volando todo el camino.
Un salto, salto, y la dimensión, OW está poblado por los Inmortales, junto con una variedad de enanos, elfos, Faeries, unicornios, Weres, vampiros menores, dríadas, ninfas y sátiros, gárgolas, dragones, duendes y otras bestias maravillosas tan extraños que la mayoría de los seres humanos nunca han oído hablar de ellos. Crecer en OW era como vivir en un libro de cuentos, aunque a veces nuestro mundo parece estar fundado en pesadillas del Grimm, en vez de Mother Goose rimas. Pero nos encanta, los monstruos y todo.
Hasta los últimos años, rara vez cruzaron a través de los portales en número considerable. Así que cualquiera que pasó a cumplir uno de nosotros en Earthside bien por mantener su boca cerrada, o terminaron siendo etiquetados de nuez como un pastel de frutas. O algo peor. Ahora, por supuesto, somos atracciones turísticas. La gente viene a mi tienda para curiosear y tomar fotos. Es bueno para el negocio. La mayoría de todo el mundo compra al menos un libro para llevar a casa con ellos, así que les doy un pastel de queso y suponen un guiño a la cámara.
De vez en cuando un alma rara tiene en la cabeza ir de caza de trofeos, porque él ha decidido que somos el engendro de Satanás, pero por suerte para nosotros, eso no sucede muy a menudo. No, en su mayor parte, nuestros parientes y amigos son buscados como invitados a fiestas, parejas, y potenciadores del estado. La atención puede obtener poco, pero en el nombre de Earthside las relaciones del Otro, es todo bueno.
Junto con mis hermanas Menolly y Dalila, yo crecí en los patios exteriores del palacio de la reina. Nuestra madre, María, era mortal, y es su apellido el que tenemos aquí en la Tierra: D'Artigo. Nuestro padre es de sangre Inmortal. Yo digo que ella era mortal, pero sería más exacto decir que ella era humana, porque la mayoría de los habitantes de OW son mortales. De larga vida, sí, pero mortal y muy capaz de morir. Los únicos verdaderos inmortales son los elementales, que tienen tan poco que ver con los posibles seres de sangre. Oh, y no podemos olvidar a los dioses. Pero de los dioses no se habla mucho en los últimos tiempos, y tienden a permanecer poco en sus propios mundos. He oído rumores de Deméter1 vaga por la Tierra de nuevo. A veces pone un poco de niebla y se olvida de que Perséfone es una mujer adulta y muy feliz como Reina del Mundo. Durante sus períodos de olvido, se va a buscar a su niño perdido hasta que encuentra a su hermano Zeus y guíe suavemente la espalda al Olimpo. Sin embargo, la mayoría de los dioses dieron la espalda a los humanos que les dieron la espalda a ellos. La falta de un culto golpea un poco los egos.
De todos modos, nuestra madre era de Seattle. Una huérfana, en su tercer año de la universidad se trasladó a España para trabajar en sus estudios de arte y rastrear lo que queda de la familia que podría ser capaz de encontrar. La Segunda Guerra Mundial estalló y dejó la escuela para trabajar en una fábrica hasta el día en que conoció a mi padre en las afueras de Madrid, donde recientemente había sido enviado a una misión.
Fue amor a primera vista, se quebró y le contó la verdad. Mi madre cogió la maleta y regresó al Otro Mundo con él, donde se casaron bajo la mirada de desaprobación de la Reina. En los años siguientes, tres de nosotros nacimos. Cuando mi madre estaba en sus cincuenta años, fue derribada por un caballo en un viaje de caza y murió, y mi padre se hizo cargo de nosotros.
Crecer como un medio humano en el Otro Mundo fue duro. Por un lado, se burlaban sin cesar, porque éramos medios humanos. Pero el fanatismo era el menor de nuestros problemas. No le tomó mucho a nuestros padres descubrir que los dones que hemos heredado de la línea de mi padre había ido mal drásticamente a causa de la sangre humana de nuestra madre.
Como he dicho, soy una bruja, pero mis hechizos y encantamientos tienen una tendencia desagradable a ser contraproducentes. A veces son un punto, pero otras veces... no tanto. Al igual que el mes pasado cuando trataba de volverme invisible para evitar ser vista por un cliente molesto. La cosa se descontroló, y acabé desnuda. No sólo desnuda, pero dejan-nada-que-la-desnudes en imaginación. Para empeorar las cosas, para las primeras horas, pude ver mi ropa. Sólo que nadie más podía. Mis bubis 38 dio al mundo un verdadero espectáculo, junto con mi figura de reloj de arena, cabello negro largo (que es negro azul en todas las áreas de mi cuerpo, como todo el mundo sabe), y es que jo – tremendo culo. Mis clientes habituales estaban más que felices y querían hablar conmigo hasta que me di cuenta de lo que había sucedido. El hechizo duró una semana, tiempo durante el cual tuve que salir de Iris, mi asistente, un duendecillo a cargo de casa finlandesa. Los guiños y codazos todavía no han desaparecido, pero soy un buen jugador al respecto.
- Camille, nos preguntábamos ¿si nos haría el honor de unirse a nosotros para una foto de grupo?
Esbozó una sonrisa con la esperanza de que dijo que sabía cuántas peticiones de este tipo he recibido.
- Por supuesto. ¡Ni siquiera hay necesidad de pedir!, le dije, de repente un aire humilde en la cara de su entusiasmo. Los humanos fueron más generosos con la amistad de la gente de mi padre.
Se alinearon en tres filas, la división de cada lado para que yo pudiera estar en el centro, e Iris tomó la foto antes de saltar de nuevo en su banquito que le permitió ver por encima del mostrador. Un miembro joven de la Oficina de Auditoría Interna, Iris era técnicamente una garra. Ella cerraba la tienda por la noche, trabajó de contador cuando la necesitaba, y puso todo en orden. Es pequeña y había que ponerse en cuclillas, tenía un rostro fresco y atractivo y una personalidad que coincidía. También fue un empate real con nuestros clientes, encantadora con sus tazas de té y pan de frutas recién horneado que siempre adornaba la tienda.
El grupo de quince mujeres y un hombre se reunieron alrededor de mí. Erin respiró profundamente y luego levantó el libro, una copia del libro de Katharine Briggs, una enciclopedia de las Hadas.
- Así es como nos dicen, ella dijo,- ¿Qué es verdad y qué no lo es?
Con un gemido en silencio, tomé el libro. Esta es la parte que odiaba: ser el maestro que tuvo que explicar exactamente donde cayó la línea entre la leyenda y la realidad.
En el momento Dalila regresó, el club había abandonado la propiedad y el cliente que sólo quedó en la tienda fue Henry Jeffries, uno de mis asiduos. Dalila nos dio un “hola” rápido y corrió por las escaleras a las salas de mala muerte que poco se utilizan para una oficina. La Oficina de Auditoría Interna es propietario de todo el edificio, y le habían dado a Dalila la suite de arriba para la creación de su negocio.
La oferta puede parecer generosa, pero las habitaciones eran oscuras y sucias, y se suponía que se esperaba de ella para mantener la población de ratas baja, como parte del acuerdo. Ella cumplió, pero no llegó a comerlos. Cada día más o menos se había abierto una de las ventanas de su oficina que pasa por encima del depósito de basura en el callejón y tiraba una rata muerta o dos. Como ella misma dijo, "¿Quién sabe como las cosas han sido? ¿Coma una rata de ciudad? ¡Tienes que estar bromeando!"
- Tu hermana estoy seguro que se ve diferente, dijo Henry mientras escribía su cheque. Era un amor, me recordó a uno de mis tíos, a excepción de Henry no podía hablar con los árboles, y era más joven que yo, a pesar de que parecía mucho más bueno. También nos trataron con respeto que he encontrado tanta falta en Earthside.
Terminé el embolsado de sus libros, Henry era un ávido lector y “fantasía” y “zoom” a través de al menos una media docena a la semana, le entregué el saco.
- Me parezco a nuestro padre. Ella tomó después algo de nuestra madre, que era humana.
Es cierto, aunque mucho más que en sólo apariencia. Dalila, la niña de oro, siempre estaría más cerca de los humanos que yo, tenía un corazón blando y cree en la bondad innata de las personas. Me preocupaba acerca de su a veces. En cuanto a nuestra hermana Menolly, nadie sabía dónde poner su mira de nuevo. El cabello rojo era un rasgo recesivo en los dos linajes de nuestros padres, pero no había descubierto dominio sólo de qué lado elogiar. El hecho de que había sido transformada en un vampiro solo complicó las cosas. Acompañé a Henry, encendí la señal de cerrado, y se apoyó en el marco de la puerta. La lluvia no paró, aunque la última llovizna sigue salpicado contra el pavimento. Me metí por debajo del toldo y tomé una gota en mi lengua, y luego hice una mueca por el gusto ácido. Otro Mundo la lluvia corría con minerales vírgenes y gruesos, como el agua glaciar. Sin embargo, otra cosa que se perdió de su casa.
Con un suspiro, cerré la puerta y regresó al mostrador. Casi de noche. La noche, con su cubierta de nubes, llegó temprano en el noroeste del Pacífico, una de las ventajas de vivir en la zona. En el momento en que llegamos a la casa, que sería seguro para despertar a Menolly. Como ya llevaba la cuenta de los ingresos, Delilah corrió por las escaleras.
- ¿Chase no está aquí todavía?" -preguntó ella, saltando hasta posarse en el mostrador mientras yo escondía los ingresos y cerré la caja registradora. Se abrazó a sus rodillas e inclinó la cabeza hacia un lado, me miraba. Podría jurar que las orejas se movieron.
Miré a la puerta.
- No, pero tú puedes apostar que está en camino. Chase nunca llega tarde a menos que tenga una emergencia. Entonces, ¿cómo fue tu replanteo? ¿La capturaste en el acto?
Dalila sonrió.
- No. Resulta que la mujer ha pasado su hora de almuerzo en el voluntariado del orfanato de la calle Wilson. Hice una investigación poco curiosa y descubrí que ella quiere tener hijos, pero su marido es estéril. Creo que está buscando adoptar, pero no quiere él todavía se entere.
- ¿Qué le dijiste?
- Que ella no lo estaba engañando. Que su reunión era cierta fuera del campus. Salió de la preocupación y ahora aprecia más a su esposa.- Ella rió.- No le gustaba mucho. Creo que tenía la esperanza de que el asunto fuera cierto para anotarle un punto negativo a ella. Sabes, a veces yo no entiendo la cultura. Si ella lo quiere, ¿por qué debería ser inseguro si se aparea con otra persona?
Yo me reí.
- Yo no creo alguna vez entenderlo todo. No del todo. No tengo idea de cómo nuestra madre se las arregló para encajar en este mundo. Por supuesto, estaba al cien por cien rodeada de humanos, cuando se cayó a las preguntas de la fidelidad, -dije, pensando en la afilada lengua que se había desatado en mi padre de vez en cuando.- Tú sabes muy bien que le habría planteado un motín si mi padre se acostó con otra mujer.
- Eso no habría ocurrido. Padre ni siquiera miró a otra mujer. No puedo recordar una sola vez, no en todos los años que estábamos creciendo, él escribió sobre mirar otra mujer.- Dalila olió.- Me gustaría que estuviera aquí. Me siento más segura con él en todo.
Me sonrió.
- Eres un agente capacitado de la Oficina de Auditoría Interna y, sin embargo ¿tú quieres que papá esté aquí para protegerte?
Ella se sonrojó, pero desechó su vergüenza.
Para decir verdad, me gustaría que esté aquí también los ojos de Dalila brillaron.
- Echo de menos a mamá. Me gustaría que no hubiera muerto tan pronto. No me importaría saber más acerca de nuestro lado humano, y quién podría enseñarnos mucho más que ella.
- Nadie podría.
Dalila me empujó suavemente el flequillo de los ojos.
- Tal vez mientras estamos aquí, podemos encontrar más información sobre su familia, nuestra familia.
Todos mis instintos me advirtieron que sería un error, pero ahora Delilah necesita tranquilidad. De las tres de nosotros, ella era la que echaba de menos más a nuestra madre la mayoría de las veces. Yo era la mayor, había asumido mejor cuando mamá murió. Menolly nació independiente. Pero Dalila... Dalila se había pegado a las faldas de madre durante mucho tiempo antes de hacer su camino en el mundo.
Ella arrugó la nariz.
- Creo que los seres humanos deben tener la valentía en su sangre, ¿no? Después de todo, siguió Madre a Padre a un mundo que nunca había sabido que existía hasta que le habló de él. Se armó de valor.
- No te olvides de cómo se las arregló para hacerse bienvenida en OW, no es una tarea fácil para un total sangre humana.
De hecho, fue condenado increíble. FBHS Muy pocos habían tenido un impacto en la Corte. Me encogí en mi abrigo. Como lo hago en la mayoría de mi ropa, he preferido la dramática y había encontrado un magnífico abrigo de la ópera vintage negro en una tienda de consignación de Pike Street. Había sido un robo los treinta dólares.
- Tú eres una romántica, Dalila. Siempre lo has sido. Toda la pelusa y los gatitos y los corazones.
- ¡Hey! Puedo ser un tigre cuando quiera.
Ella me entregó mi bolso de perlas a juego con el abrigo de la ópera, y lo olió.
- Yo prefiero el bolso en mis garras a menos que sea necesario.
Yo me reí.
- Oh, cariño, no te preocupes. Eres tan valiente como nuestra madre. Todos lo somos. Salimos de nuestra casa para un mundo nuevo, al igual que ella lo hizo. Y nuestro trabajo es ayudar a OW en el proceso.
- Somos exploradores,- dijo con una sonrisa, que mostraba la punta de sus colmillos. A diferencia de los colmillos de vampiros los de Dalila no eran retráctiles. Ella recibió mucha atención de los hombres que le gustaban las mujeres peligrosas.
- ¡Las aventureras!
Me contestó, devolviéndole la sonrisa.
- ¡Lacayos en dos agencia del gobierno que piensan que somos madera muerta!
Movió los brazos en el aire con un grito de victoria.Yo sonreí.
- Muy cerca de la verdad para la comodidad. La Oficina de Auditoría Interna es tan lenta como un perezoso torpe, y uno de estos días, será su caída. Mientras estamos en este asunto, no te olvides de añadir que estamos locas por nuestras mentes para aceptar este puesto.
Un movimiento fuera de la ventana me llamó la atención.
- Aquí viene Chase. Se ve preocupado.
El timbre sonó, Chase se apresuró.
- Siento llegar tarde,- dijo, su brusca voz no invita a la conversación.- Me puse en contacto de nuevo la sede, pero guarda a tus preguntas hasta que estemos todos juntos y en un lugar seguro.
- ¿Nos vamos?
Él asintió. Dalila abrió el mostrador y se puso su chaqueta de aviador. Es un pelo más alta de seis pies y unos vaqueros ajustados y botas de tacón de aguja, era todo un espectáculo, tanto impresionante e intimidante. Después de armar el sistema de seguridad, nos dirigimos a nuestros respectivos coches.
La casa en que vivimos es de un gran estilo victoriano, de tres pisos de alto, no contando el sótano. Menolly duerme allí, escondida del sol. Yo vivo en el segundo piso, y Dalila tomó el tercero. Compartimos la planta principal, comemos nuestras comidas juntas. Bueno, Dalila y yo. Menolly sólo nos mantenía la empresa.
Es un conjunto de cinco acres de tierra y junto a una franja de bosque que conducía a un gran estanque, el lugar no era nada barato. Por suerte para nosotros, padre había acumulado una buena cantidad de dólares de su tiempo en Earthside, lo mantuvo en una cuenta secreta que comenzó hace años en un banco que había logrado mantenerse a flote durante las décadas de intervención. Nos lo dio a nosotros cuando fuimos asignadas a este puesto, y con los años, los intereses que hubo generado. Junto con las cuentas de madre se había ido, teníamos lo suficiente para comprar la casa, amueblarla, y mantenernos de una manera simple pero confortable.
Por tradición, nos han dado el apellido de nuestra madre, a pesar de que era humana, y hace años, cuando nacimos, madre había insistido en obtener tarjetas de Seguro Social para nosotras. Padre le había traído de vuelta a Earthside a llenar los documentos, así que cuando habíamos llegado a nuestros nuevos puestos, habíamos sido capaces de crear cuentas en los bancos y después de un montón de mordernos las uñas y la práctica para obtener nuestras licencias de conducir. Gracias a la previsión de nuestros padres, nos esquivó uno de los peores destinos de un agente de Earthside de la Oficina de Auditoría Interna, te pueden someter a vivir en una de las suites de la Oficina de Auditoría Interna de la conveniencia. Leer: el argot de una habitación barata en uno de los hoteles infestados de cucarachas de propiedad y operado por lacayos de la agencia.
Sólo los miembros de la Oficina de Auditoría Interna se les permitió vivir allí, una forma sutil de mantener a seres humanos fuera del círculo, pero no tan sutiles en recordar a los agentes que estaban muy lejos de casa y que la Oficina de Auditoría Interna es propiedad de sus extremos. Por supuesto, algunos agentes de gigantes como Bolas, y algunos de los duendes se llenaron de alegría con las condiciones. Estaban acostumbrados a vivir en chozas o cuevas que haría una mofeta ascos, sino a los Inmortales, el acto fue positivamente terrible.
La unidad en Seattle fue el único inconveniente de vivir en Belles-faire. Le tomó media hora para viajar a la ciudad en la mañana, y otros treinta minutos por la noche, si el tráfico no era pesado. También estábamos a cinco millas del portal más cercano, que estaba escondido en el bosque, protegido por una de las brujas del destino. Así que volver a caer a OW no era nuestra primera opción, de surgir problemas. De lo contrario, teníamos privacidad, confort, y un lugar donde pudieran crecer las hierbas que necesitaba para mis hechizos.
Dalila mantiene baja la población de ratones, aunque ella siempre se quejaba de que le da indigestión. Otra gratificación que venía con la vida en el borde de un barrio sucio fue que hizo más fácil para Menolly para cazar sin ser detectada. Ella hizo lo posible para confinar a sí misma hasta las heces de los ladrones y cosas por el estilo, pero yo sospechaba que Chase debe ser bastante molesto si realmente sabía cómo había llegado su comida. Nosotros le habíamos dicho que ella buscaba a los animales callejeros. Que para nosotros era cerca de la verdad, teniendo en cuenta que la escoria se fue después.
Me dirigí hacia el porche cuando Dalila saltó de su camión. Chase fue de cerca. Me di vuelta y lo llame de nuevo.
- ¿Chase por qué no te tomas una copa mientras despierto a Menolly? Chase parecía que quería protestar, pero luego se encogió de hombros y siguió a Dalila hasta la sala de estar.
Me metí por el pasaje secreto en la cocina cuando yo estaba segura de que no podía verme. Habíamos escondido la entrada al sótano para Menolly por seguridad no había mucho que podía hacer en su sueño de protegerse a sí misma. Mi piel se erizó como yo fui tranquilamente de puntillas por las escaleras. Colándose en la guarida de un vampiro nunca fue un placer, incluso cuando la pala en cuestión era mi propia hermana.
Al menos Menolly se mantuvo alejada de los estereotipos. Las paredes del sótano estaban pintadas de marfil, y había elegido a un sabio toile verde para su ropa de cama y asientos de las sillas. Se había sacado la idea de un viejo episodio de Trading Spaces, y por los resultados, me hizo pensar que debía ir en el diseño de interiores. Pero entonces, Menolly tenía una inclinación artística. A diferencia de una serie de vampiros, se evitó el mal gusto y se mantenía escrupulosamente limpia, tanto en el cuerpo como la ropa.
Dormía en una cama de verdad, no en un ataúd, y habíamos formado un cuarto de sangre, accesible a través de un conducto de ventilación, donde pondría la manguera fuera de ella después de comer para que no meta las manchas en la casa. Me ha gustado su limpieza, ya que la mayoría de las tareas domésticas cayó sobre mis los hombros. Dalila siempre se las arregló convenientemente con el estrés cuando llegó el momento de las tareas, y Menolly hizo lo que pudo por la noche, pero incluso ella tenía sus límites para quitar el polvo y pasar la aspiradora. Yo le pedía a la Oficina de Auditoría Interna nos asignaran un ama de casa. Probablemente, una quimera, pero podría fantasear, ¿no?
Me acerqué a la cama, midiendo las distancias. Largas cicatrices incrustadas en mi brazo era un buen recordatorio del poder de una vampiresa podía ejercer al despertar. Después de la primera vez, me quedé fuera de alcance. Por supuesto Menolly se sentía horrible, y yo no era de los que guarda rencor. Pero yo no era estúpida, y ahora me encontraba lejos de la cama cuando ya era hora de despertarla.
- ¿Menolly? ¿Menolly?
La expresión de cera en el rostro se movió. Bonito y delicado, no había ni una arruga a la vista, y nunca lo sería. Era demasiado pálida, por supuesto, pero no había nada que pudiera hacer al respecto. Habíamos probado un bronceador para su piel, pero sólo se volvió una sombra de mala naranja a juego con el pelo de las nubes de filamentos bruñidos atrapados en docenas de trenzas con cuentas. Bob Derek de la serie de vampiros. Hemos visto un montón de viejas películas para ponernos al día en la cultura pop.
- ¿Huh?
Se disparó hacia arriba de la cama, parpadeando, y yo salté. Mordida una vez, dos veces es vergonzoso. Sus ojos cambiaron a rojo, luego de regreso al azul helado cuando me vio allí de pie.
- ¿Camille? ¿Es hora de levantarse ya?
Ella miró el reloj.
- ¿Apenas las seis y media? ¿Ha bajado el sol?
- Justo ahora. Estás a salvo. Algo importante sucedió, o me habrías dejado dormir por más tiempo. Chase está arriba. Cuartel general nos ha asignado un caso.
Se estiró y salió de debajo de las sábanas. Yo tengo curvas y grandes pechos, ella estaba fina y pequeña, la parte superior de su cabeza apenas llegando a la nariz. Dalila nos superaba en una pulgada de más de seis pies, seis pulgadas de un bien más alto que yo, y cuerpo atlético para arrancar. La niña se puso Sarah Conner a la vergüenza. Tenía la esperanza de que la muerte de Bolas no presagiara una reunión con nuestro propio Terminator.
Menolly se metió en sus pantalones vaqueros y una cazadora con cuello de tortuga verde. No hay cambio de pantalones vaqueros para adaptarse a su tope, no hay ajuste de sus tetas en su sostén. De hecho, ella no tenía que usar un sostén. No, ella era como un maniquí de porcelana hermosa, que nunca se desvanecen, no aumentan de peso, nunca se tienen que enfrentar el mundo de los rollos.
- ¿Qué pasó?" –preguntó.
Moviendo las trenzas en sumisión. Las cuentas hicieron clic, y sonrió al ruido. Había confiado en mí, que la hacía sentirse viva otra vez. Los vampiros se mueven en silencio, y se llevan los frutos secos.
Me senté con las piernas cruzadas sobre la cama, jugando con el borde de la colcha.
- Bolas ha sido asesinado. Sede ha empeñado el caso a nosotros. Dicen que es aleatorio, pero detrás huele a demonio. No te vas a la barra esta noche, me llamaron para esta tarde.
- ¿Asesinado? ¿Un demonio mató a Bolas?
Aunque su expresión permaneció congelada, oí la voz entrecortada. Ella y Bolas habían se convertido en buenos amigos durante los últimos meses, tan bueno como un vampiro y un gigante podría ser. Ambos sentían profundamente sus desventajas, Menolly no había pedido ser un vampiro, y Bolas había nacido atrofiado.
Yo asentí.
- Lo siento.
Inclinándome, envolví mis brazos por sus hombros, y clavó los ojos en sus manos. Me di cuenta de que estaba luchando contra las lágrimas, las lágrimas de vampiros eran rojas como la sangre que bebían, y odiaba las manchas que causaban. - ¿Cómo? ¿Y quién diablos iba a matarlo? Bolas nunca hizo daño a nadie que no la pidiera.
Ella dejó escapar un largo suspiro.
- Esto apesta.
Me besó en la frente.
- Sé que lo hace. Alguien lo clavó a él, una escena muy mala. Chase fue a hablar con la sede de nuevo después de oler el aroma del demonio en el arma del crimen. Él dijo que consiguió una llamada, aunque quién sabe por qué lo hará.
Puse mi brazo sobre los hombros.
- Y en otro tema, tengo una sorpresa para ti. Voy a llevarte a un lugar esta noche, pero yo no quiero que me preguntes por qué. ¿Prometes que ir?
- No me llevan a otro bar de Gaza, ¿verdad?
Ella me miró.
- Después del último fiasco, se enteró de que la combinación de piel desnuda y una vampiresa hambrienta es una receta para el desastre.
No todos nuestros intentos por entender la cultura de Earthside había resultado ser buena idea. Después de haber podido arrastrar a Menolly fuera de la barra y sacarla de su estado de cristal, decidí que lo último que necesitaba era ver los cuerpos desnudos. Lo que significaba que no se presentaba en club de estriptis, saunas, vestuarios, o cualquier otra cosa de esa calaña.
- Confía en mí, no vamos por eso otra vez. No, es algo muy diferente. ¿Prometes que ir?
Ella suspiró cuando la conduje hacia la escalera.
- Oh, está bien. Te lo prometo. Pero más vale que sea tan entretenido como muestra el recibo en el trabajo.
Chase y Dalila estaban esperando en la mesa de la cocina. Chase tenía una botella de cerveza en frente de él, Dalila un vaso de leche. Ambos se veían tan aliviados de que apareciéramos.
- No hay mucho que hablar, ¿eh?
Dalila silbó y miró al techo. Chase miró a su bebida.
- Vamos a este espectáculo en el camino, entonces.
Me metí en mi casa, temblando cuando el calor del roble resonó a través de mi cuerpo.
Chase estaba mirando a Menolly, y por una vez, la lujuria ni siquiera estaba en la ecuación, una buena cosa para él. Fue respetuoso con ella. Se podría hacer un trabajo rápido de él con un solo bocado.
Me serví un vaso de vino. Menolly no bebía cuando tenía compañía. A pesar de que la sangre se parecía mucho al jugo de tomate y conseguimos algunos que están en el refrigerador, podría ser un poco incómodo. Y el olor tenía una tendencia asquear a las personas que no estaban acostumbrados a esto.
- Bueno, aquí está la bola.
Chase se aclaró la garganta y sacó un bloc de notas.
- Camille ya sabe algo de esto, pero voy a empezar desde el principio para coger a todo el mundo. Esta mañana a las cinco y media, un borracho, un informante en el callejón detrás del Caminante tropezó sobre el cuerpo de Bolas. Él me llamó y llegué no más de diez minutos tarde. Bolas había sido clavado. Quien lo mató tenía que ser un gran hijo de puta porque Bolas es grande, y era evidente dar la batalla. Pero el médico forense está de acuerdo conmigo en que probablemente fue asesinado en el interior la barra y luego arrojado a la parte de atrás. Había un rastro de punta de las sillas, y la puerta trasera estaba abierta.
Dalila se estremeció.
- Pobre Bolas. ¿Qué más dijo el médico forense dice?
Chase consultó sus notas.
- No mucho. Ellos encontraron rastros de energía no humana en él. Camille me dijo que olía a demonio la cuerda, me volví y les pedí comprobarlo. Desafortunadamente, el agente de la Oficina de Auditoría Interna que hizo la autopsia no reconoce el olor de demonio, y por lo que estamos esperando a un especialista para verificarla.
- Ese alguien es lo suficientemente grande y lo suficientemente fuerte como para estrangular a un gigante.
Menolly levantó una ceja y asintió hacia Dalila. Eché un vistazo a nuestra diosa hermana rubia.
Los signos sutiles de estrés se fueron reflejando en su cara. Ella estaba tomando la muerte de Bolas más difícil de lo que yo pensaba. O tal vez sólo estaba cansada de la luna llena que llegaba en pocos días y ella siempre se pre - lunisa, el síndrome de antes de llegar. Yo le di un golpecito en el brazo.
- Toma tu leche, la miel. Te relajará.
Ella cogió el vaso y lo lamió con cuidado antes de tomar un sorbo completo.
Menolly apoyó los codos en la mesa mientras miraba a Chase.
- Así que, ¿ni idea de quién o qué lo mató sólo el olor a demonio? Sacudió la cabeza.
- No, pero como he dicho, me comuniqué con la sede, una vez que hablé con Camille. Mantienen la boca cerrada al respecto, pero sí preguntarles si habían pasado por alto la presentación de los informes de que si no ocurrió nada sospechoso en el bar.
Menolly respiró hondo, más profundo para mostrar que cualquier necesidad de aire y echó la silla hacia atrás.
- ¿Es justo lo que estás insinuando, Johnson? ¿Qué metí la pata, o que soy una traidora?
Uy. Pude ver signos de un estallido inminente. Lo último que necesitaba era una pelea entre Menolly y Chase. Me aclaré la garganta.
- Yo no creo que él daba a entender nada. El cuartel general fue el lo que pidió.
Yo eché a Chase un vistazo rápido que decía: Pensar primero, hablaré más adelante.
Él parpadeó, dándose cuenta de lo cerca que estaba de convertirse en la cena.
- No, no, yo no quise decir eso,- dijo.- Sin ánimo de ofender.
- Entonces la Sede piensa, que metí la pata,- dijo Menolly.
Su mirada seguía clavada en la cara de Chase.
Dalila apartó la tensión.
- Por favor, ¡no discutan! No me gusta cuando se ponen locos.
Una mirada afectada cruzó su rostro.
Aparté mi silla, pero antes de que pudiera llegar a su lado, una ola recorrió el aire, colores cambiantes y fusión pasaron por mis ojos. La imagen de mi hermana doblada sobre sí misma, los miembros encogidos, adrenalina en su cuerpo. Fue horrible de ver y parecía increíblemente doloroso, aunque Dalila negó que doliera. Una lluvia de luz dorada brillaba a su alrededor, y en su lugar, un gato atigrado de color naranja plácidamente sentado, una dulce mirada en blanco posada en su cara.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 12:55 pm

Capítulo 3


- ¡Oh, Gran Madre, mira lo que ustedes han hecho!
Dalila se acercó con cautela y se arrodilló, extendiendo las garras.
- ¿Dalila? Gatito, gatito, gatito... ven aquí.
Chase miró al gato, paralizado.
- Mierda.
La había visto en forma de gato, pero nunca antes había presenciado el proceso de transformación.
- ¿Qué pasó? ¿Es luna llena?
- No, pero hace hincapié en algunos, sobre todo cuando se trata de altercados familiares también la obliga a cambiar. A veces, ella es capaz de controlar la transformación, pero no siempre.
Me lancé hacia el gato desconcertado, pero ella se escabulló, arañando su camino hasta las cortinas. Apoyada en la nevera, solté un largo suspiro.
- ¿Menolly? Ayuda, por favor.
Menolly resopló.
- ¡Muy bien, Johnson!, dijo mientras se acercaba a la ventana.- Dalila, ¿cariño? Voy por ti. ¡No tengas miedo!
Poco a poco comenzó levantarse como si estuviera de pie sobre una almohadilla de aire. Dalila maullaba, pero no trataba de escapar cuando Menolly se acercó a la parte superior de las cortinas. Con una mano firme, estiró la mano y agarró por el cuello a Dalila con azul pálido que era la ropa de Dalila.
- Vamos, pequeño imbécil, dijo con cariño.
Menolly la abrazó con fuerza, hasta que cayó al suelo y luego me entregó a Dalila. Dalila se acurrucó en mi hombro, le rasqué detrás de las orejas.
- Pobrecita, está bien. Está bien, dije en voz baja.
Chase se aclaró la garganta, los ojos muy abiertos.
- ¿Cuánto tiempo pasa hasta que vuelve a la normalidad?
- Una vez que se calme, ella estará bien, le dije.
- ¿Ella nació de esa manera?, preguntó.
Menolly me sorprendió cuando llevó la cuestión.
- Dalila nació una Mujer tigre. A diferencia de otros de su especie, que no cambian en un gato grande. Es espléndida nuestra pequeña gatita de largo cabello dorado.
Se rió con una risa gutural y profunda. Con una mirada en Chase, añadió,- Los niños se burlaban de ella cuando éramos pequeñas, a veces, obligaban el cambio para jugar con el gatito bonito. Se puso tan mal nuestro padre y madre que la sacaron de la escuela.
Chase sacudió la cabeza.
- Hay muchas cosas que no entiendo sobre ustedes tres todavía.
- ¿Qué es exactamente lo que pone difícil de determinar?,- dije.- He visto la cara algunos de los peores criminales en OW y permanecen en calma y en control, pero deja que las tres nos reciban en una discusión, y es una masa de piel y hojas de afeitar.
Dalila maullaba en mi oído. Fuerte. Me volví a Chase y Menolly y, en voz baja dije: - Bueno, por lo que los dos necesitan para bajar el tono sus polainas, porque si no, voy a tomar el asunto en mis propias manos.
Chase cerró los ojos.
- Uh-uh, ¿Tú y qué ejército? ¿Qué vas a hacer? Quitarte la ropa y bailar desnuda una danza, ¿tal vez?
- Saca tu mente del asunto, y yo con él, Johnson.
Mantuve mi voz, incluso, pero él sabía que yo estaba enojada.
- No pueden hacer mucho como Menolly, pero puedo lanzarte un hechizo. ¿Has pensado en cómo sería como ser un sapo? O un ratón, ¿tal vez? Quieres ver lo que hace a Dalila con un mono ratoncito?
Menolly sonrió, mostrando sus blancos colmillos a Chase.
- Eso significa que, Johnson. Y teniendo en cuenta la posibilidad de fracasar, creo que me disculpo.
- ¿Por qué a mí? Eres tan culpable.
- Oh, ¡por todos los dioses! ¿Ustedes dos no pueden estar en la misma sala durante cinco minutos sin una pelea?
Sorprendida, Dalila intentó poner su garra hasta mi hombro, resultando un par de rayas profundas, pero yo le acarició el cuello, calmándola.
- ¿Puedes dejar las disputas por una noche, por favor?
Me quedé mirando fijamente a Chase.
Dejó escapar un largo suspiro.
- Está bien, lo siento. Voy a jugar bonito.
Menolly sacudió la cabeza.
- Como de costumbre, Camille, eres la voz de la razón.
Ella amablemente le tendió la mano a Chase.
- Voy a retirar mis colmillos.
Se inclinó hacia Dalila y agregó,
- Dalila, mi dulce miel, tú no tienes de que preocuparte, yo no voy a tomar un cóctel de Chase para la cena.
Chase tamborileó los dedos sobre la mesa.
- Tal vez no es de mi incumbencia, pero si Dalila nació un Hombre tigre, ¿tú naciste vampiro? -preguntó en voz baja.- Nadie me explicó sus orígenes, aparte del hecho de que eres mitad humano y también tus hermanas. Infierno, hasta hace unos años, yo ni siquiera sabía que los vampiros realmente existían. Brujas o werecats bien,- añadió con una sonrisa.
Miré a Menolly. Ella se encogió de hombros y se dirigió a la cocina.
- Respóndele, dijo en su salida.
Chase esperó hasta que estuvo fuera de la habitación. ¿Tema delicado?, preguntó.
- Se podría decir eso. Nadie nace vampiro. Tienes que ser uno, y casi cualquiera puede ser cambiado. Menolly fue una gran acróbata, que podía subir sin esfuerzo. La mayoría del tiempo. Poco después se unió a la Oficina de Auditoría Interna, se le asignó para espiar al clan de la Sangre Elwing, un grupo de vampiros renegados que se niegan a jugar con las reglas de Otro Mundo. Donde se refugiaban un vampiro mayor que iba a ser deportado a los reinos subterráneos. El grupo de Elwing siempre ha sido un problema, sino para darle un mal nombre a todos los vampiros.
Chase alzó las cejas.
- ¿No son todos los vampiros malos?
- Ellos tienen su lugar en el esquema de las cosas. Tú te sorprenderías de cuántos ya estaban aquí en Earthside. Pero, como he dicho, el clan de la Sangre Elwing no sigue las reglas del juego. Menolly estaba recogiendo información sobre como era su capacidad para subir paredes de un cortocircuito, la mitad de los problemas humanos. Se quitó de la pared, y el clan la atrapó. Cuando se enteraron de que ella trabajaba para la Agencia, no fue fácil para ella. – Malo, ¿eh?
- Malo fue poco. Las técnicas que utilizan pueden romper la psique y el cuerpo. Después de torturarla, la convirtió en un vampiro.
Cerré los ojos, recordando la mañana que había venido tropezando al hogar, el cuerpo destrozado, su alma ya no es suya. Ella se dirigió hacia mí, y luego corrió a su habitación y cerró la puerta, gritando para que consiga ayuda. Ese fue el último sonido que hizo durante semanas. Le tomó a la Oficina de Auditoría Interna meses para restablecer su salud mental.
- Oh Jesús, es desagradable.
- Sí, lo era. Las cicatrices que dejaron en su cuerpo estarán allí para siempre. Estoy esperando para ayudar a aliviar las cicatrices en su corazón.
- ¿Y la Oficina de Auditoría Interna piensa que se quede así? - Es una larga historia, le dije, suspirando.- Algún día te contaré el resto. Ahora mismo, estoy tratando de ayudarle a ajustarse. Para divertirse a pesar de que ella es... bueno... muerta.
- ¿No quieres decir no-muertos?-Preguntó Chase.
Me sonrió.
- Las definiciones son una pendiente resbaladiza.
Después de otra pausa incómoda, Menolly regresó de la cocina. Se paseaba por el comedor, las botas de staccato golpeaba contra la madera.
- Este es el trato. Sé que me informó de todo lo que parecía fuera de lugar. Si hay un hombre en el interior, entonces es condenadamente bueno en la clandestinidad. Huelo los muertos vivientes, como tú puede oler un coño.
Chase parpadeó.
Ella resopló.
- Oh, no me des esa mirada inocente. Has estado husmeando en alojamiento de Camille desde que llegamos. No me importa lo que estás pensando, siempre y cuando no me toquen. Ella no te quiero, y cuanto antes lo aceptes, mejor. Mi punto es, que pueda descubrir muertos vivientes. También puede que detecte a algunos demonios, aunque estoy en aprendizaje allí.
Ella se inclinó sobre su hombro y le hizo cosquillas en el cuello con su pelo.
- Reconozco los muertos vivientes, porque yo soy uno de ellos. Su mano se posó en su hombro, las uñas cavando en muy suavemente, Chase se puso pálido.
- Sí, entiendo.
Menolly le sopló en la oreja, haciéndole cosquillas con la lengua antes de dar una sonrisa oscura. Chase logró mirar con tanto miedo y encendido al mismo tiempo.
- Bien.
Se dirigió lentamente a su silla.
- Lo que estoy tratando de decir es que soy el único miembro de la oooh espeluznante fijada en este viaje. No hay otro no-muerto allí. Y si el asesino es un demonio, ya sea desde los reinos subterráneos o de algún otro lugar que tiene que ser una de las carreras que no han aprendido a leer. La mayoría de estos son mayores Demonkin.
Otra pausa incómoda, y el ronroneo de Dalila se detuvo. Torció su nariz, sus bigotes de cepillo rozaron mi mano, y su piel se empezó a erizar. Rápidamente me dejé caer en el piso al lado de mi silla, antes de que recrear la repetición de un accidente. El aire brillaba y Dalila estaba allí, parpadeando.
- Lo siento, dijo, estirando el cuello. Con un lamer rápido de su mano, ella dijo:
-No quise hacer eso.
- No te disculpes, dije.- Menolly sabe asustar mejor asustar.
Menolly sonrió y miró hacia el techo.
Toqué mi copa con una cuchara.
- Atención, ahora que la excitación se fue, ¿podemos volver al trabajo?
Miré hacia arriba para encontrar a Chase mirando a Dalila, sus ojos oscuros e ilegibles. Apuntando hacia su cuaderno de notas, le dije:
- ¿Qué más tienes para nosotros?
Abrió la carpeta.
- Hay una que otra cosa. La persona con la que estaba hablando en la Oficina de Auditoría Interna dejó su puesto por un momento, y alguien tomó su lugar. Guy negro de piel y pelo de plata, amigo de aspecto peligroso. Me dio un mensaje dirigido a ti específicamente, Camille.
Chase tragó.
- Dijo que me toque las pelotas, si no lo entendía.
La expresión de su cara no tenía precio, pero no podía ni siquiera sacar a luz una sonrisa. Mi pulso comenzó a acelerarse, y una ráfaga de imágenes pasaron por mi mente, oscura y pasional. Mierda. Yo sabía exactamente de qué Chase estaba hablando.
- ¿Trillian trabaja para la Oficina de Auditoría Interna? Eso no es posible. No lo contrataran.
Miré a Menolly y Dalila, las dos con el ceño fruncido.
Chase me miró, con una mueca en su rostro.
- ¿Sabes quién es este tipo? Sin esperar respuesta, continuó.- Él dijo, y cito textualmente: “Se rumorea que algo grande está pasando en los bajos fondos. Hay un nuevo gobernante, y es mucho más ambicioso que el Beasttägger. No cuenten con la ayuda de casa”.
La piel de mis brazos se erizaba.
- Lo último que supe, era que el Beasttägger estaba a cargo. Impulsados a expensas de una vida superior, por lo que el Beasttägger probablemente susurró la bienvenida a la punta del cuchillo de un asesino. ¿Trillian dijo algo más?
Por un lado, le pediría que me hubiera enviado una nota personal. Por otra parte, un paso más cerca de esa oscuridad, una piscina turbia de la que apenas había conseguido salir, entrar sería meterse en problemas.
Recostado en su silla, Chase se metió las manos en los bolsillos.
- Sí.- Él dijo,- Dile a Camille que Shadow Wing está a cargo ahora. Y está en pie de guerra. ¿Eso significa algo para ti?
Menolly hizo respiración profunda, y Dalila dejó escapar un poco de "Oh" de miedo. Volví a Chase la mirada.
- ¿Shadow Wing? ¿Está seguro?
Él asintió.
- ¿Qué pasa? Parece que has visto un fantasma.
Él hizo una mueca.
- Huelga. Probablemente el mejor amigo que uno pueda tener.
Me hundí en mi silla, todos los pensamientos de Trillian empezaron a salir. El nombre de Shadow Wing era bien conocido en todo Otro Mundo. Un poderoso señor demonio, que había subido en el escalafón en los bajos fondos con una crueldad que desafiaba la comprensión. Nada se interponía en su camino. Fue tras lo que quería, y nunca ha fallado. Su nombre era temido en OW durante cientos de años, aun desde la distancia.
De acuerdo con todo lo que había oído hablar de él, Shadow Wing dejó muy claro que pensaba que la humanidad debería ser arrasada. Padre nos había dicho que la Oficina de Auditoría Interna ha estado pidiendo a la Corte y a la Corona de prestar atención a la creciente inquietud por años, pero la reina estaba demasiado absorta a la atención de sus sueños de opio. Ahora, con la Shadow Wing en el poder, tanto la Tierra y el Otro mundo estaban en riesgo.
- Estoy pensando que la Oficina de Auditoría Interna no puede desear considerar siquiera la posibilidad, pero ¿crees que hay una posibilidad de que la muerte de Bolas podría tener algo que ver con lo de Shadow Wing?
Miré a mis hermanas, haciendo una mueca.
- Oh mierda,- Menolly se desplomó en su silla.- Eso es lo último que necesitaba pensar.
Dalila parpadeó.
- ¿Tal vez estamos exagerando? ¿Tal vez es sólo un ataque al azar por algún demonio idiota que se vio atrapado en Earthside?
Me le quedé mirando.
- ¿Tú escuchaste el mensaje que envió Trillian?
Ella se encogió de hombros.
- Viene de Trillian. ¿Qué puedo decir?
Me dejé caer. Ninguna de mis hermanas le gustaba mi ex, pero una voz interior me susurró al oído que esto es la punta del iceberg, mirando a un enemigo mucho mayor que cualquier cosa que la Oficina de Auditoría Interna ha enfrentado jamás.
Después de escoltar a un tenue Chase por la puerta, nos sentamos alrededor de la mesa, reflexionando acerca de la situación. Con Shadow Wing a la cabeza de los reinos subterráneos, nuestro trabajo ha dado un giro peligroso para él. Por no hablar de que tenía un interés personal en el asunto. Trillian Svartans estaba de vuelta, y él me había elegido. ¿Cómo se había conectado con la Oficina de Auditoría Interna? No aceptaron Svartans en su servicio, al igual que mi familia no lo había aceptado.
Mi estómago rugía y, con hambre, eché hacia atrás la silla, fui a la nevera y saqué una barra de pan de grano entero, un paquete de pechugas de pollo en rebanadas, rodajas de queso suizo, y un plato de tomates. Dalila se animó cuando se fijo en mi sándwiches y le entregó uno.
- Por lo tanto, tenemos que tomar ciertas decisiones,- le dije, sentándome de nuevo en mi silla.- Yo sé que el asesino de Bolas fue bueno o ha tenido contacto cercano con un demonio. Esa cuerda está impregnada con su olor.
Menolly estrechó sus ojos.
- La pregunta es, ¿Shadow Wing tiene una mano en esto, o es el demonio un pícaro? ¿Y hay mortales que participaron? ¿Humanos, inmortales, alguien descontento con el status quo?
- Cualquier verificación en el nuevo viajero de las últimas noches, sin embargo ¿es poco probable que sea un sospechoso? ¿Tal vez un cambiaformas?
Ella frunció el ceño, hundiendo las garras sobre la mesa.
- Unos pocos, pero todos enviados como procedentes de Otro Mundo. Por supuesto, eso no quiere decir que están en el sube y sube. Hay algunos personajes sospechosos de vuelta a casa.
Yo asentí. Si bien el reino subterráneo era el hogar de las bestias más grandes y malvadas, que OW ha tenido su parte de insatisfechos, y no todos ellos encajan con el estereotipo.
- ¿Bolas tiene amigos aquí?, Le pregunté.
Menolly resopló.
- Era popular con las mujeres. Él fue colgado como un caballo y al parecer las mujeres FBH lo amaban. Sé que es un hecho de que pasara mucho tiempo saliendo con una mujer en particular. Su nombre es...- dame un minuto, dijo, pensando.- Oh, sí, Louise. Louise Jenkins.
- ¿Sabes dónde vive?, Le pregunté.
- No es una pista.
Menolly sacudió la cabeza.
- Bueno, aquí está el plan. Dalila, tú eres la detective. Averigua lo que puedas acerca de esta mujer Jenkins. Donde vive, que quien ella sale, si se le vio con Bolas en cualquier momento en el último día o menos. Cualquier cosa que por remota que parezca puede ser importante.
Dalila sonrió. A veces pienso que quería jugar al trabajo de detective encubierto, que le encantaba su trabajo real más que trabajar para la Oficina de Auditoría Interna.
- Lo haré, jefe.
Menolly me miró expectante.
- ¿Qué debo hacer?
- Hay un montón de pandilleros y vagabundos que frecuentan los callejones alrededor de la barra. Creo que deberías hacerles una visita esta noche y ver lo que puedes encontrar.
Le di una larga mirada. Ella sabía lo que quería decir.
Una lenta sonrisa brilló en su cara.
- Tengo hambre,- dijo en voz baja.
- Toma solamente lo que necesitas para saciar tu sed, le advertí.- Limpia la memoria de los otros. No queremos dejar un montón de cuerpos alrededor de una escena de asesinato reciente, y no queremos a Chase en nuestra espalda.
Ella asintió, riendo, y las bolas de marfil de sus trenzas sonaban como huesos de baile.
- ¿Y tú? ¿Qué vas a hacer?
Cerré los ojos.
- Lo único que puedo pensar. Voy a hacer una visita a la abuela Coyote.
Menolly y Dalila me miraron, con la boca abierta, pero detuve cualquiera de las protestas con una mano levantada.
- Yo sé, lo sé, las brujas del destino son peligrosos, pero no tenemos otra opción. Coyote abuela puede ser capaz de decirnos si la muerte de Bolas está conectada con Shadow Wing.
Menolly se puso de pie.
- Si voy a cazar, es mejor que estar lista.
- No tan rápido.- La detuve.- Espera hasta después de la medianoche, cuando ya no habrá tanta gente por ahí. Además, me hiciste una promesa, y yo me estoy sosteniendo a ella.
Ella miró, me miró fijamente por un momento y luego se volvió a Dalila.
- Hey, gatita, ¿sabes cuál es el proyecto que tiene Camille para mí?
Dalila la tiene muy ocupada, el estudio de sus uñas.
- Necesito una manicura. Mis uñas están creciendo muy rápido de nuevo.
Ella empezó a silbar. Menolly se aclaró la garganta.
- Te he hecho una pregunta.
- ¡Y no he contestado!- Dalila dijo, saltando de la silla.
- No me culpes, Menolly de todos modos ¡es idea de Camille! - ¡Traidora!
Grité después de ella, riendo mientras corría por las escaleras. Miré a Menolly, que me estaba dando una larga mirada.
- Ponte el abrigo y vámonos.
- Yo no necesito un abrigo. No siento frío, dijo secamente.
- Pero te puedes mojar, y estás emergiendo ahora.
Me metí en mi abrigo de ópera y recogió las llaves. Menolly silencia me siguió hasta el coche. Cuando empecé el encendido, metió un CD en la ranura y salimos a navegar por el camino de las melodías de llanto de Godsmack. Nuestro destino era el sótano de una antigua escuela que se volvió el centro de la comunidad. Piel de gallina ondulada a lo largo de mis brazos mientras bajábamos las escaleras, y una vez más Menolly me susurró al oído:
- ¿Qué es esto? ¿Adónde me llevas?
Era la centésima vez que lo preguntó desde que salimos de la casa.
- ¿Quieres callarte hasta que lleguemos allí?
Yo sabía que iba a ser molesto.
- Ya verás muy pronto. Por favor, ¿de acuerdo con esto? ¿Para mí?
Ella dejó escapar un suspiro.
- Está bien, está bien. Me debes una grande.
- Y sé que no se te olvidará.
Me mostró su sonrisa, y ella puso los ojos. Cuando llegamos a la final de la escalera, nos encontramos un conjunto de puertas de doble cara. En la puerta había un cartel, y en la penumbra, decía Inc. Reunión, 10:00 p.m.
- Mejor que no ser lo que yo creo que es.
Empezó a decir cuando abrí las puertas. Entramos en la habitación, y con una rápida mirada alrededor, Menolly dejó escapar un gemido.
- Mierda santa. Camille, ¿qué diablos estaba pensando?
- ¿Puedes dejar de quejarte y darle una oportunidad? Dije.
- "Ahora, encontremos un lugar para que nos sentemos. Y asegúrate de que nos sentemos juntas. No me siento segura aquí sin ti a mi lado.
- Te lo mereces,- murmuró.
Pero luego me agarró del brazo y miró a su alrededor.
- Hay dos asientos en la tercera fila. Más te vale sentarte al lado del pasillo. Eres carne de primera en esta reunión, ¿sabes?
Yo sabía que ella tenía razón, pero también sabía que ella nunca hubiera venido por su cuenta si sólo se lo hubiera dicho.
La habitación era de unos treinta metros, con cuatro filas de sillas frente a un atril cubierto con un paño de color rojo sangre.
Una mesa plegable a un lado lo que parecía que tenía botellas de sangre caliente. Había un plato de galletas y café para los miembros de la familia. El sótano no tenía ventanas, y una salida de emergencia que llega a la acera, probablemente una buena idea, considerando la naturaleza de la reunión.
Los otros invitados estaban por toda la habitación. Unos pocos flotaban cerca del techo, mirando casi en trance. Todo el mundo era tan pálido como los huesos. Algunos estaban sucios y enmarañados y olían mal podrían darse un buen baño. Otros fueron meticulosamente limpios.
Una mujer con el pelo de color plata y una figura impactante a morir, vestía de negro de Yves Saint Laurent Rive Gauche y bailarinas de Chanel con cintas trenzadas por sus piernas. Se veía impresionante, más aún debido al carmesí brillante de sus labios y uñas, que contrastaba con su tez pálida. Yo parpadeé. Eso fue como Sassy Branson, el solitario socialista mencionado en Seattle el mes pasado en la revista. He leído varias revistas locales para mantenerme informada con la ciudad y reconocí su foto de un artículo hace unos meses acerca de recaudar grandes fondos de caridad. ¿Así que Sassy era un vampiro? ¿Quién hubiera adivinado?
Un par de otros vampiros en la sala me miraban con evidente interés, sus aletas de la nariz se abrían, pero cuando Menolly puso su brazo alrededor de mí, mantuvieron su distancia. Uno de ellos, un hombre de aspecto chiflado con una cola de caballo y una barba de pelusa fina que le cubre el mentón, estaba vestido con un T-shirt Microsoft y un par de jeans agujereados. Poco a poco captó mi mirada y levantó la botella como en señal de saludo. Tragué y apreté más a Menolly.
- Tal vez esto no fue una idea tan buena
Ella resopló.
- ¿Tú crees? Pero ahora estamos aquí, ¿por qué no quedarse por un rato y ver lo que sucede?
Sus ojos se iluminaron, y tuve la sensación de que estaba disfrutando verme asustada.
Me aclaré la garganta.
- ¿Soy el único vivo aquí?
De alguna manera lo que yo esperaba era más apoyo de la familia. - No dejes que te molesten, dijo una voz desde detrás de nosotros.- Los Miembros tienen prohibido beber de los demás invitados, mientras estén en los locales. Será lo suficientemente seguro, al menos en el cuerpo. Nosotros no controlamos las fantasías de nuestros participantes.
Me volví. El hombre que había hablado era de estatura mediana, con cabello teñido de rubio. Llevaba una chaqueta de tweed con parches de cuero en los codos, un par de jeans, y gafas de montura de plástico cuadradas. Antes de que pudiera alejarse, le espeté:
- No sabía que los vampiros necesitaban usar anteojos.
- La fuerza de la costumbre,- dijo.- El vidrio es puramente para la demostración. Parece que no puedo acostumbrarme a estar sin ellos. Todavía es algo familiar para el recién nacido. De hecho, yo soy el que inició este grupo.
Su mirada se posó sobre Menolly, poco a poco.
- Si no te importa que lo diga así, eres impresionante.
Le miré sorprendida, y yo sabía lo que pasaba por su cabeza. Los seres humanos encuentran irresistibles los a vampiros, pero es el encanto no-muertos que lo hace. Para una vampiresa hacer comentarios sobre su belleza era otra cosa.
- Gracias,- dijo lentamente.- Soy Menolly. Esta es mi hermana, Camille.
Él asintió.
- Y son parte hada, si no estoy perdiendo mis dotes. Estamos a punto de empezar, así que por favor tomen asiento, señoras.
A medida que nos dirigimos a nuestras sillas, Menolly estaba tranquila. Yo esperaba que hiciera algún comentario malicioso sobre el sórdido futuro de los miembros de la audiencia, pero parecía preocupada.
El vampiro que había estado hablando con nostras subió al podio y miró a lo largo de la veintena de miembros de la audiencia.
- Bienvenidos, hijos de la noche y sus invitados, a la reunión semanal regular de Vampiros Anónimos. Para aquellos que son nuevos, permítanme explicar por qué estamos aquí.
Menolly se retorció en su asiento, mirando a su alrededor. Nadie más parecía fuera de lugar, por lo que probablemente eran sólo los novatos.
- Somos un grupo de vampiros transformados recientemente, junto con los familiares de apoyo que son todos los que se enfrentan a la dificultad inherente a la adaptación a una nueva forma de vida. O la muerte, si lo prefieren. Solía ser un psiquiatra antes de que uno de mis clientes decidiera que sería mejor como un vampiro. Ahora yo aconsejo a mis compañeros. Voy a empezar las presentaciones.
Uno levantó la mano y saludó.
- Hola, soy Wade, y he sido un vampiro durante cinco años.
El público respondió al unísono con un rotundo
- ¡Hola, Wade!
Menolly parpadeó y pude ver su lucha contra una sonrisa. El entusiasmo en la sala, que había sido tan poco antes de que comenzara la reunión, ahora resonaba en las paredes, ya que cada persona-vampiro-dio su nombre y el discurso habitual, y en cambio se reunió con una calurosa bienvenida.
Cuando el round-robin llegó a Menolly, ella me cogió la mano y me pidió un por favor, no me obligues a hacer esto.
Wade debe haber notado su reticencia porque gritó:
- Por favor, no estés nerviosa. Sé que esto puede hacerte sentir tonta al principio, pero es un alivio tener un lugar donde podemos discutir lo que es estar muertos. Estas reuniones semanales están abiertas tanto a los vampiros y sus familiares vivos. Tenemos también una vampiresa privada sólo se reúne cada dos semanas durante los debates de carácter más personal.
Poco a poco, Menolly soltó mi mano. Se puso de pie, mirando como si preferiría estar en cualquier otro lugar, pero no aquí, y en una voz clara, dijo:
- Hola. Soy Menolly. Soy mitad hada, mitad humano, y he sido un vampiro durante doce años en Earthside.
Como ella se sentó de nuevo, todo el mundo gritó:
- ¡Hola, Menolly! y la sonrisa se arrastró por su cara.
En el momento que la reunión había terminado, los vampiros están haciendo todo lo posible por ser civilizados y no me miran como si yo fuera un Big Mac con papas fritas. Menolly intercambió algunos números de teléfonos. Sassy Branson, la del vestido de la Rive Gauche, parecía especialmente atenta. Ella todavía mantiene bastante de su humanidad para poder adoptarse en nuestro encanto inmortal, y nos encontramos Dalila y yo incluidas como invitadas a su fiesta anual de cóctel a principios de diciembre. Se me ocurrió que sería un golpe de estado social definido por ella, aunque sí nos advierten dejar de mencionar que tanto ella como Menolly eran vampiros.
- Mis amigos no lo han descubierto todavía, y me gustaría mantenerlo así, dijo, una mirada inteligente en su rostro.- Simplemente pensé por un rato que estaba enferma, y jugar hasta mis excentricidades mantenerlos a la expectativa.
- Era encontrarlo encantador, chicas. Camille, eres una buena hermana por ayudar a Menolly en la reunión.
Wade también se aseguró de conseguir nuestro número, y Menolly parecía muy feliz de dálleselo. De camino a casa, me miró.
- ¿Estás enojada conmigo para llevarte allí?
Miró por la ventana.
- Al principio lo estaba, pero ahora ... supongo que no.
Ella se encogió de hombros.
- Tal vez tengas razón. Tal vez sea bueno para mí saber de otros vampiros que no parecen empeñados en jugar en ser grandes, oscuros, y feos como la mayoría de los nuevos en OW. Sassy seguro no se viste así abajo.
Y con eso, yo sabía que había sido perdonada.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 12:58 pm

Capítulo 4


En el momento en que llegamos a casa, fue cerca de las once y media. Dalila se asomaba de la sala.
- ¿Es seguro salir?, dijo.
Menolly sonrió.
- No voy a morder, y Camille se encuentra todavía en una sola pieza, así que trae tu culo aquí, gatita.
Cuando Dalila se unió a nosotras, Menolly añadió:
- Me doy cuenta que no estabas allí para prestarme tu apoyo esta noche eterna.
Dalila dejó escapar una risa que era casi un ronroneo.
- Eterna es la palabra. Pensé quedarme en casa en una sola pieza para recoger lo que quedaba de Camille. Me alegro de que no estés alterada, sin embargo. La próxima vez si voy, y estar feliz de poder cumplir.
Encogiéndose de hombros, Menolly dijo:
- No estoy segura si voy a ir otra vez. Tal vez. Vamos a ver. Me voy abajo a cambiarme. Es hora de ir a cazar.
Ella nos sopló un beso y desapareció por el pasadizo secreto que conducía al sótano.
La vi pasar, sintiendo la sed de sangre que la rodeaba, el hambre de una fuerza palpable que irradiaba como una gema brillante en su centro. Se había llenado la sala en la reunión anterior, y fue fascinante, se sintieron los diferentes niveles de sed que rodaron por la habitación. Después de un momento, me volví a Dalila.
- ¿Encontraste algo acerca de la mujer Jenkins?
Se levantó y se estiró, su rostro una máscara de felicidad mientras estiraba su cuello y la espalda arqueada.
- No. Yo estaba viendo Sex and the City, pero voy a ir a trabajar ahora. Puedo navegar por la red en mi computadora portátil mientras me doy una siesta.
Mi hermana toma una siesta de vez en cuando al día en su oficina, como cualquier gato, que pasó parte de la noche en vela. Se había desarrollado una adicción a la televisión tarde en la noche, un reino que evitar a toda costa. Me encantaban las películas y nos habíamos atiborrado de ellos desde que cruzaron por primera vez a Earthside, pero Dalila tenía un gusto por lo morboso que se me escapaba, un curioso contraste a su naturaleza no combativa. Al menos por la noche generalmente dormía. Dalila le gustaba la compañía durante la madrugada, y había engatusado a Menolly a sentarse a ver más episodios de Jerry Springer de los que yo quería contar.
- Louise no debería ser demasiado difícil de rastrear. ¿Cuándo te vas a visitar a la abuela Coyote? - preguntó ella, con un estremecimiento.- Yo no te envidio, eso es seguro. Los elementales me asustan.
- Eres un gallina,- le dije con cariño.- Pero Te quiero de todos modos.
Miré hacia la noche ventosa. El viento azotaba las hojas de los árboles. Teníamos menos de una semana antes de la luna llena. Dalila sería inútil esa noche, Menolly estaría vagabundeando, y yo estaría en el cenit de mi poder y más que un poco loco.
- Mejor me voy ahora. Yo no creo que se cuelgue alrededor de los bosques durante el día, una posibilidad demasiado idiota, con un arma podría alcanzarla.
Dalila se estremeció.
- Mejor tú que yo. Ten cuidado, Camille. Otras personas merodean estos bosques también, y los seres humanos pueden ser tan peligrosos como los elementales. Hay un montón de hombres malos en el mundo.
Le di una larga mirada. Desde que llegamos a Earthside, el optimismo inquebrantable de Dalila había comenzado a agrietarse muy ligeramente.
- Tendré cuidado, lo prometo.
Le di un beso en la frente, antes de dirigirme hacia las escaleras. Un grito velado del viento me llamó la atención, y me detuve a mirar por la ventana a las hojas que crujían y se volvió a la tierra.
Ella siguió mi mirada.
- Hay un mal viento que sopla esta noche.
Cerré los ojos. Dalila tenía razón. El viento estaba lleno de polvo de cementerio y los pasos de los muertos vivientes. Como me dirigí a mi cuarto, pensé en los acontecimientos de la noche. Podríamos haber sido consideradas desechables antes, pero con la Shadow Wing que se avecina en la Oficina de Auditoría Interna se va a necesitar cada mano libre, aunque no se den cuenta todavía. Y nos conduce a la brigada.
Mi apartamento está en el tercer piso refleja mucho mi estado de ánimo. Cuatro habitaciones y un baño, se había convertido en mi santuario mágico, que incluía sólo el balcón de la casa. Con una mesa y una silla bajo un toldo impermeable, podía sentarme bajo la luz de las estrellas y recárgame a mí misma.
Como ya me quité mi ropa de trabajo, enmarcada por el frío de la noche, el cuerpo me dolía. La última vez que había tenido relaciones sexuales había sido de nuevo en Otro Mundo. Demasiado tiempo para mi gusto, pero nadie en Earthside había atrapado mi interés. De hecho, nadie me había tocado desde mi último encuentro con Trillian. Y ahora estaba avanzando lentamente de nuevo en mi vida, aunque sólo sea a través de un mensaje único.
Un Svartan, fue una de las hadas oscuras de Svartalfheim, una ciudad en los reinos subterráneos. Pero Trillian se había convertido a este lado y se trasladó a Otro Mundo. Nos encontramos bajo una luna oscura, una noche en que me sentía particularmente vulnerable, y desde el primer contacto, él me había dejado lastimada para nadie más. Trillian había robado mi corazón con tanta facilidad como había reclamado el cuerpo. Me dolió alejarme de él cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, pero una vez que hayas estado con un Svartan, no hay vuelta atrás.
Él me había perseguido durante meses, y finalmente terminó por llevarme algún tiempo fuera del trabajo, escondida en la casa protegida por mis hermanas hasta que me sentí lo suficientemente fuerte como para estar por mi cuenta. Pero, desde entonces, cada hombre no tenía nada en comparación, y todavía anhelaba la pasión con la que Trillian me había encadenado. Él era un niño malo y yo lo sabía, pero le he echado de menos.
Pasé los dedos por mi cuerpo, deteniéndose en mis senos, mis pezones se pusieron rígidos. Recuperé el aliento, me vi forzada a abandonar la mano. No tuve tiempo de disfrutar mi fantasía. Yo tenía trabajo que hacer.
Abrí mi armario y rebusqué hasta que encontré lo que estaba buscando para la falda larga color negro, una blusa de manga larga que me mantendría más caliente que un abrigo de piel y una capa de seda de araña, que llegó a mis rodillas. Todos vestían así en OW, tejida en la selva se deslizan con facilidad y protege del frío.
La dejé caer en la falda y el top, atada a un par de botines de cuero y miré en el espejo. Mi rostro era una pálida sombra que contrastaba con la capa, que me ofrece paso fácil a través del bosque, sin las trabas de la maleza que crecen en esta área. Y mis ojos violeta brillaban contra mi cabello negro y mi piel pálida. A veces estaban manchadas de plata, cuando yo había estado trabajando magia por un largo tiempo, o cuando caminaba por las sendas de Otro Mundo.
Con un suspiro, me hundí hasta el borde de la cama, con nostalgia. De la Tierra podría haber sido el mundo y la casa de mi madre, pero no era el mío. Y, sin embargo, no fue del Otro Mundo. Sabía que Dalila y Menolly sienten de la misma manera. Estábamos atrapadas entre mundos, atrapadas entre las razas, atrapadas entre dimensiones. Cuando éramos niñas, nuestros compañeros se burlaban de nosotros, llamándonos caminantes de viento seres que nunca se asentaron en un lugar, que no pertenecía a una tierra o un clan.
Cuando nos habíamos unido a la Oficina de Auditoría Interna, esperábamos que nos acercaría más a la gente de nuestro padre. Sin embargo, nuestra extrañeza sólo se había acentuado desde que Menolly había sido capturada y transformada. Y ahora... ahora no había vuelta atrás, incluso si quisiéramos.
Preparándome, me acerque a la puerta y salí corriendo hacia la noche.
Monté en mi Lexus, una sombra de color gris acero, oculta en la niebla que se levantaba y se retiró de la entrada, mirando a la luna, que estaba espiando a través de una ruptura en las nubes. Estábamos atadas, ella y yo, por los juramentos y los ensayos que había tomado durante mi iniciación. Siempre podía contar con la Madre Luna de velar por mí y que me llevara en un frenesí cuando fui completa y la caza estaba al acecho.
Coyote abuela vivía en el bosque a las afueras de Belles-faire. Había sido atraída a este lugar a causa de los portales, y se guardaba fuera de la jurisdicción de la Oficina de Auditoría Interna. Durante el día era una anciana de lectura de la suerte en una pequeña tienda oscura en el lado equivocado de la ciudad. Por la noche, va por su cuenta, porque la abuela Coyote fue una de las brujas del Destino. Ella no teje el destino, sino que simplemente lo ve desplegarse. A veces, por un precio, ella miraba los capítulos y leía lo que era más probable que ocurriese. Una vez que llegué a la orilla de la madera, salí del coche y cerré los ojos, dejando caer la cabeza hacia atrás para atrapar el viento.
- Muéstrame el camino, dije en voz baja, y las estrellas me escucharon desde detrás de la cubierta de nubes y escuché su respuesta. El sonido del canto se hizo eco en las profundidades de los cedros y abetos.
Me moví a través de los arbustos como un pez en el agua con las ramas deslizando fuera gracias al material de mi capa. Un hormigueo alrededor de los gruesos troncos de cedro y el abeto, trepó por una hoja, bloqueó mi camino, sostenida por una tela de araña colgaba entre dos árboles. El arácnido se posó en mi mano, y le di un golpecito y la envié a su camino, mirando como el tejedor orbe se encaramó a lo largo de uno de los demás hilos y comenzó hacer un nuevo tejido a su red. Al igual que todos los familiares de mi padre, pude ver en la oscuridad, tal vez no tan claramente como una completa sangre inmortal, pero lo suficiente para reconocer colores y formas con poca dificultad.
Después de unos minutos, el arándano y el helecho cedieron, y entré en el centro de un pequeño bosque, circular y cubierto de musgo y abierto al cielo. Hice una pausa, a tientas a través de la energía. Magia corrió espesa, la magia de los bosques antiguos y los señores oscuros y lleno de profundos secretos. Algunos FBHS la podían sentir. Algunas de las brujas y paganos humanos se habían congregado en mi tienda, con los ojos brillantes, porque lo que siempre creían se había hecho realidad.
Llegué a la punta, buscando, y luego la sentí. Coyote abuela. Ella me estaba viendo desde detrás de uno de los robles únicos que salpicaban la arboleda.
- Sal, sal, dondequiera que estés. Tengo preguntas y preocupaciones para ti, abuela. Nosotras te necesitamos, dije en voz baja.
En momentos la maleza en el otro lado del claro crujía, y apareció una anciana. Vestida con una larga túnica verde gris, se movió en silencio a mi lado. Tenía el cabello oculto bajo una capucha, pero mechones de pelos blancos asomaban por los bordes para enmarcar la cara, que estaba tan surcado de arrugas que era difícil imaginar que alguna vez había sido joven. Grietas en la hoja de ruta de la eternidad. Ella podría haber nacido vieja. Uno de los espíritus elementales, la abuela Coyote estaba obligada a la Tierra, pero sirve a todos los reinos. Vivió fuera del tiempo, inmortal. O tan inmortal como el planeta le ha permitido ser. Cuando la tierra mura, también lo haría ella. Ningún demonio podría matarla, ningún ser humano podía hacerle daño, nadie de Otro Mundo pondría encanto en ella. Fuera de su alcance, estaba en contacto con todo lo que deambuló por el planeta, cada evento que tuvo lugar en su superficie.
Ella me miró a los ojos, y me quedé quieta, lo que le permite sondear mi esencia. Coyote abuela podía hablar o no como ella hubiera querido, pero mi comportamiento sería determinarte de cuánto podría estar dispuesta a decirme.
- ¿Qué es lo que busca, hija de Y'Elestrial, y de la Tierra?
Y'Elestrial... mi patria en Otro Mundo. Me arrodillé, haciendo una reverencia.
- Muy bonito, dijo, con una voz pícara por encima de una carcajada.- Pero tú sabes tan bien como yo que las acciones pueden ser engañosas. Todos los buenos modales en el mundo no van a cubrir un alma vacía. Siéntate y déjame escuchar tu corazón.
Me levanté de mis rodillas y me senté a su lado, era uno de los beneficios extraordinarios, mientras se abrían las nubes y la luna gibosa quemaba a través de los árboles, sus rayos de plata iluminaba nuestros rostros.
- Estoy con la Oficina de Auditoría Interna, y estoy buscando respuestas a un asesinato, y un reciente cambio en el poder. Tenemos que saber qué está pasando. ¿Me ayudarás?
Coyote abuela me miró, su mirada me observó como ella veía cada átomo de mi cuerpo, cada pensamiento de mi alma. Sentí que estaba desnuda, atada, despatarrada a una piedra bajo la noche estrellada, abierta al control, cada defecto y la fuerza expuesta.
Después de un momento me indicó por señas a seguirla a la base de uno de los árboles cercanos. El tronco era enorme, lo suficientemente amplio como para acomodar a varios hombres, y cuando ella se acercó, una luz brillaba como una puerta formada. Ella agachó la cabeza, entró, y yo la seguí. En el tronco, se dirigió a lo largo de un sendero iluminado por luces danzantes y cubierto en ambos lados por la niebla y la sombra. Cerca del final, llegamos a una cueva en la que descansaba una pequeña mesa y dos sillas talladas en madera de roble. Los nudos y lazos titilaron cuando tomé la silla frente a ella. He tenido la incómoda sensación de que estaba sentada en el rostro de alguien, pero la rechacé. Ahora no era el momento para escoger asientos.
La abuela Coyote cantó algunas notas, y una vela saltó a la vida. En la mesa de roble descansaba una bola de cristal casi tan grande como mi cabeza. La abuela Coyote se acercó y le lanzó un suspiro largo y lento, la niebla de sus pulmones envolvió a la esfera como la niebla. Una chispa estalló en el centro del cristal, irradiando hacia fuera. Abrió una bolsa de terciopelo que colgaba de su cinturón y me lo ofreció.
- Vamos a ver lo que los huesos tienen que decir, dijo. - Elije tres.
Con cautela alcance la bolsa oscura, y mis dedos encontraron una superficie lisa que se sentía como el marfil pulido. La bolsa estaba llena de huesos de dedos de todas las diferentes razas y especies. Las ganas de devolver se quedaron atrapadas en la garganta, dejé que mis dedos se estrecharan en torno a tres de ellos antes de retirar mi mano.
- Coloca la primera sobre la mesa.
Abrí mi mano, y el primer hueso, largo y estrecho con dos dígitos grabado con símbolos que no podía leer, cayó sobre la mesa. La abuela Coyote miró por un momento y luego miró a la bola de cristal.
- Una gran sombra se presenta. Él tiene el propósito, la regla de los tres mundos. Nacido del fuego, su naturaleza es la codicia.
Ella volvió la cabeza hacia arriba, y aunque yo sabía que era inmune al miedo, me imaginé un temblor en su voz cuando dijo:
-Comedor de Almas. El encanto de las aves de los árboles, los peces del agua. Se une a los que no se unieron en una gran fuerza, y están enviando exploradores, mientras hablamos... a buscar...
Hizo una pausa y sacudió la cabeza.
- No estoy segura de lo que está buscando todavía.
Shadow Wing. Tenía que estar hablando de Shadow Wing. Devoradores de Almas fueron el mayor de los grandes males. Devoraban la esencia misma de sus enemigos, echando el alma en el olvido, ya que absorbe el poder de sus oponentes. Entre los de más alto nivel de demonios, devoradores e almas fueron raros, y generalmente se maneja el embrujo de su camino en posiciones de autoridad. Una vez allí, se volvió tirano, y lo que resultó siempre fue sangriento. Pero al momento que se dio cuenta de de los que hacían sus secuaces, de lo que estaba pasando, era demasiado tarde.
- El segundo hueso,- dijo la abuela Coyote.
Se me cayó el segundo hueso en frente de ella. Era un dedo de la mano de un brownie. Temblando, Moví la mano hacia atrás mientras ella levantaba el dedo y cerró los ojos.
- Hace mucho tiempo, los señores elementales se les dio la tutela sobre el sello del espíritu, que se divide en nueve partes, en forma de colgantes. Los Señores crecieron perezosos, y los sellos se habían perdido. Los mortales finalmente lo encontraron y tomaron posesión. Esto es lo que los exploradores buscan. Cuando encuentran las focas, que les llevarán a las profundidades donde se unieron de nuevo como uno, y el comedor de almas rasgará para abrir las puertas que separan los mundos.
¿Sellos Espíritu? Debía parecer confuso, porque ella hizo una pausa.
- ¿No sabes que los espíritus son los sellos?
Sacudí la cabeza.
- No, nunca he oído hablar de ellos.
- No lo enseñan en el sistema escolar, ya sea en OW o aquí, dijo, disgustada.- Pero eso no me sorprende. Cuando se trata de los mortales de cualquier tipo, se les olvida el pasado y repiten los errores.
Abuela Coyote miró como si estuviera debatiendo decirme más. Ella levantó una mano.
- Espera aquí, dijo, llegando a desaparecer en las sombras que rodeaban la mesa.
Lentamente abrí la mano y miré el hueso remanente. Fue el dedo de la mano de una mujer humana. Eso sí lo puede leer, pero más no podía ver. Empecé a ponerme de pie, con la intención de estirar, pero la silla envuelta tenía una rama alrededor de mi cintura, que me sostenía.
- ¡Hey! ¿Qué estás haciendo?
Yo me retorcía, tratando de liberarme, pero mis extremidades no me dejaban y me quedé enganchada en el sitio. Al parecer, no me permitía pasear. Por lo menos no estaba tratando de sentir que me levantaba. Me relajé, y la rama se relajó. Traté de volver a levantarme, y de nuevo me golpeó en el asiento.
- Vale, vale, tú ganas, murmuré.
En ese momento, la abuela Coyote volvió a aparecer.
- Estás atrapada, ¿verdad? No te preocupes. Yo simplemente no quiero extraños caminando por mi laberinto.
Esbozó una sonrisa, la primera que había visto de ella, y se encogió. Sus dientes eran de gran nitidez y brillantes de acero en la noche. Los colmillos de Menolly parecían dientes de leche en comparación con la boca de metal de la abuela Coyote. O bien no se dio cuenta o ella optó por ignorar mi respuesta, porque ella me tendió un libro.
- Puedes tener esto. Te enseñará la historia de los sellos de espíritu, al menos lo suficiente para que tú entiendas lo que está por venir.
Murmuré un agradecimiento y tomé el libro. La cubierta era hecha a mano de cuero de dragón repujado. Pasé los dedos sobre él, sintiendo el ruido sordo que aún emanaba de la piel. Yo no había oído hablar del asesinato de un dragón en un largo tiempo. El libro debe ser antiguo. Con mucho cuidado lo puse a un lado y tiré el tercer hueso en la tabla. Abuela Coyote lo tomó en sus dedos por un momento y luego sacudió la cabeza.
- Fuera, cerca de la Gran Madre Rainiero, se encuentra uno de los sellos. Es decir, si llegas antes de los exploradores comedores de almas.
- ¿Cómo es el sello? Le pregunté, pensando en el Monte Rainiero y cuán vasto el parque nacional.
Abuela Coyote resopló.
- Un talismán de la energía, un remolino de las almas. Busca el colgante alrededor del cuello de un hombre conocido como Tom Lane.
Sus ojos comenzaron a girar, y parpadeé contra su brillo caleidoscópico. ¿Un tutor, o un cómplice inconsciente de destino?
- ¿Es humano?
-Sí y no, pero eso es todo lo que voy a decir. Y ahora, la factura de mis servicios.
Me hizo una mueca. Ella tenía todo el derecho de exigir el pago. Sólo esperaba que no fuese algo que yo necesitara para vivir.
- ¿Qué quieres?
Ella me dio una sonrisa perezosa.
- Todavía tengo que recoger los huesos de los dedos de un demonio. Oh, sí, sonaba factible. Tosí.
- Yo no conozco a ningún demonio. Y yo sinceramente dudo que me dieran un hueso del dedo.
- Una predicción libre, querida. En los próximos años, habrá muchos demonios más de lo que nunca esperamos. Si sobrevives al ataque que ha venir, tendrás mucho para elegir. Tráeme tu favorito,- dijo.- Y si no, entonces uno de tus dedos estará bien.
Antes de que tuviera tiempo a replicar, me encontré de nuevo en el centro del claro de la arboleda, sola. Me di la vuelta, en busca de la abuela Coyote, pero ella había desaparecido, y yo no podía saber qué tipo de árbol era el suyo. Por un momento, me preguntaba si me había imaginado todo esto, pero cuando miré hacia abajo a mis pies, vi cuatro objetos: los tres huesos brillando a la luz de la luna y el libro. Las recogí y, sintiendo la necesidad de estar fuera de peligro lo antes posible, corrí entre los árboles, mirando a la luna sobre mi hombro. La Cazadora corría al viento de la noche, la caza de sólo unas pocas noches de distancia. Yo no podía darme el lujo de barrer en la caza primordial con este desastre que se cierne sobre nuestras cabezas, pero cuando la Madre Luna llama, yo contestaré.
En mi coche, le di un rápido vistazo al bosque. Por un momento, un centenar de ojos rojos se asomaron en la oscuridad, mirando en mi dirección. No necesito ningún indicio más, me senté en el asiento del conductor y me retiré a la carretera. Me dirigí a casa, me pregunté, en qué lugar del mundo tenía que encontrar un demonio dispuesto a desprenderse de su dedo índice. Porque yo estoy segura que no estaba dispuesta a renunciar a uno de los míos. La noche se desvanecía en el momento en que cerré la puerta detrás de mí. Me metí en la sala de estar, Dalila estaba sorprendente. Menolly sentada a su lado, al parecer de vuelta de la caza. Una mirada a la televisión me hizo estremecerse. - ¿Cita a Ciegas? Cariño, tienes que desarrollar cierto gusto. Tal vez deberías ver ¿PBS?
Dalila resopló mientras pescaban otra palomita de maíz de la bolsa de Fritos.
- ¿Ustedes y qué ejército? ¿Señora gran demonio malo?
Con una risa, Menolly eructó. Apagó la televisión, mirando saciada. Obviamente, se había alimentado bien. Dalila con gesto travieso, llegó agitando un paquete de papeles.
- He encontrado a Louise Jenkins ¿quieres hacerle una visita mañana?
- Espera un poco. Déjame salir de estas ropas en primer lugar, le dije, corriendo por las escaleras.
Me puse un camisón de raso, una vez más la bendición de los diseñadores de ropa de Earthside. Victoria's Secret fue mi campo de juego secreto. Mis pensamientos parpadeaban brevemente a Trillian. Le encantaba la seda y el satén. Suspirando, cepillé el pelo y me deslicé en un par de pantuflas de peluche. En el momento en que regresé a la sala de estar, los nudos de tensión de mi encuentro con la abuela Coyote esraban empezando a bajar, pero todavía me duelen los hombros como el infierno. Me dejé caer en el suelo delante de Menolly.
- ¿Me frotas el cuello? -Le pregunté.
Ella arrugó la nariz y sonrió. Me di cuenta de que sus colmillos se retiraron, pero tenía una mancha de sangre en el labio inferior. En silencio, me entregó un papel y se tocó la barbilla. Se limpió la boca.
- ¿Supongo que fue una buena noche?
- Muy bien, dijo, frotándome las tensiones de mis hombros. Sus dedos eran tan fuertes que se me ocurrió que podría convertirse en una masajista. Cancela eso. La imagen de su masaje en el cuello de un desconocido trajo los pensamientos de otros no tan buenos. Di marcha atrás la idea. Menolly tenía auto-control, pero incluso los mejores de nosotros podrían experimentar un momento de debilidad.
- He encontrado más de lo que pensaba, y ahora el mundo tiene un pervertido menos, dijo.- Estaba a punto de darle un corte a una prostituta que trabaja en el callejón alrededor de Bolas. Limpié la memoria después de que cuidé de ella de los posibles pretendientes. De hecho, le limpié la memoria y le dije que fuera a encontrar un buen trabajo como camarera. Cuando vuelva en sí, tal vez a ella deje las calles.
Menolly tenía una inclinación para el rastreo de empleos del mundo. Como habíamos estado aquí, que había salvado a la policía de una gran cantidad de gastos y problemas, incluso si no lo sabía.
Tomé la mano de Menolly y le dio un beso rápido.
- Buen trabajo, le dije.- Entonces, ¿qué te has enterado?
Sus ojos brillaban, de color carmesí, antes de desaparecer de nuevo al azul helado se habían vuelto gris, cuando ella murió.
- Hablé con uno de los hombres que duerme en una caja al lado del restaurante, no es el informante de Chase, pero era un amigo que estaba ebrio cuando Chase le entrevistó. Me dijo lo que se le olvidó decirle a Chase. Tres personas llegaron a toda velocidad por la puerta de atrás en las primeras horas de la mañana, arrastrando a Bolas con una cuerda. Lo dejaron en el callejón antes de huir. Mi marido estaba durmiendo detrás de una pila de cajas de cartón. Pero es malo. Grande, malas noticias.
Yo contuve la respiración.
- ¿Cómo?
- Un trío de demonios. De las descripciones, me di cuenta de lo que estamos viendo. Comenzando con un psicópata charlatán.
- Oh, bien, gemí.
Psicópatas Charlatanes eran reptiles, capaz de cambiar en el más hermoso de los mortales. Eran similares a los íncubos, pero nunca se preocuparon por tener relaciones sexuales con sus víctimas. Sólo les encanta una muerte violenta y sangrienta. Y eran estúpidos. Una verdadera estupidez.
- Se hace aún mejor, dijo con una sonrisa triste.- La segunda es una arpía, y eso es desagradable. Pero la tercera... estamos en peor situación de lo que pensábamos.
Sus aletas de la nariz, y sus colmillos extendidos sólo un poquito. Algo tenía mi hermana emocionada. Dalila dejó su libro, busca la tumba.
Mi espíritu se hundió. La abuela Coyote dijo que Shadow Wing había enviado exploradores a través de los portales, y parecía que había estado diciendo la verdad. Tal vez tenía más posibilidades de encontrar ese dedo demonio de lo que pensaba. - Está bien, voy a morder. ¿Quién es nuestro tercer hombre?
- ¿Recuerdas cuando padre nos habló de un demonio que había luchado en una de sus misiones de exploración? ¿El que mató al tío Therasin? Nos mostró la imagen del demonio en el espejo de cristal.
- ¡Oh infierno, le dije, mirando hacia atrás. Bad Ass Lucas.
Menolly asintió con fuerza, haciendo clic sus cuentas.
- Eso es correcto. Señoras, Bad Ass Lucas está en la ciudad. Cuando puse el libro y los huesos en la mesa de café, Menolly puso los ojos como platos. Dalila se inclinó para echar un vistazo.
- Está bien, permíteme añadir más leña al fuego, le dije.- Coyote abuela me dijo que Shadow Wing está enviando exploradores a través de los portales, de ahí nuestro trío encantador de malhechores. Trillian tenía razón: Shadow Wing está en movimiento. No sólo eso, sino que me enteré de qué tipo de demonio es realmente. Señoras, ahora tenemos un comedor de almas en el timón de los reinos subterráneos.
Todo muy tranquilo por el momento, entonces todos se desató el caos, como el estallido de una puerta abierta. En un desenfoque de movimiento, Dalila estaba de pie, sosteniendo una pistola en una mano, un cuchillo en la otra. Menolly silbaba y se elevó hasta el techo, los brazos abiertos para sumergirse en el ataque. Correr en el instinto, me llamó la Madre Luna, y la energía en mis manos, crujiente cuando me armé con los rayos de plata.
- Muestra que eres o eres hombre muerto, grité, con la esperanza de que mi nota para acceder, por mi falta de confianza.
- Con mucho gusto.
El ardor salió en espiral de la ondulación de la energía.
Bajé mis manos. Oh, demonios. No necesitaba esto no ahora. No siempre. Mi corazón empezó a latir con fuerza, y mis rodillas se volvieron de goma, Dalila bajó las armas y Menolly farfulló algo que no podía entender.
- Estoy imaginando cosas, dije, luché contra mi instinto de raza y quise lanzarme a los brazos de Trillian Svartan. Trillian encorvado, sus labios carnosos haciendo pucheros. Quería morder ahí mismo, pero logré contenerme.
- ¿Qué estás haciendo aquí?, Le pregunté.- ¿Quién te dijo que eras bienvenido en nuestra casa?
- Su padre me pidió comprobar que están bien y entregarles un mensaje. Ha decidido que ustedes necesitan a alguien fuera de la agencia para jugar de repartidor y guardaespaldas. Hay en aumento un mal viento, mi dulce, y tú y tus hermanas deben mantener derecho su camino.
Cuando entró de lleno en la luz, pude ver que Trillian no había cambiado desde que yo lo había visto por última vez. Era tan hermoso como siempre. Svartans la oscuridad primos de alma del mundo inmortal eran criaturas de la belleza. Con la piel del color de la obsidiana y el cabello que brillaba entre la plata y azul, tenía un carácter luminoso y radiante, sexo, poder y caos. Yo sabía muy bien cuán profunda era la belleza de este Svartan en particular. Lo había visto desnudo muchas veces. O muy pocas, dependiendo de cómo le mire. En cualquier caso, desde la parte superior de la cabeza a la punta de los dedos de los pies, Trillian es magnífico.
He tenido problemas para reunir el juicio mientras miraba fijamente a los ojos de mi pesadilla. Él sonrió, y pausadamente se acercó y envolvió su brazo alrededor de mi cintura, tirando de mí, apretándome contra él. Debería haber luchado. Con la otra mano me agarró del pelo, inclinando la cabeza hacia atrás como su lengua los labios entreabiertos, caí sin remedio en la lujuria de nuevo con él, me sacó el más profundo y oscuro beso que había tenido en mucho, mucho tiempo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:01 pm

Capítulo 5


El beso seguía y seguía. El terreno más difícil su cadera contra la mía, y yo podía sentir el aumento de deseo que había estado ausente en mi vida durante tanto tiempo. Dos segundos para rasgar mi ropa de dormir, me tropecé y empujé contra su pecho. Aflojó la mano, pero no la soltó, mirándome a la cara con unos ojos que me conocían muy bien.
- No deberías haberme dejado, dijo Trillian, con su voz áspera.
Me tragué el nudo en la garganta.
- Tú sabes que yo no tenía ninguna opción. Eres un Svartan.
Y eso lo decía todo.
Trillian, sin embargo, no estaba dispuesto a abandonar el asunto.
- Yo no fui el que dio el primer paso. Elegiste unirte a mí. Eres mía, no importa lo que pienses o diga o hagas.
Me mordí el labio, sangre salió. Se inclinó y apretó su boca contra la mía, chupó suavemente. Después de un momento, di un paso atrás, dejándome ir, y vacilé. Luchando por el control, Dalila sombríamente enfundó su cuchillo y enfundó su arma. Menolly desvío la palabra, sin apartar los ojos de encima de Trillian. Ni ella ni Dalila habían aprobado mi relación con él, pero no intervendría a menos que me pidiese ayuda. Por lo menos no abiertamente. Me limpié la boca, incapaz de romper mi mirada. Lo que yo sospechaba era cierto. Trillian todavía alabó que me delatara, un descubrimiento desconcertante, por decir lo menos. Ni siquiera estaba segura de que nunca le había gustado, pero me había quedado dura. Fue uno de esos niños morenos de oro que brillan con la promesa de noches y el vino embriagador de verano.
- ¿Camille? ¿Camille?
La voz de Dalila me devolvió al presente.
- Si padre le dijo a Trillian para jugar de mensajero, entonces algo debe estar mal drásticamente en casa.
Trillian dio otro paso en mi dirección, y me tambaleé hacia atrás, casi tropezando con la mesa de café en mi prisa para evitar las manos. Maldita sea. Lo último que quería era que se diera cuenta de que aún tenían control sobre mí, pero yo tenía la sensación de que era un secreto que no iba a poder mantener. Leyó mi expresión y se rió. No era un sonido agradable. - Estoy encantado de saber que no te has olvidado de mí, dijo.- Por lo menos no estoy solo en mi obsesión.
Moví la cabeza hacia arriba.
- ¿De qué estás hablando?
Se lamió los labios, y tuve que esforzarme para dejar de volar a él.
- Tú eres la única que voluntariamente se alejó de mí.
Así que eso es lo que pasaba, él no había tenido la oportunidad de aburrirse de mí. He tomado cada onza de auto-disciplina, tenía que hacer la pausa, y yo no estaba segura de poder hacerlo de nuevo.
Cuando él desapareció de repente, yo había pensado que iba a casa, a los reinos subterráneos.
- ¿Cuál es el mensaje de Padre?, y ¿por qué cree que necesitamos un guardaespaldas?
Si mantenía la conversación en pie neutral, tal vez yo estaría a salvo.
Trillian enderezó los hombros.
- Los negocios primero, entonces. Como debería ser en estos tiempos de incertidumbre....
Menolly eligió este momento para intervenir.
- Así que nos lo dices ya, Svartan.
Le dio una mirada larga y especulativa.
- Menolly, tú estás casi viva. ¿Están todos los murciélagos elegidos últimamente?
Ella susurró, y él sonrió.
Dalila interrumpió:
- ¡Basta, los dos! No tenemos tiempo para esto, y no tengo necesidad de cambiar ahora. Primero Chase, y ahora, Trillian. Menolly, ¿por qué odias a todo el mundo que esté interesado en Camille?
Trillian me dio una mirada de reojo, pero no dijo nada.
Menolly suspiró.
- No me gusta este corazón negro, por lo que no se imitan todos los ajustes conmigo, dijo.
Dalila comenzó a brillar, pero le agarré de la muñeca.
- ¡No te atrevas! Necesitamos que te aferres, cariño.
Miré a Menolly, que cedió.
- Gatita, cálmate, dijo.- No estoy enojada contigo, ¿vale?
Con un resoplido, Dalila volvió al sofá. Menolly se sentó a su lado, acariciando su mano. Hice un gesto a Trillian.
- Puedes también sentarte, le dije, manteniéndome fuera de su alcance.- ¿Por qué no primero explicas por qué nuestro padre te pidió que hicieras de mensajero. Sé exactamente lo que piensa de ti.
Trillian se deslizó en uno de los sillones y estiró sus largas piernas, cruzando los tobillos, se echó hacia atrás.
- La respuesta es bastante simple. Su padre pensó que mi llegada iría sin previo aviso. Yo no despertaría sospechas, porque no puedo ser un miembro de la Oficina de Auditoría Interna.- Se puso serio y se inclinó hacia adelante.- Oye, niña, hay un problema en Elestrial. Serios problemas. Tu padre quiere que ustedes sepan que la Oficina de Auditoría Interna no puede ser capaz de ofrecer mucho apoyo en el futuro cercano, aunque no lo digan. Oyó el informe de Johnson, así como la respuesta oficial.
- Entonces padre cree que nosotros…, le dije, aliviada.
Con nuestro padre de nuestro lado, tenemos más posibilidades de hacer frente a cualquiera que se dirija hacia nosotros.
- Tenemos más. Hemos confirmado que Shadow Wing se ha hecho cargo de los reinos subterráneos y está planeando un ataque a la Tierra y el Otro Mundo.
La cara de Trillian se ensombreció.
- Lo sé. Acabo de regresar de los Sub - Reinos, y he visto el caos que allí sucede. ¿Cómo sabes todo esto?
En silencio, se acercó a la mesa donde yo había dejado caer los huesos de los dedos y los recogió.
- Visité a la abuela coyote esta noche.
Trillian se estremeció.
- Las campanas del infierno, Camille. ¿Las Brujas de la suerte? Ya sabes que no eres nada si ensucias con eso alrededor. Estas visitas tienen un precio.
- Soy consciente de eso, dije, sintiendo el rollo de marfil suave bajo mis dedos.- Y le debo... bueno... ¿qué le debo?, no va a ser tan fácil de pagar, pero valió la pena. Ella me proporcionó valiosa información que aparentemente la Oficina de Auditoría Interna no sabe o no le importa.
Le evitaba los ojos.
- ¿Has oído hablar de los sellos espíritu, Trillian?
Él frunció el ceño, y luego asintió.
- Vagamente, cuando yo era un niño he oído cuentos sobre un tesoro maravilloso que podría obligar a los tres reinos de reunirse, ya sea en paz o en guerra. ¿Por qué? -preguntó, inclinándose hacia adelante.- ¿Has encontrado uno de ellos?
- No, pero Shadow Wing está en busca de ellos. Lo que quiere decir que los utilizan como una clave. Se pueden abrir las puertas con ellos y dejar pasar a su ejército en la Tierra. Para empeorar las cosas, él sabe dónde está el primero de ellos. Y ahora, igual que nosotros. Depende de nosotros encontrar y recuperar el sello antes que él.
Me llenaba tanto de lo que había aprendido. Al igual que todos Svartans, Trillian era bueno en ocultar sus emociones, pero me di cuenta que estaba sorprendido y preocupado.
Tomé el libro que la abuela Coyote me había dado y me dirigí al comedor. Los demás me siguieron, y nos reunimos alrededor de la mesa, volví a abrir las páginas. El texto estaba en una antigua escritura, pero podía leer con dificultad, lo suficiente para descifrar las bases de lo que estaba diciendo.
En la cuarta edad de nuestro mundo, surgió un gran líder en los reinos subterráneos de nombre Tagatty. Un señor demonio, unió los reinos inferiores y dirigió un gran ejército en la Tierra para combatir a los hombres del Norte, con nieve y con fuego. La guerra se extendió, amenazando con extenderse por las tierras, hasta que los dioses fueron a los Señores Elementales y pidieron ayuda.
Los Señores Elementales estuvieron de acuerdo para ayudar, a pesar de que las brujas del destino se negaron, declarando que sólo observan cómo la situación se desarrollaba. Juntos, los dioses y los elementales forjaron un sello de gran espíritu que separa los tres reinos y crearon los portales de los puntos de enlace limitado a través del cual los viajeros podían pasar de un mundo a otro.
Dalila frunció el ceño.
- Entonces, ¿qué pasó con el sello? ¿Cómo ha se perdido?
- ¿Cómo? Trillian preguntó.- Torpeza. Tienes que admitir, cuando se está frente a la eternidad, que está obligada a perder la pista de las cosas en el camino, y los elementales y los dioses tienden a ser distraído. Demasiado poder no es siempre una buena cosa. Mira la historia de la Tierra para demostrar: Hitler, Stalin, Vlad El bueno.
- Vlad no cuenta, era un vampiro haciéndose pasar por un mortal. Pero tienes razón, le dije, sin dejar de leer.
El sello del espíritu se divide en nueve piezas y se entregará a los Señores Elemental. La tutela de la mayoría de los portales se dio a la Guardia Des'Estar, fuera de los que salían de la Agencia de Inteligencia del OW miles de años más tarde.
Como eones pasados, los señores elementales crecieron descuidados. Las grandes guerras fueron olvidadas, y los nueve sellos se han perdido, sólo se encuentra por los mortales que, inconscientemente, se convirtió en sus anfitriones. Cualquiera que encuentre uno de los sellos espíritu puede desbloquear y usar sus secretos. Si todos los sellos se encuentran y una vez más son unidos, los portales se romperán, y los tres reinos vuelven a ser íntimamente ligados. Y no habrá suspensión de cualquiera que desee pasar entre los mundos.
Empujé el libro.
- Antes de la gran división, el OW, la Tierra y los reinos subterráneos se entremezclan libremente.
Menolly trazó un esquema sobre la mesa con el dedo.
- Entonces los Señores Elementales crearon los sellos como una forma de proteger OW y la Tierra durante la gran guerra, y dejaron los portales como el único medio real para cruzar entre mundos distintos puntos de nexo natural. Si Shadow Wing se apodera de los sellos, puede separarlos y permitir a sus ejércitos devastar la tierra.
Nos miramos unos a otros la devastación fue enorme. A menos que pudiera detenerlo, Shadow Wing podría diezmar la Tierra y al mismo tiempo de OW.
Los ejércitos de la Tierra no eran rival para una horda de demonios, mientras OW tenía un ejército, había pasado mucho tiempo desde que había oído ningún tipo de llamada a la batalla. Llevará tiempo para reunir fuerzas. Me aclaré la garganta.
- Hay nueve partes del sello. Por lo que sabemos, no tiene a ninguno de ellos. Gracias a la abuela Coyote, sabemos el nombre del hombre que posee la primera, y sabemos dónde encontrarlo. Trillian, tú tienes que volver a Padre, y hacerle saber lo que está pasando. Tal vez se pueda convencer a la Oficina de Auditoría Interna que esto es serio. Mientras tanto, vamos a buscar a Lane y furtivamente le mandaremos a Otherworld antes de Bad Ass Lucas descubra lo que está pasando.
- Si la abuela Coyote dijo lo que está sucediendo, ¿crees que ella podría decir a los demonios que te acercaste a ella si se lo pidieran? Dalila preguntó.
Menolly y Trillian me miraron, esperando, me di cuenta que me había convertido en el líder de nuestro pequeño grupo. Me encogió de hombros.
- No tengo idea. Nunca se sabe lo que el Brujas de destino harán o que podría decirles para equilibrar la situación, o quizá no. Infierno, incluso podría morder un dedo de Bad Ass Lucas. Esa es la deuda que tengo con ella, el hueso del dedo de la mano de un demonio para su colección.
Trillian tosió.
- Niza. Simple, pero efectivo.
- Sí, pero si no le pago, entonces mi dedo se perderá, por lo que creo que voy a hacer mi mejor esfuerzo para darle lo que ella quiere.
Me sonrió, y se echó a reír, su voz resonando en mi cuerpo.
- No pensé que era broma, le dije, Dalila lució pálida de sorpresa.
- ¿Qué pasa con los otros sellos? Menolly preguntó.- No deberíamos descubrir dónde están?
Me paré de la silla y me asomé a través de las cortinas de terciopelo que cerraban el comedor del mundo exterior.
Lluvia en cascada en el techo en forma de hojas, pero un rayo en el este me dijo que la mañana estaba cerca.
- Vamos a tratar con ellos uno a la vez. Eso es todo lo que podemos hacer. Eso, y mantener la esperanza. Menolly, es mejor dormir. El amanecer está en camino, y no quieres estar aquí al amanecer, incluso si nunca vemos el sol en este lugar olvidado de Dios.
- Lo siento, dijo.- Mi cuerpo se desacelera. Buenas noches, entonces, y me despertarás cuando sea seguro.
Ella levantó la mano a los labios y sopló un beso. Le dije a Trillian que esperara en la sala de estar, y después de se perdió de vista, Menolly se deslizó en silencio a la estantería que estaba contra la pared. Ella la abrió y en cuestión de segundos, había desaparecido en el sótano, la puerta secreta se cerró suavemente detrás de ella.
El teléfono sonó, llamé a Trillian de nuevo al comedor. Dalila contestó.
- No, lo siento, ella no está en el día... Sí, se lo diré. ¿Cuál era tu nombre?
Escribió un mensaje en el block de notas para el teléfono, luego dijo: Lo tengo. Bueno, ¡adiós!
- ¿Quién era?, Le pregunté.
- Un tipo llamado Wade. Dijo que quiere hablar con Menolly de algo con respecto a una fecha.
- Vaya usted a saber, le dije, sonriendo, cuando me dijo quién era.- Creo que tal vez Menolly acabará uniéndose a Vampiros Anónimos después de todo.
Dalila bostezó, sus ojos cansados.
- Bien por ella... pero, honestamente, tengo que ir a la cama. Ha pasado mucho tiempo desde mi última siesta. Buenas noches, dijo, subiendo por la escalera.
Podía sentir el mismo cansancio a través de mi cuerpo. Hemos estado trabajando toda la noche, y mi encuentro con la abuela Coyote me dejó agotada. Me volví a Trillian.
- Supongo que esto es un adiós por ahora. Padre te estará esperando. - Sí, quiero ir, susurró, su aliento caliente en mi oído mientras se ponía detrás de mí, rodeando mi cintura con su brazo.- Pero primero, dime por qué me dejaste, Camille. Tú no tienes prejuicios contra los de mi clase como el resto de tu familia. ¿Te lastimé?
Me mordió el labio, duro.
- No, pero tú lo harías. Eventualmente. Svartans siempre perjudicarán a aquellos que les gusta. Yo no quería estar cerca cuando tú te canses de mí. No quisiera ser dejada de lado como el almuerzo de ayer.
- Por eso me dejaste en primer lugar, antes de que pudiera dejarte.
Posó suavemente sus labios contra mi cuello, frotando dócilmente. Me estremeció.
- No hagas esto, Trillian. Si ponemos en marcha, no sé si puedo caminar de nuevo. Me enamoré de ti, y tú sabes lo que eso significa.
- ¿Entonces por qué irse? -susurró-. ¿Por qué irte cuando me amas? ¿Cuando tú sabías que yo aún te quería? Puedo sentir la llamada tu cuerpo. ¿Quieres, que esté dentro de ti, caliente y duro?. Déjame entrar te prometo, que no te arrepentirás.
Los recuerdos de nuestra relación quemaban, tanto en lo bueno y lo doloroso. Svartans no obligaban su corazón a una persona. Para cualquier persona, en realidad. Y mientras yo no estaba pidiendo o buscando una relación exclusiva, yo era adicta al poder de Trillian. Ser echada fuera de él era un pensamiento aterrador. Yo podía soportarlo con otros amantes, pero no podía soportar la idea de que él podría darme la espalda. Su galopada fue tan intensa que pasar una noche en los brazos de un Svartån es todo lo que anhelar, otro, y otro. Apenas podía imaginar que alguien más me tocara. No me atrevo a dejarlo de nuevo en mi vida ahora.
Me rompió, mirando a la puerta. Quería decirle que se vaya. Yo lo quería a él y terminar ahí. Por supuesto, podría mandarle a desnudarse, para mí, abrir las piernas para él, y yo tenía que obedecer. Yo era todavía esclava, y él lo sabía. Una parte de mí deseaba que fuera así, no sería mi culpa entonces.
Trillian frunció el ceño.
- Yo no te forzaré, dijo.- No tengo ningún deseo de forzar a ninguna mujer. Pero Camille, piensa en ello. ¿Recuerdas como era?
Cerré los ojos y vacilé. ¿Valdría la pena la preocupación y el miedo de nuevo? Abrí los ojos y le tendí la mano.
- ¡Cállate y ven arriba, y llévame hasta agitar las estrellas del cielo.
Arriba, Trillian me quitó mi vestido.
- Déjeme ver por primera vez. Ha pasado tanto tiempo.
Sus ojos brillaban con fuego frío, y yo sabía que no había vuelta atrás.
Él caminó lentamente a mí alrededor, sus dedos estaban casi tocándome, pero no del todo. Me estremeció. Sólo estar cerca de él me puso lujuriosa, y sentí rubor en mi cara. Mi glamur había cambiado, y yo sabía que tenía los ojos brillantes la plata de la luna se refleja a través de ellos y ha marcado mi sangre de hada encendida.
Cuando se reunió con el inmortal Svartan, la energía mágica se volvió un vórtice que la sangre humana de mi madre no podía evitar. El barrido familiar me sorprendió como la colisión de frente a nuestra naturaleza cerrada y comenzó su danza.
- Quítate la ropa, dijo, y no había duda de que no iba a obedecer. Dejé caer el albornoz en el suelo.
- Ahora el vestido, dijo, su mirada seguía clavada en mí.
Dejé deslizar los tirantes sobre mis hombros y el vestido se deslizó hasta el vestido, mis pechos comenzaron a doler. Yo contuve la respiración cuando Trillian se inclinó y me besó en el cuello, tan débil que apenas podía sentir sus labios. - ¿Qué quieres?, preguntó.
Mi voz temblaba cuando le contesté.
- Tómame. Monta tu lengua y los labios sobre mi cuerpo. Quiero verte desnudo de nuevo, para sentirte en mis manos.
Se quitó los pantalones y la camisa podrían haber venido de cualquier tienda de ropa masculina en la ciudad, mi mirada estaba fija en su rostro, su cuerpo. Su piel era como el cristal liso sedoso, brillante y negro. Él sin anudar la trenza que sujetaba su pelo cayó sobre su rostro en olas alrededor de los hombros, que lo envuelve en un espejo de la luz de la Madre Luna. Bajé la mirada y con voz entrecortada. Aunque yo lo había visto muchas veces desnudo antes, me había olvidado lo hermoso que era.
- No me hagas esperar. Por favor...
Yo me odiaba por la mendicidad, pero la atracción era demasiada. Ha pasado tanto tiempo desde que tuve un hombre, pero sobre todo desde que había probado el vino de la pasión de mi amante oscuro. Llenaron de lágrimas mis ojos y me preguntaba si iba a jugar conmigo, para burlarse de mí. Y entonces la luz de la luna entre las nubes bañó mi habitación, encubrimiento en sangre de plata de la Madre Luna. Su poder me fortaleció, y enderecé los hombros, con mi mirada para encontrarme con la de Trillian.
Su expresión me dijo todo lo que quería oír.
- Camille, dijo, más o menos, para llegar a mí. Di un paso atrás y se estiró, sintiendo cada músculo de mi cuerpo con lujuria y el crepitar de control.
- ¿Tú me quieres? dije, tendiéndole la mano para detenerlo.
Sus fosas nasales se encendieron, y al principio pensé que estaba enojado, pero el otro lado de su cama estaba vacía.
Después de nuestra cita, Trillian había regresado a OW a hablar con mi padre. Así que volví a bailar con el diablo. Pero la sonrisa en mi rostro era demasiado brillante para que el pensamiento saciara mi estado de ánimo bueno como yo miraba el reloj. Diez am Oh, demonios, ¡la tienda!
Me metí en una falda de gasa de ciruela que coqueteó con la parte superior de las rodillas y me puso un jersey de cachemira gris pálido. Para comprimir mi altura de la rodilla me puse botas de aguja, bajé corriendo las escaleras, a tientas arreglé mi pelo, la misión era acorralar a los rizos cayendo en una cola de caballo. Dalila me estaba esperando, ojos brillantes, con desayuno en la mesa.
- Estoy tan hambrienta.
Me senté en mi silla y me enganché con un trozo de tocino.
- Gracias. Se está haciendo tarde.
Dalila arrugó la nariz. Estaba vestida con un par de jeans y una camisa campesina mosaico en tonos de azul y marfil. Gruesas botas con suela de plataforma la elevaba a la altura de las nubes.
- Creo que debes llamar hoy a Iris. Tenemos que empezar a buscar a Tom Lane.
Esperaba encontrar alguna noticia de la Oficina de Auditoría Interna, cuando me desperté, pero no hubo mensajes de Chase o Trillian.
- Supongo que tienes razón. No tenemos un minuto que perder.
Cogí el teléfono y llamé a Iris.
- Hey, ¿puedes atender el taller hoy? Tenemos negocios con la Oficina de Auditoría Interna.
Iris anotó notas mientras caminaba, lo que necesitaba saber, a continuación, se comprometió a llamar y dejar un informe de la situación al final del día. Habla inglés perfecto, a pesar de que había pasado la mayor parte de su vida en Finlandia, donde sus familiares se han vinculado a una familia de seres humanos, que conviven en paz, la última generación de la familia había muerto.
Sin nadie para atender, Iris había firmado con la Oficina de Auditoría Interna, y había dejado Earthside, ya que ella sabía que muy bien como era el OW.
Dalila me detuvo en el desayuno, Dalila había escrito una lista de tareas mientras aplicaba el maquillaje. Limpié la sombra marrón, un esbozo de delineador negro líquido alrededor de los ojos, varias capas de rimel en las pestañas ya largas. Por último, los labios pintados con un color profundo.
- Eso está mejor, le dije, mirando en mi espejo de mano.- Estás fantástica esta mañana, dijo Dalila.- Ahora, ¿qué debemos hacer?
Ella sostuvo su lápiz en la mano.
- Bueno, tenemos que saber más acerca de Tom Lane, pero me temo que puede ser un nombre común por aquí.
- Es, dijo.- Ya lo miré arriba mientras te esperaba. Hay varios Tom Lanes en Seattle y sus alrededores. Y si realmente vive cerca de la montaña, tenemos que recordar que él no podría tener un teléfono.
Dalila puso mantequilla en otra pieza de pan tostado y la mordió. Ella tenía un apetito saludable y se desase en ella sin ningún problema.
- Tal vez algunos de los Fae locales han oído hablar de él y deben saber algo.
Con cautela lamí el sabor del tocino de mis dedos, teniendo cuidado de no estropear mi labial.
- Estás pensando en Tom y el sello podría haberse convertido en una ¿leyenda urbana?
- Hey, ¿qué pasa con Rina? Ella vive en Seattle, y si no recuerdo mal, fue un historiador de nuevo en OW.
Dalila dio un poco de emoción. Me di cuenta de que estaba orgullosa de sí misma.
- ¿Rina? ¿Quién es?
Y entonces me acordé. Unos años atrás, Rina un miembro de la Corte y de la Corona se había acostado con el Rey. Eso en sí mismo no era un delito. El problema era que había que pedir permiso a la primera Reina, y Lethesanar no era conocida por indulgencia hacia los ladrones de los tesoros reales ya sean piedras preciosas o consorte. Rina Lethesanar la había desterrado a la Tierra, le prohibía volver al Otro Mundo.
- Oh, me había olvidado de ella, le dije, Rina preguntándose qué había estado haciendo desde su espectacular salida de la Corte. Había sido testigo de Blowup, y me enseñó una lección valiosa acerca de "préstamo" de la propiedad de la familia real.
- ¿Sabes dónde está?
Dalila abrió su portátil y comenzó teclear, con los dedos con una velocidad que me hizo temblar. Ella había aprendido a escribir en el momento en que ella sabía que íbamos a Earthside, pero me gustaría pasar la oportunidad.
- Aquí está: consiguió un archivo de los expatriados que viven en Earthside. Hey, ella no vive lejos de la tienda. Dirige una tienda de antigüedades y la vida sobre él.
- ¿Es un miembro de la Oficina de Auditoría Interna? , Le pregunté. - No, Dalila dijo, sacudiendo la cabeza.- La Reina masticará una vaca si Rina se le da ningún tipo de estatus oficial. Rencores Lethesanar's son profundas.
Recogí mi bolso y las llaves.
- ¿Deberíamos ir a visitarla?
Dalila cerró su ordenador portátil y la guardó en su bolso.
- ¿Por qué no? Después, se puede podemos visitar a Louise Jenkins y hablar con ella. En el momento en que Menolly despierte esta noche, debemos tener más información para seguir adelante.
Ella me siguió hasta la puerta, mirándome de cerca.
- ¿Cómo estás esta mañana? Me doy cuenta de Trillian no estaba en el desayuno.
Era una pregunta, no una declaración.
Le enseñé una mirada oscura.
- No empieces conmigo, ¿sí? Se quedó por un tiempo, y sí, hemos tenido relaciones sexuales. Luego volvió a OW.
- ¡Oh Camille! Tú realmente le amas, ¿no? -preguntó ella, nosotros bajamos ruidosamente por las escaleras, la lluvia empapándonos antes de que pudiéramos llegar a mi coche. Le señalé la llave, apretó un botón, y las cerraduras se abrieron. La tecnología moderna no era tan mala como la magia, pensé. A veces, se superan.
A medida que me instalaba en el coche y me sujetaba el cinturón de seguridad, me sacudí la cabeza.
- Me encanta, sí, pero no me gusta. No tanto. Es un medicamento, Dalila. Es pasión y delirante y... Me detuve, sin saber cómo explicarlo.
- Y él te lleva a los lugares que nadie más puede, terminó para mí en voz baja.
Me miró.
- Sí, él lo hace. Lo hizo ayer por la noche. Yo no sé si quiero renunciar a eso.
Cuando entré a la carretera y me dirigí hacia el centro del distrito de Belles-Faire, Dalila parecía estar buscando las palabras. Después de un momento, dijo:
- Tal vez no es tan malo ser dependiente de alguien más. Te hizo feliz, Camille. Recuerdo cuando estaban juntos. No me gusta él, pero si lo amas, entonces yo te apoyo. Tú lo sabes.
Gotas de agua salpicaron contra el parabrisas, y puse los limpiadores a alta velocidad. La carretera que conduce desde nuestra casa hasta el centro del distrito de Belles-Faire está a través de un barrio residencial tras otro.
Casas más viejas se esconden detrás de cedros forrados en unidades amplias, imponente, pero con esas miradas erosionadas que hablaba de la pobreza gentil, quedando sin dinero de edad, las familias con cinco o seis niños que estaban tratando de ahorrar unos pocos dólares para salir de Seattle adecuadamente.
- Trillian es Svartan. Después de un tiempo, se irá, y entonces tú tendrás que recoger los pedazos. No está en su naturaleza quedarse.
Mantuve la mirada en la carretera. Vida Silvestre abundaba aquí. No era raro ver a un perro o un coyote en la carrera a través de la calle.
Dalila frunció el ceño.
- No está en nuestra naturaleza, ya sea para permanecer monógamos. Somos la mitad-Fae, tú lo sabes.
- Yo no dije monógamo, repliqué.- Lo que no puedo manejar es la idea de que me dejara algo después de que le he dado mi corazón. Recuerda: somos también medio-humanos.
- Pero tú eres más como padre que como madre.
Me sonrió, girando a la izquierda en Boulevard Aurora, que nos llevaría a Seattle.
- Desafortunadamente, parece que hemos heredado más que la apariencia de Padre. Voy a caminar en el fuego por un hombre que puede agitar mi mundo. Me encanta el sexo y las relaciones sexuales con Trillian es mejor que cualquier droga que he tenido.
- Al igual que muchas drogas que hayas probado. Siempre se escapaba de esa parte de tu formación cuando eras un niño. Dalila dijo.
Ella frunció el ceño, torciendo su boca en una forma particularmente entrañable.
- Sabes, para ser sincera, no creo que estoy realmente interesada en los hombres. Las mujeres tampoco. No estoy segura de lo que yo haría con un hombre si lo tuviese. Aunque tengo curiosidad. Como para tener relaciones sexuales al menos una vez... a ver lo que el gran problema se trata.
Sorprendida, le di un vistazo rápido. Había supuesto que Dalila había resuelto sus asuntos, pero estaba reticente, y yo nunca había curioseado.
- ¿Quieres decir que todavía eres virgen?
Ella se sonrojó.
- Bueno, en mi forma humana lo soy.
Me pregunté a la ciencia de su implicación, parpadeé. A pesar de que no había estado con un hombre desde Trillian, había encontrado un montón de maneras de cuidar de mí misma. No era suficiente. Por supuesto, que tomó el borde libre, pero en mi libro, no había nada que pudiera sustituir a un hombre bueno y fuerte.
- ¿Nadie alguna vez te ha hecho sentir?
Dalila sonrió.
- Yo no he dicho que fuera frígida, pero todo el sexo con alguien más es una escena que parece un tanto molesta.
Ella dirigió una mirada de reojo a mí.
- Así que dime, ¿cómo se siente con Trillian? ¿Qué es lo que hace que te vuelve tan loca?
Esta fue la primera vez que alguien alguna vez me preguntó sin juicio lo que me atrajo a Trillian. Preguntándome qué pensaría, tiré reticencia por la ventana y comenzó a hablarle de mi Svartan amante.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:03 pm

Capítulo 6


Nuestra primera parada fue la tienda de Rina. La Boutique Gata Bella estaba en lo que a primera vista parecía ser la parte baja de la ciudad, pero las tiendas de los alrededores, aunque monótono en los productos más caros, en realidad ocupaban casi toda la extensión. A un lado de la Gata Bella había un restaurante, una oscura escalera conducía a un restaurante especializado en carnes, y para el otro lado, una tienda de muebles de cuero.
Me asomé por la ventana y vi una mano encantadora trabajado en un sofá color borgoña, pero cuando vi la etiqueta del precio, empujó fuera de la mente cualquier idea de comprar. Todavía tenía un poco de dinero ahorrado, no para un sofá de setecientos dólares estaba más allá de nuestra lista de deseos. Y nuestro sueldo de la Oficina de Auditoría Interna no se mudó a Earthside. Habría que pegarse a Ikea por un tiempo, aunque yo prefería Thomasville. Bella Gata fue abierta para los negocios. Un par de compradores viendo por los estantes de cretona y China, pero en su mayor parte, la tienda parecía vacía. Dalila se quedó atrás, me permitió ver que una mujer se asomó por la esquina alerta para la lucha. Por un momento pensé que podía ser humano, pero luego me di cuenta del glamur que estaba utilizando para encubrirse a sí misma. Probablemente, tratando de evitar los geeks y freaks que gustaban de nosotros, pero yo no podía dejar de pensar que el negocio de su tienda, se triplicaría si se deja la gente saber lo que eres. Y una buena estrategia para los negocios no significa que seas el coco. De hecho, yo había conocido al coco, y no era Bill Gates.
Me apoyé en el mostrador.
- Estamos buscando a Rina, dije, manteniendo la mirada. Ella se estremeció, y yo sabía que la había encontrado.
- ¿Qué quieres? -preguntó, mirando nerviosamente alrededor.
- Información. Estamos con la Oficina de Auditoría Interna.
En ese momento, dejó caer su pretensión y su verdadera belleza resplandecía. Como su pelo largo y rubio y los ojos más oscuro y luminosos, comencé a comprender por qué la Reina la había desterrado. Rina era una de las mujeres más hermosas que jamás había visto, y pude ver cómo se podría plantear una amenaza para la Reina.
- ¿Lethesanar te envió?
Sus hombros eran desafiantes, y sentí que estaba lista para una pelea.
Di un resoplido.
- ¿Estás segura que la Reina tendría algo que ver con nosotras? Somos mitad humanas, si no te diste cuenta. Cálmate, no estamos aquí para causar problemas. Acabamos de recordar que tú eres un guardián de leyendas en OW y quería preguntar si sabes algo de cierta leyenda. Mi nombre es Camille D'Artigo,- añadí, asintiendo con la cabeza profundamente.- Y esta es mi hermana Dalila.
Rina parpadeó.
- Ahora que lo mencionas, no eres de sangre inmortal completa, ¿no? Ahora recuerdo, tú y tus hermanas eran el nuevo tema de conversación en la Corte. Hubo varios que no estaban decididos a enviar al duende a tierras. Parece que tuvieron una segunda mejor opción.
Su voz tenía un matiz de crecimiento hostil. Rina no le agradaban los mestizos.
Entrecerré los ojos y me incliné sobre el mostrador.
- Oye, amiga. Nuestra herencia no está relacionada con el debate. Trabajamos para la Oficina de Auditoría Interna, y eso debería ser suficiente para ti. Expatriados o no, deben lealtad a la Corte y la Corona. Ahora, nos hemos enterado de algunas noticias potencialmente peligrosas para la Tierra y el OW. ¿Nos va a ayudar voluntariamente, o tengo que llamar a la sede?
Yo era un farol, pero ella no tenía por qué saberlo.
Hice una pausa y me di cuenta de que estaba considerando todos los ángulos. Francamente, no tenía ninguna razón para amar a la reina, ni para ayudar a OLA, pero si yo le daba un pequeño empujón, ella podría abrirse.
- ¿Qué quieres saber? dijo finalmente.
- Tenemos que saber lo que has oído hablar de un hombre llamado Tom Lane, que posee uno de los sellos espíritu. Sabemos que está vivo, sabemos que está cerca del Monte Rainier, y tenemos que dar con él.
Rina miró de reojo a un pequeño grupo de clientes que estaban observando los estantes.
- Espérame en mi oficina. Estaré allí en unos momentos, dijo, apuntando a una puerta por un corto pasillo detrás del mostrador.
Dalila y yo caminábamos por el pasillo hacia la habitación. Casi sin muebles, con un asiento adornado con motivos de amor contra una pared, una estantería junto a él, y un escritorio de nogal grande y un sillón de cuero llenó el resto del cubículo. Me hice un ovillo en el asiento del amor y miré a Dalila. El comienzo de un dolor de cabeza se arrastraba alrededor de la parte posterior de mi cabeza, pero yo tenía una vaga sensación de que no estaba conectado a la falta de sueño. Había algo fuera de control.
- ¿Sientes algo extraño?, Le pregunté.
- Extraño ¿cómo?
- ¡Oh, la energía... el olor... algo está mal, y no estoy segura de qué es.
Dalila se detuvo, olfateando el aire. Cerró los ojos por un momento y luego levantó la cabeza. Sus hombros se pusieron rígidos, y corrió a la puerta, moviendo la manilla.
- Estamos encerradas, susurró.- ¿Qué está pasando?
- Yo no lo sé, pero no me gusta.
Me tranquilicé, tratando de averiguar lo que estaba ocurriendo. Respirando profundamente, dejé el aliento atrapado en mis pulmones, pero el sonido de cristales rotos me asustó. Un grito ahogado sonó desde el frente de la tienda.
- ¡Esa es Rina!
Salté del sofá y miré a mí alrededor buscando algo para abrir la puerta.
- ¡Tenemos que salir de aquí!
Dalila me hizo señas para que diera un paso atrás. Se quedó en la puerta por un momento, contemplando la trayectoria, apuntó y pateó la puerta. El talón de la bota golpeó la puerta y la rompió astillando el marco. Ella había aprendido con un maestro de artes marciales en OW. Dalila es cinturón negro de kung fu profesional.
Corrimos por el pasillo a la habitación principal de la tienda. Rina estaba tirada en el mostrador, muy muerta. Había manchas de sangre desde el mostrador hasta la mitad de la habitación, y se detuvieron allí. Olí. El olor metálico de la sangre llenó el aire. Eso, y el ozono. Alguien había dejado caer una carga de magia aquí, en los últimos minutos. Miré a mis pies y vi un puñado de pluma laica amarilla y café. Me agaché a recogerlo, Dalila silbó.
- Demonios. Eso es de un demonio, dijo. Puedo sentirlo.
- Una arpía.
Miré las plumas en mi mano. Me sentí sucia y grasienta.
- Cuando nos encontremos con esta perra, vamos a escupir sus asados y llevar a Shadow Wing al fogón. ¿Crees que vino por la misma información?
- No lo sé, pero estoy llamando a Chase. Tenemos que informar esto, y creo que deberíamos pedirle que traiga a un nigromante.
Con un suspiro, saqué mi teléfono y marqué el siete de marcación rápida.
Mientras esperábamos a Chase, eché un vistazo más de cerca al cuerpo de Rina. Hace unos minutos, ella había sido una hermosa mujer capaz de volver loco al Rey. Ahora, no quedaba mucho de lo que podría llamarse hermosa. La sangre cubría el suelo por laceraciones múltiples que marcaban su cuerpo y cara. Aparté los ojos de su abdomen, sus viseras estaban afuera. Sangre y vísceras estaba acostumbrada a verlas, pero eso no significaba que me tenía que gustar. Dalila se unió a mí, tratando de no mirar a Rina. Sabíamos que sería mejor cubrir el cuerpo. No hay pruebas que tomar, y si se iba a emplear un hablador de cadáver, teníamos que irnos, para no entorpecer con la energía.
- ¿Crees que Bad Ass Lucas estaba con ella?, dijo.
Sacudí la cabeza.
- Yo no lo huelo, pero el olor de las aves podría confundirlo.
Para ser precisos, el verdadero nombre de Bad Ass Lucas son veintiocho letras de largo y casi impronunciable. Padre nos había dicho lo que realmente era, pero Lucianopoloneelisunekonekari era demasiado para un bocado, por lo que se había reducido a Lucas. Bad Ass simplemente se habían debido a una bien merecida reputación.
- No, esto fue la labor de la arpía. Toqué la pluma.- Ella quiere el colgante, y la carne desmenuzada Rina... garras de seguro.
Dalila hizo una mueca.
- Sucio, criaturas sucias. ¿Cómo diablos pasan el portal en el primer lugar? Bolas mantenía a un buen guardián.
- La respuesta se encuentran en consonancia con la sospecha de Chase, es un trabajo interior, lo dije cuando la puerta de la tienda se abrió. Hablando del diablo, Chase miró dentro. Yo le indiqué más, y con cautela se acercó al cuerpo de Rina, una mirada de dolor en su rostro. A veces se me olvidaba que era FBHS habían estómagos más débiles que el mío.
- Jesús, ¿qué pasó? , sacó su cuaderno de notas, sacudiendo la cabeza.- Parece como si estuviese frente a un cuerpo de una palícula.
- Arpía, pero necesitamos un nigromante para estar seguros. Hablador cadáver, para ser exactos-. Le entregué la pluma.- Este vino de su atacante, creo.
Tomó con cautela la pluma y me miró.
- ¿Dónde estaban cuando ocurrió?
Hice una mueca.
- Dalila y yo estábamos encerradas en una habitación trasera. Estábamos esperando a Rina para hablar con nosotras cuando alguien nos encerró.
- ¿Ustedes se quedaron encerradas en una habitación? ¿Qué tipo de agentes son?
Se ahogó un resoplido.
- Atrás, amigo. ¿Por qué crees que fueron enviados a este lugar atrasado? De todas formas, muestra un poco de respeto a la mujer muerta, e ir con cuidado.
Suspiré, rascándome una de mis oídos. Mis pendientes eran de plata, y tuve la sensación de era lo único plateado.
- Vinimos a hacerle algunas preguntas, pero eso no es discutible, ahora. Las arpías provienen de los reinos subterráneos, Chase. Son Demonios.
Me alejé para darle un mejor acceso.
- Mierda, dijo en voz baja. -Entonces, tú tenías razón. Un demonio se abrió paso. Esto son los amigos de Shadow Wing que me estabas hablando, ¿verdad?
Sacudí la cabeza.
- No Shadow Wing utiliza a la arpía como si fuese el juguete de un niño. En este momento, sabemos que son tres demonios corriendo frenéticamente por Earthside. Son exploradores. Pensamos que tienes razón, que alguien en el interior ayudó a hurtadillas a pasarlos a través de los portales. Alguien que sepa abrir las puertas del infierno. Es posible que un demonio disfrazado, o tal vez sólo una de las hadas, de acuerdo con ellos. Cualquiera de los casos son malas noticias.
- Hablando de noticias, dijo, sacando su teléfono celular,- recibí noticias hoy de la Sede. Menolly debe hacerse cargo de la barra. Oficialmente, serán transferidos a su nombre. Ella es el nuevo propietario del caminante.
- Bueno, eso es diferente. Me frunció el ceño.- No necesariamente bueno, pero diferente. Esto podría hacerla un objetivo principal. ¿Dices que esta era la idea de la sede?
- Esa fue la orden sobre mi escritorio cuando llegué a trabajar esta mañana. Ah, y hay algo más que es posible que desees saber. Alguien filtró a la prensa que fue asesinado el Bolas. Van hacer una protesta marchando por la ciudad los perros guardianes.
- ¿Están marchando por la Media Luna Indigo?, Le pregunté.
Él asintió.
- Eso, y todo, otra tienda que saben que es administrada por la FAE. No importa si eres mestizo o no, los consideran una amenaza. La policía tratará de contenerlos, por la libertad de expresión y toda esa mierda.
Fruncí el ceño. A veces, los bozales fueron una alternativa atractiva para algunos de los grupos de reacción vocal. Los perros guardianes pensaban que la gente que estaba tentando los brazos del diablo. Se estará cantando otra canción cuando las tropas de Shadow Wing vengan, aniquilando todo a su paso. Luego, los vigilantes estarían luchando con nosotros codo a codo, pidiendo nuestra ayuda.
Chase estaba de pie, marcando un número en su celular.
- ¿Tú dices que necesitamos un hablador cadáver? Ella me hablará. Yo asentí.
- Asegúrate de que sea un nigromante, o podríamos estar tratando con alguien que no está calificado. Y la necesitamos aquí antes que nadie toque el cuerpo.
A los pocos minutos que había convocado tanto al nigromante como a la unidad especial de la Oficina de Auditoría Interna diseñada para limpiar estos asuntos. El Tribunal de la Corona había hecho restricciones específicas sobre cómo deben ser manipulados los cuerpos de los de Otro Mundo. Hubo ritos que sólo podían realizarse si el cuerpo había sido tratado de una determinada manera, y mientras que Rina era persona no grata en casa, ahora que estaba muerta, el exilio se levantó, y ella volvió a pasar la eternidad en de los brazos de sus antepasados.
Vamos a oír a la hipocresía, pensé que con un movimiento de la cabeza.
Mientras esperábamos, Dalila y yo contamos a Chase en cómo llegó Rina a vivir a Seattle.
- Pensé que la monogamia era inusual entre su gente, dijo Chase.
Di un resoplido.
- La monogamia no tiene nada que ver con esto. Se faltó el respeto a la reina, una ofensa soberana. Si hubiera pedido permiso para dormir con el Rey, Lethesanar probablemente habría dado su bendición. Rina básicamente robó a la Corona.
Chase parecía más confundido que nunca.
- Pero el rey estuvo de acuerdo. ¿No es también para la Corona?
Casi quería darle una palmada en la cabeza.
- Sí, es confuso. Mírelo de esta manera: el rey pertenece a la Reina. Sí, él es uno de nuestros soberanos, pero no puede mear sin permiso de Lethesanar's.
Chase tosió.
- Tú asociación no es exactamente orientada hacia el hombre, ¿eh?
- No tanto. El trono pasa de madre a hija. La Reina recoge su consorte de sus primos, siempre debe haber un vínculo de sangre y los hijos nacidos de esa unión no implica automáticamente ser el rey para la corona.
- Huh. ¿Qué pasa si la reina no tiene una hija?
- Entonces, su hermana o hija de su hermana, ascenderá al trono. Todas las mujeres de la familia real, que están aún al alcance de un brazo del trono están obligadas a tener hijos. Por lo menos dos, pero preferiblemente tres, por si uno de los dos es un niño. El Rey tiene el poder, pero la Reina es soberana. Ya que ella elige con quién se casará, está sujeto a ella y considerada como una extensión de ella. Seduciendo al rey sin el permiso de la reina, Rina violó la esencia de la Reina.
Al terminar de explicar, la puerta se abrió, y esntaron los de la Oficina de Auditoría Interna con un equipo médico, seguido por sus homólogos de Earthside. Una figura los seguía desde atrás, como un manto oscuro se dirigió el grupo, levitando. Un resplandor índigo emanaba de la gasa de los velos que cubrían el cuerpo y la cara oculta tras la capa.
Di un paso atrás. Nigromantes me ponían nerviosa, no porque hable con los muertos, sino porque estaban a oscuras, Faires deformes que llegaron a la superficie desde las profundidades de la tierra. Prohibidos en la ciudad de Y'Elestrial, excepto mediante orden de comparecencia, su raza no tenía nombre conocido, y nadie vio sus rostros. Los machos se mantienen ocultos en las profundidades de su ciudad subterránea, y sólo su mujer puede convertirse en traductores de cadáver. La mayoría vivía en un conjunto de normas y reglamentos, pero unos pocos pícaros habían desobedecido y eran considerados salvajes y peligrosos.
El nigromante se arrodilló al lado del cadáver de Rina.
- ¿Alguien lo ha tocado desde su muerte?
Su voz era hueca, casi cavernoso desde dentro de los pliegues de la capucha.
Tomando una respiración profunda, me arrodillé junto a ella, teniendo cuidado de ni siquiera rozar mi aura contra la suya. Había historias de explosiones muy desagradables que habían sucedido cuando la energía de una bruja y un nigromante chocaron, y yo no tenía la intención de averiguar si eran cuentos de viejas o verdaderos.
- He probado el pulso para ver si ella aún estaba viva. No creo que nadie más la haya tocado, salvo el asesino.
Levanté la pluma.
- Encontré esto en el suelo junto a ella y la recogí antes de pensar en ello.
La capucha tenebrosa se volvió hacia mí, y pensé que vi a un par de ojos de acero mirándome, luminosos y fríos.
- Arpía, fue todo lo que dijo, pero eso fue suficiente para verificar lo que había estado pensando.
Con los años, yo había visto nigromantes trabajar, su dedicación y pasión por su trabajo me dejaba helada y nerviosa, pero yo estaba inexorablemente fascinada por ellas. Dalila, por otro lado, miró de lado a Chase. Parecía nervioso, estaba totalmente asustado. Afortunadamente para nosotros, fue suficiente de un profesional para saber cuándo mantener la boca cerrada.
La figura envuelta se inclinó sobre el cuerpo de Rina y lentamente apretó cara a cara con la sangre de Rina. Boca en boca, el nigromante besó profundamente a Rina, chupar los restos del alma del cuerpo caían en el suyo. Era como un taladro.
Boca a boca, boca a boca,
Viene el Presidente de las mortajas.
Chupa el espíritu, di las palabras,
Que los secretos de los muertos han de ser oídos.
La rima hizo eco en mi cabeza, una canción cantada por niños con la esperanza de mantener a raya a los fantasmas. Pero los duendes fueron juegos de niños frente a lo que eran estas criaturas, y los duendes no demandan carne como pago por sus servicios. Sigue siendo Rina que se encuentran con sus antepasados, a excepción de su corazón.
Esperamos en silencio, el aire cada vez más espeso, el mensajero cadáver flotaba sobre el cuerpo. Levanté la vista en Chase. Parecía débil, y Dalila, quien al parecer había dado cuenta de su expresión en silencio tomó la mano. Sorprendida, le di un vistazo rápido de aceptación, mi tacto para darle fuerza para enderezar los hombros, aunque todavía le oí tragar lo que probablemente era su desayuno. El olor de su miedo se mezclaba con el olor de la sangre, y agradecí que Menolly no estaba aquí, todavía tan joven en el negocio de vampiresa, el apetito de los jóvenes vampiros crece con el olor de un dedo pinchado.
Después de un momento, el nigromante estaba en pie, en silencio, como antes. Di un paso adelante. Tiempo para averiguar si se había dado en el blanco.
- Rina, ¿me oyes?
En una voz que era Rina y sin embargo no Rina, el nigromante respiraba suave.
- Si.
Sólo tuvimos unos minutos antes de que el residuo del alma de Rina partiera, lo suficiente para un par de preguntas rápidas, y entonces estaba fuera. En algunos casos, el nigromante es capaz de agarrarse a la médula del alma, incluso por mucho tiempo.
- ¿Quién te mató?
Una pausa, luego otra vez el susurro.
- Arpía.
- ¿Sabes por qué?
Yo vi la figura cubierta como se tambaleó, luchando para retener el alma de Rina.
- No.
Agradable. Corta, pero dulce. Los muertos no eran siempre locuaces, que era comprensible. Tuvimos que contar cada pregunta. Pensé duro. Hemos conseguid una, quizás dos oportunidades más. ¿Qué más podía preguntar que pueda ser de valor? Y entonces, yo sabía. Más preguntas sobre la muerte de Rina sería una pérdida de tiempo, pero tal vez, sólo tal vez podría obtener alguna idea sobre lo que había venido a aprender.
- ¿Cómo puedo encontrar a Tom Lane?
El Hablador de cadaver se estremeció, como si no esperaba la pregunta, pero se las arregló para recuperar el control. Después de un momento, dijo:
- Está loco de remate, loco como una liebre. Ir a los bosques, pero se tú consciente. Puedes buscar a los antiguos al abrigo de la tormenta, pero primero tienes que pasar a través de la guarida del dragón.
Y entonces, el cuerpo de Rina bruscamente se agitó.
- ¡Oh, mierda! Chase espetó.- ¿Qué carajo?
Dalila se aferró en el brazo de Chase cuando el nigromante saltó hacia atrás, apoyándose contra uno de los miembros de la Oficina de Auditoría Interna.
Me acerqué a Chase y Dalila.
- Cálmate. Eso sólo significa que la conexión se cortó. El alma de Rina pasó a través del velo.
Chase se quedó mirando el cuerpo inerte, y me pareció ver brillar algo en la esquina de su ojo.
- ¿Estás bien?, Le pregunté.
Tomó una respiración profunda y asintió.
- Sí. Acabo de... Estoy tan acostumbrado a tratar con las víctimas de asesinato que a veces me olvido que fueron personas. Oír su qué voz sale de lo que... ...y el salto del cuerpo. Nunca he pensado mucho sobre la vida futura.
Pude ver que estaba confundido, tal vez incluso con un poco de miedo. Le di una sonrisa.
- No lo tomes demasiado duro. Creemos que el alma sólo se mueve después de la muerte. Rina está viva, no sólo en este órgano. Ella se unió a sus antepasados.
El equipo de Oficina de Auditoría Interna estaba ocupado a tomando notas a medida que limpiaban. Chase miró a la habladora de cadáver y se estremeció.
- ¿Cómo podemos pagarle?, preguntó.
¡Oh¡, esto iba a ser bueno.
- Tú nunca has tratado con uno de ellos, ¿verdad?
Sacudió la cabeza.
- No, y yo no quiero nunca más, aunque tengo la sensación de que puede ser una cortina de humo.
Me apoyé en una de las mesas de exhibición y me quedé mirando mis botas. Estaba buscando un rayón y se me ocurrió que debería comprar un nuevo par. Chase se aclaró la garganta, y parpadeé, con mi atención a los asuntos a la mano. Diablos ¿Cómo iba yo a responder sin hacerlo tirar sus galletas? Me encogí de hombros.
- Va a tomar el corazón de Rina. Los médicos se lo darán a ella. El nigromante debe tener en sí mismos una parte de ellos cuando hablan. Piensa en ello como una forma de comunión.
- ¡Oh Jesús, yo tenía que preguntar, ¿no?
Con su gesto, me mostro todo en su rostro.
- No hagas eso, le dije, él silbó.- Su trabajo es sagrado, y es muy venerado. Los nigromantes sólo se hablan el uno al otro a menos que tengan que realizar transacciones de negocios. Ni siquiera estamos seguros de qué raza son o lo que les da su poder. Es una habilidad innata con sus mujeres, y hasta ahora, ningún inmortal ha demostrado una aptitud para ello. No hagas el ridículo. Ella es uno de los guardianes de los muertos, para ser honrados. no despreciado.
Él parpadeó.
- No me muerdas la cabeza. Por lo menos tu hermana entiende por qué estoy tan...
- ¿Miedo?
- Prueba otra vez. No me asustan.
Chase me lanzó una mirada altanera, pero no había brillo en sus ojos que me dijera que su mente estaba tanto en el caso como en algún rincón de mala calidad, apretando mis bubis.
- El infierno no lo hagas, Johnson. Y mírame a la cara cuando te estoy hablando.
Me crucé de brazos y miré por la ventana. Dalila estaba hablando con los médicos, observando cómo preparaban a Rina para el transporte de vuelta a OW.
Chase se aclaró la garganta y se inclinó a susurrar en mi oído.
- Pero tú eres tan…, ¿cómo resistir? Vamos, Camille, admítelo. ¿Lo quieres tanto como yo?.
Me volví con inocencia, oh-tan-dulce-sonrisa, extendí tan rápidamente que no tenía tiempo para reaccionar. Había aprendido de los mejores y agarré sus testículos, dándoles un desagradable apretón. Lanzó un chillido, y le dejé ir.
- Sigue así, y los romperé con mi rodilla, pervertido.
Echó una mirada alrededor frenéticamente en busca de una silla, me sonrió y me acercó a ver el último de los preparativos en el cuerpo de Rina. En el momento en que regresó, fue evidente, pero no se veía el dolor.
- Entonces, le dije en un tono casual. ¿Estás listo para buscar esa arpía? Ella significa problemas para los humanos y los inmortales por igual.
Tuve la sensación de que estaba furiosa, pero él me sorprendió.
- Camille, tengo que darte crédito, tú tienes más agallas que nadie, lo sé. Nadie que yo conozca tiene el coraje de hacerme eso a mí, y creo que me lo merecía. -Suspiró.- Creo que debería pedir disculpas...
- Supongo que deberías, le dije, pero sonrió. ¿Estás bien?
- Sí, estoy bien. Oye, necesito que me enseñes cómo hacerlo. Puedo darles la enseñanza a mis oficiales.
Levanté las cejas, me encogí de hombros.
- Quieres aprender a agarrar las bolas, algo seguro, pero vamos a ponernos a trabajar aquí.
Me siguió, me puse a buscar en el escritorio de Rina por alguna pista de por qué la arpía podría haberla asesinado. Chase echó un vistazo a los artículos que saqué del cajón.
- ¿Qué es exactamente una arpía? ¿Les gusta lo mismo que las arpías de la mitología griega?
Sacó un montón de pequeñas bolsas de papel.
- Supongo que deberías poner polvo a estos para las huellas dactilares, dijo.
- Uh, Chase, las arpías no tienen huellas dactilares. No como los seres humanos o las hadas.
- ¿Es que ni siquiera tienen dedos?
- Sí, y puedo conseguir uno, se lo debo a la abuela Coyote.
Lo detuve antes de que pudiera decir una palabra.
- Ni siquiera preguntes. Te lo explico más tarde. De todas formas, las arpías; son demonios. Puedes usar "media" o "desagradable" para describir a un asesino o un matón, pero que ni siquiera comienza a describir lo que estas criaturas son capaces de hacer.
Cogió su block de notas. Direcciones. Puede ser útil. Busqué nombres que podrían ser familiares, entonces se la entregué a él, y dejó caer el libro en una bolsa de papel.
- ¿Existe la posibilidad de que trabajemos con los seres humanos? - Oh, hay una oportunidad, pero los seres humanos que tienen relaciones con Demonios por lo general no duran el tiempo suficiente. Confían en los cuentos de hadas demasiado. Creen que va a obtener lo que desean si tienen posibilidades de vender su alma al diablo, pero no se dan cuenta de que esas normas sólo existen dentro de su propio marco de referencia. Otros demonios utilizan su ventaja, y cuando lo hayan hecho, simplemente desechan los restos.
Hice una pausa, pensando que había que darle información a Chase de Shaow Wing y lo que buscaba.
- Chase, sabemos lo que buscan los demonios y por qué.
Él se volvió bruscamente.
- ¿Qué?
- Vamos a tomar café, y te diré lo que hemos aprendido esta noche.
Yo no estaba segura, pero sin embargo, no le iba a decir a Chase que había dormido con Trillian. Habían secretos que eran mejor guardarlos.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:06 pm

Capítulo 7


Dalila y yo decidimos que mientras yo le daba información a Chase, ella iba a echar un vistazo a Louise. A medida que se dirigieron a la tienda con el auto de Iris, Chase y yo estuvimos de acuerdo para encontrarnos en Starbucks. Lo único que yo temía en volver a Otro Mundo es tener que pedir mi café a través de los portales no teníamos las máquinas allí. Todavía. Y una idea bailó en mi cabeza. Tal vez podría comenzar una franquicia de Starbucks en Y'Elestrial una tienda de ofertas, en moka, caramelo y café con leche a todas las hadas. Con nuestra siembra de plantas de café, las plantas prosperarían. El potencial era alucinante. Me quedé mirando el tablero del menú y decidió en un venti mocha con caramelo y crema batida extra, mientras que Chase pidió un café negro. A medida que nos sentábamos en las sillas de la mesa de la esquina, me dio una mirada tímida.
- Oye, gracias por ayudarme a no hacer hoy el papel de asno. Casi me desmayo cuando la cosa empezó a besar... ...el cuerpo.
Él jugueteó con un paquete de azúcar antes de que rasgar el sobre y añadirlo a su café.
- Es un hada muy respetada en otro mundo, le dije después de un momento.- Fue tan sutil que ni siquiera Dalila lo notó. ¿Por qué crees que te agarró la mano?
Tomé un buen trago de mi mocha y me estremecí cuando el chocolate caliente corrió por mi garganta.
Con un suspiro, miré a Chase.
- Escucha, amigo. ¿Todavía ves Otro Mundo con lentes color de rosa?. Todos los elfos y unicornios hadas y princesas. Bueno, sí, sí tenemos los duendes y los unicornios, y los reyes y reinas, pero también tenemos los vampiros y los cambiaformas y criaturas que hacen fiesta de la carne de los que matan. Corremos peligros, Chase, la mayoría de los que nacimos allí. Que esperaban para adaptarse a su definición de lo que tú piensas que es "Cuento", y tendrán descanso mucho más en la noche.
- O tal vez no, murmuró.- En serio, eres mitad humano, pero no te veo que como un ser humano, ¿no? Pensé que cuando nos conocimos yo sería capaz de entender mejor a algunos de los agentes de Oficina de Auditoría Interna, pero ahora me pregunto si la mezcla de sangre humana y de Cuento no te hace más extraño que si eres completamente sangre inmostal.
Me incliné hacia atrás, mirando por la ventana la llovizna siempre presente que roció las calles de la ciudad.
- ¿Por qué? ¿Por qué no voy a dormir contigo?
Echando a un lado mi comentario, dijo:
- ¿Crees que todo nos lleva de vuelta a eso?, ¿no? Creo que he dado esa impresión, lo siento. Sí, quiero tenerte y te ves caliente, y yo no soy inmune a ese encanto hada que tienes a tu favor. Por lo menos yo soy honesto al respecto. Pero no es por eso que hice lo que dije.
Se movió en su asiento y me miró.
- He aquí un ejemplo. No te inmutaste cuando el nigromante hizo lo suyo. A ti, todo esto parece normal. Estoy empezando a pensar que quizás está en mi cabeza. Se detuvo un momento, y agregó,- He estado pensando en renunciar. Yo no sé cuánto más pueda hacer. Las crisis nunca dejan de venir. No pude creer lo que estaba a punto de decir, me incliné sobre la mesa.
- No podemos darnos el lujo de perderte, Chase. Creó el equipo de Investigaciones de Escenas de Crimen hada y humanos. Tú eres el principal agente de la Oficina de Auditoría Interna en Earthside. Te necesitamos, sobre todo ahora. ¿De verdad quieres renunciar de tu cargo y arruinar todo lo que has creado?
Eso fue todo lo que pude hacer. Sabía que iba a trabajar. Devins era un asno total, mientras que Chase mantiene sus quejas a un mínimo, había conocido al hombre y quería darle bofetón y lanzarlo al otro lado del restaurant.
- Gracias, dijo con brusquedad.- No te preocupes, me quedo. Entonces, ¿qué han descubierto?
Le hablé de Shadow Wing y los sellos espíritu. Cuando terminé, se echó hacia atrás en su asiento y se pasó la mano por los ojos. Parecía como si hubiera envejecido diez años en los últimos cinco minutos.
- ¿Así?, ¿Tal vez la Oficina haya ocultado información de nosotros?
Sacudí la cabeza.
- Probablemente no. Ellos no son tan inteligentes. La Oficina de Auditoría Interna es lenta y burócrata hasta la médula, y la Guardia Des'Estar no se queda atrás. Con los años, el Tribunal de la Corona y los militares los han dejado a su suerte. La familia real se han vuelto perezosa y auto-importante, y nuestros líderes militares, más aún.
- La mayoría de los agentes que he conocido parecen cualificados para sus puestos, dijo Chase.
Sacudí la cabeza.
- Escucha, Chase, hay una diferencia entre ser un agente y ser un guerrero. La mayoría de los agentes que saben tomar en serio su trabajo, pero nosotros no somos soldados. Y nos hemos visto obstaculizados por la sede. Mi padre está con la Guardia. Está viendo la apatía. Estaba muy orgulloso de nosotros por seguirlo en el servicio, pero incluso él admite, que no están dispuestos a ocupar los ejércitos de Shadow Wing. Los demonios pueden comer tanques y armas de fuego y ni siquiera eructar. Existen multitud de ellos, Chase. Hordas.
Chase me miró en silencio, tomando su bebida. Después de un momento, dijo:
- ¿Qué podemos hacer? Si todo lo que dices es verdad, entonces nuestros dos mundos están en peligro.
Fruncí el ceño, pensando en lo que Trillian había dicho.
- Se pone peor. Si lo que nuestras fuentes nos dicen es cierto, la Oficina no puede ayudarnos durante un tiempo. Algo está pasando en casa, y me gustaría saber qué.
Mi estómago rugía. El desayuno lo sentí a un millón de millas de distancia.
- Vuelvo en un segundo.
Agarré mi bolsa y hurgué buscando dinero, tratando de averiguar lo que quería comer. Un sándwich de atún y una barra de dulce de menta parecían buenos. Mientras pagaba mi comida, dos mujeres en sus cincuenta años me miraban, sus mandíbulas abiertas por la sorpresa. Les di una sonrisa y me dirigí a nuestra mesa. Cuando me senté, Chase sacudió la cabeza.
- ¿Qué? ¿No te gusta el atún o algo así?
- Tú y Dalila comen como si se estuvieran muriendo de hambre. ¿No les dan de comer en OW?
Me guiñó un ojo, y me di cuenta que se estaba burlando de mí. - Nuestros metabolismos son rápidos que el tuyo, y necesitamos más alimentos, le dije, metiéndome en la boca un pedazo un trozo de la sándwich. Hice un gesto de satisfacción el atún era tan bueno como el pescado naori de OW, aunque el contenido de mercurio me preocupaba un poco. Pero nuestros curanderos podrían despejar el metal fuera de nosotros, así que no estaba demasiado preocupada.
- Muchas mujeres de aquí les encantaría cambiar de lugar contigo, dijo.
- Si se movieran un poco más y dejaran de obsesionarse, estarían bien. ¿Por qué los FBHS de todo el mundo deberían se fijan en mi?. Los Faeries vienen en todas formas y tamaños y colores, y para nosotros, la belleza es más que visual. No puedo creer lo infelices que son la mayoría de sus mujeres. Es triste.
Tomé otro bocado de sándwich y luego un trago de moca para bajar la comida.
Chase encogió los hombros.
- Tenemos un montón de problemas, eso es seguro, pero dudo si están limitados a Earthside. De todas formas, volviendo al tema que nos ocupa, dime más acerca de los demonios. ¿Cómo encajan en otro mundo, y ¿Cómo son ellos?
Yo parpadeé. No había esperado la enseñanza de un curso en Demonología 101, pero tiene sentido. Chase estaba de nuestro lado, y merecía saber a lo que se enfrentaba. Aunque cuando se entere a lo que se enfrenta, se podría decidir que iría corriendo a las montañas. Limpié mi garganta, y empecé.
- Bueno, en primer lugar, hay tres categorías de demonios, y dentro de esas tres categorías, hay muchas variedades. En primer lugar, tienes el Demonio Mayor, como Shadow Wing. Es el mayor de los malos, y matarlo está más allá de cualquiera de nuestras esperanzas, no sin una gran cantidad de ayuda de magos y brujas. En segundo lugar, tenemos los Demonios Menores. Esto incluye a nuestros compañeros que estamos persiguiendo ahora: criaturas como la arpía y Bad Ass Lucas. Todos ellos habitan en reinos subterráneos, y es ahí donde nacen. La tercera categoría son los demonios mínimos, y algunos ni siquiera son demonios. Estamos hablando de duendes y vampiros, etc. Ellos pueden o no vivir en los Reinos Sub.
- Entonces, tu hermana ¿es considerada un demonio, porque ella es un vampiro? Chase preguntó, mirando nerviosamente por encima de su hombro.
Yo me reí.
- No te preocupes, no te oirá, y no voy a decirle. Pero sí, técnicamente Menolly está clasificada como un demonio ahora. Pero tú sabes, como he dicho antes, las definiciones puede ser difíciles. No todos los demonios menores son malos. Algunos son más traviesos, y no todas las hadas y los seres humanos son buenos.
Lo último que necesitaba era hacer que Chase tuviese más miedo de mi hermana.
Me sorprendió sin embargo.
- Bueno, Menolly me asusta una mierda, pero yo no la considero mal.
Le sonreí, agradecida.
- Gracias. No tienes nada de qué preocuparte, no en comparación con los Demonios Mayores y Menores. Pero la verdad es que la mayoría de Demonios tienden a ser mucho más fuerte que los seres humanos y tienen mucho de la magia destructiva a su disposición. Son muchos más peligrosos de lo que te puedas imaginar. Piensa en bolas de fuego, rayos y gas venenoso lanzados con la boca.
- Puedo ver tu punto, dijo Chase, recogiendo el medio bocadillo que había dejado en mi plato.
- ¿Te vas a comer eso?
Di un resoplido, empujé el platillo de su lado de la mesa.
- Eres mi invitado.
Se echó a reír.
- Oh, hombre, la vida era mucho más sencilla antes de que la gente decidiera hacer acto de presencia. Necesito otra taza de café. ¿Quieres algo más?, preguntó, sacando su billetera.
- Sí, dije.- Dame otra mocha. Caramelo triple. Adoro este momento. Y un croissant.
- ¿Estás segura? Esa cantidad de cafeína te va a poner enviar a toda marcha.
- Guardar el comentario y trae mi bebida.
Yo le indiqué que fuera, y él se encogió de hombros y se dirigió hasta el mostrador. Al salir, las dos mujeres que habían estado mirándome se acercaron nuestra mesa.
- No quiero interrumpir, dijo la más alta, sus ojos azules brillantes. La emoción salió de ella como una ola de perfume.- Mi amiga Linda y yo nos preguntábamos, ¿es usted de Otro Mundo?
Levantó una cámara y señaló a un botón en su camisa. El disco tenía un fondo azul marino oscuro con las letras FWC estampado en plata en él, y pocos destellos de color que rodeaban el logotipo.
Oh, bien, más Cuento de Vigilantes, a pesar de que parecía que eran de fuera de la ciudad. Yo no las había visto con el grupo de Erin Mathews. Miré a las mujeres. Se veían tan esperanzadas que no las podía defraudar.
- Sí, yo soy de Otro Mundo. Tengo la Media Luna Indigo aquí en la ciudad.
- ¡Te lo dije, Elizabeth! Lo sabía, los ojos, puedes ver las estrellas en los ojos.
Linda, la mujer más baja, estaba radiante.
- Pensé que podrían ser lentes de contactos de color, dijo Elizabeth, miraba más a Linda que a mí.
- Ella no tiene el mismo aspecto que tenían los de San Francisco cuando nos reunimos allí. Pero entonces, supongo que no son todos iguales.
Un poco cansada de que se hable como si yo no estuviera allí les hablé.
- Hay muchas variaciones de raza y de especies que viven en otro mundo, señoras. No venimos de un molde de galletas.
Las mejillas de Linda se enrojecieron.
- Lo siento, no quise faltarle al respeto. Somos de una pequeña ciudad de Iowa, y estamos aquí para visitar a un amigo. Oímos que había bastantes Faeries que viven en Seattle y estaba tan excitada de pensar que realmente podría ver una de verdad. De dónde venimos, no hay muchos extranjeros. Unos pocos negros, pero poco extranjeros, por lo que no sé muy bien sus costumbres.
Ella balbuceó durante unos minutos antes de que le detuviera con una mano levantada. Elizabeth parecía sacada de un taller, pero no dije nada. Al parecer, ella había leído las advertencias de que los inmortales son impredecibles, ella se mordió la lengua y fue un poco bueno.
- Bienvenidas a Seattle, entonces. ¿Quieres una foto?
Le pregunté, señalando sus cámaras, ellas sonrieron. Se capturan más moscas con miel... aunque yo nunca había entendido el valor de la expresión. Madre la había utilizado todo el tiempo mientras íbamos creciendo e incluso un niño, le preguntó por qué alguien querría atrapar moscas, a menos que fuera un duende y las utilizan para comérselas fritas con pan.
Linda y Elizabeth asintieron con la cabeza, sus sonrisas regresaron. En ese momento, Chase volvió a aparecer. Miró a sus botones y cámaras y me dio una mirada compasiva. Había visto a los Vigilantes en acción.
- Chase, ¿te importaría hacer una foto de mí y estas hermosas mujeres?
Captó mi sarcasmo, pero asintió y aceptó la cámara. Yo estaba entonces entre Elizabeth y Linda, y Chase rompió varios disparos y luego se la devolvió a ellas.
- Damas, dijo, mostrando su placa.- Me temo que la Sra. D'Artigo y yo tenemos asuntos oficiales que discutir. Si nos disculpan...?
Se alejaron de mala gana, le di mis agradecimientos. Al salir de la cafetería, sentí un aumento real de gratitud hacia Chase.
- A veces estás bien, dije, y él mostraba una sonrisa brillante. Sus dientes brillaban en la penumbra de la tarde.
- Debe ser un infierno, dijo, señalando a las mujeres que se alejaban.- Las consigues que donde quiera que vayas, ¿no?
- No tanto como algunos de los otros. Después de todo, soy mitad humano. Pero sí, los inmortales parecen ser la moda del año, y me imagino que vamos a seguirlo siendo durante algún tiempo.
Me incliné más cerca, asegurándome de que mi voz no se oyera.
- De todos modos, de nuevo al tema en cuestión. Nuestro plan es el siguiente: tenemos la prueba de que la Oficina de Auditoría Interna no puede pasar por alto esto. La prueba de los demonios y Shadow Wing. Encontremos a este tipo Tom Lane y lo llevaremos de regreso a Otro Mundo. Una vez que la medida sepa lo que está pasando, tendrán que actuar.
Cuando ya terminaba las capas de mi croissant, no pude evitar preguntarme si había una oportunidad en el infierno de sacar esto adelante. Infierno es la palabra clave.
Nuestro siguiente paso era encontrar la arpía, pero Chase primero tuvo que pasar por la estación. Decidí volver corriendo a la tienda.
- Nos vemos allí, dije.- Mientras tanto, voy a pensar en un plan para encontrar la arpía.
Hablé con más confianza que la que sentí, pero alguien tenía que tomar la iniciativa, y no era probable que Chase supiera cómo perseguir a una mujer ave gigante que estaba ejecutando gente en la ciudad. Por supuesto, también sería difícil para la arpía ocultarse. ¿Cómo pájaro gigante muchas mujeres no podrían estar en Seattle? Alguien tenía que verla y dar su informe a la policía o a control de animales.
Yo tenía que estacionar a tres cuadras de Media Luna Indigo, pero estaba bien para mí. Entre mi coche y la tienda estaba el Harlot Scarlet, tienda de lencería Erin Mathews. Me había sentido atraída por su nueva mercancía, y teniendo en cuenta que Chase me había dicho que estaría alrededor de una hora, tuve tiempo para echar un vistazo rápido.
Erin estaba detrás del mostrador, con aspecto más profesional del que tenía en la reunión de Control de Cuento Club. Sus ojos se iluminaron cuando me vio entrar por la puerta, y le dio una onda luminosa. Yo le permití poner mi foto en la pared junto con una leyenda que decía: "Camille D'Artigo propietaria de la tienda Media Luna Indigo", y trajo más clientes. Sí, Faeries eran buenas para los negocios, muy bien.
Salió de detrás del mostrador.
- ¡Camille! qué bueno verte. ¿Cómo va el negocio?
Yo no podía decirle que estaba en una cacería de demonios, así que sólo asentí con la cabeza y murmuré:
- Sólo pensé en echar un vistazo a lo que podrías tener en color ciruela o magenta. Satén o seda sería bueno.
Esos eran los colores favoritos de Trillian, pero no era por eso le pregunté por ellos. No, no yo. A mitad de camino había decidido que yo no iba a dormir con Trillian nuevo. Había sido un error, un maravilloso apasionado error, pero un error, no obstante. Por otra parte, Dalila me estaba apoyando. Maldita sea, pensé. ¿Por qué no dejarlo de una vez por todas?
Erin sonrió.
- Tengo un par de conjuntos que podrían haber sido hechos para ti. Espera aquí.
Mientras ella se iba a través de las cortinas, pasé a través de las perchas, mirando los conjunto de encaje y satén, la seda y algodón. En cierto modo, me perdí, con el las prendas de vestir cosidas a mano. Nadie tenía exactamente el mismo conjunto... pero aquí los materiales y las opciones eran maravillosas. No puedo obtener PVC en OW, eso era seguro.
- ¿Buscas algo que quede bien en tu hermosa figura?
Asustada, me volvió lentamente y me encontré mirando a un hombre inmenso que llevaba una peluca rubia, o al menos pensé que era una peluca, y estaba vestido hasta el cuello con un traje naranja con lentejuelas. Su piel era tan oscura, que casi parecía marrón, y sus labios pintados de rosa y sombra verde de ojos estaban cubiertas de con una espátula. Él estaba en extrema necesidad de una revisión.
- Mi nombre es Claudia Blanco, dijo.- ¿Y usted es?
Me tendió una mano. Vi que sus uñas eran más largas y mucho más cuidadas que las mías.
Bueno, esto fue un interesante giro de los acontecimientos. En otro mundo, no teníamos “reinas”. Tenemos todo el sabor de la mezcla sexual heterogénea, pero muy pocos Faeries se vestidos como el sexo opuesto. Por desempeño, nuestra ropa estaba era poco más aventurero que la de Earthside, por lo que tal vez simplemente no se dio cuenta de las coincidencias.
Le tomé la mano extendida y la sacudí.
- Camille D'Artigo. Tengo la Media Luna Indigo.
Con curiosidad por saber lo que quería, incliné la cabeza y miré al hombre flaco.- ¿Qué puedo hacer por ti?
Se rió, una risa, rica y fácil que salió de su gasganta como la miel.
- Es lo que yo puedo hacer por ti. Cariño, sé que los hombres que te pagarían mil la noche por tus favores. Tienes un producto valioso en ese gatito de hada.
Si yo fuera un FBH, yo habría estado dando vueltas de color rojo brillante. Así son las cosas, regresé a mi color natural y le di una de mis sonrisas arrugando la nariz.
- Gracias por la oferta, pero creo que paso. Mi coño no está en préstamo en este momento, y no es una talla única que puedan usar todos.
No es técnicamente cierto, pero lo suficientemente cerca. Ya había tenido mi parte de los gigantes y los enanos antes de Trillian, pero aquí no necesitan saber eso. Con un gruñido, le di unas palmaditas en el hombro. Su contacto era amistoso, pero no invasiva, así que me dejó pasar.
- Cariño, está bien. Espero que no haberte ofendido, pero sé que muchas niñas como tú viven a lo Bacon proverbial gracias a su sangre. Nunca me gusta ver qué oportunidad se pierda.
¿Faires prostitutas en Earthside? Bueno, tenía que pasar, pensé. Teniendo en cuenta el encanto innato que llevamos seduce más a los FBHS, al final, alguien iba a sacar provecho de ella. La idea de la prostitución no era de interés para mí, no me ofende tampoco. En nuestro mundo, el sexo estaba abierto y fácil de conseguir, por lo tanto, había poca necesidad de prostitutas o burdeles. Al menos entre los inmortales. Aunque a veces se utiliza como un arma, y más de una lucha de poder se había desempeñado en el dormitorio, así como los dramas y los duelos.
Le di un resoplido.
- No, no estoy ofendida. Así, ¿Cleo, trabajas en las calles, también?
Cleo silbó y miró al techo.
- No, niña, yo no trabajo por las calles. Yo soy un artista, un imitador de la mujer. Yo trabajo en un club nocturno en East Pine, cerca de la Universidad Comunitaria de Seattle. El martes y el miércoles por la noche, soy Bette Davis, querida, y el resto de la semana, yo soy Marilyn Monroe.
Esto último, lo dijo con voz entrecortada y espaciada.
- Yo los domingos voy a visitar a mi niña y a su mamá.
En ese momento, Erin llegó muy animada, con varias prendas en la mano. Echó un vistazo a Cleo y frunció el ceño.
- ¿Estás molestando a mis clientes de nuevo, Cleo?, dijo, pero su tono me dijo que no era grave. Él le dio una risa a cambio.
- No está siendo una molestia, le dije tomando las perchas de ropa interior.- Tú no mientes. Son encantadoras. ¿Puedo medírmelas?
- Por supuesto.
Erin se sentó en el mostrador de nuevo.
Cleo se inclinó sobre él, mostrando un anillo de rubí de tamaño considerable.
- Mira lo que Jason me dio. Es real. Tendría que evaluarlo.
Yo lo saludé y se dirigí hacia el vestuario, me gritó:
- ¿Dijiste que tu trabajo es en la tienda Media Luna Indigo?
- Me pertenece. Pasa a hacerme una vista en cualquier momento.
Y desaparecí en probador de ropa.
El primer conjunto, era demasiado ajustado para cerrar sobre mi pecho, pero el segundo, un corpiño de color magenta con bordados rosas encajan perfectamente. Era lo suficientemente elegante para una noche, si lo combino con una chaqueta bolero. Me puse de lado y miré a la otra pieza que Erin me había dado. Un vestido de color de plumas de pavo real, la seda era casi transparente, pero no del todo, y brillaba como el oro. LO deslicé por encima de mi cabeza, jadeando mientras me miraba en el espejo. Me bañaba como un baño de tonos de joya y brillaban con cada paso que daba, la blusa tenía una forma ajustada, con apoyo oculto que levantaba mis bubis suavemente. Tenía que tenerlo, no importa lo que cueste.
Me vestí de mala gana, llevaba el corpiño y la bata para el mostrador.
- Está bien, tú ganas. Tengo que tener estos. Quiero un vestido como el camisón, Erin, si tú puedes encontrarme uno que no sea transparente.
Miré a mi alrededor, vi que Cleo había desaparecido.
- ¿Tu amigo se ha ido? Parece simpático.
- Cleo de mis mejores clientes, dijo.- Es confuso ahora mismo no estoy segura que exactamente es, pero es de buen corazón, y cada centavo de su trabajo que se va a su niña y su madre. Me dijo un día, que su hija y su ex esposa no sabían que era gay o bi o lo que sea, y no se trata de hacerles pagar el costo por ello. Así que se va a la escuela en el día y trabaja en el club en la noche y los sábados.
Ella envolvió mi compra en papel de seda, deslizándola en una bolsa de color rosa con rojo asas.
- Eso será $ 257,34.
Escribí un cheque, y le pregunté,
- ¿Qué está estudiando?
- Programación de computadoras. Él quiere conseguir un puesto en Microsoft.
Ella me entregó la bolsa.
- Si alguna vez necesitas un técnico bueno, él es el único al que ir.
Yo asentí, haciendo una nota para recordar su consejo. Nunca se sabía cuando se necesita un buen hacker, e incluso si se me las arregló para derrotar a Bad Ass Lucas y sus compinches, tuve la sensación desagradable que nos preparábamos para una larga lucha. Soplé un beso a Erin y salí a la acera, corriendo el resto del camino a la tienda, una ráfaga de lluvia me roció.
Iris estaba muy contenta de verme.
- Tienes problemas, dijo cuando aparecí por la puerta.
¿Tú crees? Estoy pegada en Earthside con tres demonios corriendo frenéticamente por la ciudad. ¡Por supuesto que tengo problemas! Saqué el agua de mi pelo y coloqué mi bolsa de compras detrás del mostrador. Ante la mirada impresionada de Iris y sus manos sobre el mostrador, suspiré.
- Bueno, ¿y qué ha ido mal ahora? ¿Tenemos termitas? ¿El techo gotea? ¿Alguien robó libros de nuevo?
- No termitas, sin fugas, y no ladrones. Lo malo es que los perros guardianes se van a patrullar las tiendas la próxima semana. Levantó un volante.- He encontrado esto en la puerta de esta mañana.
Tomé el papel y lo miré. En tonos chillones de azul y blanco con letras en negro, que era un "cese y desista" de viajero, que nos ordena hacer las maletas y regresar al Otro Mundo o nos "enfrentemos a las consecuencias". Lo que significaba que habría gente alrededor de la calle de la tienda con sus consignas, coreando insultos, conduciendo a los clientes en el interior de la tiendas en vez de alejarlos.
- Son buenos para los negocios, dije.- Que vengan. Si se ponen desagradables, voy a llamar a Chase, y les lance el culo a la distancia distancia.
Iris sonrió.
- ¿Quieres que establezca unos cuantos hechizos allí para ellos?
- Ahora, ahora, dije,- para que se encuentren con su brillo, no sería muy agradable. ¿Sabes qué?, si son lo suficiente desagradables, puedes tener un ir en ellos antes de coger el teléfono. Nada perjudicial, nada que dañe sus mentes, a menos que traten de hacernos daño, pero voy a mirar hacia otro lado, por si acabas soltando un hechizo de ropa o algo por el estilo.
Con una risita, se sacudió el pelo largo, que cayó a sus pies y se vio envuelta en un par de colas de caballo de bastante espesor.
- Eres mala. Por eso me gusta trabajar aquí, dijo.- ¿Cómo va la investigación? Por el aspecto de la bolsa, no estabas afuera persiguiendo a los demonios.
Bajé la voz y señalé a uno de los estantes, donde Henry Jeffries estaba de pie, mirando los diferentes títulos. Tenía la sensación de que Henry tenía un pequeño enamoramiento con Iris, pero nunca sería la primera en decir en voz alta.
Chase se supone que debería estar aquí. Él tenía que cumplir con su jefe. Y una vez más, mencionar su nombre y ahí está, se precipitó por la puerta, sacudiendo el paraguas. No parecía muy feliz. Olí. Tacos de carne picante, de acuerdo, junto con una buena de dosis de irritación.
- Oye, ¿qué pasa? Tu nube de tormenta se ve.
Él gruñó. Copiado.
- Acabo de recibir una reprimenda de Devins. Aparentemente, los perros guardianes están otra vez al ataque, y Devins quiere saber por qué no hemos descubierto la manera de callarlos. Yo le dije que no importaban, pero parece que no lo cree, puesto que los perros guardianes fueron formados a causa de la aparición de ustedes los Faeries, los problemas caen bajo mi jurisdicción.
- Uf. Suena absolutamente delicioso. Tal vez esto te hará sentir mejor. Tengo una idea sobre la manera de rastrear a la arpía.
Levanté la pluma.
- Tengo la sensación de que voy a lamentar esto, dijo.
- Qué podría ser peor que el pinchazo de un jefe. Vamos a hacer un viaje al infierno.
Con una advertencia de movimiento de la cabeza, le dije:
- Deja de hacer bromas, Chase. Ahora, ¿quieres oír mi plan o no?
Sacudió la cabeza.
- Claro, ¿por qué no hacer de esto un completo espectáculo de fenómenos en un día?
Lo fulminé con la mirada, se echó a reír.
- Es molesto, mi querida Camille. Yo nunca he intentado freír a una arpía antes.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:09 pm

Capítulo 8


- ¿Cuál es el gran plan? -Preguntó Chase.
- Voy a lanzar un hechizo de encontrar en esta pluma. Puede que funcione.
- ¿Ah, sí?. Chase arqueó una ceja.- ¿Debo usar un chaleco antibalas y todo lo que se me ocurre para protegerme?
Su voz claramente indicando que tenía sus dudas.
- Gracioso. Mi magia funciona la mayor parte del tiempo.
Señalé a la puerta.
- Vamos. Tengo que subir al techo de un edificio alto donde tenga una buena vista de la ciudad.
- Parte del tiempo no es un buen historial, dijo. ¿Y tiene que ser en el techo?
-No, pero en algún lugar donde pueda inclinarme hacia fuera.
Me colgué la bolsa al hombro y le dio un abrazo de Iris.
- Nos vemos más tarde. No dejes que nadie vea dentro de mi bolsa de compras.
Chase sacudió la cabeza.
- No hay duda de que voy a lamentar esto, dijo, manteniendo la puerta abierta para mí.- "Si tú necesitas una buen vista de la ciudad desde arriba, sé exactamente el lugar. Pero, por favor, por amor a Dios, no nos lances por el borde.
Media hora más tarde estábamos de pie delante de la Aguja Espacial. Yo no había tenido la oportunidad de visitar el hito Seattle todavía. Los rascacielos de la ciudad me asustaban, aunque Dalila los ama. En otro mundo, hay castillos que eran más altos que esta estructura de acero crudo, pero parecían más enriquecidos, y no tuve ningún problema ponerme en pie en sus murallas.
Le di a Chase una larga mirada.
- ¿Puedes conseguir más público?
Él sonrió.
- Has dicho un lugar alto, buena vista. El Space Needle tiene una plataforma de observación que nos dará acceso a casi toda la ciudad. ¿Qué más quieres? No es necesario encender cualquier fuego o quemar cualquier cosa ¿verdad? No creo que eso les gustará.
- No, no hace falta quemar nada, le dijo, exasperada. ¿Cuánto falta para entrar?
- Ya casi, dijo, sacudiendo la cabeza. Él nos compró dos pases, y salimos por las puertas. Por suerte, era un día laborable en octubre, no había mucha gente. Mientras esperábamos que llegara uno de los ascensores de cristal, le sugerí tomar las escaleras.
Chase me dio una mirada ¿Estás loca?.
- La plataforma de observación está a más de quinientos metros de altura. ¿Crees que soy un masoquista? Estás loca. Mis piernas están en bastante buena forma, sin someterlos a un entrenamiento brutal como eso.
Se quejaba, por lo tanto tuvimos que esperar el ascensor, aunque estaba muy lejos de llegar. Me resbalaba FBHS en mi mente y me decía que no tengo la suficiente resistencia que tienen los inmortales. Incluso con la mitad de la sangre humana, podría pasear alrededor del planeta y no dormir durante varios días antes de caer de agotamiento. El ascensor se tambaleó, y yo cerré los ojos. Cuarenta y un segundos después, nos subió a más de quinientos metros de la plataforma de observación. Un poco mareada, salí del ascensor.
Por lo menos este nivel no gira trescientos sesenta grados, como el restaurante lo hizo. Agradecida por los pequeños favores, he seguido a Chase a través de las puertas, en el camino que rodeaba a la Aguja Espacial.
La multitud se fue a la sombra. Todo el mundo parecía estar evitando la lluvia, la pasarela era mancha. Definitivamente no es temporada turística, era seguro. Yo me aferraba a la barandilla y me asomé con cautela por el borde, pensé que tal vez no era tan buena idea después de todo. Quinientos pies había un largo camino hasta abajo. Que, en esencia, significa un largo camino si caía.
- Allí, no parece que haya gente en el lado sur, dijo Chase, señalando.
- Eso es porque allá no hay protección contra la lluvia.
Pero necesitaba privacidad, por lo que íbamos a tener que conformarnos. Decidida a acabar de una vez, me abrí camino, con cautela probaba la red de seguridad que impide a los turistas lanzarse por el borde. Lo que era bastante fuerte, me relajé un poco. Estaba realmente decidida, que podría subir más, pero tendría que hacer algunas maniobras graves.
Encontramos un lugar que estaba libre de miradas indiscretas. Saqué la pluma y miré hacia el cielo. Sin estrellas, sin luna, sólo un montón de nubes grises y la lluvia, pero al menos estábamos afuera, donde las corrientes de viento reforzarían mi magia. Con la esperanza de evitar un fallo, inspiré profundamente, y luego lentamente convoqué a la magia sentí correr la sangre por mis venas como si fuera fuego. La chispa de la creación, y canalicé la energía en la pluma.
Criatura de la noche, arpía demonio.
¿Dónde estás? Muéstrame el camino.
Pluma a la carne, una flecha.
Señora de la Luna, revela mi presa.
Con mi voz a la deriva deriva, Chase miró a su alrededor con nerviosismo.
- No pasó nada, dijo.
- No, ¿de verdad? Tu confianza en mi talento me asombra.
- Tú no tienes que ser sarcástica.
Pero su expresión me dijo que sabía que estaba bajo mi piel y disfruté de ella.
Yo le espeté:
- Mira, primero te preocupas de que algo podría pasar, ahora te molesta que no pasa nada. Decídete.
Se ahogó una carcajada.
- Camille, eres perfecta. Eres perfecta, la magia falló o se detuvo bruscamente, dijo mirando la pluma en mi mano. ¿Qué está pasando?
La pluma estaba creciendo en mi mano, y el aura que emana de ella había adquirido una apariencia completamente diferente. Con cautela la puse en la pasarela, protegiéndola del viento para que no la lanzara a la basura. - ¿Qué está pasando?
Chase sonaba un poco ahogado, y cuando miré hacia él, vi el miedo en sus ojos.
- No sé, dije.- Creo que tendremos que esperar y ver.
Esta no era la forma en que el hechizo debía funcionar. Lo que debería haber ocurrido es que la pluma se convirtiera en una flecha apuntando en la dirección en la que la arpía se escondía. Por supuesto, los hechizos no siempre salen según lo planeado. Como Menolly diría, "Trata con ello".
La pluma empezó a estirarse y a transformarse, y empujé a Chase detrás de mí. La magia era mi fuerte, fuerte o no. Nerviosa, yo sólo quería olvidarme de eso y salir corriendo, pero había gente en la cubierta, aunque fuera sólo un puñado. No podía dejar a todo el mundo lidiar con lo que había logrado conjurar.
- ¡Oh, mierda!
Grito de Chase, rompió a través de mis pensamientos, y parpadeó, una totalmente formada arpía salió de la nube de chispas y niebla, como una bolsa retorciéndose. Con más de seis pies de altura y con dos patas con garras, el demonio tenía una parte inferior del torso que vagamente se parecía a un avestruz con plumas de color marrón y amarillo y la parte superior del cuerpo de una mujer. Alas brotaban de su espalda, sus pechos eran firmes y altos, pero su rostro era el de una bruja arrugada. Sus ojos brillaban cuando ella nos vio una vez más.
- Hombre, tú eres una fea imbécil, dijo Chase, silbando entre dientes.
Nerviosa, incapaz de replicar, me estalló una carcajada aguda.
- ¡Cállate, quieres! Ella es peligrosa.
Un par de chicas que estaban lo suficientemente cerca para ver lo que pasaba gritaron y salieron corriendo en la otra dirección.
- Maldición, lancé bien el hechizo, pero en lugar de llevarnos a la arpía, el Encargo vino a nosotros, le dije.
- Cualquiera que sea el caso, ella no parece feliz. ¡Oh, mierda cuidado!
Chase me sacó de mi asombro. Una cosa buena, ya que la arpía eligió ese momento para asestarme un golpe. Me metí entre sus garras y me rasgó. Las uñas son pequeños cuchillos. No me gustaba ser el receptor de una de sus palmaditas de amor. Rina era la prueba viviente de lo que este demonio podía hacer.
Hice una respiración profunda y llamé a la Madre Luna. Puede que no sea capaz de verla, pero yo sabía que estaba ahí, encima de la capa de nubes y a la luz del día, y pude sentir su energía resonando en respuesta a mi llamado.
- Señora, no me falles ahora, dije en voz baja, cuando me trajo hasta mis manos la bola de luz de la luna que se estaba formando en frente de mí.
- ¡Atacad y sometedla! -Le grité, al mando de la energía.
El orbe brillante tiró como una lámina luminosa y redujo a la arpía. Ella gritó y dio un paso atrás, con la mirada fija en mí. En ese momento, Chase se apoyó en torno a mi lado derecho, y una explosión resonó, sorprendente el infierno, apuntó y disparó su arma.
- ¡Maldita sea!, vas a arruinar mi control de la energía-dije, pero ya era demasiado tarde. La bola de luz de la luna había tomado una mente propia y, al parecer, decidió que quería lo que había en la bolsa que la arpía llevaba en la mano. La atacó, y dejó caer la bolsa en la pasarela.
La Bala de Chase no había hecho ningún daño al demonio.
Me empujé fuera del camino, tratando de recuperar el control de la luz de la luna, pero sin éxito. Lo había perdido, y seguiría haciendo lo que quería hacer. Y lo que quería hacer era curvarse alrededor de la bolsa y protegerla. La arpía siseó, aparentemente decidió que había perdido esa batalla. Se volvió hacia mí.
- No dejemos que viva, Chase.
Me dejó de lado, el brillante círculo de luz de luna, centrándose en la arpía, cuando una vez más llamé a la Madre Luna. Luz corrió por mis brazos a mis manos, y la hice subir, apuntando a ella.
- ¡Atacad y sometedla!
Un haz de mercurio vertió de mis manos, teniendo como objetivo la arpía, y esta vez le golpeó con su completa fuerza. Se elevó en el aire y se cernía sobre el borde de las barandas de protección, como un rayo hacia ella. Sólo quería incluir, pero al parecer puse demasiado empuje detrás de ella, la luz de su envoltura, drenan el vuelo de sus alas. Con un grito largo, haciéndose eco, cayó del cielo y de cañón hacia el suelo.
- ¡Oh, demonios y molestias!
Corrí a la baranda de seguridad y me asomé por el borde, a la derecha detrás de mi estaba Chase. La arpía había aterrizado con fuerza completa en la acera y se instaló como un símbolo rojo grande. El sonido de los pies corriendo nos dijo que los guardias de seguridad no se quedaron atrás. Me volví a Chase.
- ¿Qué debemos hacer? No podemos dejar de averiguar acerca de los demonios.
- Voy a hablar con ellos. Yo les diré que era un hada que se suicidó, dijo.- Voy a por el equipo de la Oficina de Auditoría Interna quédate aquí.
Agarré la bolsa que la arpía había mantenido e hice lo único que podía pensar. La esperanza de que mi magia funcionara sin una falla esta vez, recogí la luz en el aire a mí alrededor y me envolví. Gracias a los dioses, más que mi ropa desapareció de la vista. Como una bala salí disparada hacia las sombras tan silenciosamente como pude, me acerqué a las escaleras, dejando a Chase para limpiar el desorden.
Tan pronto como me escabullí de vuelta a mi coche, me apoyé en el asiento y el cerré los ojos, esperando que el hechizo a desapareciera. Con mi suerte, llevaría todo el día, y me gustaría ser cosida hasta que alguien viniera a recogerme.
Los coches no conducen por las calles solos, y yo no quería llamar la atención, teniendo en cuenta el hecho de que al menos habían dos demonios rondando la ciudad. Puede ser que aviváramos con la arpía, pero Bad Ass Lucas y el Babbler Psycho seguían en libertad.
Yo nunca había tenido que vérmelas con un demonio real antes, y el encuentro me había dejado desconcertada. No es algo que me importara repetir, pero de alguna manera no quisiera hacerlo.
Sin embargo, la suerte hoy estaba conmigo. Mis manos comenzaron a aparecer de nuevo a la vista, y mientras miraba fijamente mis dedos, tenía uno de esos momentos AHA y gemí. Tuve que recordar llamar a Chase haber si podía hablar con el médico forense para cortar una de las garras de la arpía, yo podría utilizar eso como mi pago a la abuela Coyote.
Pensé en volver a la tienda, pero cambié de táctica cuando el paquete que había arrebatado a la arpía comenzó a agitarse en mi regazo. ¿Qué diablos? Cuidadosamente desaté el nudo de la tela y lo abrí. ¿Qué había estado protegiendo la luz de la luna del demonio?
Una gárgola bebé mirando hacia mí con ojos topacio ardientes y brillantes. Una concha de tortuga, que estaba cubierta con una piel suave, suave, en su cara había la más dulce de las miradas que jamás había visto.
- Bueno, hola, dije, suavemente levantándola. Sus alas eran todavía demasiado pequeñas para volar, no volaría a alguna parte. De hecho, ella era demasiado joven para estar lejos de su madre. Mientras yo miraba el cachorro, tuve uno de esos destellos que dijo más de lo que yo quería saber.
Gárgolas y los unicornios se encontraban entre las comidas favoritas de algunos demonios, y los rumores han circulado durante años que los mantenían como ganado en los reinos subterráneos. Si es así, el cachorro probablemente había sido concebido como merienda a media tarde para la arpía.
Servil, puse a la gárgola en mi pecho y la apreté. Ella soltó un eructo fuerte y luego un grito, ella arañó mis pechos.
- Tienes hambre. Me temo que no hago leche. Le dije, mientras la sostenía en mis brazos.- Pero apuesto a que podemos encontrar algo en casa.
Se aferró a mi cabello y la puse de nuevo en el trozo de tela que la arpía había llevado finalmente descubrí la manera de fijar el cinturón de seguridad así que la abrazó con fuerza, y luego vi la última parte de mi cuerpo, los dedos de mis pies, salí del garaje de estacionamiento y me dirigí a mi casa.
- ¿Qué nombre le pondrás? -Preguntó Chase.
Había llegado a la casa tan pronto como terminó de envolver las cosas con la arpía, y ahora estaba sentado en la mesa, jugando con el cachorro gárgola, tratando de no mirar asombrado. Pude ver risas en sus ojos.
- Maggie, dije.- Ella se parece a Maggie.
- Pensé que las gárgolas sólo eran estatuas talladas en piedra, dijo, haciéndole cosquillas en la barriga, yo llevaba un tazón a la mesa y lo coloqué cerca de ella. Dio un paso vacilante, a continuación, se inclinó sobre la taza, apretando los bordes con sus pequeñas manos. A medida que se fue tomando todo el líquido, Chase preguntó:
- ¿Con qué la estás alimentando?
Me senté en la silla a su lado y me incliné hacia adelante, mirando a la criatura que estaba aspirando su almuerzo.
- Una mezcla de crema, azúcar, canela y salvia. Es lo único que tengo para alimentarla ahora.
- ¿Por qué?
- Porque las gárgolas lo necesitan para seguir su desarrollo. Este cachorro nunca va ver a su madre de nuevo, así que voy a tener que hacer lo que pueda para asegurarme de que se desarrolle lo más normalmente posible. Hay algo raro en ella, aunque...
- ¿Quieres decir que, además del hecho de que ella se parece a un gato, deforme?
Chase rió, pero me di cuenta de su mirada estaba firmemente fijada en Maggie, y me di cuenta de que estaba encantado con ella. Así que a Chase le gustaban los animales, ya sean de Earthside o de OW. La idea me gusta.
- Las Gárgolas sólo tienen la apariencia y la sensación de piedra cuando se está obligado a una búsqueda. Por naturaleza, son los observadores de los observadores. Los animales son inteligentes en un grado y tienen un vocabulario limitado, pero no piensan como nosotros. Tienen también una muy larga vida, incluso más que los inmortales.
Algunas de las gárgolas que se ve en las paredes de Notre Dame y otras catedrales están en éxtasis, observando y no pierden de vista lo que sucede en Earthside. Ellos han estado allí tanto tiempo entre las estatuas que nunca podrán volver a modificarlas. No sé toda su historia, pero debería empezar a leer, ahora que Maggie está aquí.
Chase pasó los dedos suavemente sobre la espalda.
- Ella es suave. ¿Va a mantenerla o la enviarás de regreso a Otro Mundo?
Me encogí de hombros. Si le enviara a su casa, no tendría garantía de que estuviera bien. El Tribunal de la Corona no se preocupaba mucho por las gárgolas, a excepción de los unicornios y pegasos. En el pasado lejano, las gárgolas se habían puesto en servicio y despojados de sus derechos en Y'Elestrial. A menudo se utilizan como animales, seres inteligentes, pero como animales no obstante.
- Maggie, la mayoría de los seres humanos pensamos que son imaginarios, pero tienen una historia viva de la leyenda y la tradición de Earthside. La mayoría de las veces, son solitarios y se esconden. Creo que voy a quedarme con ella. Al menos sé que ella estará a salvo de esa manera.
Yo le acariciaba distraídamente la piel.
- Dime lo que sucedió con la arpía. Y no se te ocurrió pensar en cortar uno de sus dedos, ¿verdad? Realmente podría usarlo.
La expresión de su cara no tenía precio.
- Ah, sí, el dedo del demonio. No, lo siento, la idea no se me ocurrió. Dime, ¿para qué demonios necesitas el dedo de un demonio de todos modos?
- Como pago por la información. Si no voy con uno, tengo que renunciar a uno de mis propios dedos. Me olvidé de pedírtelo que antes, yo tenía tanta prisa en bajar de ese maldito de la aguja. Yo no quiero volver a ir allí de nuevo,- por cierto, lo dije, temblando.- Tengo miedo a las alturas, si no lo había averiguado hasta ahora. Así que dime lo que descubran.
Me miró como si estuviera loca.
- ¿Le debes a alguien el dedo de un demonio como pago por la información? ¿Qué tipo de juegos estás jugando, Camille? Oh, no importa, añadió rápidamente.- Yo no quiero saber. Este es el resumen: la policía se detuvo cuando vio mi placa. Me puse en contacto con el equipo de la Oficina de Auditoría Interna, por lo que no había mucho problema.
- Bueno, el organismo de derechos sabe que hay demonios a la caza ahora, le dije.- Esto debería convencerlos que tenemos una amenaza real. ¿Averiguaste algo especial acerca de la arpía que deberíamos saber?
Chase miró hacia la cocina.
- ¿Tienes algo para beber? He traído su informe. Me puse un punto en la autopsia. No traje a un... ¿cómo le llaman? Nigromante... eso es, sin embargo…
- Los nigromantes no tienen poder sobre demonios.
- ¡Ah, no me di cuenta, él dijo.- Sin embargo ellos hicieron traer un asistente con ellos. Él estaba allí para... déjame ver.- Consultó el archivo.- Oh sí, él estaba allí para examinar la firma mágica del demonio. ¿Tiene sentido para ti?
- Esa sería la práctica estándar, dije, dejando la mesa el tiempo suficiente para hurgar en la nevera.
- ¿Limonada? ¿O prefieres algo más fuerte? ¿Vino? ¿Absinthe. Néctar del hada verde?
Chase parpadeó.
- Absinthe es ilegal.
- No estás en otro mundo, y técnicamente, en cualquier casa de un agente de la Oficina de Auditoría Interna se considera territorio OW durante el tiempo que estamos aquí. Al igual que una embajada. Puedo tener la absenta en el local, pero no pueden quitarnos nuestra tierra.
Una de las pocas comodidades del hogar, la absenta había venido a Earthside de la reina de las hadas hace cientos de años atrás. Había sido un regalo de los inmortales a los mortales.
- Tal vez más tarde, dijo Chase.- Podría ser un vaso de vino, sin embargo. Lo prefiero rojo, si lo tienes.
Le saqué una botella de vino que había sido un regalo en el último paquete que nuestro padre nos envió. Estaba hecho con las mejores uvas de otro mundo, tan rico y tan rojas como la sangre, y tan suave como el brandy. Vertí dos vasos, le entregué uno a Chase.
Dio un sorbo, y sus ojos se pusieron redondos.
- Nunca he probado nada como esto, dijo, su voz de pronto profunda. - Estás bebiendo vino hadas. Ahora, sobre la arpía.
Miré a Maggie, que había terminado su comida y estaba hecho un ovillo en un cojín que había puesto sobre la mesa.
- Era un demonio, de acuerdo, y Jacinto dijo, ¿reconoces ese nombre? Ella es el asistente que trabajó en la arpía, que también examinó el Bolas.
Yo asentí. Jacinto, yo lo conocía desde la infancia. Él fue uno de los buenos, nunca se burló de nosotras, por nuestra sangre mezclada, y yo lo respeto y le gustaba.
- Jacinto dijo que parece que la arpía sólo ha estado en Earthside unos días, coincidió con el avistamiento de los demonios saliendo del caminante-. Pasó por el informe.- Aquí dice que tenía un collar con marcas como parte de algo llamado Squad Degath.
Oh, demonios.
- Los equipos principales de tareas Degath son para explorar por delante para obtener información. Se afianza. Coyote abuela tiene razón, Shadow Wing envió exploradores, y ellos están buscando los sellos de espíritu.
Chase me miró, con ojos oscuros.
- ¿Y cuál es nuestro siguiente paso?
- Encontrar a Tom Lane. Obtener el sello antes que ellos. De alguna manera, matar a los demonios antes de que lleguen a nadie más. Espero que logremos encontrarlos antes de que los encuentren.
- Tú y yo. ¿Cuánto tiempo falta para que Dalila llegue a casa?
- Voy a averiguar, le dije, tirando de mi teléfono celular de mi bolso. Marqué el número de Dalila, y ella respondió en el tercer timbre.
- Hay que volver a casa, le dije.- Hemos encontrado la arpía y la matamos.
Parecía aliviada.
- Gracias a los dioses que lo hiciste, porque la arpía se apoderó de Louise Jenkins, antes de que pudiera llegar hasta allí. Estoy en el camino a casa. Estaré allí en diez minutos.
- Oh, demonios, ¿Louise está muerta?
Miré hacia Chase, sacudió la cabeza. Empujó un block de papel delante de mí, y yo escribía el nombre de Louise en él.
- Sí. Que Chase envíe a un equipo. No creo que nadie la echara de menos porque no había señales de policías, ni nada. Usé guantes, me aseguré de no tocar nada con las manos desnudas.
- Chase ya está aquí, así que le digo. ¿Cuál es su número de apartamento de nuevo? Anoté la información.- Muy bien, gracias. Oye, ¿quieres parar y tomar un par de pizzas para la cena? Salchichas, jamón, piña, cualquier cosa que puedas pensar que es bueno.
Cerré el teléfono, me di cuenta de que la pequeña Maggie estaba respirando profundamente, estaba profundamente dormida.
Chase estaba en el teléfono tan pronto como le di toda la información, y una vez más, se activó el equipo de la Oficina de Auditoría Interna. Él les dijo que lo llamaran en cuanto se supiera lo que estaba pasando.
A la espera de Dalila, busqué una pequeña caja para la gárgola, y Maggie se acurrucó feliz en su cama. Fui hasta Chase y me senté en la sala, viendo las noticias en la televisión. Hubo un breve segmento en faire "extraño" que cayó sobre el lado de la Aguja Espacial. Al menos la prensa no sabía el hecho de que la arpía había sido un demonio, aunque hicieron algunos chistes de pollo en mal estado. Louise Jenkins no fue mencionada, el equipo debe seguir investigando. En el momento en que mi hermana atravesó la puerta, yo me estaba muriendo de hambre. Tomé las cajas de pizza de Dalila y los puse sobre la mesa de café.
- Oye, ve a la cocina y echa un vistazo a lo que he encontrado. Si está despierta, traerla de vuelta contigo.
Dalila se dirigió al comedor, mientras que abría una caja y olfateé la salchicha y la pizza de setas, largas cadenas de queso extra brillante en la parte superior.
- Tú tienes la mejor comida, Chase. Podría acostumbrarme a vivir en Earthside, aunque sólo sea por esa razón.
Resopló cuando Dalila regresó, Maggie se acurrucó en sus brazos.
- Ella es adorable. ¿Dónde la encontraste?
Se acomodó en la mecedora, tirando de la barbilla de la despierta y desconcertada gárgola.
- Nos llegó con el encuentro del demonio. Mi hechizo salió mal, pero al menos hemos sido capaces de hacer uso de los resultados, le dije.- Ella era parte de un escuadrón Degath. ¿Sabes lo que eso significa.
Su sonrisa se desvaneció.
- Infierno.
- Sí, ya a pesar de que está muerta, nos deja dos más peligrosos para lidiar. Tenemos que solidificar nuestros planes para encontrar a Lane. Creo que no tenemos mucho tiempo. Así que háblanos de Louise.
Dalila puso los ojos en blanco.
- Hablaré acerca de las malas noticias cuando estemos todos. Me gustaría esperar hasta que Menolly este despierta.
Miró a Chase, le dio un guiño frustrado.
Llegué a Maggie y me acerqué a la ventana. El Atardecer comenzaba a caer.
- Tengo hambre, le dije.- "Chase, sostienes a Maggie, mientras que Dalila y yo a ponemos la mesa.
Él empezó a protestar, pero le coloqué a la gárgola en sus brazos, le entregué el mando a distancia, recogí las pizzas, y le indiqué a Dalila que me siguiera a la cocina.
He arreglado los platos y servilletas sobre la mesa, Dalila sirvió más vino para Chase y para mi, y leche para ella.
- Tengo mucha hambre, Dalila dijo, lamiéndose los labios.
Puso el agitador parmesano sobre la mesa.
- Chase parece terriblemente agradable esta noche. No actuó como si yo fuera un bicho raro en absoluto.
Me miró y sonrió.
- Tal vez la arpía le hizo darse cuenta de lo normal que realmente somos.
Dalila reía metiendo un plato de brócoli en el microondas y lo golpeó en tres minutos.
- Tú sabes, tengo nostalgia, le dije,- tengo que admitir es más fácil de cómo la tecnología hace las cosas. Echaré de menos la electricidad cuando volvamos.
- Teníamos empleados allí, Dalila contestó.- Pero gracias a Dios por nuestra Madre. Al menos hemos estudiado la lengua y la cultura antes de venir aquí.
Madre nos había llevado hasta bilingües, y nos había enseñado acerca de las costumbres de Earthside desde el momento en que podíamos caminar.
- Cierto. Supongo que eran las opciones lógicas para esta misión. Tal vez la sede no nos estaba castigando a nosotros después de todo. La mayoría de los agentes asignados a Earthside pasan por largos períodos de transición, pero eso ya lo sabíamos, sabíamos mucho sobre la vida antes de que nos uniéramos para siempre a la Oficina de Auditoría Interna.
- Es una idea reconfortante. Dalila se asomó por el pasillo hasta la sala.- Chase y Maggie están dormidos. Ella es un bombón. ¿Realmente podemos mantenerla?
El tono melancólico de su voz me hizo sonreír. Dalila siempre traía a casa los animales callejeros cuando era joven, y madre le había pedido a padre construir un cobertizo en la parte de atrás de nuestra casa específicamente para la casa de fieras de Dalila.
- Sí, podemos guardarla. Su madre probablemente estaba produciendo bebés para algún demonio goloso, y la sede no la va a querer. No sé cómo Menolly se siente sobre ella.
- Todo está listo. Vamos a comer.
Con eso, ella fue a despertar a Chase. Mientras se lavaba las manos, le enseñé a mezclar la crema para Maggie, y le daba de comer, luego la puso a la cama antes de instalarse en la mesa para comer.
- ¿Las Gárgolas son inteligentes? Preguntó Chase, teniendo su tercer pedazo de pizza.
- Algunos lo son, dije con cautela, en caso de Maggie podía entender los rudimentos de la lengua.- Pueden ser brillantes, o puedan tener la capacidad mental de un gato. Mucho depende de la nutrición que la madre recibe durante el embarazo, el clan de su línea de sangre presta oídos, si se maneja más o menos al nacer. Teniendo en cuenta que la arpía la tenía en su poder, no estoy muy segura de que Maggie crezca y llegue a ser mucho más que un animal doméstico. Nunca se puede ser capaz de entrar en éxtasis.
Si no podía, entonces no sería de ninguna utilidad para la Oficina de Auditoría Interna. Que, considerando las gárgolas en que se ven obligados a vivir cuando fueron enviadas a Earthside, fue probablemente lo mejor que podría pasarle a ella. Algunas gárgolas, especialmente aquellos con menor inteligencia, no poseían la capacidad para congelarse en imágenes.
Chase parpadeó cuando un corto ronquido de Maggie sonó en el aire.
- No suena como un gato, suena un poco como cerdo.
- Ellos lloriquean cuando están felices. Miré el reloj.- Es hora de despertar a Menolly. Tenemos planes para hacer.
- Sólo en tanto que encontramos a Tom Lane, antes de que Bad Ass Lucas lo haga, dijo Dalila.
- Y siempre y cuando nos encontramos con él antes de que Bad Ass Lucas lo encuentre, le dije.
Ni ella ni Chase tenían de una respuesta a eso.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:11 pm

Capítulo 9


Menolly se estiraba, agitando sus trenzas con un ruido fuerte.
- ¿Y cuál es el programa para esta noche?
Ella se colocó unos jeans muy ajustados y un top, y me dio una sonrisa con colmillos. Sus colmillos brillaban en la penumbra, y una vez más, me encontré un poco mareada. Ella me miró.
- ¿Qué sucedió con Trillian? ¿Está de vuelta en tu vida?
Me recosté en la cama.
- Sí, soy débil. Demándame.
- ¿No puedes simplemente encontrar uno de nuestros primos para ligar con ellos? O ¿incluso un vampiro? Conozco a varios vampiros menores no son muy desagradables.
Sus ojos brillaban, y yo sabía que se estaba burlando de mí.
- Sí, necesito un amante de los muertos vivientes casi tan malo como necesito otro agujero en la cabeza.... Y hablando de vampiros, recibiste una llamada de Wade. Creo que alguien está enamorado, le dije, tomando el pelo.
- ¿Estás bromeando? ¿Llamó aquí?" Ella hizo lo posible para estar enojada, pero me di cuenta que estaba interesada. Una luz brilló en sus ojos enamorados, y estaba tratando de ocultar una sonrisa.
- Yo conozco esa sonrisa, así que no trates un farol conmigo, porque no se puede. Tú le diste tu número, por lo que obviamente estás interesada.
Gemí. Un dragón era lo que necesitábamos. En general, egoístas y codiciosos, hicieron mercenarios maravillosos y eran casi imposibles de matar. Si Tom había contratado a uno para protegerle o alguien contrató al dragón para él, entonces íbamos a tener una lucha en nuestras manos. Y teniendo en cuenta el estado de nuestro grupo variopinto, yo sabía que ninguno de nosotros ha luchado con un dragón.
- Muy bien, así que se podría llamar a un número de control de carreteras, le dije.- Me pregunto si Bad Ass Lucas y el Babbler Psycho saben sobre esto. La pregunta es, ¿cómo podemos encontrar a Tom? Se supone que vive cerca del Monte Rainier, ya sea en el borde de los límites del parque nacional, o dentro.
- Es demasiado tarde para ir esta noche, y los caminos van a ser difíciles por los alrededores del parque ya se han cerrado para el invierno. Mañana vamos a hacer el viaje, dijo Chase.- Dalila, ¿me puedes ayudar a hacer de detective de él antes? Podemos ir a buscar todo en mi oficina. Y mañana, nos reuniremos aquí antes de salir. Yo te llevo. ¿Digamos que podemos empezar alrededor de las ocho de la mañana?
- Suena bien, dijo Dalila.- Ahora, ¿quieres saber todo lo que ocurrió en el apartamento de Louise Jenkins? Como he dicho, la arpía estuvo un paso por delante de nosotros allí, también. En realidad, varios pasos. Louise era un desastre. Ella había muerto tiempo suficiente para que el rigor mortis apareciera, por lo que la arpía puede haber llegado a ella antes de que se detuviera con Rina. Busqué en el apartamento, pero no encontré nada. Le di una larga mirada a Louise, o lo que quedaba de ella.
Ella hizo una mueca y sacudió la cabeza.
- Sangriento, terriblemente sangriento. De todos modos, yo noté que había un anillo en su dedo. De oro y de diamantes.
- ¿El dedo de la boda?, Le pregunté.
- Está bien. Me pregunto si el Bolas se casó con ella y convenientemente olvidó decirle a la Oficina de Auditoría Interna. Tendrían que despedirlo por eso.
- O tal vez estaban ocupados, dijo Menolly lentamente.
- Recuerdo que en varias ocasiones mencionó que se estaba acostumbrando a la vida en Earthside, y cómo no era tan mala. Era respetado por su tamaño aquí. Volver a OW, se le ridiculizaría por ser tan corto.
Me volví a Dalila.
- ¿Notaste algo más? ¿Fotos? Cualquier cosa que nos dé una pista de qué tipo de conexión tenían Louise y Bolas?
Dalila miró, pensando. Después de un momento, dijo:
- Su apartamento estaba destrozado, por lo que no pudo ver mucho lo que era. No hay imágenes que pude ver, pero yo no quería molestar la escena más de lo necesario.
Menolly chasqueó los dedos.
- Espera un segundo. Bolas tenía un diario. Yo lo vi escribiendo en un diario hace unas semanas. Era pequeño, con un dibujo de... parecía como un mapa antiguo en la portada. ¿Has encontrado algo similar en su habitación cuando registraste después de ser asesinado?
Se volvió a Chase, que se mostró sorprendido.
- No, en absoluto. De hecho, apenas parecía que vivía allí.
Me sorprendió que los gigantes podrían ser tan limpios. ¿Podría estar el diario en el bar? Un miembro encubierto de la Oficina de Auditoría Interna, el equipo buscó en su oficina, pero no recordan nada parecido en las pruebas que trajeron. Por cierto, Camille ¿le has dicho acerca de tu promoción? Parpadeando, Menolly sacudió la cabeza.
- ¿Promoción? ¿Qué estás hablando?
Entonces, la comprensión inundó su rostro, y su piel pálida brillaba aún más.
- Oh, mierda y el infierno. Me han encargado de la barra, ¿no? - Tienes que ir, dijo Chase.- Así que supongo que tienes que volver a trabajar esta noche. Mientras estés allí, echa un vistazo y averigua si el diario se esconde detrás de la barra. Lleva a Camille contigo, y ambas tengan cuidado si hay un hombre allí, que no lo he encontrado todavía. Y si sabe que eres un agente, podrías estar en mucho peligro.
- Chase está bien, le interrumpió:- Sólo Bolas sabía que somos hermanas, por lo que sólo puedo ser un propietario de una librería local, y fui a tomar una copa. Entonces, mañana, vamos al Monte Rainier. Bueno, Chase y Dalila, consigan su investigación. Dos cabezas piensan mejor que una. Pregúntale a cualquier trol.
Dalila miró a Maggie.
- ¿Qué pasa con ella?
- Ella debe estar bien hasta que llegue a casa. Ella está profundamente dormida.
- Está bien. Pinte en marcha, Chase.
Chase me dio una sonrisa.
- Es un placer. Simplemente no te vayas a dar uno la vuelta sin mí cuando yo no estoy preparado para ello.
Yo los despedí con la mano.
- ¡Fuera de aquí, los dos!. Si hay problemas, llámame a mi teléfono celular.
Una vez que se fueron, subí las escaleras corriendo y me metí en una apretada, falda de cuero negro, y luego a mi nuevo magenta y corpiño negro, moviéndome para acomodar mis bubis. Metí mis pies en un par de zapatillas con punta redonda y tacones de aguja de cuatro pulgadas de alto y giré frente del espejo. ¡Woo-hoo, lo suficientemente bueno para comer!
Necesitamos toda la información que podamos conseguir. Si alguna persona en el bar, no quería hablar con Menolly, pueden que quieran hablar conmigo. Especialmente si me llenaba de encanto.
Envolví una estola de terciopelo alrededor de los hombros y bajé las escaleras con cuidado, con cuidado de evitar que los tacones no se enganchen en las divisiones de la madera.
Menolly me miró cuando entré en la cocina. Su boca abierta, y tosió.
- Malditamente bueno, que malo que Trillian no está aquí para verlo. No dejaría que salieras de la habitación.
- Tú puedes tener problemas pronto si alguien no habla contigo. Tengo que poner en práctica mi técnica. Entonces, ¿lista?
- Lo estoy.
Levantó las llaves de su camioneta.
- Voy a llevar mi coche. Si nos vio entrar juntas, quien está trabajando en el bar podría sospechar.
Me aseguré de que tenía todo y asentí hacia la puerta.
- Después de ti.
Y nos dirigimos hacia la tormentosa noche.
El vendedor ambulante se balanceaba como de costumbre. Podía sentir su encanto, las luces fueron diseñadas para parecerse a las lámparas de queroseno, decoración rústica y la superficie pulida, me di cuenta cuando miré de cerca.
Largos bancos y mesas para servir a la multitud, así como cabinas para más intimidad. Además de la cerveza normal y el vino, el camarero tenía unas cuantas golosinas detrás de la barra, todo caro y de gran demanda.
Una escalera subiendo a lo largo de la pared del fondo, lo que lleva hasta dos pisos de habitaciones que estaban siempre llenos. El portal estaba escondido en el sótano, y un agente de la Oficina de Auditoría Interna estaba de guardia de noche y de día para procesar los pasaportes de los que vienen de OW. Fue donde primero habíamos hecho nuestra presencia en Earthside.
Menolly estaba en su apogeo en el bar. Las luces eran tenues, y ella estaba trabajando como locos. La multitud de FBHS abarrotaron el bar, les encantó el hecho de que era un vampiro, a pesar de que mantiene una distancia respetuosa, a excepción de los pocos que se cuelgan en la tradición mística de la pala.
Mientras que la aceptación de los no muertos todavía brilla por su ausencia, las cosas estaban cambiando lentamente, aunque su reputación no ha sido ayudada por todas las películas de horror y vampiros que les encantaba jugar hasta los mil toda la imagen espeluznante. Drácula, por ejemplo, ha sido un residente de OW, y durante su deportación a los reinos subterráneos, logró escapar y huir a Earthside antes de que los guardias pudieran detenerlo. Una sola mano, destruyó las posibles relaciones entre vampiros y seres humanos durante cientos de años.
Anduve hasta el mostrador y me abrí paso entre la multitud. Las mujeres vestidas de modo escueto que me hizo ver como una monja, agrupadas en las mesas, alerta a cualquier señal de hombres inmortales que podrían aparecer. No eran hadas sin embargo. No, el Club de Observadores de Cuento prefería centrarse en la magia, las chispas y los unicornios. Estas mujeres estaban en busca de un buen partido y tal vez un algo más. Se llamaban a sí mismas Cuento y se iban al baño de empleados y unos pocos, los más interesantes tuvieron bastante éxito si se convertían en un adicto al sexo con los inmortales. Sólo los dioses sabían lo que harían si alguna vez se acostaran con un Svartan.
Las mujeres no fueron las únicas que buscan un poco de acción. Varios hombres vagaban por la barra, pero la mayoría de ellos sabían que no tenían la oportunidad en el infierno. Menolly me dijo que acopió a las mujeres que habían quedado sentadas solas al final de la noche. Fue triste, de verdad, pero en general, muy pocos de los inmortales prestan atención a las invitaciones abiertas.
Me senté en un taburete, mirando a mí alrededor. Aquí y allá, vi a otro faire o dos. Incluso un Were, pocos estaban sentados en las afueras de la sala, desde mi posición se notaba desde el brillo de sus ojos. Se encontraron con mi mirada, asentí con la cabeza a algunos, unos pocos me dieron una señal, reconociendo nuestras raíces comunes.
¿Dónde debo empezar? Un cosquilleo en la parte de atrás de mi cuello me llamó la atención, y me di la vuelta. En el stand de la esquina, vi a un hombre joven. Era japonés, pero el glamur en torno a él me llamó la atención.
- Un vaso de vino blanco, murmuré a Menolly cuando finalmente se dirigió a mí.- ¿Y quién es ése de allá?, en la cabina.
Miró al hombre cuando puso la bebida delante de mí. En un susurro, dijo,
- Yo nunca lo he visto aquí antes de esta noche. Te puedo decir, no vino de OW. Huele como a demonio, pero apostaría mis colmillos que no es de los reinos subterráneos.
Bebí mi vino y poco a poco me fui paseando por la cabina. Cuando me acerqué, el hombre miró hacia arriba y vi que no era tan joven como yo pensaba. Su cara era lisa y sin arrugas, pero sus ojos eran mucho mayores de veinticinco. Me apoyé en la pared que separa la cabina de la siguiente.
- ¿No quieres sentarse, hermosa dama?, preguntó.
Yo acepté su invitación, sentándome en el asiento de enfrente. Acuné mi copa de vino en mis manos, me di cuenta de que no era un encuentro casual. Había estado esperando por mí, aunque yo no sabía cómo, ni por qué. Después de un momento de silencio el aire alrededor de él ondulada.
Magia, todos los derechos.
- Abuela Coyote dijo que podrías ser capaz de utilizar mi ayuda, dijo de repente.
Al parpadear, sus ojos de chocolate se volvieron un tono alarmante de topacio.
Bingo. Sabía que sentía algo familiar en él. Su olor era espeso como el almizcle, pero bajo el olor masculino, podría detectar el olor sutil de energía de la abuela Coyote mezclada en su aura como si se hubiera apoyado en su hombro o le dio una palmadita en la espalda.
Tomé un sorbo de vino y reflexioné sobre este extraño giro de los acontecimientos.
- Tal vez.
Jugando con mi bebida, le miré, tratando de averiguar quién era. Menolly tenía razón. No era de los Reinos Sub. Eso sí lo sabía, por lo que no podía ser el Babbler Psycho, tan encantador como parece.
Eso dejó me hizo llegar a la pregunta de que si estaba en complicidad con Bad Ass Lucas. Quienquiera que fuese, era guapo, con pelo hasta los hombros el color de carbón vegetal, liso y brillante, y lo tenía sujeto en una cola de caballo. No tenía el pelo facial a excepción de una pequeña barbilla y un bigote fino, y mientras que su contextura era pequeña, parecía de alambre, llevaba un jersey de punto verde. Hmm... era realmente lindo. ¿Qué podría estar usando de bajo de ese de ese suéter? Yo no podía pedirle que se levantara para poder ver sus pantalones.
Me Sacudí de mi ensueño, y le dije:
- Así que, ¿quién eres?
La esquina de sus labios se torció en una sonrisa astuta. Mi pulso se aceleró y me revolví en mi asiento, preguntándome si podía leerme.
Di una risita.
- Morio. Acabo de llegar a la ciudad.
- ¿Morio? Eso es un nombre japonés. No es de OW-, lo dije antes de que lo pudiera evitar.- Tú no eres uno de los inmortales. ¿Qué eres?
- ¡Vaya... muy grosera!...
En Otro Mundo, se consideró a mi altura, de mala gana levantó la cabeza, me bloqueo con su mirada. Su sonrisa, corrió por mis venas como el buen vino, me desorienta como la energía del bosque que nos rodea. Oscuro y profundo, viejo y salvaje, se tejió sí mismo como una capa sobre los hombros.
- Lo que tú quieras más allá de eso, estoy seguro de lo que puedo ofrecerte.
Ya con mi aliento recuperado, me di cuenta que era un espíritu Earthside y que pertenecía a este mundo.
- ¿La abuela Coyote llamo en nuestro nombre?
Otra sonrisa, otro tirón de un caleidoscopio, remolinos de hojas, ramas y raíces me sumergieron profundamente en la tierra.
- No exactamente, pero me mostró los que amenazan al mundo. Mi mundo. Estoy a tu disposición. Quiero ayudar.
Él levantó su copa hacia mí, y le devolví el cumplido, sin saber qué hacer a continuación. Mi pregunta fue respondida cuando Menolly llamó mi atención. No se había movido, éramos hermanas, y pude sentir su llamado. Miré a la barra, donde estaba con un pequeño libro en la mano. Cuaderno de un viajero, una banda elástica mantenía las páginas cerradas. El diario de Bolas.
- Es mejor que vayas a hablar con ella. Te esperaré, Morio dijo.
Mientras me ponía de pie, mantenía el ojo en mi nuevo compañero, se me ocurrió que Morio me había afectado de una manera que ningún hombre lo había hecho antes de que yo conociera a Trillian. Ya sea para augurar para bien o para mal, queda por ver.
Menolly me lanzó una mirada burlona cuando me acerqué a la barra. Le pedí otra copa de vino blanco, luego se inclinó sobre el mostrador.
- Tenemos que hablar.
- No puedo ahora, y después del trabajo quiero mirar alrededor y ver si puedo averiguar quién estaba ayudando a Bad Ass Lucas desde aquí. Llévate el diario contigo. Por cierto, ¿quién es el chico caliente? Por favor, no me digas que es del lado oscuro de Wing.
Levanté una ceja y miré a Morio, que levantó su copa en mi dirección.
- No estoy segura todavía, pero él es un emisario de la abuela Coyote, y sí, él es un demonio, es uno terrestre. Estoy segura de que no está en la liga con los grandes malos de los submundos. Yo huelo lo en él.
- ¿De veras?. Menolly coronó mi copa y la empujó a través del mostrador, junto con el diario.
- Los he estado observando. Tienes algo que hacer allí. Sería interesante averiguar lo que es... ¿tal vez un mago?
Sacudí la cabeza.
- No lo creo, pero no lo puedo decir todavía. Bueno, me voy, y probablemente me lo llevaré conmigo.
- ¿Planificando en hacer algo de trabajo encubierto? Preguntó, riéndose.
Comencé a hacerme la desentendida, pero ¿quién quería engañar?
- Te diré que no me importaría saber lo que hay bajo esa apariencia lisa. Morio es su nombre, por cierto. Si algo me pasa a mí, ve a la abuela Coyote y decirle lo que sucede.
Metí el diario en mi cartera, vacié el vaso, y luego me dirigí de nuevo hacia la cabina, donde le hice una seña a Morio.
- ¿Vienes?
Sin una palabra, se puso de pie, se puso la bolsa en su hombro, y me siguió.
La lluvia azotó tan fuerte que me estremeció, mis piernas se sentían como si estuvieran siendo atacadas por un enjambre de abejas. Morio no parecía sentirla, pero él sabía dónde había aparcado y me llevó directamente a mi coche. En cuanto abrí la puerta, me preguntaba si estaba loca para ponerme al volante con esta extraña criatura a mi lado. Inhalé profundamente para calmarme, me amarré el cinturón de seguridad y esperé mientras él hacía lo mismo.
- ¿Vamos a volver a tu casa?, preguntó.
Le miré rápidamente.
- ¿Por qué?
- Eso parece más lógico. Necesitas dormir. Mañana Vamos en busca de Tom Lane, ¿no?
Suspiré.
- Oye, no sé lo que eres, o cómo sabes mucho, es de mal gusto, quiero algunas respuestas directas. Tú dices que la abuela Coyote te ha hablado de mí, tú dices que has visto nuestra casa, y tú sabías qué coche era el mío. ¿Qué está pasando?
Él sonrió entonces, una verdadera sonrisa encantadora que me hizo querer inclinarme y besarlo.
- Camille, mostrando su carácter.
Encantador o no, estaba ya en el punto de que le ordenaba salir del coche cuando alcancé a ver algo como dardos hacia nosotros desde el callejón. Jadeé cuando una silueta grande y negra saltó hacia la parte delantera del coche y se estrelló como una piedra en el parabrisas. El vidrio sacudió, pero no se rompió, a pesar de la grieta que se formó lentamente de un lado a otro. Aturdida, miré hacia la criatura y la miraba sin decir nada. Es decir, hasta que me di cuenta de que estaba llegando a mi lado.
- ¡Carajo! Grité, de repente sin darme cuenta de que Morio había tomado mi muñeca y estaba halando de mí sobre la palanca de velocidades desde su asiento. Ya había abierto la puerta del todo y salió con la velocidad de la luz, me arrastró con él.
- ¡Colabora¡ -dijo, mientras me empujaba hacia el cruce.- ¡Corre!
Sólo había dado algunos pasos antes de que mi talón quedara atrapado en un agujero en la acera y me fui de bruces, y mi cara la estampé a lo largo del hormigón. Sintiendo la grava húmeda alojarse en mis manos y barbilla, me obligué a levantarme sobre mis pies. Me di la vuelta, pero todo lo que pude ver fue un borrón.
Entonces, en medio de la lluvia, vi a Morio. Nuestro atacante no estaba a la vista. Morio miró a su alrededor, luego se volvió a mí. Vi que tenía algo, tratando de meterlo en la bolsa de su hombro. Me las arreglé para echar una ojeada a un objeto redondo de marfil con brillantes ojos rojos. ¿Un cráneo? Yo no podía estar segura, pero lo parecía.
Cerró la bolsa, luego inclinó la cabeza hacia atrás, como si olfateara el aire. Después de un momento, él se acercó a mí y me tendió la mano. Aún desconfiando, la tomé, y me recogió en sus brazos, sin más esfuerzo del que tendría recogiendo a Maggie. Parece que Morio era mucho más fuerte de lo que parecía.
- ¿Qué demonios fue eso? Le pregunté, sin molestarse en preguntar por qué me estaba llevando. Me imaginé que él tenía sus razones, y yo no tenía objeciones de estar en sus brazos. De hecho, me sentía condenadamente bien.
- A Skinwalker. Earthbound, probablemente esté en complicidad con fuerzas oscuras. No se alejarán mucho tiempo. Vamos, tenemos que salir de aquí debemos de volver con refuerzos.
Me llevó de vuelta a lado del conductor del coche. Tan pronto como estuve allí, miré a través de las grietas en el parabrisas, para ver si podría salir al tráfico, y salí disparada.
En el camino, Morio permaneció en silencio, eso me decía que me esperara hasta que estuviésemos a salvo para obtener respuestas. Tenía que advertir a Menolly, saqué mi teléfono celular y marqué el número tres de marcación rápida. Dos tonos más tarde, Menolly respondió.
- Oye, tenemos problemas.
- ¿Morio?" Como de costumbre, fue contundente y al grano. - No. Estamos de camino a casa ahora. Fuimos atacados por algo llamado Skinwalker después de salir de la barra. Era a sólo una pocas cuadras del Caminante, lo que es necesario tener cuidado. Consigue a alguien de confianza para caminar a tu vehículo cuando tu trabajo haya terminado. Si es necesario, llama a Chase, pero no sé si las balas puedan hacerle algo a esa cosa. Llámame antes de salir y otra vez cuando estés segura en la carretera.
Podía oír la vacilación en su voz.
- ¿Estás segura de que estás a salvo con Morio?
Con una risa, sacudí la cabeza, aunque ella no podía verme.
- No estoy segura de que estemos seguros en ninguna parte, dije. Hablaremos más tarde.
El resto del viaje fue sin incidentes. Entré en nuestro camino, había colocado plantas protectoras. Brillaban en las esquinas de la tierra, de un blanco suave. No pasó nada a Morio al pasar a través de ellos, así que no podía estar tan mal.
Dejé el coche y apagué el motor. Gracias a los dioses que habíamos llegado a casa a salvo. Pero si Morio había encontrado nuestra casa, ¿podía alguien más? Pensé en Maggie, sola, y subió los escalones del porche, descalza. Busqué la llave, finalmente, pude abrir la puerta, y corrí hacia el pasillo oscuro.
Morio estaba justo detrás de mí.
- Voy a comprobar la casa, dijo, tan fácilmente como si viviera aquí.
- Está bien, tú puedes ayudar, pero no te fijes en cosas que no son de tu incumbencia. ¿Entendido?
Se encogió de hombros.
- Revisar es bueno, mantiene el alma sana.
Hicimos búsquedas en la casa de arriba a abajo, aunque convenientemente ignoramos el sótano. La entrada, oculta detrás de la puerta del armario, se quedó fuera de los límites de manera segura. La guarida de Menolly era sacrosanta. Al regresar a la sala, con la certeza de que nadie estaba escondido en el armario del pasillo o debajo de las camas, Morio puso su bolso en el asiento y rápidamente asumió la posición de loto junto a ella. Poderosamente flexible, pensé, preguntándome en qué otras formas se puede ser flexible. Mi cuerpo ya se había cargado y estaba en marcha.
Le ofrecí un trago, y aceptó una cerveza. Se la entregué, y me miró, me valoró de pies a cabeza, y la evaluación se veía bien. Lamía sus labios. Aunque yo estaba acostumbrada a que los hombres me miraran, aunque sólo sea por el tamaño de mis pechos, pero esto era diferente. Esto podría conducir a algo, y podría tener pronto la visita de Trillian, yo no estaba segura de si eso era una buena idea o no.
Me senté en el sillón reclinable.
- Deja los modales de lado, dime quién eres.
Él sonrió.
- Puedo ver que tú no estarás satisfecha con una explicación sencilla.
- Ni en toda mi vida. Háblame, como dicen los lugareños.
Se encogió de hombros.
- Ustedes conocen mi nombre y yo te dije la verdad. Coyote abuela me envió a ayudar. Yo soy uno de los Yokai-kitsune.
- ¿Kit de qué?
Por todo lo que sabía, podría ser un nombre de algún clan, una tribu, o una orden fraternal secreta.
- Yokai-kitsune. Demonio zorro ese sería la traducción más cercana. ¿Demonio? ¡Oh mierda! Salté del sillón y miré a mi alrededor salvajemente en busca del arma más cercana. Las espadas cortas de plata que nos había dado mi padre a cada una de nosotras, estaban a salvo alojadas en un gabinete en el salón. Lo más cercano que podría llegar para ponerme a salvo era el sofá, tendí la mano para recoger la energía de la luna, con la esperanza de que no me fallaría ahora.
Él arqueó una ceja.
- ¿Me vas a atacar? ¡Oh, qué bonito!.
Vacilé, le miré fijamente, esperando.
- ¿Entonces realmente no eres de los reinos subterráneos? ¿Por qué la abuela Coyote te envió aquí?
Morio resopló.
- No, yo no soy de Sub, y ella me envió, ya que obviamente no puedes manejar esta situación por tu cuenta. Si yo hubiera sido de los submundos, serías un brindis por ahora, y haría fiestas con los huesos.
Señaló el asiento de al lado.
- ¡Ahora, siéntate y deja de hacer un drama!
Arrogante, me detuve cuando me miró a la cara. Estaba pacientemente esperando a que yo me sentara. Quería correr hasta la cocina, sin embargo, esta situación iba de mal en peor, y necesitábamos toda la ayuda que pudiéramos obtener.
Me senté, con un suspiro.
Él sonrió, satisfecho.
- Bueno. Sabes cómo escuchar. Como ya he dicho, soy un Yokai-kitsune. Vengo de Japón, aunque he estado un tiempo en EE.UU. Le debo un favor grande a Coyote abuela, y ella me llamó, de modo que aquí estoy. Ella quiere que te ayude a encontrar los sellos espíritu. Luego de enterarse de lo que está pasando, estoy más que feliz de prestar este servicio. Nadie va a invadir mi mundo y salirse con la suya.
Examiné su rostro. Ahora que he tenido la oportunidad de mirarlo más cerca, pude ver sus orejas ligeramente puntiagudas, y que sus dientes parecían un poco agudos para un ser humano. Pero él no era hada, no en el sentido de que era mi padre.
- ¿Dices que eres un demonio?, Le pregunté.
- En una forma de hablar. Demonio, espíritu de la naturaleza, lo que sea. Los términos no son importantes. Lo que importa es que yo no soy humano, aunque vista la forma en su mayor parte.
- ¿Fuiste humano?
Una vez más, un movimiento de la cabeza.
- No. Demonio.
Pude ver que no iba a obtener mucho más de él, así que cambió de tema.
- Pensé que la abuela Coyote no iba a interferir.
- Ella no, pero ella puede pedir ayuda a los demás, Shadow Wing lleva un paso adelante y está alterando el equilibrio, y a las brujas del destino no les gusta cuando la balanza se desequilibra.
Abrió su bolso y sacó el objeto que había visto antes. Como yo sospechaba, se trataba de un cráneo.
- Esto es de mi familia. Tengo que tener esto para transformarme en un ser humano. Si la pierdo, cambiaría en un zorro, no puedo cambiar de nuevo hasta que vuelva a mí. Me la dieron al nacer. Te digo esto para que no tengas ninguna idea brillante sobre tomarla para tus hechizos.
Me sonrojé.
- Nunca lo había pensado,- le dije, aunque se me ocurrió, que aún estaba en deuda con la abuela Coyote, el hueso del dedo de un demonio, y allí estaba uno, sentado en mi sala de estar. Pero yo era una buena anfitriona. Yo no iba a perder la cabeza con este tipo y hacerme con su cráneo, y mucho menos cortarle el dedo, sobre todo después de que ella le pidiera que me ayudara a luchar contra Shadow Wing. Además, yo estaba más interesada en otras partes del cuerpo. - Entonces, ¿qué te dijo?
- Todo lo que necesitas saber. Estás buscando los sellos espíritu que se han perdido. Si no los encuentras antes que de que lo haga Shadow Wing, estaremos en problemas. Lo que no entiendo es por qué la Oficina de Auditoría Interna se dejó ganar el paso con un ataque en masa y hacerse cargo de este problema.
- Porque no pueden.
Una voz en la puerta nos sorprendió, y me levantó de un salto, recuperé el aliento. Trillian. Otra vez. Y no parecía feliz de ver a Morio sentado allí.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:13 pm

Capítulo 10


- ¿Puedes dejar eso? ¡La próxima vez toca el timbre!
Lo miré cuando entraba y se sentó en una silla, sus ojos nunca dejaron de verme después de que le echó un solo vistazo a Morio.
- ¿Por qué yo?, preguntó. - Sabes que tú me lo permites, ¿por qué molestarse por sutilezas obsoletas?
- Y esa es una de las razones por la que ya no estamos juntos, le dije, exasperada.
- Estuvimos juntos la noche anterior, y no tenías quejas, me di.
Se volvió hacia Morio.
- Déjame presentarme. Soy Trillian el amante de Camille.
- ¡Alto ahí! Puede que haya tenido un resbalón y dormí de nuevo contigo, pero yo no soy tu amante. Ya no-. Suspiré.- Eres grosero y arrogante. Y terriblemente grosero.
- ¿Y tu punto es...?, preguntó, mirándome con una mirada especulativa. Irritada, me di la vuelta, cuando, continuó.- La Oficina de Auditoría Interna no puede intervenir directamente porque la reina tiene la cabeza hasta ahora en el culo no puede ver lo que está pasando. Y los generales se sientan apretados y acogedores en sus casas de lujo con sus alijos de opio y sus fiestas y orgías. Incluso si averiguan qué diablos está ocurriendo, las tropas no están preparadas para la batalla. Odio tener que decirte esto, pero el ejército de chusma no puede luchar contra ni siquiera para tratar de salir de una caja. La única esperanza es un subterfugio, porque en el momento en que la realeza averigüé que algo anda mal, ¡Shadow Wing habrá descubierto los sellos espíritu y todo será demasiado tarde!
Se inclinó hacia atrás, con la mirada vacilante por la habitación. - ¿Padre te dijo que me dijeras todo eso?
Si eso es lo que mi padre decía entonces estábamos en serios problemas.
- Tu padre no está solo en su apreciación. No hay problemas con el céfiro de la Reina. Viejos enemigos simplemente no desaparecen, incluso después de mil años. Tienes que recordar a aquellos que se cruzaron en el pasado.
Después de un momento, Trillian miró a Morio.
- ¿Así que la vieja bruja te envió? ¿Un cachorro de lobo para hacer el trabajo de un hombre? Bueno, supongo que eres mejor que nada.
- Yokai-kitsune, gracias. Morio dijo.- Yo sé lo que eres. He visto tu clase en las montañas del norte. No me tientes, Svartån.
Grande, un partido de la testosterona. Justo lo que necesitábamos.
- Dejen de pelear. Morio, agradezco tu ayuda, y mis hermanas también. Trillian, te puedes ir.
Trillian arqueó las cejas y me dio una lenta, sonrisa sensual.
- ¿Tengo la bienvenida a mi ayuda, también? Lo iciste anoche.
Sus ojos brillaban. Uh-oh. Me quedé sin aliento, obligándome a sacudir la cabeza. Al momento siguiente, Trillian estaba a mi lado, con los dedos tocando por mi brazo. - ¡Basta!
- Tus sentimientos son transparentes, comenzó a decir, pero antes de que pudiera decir el resto de sus palabras, Morio me tenía aferrada mi otra muñeca, arrastrándome fuera del alcance de Trillian.
- Déjala en paz. Es obvio que la señora no quiere tu atención. Morio me empujó detrás de él mientras miraba fijamente a Trillian.
- Cachorro, acabas de sobrepasar tus límites. Es mejor que mantengas la nariz fuera de situaciones que no te conciernen.
Trillian estaba de pie, con las manos en las caderas, listas. Yo sabía que llevaba un cuchillo en su bota, tenía la sensación que había actualizado su armamento, aun más moderno desde que estaba en Earthside. Lo último que necesitaba era que disparara a Morio con alguna pistola robada. - ¡Basta!
Completamente irritada, me metí entre ellos y los miré a ambos hasta que se separaron. – Tranquilícense, muchachos. Lo digo en serio.
Estaban sentados de nuevo, aunque de mal humor y mirándose uno a otro como perros hostiles, me dirigí a la cocina.
- Tengo que comprobar a Maggie. Si cualquiera de ustedes empieza de nuevo, voy a venir aquí y los haré explotar a los dos. Y tú sabes que no puedes contra los efectos secundarios de mis hechizos, ¡podrían terminar de pelearse, por mí!
Trillian tenía una mirada de fuego hacia mí, y me dio una sonrisa maliciosa, luego volvió a mirar hacia abajo a Morio. Hice una pausa para asegurarme de que estaban realmente en el modo de tregua, me metí en la cocina. Maggie estaba acurrucada en su caja, durmiendo en una manta vieja. Mi irritación se evaporó cuando miré hacia abajo en los remolinos de naranja y negro, de piel suave y blanca que cubría su pequeño cuerpo. Gárgolas pequeños al nacer, y pasarán años hasta que ella llegue a la edad adulta. Me arrodillé junto a la caja y le acaricié suavemente su piel. Ella resopló en su sueño.
Aunque yo quería un gato, uno negro, que se quedara gato no que se convirtiera en persona, los felinos no les gusta estar cerca de Menolly. Y Dalila se pondría celosa y territorial. Así que Maggie es perfecta. Ella no tendría miedo de los vampiros, a menos que haya sido maltratada por alguno, y no pondría en peligro el territorio de Dalila. Lo último que necesitaba era una disputa por la caja de arena.
Maggie se volvió, parpadeó una vez, luego cerró los ojos y cayó dormida de nuevo.
Me aseguré de que había agua en su tazón y luego corté en pedazos unas cuantas onzas de carne y agregué un poco de pan y leche. Cuando coloqué el plato al lado de la caja, Maggie abrió los ojos, y ella se asomó por el borde. Soltó un mooph, entonces se abría paso sobre el borde. Se ha rodado hasta el agua y la comida.
Cuando terminó, le froté el vientre y luego la llevó fuera y la puso sobre el terreno. Ella esquivó unos pocos charcos en el pasto cerca del estacionamiento, y la levanté de nuevo, la llevé hacia el interior. Pasaría mucho tiempo antes de que sus alas fueran lo suficientemente grande o lo suficientemente fuertes como para volar, y yo no la quería arrastrándose por el exterior.
Después de que la puso de nuevo en la caja, me serví un vaso de vino y regresé a la sala de estar, con la esperanza de que Trillian y Morio hubieran podido contenerse. Al parecer, mi ausencia había sido demasiado exigente. Habían comenzado a hablar para llenar el silencio.
- La reina nunca entenderá cuánto peligro realmente existe, Trillian estaba diciendo.- Ella está demasiado absorta en sus sueños de opio para prestar atención. El Comandante General está tratando de ponerla en forma, pero está haciendo una lucha en cada paso del camino. La última reunión del Consejo de Gobierno ha sido una farsa. Los hombres están dejando la Guardia en masa a causa de la mala gestión y la falta de organización. Y la Oficina de Auditoría Interna está dividida en sus lealtades.
- ¿Qué es esto?, Le pregunté.- ¿Cómo el mundo se ha puesto al revés?
- No sólo hablé con tu padre, dijo, resoplando.- Tengo mis espías. Uno de los miembros del Consejo es un buen amigo mío. Lo digo en serio, Camille. No hay que esperar la ayuda de la Corona y la Corte, han llegado a ser tan corruptos a lo largo de los años que no hay una persona que tenga la autoridad para cambiar las cosas. Todavía no.
Moví la cabeza para mirarlo. ¿Todavía no? Trillian nunca decía nada, sin razón, pero hasta yo sabía lo que estaba pasando, me decidí en mantener la boca cerrada. Todavía no sabía de Morio lo suficientemente bien como para confiar en que no podría repetir lo que oía. Y si la autoridad regresa a la reina, su competencia estaba siendo informada, todos éramos carne muerta tanto como que quisiéramos ser.
Lethesanar era una experta en convencer a sus presos que estarían mejor muertos. Varios de ellos tomaron esa ruta usando cualquier método que podrían encontrar para suicidarse antes de su próxima ronda de tortura.
- Así que, ¿estás diciendo que la Oficina de Auditoría Interna está por su propia cuenta?
Trillian inclinó la cabeza.
- Estoy diciendo que la Oficina de Auditoría Interna hará lo que pueda para ayudar, pero que no puede ser por mucho tiempo. No pongas tu confianza en ellos, y por el bien de los dioses, no cuentes con la Corte y la Corona te apoye.
Caí en mi silla, y solté un largo suspiro. Mi familia nunca ha sido lo suficientemente cercana para que la Corte sea privada de su funcionamiento interno. La presencia de madre había sido suficiente para mantener a mi padre fuera. Y como agentes de escalón inferior, mis hermanas y yo no estábamos al tanto de la relación entre la Corte, la Corona y la Oficina de Auditoría Interna.
De repente quería que mi padre estuviera aquí. Sabía que algo iba a suceder, o no habría enviado a Trillian. Pero también sabía que iba a tomar su propio tiempo para decirnos sobre lo que estaba ocurriendo. Padre fue fiel a su amada Guardia. Lo que estaba ocurriendo debe ser malo, para que admitiera a Trillian que no había necesidad de secreto.
- ¿Qué sigue?, Morio dijo.
La puerta se abrió y Dalila apareció, se volvió para mirarnos a todos nosotros.
- Veo que tenemos compañía, dijo, dejando caer la mochila en una silla.
Me le quedé mirando. Algo había cambiado, pero yo no podía saber qué. Tenía las mejillas encendidas, puesto que la temperatura estaba bajando, pondría tiza hasta que se enfriara. Había algo más, sin embargo. Ella estaba caminando de manera diferente, y sonaba sin aliento.
De repente, yo lo sabía. ¡Chase y Dalila habían dormido juntos!, durante meses habían sido asustados por la idea del Hombre tigre, y había estado persiguiendo a mis faldas. Cogí a mi hermana por el codo.
- Ven conmigo, quiero hablar contigo.
Trillian gimió.
- ¿Vas a dejarme solo con el niño lobo de nuevo?
- Zorro, imbécil, soy un Yokai-kitsune, ¡no un licántropo!
Morio gruñó y tendió la mano. Mientras observaba, las uñas se convertían en garras largas, y sus ojos brillaban.
- Quieto niños. Me puse entre ellos de nuevo.- ¿Tengo que contratar a una niñera para mantenerlos civilizados?
Morio me miró por un momento, una mirada insolente en su cara, luego retractó de sus garras.
- No hay problema, Camille.
Para no ser menos, Trillian estuvo de acuerdo.
- Vamos a estar bien. Ir a chismear todo lo que quieras.
Dalila miró a ambos, claramente confundida, cuando la llevé a la cocina, donde nos sentamos junto a Maggie. Dalila mimado por un momento, y luego contuvo el aliento. Ella conocía mis ojos.
- Tú sabes, ¿no? ¿Me lo puedes decir? Ella agachó la cabeza.
- Por supuesto que puedo decirlo. ¡Lo huelo en ti!.
Y, de hecho, la colonia de Chase se quedó en su piel.
- Lo único que me importa es que si lo disfrutaste y tuvieron protección. No te hizo daño, ¿verdad?
Sus ojos se ensancharon.
- ¿Hacerme daño? No, de hecho, le arañé accidentalmente.
Se puso seria, y yo tenía un vistazo.
- Oh, no, ¿no lo hiciste?
Dalila me miró escandalizada.
- ¡No! Por lo menos no durante... pero después, creo que la tensión llegó a mí. Nos abrazamos cuando cambié. Asusté tanto a Chase que se cayó de la cama, dijo riéndose.
Me ahogaba la risa. El viejo Chase tiene más de lo que esperaba. Los seres humanos siempre subestiman el poder que el sexo da, incluso un mestizo. En Otro Mundo se habían perdido más vidas con la lujuria que en todas las guerras juntas.
- ¿Te molesta?
Dalila revolvió en los armarios, sacó una bolsa de papas fritas y los abrió.
- Sé que desde hace tiempo él anda tras de ti. Yo no estaba seguro... - Tú sabes perfectamente que no estoy interesada en Chase, le dije, agarrando la bolsa de ella y tomando un puñado de papas fritas.
- Sé que eres... se... una virgen. ¿Estás bien?
Ella no tiene que preocuparse por el embarazo o la enfermedad fuimos a la Madre de la Medicina para ser encantadas contra la enfermedad antes de salir de otro mundo y nuestra fecundidad se había detenido temporalmente. Sin embargo, su estado emocional podría estar en riesgo.
Ella asintió.
- Sí, estoy bien. Voy a estar pendiente, sin embargo. Esta fue mi primera vez y, aunque fue con un FBH, sé los riesgos.
Entre diez mil inmortales fue con Stark Raving Mad mi primer encuentro sexual, y terminó vagando por el mundo como un vidente loco.
- Chase es realmente un encanto, añadió.- Y yo sólo quería saber cómo era.
- Entonces, ¿qué te parece? ¿Fue bueno?
Saqué un cartón de leche de la nevera y le sirví un vaso.
- Yo no tengo mucho con que comparar, dijo, tomando la leche.- Fue divertido, nada trascendental, por lo que no estoy segura de por qué tanto alboroto. Me divierto más persiguiendo ratones, para decirte la verdad, pero yo no quería herir a Chase, así que le dije que fue genial.
Yo la miraba, preguntándome qué tan malo en la cama debe ser Chase. Las Faes respondían a la mayoría de los encuentros sexuales de una manera que deja a las estrellas del porno parecer unas polluelas. O tal vez era que Chase era humano y Dalila fue... bueno... sólo la mitad-humano. En cualquier caso, yo esperaba que no se arrepentirá de sus acciones.
- Mientras te divertías. Tuvimos graves problemas.
Le conté lo sucedido en el bar, y sobre Skinwalker.
- Así que Morio está aquí para ayudarnos, gracias a la abuela Coyote, pero parece que no podemos contar con cualquiera de la Oficina de Auditoría Interna o de la Corte y la Corona. Lo que está pasando allí, no suena bien.
Dalila estaba a punto de decir algo cuando una reyerta sonó en la puerta de entrada. Ella corrió por el pasillo, y yo la seguí, pisándole los talones.
- ¡Idiota, no lo mates! Jesús, se escapó ¿no puedes hacer nada bien? ¡Voy por él! La voz de Morio sonó.
Dalila y me chocó en la entrada. La puerta principal estaba abierta, y Trillian estaba de pie en el porche, con la chaqueta, y una mirada confusa en su rostro. Morio corría por la avenida más rápido de lo que había visto correr a humanos o hadas, pero no pude ver quién o qué estaba siguiendo. ¿El Skinwalker nos encontró? Pero la criatura no estaba usando ropa, era seguro. En silencio le quité la chaqueta de la mano a Trillian y, con una mirada a Morio, aparentemente había abandonado la persecución y se dirigía a la casa, indiqué a Dalila que me siguiera.
Una vez de vuelta en la sala, nos pusimos a revisar la chaqueta del extraño, habían dos cosas: un cuchillo y una pequeña libreta.
Pulsé un interruptor oculto, una hoja de siete pulgadas desagradable brotó, cuidado con los dedos.
- Eso no es una navaja, me dijo, mirando la daga, yo cerré los ojos, examinando la energía de la navaja. Sin aura peligrosa, aunque no se sentía del todo claro, tampoco. No hay señales de luz o demonio del fuego.
- Quienquiera que fuese, creo que era un ser humano, le dije.- El cuchillo no tiene magia que lo atraviesa.
Dalila hojeó el cuaderno.
- Hay un nombre escrito en el frente. Georgio Profeta. No hay un número de teléfono o dirección, sin embargo...
Ella gritó, y me asomé por encima del hombro. Allí, en la impresión limpia y ordenada en la página, había una copia exacta de lo que había leído acerca de los sellos de espíritu. Y grabadas por debajo de la escritura era una fotografía que mostraba un muy grande, muy tortuoso, dragón blanco brillante flotando junto a un hombre muy cansado de aspecto de leñador. El nombre al lado de la fotografía decía Tom Lane.
Miré a Dalila.
- ¿Qué diablos está pasando?
Tomando su portátil, desnatada por el resto de los contenidos, más allá de unos cuantos poemas incomprensible, hubo un poco más de información sobre los sellos de espíritu y la imagen. Yo sostenía la foto a la luz. El dragón parecía ser una mezcla del Oriente y la herencia occidental, blanco, bestia serpientes con alas majestuosas y largos bigotes y cuernos. El leñador era una montaña de hombre con una mirada salvaje en sus ojos, la barba descuidada y larga, con larga cabellera.
- Se ven tres hojas en sus ojos, Dalila dijo.- Hay algo en sus ojos.
Me miró. Ella tenía razón. Un resplandor de otro mundo llenó los ojos. Y entonces alcancé a ver una cadena colgando de su cuello.
- ¿Quieres apostar realmente que es Tom Lane? Si ha estado usando uno de los sellos espíritu durante mucho tiempo, probablemente tuvo un efecto en su mente.
En ese momento, Morio y Trillian llegaron en tropel a través de la puerta de atrás. Yo les indiqué que estábamos en la sala de estar.
- ¿Qué pasó?
- Su conjetura es tan buena como la mía, dijo Trillian.- Escuché a alguien fuera en el porche, y cuando llegamos allí, la comadreja estaba a escondidas. Pero el lobo niño de aquí lo perdió.
Morio le lanzó una mirada fulminante.
- Zorro, Svartån. Zorro. Y sí, lo perdí. Nunca he conocido a un ser humano que corra tan rápido, ni he perdido un olor tan rápidamente. Es como si se desvaneciera en el aire. Pero no se hubiera ido si no le había permitido escapar-. Se volvió hacia mí.- "Este idiota se apoderó del abrigo del hombre, pero no se ocupó de perseguir al hombre. El hombre se deslizó de la chaqueta y salió al porche como una liebre.
- ¿Cómo iba yo a saber que estaría tan resbaladizo?- Trillian señaló con el dedo en el pecho de Morio.- Tú ayuda, no fue de mucho
- De nuevo, ¡Calmense!
Mi voz resonó en la habitación. Trillian y Morio retrocedieron, lanzando miradas acusatorias, uno a otro. Cuando se habían ido a sus esquinas, continué.
- Nada entró a mi sala, así que estoy pensando que no es realmente una amenaza. Vamos a averiguar quién es él. Podemos pedirle a Chase poner un control antes de que se acerque. Mientras tanto, Trillian, tú y Morio tomarán turnos cuidando la casa, asegúrense de que nadie entre a la casa, antes de dirigirme a la cama, voy a llamar a Menolly para asegurarme de que está bien. Skinwalker aún está allí. Tengo que dormir un poco para que pueda recargarme. La lucha con la arpía me agotó, y apenas puedo mantener los ojos abiertos.
El peso del día de repente se desplomó sobre mí. Necesitaba urgentemente acostarme en una habitación tranquila y oscura. Subí las escaleras, me sentí agradecida por la barandilla robusta, agradecida de que Dalila tenía el tercer piso de la casa y no yo, agradecida de que había alguien para vigilar lo que no hiciera falta.
En mi habitación, me quité la ropa y me metí bajo las sábanas, después de asegurarme de que la puerta del balcón estaba cerrada con llave y que nadie estaba allí escondido. En unos momentos, mis ojos se habían cerrado, y me quedé dormida. No sé cuánto tiempo pasó antes de que yo percibiera una presencia en la sala. Aún aturdida, luché a través de las capas de la conciencia, mientras que las imágenes de Skinwalker, Rina y Bad Ass Lucas cruzaron por mi mente, mientras luchaba por despertarme. Y luego, cuando abrí los ojos y comencé a sentarme, la cama crujía como si alguien se arrastraba detrás de mí.
Desesperada, me esforcé a sentarme, pero las manos se acercaron a mí y tiraron de mí hacia atrás y rodé sobre mi espalda. Entonces sabía quién era. Trillian se inclinó hacia mí, una mano me sostenía por la cintura mientras la otra me acariciaba el pelo.
- ¡Oh dioses buenos!, ¿no te puedes aguantar? Estaba dormida, le dije con voz débil.
Trillian sacudió la cabeza.
- ¡Shhh... sabes que estamos destinados a estar juntos. Déjame entrar.
Su voz era suave como el terciopelo.
- Trillian, eres incorregible. Déjame volver a dormir.
Me empujó contra él, pero mi cuerpo se rebeló en contra de mi mente, y mi sentido de la ambivalencia, mientras buscaba mis labios, cierre mi boca.
Se cernía sobre mí, y yo me fundí en un beso, que seguía y seguía, con la lengua como dardos, como el mercurio, sus ojos de hielo brillantes contra el negro azabache de su piel. Su pelo de plata en una trenza, y ahora estaba en cascada a mi alrededor, me hacía cosquillas con su suave pelo.
Pensé en todas las razones para que esto no fuera una buena idea, por lo que había sido un error la noche anterior y todavía era un error, pero nada de eso parecía importar.
Cuando me tocó fue con un fuego de seda, y nuestras auras fluían juntas. Gemí contra su boca se deslizó a lo largo de mis pechos y eché a un lado todas las razones por las que no debería estar haciendo esto. Lo que había entre nosotros era demasiado bueno para negarlo, y yo quería, quería su corazón, quería su cuerpo, lo quería dentro de mí.
Al llegar a abajo, me apoderé de él. Estaba rígido y firme, listo, pero luego él empujó mis brazos sobre mi cabeza, me sujetaba por las muñecas mientras me cubría de besos, deteniéndose en mis pechos, y deslizando sus labios a lo largo de mi vientre. Gemí, y las chispas que hemos creado iluminaron la habitación. Abrí mis piernas, me acarició, deteniéndose en el pelo bien recortado, entonces apreté mis piernas abiertas y metió su lengua en mi cuerpo, barriendo en mí un torbellino de placer.
- Por el bien de los dioses, no te detengas, le dije, mis manos sujetando su pelo, su cabeza se balanceaba arriba y abajo entre mis piernas. El fuego entre nosotros construyó, relámpagos y hielo, y grité una vez, luego dos veces, mientras me acercaba a la cima. Levantó la cabeza para mirarme con un brillo triunfal en los ojos, y rápidamente se hundió en lo profundo de mi cuerpo. Al primer golpe, solté un grito ahogado, luego me estaba moviendo, montar a caballo sobre él, todos los dioses en el cielo no podían haberme arrancado de aquí.
Pude sentir lo acerca que estaba la orilla del acantilado, y luego nos dejamos ir, cayendo. Trillian soltó un grito ahogado, con la cabeza hundida entre mis pechos.
Las ondas de del deseo se apartaron, me quedé de nuevo en las almohadas, saboreando el deseo a través de mi cuerpo. Trillian murmuró algo que no podía oír, entonces se acurrucó junto a mí, con los brazos envolviéndome como una cómoda y buena capa gastada.
- Te he extrañado tanto, dijo.- No he sido el mismo sin ti. Ninguna otra mujer puede hacerme sentir así, y créeme, he tratado de llenar tu lugar.
Me quedé mirándolo. ¿Trillian admitía tener sentimientos por mí?
Yo sabía que gozaba conmigo en la cama, pero al oírle decir que me extrañaba era como oír a Donald Trump decir que iba a abandonar su imperio para unirse a una comuna.
- ¿De verdad me extrañaste?
Soñolienta y saciada, me acurruqué más en la cama. Maldita sea, se sentía bien estar al lado de alguien.
Él asintió con la cabeza, lentamente al principio. El parpadeo de un ceño pasó sobre su rostro.
- Nadie nunca me dejó antes, aunque he dejado a un montón de mujeres atrás. Pero Camille, hay algo acerca de ti. Yo no podía dejar de pensar cuando estábamos estaban juntos, y yo no podía dejar de pensar en ti cuando te fuiste. Eres como el vino y la madreselva dríade, tomas un sorbo y nunca la podrás olvidar.
- Pensé que era peligroso de amar a un Svartån, dije, sentándome. Me puse un par de almohadas detrás de la espalda para estar más cómoda.
- Trillian, ¿sabes por qué me fui?
- Tú me lo dijiste una vez, pero no me hagas caso, dijo, y por un momento, el Trillian que yo conocía tan bien brilló a través de él. A menos que se refiriera a su comodidad, no escuchó a nadie más. En el fondo, era egoísta, ya que en cierta medida somos las hadas.
- Me fui porque sabía que me dejarías. Svartans son conocidos por arrojar a sus amantes a sus socios. De hecho, la mayoría de tu gente es tan hedonista que hacer que el aspecto inmortal sean santos. Yo estaba tratando de proteger mi corazón, Trillian. Yo soy inmortal, yo no tengo ningún problema de jugar con una multitud. Pero también soy humana, y cuando me caigo, me golpeo duro. Yo no podría enfrentar el rechazo.
Salí de la cama y caminé hacia el baño, donde me serví un vaso de agua. La tecnología y sus maravillas. Gotas de amor, pensé.
Trillian hermoso, y una vez más, me encontraba fascinada por él. Sus músculos se agitaron bajo la luz de la luna brillando a través de la ventana, y se estiró, disfrutando como un gato. Me dio una sonrisa socarrona.
- Camille, oh mi Camille... te dije antes que yo no podría ser como los demás. ¿Por qué no confías en mí?
Dio un paso adelante, hubo un golpe en la puerta, y se abrió. Morio se asomó por la esquina.
Trillian se dio la vuelta, una mirada de enojo en su rostro. Antes de que pudiera gritar a Morio, me interpuse entre ellos, imperturbable. Yo rara vez avergonzada por la desnudez, a menos que mostrara el malestar. Morio se animó. De hecho, parecía estar muy contento cuando me vio.
- ¿Qué pasa?, Le pregunté.
- Tu hermana Menolly está al teléfono. Ella quiere hablar contigo. Y la gárgola está lloriqueando. Creo que tiene hambre." Miró a Trillian, y su expresión cambió a una de aburrimiento.- Estás por tomar la guardia diez minutos, agregó, luego cerró la puerta detrás de él.
Trillian miró la cama, entonces me miró.
- Tú quieres joder con él, ¿no? Pude sentir la chispa entre los dos abajo.
Suspiré.
- ¿Qué puedo decir? Es el primer hombre que después de ti he encontrado atractivo.
Se aclaró la garganta.
- Juega con el zorro, si quieres. Sólo no lo dejes en el camino de nosotros.
Oí una nota de advertencia en su voz. Yo levanté la mano antes de que pudiera seguir adelante.
- Vístete. Es necesario que le permitas dormir un poco. No quiero que ustedes dos peleen.
Me dejé caer en mi camisón, a Trillian le gustaba tanto como yo pensaba, eso esperaba. Me deslicé en un par de pantuflas de peluche, luego me dirigí hacia abajo para averiguar qué quería Menolly.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:16 pm

Capítulo 11


El momento en que cogí el teléfono dije:
- Hola-, Menolly resopló.
- Yo sé lo que has estado haciendo, pero la pregunta es, ¿con quién?- Desde que se había convertido en un vampiro, Menolly tenía la extraña habilidad para descubrir el sexo, ya sea por el olor, el sonido, o tal vez sólo un zumbido en la cabeza.- No te preocupes. Voy a conseguir los detalles más jugosos. Te estoy llamando para decirte que me dirijo a mi coche. Querías que te dijera cuando me fuera de la barra.
Miré el reloj. Dos a.m. justo a tiempo.
- Está bien, pero me llamas cuando te metes en el coche y en el camino. ¿Dónde tienes el coche? Esa cosa Skinwalker aún por allí. Además, alguien estaba rondando la casa esta noche. Trillian y Morio no pudieron atraparlo, pero tenemos la chaqueta y un bloc de notas muy interesante.
- Hmmm..." podría casi oír sus pensamiento.- Tengo estacionado en coche en el garaje Ayers, es uno en la esquina de Broadway.
Colgué, y lentamente coloqué el teléfono es su sitio. El barrio de Capitol Hill fue el hogar de los freaks tatuados y geeks gótico que estaban en la periferia. Eran un montón de diversión para pasar el rato, pero el zona también alberga a los drogadictos y maleantes.
Miré a Morio, que estaba apoyado contra la pared, mirándome.
- ¿Qué? ¿Qué es? -Le pregunté, incómodamente consciente de su control.
Levantó una ceja, se encogió de hombros y dijo:
- No sé lo que ves en él, pero es obvio que tienen alguna conexión. Si alguna vez quieres hablar, toca en mi hombro.
Tenía la sensación de que palabra estaba cargada de significado para el demonio zorro, pero él se volvió cuando Trillian ligeramente bajó corriendo las escaleras, completamente vestido, con una sonrisa de suficiencia.
- Está bien, vete, vete a dormir, dijo Trillian.
Morio miró a su alrededor, entonces me miró. Señalé a nuestra sala de estar apenas se utiliza.
- Tú te puedes estirar allí. El sofá es cómodo, y no serás molestado a menos que el señor Profeta decida hacer una visita.
Él asintió y se retiró, yo mientras miraba fijamente el teléfono, deseando que suene. Vamos, Menolly, pensé. Ten cuidado. Incluso los vampiros podrían ser derribados por algunas de las criaturas que se enfrentaban. Trillian pareció sentir mi preocupación, porque deslizó un brazo alrededor de mi cintura y me abrazaba, por una vez no empuje. Apoyé la cabeza sobre su hombro, tratando de respirar. Tal vez las cosas eran diferentes. Tal vez había cambiado. Pero eso sería como un leopardo cambia sus manchas, ¿no?
Antes de que pudiera calmar el argumento que tenía lugar en mi cabeza, el teléfono sonó. Lo cogí.
- ¿Menolly? ¿Eres tú?
Ella se rió.
- No, es Santa Claus. Sí, soy yo. Estoy segura en el coche y de camino a casa. Estaré allí en media hora. Debo dormir, a menos que tengas otros planes. ¿Quién es, por cierto? ¿Sólo Morio?
Ajá, se encontraba de pesca para averiguar si había dormido con el demonio zorro.
- No-, dije lentamente.- Dalila está dormida... descansando... y Morio, Trillian está aquí.
Se me escapó un suspiro, y ella lo cogió.
- ¡Oh dioses buenos, te acostaste con el Svartån de nuevo! La exasperación llenaba su voz, junto con un toque de irritabilidad.- Bueno, dile que dije que si te hace daño, yo le seco la sangre y lo colgaré para los buitres.
Me tragué el nudo en la garganta.
- Yo no creo que sea una buena idea.
- ¡Hazlo!
Cuando Menolly quería algo, por lo general lo conseguía.
Yo era la mayor, pero cuando se servía avena, todos comían avena. - Está bien, pero si se enoja, es tu culpa. Me asomé para mirar a Trillian.-
Menolly dice que si me haces daño, ella te dejará seco y te colgará para los buitres.
Un breve destello de ira iluminó su rostro, y luego desapareció cuando empezó a reír.
- Dame el teléfono, dijo.
Le entregué el receptor.
- Mí querida, hermosa, Menolly mortal, te hago saber que el plan para tratar a tu hermana es tan honorablemente como yo puedo tratar a cualquier dama de la alta corte-. Trillian se detuvo, cuando ella dijo algo, y luego se rió de nuevo, su voz rica y profunda corrió a través de mí desde el pecho hasta los pies.- Voy a contar con ello.
Por los dioses, pensé cuando tomé el teléfono y colgué. Realmente estaba en problemas si lo dos estaban bromeando juntos.
Trillian vigilaba, en ocasiones salía afuera para ver si podía tomar cualquier olor desagradable o sonido, mientras que yo estaba en la cocina para comprobar Maggie. Estaba acurrucada en su caja, pero despierta. Se acercó a mí, y se levantó a mi pecho, luego se instaló en el sillón a dormitar por algunos minutos. El sonido del coche de Menolly ya venía en camino me sobresalté y desperté. Suavizada por mi bata, puse a Maggie en su caja y monté la tetera. Me había encariñado con el té de especias de naranja desde que llegué a Earthside, y mantengo siete marcas diferentes del mismo en el armario. Metí cuatro bolsitas de té en la tetera y vertí el agua hirviendo sobre ellos, cerrando los ojos cuando la fragancia empezó a envolver mis sentidos. Mientras preparaba la infusión de té, hice un lote de la fórmula para Maggie, la taza dentro de la caja para que pudiera llegar. Comía dos comidas semisólidas y bebía tres copas de la fórmula hasta que tuviera dientes fuertes.
Apenas me había sentado en la mesa con mi taza de té cuando Menolly entró en la cocina, a la derecha venía Trillian detrás de ella. Sus ojos cayeron sobre mí, y luego volvieron a él, y sacudió la cabeza.
- Sigo pensando que estás loco-, dijo.- Trillian, sin ofender, pero tú regreso es una mala noticia. No lo tomes como algo personal.
Resopló.
- Por supuesto que no, querida. Voy a dar lo que vale la pena de un vampiro.
- Basta, ya está bueno-. Levanté mi copa.- Nos enfrentamos a un largo día mañana, y necesito un poco más de sueño, pero primero te quería informar sobre lo que estamos planeando, ya que no podrás venir con nosotros, Menolly.
Se sentó en una silla frente a mí y tomó mi mano. Era fresca y sin efusión de sangre, era mi hermana, y eso era suficiente.
Cuando miré a sus ojos, pensé en todas las conversaciones nocturnas que tuvimos cuando éramos jóvenes, a veces riendo y presurosas, otras veces sombrías y llenas de lágrimas, tratando de ordenar las burlas que encontrábamos a nuestro paso por nuestro patrimonio humano. Ahora nos enfrentamos a algo mucho peor. Los vampiros no eran respetados en cualquier parte excepto en los reinos subterráneos. En otro mundo, los vampiros no eran los que menos se aguantaban. Y en Earthside, en su mayoría eran temidos. Le apreté la mano. Vampiro o no, yo la amaba y me consideraba afortunada por haberme conservado su alrededor. El Clan Elwing podría haberla dejado morir. Tal vez habría sido lo mejor, pero nunca lo sabría. Estaba aquí, y eso era todo lo que importaba, Trillian nos miraba en silencio. Después de un momento, se inclinó hacia delante.
- ¿Vamos a contarle?
Tomé una respiración profunda y le dije todo lo que había ocurrido, mostrándole la hoja y el bloc de notas.
- Tenemos un Skinwalker detrás de nosotros, aunque supongo que podría ser una coincidencia. Y tenemos a alguien merodeando alrededor de nuestra casa que sabe sobre los sellos de espíritu. No me gusta la idea de dejarte en casa mientras estamos en busca de Tom Lane.
- Bueno, yo no puedo con ustedes, dijo.
Trillian se aclaró la garganta.
- Me quedaré y vigilaré la casa y la gárgola. Tienes a esta persona, Chase, y el lobo niño para ayudar.
- Es mejor que dejes de llamarlo así, le dije, mirando hacia el pasillo.- Una de estas veces Morio te va a dar un golpe, y aunque él se débil, mi suposición es que es condenadamente bastante.
- Estoy seguro de que lo sabremos muy pronto, Trillian dijo con una sonrisa.- Sea como fuere, me quedo aquí mientras tú y Dalila van con los demás.
Lancé un largo suspiro. Trillian es bueno con su palabra, si nada más. Su ética podría entrar en materia, y cualquier movimiento ha de tener motivos ulteriores, pero no vamos a flaquear.
- Eso me haría sentir mejor, le dije.- Voy a mostrarte cómo mezclar la crema de Maggie, y qué darle de comer, y tú puedes mantener un ojo en las cosas.
- Entonces está decidido. Se inclinó hacia delante, husmeando en mi té.- Yo no sé cómo puedes tomar esas cosas.
- Espera un minuto, Menolly interrumpió:- ¿Quieres decir que le estamos pidiendo esta Svartån cuidar de mí? Yo no lo creo.
- Es eso o dejamos a Chase aquí.
Ella dejó escapar un suspiro, pero se arrepintió. Debatiendo sobre la conveniencia de darle la primicia sobre Chase y Dalila, pero decidí dejarlo en manos de nuestra hermana de cabellos dorados. Menolly se daría muy pronto por su cuenta.
- Bueno, supongo que eso es todo. Apuré lo último de mi té. Los nudos de mi espalda estaban empezando a salir, y yo estaba lista para dormir más.- A la cama. Gracias a los dioses de la luna llena por este par de días, o estaríamos frente a un infierno de un desastre futuro. Nocturna, Menolly.
Ella asintió.
- ¿Qué hay de Maggie? ¿Estará segura aquí?
- Trillian la estará vigilando el resto de la noche. Ella estará bien.
Menolly se inclinó y susurró unas palabras al oído de Maggie. Maggie con su larga lengua rosada lamió el rostro de Menolly, y mi hermana se echó a reír, sin el cinismo que se había acostumbrado desde el clan de la Sangre Elwing. Tal vez, sólo tal vez, Maggie y Menolly podrían ayudarse la una a la otra frente a los destinos que había desempeñado en sus vidas. Me dirigí a mi cuarto.
Yo apenas había dormido otra vez cuando un chillido ensordecedor rompió a través de mis sueños, y me tiré de la cama. El ruido se hizo eco de la escalera. Miré el reloj. Cinco de la mañana, aunque el sol no saldría hasta una hora o algo así. Yo todavía estaba en mi camisón precioso, por lo que no me molesté en parar por un manto, en cambio, sólo me fui corriendo por las escaleras. Estuve a punto de chocar con Dalila al doblar la curva desde el tercer piso, vestida con su pijama de Hello Kitty.
- ¿Qué está pasando? , dijo, corriendo por las escaleras por delante de mí.
- Yo no sé, me agarré a la barandilla, algo hizo sonar mi alarma interna con un grito agudo. Como ya había doblado y me aferró a la pilastra, Dalila me agarró del brazo para que no me cayera por las escaleras.
- ¿Qué pasó? -preguntó ella.
Sacudí la cabeza, para despejar la niebla. Campanas de advertencia sonaban tan fuerte que pensé que me iba a quedar sorda.- Algo se ha entrado a la salas y se encuentra en la casa. ¡Espero por el infierno que no es Bad Ass Lucas! Otro grito ensordecedor rompió el silencio cuando hemos alcanzado la etapa de abajo y corrí por el pasillo. Entramos en la sala de estar justo a tiempo para ver a Morio ir volando por el aire contra la pared opuesta. Una gran criatura peluda volvió su atención de la Yokai-kitsune a agacharse sobre Trillian, que yacía en el suelo, como la muerte.
- El Skinwalker, exclamé.
- ¡Muere, hijo de puta!
Morio gritó mientras se levantaba. Tenía el cabello suelto y ondulado sobre los hombros. Sus orejas se habían vuelto más largas, y sus uñas estaban relucientes, largas garras parecían a una navaja de afeitar. Ojos brillantes con una luz dorada, saltó de nuevo hacia delante en el aire, la capturó a Skinwalker por la espalda, le rasgó la carne. Sangre oscura manaba de la herida, tiras en el pelo de alambre que cubría la criatura.
Rompí mi atención de Trillian y extendí las manos.
Sin posibilidad de fracasar, yo tenía que hacer algo. Las nubes fuera de la ventana enturbiada con la energía, por lo que pedí un rayo de luz de la luna. Un relámpago se hizo eco a través de la sala, respondió, y el fuego corrió por mis brazos, en mis manos. Yo no podía apuntar y disparar, podría golpear a Morio. En su lugar, tendría que llegar a tocar a la criatura.
Dalila corrió hacia la habitación, llevando un cuchillo de los grandes de la cocina. Ella levantó la hoja y la dejó caer sobre Skinwalker, la lanzó sobre el sofá. Oí un ruido sordo y un "¡Oh mierda!"
A medida que se irguió del respaldo del sofá, me dio una oportunidad y di un salto hacia adelante. El rayo ramificado de palmas de mis manos hizo contacto contra el costado de la criatura, y los rayos blancos de energía caliente pasaron a través de él, el olor a pelo quemado llenaba el aire.
El Skinwalker aullaba y se volvió contra mí, agarrándome de la muñeca con una mano peluda, la otra mano envolviendo alrededor de mi cuello.
- ¡Kitsune-bi!
Morio gritó, y una esfera de luz llegó a sus manos. Me pasó por encima y golpeó los ojos de la Skinwalker. Él gritó y me soltó, luchando por cubrir su cara de la luz brillante del zorro que lo cegó.
El Skinwalker tropezó, golpeé las manos contra él, y el rayo que enrollaba mi cuerpo de nuevo saltó de mis dedos a su piel. Fuerza, un rayo de energía pura le hizo caer en sus pies, y la criatura cayó de espaldas en el suelo, Dalila metió la cuchilla profundamente en el pecho.
Me dejé caer hacia atrás, respirando con dificultad.
- ¿Está muerto?
Morio pasó por encima para comprobar.
- Sí, está muerto.
- ¿Qué está pasando?
Menolly venía de la habitación, mirando ojerosa.- "Yo estaba casi dormida cuando oí un alboroto, bueno, veo que tenemos un visitante.
Me arrastré al lado de Trillian. El Skinwalker había dejado una herida en el cuello que podía sentir cada vez más oscura, y yo estaba bastante seguro de que tanto Morio y Dalila estaban cubiertos de moretones también. Menolly estaba tendida al lado de Dalila, Morio se arrodilló a mi lado.
- ¿Él está…? Morio preguntó con sus ojos más no con sus labios.
Me incliné sobre mi amada oscuridad, escuchando la respiración. Débil, pero definida.
- Está respirando, pero está gravemente herido. El necesita ayuda, ahora. ¡Dalila! Llama a Chase, dile que envíe un equipo de la Oficina de Auditoría Interna de medicina aquí. Es una emergencia-. Obligándome a mantener la calma, tomé la mano de Trillian en la mía y la agarré fuerte.- ¿Qué le hizo el Skinwalker?
Morio movió la cabeza tristemente.
- Creo que lo golpeó con las garras. Los Skinwalkers están llenos de veneno. Si muerde o araña a alguien, hay una buena oportunidad que pueda quedar envenenado. Buscó el otro brazo de Trillian.- Aquí es un tajo largo. No hay mucha sangre, pero ¿ves cómo se escurre?
La herida fue superficial, pero cubiertas con una fina capa de pus burbujeante. Se me revolvió el estómago cuando vi la llaga y la filtración a través de la piel hermosa de Trillian.
- ¿Va a morir? Susurré.- Los Svartans tienen una inmunidad natural a muchas cosas. El veneno de la Skinwalker debe ser muy potente.
- Así es. Son como el dragón de Komodo en dos piernas. Trillian tiene una oportunidad si la ayuda llega a tiempo.
- No puedo quedarme aquí. Se tendrá antídoto aquí en Earthside.
Frunciendo el ceño, asentí. No me gustaba la idea, pero si iba a sobrevivir, iba a necesitar la más fuerte las magias de la que podrían trabajar aquí.
- Tienes razón, por supuesto. Él tiene que volver al Otro Mundo.
Y entonces un leve olor llamó mi atención. Coloqué mi cabeza sobre la piel de su pecho. Nos sentamos allí, mirando el frágil aliento de Trillian, el sonido de las sirenas resonaban en la distancia. La ayuda estaba en camino, ¿espero que no sea demasiado tarde para salvarlo?
Chase llegó corriendo, con un equipo de emergencia de la Oficina de Auditoría Interna detrás de él en una escena que empezaba a parecerme demasiado familiar.
Me obligué a moverme para que pudieran examinar a Trillian. Uno de los médicos, un elfo bastante joven, a quien reconocí como Sharah, una sobrina del Tribunal Superior de los elfos, me dio una palmadita en el brazo. Si sentía alguna repugnancia con el tratamiento a un Svartån, lo mantuvo bien escondido.
Morio les dijo lo que pasó. Uno de los médicos miró al Skinwalker, mientras que los otros se concentraban en Trillian. Yo me quedé, observando con un sentido de horror silencioso, ya que le despojaron de sus ropas, y agitando el brazo con una jeringa llena de un líquido azul brillante. El elixir mantendría su corazón mientras su cuerpo luchaba contra la neurotoxina.
Como miré a Chase, vi su brazo alrededor de la cintura de Dalila. Ni se fijó en mí, y de repente me sentí muy sola. Si sólo Menolly pudiera quedarse más tiempo. En ese momento, Morio se acercó mí, y me cogió la mano mientras veíamos el frenético apuro para salvar la vida de Trillian.
Por último, uno de los técnicos se sentó y me secó la frente con un paño.
- Él está lo suficientemente estable como para el transporte, pero tenemos que ir de nuevo a OW inmediatamente. Si no, su estado se deteriorará, y morirá. Él recibió una dosis letal de veneno de la Skinwalker's. Si no fuera tan fuerte, ya estaría muerto-. El médico echó un vistazo al resto de nosotros.- ¿Alguien más tiene cortaduras? ¿Incluso un pequeño rasguño?
Morio sacudió la cabeza.
- Tengo magulladuras, pero sin cortes. No que yo sepa. ¿Camille? ¿Dalila? Fueron atacadas. ¿Están bien?
Aturdido, me miró mi cuerpo. Mi cuello estaba rojo, pero yo no tenía idea si había recibido heridas de la Skinwalker.
- No sé, dije.
- Vamos.
Dalila se separó de Chase y me tendió la mano.
- Vamos a ir a la otra habitación y podremos comprobar cada uno de nosotros para comprobar si hay cortes.
Le di una mirada más a Trillian, cuyos ojos estaban cerrados por el sueño profundo, antes de que llevara lejos.
En el baño nos desnudamos y miramos detenidamente. Tenía algunos rasguños en el hombro, pero eran de Dalila cuando estaba en forma de gato y estaban casi curados. No hay nuevos cortes, cortes, o cualquier cosa que pareciera una abrasión. Me metí de nuevo en mi camisón, que ahora estaba destrozado, y me desplomé en el borde de la bañera mientras Dalila se ponía el pijama.
Se sentó a mi lado y me tomó la mano.
- Van a salvarlo. Va a estar bien una vez que vuelva a Otro Mundo. - Si lo tratan bien cuando llegue a allí. Los Svartans no son bienvenidos, ya sabes.
Me quedé mirando el suelo con tristeza.
- Los curanderos no todos responden a la Corte y a la Corona, argumentó.- Él va a estar bien, Camille. Es fuerte. Y él está enamorado de ti. ¿Por qué si no iba a volver? Los Svartans nunca vuelven a sus amantes, pero regresó a ti.
Sacudí la cabeza.
- No, yo no voy a convencerme de algo que no puede ser verdad. Especialmente cuando su vida pende de un hilo. No puedo creer que dejé que me amara. Si vive, entonces vamos a resolver esto.
Pero en el silencio de mi corazón, le rogué a los dioses que le permitieran vivir. Incluso si nunca lo viese de nuevo, yo no quiero que muera.
Dalila me llevó.
- Vamos. Será mejor que volvamos a salir para que pueda... para que puedas despedirte de él antes de que se lo lleven.
Como nos dirigimos de nuevo a la sala, me preguntaba si sería la última vez que vería Trillian vivo.
Una vez que los médicos habían asistido nuestras contusiones tomaron a Trillian y al Skinwalker con ellos. Sirenas, se dirigieron hacia el camino. Tendrían que llevarlo a través del portal más accesible, la abuela Coyote podría llevarles a su portal en el bosque, el viaje a través de la maleza podría ser suficiente para matar a Trillian antes de que llegaran.
Cuando los médicos se habían ido, Dalila y yo subimos a cambiarnos. Salíamos de caza. Morio se aseó. Mientras yo me peinaba, miré a Dalila, habían intercambiado sus pijamas por unos pantalones vaqueros y una sudadera. Me vestí con una falda de algodón que llegaba a mis tobillos, un top, y luego una chaqueta de tejido de gasa encima de todo. Cuando terminé de abrochar mis botines, miré hacia arriba para encontrar a Dalila sonriendo suavemente.
- ¿Qué?, Le pregunté.
Su sonrisa me había sorprendido, me recuerda mucho a Madre. Y ahora yo sólo quería correr a casa, a abandonar la Tierra y dejar a los demonios detrás, y abrazarme en el seno de mi familia. Pero mi madre había muerto, y tenía el deber de proteger tanto a este mundo como el nuestro.
- Yo estaba pensando lo bonita que eres. Sabes, me recuerdas a la tía Rythwar.
La tía Rythwar fue una de la Corte y de las bellezas de la Corona. Para padre ella estaba segura, ya que se casó con alguien de su raza, pero también era imprevisible, ya que había oído que ella había matado a más de un amante que le desagradaba. No hay pruebas, sin embargo, significaba que no había cargos. Y aun si hubieran tenido la prueba, podría haber sido excusada si la reina creía que estaba justificado. Su actual esposo se comporta bien y nunca le levantó su voz.
- Yo no la he visto en mucho tiempo. Gracias, por cierto. Creo que es un cumplido. Así que dime, ¿cómo crees que vas a manejar Chase ahora?
Dalila sacudió la cabeza.
- ¿Qué tengo que manejar? Tuvimos sexo. Podemos tener relaciones sexuales. Es posible que no. No creo que se vuelva mucho más simple que eso.
Sacudí la cabeza. Hueso reventado hasta la médula, me daba miedo el resto del día.
- No estés tan segura. Una cosa que he aprendido en los últimos días es nunca digas nunca. Especialmente cuando se trata de amigos y amantes.
Agarré mi bolsa, y me dirigí a la escalera. Dalila me seguía, con mochila en la mano. Cuando llegamos a la sala de estar, el comedor estaba limpio y el mobiliario estaba de nuevo en su lugar. Yo olía algo bueno que venía de la cocina, y me asomé por la esquina. Chase consiguió freír huevos revueltos y bacon, mientras que Morio estaba alimentando a Maggie. Acariciándola por la parte suave en mientras lamía su crema, me arrodillé junto a él y le di un beso rápido, que recibió sin dudarlo.
- Por todo, gracias. Dije.- Y por estar vivo.
Morio celebró mi mirada. Yo no podía leer lo que estaba detrás de esos ojos antiguos, pero me guiñó el ojo.
- Tengo el placer de estar a tu servicio. Todo lo que necesitas que haga... nada... sólo dímelo.
Chase le tendió su brazo a Dalila, pero ella arrugó la nariz y le lanzó un beso.
- La comida, el hombre. Dame de comer. Eso huele maravilloso, y me muero de hambre.
Mirando ligeramente confuso, se sonrojó.
- No hay problema. Pensé que también podríamos empezar temprano, sobre todo después de lo que acababa de suceder.
Dalila y yo pusimos la mesa.
Después de comer, Chase echó hacia atrás el plato.
- He recibido el informe actual de la sede de la Oficina de Auditoría Interna. Ellos han reconocido oficialmente los tres demonios que pasaron a través de los portales. Ellos, sin embargo, no reconocen que Shadow Wing los haya enviado.
Me golpeé el tenedor.
- Tontos. Será mejor que bajen el culo y huelan el azufre. Entonces, ¿qué es lo que recomiendan que hagamos para esta situación? - Quieren que ustedes tres rastreen a los otros demonios y los anulen. Sin embargo, me dijo específicamente que no tienen los recursos oficiales para ofrecerlos en este momento. Y eso es todo lo que dijo.
Chase me ofreció otra rebanada de pan tostado. Sacudí la cabeza, y se la entregó a Morio.
- ¿Te dijeron algo acerca de Tom Lane y los sellos de espíritu?, Le pregunté.- ¿Sabes tú sí dijo algo más el nigromante?
- Ellos no lo mencionaron, así que estoy apostando a que la respuesta es no.
- Así que ... nuestra misión ¿es acabar con los demonios que no se supone que debieron llegar a través de los portales en el primer lugar?
Mi apuesta era tener los sellos espíritu en las manos y que se froten la nariz, la sede haría polvo todo el asunto como una casualidad. Pero padre se había ocupado de Bad Ass Lucas antes. Y padre ya sospechaba que algo estaba radicalmente mal.
Chase se encogió de hombros.
- Suena a algo así. Dejaron en claro que pasar por los canales oficiales no nos hará ningún bien.
Dalila llevó nuestros platos al fregadero.
- Entonces, ¿No te enteraste de nada más acerca de Tom Lane y dónde vive? Estábamos cansados, cuando salí la noche anterior.
Ella se sonrojó, con una sonrisa en sus labios.
Chase pasó la mirada sobre ella y hacia mí.
- Sí, realmente lo hice. Dormí un par de horas, y luego desperté temprano y perseguido por recuerdos. Hay un Tom Lane, vive en las afueras del parque nacional. Su casa está situada a un kilómetro de Cabra Creek, aunque lo que puedo comprobar, se trata más de una choza que de una casa. No parece tener un trabajo regular, pero él no está en ninguna de las listas de asistencia social o programas de cupones para alimentos. Eso es todo lo que sé.
- Por lo menos nos da algo para seguir adelante, le dije.
Chase señaló en el calendario.
- Estamos en octubre, y ahora, una buena parte de las carreteras de Rainiero están cerradas. Jugaremos al infierno tratando de conseguir atravesar el parque, así que espero que encontremos a Lane como sea.
Un golpe en la puerta nos dijo que Iris había llegado. Ella irradiaba preocupación y compasión, y sólo con en su presencia me hizo sentir mejor. A través de los brillantes ojos azules, había visto toda una vida de miseria, guerra y hambruna, sin embargo, ella sigue manteniendo su amor por los seres humanos, con todas sus debilidades.
Chase había llegado a un SUV grande y viejo para que podamos viajar juntos. Él y Dalila cargaban con suministros y asumí discutían de su cita juntos, Morio le mostró a Iris cómo alimentar a Maggie y mantener un ojo en la casa. A pesar de su estatura, Iris era más que capaz de hacer caer a un agresor, ella era de sangre hadas, se volvió adepto de la magia de defensa a un nivel de habilidad alarmante. Cuando terminamos, eché una última mirada alrededor de la casa, con la esperanza de que todavía estuviera en una sola pieza cuando volviéramos y Menolly siguiera tan viva como ella alguna vez lo sería.
El diario de Bolas seguía sobre la mesa. Con todo el alboroto por la Skinwalker, me había olvidado de todo. Lo introdujo en mi bolso antes de salir por la puerta. Nos subimos a la camioneta. Chase y Morio se sentaron delante y Dalila y yo detrás de ellos, y nos fuimos en nuestra búsqueda para encontrar a Tom Lane.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:19 pm

Capítulo 12


En el camino, le dijimos a Chase sobre nuestro misterioso visitante y el block de notas que había encontrado en el bolsillo de la chaqueta. Se estacionó al lado de la carretera cuando le pasé el cuaderno abierto en la imagen y se la pasé hasta el asiento delantero.
- Mierda, ¿es que un dragón?
Parecía a punto de saltar del coche y, hacerse el “fugitivo” como diría el famoso clan de los Monty Python.
- Chase, tu poder de comprensión me espanta. Sacudí la cabeza.- Por supuesto que es un dragón. ¿Qué crees que puede ser? ¿Una salamanquesa?
Chase me dirigió una mirada mordaz.
- He cambiado de opinión. Me gusta tu hermana más que tú. Ella no es tan afilada.
- Durmió contigo, le dije, resoplando.- Por supuesto que ella es mejor.
- ¡Hey, los he oído, a los dos! Dalila dijo, sonrojándose. Me di cuenta de que su indiferencia por Chase podría no estar en venta. Ella tenía esa mirada herida en sus ojos, y por eso le dirigí una sonrisa para hacerle saber que había estado bromeando.
- El tío está loco para estar al lado de ese inmenso dragón, dijo Chase. ¿Es un faire?
Me encogí de hombros.
- Es difícil de saberlo. No lo parece, pero eso no quiere decir que tengo razón. O bien, podría ser sólo humano.
- Está bien entonces, dijo, dándomele la foto y poniendo en marcha el coche.- Oye, ¿qué pasa si nos encontramos cara a cara con el lagarto grande? ¿Cómo se puede someter a uno, de todos modos?
Gemí. Ninguno de nosotros estaba dispuesto a asumir algo de ese tamaño.
- No, a menos que fueses un poderoso mago o bruja. Y no estoy lo suficientemente fuerte, aunque mis poderes no están sujetos a un cortocircuito. Si nos ataca el dragón, tu única esperanza es implorar compasión, matarlo, dejarlo atrás o esconderte hasta que se aburra, que pueden ser semanas.
Morio se aclaró la garganta.
- Matar a un dragón es de mala suerte. Sus familiares saben quién lo hizo, e irán a la caza, por el resto de sus vidas. La única forma es matarlo y desaparecer. Cambiarse el nombre, ir de incógnito, y esperar que con suerte.
Me incliné hacia adelante.
- Eso es verdad, sobre todo con los dragones orientales. Son una raza diferente a la occidental. Algunos de ellos no tiene mal genio, pero todos son arrogantes.
Chase, añadió:
- Recuerda esto: no tropezarse con el ego de un dragón. Muérdete la lengua, no lo insultes, lo que quieran. Pero no enfrentarse a ellos, porque esa es la manera más rápida para convertirse en un bicho crujiente.
Me miró por el espejo, después se fijó en Morio, que asintió.
- Punto. Yo no lo olvidaré. Dime, ¿crees que el dragón está mezclado con los demonios?
- No, le dije, acomodándome en el asiento.- Lo dudo. Los Dragones se comen a los demonios menores. Si pudiéramos persuadir a uno no tendríamos ningún problema hasta que tropecemos con Shadow Wing, pero me temo que no tenemos mucho que ofrecer. Los dragones son criaturas mercenarias. Tienes que hacer que valga la pena que te ayude.
Chase cambió la marcha a medida que salíamos de la carretera I-405, y entrábamos en la SR 167.
- Nos dirigimos hacia la entrada del parque. Goat Creek estaba en este algún lugar antes de que existiera, y vamos a estar buscando un camino de grava que conduce a una maraña de arbustos.
- ¿Tiene un nombre? Morio preguntó.
- No. Tal vez un buzón de correo, aunque Lane puede recibir su correspondencia en la oficina de Correos más cercana. Hago saber que sólo hay dos grandes árboles de acebo a cada lado de la carretera. Esto no debería ser muy difícil de detectar.
Busqué en mi bolso el diario de Bolas y lo abrí. Dalila se inclinó para ver mejor, y comenzamos a hojear las páginas. La mayoría de los gigantes hablan en un dialecto gutural, y su escritura era una versión fonética de su discurso. Bolas no fue la excepción. Si bien la traducción tomó un poco de tiempo, pudimos leer la escritura incorporando algunos verbos y sustantivos. Así fue como fuimos capaces de descifrar su caligrafía.
Los primeros meses eran bastante estándar para alguien que ha estado mucho tiempo fuera de casa. Bolas había estado solo, había perdido las costumbres de la montaña ni le molestaban por su tamaño. Echaba de menos a su madre, pero estaba contento de estar fuera del alcance de su padre. Al parecer, el Sr. Bolas, tenía una tendencia a la violencia. Bolas era leal a la Oficina de Auditoría Interna, pero incluso él parecía darse cuenta de la falta de apoyo en el extranjero lo que se basa en operativos.
Y luego, a medio camino a través del diario, llegamos a la primera mención de Louise.
Llegó hoy de nuevo y le pregunté su nombre. Louise. Qué nombre tan extraño, pero hermoso. Ella es tan agradable, y ella me dijo que le gusta andar con hadas. Le dije: "Yo sólo soy un gigante, y no soy muy bueno en eso", pero luego me dijo que era lindo. Ella me va a llevar al cine esta semana. Nunca he estado en uno. He oído hablar de ellos, pero estaba demasiado nervioso para ir solo. Todo aún parece muy extraño.
Dalila me dio una amplia sonrisa.
- Él estaba enamorado de ella.
- Y parece que ella le devolvía el sentimiento.
Miré por la ventana. Me sentía incómoda husmeando en los asuntos personales de Bolas. A pesar de que estaba muerto, iba en contra de mi naturaleza escuchar los pensamientos que se habían mantenido de forma privada. Pero teníamos que saber qué sucedió y por qué Louise había sido asesinada.
- Estamos casi en Puyallup, dijo Chase.
- Aquí es donde se celebra la gran feria, ¿verdad?
En septiembre, Chase me había invitado a ir a la Feria de Puyallup con él, pero había desistido. Ahora bien, el coche iba corriendo sobre la carretera, pude ver que la ciudad se sentía igual. Los concesionarios de automóviles se alineaban en las carreteras, y las tiendas de comida, gasolineras, bares, casinos, todo el camino que deja señas a un viajero cansado de conducir largos tramos en la noche.
- Correcto. Y más allá está Rainiero, dijo, señalando hacia el sureste.- Estamos cerca de una hora de distancia de la entrada al parque.
Después de mirar fijamente en el glaciar de montaña cubierta por unos minutos, volví al diario de Bolas, rozando las páginas de nuevo hasta una semana antes de su muerte. No, he encontrado nada interesante.
Louise quería el anillo, tan pronto como puedo guardar el dinero suficiente para comprarlo, me fui a escondidas a través de su portal. Se pasa casi todas las noches conmigo. Sé que mi familia no lo aceptará, por lo que vamos a actuar conforme a nuestro propio criterio cuando lleguemos a casa. La Oficina de Auditoría Interna se molesta, pero no me importa. Ellos no hacen nada por mí, de todos modos. Anoche, Louise y Wisteria estaban atrapados en el sótano. Le advertí a Wisteria dejar de ir allí. Ella no está autorizada para todo lo que concierne al portal. Tampoco Louise, pero sé que no tocaron nada. Wisteria dijo que ella sólo quería comprobar en algunos inventarios y que pensaba que estarían allí, así que supongo que está bien. Yo no sé qué estaba pensando la sede al enviarla a mí, ella no es de mucha ayuda, y es una perra. No trabaja por la noche, cuando Menolly estaba alrededor, dice que odia a los vampiros. Traté de decirle que Menolly no es como los otros vampiros, ella es buena gente, pero Wisteria no escucha.
- ¿Así que Bolas estaba pensando furtivamente pasar a través del portal con Louise, y que iban a desaparecer después de eso?. ¿Y quién diablos es Wisteria? ¿Has oído hablar a Menolly de ella?
Fruncí el ceño mientras pensaba, tratando de recordar si alguna vez había oído el nombre.
Dalila me miró.
- No que yo recuerde, pero nunca prestó mucha atención a los tejemanejes en el camino. ¿Crees que ella es nuestra fuga?
- Tal vez. Tenemos que ver en ello cuando lleguemos a casa, eso es seguro.
Eché un vistazo a la última escritura de Bolas. Había estado planeando tomar a Louise para llevarla la noche en que murió, y luego ir a la bolera. Era tan rutinario, tan diaria la rutina de vida, que se hizo un nudo en el estómago. Bolas no tenía idea de que su vida estaba a punto de terminar. No se había dado cuenta de que su presencia ponía en peligro a Louise. Si él hubiera sabido que él y Louise estaban a punto de morir, habrían cruzado a través del portal y desaparecido. De eso, yo estaba segura. Así Bolas tendría una idea, pero ahora estaba muerto.
Cuando miré de nuevo, dábamos una parada en una tienda de comida en una pequeña ciudad llamada Elba, cuya demanda principal era por la fama del Monte Rainier, y su ferrocarril, las excursiones de una y media horas, catorce millas todo viaje en tren a través de la más bajas colinas que rodean la montaña. En realidad, parecía divertido, y yo hice una nota para volver más tarde, una vez que las cosas se habían calmado por el paseo. Que podía hacer con un poco de energía más salvaje que fue proporcionada por los bosques que rodean nuestra casa.
- ¿Van a usar el baño? ¿Algo de comer?
Chase abrió la puerta y fue a llenar el tanque de gas. Dalila y yo bajamos.
Estábamos cerca del lago Alder, la pequeña ciudad logró mantenerse a flote, gracias a los numerosos turistas en su paso por ver el Monte Rainier. El mercado de Ashland, la tienda en la que nos habíamos detenido, pasa cerca del lago, y yo serpenteaba por el borde, mirando la gran extensión de agua. Las nubes eran gruesas, amenazaban con romper con un diluvio en cualquier momento, y el viento azotaba las olas en la superficie del lago con una espuma agradable. Dalila se unió a mí, aunque ella se quedó atrás a unos metros de la orilla. Como la mayoría de los gatos, había una reticencia natural a acercarse al agua, y aunque se bañaba sin problemas, gracias a los dioses, sólo había aprendido a nadar gracias a la insistencia de la Oficina de Auditoría Interna. Desde que recibió su certificación, no había puesto un pie en algo más grande que de agua caliente. Apretó su chaqueta, metiendo las manos bajo sus brazos.
- Maldita sea, hace frío. No me gusta estar aquí. Es demasiado salvaje, demasiado viejo.
Me la quedé mirando.
- ¿Demasiado viejo? Venimos de otro mundo, y crees que este lugar ¿es demasiado viejo?
Con un encogimiento de hombros, dijo:
- Tal vez no creo que... ...es sólo que esta área se siente de una manera salvaje del OW no es así. La magia en los bosques del OW hace que el brillo de los árboles traiga la vida. Aquí, los árboles no hablan con la gente. Crecen en sus propios reinos oscuros, y no puedo oír lo que están pensando. Lo que me dijo era cierto. Otro Mundo en la tierra estaba tan ligado a los habitantes que se sentía como una comunidad. Incluso en el oscuro bosque, existía un sentimiento de comprensión y entendimiento. Earthside, un gran abismo que divide el bosque de las personas, subrayando la sensación de desconfianza que sentía de la mayoría de las personas que conocí. No confiaban en la naturaleza, temían a lo primario, y salieron de su camino para dominar todo a su alcance. Era como si los lugares salvajes estaban en guerra con la humanidad. Sólo una solución de compromiso podría ser alcanzada.
Vimos un halcón volando a baja altura sobre el lago, estaba cazando.
- A veces, le dije.- Me pregunto qué pasaría si otro mundo y la Tierra estuviesen vinculados libremente una vez más, como lo fueron en el pasado, sin reglas o regulaciones acerca de quién fue y quien vino. ¿Cómo saber que las cosas cambiaran? - Sería la muerte para ambos mundos. Morio se había deslizado detrás de nosotras, tan silencioso que ninguna de nosotras lo había oído. Sorprendida, salté, pero él puso su mano sobre mi hombro.- Lo siento, no quería asustarte-. Miró a Dalila, luego de nuevo a mí.- Con la progresión que la Tierra ha tenido, sería un gran error abrir la libre circulación entre los mundos en este punto. Tal vez en algún momento en el futuro, cuando ambas partes estén listas para el choque cultural.
- ¿Listos?
Chase nos llamó al lado de la camioneta, mirando vagamente desconcertado. Fuimos hacia el coche. Llevaba una bolsa llena de bocadillos, pero una mirada perturbada me dijo que tenía más en mente que las papas fritas.
- ¿Qué pasa? Miré a mi alrededor, preguntándome qué había sucedido en los últimos quince minutos.
- Yo estaba conversando con el empleado. Han habido algunas salidas bastantes extrañas por aquí últimamente. Edificios abandonados quemados hasta los cimientos, unas cuantas vacas y ovejas que faltaron, y algunas salpicaduras de sangre en la zona. Extraños avistamientos de ovnis se informaron. ¿Por qué me suenan?
- El dragón está en libertad, eso es-. Miré a Morio y a Dalila.- Tengo la sensación desagradable que vamos a ver humo de verdad.
La perspectiva de lucha contra un dragón, me inquietó. Y para el caso, ¿qué diablos estaba haciendo por aquí? ¿Y cómo se conecta a Tom Lane? La fotografía en el cuaderno de Georgio Profeta parecía indicar que estaban vinculados. ¿Y qué tenía de especial Lane, de todos modos, poseía uno de los sellos de espíritu?
Cuando volví a subir a la camioneta, las nubes oscuras, y la tormenta se rompieron finalmente, el viento envío gotas de lluvia golpear el pavimento. Chase manejaba con cuidado. La carretera era mucho más estrecha que la autopista.
- Una vez más, me dicen exactamente lo que hay que hacer si nos encontramos con el dragón, dijo Chase, mirando en el espejo retrovisor.
- Si tú lo ves primero, con cautela y en silencio retrocede. Ocúltate si es posible. Si te ve, inmediatamente puede atacar, en cuyo caso tú estás jodido. O bien, puedes tratar de hablar con él. Si habla, escucha y no discutas. No dejes que tu orgullo se interponga en el camino, no te pongas en peligro, y no des tu nombre real. Eso es buscarte problemas. Discúlpate por ingresar a su territorio, pide cortésmente si puedes dejarlo. Hagas lo que hagas, no saques tu arma de fuego, eso es todo lo que escribió, la gente.
Tomé los aperitivos y encontré una barra de chocolate de leche. Chase tosió.
- Suena encantador. ¿Puedo entender que para los seres humanos, es una situación perder – perder?
- En realidad, dijo Morio, aclarándose la garganta,- He conocido a un dragón que era muy amistoso.
Me quedé mirándolo.
- ¿Tú has enfrentado a un dragón antes?
- Una pareja, pero no te hagas ilusiones. Tuve mucha suerte con el ambiente. Buscaba la cena, y yo sabía que un agricultor tenía un rebaño de vacas cerca de allí-. Él hizo una mueca.- Yo viajaba con un joven sacerdote que decidió que era más poderoso que el dragón. En realidad no lo era.
- ¡Oh Jesús, es justo lo que necesitaba oír!, dijo Chase, disminuyendo la velocidad a medida que llegaba a un desvío a la izquierda.
Un camino empedrado nos condujo a través de una maraña de maleza. Huckleberry y helechos, zarzas y enebros invadieron la carretera, y abetos gigantes, Douglas surgió de la espesura, junto con un manzano silvestre, arce de vid, y cedro rojo. Aquí y allá, manchas de fuego a lo largo de la zona. Hemos topado con la energía salvaje que había mencionado Dalila, la niebla se propagó rodando por el suelo.
Una curva a la izquierda más adelante vimos una casa vieja. El camino terminaba en un camino circular, donde había un par de camiones viejos, oxidados por el tiempo. Más atrás, tres partes de la casa parecían a punto de caer. Recorrí la zona, en busca de cualquier signo del leñador. Chase estaba estirando el cuello, buscando probablemente el dragón.
Estacionamos el SUV, y saltamos. Chase tropezó ligeramente hasta a la casa, bordeando un parche roto que amenazaba con romperse. Llamó a la puerta, pero nadie respondió.
Me metí por el otro lado, virando hacia las dependencias tenues, en busca de cualquier signo de vida. Cuando me acerqué a la más pequeña cubierta de musgo, Chase gritó cuando una explosión sacudió la zona. ¡Infierno¡
Corriendo hacia la casa, vi que Chase había sido despedido en el porche por una especie de explosión, y destellos de magia volaban por todas partes. Estaba tendido en el suelo con Dalila de rodillas a su lado. Morio se acercaba con cautela a lo que había sido la puerta. Corrí por las escaleras, tomándolas de dos en dos a la vez, me derrapé al detenerme junto al Yokai-kitsune. Mantuvo sus dedos a sus labios.
- Hay alguien dentro, susurró.
Respirando profundamente, me llené de tanta energía como pude. A pesar de que estaba lloviendo, el relámpago se sentía muy lejos, pero la Madre Luna, invisible detrás de las de nubes y la luz del día, corrió fuerte y clara. Me llamó a su poder, y corrió por mi cuerpo, en mis manos.
- Muy bien-. Yo asentí en Morio.- Estoy lista. Vamos a ver a qué nos enfrentamos.
Al doblar el arco, nos encontramos cara a cara con un fae. Tenía un color verde pálido en la piel, y sus ojos eran del mismo color que los míos, lila y lavanda. Diminutos brotes, de algunas plantas, surgieron de varias partes de su cuerpo, asomándose por debajo de un vestido tan escarpado que parecía más desnuda que si hubiera estado desnuda.
Magnética y encantadora, nos dio una larga mirada y luego una seña a Morio, que dio un paso hacia ella. Le agarré del brazo.
- ¡No! Huelo a demonio, le dije. Y entonces supe a que nos estábamos enfrentando. Era Wisteria, la del diario de Bolas. Y en lo que a mí respecta, eso significaba que Bad Ass Lucas no podía estar muy lejos.
Wisteria cambió su atención a Morio. Le tendió un dedo torcido otra vez a él. Miré a sus ojos vidriosos y le golpeé el brazo.
- ¡Suéltala, ella está usando un encanto en ti!
Morio sacudió la cabeza y parpadeó. Wisteria me dio una mirada sucia y tiró de sus labios hacia atrás, mostrando un poco sus dientes afilados. Oh, sí, ella no estaba de nuestro lado, eso era evidente. En ese momento, Dalila y Chase empujaron la puerta.
Los cuatro estábamos de pie haciéndole frente, Wisteria parecía pensar que lo mejor era no pelear, se dio vuelta y empezó a correr.
Yo estaba parada en la nieve de una montaña, le envié un rayo de energía zigzagueante en su dirección. Le pegué en la parte baja de la espalda, cayendo por lo menos a diez pies hacia delante, pero para mí horror, la energía rebotó en las paredes. Antes de que pudiera detenerlo, la energía se estrelló contra Chase, haciéndole caer sobre sus pies.
- ¡Mierda! Chase, ¿estás bien? Me arrodillé junto a él, Morio y Dalila se aproximaron a Wisteria. Oí una pelea y miré en su dirección. Habían logrado alcanzarla. Morio la sujetaba, mientras que Dalila intentaba amordazarla con la manga de su abrigo.
Chase parpadeó un par de veces, y luego lentamente se sentó. Gracias a los dioses, que no había recibido la explosión en pleno, o podría haber muerto. Miró a su camisa, que se quemó, y se estremeció.
- ¿Tienes algo roto? ¿Necesitas un médico? Le ayudé a ponerse de pie.
Se limpió los pantalones vaqueros, a continuación, con cautela se tocó el estómago, donde la descarga había puesto la camisa marrón.
- Muchas gracias. Esta camiseta era mi favorita. Maldita sea, puedo sentir las picaduras. Mantén tu puntería en el golpe, muchacha.
- Tú no recibiste la descarga completa. Se agradecido por los pequeños favores, le dije con gravedad.
En el mejor de los mundos de los casos, la descarga no debería haber rebotado así, pero teniendo en cuenta el efecto de perder el control de mi magia, siempre había una oportunidad para que algo vaya mal. En realidad, en el mejor de los mundos posibles, Menolly todavía estaría viva, mi magia funcionaría perfectamente, mis hermanas y yo estaríamos en la parte superior de la cadena alimentaria de la Oficina de Auditoría Interna, y no nos quedaríamos atascadas corriendo detrás de un Escuadrón de demonios que había decidido que había llegado el momento para hacerse cargo de la Tierra.
Después de asegurarme de que Chase podría sobrevivir, volví mi atención a Wisteria. Dalila y Morio habían logrado amarrarla cerca de una mesa de roble grande que estaba cubierta con un paño de lino desecho. Un mantel y una servilleta perfectamente en frente de una silla. Sacudí la servilleta y avancé hacia nuestro prisionero.
Dalila retiró la tela de la boca de Wisteria.
- Ella es fuerte, Dalila advirtió.
En ese momento, el hada empezó a sacudirse salvajemente, tratando de soltarse. Mi hermana se estrelló contra el piso Morio reforzó su control sobre Wisteria.
Me arrodillé a su lado tratando de entender el lenguaje de Wisteria. Obviamente estaba conectada con el bosque. Las piñas y las hojas no eran adornos de su vestido, eran parte de su carne, parte de su esencia misma. Yo le acariciaba el pelo, hilos de trigo caían sobre sus ojos. Había un débil contorno de una marca en el centro de la frente, una hoja de trébol.
- Una dríada, creo. Me esforzaba por recordar mi educación.
- ¿Un ménade? Morio preguntó.- Ella es bastante volátil.
Sacudí la cabeza.
- Yo no percibo el olor de la carne, y las ménades comen carne. Ella nunca ha tocado una hamburguesa en su vida, me juego mi reputación en ello. No, creo que Wisteria se haya metido en esto sólo por hacer un berrinche, cayó con la gente equivocada. El problema es que ahora que está vinculada a dos asesinatos.
Chase se unió a nosotros y se quedó mirando al hada.
- Ella tiene las plantas creciendo en ella.
- ¡Oh eres un genio¡¿no?
- Oye, dame un respiro. Después de todo, casi me matas.
Le miré rápidamente, pero vi que estaba bromeando. Entonces, chasqueando los dedos, me dijo:
- ¡Yo sé lo que es! Ella es una de las floraeds, una rama de la familia rara dríada. Realmente odia a los seres humanos-. Me frunció el ceño.- ¿Qué hacemos con ella? Floraeds son bastante potentes cuando están cerca de la naturaleza, y estamos justo en el centro del bosque.
Morio pareció comprender la situación.
- No podemos dejarla ir. Ella es peligrosa tanto para nosotros como la misión.
- ¿Crees que va a entender lo que está en juego si hablamos con ella? Dalila preguntó.
- Lo dudo, pero supongo que vale la pena intentarlo, dije.
Wisteria estaba luchando, y me dio una fría sonrisa.
- Mantén tu prisa, hermana.
Me puse a buscar armas. Floraeds no suelen llevar armas, pero no podía hacerle daño al comprobar. Me fijé que tenía largos dardos en los pliegues de su vestido, me alegré de haberme tomado el tiempo para revisarla. Más vale prevenir que lamentar. Olí las puntas de los dardos.
- Veneno, y es mortal. Tenemos suerte de que la agarramos antes de que nos disparara a uno de nosotros, eso sería todo-. Hice un gesto a Chase.- Trae ese mantel en tiras, por favor. Necesitamos algo con que atarle las manos, porque si es libre, puede lanzar hechizos. Tenemos preguntas que hacerle a ella.
- ¿Mi esposas sirven? Chase le preguntó, sosteniéndolas. Miré a ellos. Eran de acero frío. No sería cómodo, pero no se quema la plata. Incluso mis hermanas y a mí nos salió un salpullido desagradable por el metal, y somos mestizas.
- Debe servir, pero tenemos que enlazar las manos detrás de su espalda.
Tomé las esposas de Chase y miré a mi alrededor, evaluando nuestras opciones.
Había vigas esparcidas uniformemente a través de la sala. Tuve que mantener a Wisteria para que su espalda quedara plana a una de las columnas, y luego saqué sus brazos alrededor de la viga y la esposamos. Ella luchó, su piel se sentía suave como la seda bajo mis dedos. Medí el tamaño de sus manos, me tranquilicé por qué no sería capaz de deslizar de los puños. Sus dedos eran delgados, pero no sus muñecas.
- Muy bien, dije, de pie atrás de ella-. Estamos seguros como los que vamos a estar alrededor de ella. Quita la mordaza, pero cuidado con sus pies.
Morio bajó la mordaza. Wisteria tosió varias veces, y luego irguió la cabeza, fija su mirada en mí.
- Tú no eres de aquí, esta no es tu casa.
- Mi madre era humana. Tierra es mi casa tanto como lo es Otro Mundo.
Me apoyé en la columna, examinando su trébol, había comenzado a brillar.
- Una vez más. Sabemos que estás en un complot con los demonios, y sabemos que tú estuviste involucrada con la muerte de Bolas. Probablemente también con la muerte de Louise.
Ella se estremeció. Verdaderamente se inmutó. La mayoría de los fae podían mentir sin pestañear, la sorpresa iluminó su expresión, y me di cuenta de que no tenía idea de que Bolas había sido asesinado.
- ¿Qué quieres decir?, dijo.- ¿Bolas y Louise están muertos? ¿Quién los mató?
- Tus amigos. Las desviaciones que se hicieron a través del portal. Tú les hablaste de Louise, ¿no? ¿Te vio cerca del portal? Apuesto a que por eso fue asesinada. Para hacerla callar.
La expresión de Wisteria me dijo todo lo que necesitaba saber. - Maravilloso, dije.- Traidora. Así que mira como salió todo, por tus acciones, inadvertidamente ayudaste a asesinar a un agente de la Oficina de Auditoría Interna, era nuestro compañero, pero también contribuiste a la muerte de un ser humano. ¿Qué pasó después de dejarlos pasar? ¿Bad Ass Lucas y sus compinches te dijeron que podrías irte a casa y olvidar lo que alguna vez los viste? ¿Te prometieron que nadie saldría herido? ¿Tal vez te prometieron la restauración de la tierra a tu antigua gloria? ¿Es eso lo que pasó?
Ella no respondió, pero yo sabía que había tocado una fibra sensible. Estaba tan enojada que quería golpearla allí mismo, pero me contuve.
- ¿Es cierto? - preguntó, Morio mirándola.- Está ligada a la tierra. No me mentirías, ¿verdad?
Morio me miraba, y yo mantuve mi boca cerrada. Demonios zorros son excelentes en la ilusión y camuflaje. La decepción fue de la mano con su naturaleza, aunque no había recogido ninguna mentira de él todavía. Algunos de los demonios zorros utilizan sus poderes para el mal; Morio había elegido un camino diferente.
Se cruzó de brazos y miró a Wisteria por un momento antes de hablar.
- Juro por latidos del corazón de Inari que yo no estoy mintiendo. Bolas está muerto, y los demonios lo mataron. Levantó una mano en señal de que yo no conocía.- Por el soplo de la Virgen de Rice, es verdad.
Wisteria miró sus pies.
- Yo no sabía que iban a hacerle daño. Fue lo suficientemente bueno conmigo...
Me preguntaba si se estaba arrepintiendo de sus acciones para cooperar con nosotros, pero luego levantó la cabeza, los ojos fríos como los glaciares del agua.
- La muerte del gigante es lamentable, pero como dirían los seres humanos, es un daño colateral. En cuanto a Louise, ¿qué me importa? Ella es humana, y eso es lo que importa. El día de la violación de la tierra está a punto de ser terminado. Vamos a tomarla de nuevo, y esta vez, no la vamos a dejar ir tan fácilmente.
Chase farfulló, pero yo levanté la mano para que se callara. - Wisteria, cuando los demonios pasen a la tierra, no habrá nada que proteger. Tú sabes cómo son, dije.- La mayoría de ellos odian las cosas que crecen. Desprecian la vida y la abundancia, y tienen como poco respeto por las aves del cielo y los animales de la selva como lo hacen los humanos y hadas por igual-. Entrecerré los ojos.- Se podría decir que tienen el mismo sentido para el mundo natural como el que tuviste por Louise. Shadow Wing y su equipo no descansará hasta que haya arrasado la tierra. La vida bajo el dominio de los demonios será peor que la vida de cualquier ser humano bajo la desesperación.
- ¡Mierda! Ella luchó contra las esposas.- Ellos me dieron su palabra.
- ¿Tú eres demasiado estúpida para vivir? Morio estrelló su puño contra su lado con un rayo.- ¿De verdad crees que están diciendo la verdad? Coyote abuela tenía razón, el equilibrio está totalmente fuera de control, la tuerca y el tornillo no están haciendo nada para ayudar. Por supuesto, los humanos han destruido la tierra, pero lo que han hecho ni siquiera empieza a compararse a lo que Shadow Wing tiene en mente. ¿Con quién tienes contacto para saber cómo ayudar Bad Ass Luke?
Wisteria le escupió y le golpeó en la cara. Se dio la vuelta, con los puños cerrados, hablé nuevo. Si no nos crees, no hay mucho que podamos hacer, pero tú has llevado nuestros dos mundos a los infiernos, al negarte a decirnos lo que sabes.
Negó obstinadamente con la cabeza, me volví hacia los demás. - Ella no va a ceder. Floraeds es terca como las garrapatas, y ella tiene el cerebro de un guisante, los demonios van a zigzaguear hasta a los espíritus de la naturaleza y a su vez tendrán las llaves de la Tierra de vuelta a ellos, y todos los seres humanos estarán muertos o sometidos. Si nuestros esfuerzos fracasan, sólo espero llegar a ver tu cara cuando entienda lo que está pasando abajo. Porque, con los dioses como mi testigo, juro que voy a arrancar tu cabeza, con mis propias manos ese día.
Furiosa, le delegaba a Dalila y a Morio registrar la casa para ver si encontrábamos cualquier cosa que pueda decirnos algo donde estaba Tom Lane. Mientras tanto, salí afuera para ver si podía conjurar un hechizo que podría ayudar a proteger más nuestros culos
El viento estaba francamente frío. Sopla del suroeste, un aguacero amenazaba con formar un pantano cerca de nosotros antes del anochecer. Aspiré profunda, inhalando el aroma de los árboles cubiertos de musgo, abetos y hongos moldeaban el relleno del terreno y lo hacía resbaladizo.
Los arces, robles y otros árboles estaban casi desnudos, sus hojas se desprendieron por las ráfagas frenéticas que se extendieron por la zona. Otro Mundo tenía su tormentas, algunas de ellas violentas e imponentes, pero nunca había experimentado el torrencial continuo que el noroeste del Pacífico recibía durante nueve meses del año. Echaba de menos el sol, pero estaba de acuerdo con Chase, no estaría cómoda con una cantidad apreciable de calor.
Mientras esperaba la tarde, empapada, tiritando, pesar de llevaba puesta mi gruesa chaqueta, comencé a sentir la presencia de la magia. Vieja magia, en el fondo de la selva, en el fondo de la tierra. No era la magia de los brujos o brujas. No, esta es la magia de debajo de la tierra, cada vez más fuera del elemento que la guarda. La magia de la Tierra oscura y franca, llena de secretos enterrados en el marco de hojas y ramas que se habían deteriorado en la tierra.
Había algo pesado sobre la energía, algo tan pesado para mis oídos sordos. Oscuro como en noches profundas en la espesura del bosque, oscuro como en la caza silvestre que se desplazó por el cielo. Oscuro como en los antiguos secretos que funcionaron ni para bien ni el mal, sino que eran simplemente una fuerza en sí mismos. Un brillo de color verde estalló alrededor de mí, y comprendí que yo había contactado a un menor de la Tierra elemental.
Me arrodillé, alejándome de un charco que se formaba en una de las marcas de las ruedas del coche, y puse la mano en la tierra resbaladiza. Escucha, me dije. Sólo escucha. No hay hechizos, no llames los rayos de la luna o las estrellas.
Sólo sintoniza y respetuosamente pide que podamos encontrar al hombre llamado Tom Lane.
Y entonces, lo vi claro, como una visión. El leñador, sí, pero no percibí su corazón. Él era alto y fuerte, y de barba gris, llevaba una nobleza nacida en otro tiempo y lugar. Sus ojos se encendieron con el brillo de la locura por vivir demasiado tiempo. Jadeé cuando él se acercó a mí con una mano extendida y me pidió ayuda.
¿Quién era? ¿Y por qué tienen el sello del espíritu?
Mientras observaba, las fauces oscuras de una cueva se abrieron, y comprendí que estaba escondido dentro de ella. Yo afiné mi radar interno y me alegré cuando recibí una señal fuerte, en el bosque hacia el lado de una de las colinas. Tom Lane, no estaba lejos, pero tendría que tener a alguien que conociera el terreno, y la lluvia no iba a hacer una diversión.
Mientras regresaba me libré de los zarcillos persistente de la energía, un grito ronco que provenía de la casa me sorprendió, y salí corriendo hacia el interior.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:24 pm

Capítulo 13


Wisteria se reía. Miré a mi alrededor para encontrar a Chase, doblado en el suelo. Dalila y Morio se arrodillaban a su lado.
- "¿Qué diablos pasó?
- Debemos tenerla amordazada de nuevo, dijo Dalila.-Aparentemente, Wisteria puede encantar con sus palabras. Chase se acercó demasiado, y se las ingenió para darle una patada en las bolas.
Morio estaba tratando de ayudarlo a sentarse, pero era evidente que el tiro había sido perfectamente dirigido.
Chase estaba tan pálido y me preguntaba si iba a estar bien. Su rostro era un gran nudo de dolor.
Miré a Wisteria, que tenía una mirada de triunfo en los ojos. Furiosa, le golpeé la cabeza contra la viga, sujetándola por la garganta.
- Prueba algo más, y te mueres. Esa es la forma en que estarás. Voy a dejar a mi hermana un buen rato contigo. ¿Menolly la conoces? ¿Tú sabes que ella es un vampiro? ¿No serías un sabroso manjar para ella?
Me di cuenta de que la había asustado. Wisteria tragó, lo sentí pasar por su garganta y me alejé lentamente, manteniendo un ojo en sus pies.
- Dalila, rompe ese mantel y ata sus pies a la viga.
Yo reposicioné la mordaza en la boca de Wisteria. En el momento en que lo hiciera, estaría atada firmemente como un pavo.
Dalila saltó a obedecer, Morio me indicó a Chase.
- Creo que va a estar bien, pero hoy no podrá hacer una caminata alrededor de los bosques, es lo que puedo decirte. ¿Qué debemos hacer?
Suspiré.
- Déjenlo aquí para vigilar a Wisteria. Él estará seguro con algún tipo de protección. Morio, ¿no es tu fuerte la magia ilusoria?
Él asintió.
- Mekuramashi me enseñó a fabricar la ilusión. Puedo arreglarlo para que Chase parezca una pila de ropa. De esa manera puede sentarse en el sofá y descansar, mientras estamos a la caza.
- Bien. Hazlo entonces. Yo sé dónde buscar a Tom Lane, pero creo que está en problemas y necesita nuestra ayuda. Tenemos que llegar a él tan rápido como sea posible.
Le ayudé a Morio recoger a Chase y suavemente lo trasladamos al sofá. Chase estaba tratando de aferrarse a su dignidad. Él me miró, y yo le di una sonrisa tentativa.
- Siéntate aquí y descansa. Todo va a estar bien. He amordazado a Wisteria nuevo. Aparentemente, las floraeds se parecen mucho a las sirenas. No es una buena cosa cuando eres un humano.
Arreglé una almohada detrás de su cabeza, Dalila se unió a mí, sosteniendo las manos de Chase en las suyas.
Discretamente me retiré, dejándolos hablar en privado.
Me uní a Morio, que estaba sentado en la mesa.
- Creo que estamos listos, dije.- ¿Qué se necesita para este hechizo tuyo?
Sacudió la cabeza y dijo en voz baja:
- Sólo necesito mi cráneo, pero yo no quiero mostrarlo. Ella no lo sabe, puede utilizarlo contra mí. ¿Puedes tú vendarle los ojos?
- No es un problema. Suspiré.- Ella es mucho más peligrosa de lo que pensaba. No tenía idea de que las floraeds podían ejercer tanto poder.
- Ella definitivamente no es un duendecillo típico de madera, dijo.- No bastará con ponerle el ojo. Te digo, Camille, que estaríamos mejor si la matáramos. Esta es una guerra, y ella está en el lado del enemigo. Creo que puede hacer peores estragos que este, y no quiero verla en acción.
Me mordí el labio. Él tenía razón. Yo lo sabía, sin embargo... no era un demonio o un vampiro deshonesto o una arpía. Ella es un hada. Mala, sí, pero me es difícil de levantar mi mano contra mi propia especie.
Pero, de nuevo, ¿es realmente uno de los míos? Odiaba a mi lado humano, eso era evidente, pero incluso si hubiera sido completamente sangre inmortal, había podido encontrar una razón para estar en mi contra. Tal vez era que yo no sabía que la violencia podría más que el corazón. Después de ver el ataque del Skinwalker a Trillian, estaba funcionando en vacío.
- Yo sé que tienes razón y sin embargo... no sé si pueda hacerlo.
- Yo puedo, dijo, y yo sabía que era una oferta.
Me mordí el labio, vacilante. Pero yo era un miembro de la Oficina de Auditoría Interna y la hija de mi padre. Si decidimos matar a los floraed, sería mi responsabilidad de llevar a cabo la acción. Sacudí la cabeza.
- Déjame pensar un poco. Todavía podemos ser capaces de aprender más sobre los planes de los demonios por medio de ella. Si al envolverle los puños con hierro y amordazarla, entonces ella no podría hacer nada.
- Si tratas de envolverla en hierro, sólo le harías daño. Él se sentía frustrado, eso era evidente, pero luego se encogió de hombros.
- Está bien. Vamos a averiguar qué hacer con ella cuando volvamos de buscar a este tío Lane. ¿Trato hecho?
- Hecho, me dijo, aliviada de que yo había comprado un poco más de tiempo para pensar que hacer. Le vendé los ojos a Wisteria. Morio se centró en Chase, creando una ilusión de que el detective pareciera un montón de ropa limpia. Incluso con mi vista, yo no podría decir exactamente lo que estaba bajo la ilusión.
- Estás bien, me dijo. Inclinó la cabeza hacia un lado, contemplando la ilusión.- No está tan mal-. Una sonrisa socarrona apareció en su rostro.- Soy bueno en otros aspectos, también, si tú estás dispuesta a averiguarlo. Muy bien. Sabes, el Svartans no tiene trofeos de pasión.
Antes de que pudiera decir una palabra, le indicó a Dalila que se dirigiera a la puerta. Preguntándome si había querido decir lo que oí, y me preguntaba si tenía el coraje de saberlo, yo lo seguí.
Nos pusimos en marcha en la dirección que me habían mostrado. Dalila miró a la casa, había una mirada de preocupación en su rostro.
- ¿Crees que Chase va a estar bien?
Las gotas de lluvia caían sobre su cara, y ella levantó la capucha de su chaqueta. No sólo evitaba los lagos, lagunas y océanos, la lluvia tampoco le gustaba.
- Espero que sí, le dije, deslizándose a través de la arboleda.- Si deja a Wisteria sola, y si nadie se presenta en la casa, él debe estar bien. La ilusión de Morio es condenadamente buena.
La maleza era tan espesa que, aun con nuestras ventajas, nos tomó tiempo para vadear a través de nuestro camino. Yo no estaba muy emocionado por la vanguardia, pero desde que yo era el que sabía a dónde íbamos, no exactamente un genio para darse cuenta de que yo era la mejor opción. "Morio, Earthside que has vivido toda tu vida. ¿Cómo ha logrado mantener su carácter oculto de los seres humanos?" Le pregunté, empujando entre un arbusto de arándano y un helecho de gran tamaño. El agua que salpique en los ojos como una rama me golpeó en la cara, pero con la lluvia que apenas cuenta.
- Nací en un pequeño pueblo, todavía hay pueblos en Japón, donde viví la mayor parte de mi vida. Mi abuelo me enseñó en casa, y recientemente obtuve mi título de una universidad acreditada en línea.
- ¿Cómo haces ahora que los inmortales se han mostrado desde Otro Mundo?
En cierto modo, nuestra apariencia había hecho las cosas más fáciles para las hadas terrestres y otros faires. Se les permitió darse a conocer. Era exótico ser diferente ahora, y los seres humanos en todo el mundo de repente empezaron la búsqueda de sus antepasados misteriosos que podrían haber llegado inicialmente de Otro Mundo. Por supuesto, los vampiros y los muertos vivientes no habían encontrado todavía la misma aceptación, pero eso era comprensible.
Se encogió de hombros.
- Algunos lo saben, pero no quiero anunciarlo al mundo.
- ¿Te arrepientes de que nos presentáramos? Le pregunté.
Detrás de mí, él respondió:
- Esa es una pregunta de doble filo. No, yo no lo estoy, porque era hora de dejar que los seres humanos supieran de nuestra existencia. Y sí, porque todo lo que es mágico y místico se volvió en un circo para los consumidores.
Le di un resoplido.
- ¿Cómo no era antes? La gente ha estado esperando por la magia desde el principio del tiempo. Creo que hay una memoria universal que recuerda los días en que Otro Mundo estaba a sólo un paso, y antes Avalon viajó en la neblina. El Señor de los Anillos, Harry Potter... todos estos libros que he estado leyendo me dicen que la gente de mi madre nos necesita. Es necesario redescubrir el sentido de la maravilla del mundo y desarrollar sus propias capacidades innatas que poseen todos los mortales. Y quizás necesitamos que los seres humanos nos recuerden lo que significa ser débil, a ser vulnerables.
- Creo que podemos aprender mucho de FBHS. Compasión es más un rasgo humano que pertenece a los inmortales. Seguramente tú reconoces que…
Dalila interrumpió:
- Pensé en lo que dijiste. Nuestra madre había tenido un genio de fuego, pero tenía un corazón de oro. Nuestro padre era inusual, entre la Corte y Corona no compartía la calidad de este último...
- Hermana pequeña puede que tengas razón.
En ese momento, nos abrimos paso entre la maleza a un campo abierto. Rodeado por todos los lados por un anillo de árboles de cedro, llevaban las marcas de la magia. Un intercambio de información, y otra especialmente dedicada a alguna deidad o ser. Sentí que me estaban invadiendo al entrar en el anillo de árboles. Los hongos formaban un círculo interior, y un montículo de hierba aumentó ligeramente en el centro.
- ¿Una carretilla? Dalila preguntó, frunciendo el ceño.- Yo no creía que los carritos se utilizaban, y yo no tenía idea de que se encontraron en este continente. Por lo que he leído, la mayoría de ellos fueron abandonados durante la Gran Cordillera. Pero esto, éste tiene la energía de un portal. No es un portal de OW, sin embargo. ¿Dónde estamos? ¿Y qué es este lugar?
Avanzó lentamente en la ladera de la hierba, en busca de cualquier signo de una entrada.
- Casi puedo oír instrumentos musicales argentinos.
Y al escuchar, me di cuenta de que realmente escuchaba música. El viento lo traía en un susurro, un trino de melodía tan envuelto en la magia que cada nota temblaba en el aire, viva y vibrante, invitando a bailar. Mis pies me instaron a arrojar los zapatos, la chaqueta e ir saltando a través del bosque. Aspiré profundamente y eché hacia atrás mi cabeza, riendo, de pronto alegre y libre de fantasías.
Cuando me volví, Dalila saltó en el aire y cambió en su forma atigrada. Ella comenzó a correr alrededor de la pradera, persiguiendo las gotas de lluvia y los ratones imaginarios. Vagamente sentía que debía detenerla por alguna razón, pero la música era tan convincente que me volví de nuevo a la carretilla. Si tan sólo pudiera encontrar la entrada.
- ¡Camille, Camille! ¿Me oyes?
Morio estaba a mi lado, una mirada salvaje en su rostro. Le vi una vez más. Estaba bastante bueno, era seguro, y me di cuenta de una sensación de hormigueo que se centró en alguna parte debajo de mi ombligo. De hecho, todo mi cuerpo estaba en plena ebullición, y me di cuenta de que lo único que podía detener la picazón... se lamía los labios y le tendí la mano.
- Te necesito. Ahora mismo, aquí mismo.
Llegué a él, mi respiración acelerada, mi pulso comenzó a golpear a un staccato del deseo que resonó a través de mis senos, mi estómago, mis muslos. Su pelo oscuro y sus ojos atormentados me atrajeron, y yo quería tirarlo al suelo y subir a bordo.
Morio soltó un gruñido, y dio un paso hacia mí.
- Ten cuidado con lo que pides, dijo con voz ronca.- Porque te lo daré. Yo no juego. Tú quieres tenerme, me tienes, pero no hay parada una vez que comencemos.
Pude oler su aroma almizclado. Estaba preparada y lista, y yo no tenía que verlo desnudo a saber qué. La idea de tenerlo sobre mí me hizo temblar con anticipación. Mi mente farfulló, me preguntaba qué diablos estaba haciendo, pero mi cuerpo quería... Decidí que mi cerebro podría necesitar un respiro y empujé las reservas a un lado. No es que había mucho, para empezar.
- Quiero que me tomes salvajemente. Tómame. Ahora. Hacia Delante, hacia atrás, la forma que desees, dije en voz baja. A punto de explotar, me estremecí cuando sus ojos brillaban con un hambre primordial.
- Vamos a ver qué tan lejos que estás dispuesta a ir, dijo, y él estaba sobre mí, agarró mi muñeca mientras ajustaba su boca sobre la mía. Caí en el beso, la fusión en el incendio que rugía a la vida entre nosotros. Apoyó los hombros, rodeado mi cintura para apretarme contra él.
Luché con mi vestido, pero Morio golpeó mi mano y me empujó al suelo, empujando mi falda cuando él bajó su cremallera. Abrió mi camisa y buscaba mis pechos, cubriéndome con mordeduras de amor que sólo alimentó mi necesidad. Como sus ojos oscuros inclinados peligrosamente, me sentí ser ordenada bajo la ola de la pasión rodando por la pradera. Y luego Morio estaba listo, y me abrí a él, hundiéndome en el fango rico de la tierra mientras se conducía dentro de mí, empujando con movimientos largos y poderosos. Me entregué a él, a la música, a mi propia necesidad. Toda la simulación y la reserva del demonio zorro desapareció entonces, y sus ojos brillaban cuando él echó atrás la cabeza y soltó un aullido de victoria.
La música se hizo más fuerte, y Morio sonrió, sus dientes afilados como agujas, las uñas se extendieron hasta que fueron garras. Cortó mi hombro, y un atisbo de temor corrió a través de mí, se filtró a través de mi sexo y mi cerebro en cuanto a qué tan extraño que era. ¿Faes? En un sentido, pero ligado a la tierra y conectado a la energía primordial que impregnó el mundo.
De repente, frenética y preguntándome qué había metido en mí, empecé a luchar, pero mientras más me retorcía, más difícil era salir. Luché para liberarme, una reacción de la energía me golpeó, y me entregué, algo superior a Trillian había tomado. Me rondaba, incapaz de respirar, preguntándome quién y qué era yo, empapados por el olor de la lluvia de rosas se apoderaron de mí, lentamente se hundió en mi cuerpo, aterrizando con un sentido de poder que no había sentido en un mucho tiempo. Inmediatamente, quería más. Morio debe de haber sentido aumentar el deseo, también, porque jadeaba entrecortadamente en mi oído.
- ¡Para!, dije, con la voz quebrada.- Tenemos que parar ahora, esto es un encanto, y es muy peligroso.
Se obligó a rodar lejos, luchando por mantener sus manos alejadas.
- ¡Aléjate de la loma, sal del círculo de setas.
Sorprendida por su cara de enojado, me puse de pie. Di un salto, los ojos en llamas.
- Te hablo de correr, ¡ahora!
Y corrí. Corrí hacia el anillo de cedros. En el momento en que mis pies pasaron el borde del círculo de setas me sentí como si me hubieran arrancado de algún vientre hedonista.
Tropecé a un alto, caí de rodillas, golpeando mi cabeza. Mi cuerpo había sido fuertemente sacudido, también, pero de otra forma. A medida que el mundo giraba alrededor de mí, aspiré varios harapientos, respiraciones profundas, y la realidad poco a poco volvió a caer en su lugar.
- ¿Qué diablos? Murmuré.
Desde donde yo estaba, pude ver a Morio persiguiendo a Dalila. De repente desapareció, y apareció un ratón en donde él había estado parado. Dalila sacudió la cola y comenzó a acechar al roedor, las patas lentamente avanzando poco a poco, los bigotes contraídos. Ella se abalanzó, la ilusión se rompió, y Morio apareció, agarrándola por la piel del cuello. Corrió de nuevo a mi lado. En el momento en que cruzó el anillo de setas, Dalila comenzó a brillar, y él la dejó en el suelo a pocos metros, hacia el bosque de cedros. Mientras se desplaza hacia atrás, la sorpresa en su rostro me dio ganas de reír.
Casi. Quien había puesto esta barrera había hecho un trabajo muy bueno.
- ¿Están bien?, ¿qué pasó? Todavía alterada, acepté la mano de Morio, y él me llevó. Mientras sus dedos se cruzaban, me ató mi vestido, y me di cuenta de que habíamos logrado enredarnos a nosotros mismos con demasiada fuerza. Perdimos tiempo tratando acomodar nuestras ropas, eso era seguro. Especialmente desde que habíamos sido atraídos el uno al otro para empezar.
Morio celebró mi mirada por un momento y luego miró hacia atrás en el montículo.
- Magia inmortal, pero diferente a la tuya. ¿Muchos inmortales se quedaron en Earthside cuando Otherworld fueron separados por la niebla?
Sacudí la cabeza.
- Fue hace mucho tiempo, nadie lo sabe. Hay una gran cantidad de espíritus de la naturaleza aquí, y un montón de Cryptos fueron dejados atrás, o decidieron quedarse. Porque somos parientes, pero ha sido mucho tiempo desde la brecha inicial. ¿Crees que esto es donde Wisteria hace su casa?
Sacudí la cabeza.
- Desde que trabaja en el caminante y se alinea con la Oficina de Auditoría Interna, lo más probable es que probablemente tiene un árbol en algún lugar cerca de Seattle. No, este truco es demasiado fuerte para ella. La música me hace pensar en Pan, pero se rumorea que la Vieja pelusa ha querido quedarse cerca de casa.
Di un paso más cerca, y nos miramos a los ojos. Morio extendió los brazos, y entré en su abrazo. Me besó, tierno largo y lento, sin el furor que había suscitado en nosotros antes.
- Vamos a tener que hablar de esto más tarde, le dije.
Pensamientos de Trillian llenaban mi mente, preocupada por su vida, mi cuerpo tenía voluntad propia y respondió con tanta fuerza al demonio zorro que me daba miedo. Y me gustó Morio. Trillian me emociona hasta la médula. Yo lo amaba y odiaba. Pero realmente no lo quería. Lo que saliera de esta mezcla va a ser interesante, era seguro.
- Yo sé. Morio dejó escapar un largo suspiro.- Pero ahora tenemos que centrarnos en los asuntos en cuestión y evitar ser atrapados por ese hechizo fantasía de nuevo.
- Disculpen, dijo Dalila caminando corriente arriba.- ¿Pero qué diablos estás haciendo?
Me separé de Morio y miré hacia el montículo.
- Decidimos tomarnos un descanso gatito, terminamos en un momento. ¿No has visto la capa de lodo que decidí añadir a mi vestido?
Desafortunadamente, eso no era una broma. Gracias a la loca carrera del zorro, la parte posterior de mi chaqueta y falda estaban empapadas de rocío y barro y hojas empapadas.
- Me estaba preguntando, pero soy demasiado educada para hacerlo,- Dalila dijo con una tos. Uh-oh. No puedo esperar a ver las consecuencias de esto, dijo, con una sonrisa pícara arrastrándose a través de su cara.
- Gracias, niño salvaje. Volvamos al asunto en cuestión. Si esta magia no la está haciendo Wisteria, entonces ¿de quién es? Es magia inmortal, pero vinculada a la Tierra, no a OW.
Morio se arrodilló para examinar las setas.
- Este es el campo de Camille. Esto es una muy poderosa magia y peligrosa dejarla sin vigilancia.
Con el ceño fruncido, Dalila miró a la carretilla.
- Entonces la pregunta es, ¿cómo podemos romper la ilusión? Quiero saber lo que está ahí debajo.
Estudié el montículo.
- Probablemente se puede romper, pero hay una posibilidad muy real de que mi magia cuando entre en contacto con las barreras, podría causar algún tipo de implosión. No estoy seguro de que vale la pena el riesgo. ¿Tal vez sólo lo podemos rodear?
Morio inclinó la cabeza hacia un lado.
- Puedo tratar de desterrar el campo de fuerza, pero no sé si soy lo suficientemente fuerte. Esto no es sólo una ilusión ¿Qué tal si lo intentamos juntos? Tal vez yo pueda desviar cualquier fallo de tu magia, Camille.
- Bravo, ¿no?
Me froté mi parte trasera. Realmente había sido fuertemente sacudida. Morio es más fuerte de lo que yo había pensado. Me va a tomar un montón de estiramiento para resolver el nudo en el interior de los muslos.
- ¿Estás seguro de que deseas correr el riesgo? Si algo sale mal, no puedo garantizar tu seguridad.
Se dio cuenta de mi malestar.
- ¿Necesitas un poco de masaje que para enderezar las torceduras?, dijo, guiñando un ojo. Farfullé, y añadió,- no te preocupes. Creo que puedo protegerme de cualquier cosa que tú puedas llegar a chapucear.
- ¡Caramba, gracias, Te amo, también!
Me frunció el ceño. Mi espalda se sentía como que estaba siendo pinchada con una aguja caliente.
- ¿Qué diablos? Dalila, ¿tengo algo debajo de mi camisa?
Levanté la camisa para que pudiera echar un vistazo. Morio me miraba con una mirada fresca. Le saqué lengua, mientras Dalila comprobaba mi espalda.
- Sí, te las arreglaste para conseguir una zarzamora.
Con un rápido movimiento, arrancó y dejé escapar un grito cuando la espina se desprendió de mi piel.
- Tanta cosa para un poco de sexo en el bosque, murmuré.
- Muy bien, volvamos a los negocios. Chase va a estar preguntándose dónde diablos estamos si no te das prisa.
Estudié la carretilla.
- Me centraré en interrumpir la barrera, que se ajusta en mantener cualquier ilusión que podría estar vinculada a ella. Ustedes colóquense allí, a un buen brazo de distancia.
Tomaban posiciones, con Dalila custodiando la parte trasera. He abierto mis brazos y llamé el poder de la Madre Luna, la energía brillaba. La lluvia se detuvo, como un viento frío, sacudiendo los árboles. Me centré en un agujero del campo de fuerza, convirtiéndome en un taladro de poder mágico. Morio trabajaba junto a mí, en la dispersión de las ilusiones que unía la zona, rompiendo su dominio sobre la tierra.
La barrera comenzó a debilitarse y se abrió una brecha en ella, un murmullo comenzó a vibrar en el aire y la tierra tembló, en olas ondulantes bajo nuestros pies. Me balanceaba, tratando de mantenerme en mis pie, pero el terremoto magnificado y fue enviado a nosotros. El campo de fuerza se agrietó, rompiéndose en mil pedazos invisibles y luego todo quedó en silencio una vez más.
- Hablando acerca de sacudir, traquear, y enrollar, dije mientras se tambaleaban mis pies.
- ¿Qué diablos? ¿Estamos en el centro de una zona de guerra? Dalila preguntó.
La pradera hermosa era ahora un montón de tierra ennegrecida en el centro de un anillo de árboles oscuros y enfermos que murmuraron pensamientos y deseos. El terreno había sido quemado, y troncos de árboles calcinados se hallaban esparcidos alrededor de la zona.
- ¡Mierda santa! Miren este lugar.
Dalila hizo una respiración profunda, los ojos muy abiertos.
- Eso lo aclara todo. Miré a mi alrededor hacia Morio, se frotaba el hombro golpeado cuando cayó por el movimiento del sismo.
- ¿Qué pasó aquí?
- Mira, dijo, señalando un hueco oscuro en la lomita. Llevaba a las profundidades de la tierra.- ¿Es una cueva?
Miré a través de la lluvia, que volvió a golpear la zona, vi que tenía razón. Era una cueva. La cueva. Y yo sabía que en algún lugar en el interior, Tom Lane se escondía.
- Ahí es donde queremos ir. Esto es todo, amigos. Vamos a movernos.
Pero, en el momento en que avancé, el sonido de un roce de las alas me llamó la atención. Antes de que pudiéramos dar otro paso, una sombra se levantó de detrás de la lomita. Allí, una serpiente, grande y de color blanco lechoso, un dragón. Y miraba con hambre.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:27 pm

Capítulo 14


- ¡Dragón! Dalila cayó hacia atrás, una mirada de terror se reflejó en su rostro.
- ¡Dejen de gritar. Yo lo veo!.
¿Qué diablos vamos a hacer ahora? La sociedad de bosques pastorales se había convertido de repente en un campo lleno de minas terrestres, y cualquier impulso a atacar se había convertido en un impulso aún mayor para dar la vuelta y correr. Pero eso no facilita las cosas. Los dragones eran grandes. Los dragones eran fuertes. Los dragones eran rápidos. Y la mayoría de los dragones les gustaba comer brujas como yo.
El dragón era una mezcla de ascendencia asiática y occidental. Su cuerpo era largo como una serpiente, y sus alas eran grandes, pero ornamentales, no necesitaba de ellos para volar. Lo que parecían cuernos eran en realidad antenas adornando la frente del animal. La gracia del reptil se cernía sobre nosotros, lechosa y nacarado, brillante entre el rosa pálido y el marfil.
Mientras miraba los ojos de hielo gris, que estaban rodeados de diamantes negros se mantienen fijos en cada uno de nosotros, no pude dejar de pensar en lo bonito que era.
Había pasado muchos años desde que había visto a un dragón, y nunca tan cerca. Una parte de mí quería perderse en el miedo, pero me sacudí de mi trance. Los dragones eran famosos por ser capaces de hipnotizar a sus presas, que hacía más fácil almorzarse sus víctimas.
En realidad, tal vez yo le estaba haciendo un favor.
Después de todo, no todos los dragones respiran fuego, pero por el aspecto de los alrededores no me pondría delante de él. El prado había sido arrasado, y el círculo perfecto de los desechos me convenció de que un incendio forestal no ha sido el responsable de los daños.
Con mucho cuidado di un paso atrás, con un pie a la vez, mi mirada se clavó en el rostro del dragón, mientras me preparaba para correr o quedarme muy quieta, lo que mi instinto me dijo que me salvaría la vida.
El dragón dejó escapar un murmullo que sonaba sospechosamente a una carcajada. Una risa siniestra. Los chistes de los dragones eran generalmente a expensas de la víctima, y nada bueno podía salir de la alegría de un dragón, salvo para su propia diversión.
Miré brevemente a Morio. Él también estaba jugando ser una estatua. Dalila no estaba a la vista, y yo esperaba que ella haya tenido la oportunidad de esconderse detrás de un árbol. Fuera de la vista, fuera de la mente, fuera del estómago. - Por lo tanto, ¿hay que comer ahora o guardar para el futuro? Su voz era muy ronca, jamás había escuchado una voz tan ronca. - Tú has tenido tu última celebración, así que por lo que ahora es mi turno.
Yo tenía problemas para recordar todo lo que sabía acerca de las bestias. ¿Qué fue lo que le dije a Chase? No intentes hacer enojar a un dragón, no desafiarlo. Los dragones eran tan arrogantes que mataría rápido a cualquier persona que desafíe a su superioridad. Por otra parte, algunos parecían tener valor. Cobardes no conocidos por su suerte en alejarse de un dragón, al menos no con todas sus piezas intactas. Me aclaré la garganta.
- Pedimos disculpas. No teníamos idea de que éramos intrusos en su territorio. Por favor, si vamos, vamos a salir y no volver jamás. De salida, podría ser el boleto. Hemos cometido un error, metimos la pata, ten piedad de nosotros, y seguiremos nuestro camino.
Arrastrarse, humillarse, pedir, pedir.
El dragón resopló, y bocanadas de vapor salieron de su nariz.
- ¿Ustedes esperan que yo crea que, brujita? Tú eres uno de los inmortales molestos, ¿no? Sus ojos luminosos se volvieron, y una vez más, me encontré mirando en ellos, su mente tocaba la mía, me aparté. Volvió a reír.- No eres de pura sangre inmortal después de todo. Mestiza. Humano y hada... deliciosa combinación. Postre, eso es lo que eres. Pero, dime, Witchling, ¿qué estás haciendo aquí? Tú no estás ligada a la tierra, a diferencia de tu compañero.
Su cuello se desvió en la dirección de Morio.
Dejé que mi aliento saliera. Lo había estado sosteniendo con tanta fuerza que me sentía como si acabara de reventar un corsé. Morio casualmente se metió las manos en los bolsillos y el dragón le dio un guiño. En silencio, le deseé suerte.
- Saludos, Anciano. Estamos verdaderamente arrepentidos por la interrupción. Estábamos buscando a alguien que se llevaron por mal camino.
La voz de Morio era suave y sedosa. No podía estar tratando de usar su ilusión para engañar al dragón, ¿no? Los dragones eran inmunes a la mayoría de encanto.
Me obligué a mantener la boca cerrada. Morio sabía lo que estaba haciendo. Al menos yo esperaba.
El dragón hizo hipo, y otra nube de humo surgió, con un olor, decididamente, como la carne asada. En definitiva, yo no quería cumplir su última comida en un cara a cara. Recé para que Tom Lane no estuviese allí en el vientre, junto con el sello del espíritu. Destripar un ciervo era bastante difícil; destripar un dragón era una odisea de toda regla en la cirugía de monstruo, y primero tendríamos que matarlo.
Después de una pausa, el dragón dijo:
- Hombre zorro, es mejor que dejes tus intentos de encantarme, o voy a empezar por tu cabeza y dejar los huesos para limpiarme los dientes. Ahora, dime la verdad, ¿por qué están en mi territorio?
Morio me miró, vi una pregunta sobre su rostro. Teníamos al menos tres minutos antes de que empezáramos a parecer barbacoa. Si el dragón estaba en acuerdo con los demonios, estábamos muertos. Si el dragón andaba solo, entonces ¿quién sabe? Lo que yo sabía era que los dragones eran terriblemente astutos en detectar a los mentirosos.
Finalmente se encogió de hombros y dijo:
- Estamos buscando a un hombre llamado Tom Lane. Tenemos que hablar con él.
Sus humeantes ojos se iluminaron.
- ¿Quieres hablar con ese idiota entrometido?
Uh-oh. Por el tono de su voz, era evidente que no era amigo de Tom, pero no he sentido un aura demoníaca en todo el dragón. Quizás él y Tom acaban de tener problemas. Pero ¿por qué no nos había rostizado con una bocanada de fuego? Yo no podía estar segura, y no creía que fuera diplomática a preguntar.
- Tenemos que encontrarlo, dije. Luego, una idea me golpeó. Si usted nos dice dónde está, vamos a llevárnoslo, y él nunca le molestará de nuevo.
El dragón pasó, pasó por debajo del montículo. Su cuello se balanceaba como una cobra rey en la canasta de un encantador de serpientes. Sus brillantes ojos glaciales cerca de diez metros de distancia, la cabeza del dragón era enorme en comparación a la mía. Fue escrutándome. Hice lo mejor que pude para parecer inocente.
- Witchling, ¿cuál es tu nombre?
Nunca le des a un dragón tu verdadero nombre. No es una buena idea. Sacudí la cabeza.
- Yo no soy tan estúpida. Sabes que no voy a dar mi nombre, así que ni siquiera te molestes.
Un rugido profundo llenó el aire cuando él resopló y se echó a reír.
- Me gustas. Cómica y valiente, una combinación poco común. Él se encontraba en la cueva temprano en el día. Lo perseguí hasta donde pude, pero se escapó. Si te lo llevas contigo, te dejaré vivir y andar en mi bosque. Si no, entonces te voy a comer en el desayuno.
Suspiré. Estaba empezando a sentirme a salvo y un gran alivio invadió mi ser. Tráeme el hueso del dedo de un demonio, o voy a tener uno de los tuyos. Pon fin a los demonios, o destruirán el mundo. Lleva a Tom Lane, fuera de mi vista, o voy a comerte para el desayuno.
- Creo que es nuestra única opción. Es un acuerdo-. ¿Qué más podía decir?- Pero tienes que dejarnos introducir en la cueva para que podamos ir a buscarle. Y no asustarlo mientras que estamos tratando de atraparlo. No es un asunto divertido.
Morio suprimió un resoplido, y yo sabía lo que estaba pensando. Realmente estaba con nosotros en esto. Todavía no podía sentir a Dalila.
El dragón me dio su mejor imitación de un encogimiento de hombros.
- Mi palabra de honor, lo juro por mi chimenea y bigotes, bruja. Palabra de honor de hecho. Los dragones eran buenos en torcer las palabras, y yo no confiaba en la naturaleza alegre del ahumado. Pero fue lo mejor que pude conseguir, salvo la protección de un mago o una bruja mucho más fuerte que yo.
Bajé la cabeza y señaló hacia la cueva en el montículo.
- Yo le quiero fuera de allí. Justo hágase el ocupado y lo encontrarlo. Me siento irritable hoy.
Morio con cautela se acercó a la cueva, me obligué a mirar hacia delante. Yo quería buscar a Dalila, pero el dragón podría sospechar algo. Estábamos en la boca del túnel oscuro cuando miré hacia atrás.
- Así que dime algo. ¿Por qué no has cogido Tom tú mismo? ¿Por qué no te lo has comido ya?
Le brillaron los ojos ahumados.
- No me apetece una indigestión, fue todo lo que dijo.
Al pasar cerca de él, yo podía sentir su aliento caliente calentando el aire. En realidad, en comparación con la lluvia era agradable, y una parte de mí quería estar allí por un momento para secarme de la lluvia, pero luego lo pensé mejor. Después de todo, un dragón te da un nombre de mascota como Witchling, ese es el único problema escrito. El olor de carbón de la leña y la carne era tan espeso que te rodea, sin embargo, que me estremecí y dejé correr el pasado. Morio me siguió de cerca, con su mano en mi hombro. Cuando llegamos a la entrada de la cueva, me vi forzada a caminar tranquilamente. No había sacado de mi cuerpo la emoción y el miedo de ver al dragón. Una vez dentro, sin embargo, me dejé caer contra la pared, temblando.
- Fue un encuentro que nunca hubiera esperado tener. Tampoco me apetece una repetición. Bueno, ¿dónde diablos está Tom? Vamos a encontrarlo y salir de aquí.
Sacudí la cabeza y miré a mi alrededor.
Las paredes de la cueva brillaban. ¿Fosforescencia, tal vez? ¿Cuento de fuego? Cerré los ojos y extendí la mano, en busca de cualquier signo de vida. Había un toque de una mente viva, por el túnel de la derecha.
- Hay alguien aquí, eso es seguro, le dije, no precisamente entusiasmada con la idea de andar por la oscuridad. No me gustan las cuevas. Yo prefiero el cielo abierto o por lo menos una casa donde sabía que no sería capaz de caer en cualquier pozo de minas, tropezarse con piedras o ser aplastada por desprendimientos de rocas.
Morio me miró.
- Eres claustrofóbica, ¿no?
Encogiéndome de hombros, miré al suelo.
- Más o menos. Y tengo vértigo, y no tengo escrúpulos cuando se trata de pañales para bebés. Soy un desastre, ¿no?
Se me escapó un suspiro y de mala gana me apoyé contra la pared de la caverna.
- En realidad, yo no soy claustrofóbica, en el verdadero sentido de la palabra, pero mi magia viene de la luna y las estrellas. No me gusta estar atrapada bajo la tierra. Yo nunca fui a visitar la ciudad enana mientras viví en Otro Mundo, porque la mayoría estaba enterrada en la montaña. Mi padre llevó a Dalila y Menolly, pero yo no podía hacerle frente.
- ¿Tu madre? Morio preguntó.
- No, ella no quería ir, así que me quedé con ella, y nos fuimos de compras de una semana en Aladril, la ciudad de videntes por el océano.
Habíamos conseguido unas ofertas muy buenas, también, aunque padre se había ahogado cuando vio las facturas, pero él las pagaba, sin decir una palabra. Él nunca le negó a madre nada.
- Me gustaría visitar algún día OW, Morio dijo, mirando alrededor de la cueva-. Aquí, ayúdame a encontrar un palo o una rama, puedo iluminarla.
- ¿Con fuego zorro?
Miré, alrededor. Allí, una rama que debía medir un pie de largo. Se la entregué a él, y en cuestión de segundos la había encantado de tal manera que casi podríamos ver toda la cámara. La bola de luz brillante en el extremo de la rama era más brillante que la luz de las velas, pero no derramaba bastante tanta luz como una lámpara de queroseno.
- Fuego zorro es un término común para él, aunque no es totalmente exacto, dijo Morio-. En Japón, la llamamos kitsune-bi. Aquí, permíteme mostrar el camino.
Él pasó junto a mí, y el aroma de su sudor me puso cachonda de nuevo. Luché contra la voluntad de alcanzarlo y tocarlo. Gran Dios, ¿qué debo hacer cuando Trillian esté de vuelta? Si regresa, pensamiento oscuro. Si aún vivía. Ese pensamiento rompió mi mente como un balde de agua helada.
- Te gustará otro mundo, creo.
Con cautela abrí camino a lo largo del corredor. La cueva era húmeda y fría. La humedad en el aire se condensa en las paredes, y pude ver manchas de limo aferrarse a la roca en algunos lugares, junto con hinchados hongos blancos y un montón de bichos.
Los bichos no me molestaban, yo estaba acostumbrada a ellos desde la infancia, pero la cantidad me puso nerviosa. En casa en OW, tomé vida propia con una conciencia rudimentaria y podría ser peligroso para el viajero desprevenido. A pesar de que era diferente aquí, yo no podía dejar de retroceder ante las paredes cuando pasamos.
- ¿Cómo es? Morio preguntó.
- ¿Otro Mundo? Es abierta y amplia. El Tribunal de la Corona tiene influencia sobre Y'Elestrial, la ciudad natal de los inmortales, pero hay otras ciudades y tierras. Las ciudades son adorables, en su mayor parte, pero los pueblos son otra cosa. La mayoría son de tierra pobre, y la gente vive con la mano en la boca.
- ¿Hay un Consejo de Administración para Otro Mundo?
Sacudí la cabeza.
- No. Cada ciudad o estado es autónomo. Sin embargo, los habitantes de Y'Elestrial son los que tienen la mayor interacción con los humanos, y nosotros somos los que controlamos los portales. Ow también tiene una vasta red de bosques salvajes y tierras oscuras donde viven las especies impares de fae. Pocas veces tienen mucho que ver con los inmortales, o cualquier otra persona.
Una vez más quería estar en casa, no quería estar de expedición a través de una caverna de Earthside en busca de un hombre misterioso. Un cambio en camino parecía que sólo llegaba hasta ese punto, pero yo sabía que no lo haría. Mi padre no era un desertor, había criado a sus hijas con el mismo sentido de la lealtad.
Morio no dijo nada, y me preguntaba si podía leer mis pensamientos. - Ahí, por delante a unos diez metros, un pasaje en forma de Y. ¿Vamos a la izquierda o a la derecha? Hizo un gesto hacia el final del pasillo.
- Detengámonos un momento, y veamos la corteza.
Vacilante, me apoyé en la pared, teniendo cuidado de evitar a los hongos blancos. Cerré los ojos y extendí la mano tratando de tocar la chispa que había sentido antes. Allí, ¿detrás de la pared de la caverna? No, era sólo una corriente, una pareja de ratas en busca de comida. A la derecha, sentí el movimiento de algunos espectros o espíritus que estaban de paso. Probablemente los restos de uno de los almuerzos, pensé.
Me concentré más, empecé a sentir un lento, pulso constante de la magia. Magia pesada, a la izquierda. La magia antigua, tan fuerte que casi me asombró. Tierra mágica, profunda y resonante, que emana de la esencia misma del mundo. Y sin embargo, una nota superior desempeñado por ella, con las estrellas brillantes y el movimiento del viento entre los árboles. Y conectada a esta fuerza en una manera que yo no entendía el latido del corazón de un hombre. Él también se sentía viejo, mucho mayor que yo. Tom Lane. Tenía que ser él.
- Por allá, le dije, hipnotizada. Se apresuró por el pasillo, le dije a Morio lo que había sentido.
- Si es que esa percepción es Tom, entonces apuesto a la energía que otros pertenecen a la junta del espíritu. ¿No dice la historia que los sellos fueron entregados a los señores elementales? ¿Que cada Señor Elemental recibido uno, y todos se perdieron a lo largo de los eones? La energía profunda de la Tierra podría indicar que este fue el sello dado a Robyn, el Príncipe de Robles.
- ¡Por supuesto! Robyn, que gobernaba los bosques de la Tierra, que caminaba entre los mundos, el baile de los bosques. Eso tiene mucho sentido.
El Príncipe de Robles pasó más tiempo con los seres humanos durante los años que casi cualquier otro elemental. Amaba a los mortales, se preocupaba por ellos, y la destrucción de las selvas y los bosques heridos. Yo lo había visto una vez, hace mucho tiempo, cuando vino a rendir homenaje a la Corte y a la Corona.
Morio me llevó alrededor de la curva, pero él levantó una mano cuando lo seguí.
- Espera un momento. Tengo la sensación de que hay una ilusión cercana. Déjame sentir esto.
Me quedé atrás ya que tentativamente él se adelantó, a un paso lento, probando el suelo delante de él antes de poner su peso. De repente, se tambaleó y casi pierde el equilibrio. Salté hacia delante y lo agarró por el codo, manteniéndolo estable.
- ¿Qué pasó?
No podía ver nada de lo que podría haberle hecho perder el balance. - Hay un pozo justo delante de nosotros en el centro del pasadizo. Ha sido cubierto con una ilusión por lo que no podemos verlo, pero está allí, y probablemente lo suficientemente profundo para rompernos el cuello. Dame un momento, y haré lo que pueda para disipar el espejismo.
Me dio la luz y murmuró un canto bajo que parecía seguir y seguir. Después de un momento, el suelo comenzó a brillar, y pude ver la silueta imprecisa de un abismo. Entonces la ilusión se rompió, y el pozo estaba allí, fácilmente visible. - Diablos, se ve desagradable, dije en voz baja.
Morio tomó la rama de vuelta y con precaución la ponía cerca de la boca del agujero. Se asomó por el borde.
- Es desagradable. Cuidado con el escalón.
Me acerqué a él, con cautela. Ya había avanzado poco a poco lo suficiente para ver sobre el borde, un largo y oscuro pozo abierto centenar de metros de profundidad, si no más. Desde el fondo, sonaba un torrente de agua. Una corriente subterránea de algún tipo. La caída sería mortal.
- ¡Qué alegría! Así que esto es un signo seguro de que no son bienvenidos, pero no puedo sentir a Tom allí. No creo que cayó por allí
La cornisa era bastante delgada y teníamos que tener cuidado de no resbalar. La sola idea de ir en puntillas alrededor de la orilla me dio escalofríos.
Morio examinó los bordes del abismo.
- Me pregunto si él los creó. ¿Sabría que los demonios están detrás de él y estaría tratando de esconderse de ellos? El dragón no parecía tan preocupado por él, y no hay forma de que el dragón puede caber en este pasillo. Pero un demonio...
- Un demonio podría. Pero Tom es humano. ¿Cómo podría crear una ilusión de esta manera? La mayoría de los seres humanos que trabajan con la magia sólo tienen conocimientos básicos. Hay muy pocos adeptos.
Me quedé en la entrada, tratando de averiguar lo que estaba pasando.
- ¿Podría la ilusión de ser un elemento permanente? ¿Tal vez Tom ya lo sabía?
Morio sacudió la cabeza.
- Las ilusiones desaparecen. El hoyo es probablemente un antiguo sumidero, pero la ilusión no podría haber estado aquí más de unas horas. ¡Vamos, vamos un paso adelante!. Si Tom piensa que los demonios están cerca, entonces probablemente lo están, y lo último que necesitamos es un duelo de muerte aquí.
- No me gustan esas palabras, murmuré.
- ¿Qué palabras?
- Duelo de muerte. No hay un fin seguro en ello, y no tengo a Dalila o Menolly aquí. Hablando de eso, me pregunto cómo estará haciendo para esconderse. Sólo espero que se las arregle para evitar al dragón ahí fuera.
- Probablemente ella volvió a la casa para comprobar a Chase, una vez vio lo que estaba sucediendo. Ella es una chica inteligente. No la subestimes por ser demasiado ingenua.
Me encogí de hombros.
- Inteligente, sí. ¿Ingenua? No tanto. Está bien, ¿cómo caminaremos alrededor de la boca?
Morio se echó a reír, entonces tropezó ligeramente alrededor de los bordes, sin mostrar signos de inestabilidad. Una vez alcanzó el otro lado, puso la luz en el suelo y apoyó la espalda contra la pared, la mano izquierda extendida hacia mí.
- Pon la cara a la pared y toma mi mano. Muévete poco a poco. Soy fuerte, voy a ser capaz de mantenerte si caes.
- Es demasiado angosto.
Pero, sin ninguna otra opción, apreté mi cara contra la pared de piedra y comencé a dar un paso arrastrándome a lo largo del borde de la fosa. Morio me sostenía por mis dedos, me daba el suficiente equilibrio para poder moverme por la cornisa. No veía el momento de estar en tierra firme de nuevo, Morio recogió la luz, y avanzaba lentamente por el corredor. Morio probaba cada paso antes de poner su peso. Donde había una trampa, podría haber más.
No habíamos viajado treinta metros cuando el paso empezó a ramificarse, nuestro camino conducía en línea recta. La ramificación nos llevaría a profundizar más en la montaña. Una vez más, me alargó la mano. Esta vez, la energía era más fuerte y la sentía hacia la derecha.
- Toma el el lado derecho, le dije a Morio.
Apenas nos habíamos puesto en el camino cuando Morio se detuvo.
- Mira, en línea recta. ¿Ves la luz? Eso no es una ilusión.
Efectivamente, un tenue rayo de luz se filtraba a través de una grieta en la roca sólida. Nos apresuramos a lo largo del final del pasillo, nos detuvimos. Un callejón sin salida. Fin del camino.
- Tiene que haber una puerta oculta, dijo, pasando las manos sobre la grieta.- Pero no es una ilusión. Por lo menos no estoy familiarizado esto.
Yo me quedé, pensando. ¿Si no había una puerta en el final del pasaje, cómo podía venir desde el pasillo? Empecé a buscar alrededor, escuchando atentamente. Al principio, todo lo que pude oír fue un susurro suave como las corrientes de aire se desplazaban, pero luego empecé a escuchar la respiración lenta y rítmica.
Abrí mis manos contra la roca, y, efectivamente, una fina corriente de aire que fluía sobre mi mano. El granito en bruto era fresco contra mi piel, miré tratando de ver los bordes de la puerta. Efectivamente, allí estaba débil, pero todavía visibles en la penumbra. La puerta era de aproximadamente seis pies de alto por tres metros de ancho. ¿La cuestión era, cómo abrirla?
Hice un gesto a Morio. Levantó la antorcha, e inspeccionó la roca tratando de encontrar cualquier abertura o pestillo.
Cerca del suelo, encontramos un asidero. Tragué saliva y metí la mano en la abertura oscura. Mis dedos encontraron una palanca fría, ¡maldita sea! Me quemó y la levanté a la luz. Ampollas rojas estaban empezando a formarse a lo largo de las yemas de mis dedos. Ronchas de Hierro. El metal quema como un hijo de puta, pero me las arreglé para mantener la boca cerrada. Morio hizo un gesto haciéndome regresar de mi dolor.
Se agachó. Oí un leve chasquido, y la puerta empezó a oscilar hacia fuera, el bloque de piedra empezó a girar sobre sus goznes.
Saltamos en el momento en que se abrió, nos apretó hasta el otro lado.
La cámara en la que habíamos tropezado era enorme. Estalagmitas y estalactitas formaban un bosque de columnas en toda la caverna, pero la mayoría de la cámara estaba abierta y brillante. Cascadas de piedra caliza brillantes estaban esparcidas por las paredes, y una piscina de piedras a un lado en el borde, las perlas de la calcita la crearon un reluciente baño de burbujas de piedras alrededor de los bordes de la bañera de minerales. Una iluminación tenue emanaba de las paredes.
Nosotros no estamos en Kansas, Toto, me dije, mirando hacia la puerta. Efectivamente, una barrera de agujas nos confirmó que habíamos entrado en un reino diferente. Esta parte de la cueva no se encuentra en cualquier mapa. Habíamos cruzado a través de un portal natural en... ¿dónde? ¿Podríamos estar en Otro Mundo? ¿O era un lugar completamente diferente?
- ¿Dónde estamos? Susurré. Incluso el bajo sonido mi voz resonó en toda la cámara. Me acerqué a Morio, que estaba contemplando la belleza del alabastro de las paredes.
Su brazo se curvó protector alrededor de los hombros, y sentí como sus labios se presionaban suavemente contra la parte superior de mi cabeza.
- No estoy seguro, Camille. Nunca he sentido este tipo de energía antes, y me pone nervioso. ¿Estás segura de que Tom está aquí?
Yo asentí.
- Tengo la sensación de él está aquí. Pero, ¿cómo encontró este lugar? Este portal no se muestra en los mapas de la Oficina de Auditoría Interna, es lo que puedo decir.
Apretándome más, me estremeció. El aire húmedo se había ido, pero el cosquilleo de la magia ondulaba de arriba a debajo de mis brazos. Lo que había creado este lugar, o quien lo haya hecho es muy poderoso.
Y luego, antes de que Morio pudiera responder, un ruido nos llamó la atención. Me alejé y me preparé para un ataque. Pero no fue a un demonio que nos enfrentábamos. Una mujer voluptuosa más de seis pies de altura salió de detrás de uno de los pilares de piedra caliza en el centro de la habitación. Su vestido fluía como telarañas drapeado abajo de los hombros, y se quedó majestuosa y serena.
- ¿Quién eres?- Las palabras cayeron de mi boca antes de que pudiera detenerlas.- ¿Y dónde está Tom Lane?
Ella parpadeó una vez, una sonrisa iluminó su rostro.
- ¿Te refieres a mi mascota? ¿Mi pobre hijo precioso?
Miré a Morio, que sacudió la cabeza, ya que obviamente estaba tan confundido como yo.
- Yo no lo entiendo. ¿Su mascota? ¿Quién es usted?
Me sonrió, vi manchas de plata en los ojos. ¿Era uno de los inmortales? Pero entonces mi memoria vino a la vida, y yo sabía quién era. Las leyendas eran ciertas. Así que se había negado a cruzar al Otro Mundo cortando las conexiones con la Tierra.
- Eres Titania, ¿no?
Inclinó suavemente la cabeza. La emérita Reina Faerie, Titania era peligrosa e impredecible. Ella era mucho menos humana que los inmortales de mi propio mundo, a pesar de que había permanecido en Earthside.
Titania no apartaba su mirada de mi cara.
- Y ahora, ¿podrías decirme,- ella dijo,- lo que quieres con mi pobre, y sitiado, Tam Lin? Se ha vuelto loco como una liebre de marzo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:32 pm

Capítulo 15


¿Tam Lin? ¿Tom Lane? Todo tiene sentido ahora. Sin embargo, Tam Lin había sido devuelto eones atrás al mundo mortal. Tom no podía ser Tam Lin, la leyenda decía que había vivido el resto de su vida con su esposa e hijos. ¿O no?
- ¿Cómo es eso posible? Tam Lin murió hace cientos de años. Lentamente me movía a la izquierda, no confiaba en que Titania jugara limpio. Corría el rumor había perdido todo sentido de la razón.
- ¿Tiene ahora? Titania me hablaba, pero sus ojos estaban en Morio, y yo sentía peligro.
Morio debe haber sentido lo mismo, porque parecía crecer más alto, más imponente.
- Vamos a hablar con Tom.
Ella agachó la cabeza y sonrió. Glamor, pensé. Era cada vez más seductora por el momento, el brillo en sus ojos cada vez más brillante. Sus pechos parecían crecer lo suficiente como para hacer que parezca como si hubiera tomado un largo suspiro y lo retuvo.
- Nuestra Witchling no me dice su nombre, pero sé quién es ella. Camille, ¿me equivoco?
Yo parpadeé. Tanto por el secreto.
- ¿Cómo te enteraste?
Haciendo caso omiso de mí, Titania se acercaba a Morio.
- Tú, sin embargo, no lo sé. ¿Tal vez serás lo suficientemente amable para darme tu nombre?
Me miró. Titania chasqueó los dedos al viento. Tal vez estaba borracha, o la magia en la sala me había nublado la vista. O tal vez el año que llevo había sido demasiado para poder soportarla. O tal vez, solo tal vez, Titania se había golpeado su cabeza contra las paredes y se ha vuelto loca.
En cualquier caso, no me sentía segura a su alrededor.
Morio parecía estar pensando lo mismo que yo, porque con cautela se mantuvo firme.
- Es un truco. Es probablemente que ni siquiera conozcan a Tam Lin.
Titania mordió su cebo.
- ¿Me estás llamando mentirosa, hijo de hombre?
- Demuestra que no lo eres.
Morio era un hombre guapo, guapo y a Titania le gustan los hombres jóvenes.
Después de un momento de vacilación, ella entornó los ojos.
- Ustedes saben que no hay manera de que pueda probar tal cosa, ni tampoco lo necesito. Soy la reina de las hadas aquí, y que no se te olvide. Cuando los señores elementales dividieron los reinos, optaron por quedarse con este mundo y con mis raíces.
- Díganos algo acerca de Tom, dije en voz baja.- ¿Por favor?
Ella suspiró, entonces, como un náufrago agarrado a un salvavidas, me dejé caer en uno de los bancos de piedra caliza y comencé a hablar. Tenía la sensación de que tenía pocos amigos o compañeros en quien confiar.
- Yo pensé que después de unos años de dejar de ser un mocoso, tuvo a una esposa gruñona, y mi amor por él crecía y crecía, deseaba que Tam Lin volviera a mí. Y yo tenía razón. Un día, estaba fuera de la carretilla, me esperaba. Lo traje de nuevo y lo mantuvo aquí durante cientos de años, dándole de comer mi pan de Cuento y quitarle la sed con el néctar de la vida. Con los años, Tam Lin perdió su mortalidad. Ahora me pertenece a mí, total y completamente y para siempre.
Hubo un temblor en su voz.
- Algo salió mal, ¿no? , Le pregunté.- ¿Qué pasó?
Esbozó una sonrisa y me dio una mirada astuta, pero entonces sus ojos se suavizaron.
- Chica, mitad humano o no, tienes la vista y no una pequeña cantidad de energía. Considera esto. Naciste para vivir entre los dos mundos, sabes cómo hacer frente al paso de los años y el creciente peso de tus pensamientos. Tam Lin nació mortal. No podía ajustar el paso del tiempo.
Yo asentí, lo comprendía. Mi padre había ofrecido a madre la posibilidad de beber el néctar de vida para extender su vida más allá de sus años asignados, pero había sido lo suficientemente inteligente como para reconocer los peligros. Ella se había negado, y cuando fue lanzada desde el caballo, la muerte la reclamó.
- ¿Qué pasó con él? Morio preguntó con una voz amable. Él, también, entiende las implicaciones de lo que había hecho Titania.
Una lágrima resbaló por su mejilla, brillando como un diamante con un centenar de prismas perfecto.
- Perdió su mente. Corrió por el bosque durante meses con los animales. Un día, el Príncipe de Robles lo encontró y lo trajeron de vuelta a mi carretilla. Castigado. Él me dijo: ¡Titania, la reina de las hadas!. Me reprendió como un niño caprichoso.
Su voz se elevó, y sus mejillas enrojecieron. Se detuvo un momento y luego continuó.
- Me hice la promesa de tratar de ayudar adaptar a Tam, y le dio un colgante para protegerlo. Así Tam Lin se convirtió Tom Lane, y durante un tiempo, cada siglo, reside en el mundo. Puedo utilizar mis contactos para conseguir los accesorios que necesita para la sociedad humana. Es más difícil ahora, los seres humanos exigen una identificación más amplia. Luego, le encontramos un trabajo simple que le mantiene ocupado. Cerca del final de cada ciclo, cuando comienza a cansarse, o cuando alguien empieza a sospechar, mi amor viene a casa conmigo, y le limpio su memoria de esa vida. Después de un tiempo dedicado a dormir en mis aposentos, se despierta a una nueva vida.
Sin palabras, me miró fijamente. ¿Qué egoísta podría ser? En primer lugar, había obligado Tom a ella cuando lo arrebató de su mundo y lo mantuvo cautivo. Luego, después se escapó y regresó a casa, ella le animó a volver a ella. En lugar de borrar su memoria y devolverlo a su familia, ella le había dado una esperanza de vida, que su mente no podía hacer frente.
- Por todos los dioses, ¿por qué no le dejabas dormir? ¿Ponerlo en estasis hasta el final del tiempo? Probablemente sería más feliz.
Podía explotar si quería, pero lo que había hecho iba en contra de todos los códigos que me habían enseñado. Lamentablemente, muchos de mis familiares de sangre completa tendrían mucha diversión ante esta situación.
Titania se levantó de la banca. Un nimbo de ira estalló a su alrededor, y yo automáticamente me protegí.
- Eres tan justa, tan virtuosa, ¿no? Puedo oler el Svartån en ti. No juegas con timidez. Estás jugando a ser la amante del diablo, así que, qué te da el derecho a juzgarme, ¿mestiza? Yo soy Titania, la reina de las hadas. ¡Temblad ante mí!
Sus ojos brillaron con la magia, pero no había empuje detrás de los fuegos artificiales, y me di cuenta de que todo lo que Titania había dejado eran ilusiones y recuerdos. Una reina de belleza se desvaneció, aferrada a las viejas fotos.
- No voy a comprometer a nadie con mis acciones, le dije, avanzando.- Yo no engaño a nadie. La empujé en el banco y me incliné sobre ella.- Escúchame, y escucha bien. Elegiste renunciar a tu corona y seguir siendo terrestre. Bueno, te tengo noticias. Hay una Reina de los Elfos adaptado. Y hay una nueva reina de los inmortales y ella te va comer viva.
El glamur de Titania vaciló en la estela de mis palabras. Sí, yo sabía cómo lanzar un ataque, tenía todo el derecho.
- Estás sola, Titania. Tu tiempo ha pasado y es mejor que camines en la sombra con gracia antes de que me informes de tus acciones, en OW. Ahora, vamos a hablar con Tom. En las oficinas de la Oficina de Auditoría Interna que están en Y'Elestrial, y la Guardia Des'Estar. Me lo llevaré conmigo. Morio se acercó a mi lado. La dignidad de la Reina se quebró cuando bajó la cabeza, yo saqué mi tarjeta de identificación. De cuero trabajado, elaborado, estaba encantado de modo que si estuviera fuera de mi alcance por más de un día, el emblema se autodestruiría. Lo que yo tenía en mis manos era suficiente para probar su autenticidad.
Titania se retorcía las manos, y casi sentí lástima por ella. Una buena parte de la historia era que ella había sido la criatura más bella sobre la tierra, había mandado a miles de los Fae. Ahora ella estaba en el olvido. Como un dinosaurio.
- ¿Y si la tomamos ella? Morio había comenzado, pero lo detuve, sabiendo lo que iba a decir. Tiré de él hacia un lado y mantuve mi voz baja.
- Nunca podría encajar en Otro Mundo. Ella lo perdería todo para siempre, al igual que Tam Lin lo ha perdido. Titania tiene demasiado orgullo para admitir que ella sobrevivió a su tiempo. Algunos de los inmortales se arrastran en milenios, pero la mayoría elige la vida mortal, mucho antes de que se cansen o se aburran.
- Voy a llamar a Tom, Titania dijo, mirando hacia arriba.
Tuve la sensación de que había oído nuestra conversación.-Tú puedes hacer lo que quieras con él. Hemos jugado este juego durante mil años. Supongo que es hora de llamar a un empate.
Ella se levantó y se acercó a la pared del fondo de la cueva, se dirigía a un túnel. Podía oír su voz baja ligeramente en el viento, llamando a Tom a unirse a nosotros. Volviendo a nosotros, ella miró a sus ojos, y todos los artificios se habían ido.
- Supongo que debo darle las gracias, Witchling. Me has recordado lo que era yo. No voy a desaparecer en una sombra caminante, ni voy a someterme a la norma de una reina cansada que desertó del mundo al que había nacido. Toma a Tam Lin y salgan. El dragón les permitirá pasar si le presentan esto.
Me tendió un sigilo, fundido en plata, se había forjado bajo la luna. Yo podía sentir el poder en el talismán, y la miré a ella.
- Tú no tienes que hacer esto, dije, y ella comprendió que yo no estaba hablando de Tom.
- Oh, pero yo lo quiero así, replicó ella.- El mundo se ha vuelto demasiado pequeño, y con el Otro Mundo reincorporarse a la raza humana, no hay lugar para mí. No podría caminar en las ciudades, si yo lo quisiera, y los lugares salvajes de la Tierra son muy escasos.
Miré el talismán. Runa de Dragón. Tan lleno de humo, había formado una alianza con Titania. Sin el talismán, Titania no tendría influencia para protegerse a sí misma. Lo Deslicé en el bolsillo, me di cuenta de que Tom estaba de pie en el arco de la caverna. Canoso y agotado, era un leñador de verdad, un hombre que había sido un caballero. Pero sus ojos estaban vacíos, y me di cuenta que había dejado hace mucho tiempo el mundo. El alma de Tom estaba vacía, no estaba segura, pero él caminaba herido, la mitad de un hombre, su espíritu existente sólo en los fragmentos de sí mismos, que la reina de las hadas había proporcionado para él.
Un pendiente colgaba de su cuello, un cabujón de esmeralda atrapados en un tejido de oro y plata. La gema parpadeaba, girando en una nueva imagen cada vez que lo miraba. El sello del espíritu primero.
- Mi Tom, escúchame, dijo Titania, su voz era suave.
Morio y yo intercambiamos miradas. Independientemente de sus decisiones imprudentes, Titania había cuidado de Tom. Ella lo había amado una vez. Ahora, fracturado en cien vidas, tuve la sensación de que se había convertido en su mascota, un viejo perrito faldero, amado por quien se hizo cargo de él hasta el final.
- Tienes que ir con estas personas. Se te tratará bien.
Él parecía confundido.
- ¿Dónde voy a dormir? ¿Quién me dará de comer?
Morio suavemente le dio un golpecito en el hombro.
- Nos aseguraremos de que tengas todas las comodidades que necesitas, Tom. ¿Vendrás con nosotros?
Tom vaciló. Luego, con un impulso de Titania, asintió con la cabeza.
- De acuerdo, me voy.
Me puse a un lado de Morio.
- Podríamos tomar el colgante. Eso es lo que estamos buscando. Ahora que lo he visto, me parece mal que los separe.
Morio sacudió la cabeza.
- Creo que el sello está conectado a él. Si los separamos antes de consultar con un asistente de la Oficina, podría volverlo completamente loco. Tenemos que llevarlo con nosotros.
Esto se pone cada vez peor. ¿Qué pensaba el Príncipe de Robles?
Sólo podía ver el caos y la destrucción.
- Un montón de personas inocentes van a ser heridas antes de que esto se acabe.
Miré a Tom y a Titania. Ella se había dejado de lado un mechón de pelo que caía sobre la frente, y él le tomó la mano, llevándolo a los labios.
- Ojalá no tuviera que hacer esto, dije.- Me equivoqué al hablarle con tanta dureza a ella. Pero creo que no hay marcha atrás.
- Tom se olvida de todo, dijo Morio, levantando la barbilla para que le mirara a los ojos.- Siempre lo hace, tú sabes, cada vez que se limpia la memoria. Tal vez sus curanderos serán capaces de liberar al hombre del vino de la vida, o pueden ser capaces de enviarlo a su sueño final.
Sólo para dormir durante mil años en lugar de veinte años. O, simplemente podrían matarlo rápidamente y sin dolor. El Tribunal de la Corona rara vez se ocupaba de los seres humanos, y esta sería otra mancha en nuestra historia, cuando la verdad saliera.
- Muy bien, vamos a tomarlo y volver a casa. Iré como escolta, cuando le enviamos a través del portal. Trillian Ojalá estuvieras aquí, le dije, frotándome la cabeza. ¿Qué no daría yo por algún ibuprofeno?.- Me sentiría mucho más segura con él en todo-. Trillian no tuvo reparos en defenderse a sí mismo y de los que había jurado proteger, incluso si eso significaba guerra sucia. Y ahora no, ni siquiera sabía si iba a vivir.
Morio parecía entender lo que estaba pensando.
- Por mucho que me molesta su presencia, sólo quiero lo mejor para él. Ya veremos cómo le va. Te prometo que. Y si es necesario, iré con usted para Otro Mundo para ofrecer a Tom a la Oficina de Auditoría Interna.
Titania se acercó, llegó de puntillas para besar a Tom suavemente en los labios.
- Adiós, mi valiente caballero. Hemos tenido un largo plazo, pero el juego se acabó, cae el telón, y es el momento de que los agentes te lleven a casa-. Ella ladeó la cabeza, mirándome a los ojos.- Cuida de él, por favor. No dejes que nada le pase.
Yo asentí, mi estado de ánimo cayendo aún más en el agujero.
- Haré todo lo posible para mantenerlo a salvo. Titania, sabes que estás ayudando a salvar a los dos mundos por dejarnos tomar de él. Él lleva un secreto vital, aunque él no lo sabe. Te dejaré saber qué pasa con él.
Sacudió la cabeza.
- No, es mejor sacarlo de mi vida. Vete, por favor, vete, y déjame en mi silencio.
Morio tomó a Tom suavemente por el brazo y, conmigo a la cabeza, salimos de la cueva, dejando atrás a la antigua Reina. No había pensado en su capacidad de amar, y tal vez yo tenía razón, pero al parecer tenía más sentimientos de lo que parecía.
El camino de vuelta parecía más rápido de encontrar en nuestro camino en la carretilla. Los pozos que guardaban el paso todavía eran un obstáculo, pero juntos Morio y yo ayudamos a Tom que lo pasara sin incidentes. Quería tocar el sello de espíritu, para sentir el poder que reside en el interior, pero fui lo suficientemente inteligente como para mantener los dedos fuera de la masa.
Tom parecía astillado por dejar a su dama. En un primer momento, actuó como si hubiera sido drogado, pero cuanto más lejos de Titania estábamos, más alerta se ponía. Cuando nos acercamos a la entrada de la cueva, se detuvo, mirando a la apertura.
- Yo no quiero ir por ahí, dijo, con la mirada clavada en la entrada.
- ¿Por qué? ¿Qué pasa?
- Van a venir a buscarme, dijo.
Miré a Morio.
- ¿Quién viene a buscarte, Tom? ¿Hay alguien esperando por ti? Dudó, entonces, como un niño decidió poner su confianza en una figura de autoridad, se encogió de hombros.
- No sé quiénes son, pero esta mañana temprano, alguien estaba merodeando por fuera de la casa, y me asusté. Así que corrí por el bosque y me escondí con Titania.
Me quedé mirando a Tom por un momento. Él no era como yo había pensado. Tal vez el estar cerca de Titania actuaba como una droga en su torrente sanguíneo.
- ¿Has visto qué aspecto tenían? ¿Sabe cuántos estaban allí? Tom frunció el labio inferior, pensando. Después de un momento, dijo:
- Creo que hay tres de ellos. Dos hombres y una mujer.
Dos hombres y una mujer. Miré a Morio.
- Tienen que ser Bad Ass Lucas, el Babbler Psycho, y Wisteria. Una vez que la arpía murió, deben haber contratado a Wisteria. Apuesto a que amenazó con matarla si no hacía lo que querían.
Morio estuvo de acuerdo.
- Probablemente tienes razón-. Se volvió a Tom.- ¿Ellos estaban fuera de tu casa?
- Sí-, dijo Tom, sacudiendo la cabeza.- Yo estaba en el bosque de pesca para el desayuno. Hay muchas truchas en una corriente que ya existe. Cuando yo iba a volver con mi captura, he oído algo en la calzada. Subí a lo largo del primer camino para ver quién era. No me gustan los extraños. Vi a tres personas cerca de mi casa. Todavía estaba demasiado oscuro para obtener una buena mirada en ellos, y yo no me quedé porque se sentían desagradables-, dijo, casi disculpándose.
Suspiré. Obviamente, los demonios habían venido en busca de él. Tuvimos suerte de que Tom había estado merodeando por su desayuno. De lo contrario, tendrían el sello del espíritu y estarían en camino a su reino subterráneo. Pero, ¿dónde estaban ahora? Había salido Wisteria a la casa, pero ¿qué pasa con Bad Ass Lucas y el Babbler Psycho? ¿Serían capaces de pasar de contrabando a Tom de nuevo a la ciudad antes de que intentaran quitárnoslo? Me mordí el labio, tratando de decidir qué hacer a continuación.
Morio se asomó a la cueva.
- Humeante todavía está ahí fuera, dijo. Morio miró al dragón.- Me pregunto... Titania nos dio un emblema para pasar como amigos. Me pregunto ¿si eso podría ser suficiente para convencerlo de que nos cuide mientras que llevamos a Tom a toda prisa hacia el coche?
- No se puede herir con intentarlo. O más bien, no tenemos otra opción, por lo que bien podría preguntarle.
Morio volvió a Tom.
- ¿Tienes miedo del dragón de ahí fuera?
Tom sacudió la cabeza.
- No. Es un buen tipo, para ser un dragón. Siempre viene aquí y tengo una charla con él cuando estoy solo. Amenaza con comerme un montón, pero como pertenezco a Titania, no lo hará.
- Bueno, nosotros no podemos permanecer aquí todo el día, le dije.- Ustedes dos esperen, mientras yo voy a hablar con el señor aliento de fuego.
Salí de la cueva y silbé a ahumado.
- ¡Oye, tú, dragón!
Giró la cabeza para mirar hacia mí.
- ¿Dónde está la plaga?
- Dentro de la cueva. Levanté el emblema.- Titania dijo que te mostráramos esto.
Esto tuvo un efecto. Humeante parpadeó y se echó hacia atrás.
- ¿Ella te dio su pase? Pues bien, Witchling, debes ser muy especial en verdad. Ir en su camino, y no voy a hacer mi cena.
Toda la charla sobre cenas y postres empezaba a molestarme.
- Escucha, Humeante.
- ¿Cómo me has llamado?
Se inclinó, y me encontré mirando un globo gigante que parecía una pared de hielo.
- Brujita, no tientes tu suerte.
- No sé tu nombre, así que tengo que llamarte a algo distinto de 'Hey tú' o 'Dragón', ¿no? Así que te estoy llamando ahumado, siempre y cuando te niegues a darnos tu nombre.
Suspiré. Esto no nos llevará a ninguna parte, o peor, podría ser una invitación a nosotros a cenar.
Pero él se rió.
- Lástima que no puedes quedarte un rato y jugar.
- Escucha, realmente podrías ser de mucha ayuda-, dije. Podrías hacer maravillas para nosotros si tú estuvieses dispuesto a darnos una mano.
- Así que ahora tú necesitas mi ayuda, ¿verdad?
Él parpadeó; el aleteo de sus párpados movió mi pelo.
- ¿Qué quieres?
Me aclaré la garganta.
- Tenemos que llevar a Tom, y lo estamos llevando a nuestro lado. Necesitamos una escolta hasta su casa. Hay demonios merodeando el bosque, ahumado, y están empeñados en la captura de Tom. No es exactamente la planificación de un día de campo para él, bien. Si lo llevan lejos de nosotros, todo el mundo va a sufrir.
Claro, los dragones pueden ser muy egoístas, a menudo agarró los transeúntes para una merienda, pero no estaban mal en la forma en que los demonios lo estaban mal. Y por suerte para nosotros, por lo general no les gustaban los demonios. Yo había estudiado mi historia de Dragón en la escuela. Humeantes frunció el ceño, no es una tarea fácil para un dragón, y después de una pausa que parecía durar para siempre, dijo:
- Demonios, ¿no? Son sangrientos y desagradables en mi bosque. Vamos, yo te guardaré el camino de volver a la casa.
Silbé para que Morio y Tom vinieran, el dragón retrocedió. Un destello de luz brillante me cegó, y cuando se disipó y pude ver de nuevo, un hombre alto con una capa blanca estaba de pie junto a mí. Tenía una larga cabellera de plata que llegó a los tobillos, y su piel podría haber sido hecha de alabastro. Pero sus ojos eran los mismos grupos de doble glacial que me había quedado mirando hacia rato. Yo había oído que los dragones podían tomar forma humana. Creo que esto responde a mi pregunta.
Los ojos de Morio se abrieron mucho cuando miró al anciano.
- Usted es…
El hombre nos dio una sonrisa.
- Humeante, al parecer. Vamos, pues, vamos a llevarles de vuelta a la casa de Tom, antes de que me aburra.
Nos llevó a través del bosque. Me quedé un poco atrás, estudiando a la criatura convertida en humano. Él era guapo, aunque severo, pero no había mucho más para su aura que a su aspecto. Esa energía antigua de dragón imbuido en él con una postura real. Si bien podría comerme en forma de dragón, nunca sería grosero o crudo como un ser humano. Podría tomar lo que desee o a quien sin pensarlo dos veces, pero lo haría con cortesía.
- ¿Tú me encuentras desconcertante?- dijo sin volverse.
Me sonrojé. De alguna manera había intuido mi fascinación.
- Sólo... diferente, le dije, tropezando con mis palabras. Todo mi encanto, elegancia, y la experiencia parecía haber volado.
Mono miró abiertamente.
- Así que dime, si un ser humano fuera a tropezar con usted en el bosque, ¿tú sabrías que vendrían?, ¿lo que encontrarían?
Humeantes rió.
- ¿Por qué yo?, por supuesto. Como estoy ahora. Invitaría a un excursionista gratamente excéntrico, a dar un paseo. Por supuesto, yo estaría con pantalones vaqueros y una chaqueta de cuero. A menos, claro, que yo tuviese hambre y estuviésemos solos y no había ninguna posibilidad de que lo capturara.
Soltó una carcajada que me recordó que estaba hablando con un dragón, no un hombre.
- ¿Tú comes mucha gente? Le pregunté, sin saber si yo quería saber.
- La pregunta es, ¿cuántos son muchos?
Miré a él, y me daba una sonrisa suave. Oh, sí, los dragones eran encantadores, muy bien. - Encuentro mi comida cuando la necesito, dijo.
Me di cuenta de que no iba a obtener una respuesta directa de él sobre esta cuestión. O probablemente muchas otras.
A los dragones les gustaba hablar en clave.
A medida que nos acercamos al borde del camino que conduce a la casa de Tom, empecé a ponerme nerviosa. ¿Qué encontraríamos? ¿A los demonios? ¿Dalila y Chase estarían bien? Humeantes caminó en primer lugar, su larga túnica blanca silbando alrededor de sus piernas mientras caminaba a la intemperie.
- Bueno, él no tiene miedo, Morio dijo en voz baja.
- El no necesita tener miedo, respondió Tom.
Yo me reí.
- Tienes toda la razón, Tom. Oye, escúchame por un minuto, dije, aleccionadora.- Tienes que quedarte con nosotros. A menos que nosotros te digamos que no es seguro, no debes irte con nadie, y no mires hacia atrás. Tú necesitas estar con nosotros en todo momento.
- Está bien, pero me gustaría saber por qué ustedes me quieren. No soy nada especial.
Él frunció el ceño, mirando vagamente desconcertado.
Traté de pensar en una explicación razonable para mantenerlo a raya hasta que volviésemos a Otro Mundo. Yo no quería saber nada del colgante que llevaba alrededor de su cuello por ahora. Se podría obtener una media idea de jugar a ser un héroe y tratar de utilizar los otros poderes que tenga el pendiente. Yo sentía que se habían escondido los puntos fuertes de la piedra, no había sido mencionado en el libro que me dio Coyote abuela.
Humeantes silbaba, y salió de la maleza. Cuando entramos en el camino, la puerta de la casa se abrió, y Dalila salió, seguida de Chase, al parecer se había recuperado lo suficiente como para caminar. Veían de ahumado a Tom, y comenzó a bajar las escaleras.
- Todo está bien.
Yo iba a responder cuando me sobresaltó un ruido detrás de un cedro antiguo creciendo cerca de la casa. Al unísono, me volví para mirar como un hombre salía por detrás del árbol.
Estaba con los ojos desorbitados, con el pelo de puntas sobre su cabeza, al estilo de Albert Einstein, y llevaba un atuendo de locos, se parecía mucho a una cota de malla. Le di un vistazo más de cerca, tuve la sospecha de que estaba hecho de papel de aluminio.
- ¡Oh hombre!, me dije en voz baja.- Justo lo que necesitamos, otro Froot Loop.
- Froot Loop es correcto, dijo ahumado, entornando los ojos a nuestro nuevo visitante, que estaba ocupado tratando de sacar lo que parecía un largo cuchillo de una funda unido a su pierna.
- Veo a mi amigo de vuelta.
- ¿Su amigo? Morio preguntó, colocándose delante de Tom. ¿Lo conoces?
- Él no es uno de los demonios, le dije.
Humeantes resopló.
- ¿Demonio? Difícilmente. No, tengo un encuentro con este pequeño cada pocos meses. Debe haber por lo menos veinte que tratan en su haber.
- ¿Veinte tratan? Dije, sintiéndome un poco perdida.- ¿Tratan de qué?
- Matarme, dijo ahumado, avanzando.- Witchling, conoce a San Jorge. El bueno de George ha estado tratando de matar a un dragón por los últimos quince años, y al parecer todavía soy su objetivo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:52 pm

Capítulo 16


- ¿San Jorge? Miré, confundida por un momento, luego chasquee los dedos. Jorge el Profeta, es su nombre, ¿no?
En ese momento, Dalila llegó corriendo desde la escalera. Georgio o San Jorge, cualquiera que sea su nombre, no se fijó en ella hasta que ella saltó sobre su espalda, tirándolo al suelo. Chase la siguió más tranquilamente. Aún se lo veía un poco verde alrededor de las glándulas, y tuve la sensación de que tendría sus joyas en hielo antes de que el día se acabara. Dalila, no obtendría nada esta noche, que era seguro.
Humeantes paseaba hasta que llegó cerca del héroe. Se arrodilló, Dalila dando un rápido vistazo antes de volver su atención hacia el hombre tendido debajo de ella.
- George, George, George. ¿Qué voy a hacer contigo? Te dije que renunciaras. Nunca vas a matarme, así que vete a casa, olvídate de que esto ocurrió, y la próxima vez anda a cazar molinos de viento.
Parecía casi aficionado del hombre.
Dalila saltó cuando me detuve de golpe al lado de ellos.
- ¿Quiénes son estas personas? -preguntó ella.
Yo parpadeé.
- Bueno, creo que hemos visto al Sr. Profeta antes o al menos la chaqueta. Y esto,- indicando a ahumado, que se había cruzado de brazos y observaba la escena con una mirada de diversión suave.- Ahumado el dragón.
- Pensé que era oso ahumado, dijo, riéndose.
- No, no, no. Dragón, dragón. Significa ningún nombre, ¿entendido? Se llevó la mano a la boca.
- ¡Oh... oh! Sí, lo tengo.
Los dragones eran astutos, ya me estaba empezando a gustar ahumado, no nos haría ningún bien si supiera nuestros nombres.
- Eres una mujer de corazón duro, mi Witchling, dijo, inclinándose para plantarme un beso leve en la frente. Casi me desmayaba en el remolino de la energía cuando sus labios tocaron mi piel, pero logré dar marcha atrás, con el pensamiento rápido como para evitar que meterme en problemas. Una sonrisa jugaba alrededor de los labios con un gesto a Dalila, que nos miraba con una mirada incrédula en el rostro.
- Tú muchacha puedes dejar levantarlo. El no puede hacerme daño, y no te hará daño.
Dalila me miró. Yo asentí. Ella se agachó y tomó a Georgio por el codo, ayudando a levantarse. Cuando trató de suavizar la cota de malla, ella lo ayudó a sacudirse la armadura. Chase había llegado a nosotros para entonces, y cuando llegó a su arma, le sacudí la cabeza.
- No es una buena idea, dije, dando un pequeño tirón de la cabeza en la dirección de ahumado.
Ahumado tuvo una larga mirada a Chase y le dedicó una amplio y cautivadora sonrisa.
- ¿Usted debe ser…?
Dejó su voz a la deriva. Era una voz encantadora, una invitación, daban ganas de derramar tu valor para la persona que te habla.
Chase empezó a abrir la boca, pero le agarré del brazo y tiré de él hacia un lado, cosechando un "ay" para mis problemas.
- Lo siento, sé que aún debes estar herido, pero créeme, no quieres que el hombre sepa tu nombre. Y todo lo que hagas, no llames a ninguno de nosotros por su nombre en frente de él. ¿Recuerdas que estábamos hablando de los dragones? Bienvenido a su mundo.
- ¿Dragón?
Chase estaba confundido, Oh Dios, no otra vez.
- Sí, he dicho dragón. Y uno muy poderoso. Ahumado puede parecer un hombre, pero confía en mí, en virtud de ese hermoso pedazo de carne de hombre, es un puro dragón de fuego. Y si se entera de tu nombre, lo puede utilizar para controlarte.
Chase miró a ahumado, y luego a mí.
- Precioso, ¿eh? No se parece a un dragón, aunque admito que tiene una posición lo suficientemente arrogante.
- Sí, bueno, hace una hora que era lo suficientemente grande como para aplastar tu casa.
- ¿Te refieres a que los dragones pueden cambiar de forma? Gimió.- Oh, bien, así que se han referido a un dragón... oh... ¿así que en mis treinta años pude haber hablado con un dragón y nunca saberlo?

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:55 pm

Capítulo 17


- ¡Iris, corre! ¡Ve por ayuda!
Antes de que me golpeara, me tiré al suelo, rodando sobre mi peso choqué contra la parte posterior de sus piernas. El Babbler Psycho vaciló, y luego empezó a caer hacia adelante, maldijo en la lengua Hellanic, no debe confundirse con Helénica. Cuando cayó en el suelo, me agaché, en cuclillas llamé al rayo. No hay tiempo para una lenta y sólida construcción, disparé el rayo desde mis dedos proveniente directamente del cielo.
El demonio movió la lengua cuando se tambaleó en sus pies. Su piel era como una armadura, escamas y cuero de un tono cobrizo, abrió la boca, pude ver brillantes gotas en sus colmillos y dientes. Grande, el tío había envenenado su saliva, un rasgo común de los demonios menores.
- Feo, cabrón, ¿no?
Sentí el beso insignificante de los relámpagos, y me abrí a la fuerza. Toda la furia se estrelló en mi cuerpo, luché para mantener consciente. Me desmayé, la energía fluyendo en mí y crujiendo con vida.
Me tambaleaba en mis pies. El Babbler Psycho hizo lo mismo, nos enfrentamos, como combatientes Jukon de las naciones insulares de Otro mundo, esperando la señal para comenzar. Y, como combatientes Jukon, estábamos en esto hasta la muerte. A diferencia de los guerreros del océano, yo no estaba dispuesta a morir en cualquier momento.
- Déjalo, muchacha. Sabes que no puedes ganar contra mí, dijo el demonio, su voz gruesa y silbando alrededor de su gran lengua descuidada.
No hice caso de la burla, estrechando mi concentración cuando la carga se construyó en mi cuerpo. Me sentía cada vez más alta y aterradora, empecé a sentir la energía parpadear en mi cuerpo. Inhalé, susurré una oración a la Madre Luna, y ella respondió. Soy fuerte, su sangre de mercurio fluía a través de mi cuerpo, sangre con sangre, aliento con aliento, cuerpo con cuerpo. Con un último suspiro, levanté las manos. Me enfrentaba a un demonio, pero yo era medio Hada y una bruja, y aunque mis poderes hacían cortocircuito en ocasiones, todavía podía llamar a la luna y el relámpago a cumplir mis deseos.
Hice una pausa, entrecerrando los ojos.
- Bruja
- Tengo ese derecho, dije.- Y si por casualidad se te olvida. Nunca, nunca hagas una bruja enojar.
Y entonces solté el rayo. Horquillas dobles salieron disparadas fuera de mis manos, le di de lleno en el pecho. Él gruñó, tropezando, el olor de carne quemada golpeó mi nariz. Inmediatamente comencé preparar otro ataque.
Él se echó hacia adelante, acercándose a mí con una de sus grandes patas, y esquivé ágilmente el ataque. El demonio tomó otro giro, esta vez falló por pulgadas. Rápidamente salté a un lado, tratando de no perder el equilibrio. Necesitaba la ayuda de alguien rápidamente, o estaba por terminar siendo una brocheta.
Esforcé mis oídos, tratando de escuchar si alguien se acercaba para ayudarme. Nada. Y luego escuché algo, un clic débil en la cocina. Eché un rápido vistazo por la ventana y vi que había caído el anochecer, gracias a la cubierta de nubes pesadas.
- ¡Yo soy un Demonio! ¡Ven y besa mi trasero!, una voz familiar sonó a través de la habitación. Cuando el Babbler Psycho dio la vuelta, alcancé a ver a Menolly, con los ojos brillantes carmesí, y los colmillos totalmente extendidos. Ella saltó hacia él, le pego con todas sus fuerzas, en las piernas. Su piel era tan dura que la energía casi no lo había quemado, causó pocos daños.
Un trueno resonó en la habitación, el rayo corrió a través de su cuerpo. Menolly gruñó, el rayo no le haría daño, pero ella no le gustaba. El demonio al parecer le gustó aún menos. Se dio la vuelta, y sus garras apenas me rozaron, pero se las arregló para caer sobre mí, tirándome al suelo. Grité, cuando su sonrisa con dientes llegó a centímetros de mi cara, pero luego se levantó en el aire, como una marioneta en una cuerda, y vi que Menolly, mi pequeña, mi hermana pequeña, se había apoderado de él con una mano.
Di marcha atrás del camino. Mientras observaba, Menolly se echó hacia atrás, la boca abierta. Sus colmillos brillaban como agujas mortales. Cautivada por la sed de sangre, arrojó al demonio al suelo y cayó sobre él, mordiéndole profundamente su cuello. El Babbler Psycho luchó, pero ella le sujetaba, y pude oír el ruido de succión, alimentándose con su sangre.
Náuseas llegaron a mi garganta, miré con morbo. Yo nunca había visto a Menolly alimentarse, al menos no así. La había visto tomar la sangre de los extraños, pero siempre con cuidado de no lastimar a los vivos y relativamente sin daños, cuando estaba con ella. Esta vez, su intención era no alimentarse sino para matar. Sabía que los vampiros eran fuertes, pero no me había dado cuenta de que eran tan fuertes. Y aunque se trataba de una situación peligrosa, la visión me molestaba, pero he dejado de lado mi disgusto. No había espacio para la misericordia aquí, ni compasión. El Babbler Psycho nos habría matado a todos nosotros, si hubiese tenido la oportunidad.
Además, yo tenía mis propios problemas. Empecé a temblar y mi cuerpo se acalambró. Llamar el relámpago tenía sus inconvenientes, especialmente cuando se llama tan seguido en tan poco tiempo. Me apoyé en el marco de la puerta, Morio corrió. Vio la situación y cruzó a mi lado.
- ¿Estás bien?, preguntó.
Asentí, mientras el demonio gorgoteaba y se derrumbó.
Menolly se inclinó sobre él en una postura sobrenatural, el cuerpo inclinado, de puntillas. La sangre goteaba por la barbilla... sangre oscura, casi negra, pero era sangre no obstante. Una mirada salvaje le llenó los ojos, y le tendí la mano, nos advirtió que nos mantengamos alejados.
- No te acerques a mí todavía, dijo, con voz ronca.- Vuelvo en un momento.
Se fue de la habitación, retirándose a la cocina.
- ¿Está bien? Morio susurró.
- Todavía está en las garras de su sed de sangre, le dije, sintiendo que un espasmo golpeó mi espalda.- Todos los dioses, esto duele. De todos modos, Menolly estará de vuelta cuando ella recupere el control. Mientras tanto, también podríamos echar un vistazo al Babbler Psycho.
Me estiré, arqueando la espalda para liberar tensión.
- ¿Lista? Morio preguntó.
Asentí, y con Morio cuidando mi espalda, lentamente me acerqué a la figura que estaba tirada en el piso, la pateé suavemente para ver si aun estaba viva.
- Creo que está muerto. Morio se arrodilló al lado de la criatura. Cautelosamente volteó la cabeza de Babbler hacia un lado. Dos marcas de dientes aún goteaban unas cuantas gotas de sangre negra, pero parecía que Menolly había acabado con él, rompiendo su cuello. Y ya que no había bebido de su sangre, él no iba a volver. Dos menos. Aun hay que ir tras Bad Ass Lucas.
- Bueno, sólo queda uno de nuestros problemas pendiente, le dije, dejándome caer en un banco del vestíbulo.- Trae a Tom aquí y planifiquemos la manera de deslizarlo de contrabando por el caminante. Luke todavía existe, y es mucho peor que la arpía o el Babbler Psycho. Mi padre casi fue asesinado por él, y Lucas quedó ileso.
Un ruido me sobresaltó y me preparé, pero fue sólo Menolly, mirando alrededor.
- ¿Está muerto?" -preguntó con voz sombría.
- Sí, lo está. ¿Estás bien?
Se veía aún más pálida que de costumbre, y me pregunté, ¿si la sangre de un demonio dañaría a un vampiro?
Con un encogimiento de hombros, dijo:
- Supongo que sí. Esta criatura tiene un sabor desagradable. Estoy un poco mareada, de hecho. Creo que voy a ir deshacerme de esta basura.
Y con eso, se dirigió de nuevo al sótano. Yo quería ir tras ella, pero necesitaba estar sola. Nadie quería ser visto cuando estaba lanzando sus cookies, vampiro o no.
- Morio, trae a todo el mundo aquí. Voy a buscar a Maggie y a Iris.
- Iris está segura. Corrió hacia el coche cuando se le dijo que se pusiera segura-. Le dio una patada al demonio de nuevo, sólo para estar seguro. El Babbler Psycho no se movió.- En unos pocos minutos estarán aquí, dijo, dirigiéndose a la puerta.
Con la esperanza de que nadie se presentara a recoger el cuerpo, con cautela me acerqué a la cocina. El compartimiento secreto que conduce al sótano estaba abierto, descendí lentamente las escaleras. Cuando entré en el dormitorio de Menolly, oí sonidos de arcadas en la sala de sangre. Pensé en mi estómago revuelto. Ahora yo estaba a punto de perder mi dona. Incluso pensando en el sabor de la sangre de demonio me hizo marear, y por alguna extraña razón, me alegré de que ella la pudiera devolver. No es que yo quería que ella estuviera enferma, pero...
- Mooph, mooph...
El sonido provenía del otro lado de la cama de Menolly, cerca de la pared. Me apresuré más. Allí, cómodamente instalado en su caja y muy despierta, estaba Maggie jugando con un cubo de Rubik. Ella no me había visto, pero se estaba divirtiendo en la esquina. Ella llegó a mí, y se metió en mis brazos.
- ¡Hey, dulce! ¿Iris te trajo hasta aquí?
- Pensé que estaríamos a salvo aquí, cuando el demonio entró-, Iris estaba de pie en el primer escalón. Ella era la única, aparte de nosotras tres que conocía la entrada secreta a la habitación de Menolly, y ella había jurado silencio. - Buena idea, dije.- Estoy tan agradecida de que no resultó herido. ¿Qué pasó? Antes de que pudiera hablar, levanté una mano.- Espera, habla cuando estemos todos juntos. Vamos. Menolly se nos unirá en pocos minutos.
Me Aseguré de cerrar la entrada a la guarida de Menolly, regresamos a la sala de estar. Dalila y Chase estaban sentados en el sofá, Wisteria aún atada y amordazada en el suelo entre ellos. Morio vigilaba por las ventanas. Tom se sentó en el sillón, confuso y un poco cansado.
Me situé en el piso en frente de Dalila con Maggie en mis brazos, estiré cuidadosamente el cuello. Si hubiera sido un FBH, probablemente tendría por lo menos un hueso roto, si no el cuello roto. Así están las cosas, iba a necesitar un buen masajista, tan pronto como sea posible. Me recosté contra las piernas de Dalila, y empezó a frotar mis hombros. Maggie se acurrucó más en mis brazos. Nadie dijo nada al principio, luego todo el mundo empezó a hablar a la vez.
- ¡Whuo! Un momento, personas. Uno a la vez, por favor. Tengo un dolor de cabeza, y me duele como el infierno, desde que Babbler Psycho me golpeó.
Le entregué a Maggie a Dalila para aliviar mis pies.
Menolly entró en la sala en ese momento, nos miramos. No hablamos, pero un acuerdo tácito pasó entre nosotras. Cuando las cosas se calmaron, tendríamos una larga conversación sobre la muerte del Babbler Psychos. Hasta entonces, le hice señas para que se sentara.
Menolly miró a Wisteria.
- ¿Qué está haciendo aquí? ¿Y por qué está atada?
Sacudí la cabeza.
- Espera un poco, dije.
Teníamos que hablar de lo que habíamos descubierto, pero se me ocurrió que, al hacerlo delante de Wisteria sería un estúpido y potencialmente mortal error. Tenemos que ponerla en algún lugar, mientras hablamos, pero yo no quería dejarla donde Bad Ass Lucas o cualquier otro de sus compinches podría encontrarla.
- Tenemos que hacer algo con Wisteria, le dije, apuntando a la floraed. Frunció el ceño, y tuve la sensación de que ella tomaría la primera oportunidad que le llegara para acabar cada uno de nosotros.
- Yo sigo diciendo que es mejor matarla, dijo Morio impasible.- Ella es un peligro tanto para nuestra misión como para nosotros. No se puede dejar a la suerte.
Aunque yo sabía que tenía razón, era difícil para mí, más muerte y destrucción. Miré a Menolly, que se quedó mirando a la floraed con una mirada de asombro en su rostro.
Dalila frunció el ceño. Ella le dio una sacudida firme de la cabeza.
- No podemos hacer eso, tan lógico como suena. Lo mejor que puedes hacer es entregarla a la Oficina de Auditoría Interna y hacerles frente con ella. Puede que sean capaces de arrancar alguna información útil que les llevará a más espías.
- ¿Espías? ¿De eso es lo que se trata? Menolly preguntó. Se dio la vuelta a Wisteria.- ¿Tú has sido un espía en todo este tiempo mientras has estado en el bar? ¡Bolas confiaba en ti! Si tienes algo que ver con su muerte-… Sus colmillos salieron.- Te advierto, incluso si no tienes sangre caliente corriendo por tus venas, yo, te mataré, tan fácil como matar a una mosca.
- ¡Bajen la voz!
Mi dolor de cabeza estaba más fuerte, y todo lo que quería hacer era meterme debajo de las sábanas.
- Menolly, ella tiene una mano en la muerte de Bolas, sí, pero no creo que ella supiera lo que los demonios estaban planeando. Ella es más útil para nosotros viva que muerta. Pero tenemos que encontrar un lugar para guardarla mientras hablamos.
- Eso es bastante fácil, mi delicada hermana de porcelana, dijo, y rápidamente le dio un golpe a Wisteria que la dejó inconsciente.- Problema resuelto. Llévala a la sala por unos minutos mientras hablamos, si todavía estás preocupada por su presencia.
Dalila levantó una ceja, le entregó a Maggie a Chase, pero no dijo nada cuando ella y Morio llevaron la figura inerte de la floraed a la otra habitación. He seguido, con el deseo que tenía de que alguien hiciera guardia, pero ya que no había quien lo hiciera, cerré las cortinas y dejé la puerta entreabierta.
Mientras nos dirigíamos a la sala de estar, Dalila me llevó aparte.
- Estás segura que Menolly no está nerviosa. ¿Qué pasó?
- Ella mató a la Babbler Psycho cuando me estaba atacando. ¿Tal vez la sangre demoníaca puede agitar su temperamento?
Cuando nos establecimos en la sala de estar, pensé en ello. ¿Qué puede hacerle la sangre de un demonio a un vampiro? ¿Le dará sólo malestar estomacal? Menolly se alimentaba con los malhechores de la sociedad. ¿Su sangre la afecta de una manera negativa? Era algo que nunca antes había considerado, y yo hice una nota para averiguarlo más tarde, cuando salgamos de todo este fiasco.
Morio habló de lo que había ocurrido en la cabaña de Tom, suavemente a Menolly. Ella le dio una inclinación de cabeza en silencio, Iris corrió a su lado.
- ¿Quieres un té?- le preguntó, siempre cuidando de nosotras.
Le dio una leve sonrisa y asintió.
- Gracias. Me gustaría eso.
- Iris, en primer lugar nos dices lo que sucedió, entonces después puedes hacer té para todos nosotros si-. Le guiñé el ojo, y ella brilló con una sonrisa amplia. Fue bueno tener a alguien cerca que le gustaba ser la madre de sus amigos. Así había sido durante muchos años desde que nuestra propia madre había muerto. Tan joven como podría parecer, Iris fue mucho más antigua que nosotros.
Ella respiró hondo y lo dejó escapar lentamente, cruzando las manos sobre su regazo, como si estuviera a punto de comenzar una recitación.
- Yo estaba dando el último desayuno a Maggie cuando oí un ruido en la sala. Me asomé y vi al demonio, y antes de que pudiera olerme, agarré de Maggie y su caja y… pausa, miró a Chase y a Morio.- Y nos escondimos donde encontraste a Maggie. Oí que luchaban con él y vine a ayudar.
Los Talon-haltija tienen muy buenos oídos, podían identificar a un ratón a un centenar de metros. No me sorprendió que me hubiese oído, incluso a través de un pasaje secreto. Agradecida de que no había revelado el refugio de Menolly, me aclaré la garganta.
- Por lo que sabemos, el Babbler Psycho estaba solo-, le dije.- ¿Puede significar que Bad Ass Lucas esté probablemente escondido abajo en el caminante. Me pregunto ¿si él tiene alguna forma de saber que su amigo sólo mordió el polvo?
- ¿Crees que pueden estar vinculados telepáticamente? Preguntó Chase.
Me encogí de hombros.
- No tengo idea. Nadie de la Oficina de Auditoría Interna se ha ocupado de los demonios durante mucho tiempo, aparte de nuestro padre y el resto de su regimiento, y él fue el único sobreviviente. Los demonios tienen una variedad de poderes, y se deleitan en el uso de ellos en detrimento de todos los demás. Ojalá hubiéramos prestado más atención a la historia de padre acerca de su pelea con Luke. Tal vez había algo allí que nos ayude ahora.
Miré a mis hermanas.
- ¿Se acuerdan de su historia?
Con suerte, es posible que hayan prestado más atención que yo. Menolly entrecerró los ojos, recostada en su silla.
- Así fue como casi perdió la vida-. Ella suspiró.- Oye, ¿te acuerdas que él dijo que el demonio tenía una espada que se llamaba hoja de fuego?
¿Hoja de fuego? ¿Qué? Y entonces me acordé. Padre había dicho algo sobre Bad Ass Lucas y su espada de fuego.
- Tienes razón. Papá dijo que Bad Ass Lucas redujo a diez guardias con un solo golpe, todo inmortal antiguo que había sobrevivido a las batallas había derribado a un sinnúmero de sus familiares. Y Lucas había logrado matar a todos con su espada. Una brillante brizna de fuego unido a un mango de hueso tallado.
- Mierda. Dijo Dalila con los hombros caídos.- Me había olvidado de eso. Lo único que recuerdo es que padre dijo que cada vez que iba a hacer un movimiento, parecía que Lucas daba un paso por delante de él-. Ella me miró.- Eso no suena bien, ¿no?
- Realmente no, murmuré.
¿Una hoja de fuego? ¿La capacidad de predecir los movimientos de sus enemigos? Cada uno por sí mismo era desalentadora, pero juntos, las dos habilidades me dio miedo. Tosí, tratando de encontrar algo esperanzador que decir sobre la situación, pero todo lo que pude reunir fue:
- ¿Tal vez deberíamos reconsiderar esto? ¿Tal vez Shadow Wing está buscando un lugar de vacaciones para su equipo?
- Deseo, dijo Morio.- Cualquier posibilidad que puedas conseguir a través de Oficina de Auditoría Interna de aquí ¿Contarles lo de Babbler Psycho?
Chase me miró.
- Tú tienes un espejo Whispering, ¿no?
Les hice un gesto hacia las escaleras.
- En mi estudio. Vamos. Vamos a terminar con esto. Alguien mejor que se quede abajo y vigile a Wisteria y a Tom, sin embargo...
Eché un vistazo a nuestro invitado, se había quedado dormido en el sillón. Apoyó la cabeza contra el respaldo de la silla mientras roncaba.
Morio levantó la mano.
- Iris y yo nos quedaremos aquí y vigilaremos. Vete ahora. No hay que quedarse aquí por mucho más tiempo.
Tomó guardia en la ventana, e Iris se retiró a la cocina para asegurarse que la puerta trasera estaba cerrada.
Talon-haltija eran criaturas de muchos talentos, e Iris estaba en la parte superior de su clase. Para ser un duende podría mantener segura la casa. Bolsas de infierno llenas de un golpe mágico.
Marqué el camino con Dalila, Chase, y Menolly. Chase miró a su alrededor, una luz en sus ojos curiosos. Yo tenía que darle prestigio. Desde que él había descubierto los placeres de Dalila, no había tratado de coquetear conmigo. Él tenía más clase de lo que yo habría dado crédito por unos días.
Mi estudio era donde yo trabajaba en mi magia, hacía mis pociones, y paso una buena parte del tiempo acurrucada en el sillón mullido. Mi Whispering Espejo estaba en la esquina de la habitación, cubierto por un paño negro. Corrí el terciopelo. El tamaño de un espejo para calmar la vanidad, el marco está hecho de plata de las montañas de Nebelvuori, las tierras de los enanos.
La plata había sido forjada en un patrón entrelazado, con rosas y hojas delicadas. Era más fuerte de lo que parecía, gracias a la Cofradía de Magos, y duraría hasta que el encanto se rompiera o hasta que los vientos del tiempo desgastaran el mundo. El vidrio en el interior fue templado, aunque podría ser destrozado por un golpe de una criatura mágica.
El espejo es activado por voz y adaptado específicamente a las frecuencias de las voces, los únicos que podían utilizar el espejo eran mis hermanas y yo. Chase tenía un espejo similar en su casa. La Oficina de Auditoría Interna decidió que era más seguro tenerlo allí que en una oficina pública y le habían dicho que lo mantuviese en secreto, sino de todos los miembros de la Oficina de Auditoría Interna se molestarían. Yo sabía que él lo guardaba dentro de un armario cerrado con llave y había instalado un sistema de vigilancia altamente sensible.
Me senté en la silla y dije,
- Camille.
La nieva del espejo empezó a desvanecerse. Esperamos, Dalila, Menolly, y Chase estaban detrás de mí. Después de unos instantes, una voz desde el otro lado del cristal, dijo:
- ¿Cómo puedo servirle?
- División de Earthside solicitamos informes.
Como he dicho, los seres humanos no tenían nada de la burocracia inmortal. La niebla se comenzó a levantar, y mi reflejo desapareció, reemplazado por una imagen que había estado esperando para ver por meses.
- ¡Padre!
Casi salté de la silla, pero que no sería de protocolo. Me obligué a quedarme quieta. Después de todo, él era un oficial de alto rango, y le debía respeto. Además, él me escribiría si no seguía el procedimiento, y la última cosa que necesitaba eran más desventajas en mi archivo.
Dalila, sin embargo, no pudo contenerse. Saltó hacia arriba y abajo y se agitó detrás de mí. Menolly se inclinó sobre mi hombro, su cara con impaciencia mirando a Otro Mundo. Nostalgia rezumaba fuera de ella, como la miel, y en ese momento, me di cuenta de que ella, más que cualquiera de nosotros, había perdido la mayor parte, al aceptar esta misión.
- ¡Camille!
Padre estalló en una sonrisa, se hicieron más profundas las arrugas alrededor de sus ojos mientras se inclinaba hacia adelante. Era un hombre guapo, buscando jóvenes para los estándares humanos, pero era mucho más antiguo que cualquier ser humano caminando sobre el planeta. Excepto por Tom Lane. De mediana estatura, estaba en forma, musculoso desgarbado, y llevaba su pelo recogido en una larga trenza azabache azul. Mi cabello es de ese color, y hacía juego con mis ojos de color violeta. Me sorprendió que él no hubiera empezado a salir de nuevo. Nuestra madre había estado ausente por mucho tiempo, pero sólo se mezclaba con otras mujeres en las fiestas y eventos sociales.
- Estoy tan contento de verlas niñas, dijo.- Me ofrecí para las comunicaciones hoy porque tengo mucha tos, pero nunca soñé que había una oportunidad de hablar con ustedes.
Su mirada oscilaba más de Dalila, Menolly, y Chase.
- Mis niñas, ¿cómo están?
Lancé un largo suspiro.
- ¿Has visto a Trillian? ¿Está vivo? ¿Te dijo lo que está pasando aquí?
Por favor, por favor, por favor, pensé, por favor, que Trillian siga con vida.
Padre asintió con la cabeza.
- Sí. Resultó gravemente herido, pero él vive. Los médicos lograron contrarrestar el veneno-. Miró por encima de su hombro, luego se inclinó hacia el espejo, bajando la voz.- Estoy seguro de que lo devuelvo a ustedes por medio del portal de Coyote abuela mañana. Vas a tener que cuidar de él mientras se cura, y va a tomar al menos un mes.
Respiré más fácil, me relajé.
- Gracias a los dioses, pero ¿por qué lo sacan de la enfermería tan rápidamente?
- Los dioses no tenían nada que ver con eso, dijo el padre, sacudiendo la cabeza.- Se puede agradecer a los médicos que se esforzaron mucho, más de su disgusto personal, para mantenerlo con vida. Estamos en problemas aquí, Camille, y no creo que él estuviera seguro por mucho tiempo. En unos pocos días... no será seguro para él o alguno de su especie.
Entrecerré los ojos.
- ¿Qué está pasando? La Sede no parece preocuparse por el desastre potencial que estamos enfrentando aquí. OW y la Tierra, los dos mundos están en peligro. Los demonios se esconden en la Tierra y andan en la búsqueda de los sellos de espíritu, para que puedan rasgar los portales. Shadow Wing está en movimiento, buscando los medios para invadir la Tierra y, a continuación Otro Mundo. Y estamos frente a un duelo con Bad Ass Lucas.
Padre nos dio una breve inclinación de cabeza.
- Lo sé. Trillian me lo dijo. ¿Qué ha pasado desde la lucha con el Skinwalker? Dense prisa y no dejen nada fuera.
Le dije lo sucedido desde entonces.
- ¿Y tienes a Tom con ustedes?
- Sí, dije-. Está en la planta baja. Morio lo custodia, es un Yokai-kitsune está trabajando con nosotros, cortesía de la abuela Coyote. Gracias a los dioses que se involucró, porque nos salvó el culo más de una vez. Pero Bad Ass Lucas está ahí fuera, y sabemos que va a intervenir antes de que consigamos enviar a Tom a través del portal en el Caminante.
Padre frunció el ceño, pensando. Miró a Dalila, que estaba absorta mirando el espejo. Menolly, también, con su ira reprimida por la manera que reaccionó padre cuando ella había sido transformada en un vampiro. Todos necesitan tranquilidad, y el rostro Padre fue un consuelo, que no había tenido en varios días.
Al mirar a Chase, que estaba parado en la parte de atrás, me di cuenta que yo no lo había presentado todavía.
- Lo siento, olvidé mis modales, dije.- Padre, éste es Chase Johnson. Chase es el director de asuntos de Earthside de la Oficina de Auditoría Interna. Chase, este es nuestro padre, Sephreh ob Tanu. Él es un miembro de la Guardia Nacional y le da los informes al Consejo de Gobierno como delegado auxiliar.
Padre dio una inclinación de cabeza a Chase.
- Nuestro apellido podría ser confuso para que usted lo pueda entender. Me puedes llamar capitán Sephreh.
Chase se aclaró la garganta y se enderezó los hombros.
- Mucho gusto, señor. Me gustaría que no fuera bajo estas circunstancias.
Se removió, pasándose la mano por el pelo, y reprimió una risa. Reunión con padres es siempre difícil.
- ¿Qué crees que debemos hacer? Le pregunté.- ¿Puedes darnos alguna pista que pueda ayudar a derrotar a Bad Ass Lucas? Si es peor que la Babbler Psycho, entonces estamos en problemas.
Sin dejar de mirar incómodo, padre se movió en su silla. Por último, se acercó al espejo, su voz en un susurro.
- He estado debatiendo si decirte, pero supongo que tengo que hacerlo. El Tribunal de la Corona armó un escándalo, y la Oficina de Auditoría Interna se ha dejado a su suerte.
- ¿Qué está pasando? Le pregunté, un escalofrío me corría por la espalda.- ¿Estás seguro?
Él asintió con la cabeza.
- No te preocupes por mí. Estoy muy bien en este momento, pero ha ocurrido algo que afectará a todas las ramas del gobierno, incluyendo los militares. Shadow Wing ha escogido el mejor momento para hacer el intento.
Me mojé los labios, con miedo de preguntar, pero sabiendo que no tenía elección.
- ¿Qué es?
- La Corte es un caos. Nuestra hermana la Reina Lethesanar se ha presentado y reclamó la corona para sí misma. Tanaquar, acusó a la reina de estar en sus cabales. Tanaquar tiene una amplia gama de apoyo, incluyendo a cualquiera que alguna vez haya sido dañado o castigado por Lethesanar. Estamos al borde de la guerra civil, y hasta que las cosas no se ordenan, dudo que alguien más allá de los más antiguos de la Guardia presta atención cuando se habla de demonios y de invasión.
Me quedé mirándolo, con la boca abierta.
- ¿Guerra civil? Pero... la reina es la Corte.
- ¿Quién respalda a Tanaquar además de las víctimas de la reina? Dalila preguntó.
Mirando hacia ella, dije:
- Eso es una buena pregunta. ¿Quién?
Padre dejó escapar un suspiro.
- Es por eso que estoy enviando a Trillian en contacto con ustedes tan pronto como él sea capaz de soportar el viaje. La ciudad entera de Svartalfheim está reubicando a Otro Mundo de los Reinos subterráneo para alejarse de Shadow Wing. Ellos han estado hablando con Tanaquar acerca de lo que está pasando en Down Under, y ella se comprometió a hacer algo acerca de los demonios si ayudan en su victoria de la Corona. Ellos han forjado una alianza. Trillian me informó hace unos días. Quería que le diera la oportunidad de escapar.
No puedo procesar todo lo que estaba diciendo, hice una respiración profunda.
- ¿Le dijiste a la Corte acerca de esto?
Mi padre era el más leal de la Guardia. Si hubiera mantenido la información en silencio, entonces supe que todo el infierno estaba a punto de soltarse.
Sacudió la cabeza.
- Camille... chicas... soy leal a la Corte y la Corona, pero Lethesanar ha traído la deshonra a la ciudad. Ella ha mancillado el nombre de Y'Elestrial con su indiferencia por sus ciudadanos. Desde que te fuiste, las cosas han empeorado mucho. Cualquier desacuerdo, enfrentas a la reina en la tortura. Partes del Tribunal de Justicia se quiebra en la ciudad. Esto no es la Corona a quien le prometí un juramento de lealtad.
Mi padre era un hombre ético. Él es leal a los tribunales y a la Corona, pero no necesariamente a ella, quien llevaba la corona.
- Ayer, Tanaquar hizo pública sus acusaciones, y fue entonces cuando los emisarios de Svartalfheim llegaron. La Reina es débil ante su lívido, y están prohibidos todos los Svartans de la ciudad, pero no puede impedir que vengan a Otro Mundo. Se han puesto en contacto con los enanos y han formado una alianza. ¿Y sabes cuánto los elfos oscuros odian a sus hermanos?, pero la Reina Elfin debe creer las historias sobre Shadow Wing, porque está estableciendo una tregua con el rey de Svartalfheim.
Me quedé mirando el espejo, incapaz de comprender exactamente lo que estaba oyendo. Esa alianza era algo inaudito en la historia.
- Mierda santa. Padre, tenemos que llevar a Tom a OW, ni él ni el sello del espíritu están a salvo aquí.
Sacudió la cabeza.
- Puedo decir lo que sé acerca de las debilidades Bad Ass Lucas, pero no debes llevar el sello del espíritu a Y'Elestrial. La Reina intentará utilizarlo contra su hermana, tan inútil como podría ser.
Yo miraba al espejo, una ola de impotencia se viertió sobre mí.
- Entonces, ¿qué hacemos? ¿Dónde nos podemos esconder? Me miró, su rostro una pizarra en blanco. Toma el portal de la abuela Coyote. Por ello, es custodiado por “Gran Madre Osa” y está fuera de la jurisdicción de la Oficina de Auditoría Interna. Desde allí, toma el sello de Asteria, la reina élfica. Ella tiene menos que ganar con él en su posesión, y creo que se puede confiar en ella. No le digas a nadie en la Oficina de Auditoría Interna lo que sabes. Mata a Lucas, y el informe colócalo un incidente aislado.
Yo sabía que le dolía ir a espaldas de la Oficina de Auditoría Interna. También sabía que nuestro padre no nos ordena hacer algo como esto a menos que nuestra vida dependiera de ello.
Asentí con la cabeza, me senté.
- Como tú digas, Padre. Ahora háblanos de Lucas. ¿Tiene alguna debilidad?
Mi padre cerró los ojos, y parecía cansado y agotado.
- Te diré de nuevo lo que pasó cuando peleé con él, pero me temo que la eliminación de este demonio será la cosa más difícil que has hecho, dijo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 1:58 pm

Capítulo 18


En el momento en que culminó, todos estábamos tan cansados como Padre. Chase era obviamente sacudido. Era un libro abierto hasta que él se unió a la Oficina de Auditoría Interna, y ahora se había dicho que su nueva agencia amada era corrupta y que la guerra civil amenazaba con interferir en todo lo que él había ayudado a construir en Earthside durante los últimos años.
Mientras Dalila y Chase nos traían sándwiches para nosotros, le informé todo lo que estaba ocurriendo a Morio y a Iris. Llevamos a Wisteria a la sala de estar, donde era más fácil mantener un ojo en ella y sin embargo, aún no estaría al alcance del oído.
Tom era otra cosa. No había hablado mucho, se limitaba a tararear por lo bajo. Pero cuando vio a Maggie, su rostro se iluminó, y preguntó si podía abrazarla. Vi como se acurrucaron juntos en el sillón que estaba sentado cerca de la cocina. Jugaba con sus pequeñas manos, sonriendo mientras envolvía sus pequeñas garras en torno a uno de sus dedos. Me limpié los ojos, tenía una sensación de cansancio y tristeza. El mal que nos enfrentábamos amenazó con invadir la tranquilidad de Tom y Maggie. Masticarían y escupirían toda la sangre sin un segundo pensamiento. Y por eso queremos permanecer unidos y luchar.
- Vamos a necesitar la colaboración de la abuela Coyote. Necesitamos su portal para conseguir llevar a Tom a Otro Mundo. Yo tamborileaba los dedos sobre la mesa, tratando de pensar en un buen plan.- Luego localizar a Lucas y acabar con él lo antes posible.
Morio sacudió la cabeza, una sensación de preocupación pasó por sus ojos.
- Tengo la sensación de que Lucas va a venir a nosotros antes de que lleguemos a los bosques de abuela Coyote. Por un lado, su amigo, probablemente debería haber comprobado con él ahora, en vez de eso ha muerto en tu sala de estar. Por otro, sabes que ahora Lucas tiene que tener cuenta de que tenemos a Tom.
- ¿Puedes convencer a la abuela Coyote para que nos ayude a nosotros usar su portal? Me quedé mirándolo, y las imágenes de nuestro caliente desenlace salieron a relucir en mi cabeza. Una vez que Trillian estuviera de vuelta, iba a estar caminando sobre una cuerda floja entre los dos hombres porque realmente no quiero renunciar a ninguno de ellos.
Miré al mostrador donde Dalila estaba dando los toques finales a nuestro almuerzo.
- Tan pronto como comamos. Mientras tanto, sugiero que lances un hechizo de rastreo para localizar a Lucas. Apuesto a que está de camino aquí. Lo último que quiero es que nos tome por sorpresa.
- Oh, eso es justo lo que necesitamos, le dije.- Y si funciona tan bien como el que puse en la arpía, entonces todos nuestros problemas serán más, porque Lucas, bueno, aparecerá en nuestra sala de estar.
Pensé. No podíamos quedarnos sentados y esperar que Lucas viniera a nosotros. Acepté el bocadillo de pavo que Dalila me entregó y malhumorada lo mordí.
- Sí, sí, soy buena para que te burles, le dije.- Pero Morio tiene un punto. Voy a darle una oportunidad, pero todos tenemos que estar preparados, porque si mi hechizo fracasa y se aparece en la sala de estar, tendremos que luchar con él entonces. Eso sería nuestra muerte, mi gente.
Chase se deslizó en la silla junto a la mía.
- Camille, ¿cuánto tiempo tiene esa cosa de la guerra civil en Y'Elestrial?
Me encogí de hombros.
- ¿Quién sabe? Probablemente cientos de años. Lethesanar es una adicta al opio, sabíamos que iba a ponerse peor.
- Debemos desatar a Wisteria, Dalila dijo. Había saltado sobre el mostrador, y sus largas piernas colgando sobre el borde.
- ¿Eh? ¿Por qué diablos vamos a hacer eso? Esa perra es peligrosa.
Me la quedé mirando, preguntándome dónde había dejado su cerebro. - Ella ha estado atada durante varias horas. Ella tiene que sentir calambres.
Siempre de corazón compasivo, mi hermana. Suspiré. A pesar de que tenía buenas intenciones, era demasiado peligroso.
- Dalila, cariño, piensa por un momento. Wisteria trató de matarnos. Ella está en combinación con los demonios. Ella nos odia. ¿Y tú quieres que la desate a ella? ¿Recuerdas lo que le hizo a Chase?
- Estoy con Camille en esto, Dalila-. Chase no parecía muy contento tampoco.- No podemos correr el riesgo. Con todo lo que está pasando abajo, se corre un gran riesgo si la dejamos suelta, incluso durante unos pocos minutos.
Dalila miró a Menolly, que sólo tuvo que mover la cabeza para expresar su opinión.
- Entiendo qué, pero parece cruel, manteniéndola atada sin descanso. ¿Podemos, al menos preguntarle si quiere un poco de agua?
Apreté los labios, no quería jugar, el policía malo. Chase me miró, y vi que no estaba dispuesto tampoco.
Menolly dio un manotazo a un mosquito.
- Ella no es una princesa, gatita. Es una madera de duende sediento de sangre que ha perdido sus canicas, dije.- Ella te arrancaría la cabeza antes de que voltees a verla.
Dalila miró con ojos desorbitados con la ingenua mirada que tenía. Por último, Menolly se encogió de hombros.
- Cómo quieras, pero no me eches la culpa cuando algo salga mal. Vamos, yo te ayudo. Vamos a ofrecerle un poco de agua, y si mueve un músculo, le rompo el cuello.
- No estoy segura de si me siento mejor o no-, Dalila murmuró cuando se levantaba y se dirigió a la sala.
Iris estaba en el fregadero, de pie sobre un taburete para lavar los platos. Empecé a decirle que no se molestara, pero me detuve. Los duendes se deleitan en ayudar a aquellos a los que cuida. Era parte de su naturaleza, así como el apéndice había sido parte de Bolas, o siendo sarcástica fue parte de Trillian.
Se volvió y, secándose las manos en un trapo de cocina, me preguntó:
- ¿Qué debo hacer mientras estás luchando contra este demonio? - Ocultarte con Maggie y Tom. Vas a tener que proteger a ambos. Vamos a probar de manera segura, sin embargo…
Jugué con el último de mis sándwiches, pensando en nuestra situación. Si nuestro padre pudiese cruzar a ayudarnos, me habría sentido mucho más segura, pero que no iba a suceder.
Me pregunto si una parte de Trillian en materia de lo que sea había sido descubierto por la Reina, trataré de averiguar cómo podemos volver a casa después de que Tom se esté dentro de los muros de la ciudad de Elfin. Si regresamos a Y'Elestrial, la Oficina de Auditoría Interna nos obligará a luchar contra Tanaquar. Y, francamente, reconocí mis verdaderos sentimientos, yo esperaba que Tanaquar ganara.
La hermana menor de la reina es brillante y fuerte, y aunque ella también tenía su lado cruel como la mayoría de los inmortales poseía un sentido de justicia que me hizo confiar en su juicio, mucho más que la del opio aturdido Lethesanar. Pero no estábamos en casa en este momento, todavía no. Hemos tenido que centrarse en la batalla inminente.
Me sacudí de mi ensueño y me levanté.
- Chase, tú y Morio salgan de la cocina, por favor. Me voy a esconder a Iris, Tom y Maggie. Entonces echaremos un hechizo para encontrar la ubicación Bad Ass Lucas.
- Tengo que ir hablar con la abuela Coyote de todos modos-, Morio dijo, dándome un beso rápido.- Manténgase a salvo hasta que yo vuelva. Salió por la puerta. Mientras miraba a través de la ventana de la cocina, estaba allí un segundo, y el siguiente, un zorro rojo brillante se paseaba en el bosque.
Chase salió de la habitación, y suavemente se acercó a Tom.
- Tomo a Maggie, ¿verdad? Me dijo Iris. Ella obligada como Tom, me miró desde el sillón con una dulce sonrisa que no había visto en mucho tiempo.
- Ha estado bien segura conmigo, señorita. ¿Puedo hacer algo para ayudar?
Me ganó aún más. Estaba empezando a ver por qué Titania lo había mantenido a su alrededor.
- Confía en mí, Tom, nos estás ayudando mucho, incluso si no lo sabes. Ahora quiero que te incline hacia atrás y cierres los ojos. Es hora de una siesta.
Lancé el hechizo, con la esperanza en el infierno que tenía que hacerlo bien. Cuando cumplió mi orden, le puse una mano sobre la frente, y la otra en el hombro.
- Oye, pero olvida. Sigue el sueño, de la Madre Luna.
Las palabras flotaban en el aire por un momento y luego se establecieron sobre él como un sudario, abrazando a su cuerpo. No hay confusiones en esto. En cuestión de segundos, Tom estaba respirando suavemente. Me agaché a susurrar en su oído.
- Ven conmigo, yo veré tu paso, Tom.
Se puso de pie. Tomé su mano y lo condujo hasta la entrada secreta, que Iris había abierto. Sostuvo a Maggie firmemente en un brazo, esperando a que condujera a Tom bajar las escaleras, y luego vino detrás de mí. Llegamos a la sala de estar de Menolly, y ayudé a Tom a sentarse en el sillón tapizado. Iris le cubrió con una manta.
- Va a dormir por varias horas, le dije.- Hagas lo que hagas, no lo lleves arriba hasta que volvamos. Si algo sale mal y sospechas del peligro, toma su collar y a Maggie y escóndete de la mejor manera posible. Si no volvemos, vete con el colgante hacia el portal de la abuela Coyote, y dirígete a la reina élfica.
Le di a ella y al cachorro gárgola que hacía ronquidos un abrazo, luego regresé a la cocina, cerrando la puerta detrás de mí biblioteca.
Antes de que pudiera llegar a la sala de estar, Menolly vino corriendo a la cocina, maldiciendo. Estaba molesta, eso era evidente. Sus ojos brillaban intensamente de rojo, y sus colmillos estaban fuera.
- Uh-oh, ¿qué pasó?
- Wisteria decidió probar y jugar con el vampiro-, Menolly dijo, mirando sobre su hombro.
Dalila entró en la cocina más lentamente. Tenía una mano en su cuello, y vi un hilo de sangre corriendo entre sus dedos.
- ¿Por las siete estrellas que te pasó?
Corrí y tiré de la mano que tenía sobre la herida. Menolly tenía razón. Wisteria obviamente había plantado sus labios en el cuello de mi hermana, pero no era exactamente una picadura de amor. La sangre salía por la herida, y un extraña pus verde ya rezumaba de los bordes dentados.
- Quería un trago de agua, muy bien. Luego atacó a Dalila, que fue la fiesta de la copa-. Menolly resopló, se sentó en una silla, cruzando las piernas con un tiro elegante.
- ¿Sigue viva?
Después de haber visto a mi hermana en acción, no mantuve la esperanza de mucho, pero Menolly me sorprendió.
- Sí, dejé nuestro precioso rehén con vida. No puede liberarse sin ayuda, sin embargo-, dijo, una sonrisa maliciosa que jugó en su cara.- Sé cómo hacer nudos, y créeme, sentirá cada músculo de su cuerpo durante varios días. Dalila cedió a mi alboroto y me dejó lavar y vendar la herida. Parecía desagradable, pero le rocié inclusive un polvo antibacteriano que nos habían dado los curanderos en otro mundo y lo cubrí con una gasa.
- Yo podría decir que te lo dije, murmuré.- ¿Cuándo vas a aprender a escucharme?
- Eh, cállate-, Dalila dijo, con una sonrisa en la comisura de sus labios.- No te preocupes, yo no voy más a sentir lástima por ella-, añadió.- No puedo creer que trataba de rasgar un pedazo de mi cuello.
- Pareces sorprendida.
- Sólo pensé... nunca pensé... Dalila dirigió la mirada hacia mí, y yo sabía lo que le estaba molestando.
- Cariño, es posible que juegues limpio, pero nuestra Wisteria es el enemigo. Nunca lo olvides-, le dije, cuidadosamente coloqué cinta a los bordes de la gasa.
- Estos demonios están fuera de la sangre inmortal. Están a cargo de ese mundo, y nuestro mundo, y no van a hacer las paces, ni dejar a las mujeres y los niños vivos. No podemos permitir que tengan éxito.
Sus labios temblaban. Mi hermana corazón blando, que siempre quiso creer lo mejor, para centrarse en lo positivo, para eliminar la negativa de la pretensión de que no estaba allí, estaba empezando a entender la parte de las cicatrices que tienes de la guerra. Una lección dura, pero uno tenía que aprender.
- Supongo que tienes razón, dijo.- Pero no puedo imaginar cómo uno de los nuestros iría en alianza con ellos. ¿No puede Wisteria comprender que los demonios la van a matar?
- Traté de decírselo, pero se rió en mi cara.
- ¿Antes de que ella te mordiera en el cuello? Guardé la gasa y polvo antibiótico y me lavé las manos.- Escúchame. Las personas, los seres humanos y hadas e inmortales incluidos, escuchan lo que quieren escuchan y creer lo que quieren creer. Es la naturaleza de la vida. Ahora, tenemos que esconder a Wisteria en algún lugar antes de que tire la ubicación hechizo para localizar el paradero de Lucas. Alguna idea sería muy apreciada.
- No creo que debamos ponerla afuera. Si Lucas se muestra, va a ponerla en libertad, y entonces estaremos hablando de dos puestos de trabajo de un solo golpe-. Menolly miró a su alrededor, con el ceño fruncido.- ¿Y el cuarto de las escobas? Puedes bloquearla allí con uno de tus bloqueos de magia. - Uh-huh. Al igual que alguna lo hice para mí.
Los intentos de mi mentor de enseñarme a emitir cerraduras con la magia habían sido una gran pérdida de tiempo para los dos. Hasta la fecha, había conseguido hacerlo bien exactamente tres veces después de tratar unas cien veces.
- Puedo probar, pero no garantizo los resultados.
- Eso es reconfortante. Oh, demonios, hay una posibilidad, y no tendría mucho tiempo para saber si tú puedes hacer que funcione-. Se puso de pie.- Voluntarios para ayudarme a llevar el monstruo de aquí.
Sacudí la cabeza.
- Menolly, que una gran confianza tienes en mí, o crees que eres lo suficientemente fuerte como para soportar todo lo que puede tirar de ti. Está bien, ir a por ella, y voy a intentarlo. No te prometo nada.
Llevaba la amordazado Wisteria a la cocina, Dalila frunció el ceño, pero felizmente abrió la puerta del armario. Menolly arrojó dentro a Wisteria, no muy suavemente. Estaba a punto de cerrar el armario, cuando un golpe en la puerta de la cocina se lo impidió.
Chase y Dalila sacaron sus armas. Menolly hizo una pausa, esperando, caminó a la terraza y miró a través de las cortinas. Era Morio. Abrió cautelosamente la puerta, y él entró, parándose con una mirada de asombro al ver el armario abierto, la cabreada floraed y el cuello vendado de Dalila. - ¿Qué pasó?
- Wisteria decidió probar suerte en chupar la sangre. Vamos a encerrarla en el armario, y llegaste justo a tiempo para unirte a nosotros. Después de eso, voy a lanzar el hechizo para encontrar la ubicación Bad Ass Lucas-. Cerré la puerta firmemente.- ¿Hablaste con la abuela Coyote? ¿Qué te dijo?
- Soy rápido en mi forma de zorro, dijo Morio.- Y sí, la encontré. Está dispuesta a dejarnos usar el portal. ¿Supongo que uno de ustedes sabe la mecánica de la transferencia?
Menolly levantó la mano.
- Yo lo sé. Aprendí de Wayfarer. Hablando de eso, probablemente le diga adiós a mi trabajo cuando la Oficina de Auditoría Interna se entera de que no me presenté esta noche.
- Lo dudo, teniendo en cuenta... Me detuve, Wisteria se reanimó.- Silencio. Nuestro espía está escuchando.
Con eso, Menolly cerró la puerta del armario y se quedó atrás.
- ¡Fuego a discreción!
- Gracias, señora Vampiro-. Yo no podía creer que iba a tratar esto de nuevo. Casi nunca he podido dominarlo.- Como he dicho, por lo general me sale mal, por lo que sugiero a todos ustedes se pongan a cubierto para evitar ser golpeado por una reacción si esta cosa explota en la cara.
Cuando todos se habían retirado a la sala de estar, me he centrado en convocar a la magia para cerrar puertas de madera, puertas de barrotes y los secretos sellados. Fluía a través de mí, clara al principio, corriendo y aumentando de espesor en mis venas. Mi padre era un maestro en este hechizo, era una habilidad innata de él, y yo había heredado el poder, pero con un toque patético.
Traté de poner mi atención fuera en la posibilidad del fracaso, para concentrarme en el éxito, pero una vez más, hubo un desplazamiento familiar, como si la energía alcanzara un cierto punto y luego se estancó. Lo siguiente que supe, fue que la fuerza que salió corriendo de mis manos envolvió la puerta del armario y las bisagras explotaron, un fragmento de hierro se me incrustó en el brazo. - ¡Maldita sea el infierno al más alto!
Mi brazo ardía como una madre. Agarré el antebrazo, donde un fragmento de dos pulgadas de metal se había alojado en mi propia carne. La puerta, liberada de las bisagras o cualquier otro mecanismo de cierre, se tambaleó y cayó hacia mí, y yo apenas logré saltar fuera del camino antes de que aterrizara en el suelo con un golpe seco. Y que se hizo cargo de las esperanzas de atrapar a Wisteria por arte de magia en el armario.
Los demás se apresuraron en cuanto vieron la sangre, Morio me agarró del brazo y lo inspeccionó. Hizo un gesto para que me sentara en la mesa, y Dalila rápidamente fue a buscar los mismos medicamentos que acababa de terminar de usar en ella.
- Simplemente no podías soportar el hecho de que estoy usando un vendaje de alta costura, ¿verdad?, bromeó.
Le di un resoplido.
- Oh, sí, es toda la envidia en la Corte y la Corona de este año. Oí que la reina lucirá una igual cuando Tanaquar se haga con ella-. Suspiré, deprimida.- Mi magia había estado trabajando muy bien el último par de días. Me estoy colocando bien en las cosas de limpieza, pero creo que no podía durar para siempre.
Menolly tiró a Wisteria fuera del armario. El floraed tenía un brillo triunfal en los ojos, y yo quería golpearla, pero me abstuve.
- Voy a tener a nuestro visitante aquí en la sala de reservas, dijo Menolly. No hay ventanas, y sólo tendremos que cerrar la puerta con una llave y esperar lo mejor.
Ella se apartó, llevando a la mujer por encima del hombro como se puede llevar un bate de béisbol.
- Buena idea, murmuré.- Sólo espero que mi fracaso súbito no presagié el mismo fracaso en la localización de Mr. Bad Ass.
Morio buscaba unas pinzas.
- Inhala, luego exhala fuertemente, mientras saco esta cosa de tu brazo.
Obedecí, chillando cuando arrancó la lengüeta de metal de mi carne.
- Podrías haberlo hecho un poco más suave,- le dije, pero él sacudió la cabeza.
- Haría más daño de esa manera. Esto va a picar cuando lo limpie, pero hay que asegurarse de que no hay virutas de metal allí.
Mientras vertía el agua sobre la herida, apreté los dientes, con la promesa a mí misma de no gritar. Cuando se secó espolvoreó el polvo de los antibióticos, decidí olvidarme de mi dignidad.
- Gran Madre, ¿estás tratando de torturarme?
- Respira, respira-, dijo, acariciando la palma de mi mano con un dedo. Cuando su carne tocó la mía, comencé a perder la noción del dolor, y cuando él pasó los dedos hasta la muñeca, me había olvidado por completo de ello, seguí los movimientos de seda de su piel de mi propio pastoreo.
- Así es, sólo tienes que seguir mi voz, exhala el dolor, sólo sientes placer.
Su mirada se cruzó con la mía, y yo quería ir a él allí mismo. Fue sólo con dificultad que saqué mi atención.
- ¿Te sientes mejor?- preguntó, con una sonrisa en la comisura de sus labios, y el tono cálido de su cuerpo alejado de nuevo de mi aura.
Miré alrededor del cuarto. Dalila y Chase me estaban mirando, y me pregunté si sabían lo cerca que había llegado a tener un orgasmo allí mismo, en la cocina.
Morio había estado utilizando sus poderes de mekuramashi en mí.
- Tú debes poner eso en botellas y venderlo-, le dije con voz ronca.- Me gustaría comprar una caja entera.
- Muy feliz de ayudar. Yo te ayudo más, más tarde.
Su voz era lo suficientemente baja como para que sólo yo la pudiese oír.
Tragué saliva, pensando que cuando acabáramos con Lucas, sólo había una manera segura para aliviar la tensión que tenía abajo.
- Cuando tengamos el tiempo, dije, y él se inclinó y colocó un beso en mis labios.
En ese momento, Menolly volvió.
- Wisteria está encerrada y la llave está a salvo conmigo-. Ella la sostuvo en alto para que la veamos, entonces se la metió en el bolsillo.- Ahora, ¿qué pasa con Luke?
- ¿Qué pasa con Lucas, en efecto?
- Creo que no hay que postergarlo.
Hice un gesto a la sala de estar, y nos reuníamos alrededor de la chimenea.
- Si esto funciona como lo hizo con la arpía, entonces estamos en problemas.
Dalila sacó su largo cuchillo. Las armas no le harían daño a Lucas, a menos que tengamos una AK-47, y ni siquiera estaba en el arsenal de Chase. Menolly extendió sus uñas. Morio cerró los ojos, y pude sentir el aumento de la energía alrededor de él y llamó su magia. Chase sacó un arma de su chaqueta, que yo nunca lo había visto ejercer. Un par de nunchakus acero. Le di una mirada inquisitiva. Él sonrió.
- Tengo un curso en la defensa personal al igual que simplemente tirando de un gatillo, Camille. Confía en mí, sé cómo utilizarlos. Tú dijiste que las balas no serán eficaces contra un demonio del calibre de Lukas, y de alguna manera, no creo que dándole una palmada servirá de nada, ¿verdad?
Yo me reí.
- Chase, ¿estás bien? Bueno, estamos listos. Ojalá Trillian estuviera aquí con nosotros, podemos utilizar sus talentos. Vamos a ver-, le dije, mirando alrededor.- Necesito mi cuenco, junto con una botella de agua clara de manantial.
- Voy a buscarlo-, Dalila dijo, subió las escaleras de dos en dos.
- ¿Es todo lo que puedo hacer? Chase preguntó, mirando alrededor de la habitación.- ¿Necesitas mover un mueble o algo?
- Gracias. Velas hay luz, pero Lucas es una criatura de fuego, y si se muestra en la sala de estar, yo no quiero ir en llamas. Se podría utilizar en su ataque y quemar la casa solo mucho más fácil-. Me frunció el ceño mirando a su alrededor mientras yo trataba de evaluar lo que pueda necesitar.- Lo sé. Tú puedes obtener el extintor de incendios de la cocina. Tal vez podríamos dejarlo ciego con él. Al menos temporalmente-. La verdad es que yo no tenía idea de qué efecto tendría con la espuma en un demonio, pero podría intentarlo.
Chase corrió a la cocina y trajo el extintor. Lo puso a mi lado, le cogí su mano en la mía.
- Chase, espero que tú y Dalila puedan disfrutar de lo que han encontrado juntos, todo el tiempo que dure-, dije, manteniendo la voz baja. Por todo lo que sabía, Menolly y Morio eran capaces de escuchar, todos nosotros teníamos una mejor audición que un FBH, pero Chase no tiene que saber. - He sido bastante sarcástico contigo durante estos meses-, continué.- Pero a Dalila le gustas, y parece haber perdido tu miedo a estar alrededor de ella.
Sus ojos brillaban.
- Sé que he sido un dolor en el culo desde que nos conocimos. Eres tan... no sé. ¿Vital? Pero la otra noche, cuando Dalila y yo estábamos trabajando juntos y solos, algo sucedió. Nunca le miré antes de eso, pero sin ti, podía ver todo lo concerniente a ella.
Yo quería decirle que no tenía idea de quién era ella realmente, que apenas le había arañado la superficie. Y yo estaba en lo cierto. Pero también sabía que él lo descubriría, y Dalila tenía que revelárselo.
- Sólo recuerda, es medio-inmortal. Y los inmortales pueden parecer humanos, pero no lo somos.
Su expresión me dijo que estaba a punto de sobrepasar mis límites, por lo que me aclaré la garganta y cambié de tema.
- Está bien, vayamos a la mesa de café en frente de la butaca, y aquí viene Dalila con el cuenco.
Dalila ya estaba en la habitación, mi cuenco en una mano y en la otra, una botella de agua que venía desde el río Tygerian en Otro Mundo.
El Tygerian era un manantial sagrado que brotó de un lugar alto en las montañas. Corría tan rápido y tan rápidamente que se había convertido en un río. El agua continuamente bendecida por un grupo de sacerdotes que vivían lejos hasta las laderas del monte Tygera en un antiguo monasterio. La Orden de la Daga de Cristal fue una de las hermandades espirituales más antiguas en otro mundo, y los monjes eran tan solitarios como lo fueron los mortales. Sin embargo, no tenían objeción a las personas que usan el agua bendita, siempre y cuando nadie herido o contaminado entrara en el río, el monasterio, o la montaña.
Me sirvió el agua en el cuenco y la puso sobre la mesa, esperando un momento para que las ondas de energía llegaran a un acuerdo. A pocos destellos la luz juega en la superficie. Hice señas para que todos puedan estar sentados.
- Cuando comience, por favor, hagan silencio. Si Lucas viene arrasando a través de algunas puertas de enlace del infierno, entonces tú serás el primero que atacará, porque le va a tomar un momento para salir del trance. ¿Están preparados?
Todos asintieron.
Tomando una respiración profunda, yo cerré los ojos. Yo no tenía nada que haya pertenecido a Lucas, tendría que usar una variante del hechizo de ubicación. Bajé en el torbellino de la energía, y la plata líquida corrió por mis venas, formando una pregunta en mi mente
- ¿Dónde está el demonio Lucianopoloneelisunekonekari? ¿Dónde está él ahora?
Abrí los ojos y miré en el agua. Después de un momento, una niebla empezó a formarse sobre la superficie, como una espiral de ADN. Tornados miniaturas azotaron el recipiente formando burbujas en la niebla, cada vez más para formar un marco ovalado por encima de la mesa. El marco de un desfile vertiginoso de fuego Cuento bailando.
Lentamente se levantó, mi cuerpo temblaba. Yo había lanzado este hechizo un par de veces antes, nunca había visto este tipo de respuesta y no estaba segura de qué esperar. ¿Debo gritar a todo el mundo que corran por las colinas?, o ¿que finalmente puedo decir que había realizado una hazaña magnífica de magia y mi mentor estaría orgulloso?
Pasaron cinco segundos, luego diez, luego medio minuto. Sin embargo la niebla en espiral, seguía reflejando el óvalo de las luces. Justo cuando estaba a punto de escribir que fuera a un espectáculo bonito y nada más, el fuego Cuento comenzó a formarse. Una escena formada, muy parecido a una pantalla de televisión, pero no estábamos viendo Leno o Letterman. Una casa rosa en la distancia, y de inmediato lo reconocí como nuestra propia casa, cierne bajo la luna llena. Las nubes construidas, que amenazan con cubrir el cielo. Un bosquecillo de cedros y abetos y abedules rodearon el patio trasero, y un comedero para pájaros colgado en uno de los más grandes abetos que reforzó el camino de tierra que conducía desde la valla que rodea la casa hasta la línea de árboles.
Soné los dedos.
- Bingo, estamos viendo la casa desde el interior del bosque. En la parte trasera.
Incluso mientras hablaba, una oleada de ira corriendo a través de mí y tuvo que ser Lucas. Fue ahí, en alguna parte.
- ¡Yo sé lo que está pasando! En lugar de mostrarnos dónde está, el hechizo nos muestra lo que está viendo.
Emocionada, se cayó mi atención, y la niebla se disipó de inmediato.
- Es la parte de atrás en el bosque.
- Se ha escondido en el bosque de cedro-, Dalila agregó.
- Y yo sé exactamente donde está. ¿Sabes el camino que conduce al estanque Birchwater? Ese es el camino. Reconozco el comedero para pájaros.
Una mirada culpable iluminaba su rostro, y tuve la sensación de que había estado rondando en torno a los bosques en forma de gato. Me llamó la expresión y sonrió. Sí, el gato se comió el canario, bien.
- Vamos a salir a su encuentro-, le dije.- Yo no quiero que se acerque lo suficiente para destruir nuestra casa.
- Olvídense de la casa. Yo no quiero la destrucción de nosotros-, Menolly murmuró. Ella flexionó la espalda, ligeramente arqueada.- Muy bien, ¿vamos a tomar el estruendo de él?
Renuncié a nuestra muerte inminente, asentí.
- Vamos a empezar a movernos.
Estábamos a punto, cuando sonó el timbre. Con cautela me asomé por la mirilla. ¿Seguramente Bad Ass Lucas no venía tocando la campana como una vendedora de Avon? Asustada, abrí la puerta.
- ¿Qué?
Humeantes estalló en una amplia sonrisa y mostrando los dientes.
- Pensé que podrías utilizar un poco de ayuda-, dijo.- Tuve una sensación de que algo estaba bajando, así que estoy ofreciendo mis servicios.
Sin palabras, miré al dragón. Hombre. ¿Dragón-hombre? Su mirada nunca salió de mí, yo le hizo pasar a la sala de estar.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 2:00 pm

Capítulo 19


- ¿Qué diablos estás haciendo aquí?
Finalmente encontré mi voz.
- ¡Ah, Camille!-, dijo.- Contento de verte, también.
Me estremeció. ¿Sabía mi nombre? No es una buena señal, no es una buena señal en absoluto.
- ¿Cómo?
- ¿Descubrí tu nombre? No fue difícil. Titania y yo tuvimos una pequeña charla. Ella puede ser muy detallada cuando está sola y borracha. Echa de menos a Tom, por lo que fue mordiendo el néctar. Ella no tiene la capacidad de resistirse al alcohol como solía hacerlo-, agregó.
Yo no sabía si se estaba riendo o no detrás de sus ojos glaciales. De alguna manera Titania había conocido a mi nombre y así, por supuesto, ahumado también lo hizo. De hecho, probablemente sabía todos nuestros nombres ahora, pero yo esperaba que no abusara de ese conocimiento. Al menos, no hasta que Lucas estaba bien y verdaderamente fuera del camino. Después de eso, tendríamos que ser cautelosos.
- ¿Vas a ayudarnos a matar a Lucas?
- Supongo que, aunque he oído rumores de que el demonio que anda por ahí en el bosque es un paquete de risas-. Humeantes resopló en mi mirada aguda.- No pienses que estoy desorientado en cuanto a lo que está pasando. No voy a ser capaz de cambiar en mi forma natural dentro del bosque, sólo puedo hacerlo en un claro. Pero tengo otros trucos en la manga que pueden ser útiles.
Después de presentarle a Menolly, nos dirigimos hacia la puerta trasera. La luna estaba en su apogeo en el cielo, ella era una astilla lejos de ser completa, y pude sentir su atracción sobre mí. Dalila podría, también, su forma se estremeció y tembló, apenas podía mantenerse junta. Ella iba a estar bien esta noche, pero mañana será otra historia. Teníamos que terminar esto antes de mañana. El bosque reforzó en contra de nuestro patio, era de veinte acres de buena revisión con un camino que conducía a la charca Birchwater. Cubierta de maleza, la espesura estaba compuesta principalmente de cedro y pino, de abedul y arándano y helechos. Arces viña hizo su paso por el bosquecillo, y un roble vigilando aquí y allá, pero en su mayor parte, la maraña era tan densa que eran casi imposible los viajes fuera de la ruta.
- ¿Hasta qué punto está el comedero para pájaros en el camino?-, pregunté. Lucas no podía estar muy lejos, ha estado buscando en nuestra casa. De hecho, tuvo las ocasiones, él nos estaba observando en este momento. No había mucho que hacer al respecto, pero cada segundo que pasaba le dio eso más tiempo para reunir sus fuerzas.
- A unos pocos metros-, dijo Dalila-. No mucho. Espero que no haya resbalado a través de la maleza con la idea de que podría colarse en la casa mientras estábamos fuera.
Le fruncí el ceño. No había pensado en esa posibilidad.
- Sólo tenemos que esperar y rezar para que Bad Ass no sea tan inteligente como tú.
Cerré los ojos por un instante, busqué en el área cualquier signo de actividad demoníaca. ¡Bingo! Más cerca de la glorieta. Él no estaba en el bosque, y él se dirigía a la casa. Dirección de giro, corrí lo más veloz que pude, gritando en la parte superior de mis pulmones. Inútil tratar de darle una sorpresa, pero tal vez podríamos dialogar con él antes de que él se metiera y se rompiera el lugar en el suelo.
Los otros, tomados por sorpresa, siguieron de un golpe detrás de mí. Podía oír la caída de los zapatos sobre la hierba mojada cuando se acercaban a la glorieta. Y entonces Lucas salió de detrás del adoratorio ornamental. Me detuve de golpe, y Humeante tropezó conmigo. Sentí su mano sobre mi culo, pero no tuve tiempo de sacudírmelo.
Bad Ass Lucas era un nombre inapropiado. Bad Ass Lucas trajo a mi mente un jugador de fútbol borracho, o un ciclista impulsivo. Pero Lucianopoloneelisunekonekari no era gamberro humano. De una buena estatura de ocho pies de alto, Lucas podría ser humano en la altura y en la forma, pero todo parecido terminó ahí. Ningún demonio simple, tampoco. Ojos hundidos reflejan los incendios de los reinos inferiores, y los brazos y las piernas cubiertas de vena congestionada, musculoso más allá de cualquier sueño de esteroides. No llevaba ropa, y él era un hombre duro como una roca era evidente. También era evidente que era lo suficientemente fuerte como para extraer la cabeza de un buey. Pobre Bolas no tenía oportunidad, así que ¿dónde nos deja esto?
Me quedé inmóvil, paralizada por un vasto flujo de miedo. Humeantes se separó, y yo me preguntaba si iba a cortar y correr, pero luego vi que estaba tratando de ganar algo de distancia para que pudiera transformarse en su propio dragón.
Morio se abrió paso a mí alrededor, moviéndose a un lado mientras miraba el casco que estaba caminando lentamente en nuestro camino.
- ¿Qué hacemos? ¡Oh, Gran Madre!, ¿cómo podemos tomar la bestia? ¡Es enorme!
Dalila parecía al borde del pánico. Ella chilló de nuevo cuando Lucas abrió la boca, y una nube de gas surgió.
- ¡Veneno!, dijo Morio.- Él puede usar veneno, lo huelo desde aquí. ¡As tu mejor esfuerzo para conseguir estar detrás de él, porque no quiero que la respiración sobre ti!
Santa madre de las montañas. Justo lo que necesitábamos. El gas venenoso, y los brazos lo suficientemente fuertes como para aplastarnos. Me sacudí de mi parálisis y llamé a la Madre Luna.
- Te necesito esta noche, Madre Luna. Vierte todo lo que tienes en mí, aunque las lágrimas me aparten. ¡Señora, envíame tu poder!
Levanté los brazos al cielo, las nubes que habían derivado en la luna se separaron. Vigas de plata tocaron mis dedos, y una fuente de energía se apresuró a través de mis brazos, en mi corazón, escalonamiento en la noche salvaje.
Chase sacó sus nunchakus, sosteniendo un palo, mientras que girando la otra en la cadena que los unía.
- Si en abanico, no puede matarnos a todos a la vez," dijo, y yo podía oír el temblor del miedo en su voz. Pero me maravilló que un FBH podría enfrentarse a un enemigo y no estar acurrucado bajo el arbusto más cercano.
- Tienes razón ¡hacia fuera!
No había lugar para la duda, no hay lugar para el miedo. Teníamos un trabajo que hacer y un deber tanto a otro mundo y como en la Tierra.
Menolly pasó junto a mí.
- Bueno, yo no puede ser afectada por su veneno, dijo sin parar.
Empecé a agarrar el brazo, pero la dejé ir cuando ella dio un leve movimiento. Se precipitó hacia él.
Lucas hizo una pausa, mirando a la mujer menuda y pálida que estaba delante de él, la cabeza baja.
- ¿Envían a mí a los más débiles, para empezar?
Su voz resonó en el patio, pero cuando Menolly levantó la cabeza, dejó de reír. No podía ver su cara desde donde yo estaba, pero yo sabía lo que parecía en el modo de caza. Lo había visto cuando atacó a la Babbler Psycho. Los ojos brillantes. Boca elaborada para revelar colmillos largos y brillantes. Lucas dio un paso vacilante hacia atrás, y pude oír la ingesta aguda de la respiración mientras contemplaba su incertidumbre.
- ¿Vampiro?
Mirando desconcertado, inclinó su cabeza durante una fracción de segundos. Esa pausa fue todo lo que Menolly necesario. Voló, se lanzó en el aire con una velocidad que era impresionante. Lucas gritó y trató de saltar hacia el lado, pero mi hermana era más rápida, y aterrizó en su pecho, aferrándose a él con sus garras. Ella llevó su cabeza hacia atrás, luego clavó su dentadura directamente en su cara.
Buena chica, pensé. Ella estaba tratando de impedir la exhalación de su veneno para que pudiéramos entrar. Tenía las manos alrededor de su cintura, tratando de quitarle su frente, pero ella se mantuvo firme, colmillos enterrados dentro de la mejilla. Le arrancó los ojos con las uñas, y él volvió a rugir.
La arrojó y voló en círculos alrededor hacia la derecha. Ya había preparado el relámpago en mis manos, me fijé que ahumado había encontrado un lugar bastante grande en el que completó su transformación. Un dragón blanco majestuoso ahora estaba alrededor del patio trasero, aplastando a los rosales. Apuntó a Lucas, y una acumulación de humo salió de su nariz, pero en vez de fuego, no habría hecho nada bueno en absoluto, soltó un rugido y sonó en el suelo, temblando el patio. Todo el mundo se tambaleó.
Me las arreglé para mantener mi equilibrio, y el momento en que me mantuve bastante firme, dirigí a por Lucas y dejé el rayo volar de mis manos, golpeándolo en la espalda. Combinado con el terremoto causado por la cola de ahumado, el ataque obligó a Lucas a dejar a Menolly. Se dejó caer al suelo, tropezando lejos a vomitar. Sangre demoníaca bueno, está bien.
En el momento en que Menolly estaba fuera del camino, Morio gritó:
- ¡Kitsune-bi! y un rayo de Fire Fox brilló en la cara de Lucas. Gritó, Sacudiendo la cabeza cuando la luz cegadora iluminó la noche.
Mientras que Lucas se frotaba los ojos, Dalila limitada, pensé que iba a recortarlo con el cuchillo, sino que sacó una botella grande de su bolsillo y le salpicó con agua. De la piel de Lucas, afloraron llagas, debe haber utilizado ¡agua Tygerian bendita!
Rugió de nuevo, balanceándose con furia, y la golpeó en la cara, lanzándola a unos veinte metros hacia atrás. Dalila giró en el aire, aterrizando en cuclillas. Deja a un gato aterrizar en la tierra en sus pies.
En ese momento, Lucas se volvió, y me encontré frente a su furia. Aterrorizada, su vista parecía haberse despejado y no había nada que le impidiera exhalar su veneno en mi cara, me golpeó con uno de esos gigantescos puños, dando traspiés, corriendo para el bosque.
Al llegar a la línea de árboles, sentí la ola de calor de una explosión detrás de mí y escuché el crepitar de las llamas. Yo no tenía tiempo para mirar por encima del hombro, pero yo sabía que Lucas había desatado su espada de fuego. Salté sobre una zarza, sólo para encontrarme a mí misma hasta el tobillo en un agujero de barro.
Ya liberada de la suciedad, el ruido de los árboles me dijo que el demonio venía tras de mí. Me metí en otra dirección, lanzándome en torno a los beneficios naturales y enganches hasta que me encontré cara a cara con un árbol que debe haber sido de cuatro pies de diámetro. Cubierto de musgo, era resbaladizo, y mientras trataba de trepar sobre él, pude oír las maldiciones ilegibles de Lucas cuando él se retorcía por el bosque.
¿Qué iba a hacer? Padre nos había advertido que el fuego no le haría daño al demonio, ni encantos o armas de fuego. A menos que tengamos una torreta de tanque o un cañón descomunal a la mano, el plomo estaba fuera de suerte. Por fin encontré un punto de apoyo y me encaramé en el árbol, en cuclillas sobre el suelo del bosque detrás del tronco del árbol. No es la mejor portada, pero mejor que nada. Silencio repentino. Yo respiraba de forma que no fuese tan profunda para que no me oyese, incluso las respiraciones suaves pueden ser lo suficientemente audibles para él. Después de un momento, le oí dar un paso, luego otro. No debe haber visto cuando caí detrás del árbol, y le bloquea ver el calor de mi cuerpo. En cuclillas corrí a través de las opciones disponibles.
Podría disparar otra explosión de energía en él, pero no lo dañan. ¿Cuál sería la mejor forma de apagar el fuego de un demonio? Agua... agua bendita. Pero necesitaríamos una piscina llena de ella. ¿Qué más puede afectar a Lukas? Sacudí mi cerebro y entonces, entonces yo lo sabía.
La única debilidad del demonio.
Padre había sido el único superviviente de los guardias que atacaron a Lucas. El demonio había cortado con su gas venenoso, y mi padre había tenido la suerte de estar de pie fuera de su alcance. Nos había dicho que la única manera que había escapado fue cuando logró apuñalar a Lucas con la espada. El demonio estaba a punto de girar cuando padre tomó un giro ciego. Su espada se clavó en el demonio, sumiendo la punta en Lucas.
Lucas había caído, y padre había conseguido escapar, mientras que el demonio se dobló. Padre no había sido capaz de averiguar qué es exactamente lo que había ocurrido, porque el cuchillo no había tocado ningún órgano vital o realmente hecho mucho daño, pero no se quedó a averiguarlo.
Apenas pudo escapar con vida.
Cuando yo era niña, era la encargada de pulir la espada de padre para él. Con mucho cuidado había extendido una mezcla de cera de abeja y aceite en la cuchilla y limpiarla con un alto brillo. Es empañada fácilmente porque era de plata. Y eso es lo que había hecho el daño, no padre con su fuerza, pero la plata inherente a la hoja.
¡Lucas era tan vulnerable a la plata como los inmortales lo eran al hierro! Yo estaba segura de ello. Así que lo que necesitábamos eran armas de plata. O balas de plata. Un golpe causa dolor. Bastantes golpes, deben ser capaces de matar a Lucas.
Tenía que llevar la información a los demás, pero ¿cómo? ¿Debería tratar de transformarme o hacerme invisible? Un movimiento en frente de mí me llamó la atención. Un gato, un gato de oro para ser exactos, se metió en mi regazo. Tenía un collar azul.
Yo sabía que Dalila me entendía en su forma gatuna, por lo que me incliné lo más cerca a la oreja como pude, y lo más suavemente posible, dije:
- Las armas de plata matan a Lucas… le dio tiempo suficiente...
Dalila parpadeó y me lamió la cara, y luego se escabulló entre los árboles y desapareció en la noche.
Otro golpe me dijo que Lucas estaba ansioso.
- Salid ahora, y voy a hacerlo rápido, dijo.
He decidido renunciar a su invitación con encanto. Tal vez podría convertirse en un error o algo, cualquier cosa lo suficientemente pequeña como para hundírselo. ¿Pero si no funciona? Lo que si me convertía en una diana gigante de sus ojos, ¿o sólo si logra desatar una gran bocanada de humo? Yo estaría muerto.
Y entonces el bosque se estremeció con el gemido de los árboles y el ruido de las ramas. ¿Qué diablos?
- ¿Grrmph?
Parecía que le habían dado un golpe desagradable en la espalda. Enderecé mis hombros cuando se desató el caos. El bosque se encendió como Washington, DC, el cuatro de julio, y muy a mi pesar, una rama encendida cayó junto a mí. Luchando en mis pies, me di la vuelta.
Lucas se vio envuelto en una batalla con ahumado, que había conseguido calzarse a través del bosque, derribando varios árboles en el proceso. Lucas había soltado un chorro de fuego, que no hizo más que ceniza hasta ahumado, y ahora ahumado estaba rompiendo a Lukas con sus garras en una escena que me recuerda a Godzilla contra King Kong.
En ese momento, Morio, Chase, y Dalila entraron corriendo a la escena, llevando las espadas de plata que se conservan en el mueble de la sala. Ellos atacaron, Chase y Morio balanceándose en la espalda. Humeantes cayó cuando Dalila fue desde el frente, con espada en mano.
Me apresuré de nuevo sobre el árbol y convoqué a los rayos de nuevo. Lucas bramó agudo, cuando le apuñalaron, tajos causados por la plata, sangre real perdida.
Y entonces yo sabía lo que podía hacer. En vez de despedir tenedores de un rayo, formé una gran flecha de luz brillante de plata y apunté a sus ojos. Voló hacia el verdadero objetivo, golpeando el punto muerto en la frente, donde se llevó en lo profundo. Gritó y luego, tambaleándose, cayó de espaldas al suelo. Dalila clavó su espada en su corazón, profundamente en su cuerpo. Lucas se arqueó, gritó una vez, y se derrumbó. Se había acabado.
- ¿Está realmente muerto?- Dalila preguntó, pinchándolo con su espada.
Humeantes brillaba y una vez más se quedó allí en toda su gloria beige. Se inclinó sobre Lucas, realizando varias comprobaciones que no tenía ningún deseo de participar.
- Está muerto. Se levantó y se limpió las manos en la cobertura del suelo cubierto de musgo.
- Tenía miedo de que todos fuésemos a ser carne muerta. Dalila se dejó caer en la más cercana rama y miró la espada.- Gracias a los dioses que Padre nos hizo traer estas cuando llegamos a Earthside.
Me tropecé con ellos y caí de rodillas al lado del dragón.
- La espada de Padre es de plata. ¿Recuerden que él nos contó cómo logró escapar de Lucas? Cuando pensé en ello, la única conclusión que podía llegar fue que era el metal, porque seguro que no fue el golpe, y no después de los ataques que esta criatura tuvo-. Un pensamiento repentino se me ocurrió, y miré a Morio.- ¿Espada, por favor?
Con una mirada de complicidad en su rostro, me la dio. Me extendió la mano vieja de Bad Ass Lukass y pasé la espada a través de cuatro de sus dedos. Chase hizo una mueca, e incluso ahumado miraba con recelo.
- Nunca sabes cuándo vas a necesitar uno extra-, le dije, quedándome con ellos.- Uno para la abuela Coyote, y tres para el gabinete de hechizo.
- Oh, muchacho, me gustaría que no había visto esto-, Chase murmuró. Dalila cayó junto a él, y él, instintivamente empezó a rizar su brazo alrededor de su cintura.
Me sonrió.
- Espera ver a Dalila ir tras un ratón. Te Va a encantar eso.
- Entonces, ¿qué vamos a hacer con su cuerpo y el de la Babbler Psycho? Morio preguntó.
- Yo diría que la lleváramos a través del portal con nosotros ante la reina élfica. Lethesanar si está demasiado ocupada para prestar atención al sagrado deber de la Oficina de Auditoría Interna en la vigilancia de los portales, entonces tenemos que convencer a alguien más en Otro Mundo que las cosas aquí se están calentando.
- Pero hemos matado a los demonios y encontramos el sello, dijo Chase.
- Uno de cada nueve.
Una puñalada de miedo pasó a través de mí, me espantó. Habíamos sobrevivido a esta batalla, era el momento de celebración.
- Chase, no hemos terminado todavía. Podemos no haber dejado a Shadow Wing conseguir el primer sello, pero hay ocho más, y cada uno puede darle una ventaja terrible contra la Tierra y OW.
- Está bien, ¿quién lo va a arrastrar a él? Chase dio un codazo a Lucas en su dedo del pie.- Yo no creo que ni siquiera podamos moverle.
- Oh, Gran Madre, dijo Menolly.- ¡Fuera de mi camino! Y con un abrir y cerrar de ojos, se izó a Lucas sobre su hombro y en silencio salió de la selva hacia la casa.
Chase me dio un sobresalto.
- Ella es fuerte.
- Ella es un vampiro, dije.
- ¿Son todos los vampiros así de fuertes? -preguntó, mirando un poco verde.
Le di una sonrisa.
- Chase, mi querida Menolly aún es joven y débil. Va a crecer en fuerza con el paso de los siglos. Ahora, ella es un neófito. Por eso es que nunca debes cruzarte con un vampiro a menos que tengas el ajo en tu bolsillo o una cadena de plata alrededor de tu cuello.
- ¿Qué pasa con la cruz?, preguntó.
- Un cuento de mujeres viejas y agradables, pero eso es todo lo que es.
Y con eso, me volví para seguirla.
Tuvimos un portal de cruz, y hasta que no nos encontráramos en los tribunales de la Reina Elfin, no me sentiría segura. En el momento en que llegamos a la casa, Iris y Menolly habían alertado de que todo estaba seguro, y la garra-haltija estaba sentada en la mecedora con Maggie en su regazo, los ojos muy abiertos y dispuestos a oír hablar de la batalla.
Le dimos el resumen, y miró el reloj. Hasta bien pasada la hora de las brujas.
- Menolly, si tú viajas a través del portal, corres el riesgo de volver aquí durante el día. Yo no creo que sea seguro que vayas.
- No hay problema. Sólo toma la floraed contigo, o voy a hacerla mi aperitivo.
- Oye, ¿alguna vez devolviste la llamada a Wade?, Le pregunté. - Hablando de incongruencias-, dijo, pero pude ver que lo pensaba.- Lo haré antes de irme a la cama esta mañana. Parece un buen tipo, y bien podría llegar a conocer algunos de los vampiros por aquí.
Se apoyó en el escritorio, mirando el reloj.
- Tengo que alimentarme de algo mucho más apetecible que el estúpido Psycho Babbler. Él y su amigo me revolvieron el estómago. Y quiero caer por el caminante. Tal vez pueda salvar la situación allí.
- Entonces, lo mejor es que te des prisa. Sólo tiene unas pocas horas hasta el primer semáforo. Y ten cuidado, todavía hay muchas preguntas sin respuesta.
Ella asintió y salió, tan silenciosa como la tumba. Después de ella se fue, me volví a Dalila.
- Vamos a tener que idear alguna manera para transportar estos demonios con nosotros. No podemos hacer que Menolly los lleve.
- No, pero yo puedo-, ahumado habló. Le di una mirada inquisitiva.- Nunca he visto otro mundo-, dijo.- Aunque por supuesto que sé de él. Creo que voy a ir. Puedo llevar los dos demonios muertos sin problema, pueden tomar el cuidado de la floraed.
Pude ver por la expresión de su rostro que se resolvió la cuestión.
- Bueno, supongo que te encargas de eso. Chase, tú e Iris quédense aquí hasta que regrese Menolly. Morio, te gustaría venir con nosotros hasta la abuela Coyote y luego volver a casa para vigilarla. Dalila, ahumado, y yo vamos a entregar a Tom y el sello.
Lo último que no quería como era otra expedición a través de los bosques, pero cuanto más mantengamos a Tom con nosotros, es más probable que los Reinos Sub vengan haciendo fuego para él.
Iris corrió a buscarlo, mientras que Dalila y yo subimos hacernos lo suficientemente presentables para un tribunal de Reinas. Me puse un vestido de plata hilado y una capa de color pavo real, pensé que esto iba a ser un viaje muy diferente de lo que esperaba.
Había estado esperando a ver a padre, pero con todo en el caos, es mejor evitar a Y'Elestrial como la peste. En su lugar, nos dirigimos directamente a Elqaneve, la ciudad de los Elfos. Simplemente era demasiado peligroso regresar a casa ahora. Y si Lethesanar se entera de lo que estábamos haciendo, acabaríamos en su calabozo, un destino peor que la muerte.
La expresión de Dalila me dijo que estaba pensando en lo mismo. Ella vestida con sus mejores pantalones de seda, una túnica de oro brillante en la parte superior y se colgó una cinta de color turquesa alrededor de las caderas.
- Será mejor que deje mi arma en casa-, dijo mientras se fijaba en su espada de plata.
- ¿Están listos?, pregunté. Ella asintió, y bajó corriendo la escalera. Junto con ahumado, que llevó a los demonios muertos, y Morio, que nos ayudó a mantener en jaque a Wisteria, nos metimos de nuevo en la noche y en el bosque.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   Miér Nov 24, 2010 2:03 pm

Capítulo 20



Viajando a través de un portal es un poco como caer en un sueño inducido por fármacos de elementos, dejando tras de sí una resaca desagradable y la clara sensación de que las leyes de la naturaleza se han violado demasiadas veces. Abuela Coyote había aceptado alegremente los dedos del demonio y marcado nuestra oferta final. Ella nos llevó hasta el árbol en el que el portal había sido segregado.
Nos derramamos nosotros mismos y los demonios a la luz que corrió arriba y abajo del núcleo del roble gigante, me tendió una débil esperanza de que quizás padre se había equivocado, que íbamos a saber de la Reina Elfin que todo estaba bien en Y'Elestrial.
El viaje duró sólo un instante, salimos del portal en el otro extremo, una gran caverna situada en medio de los Montes Barrow fuera de Elqaneve, el día ya había comenzado, y la luz solar escuchada a nuestro alrededor. El aire era limpio y celebró una carga mágica que me dijo que estábamos una vez más atrás en Otro Mundo. El campo vibraba con la vida, aquí el roble y el haya, la roca y el cristal, todos tenían su propia sensibilidad.
Mientras que también en Earthside, era fácil perderse con la estática de todas las personas, la electricidad y el puro ruido generado por el día a día la vida.
No pasó mucho tiempo para que los guardias nos encontraran a nosotros y acompañarnos a través de la multitud de espectadores. Ellos nos barrieron a través de las calles, llevando a los demonios y a Wisteria en un carro tirado por caballos. Las calles de Elqaneve estaban pavimentadas en adoquines, y las flores salpican las carreteras. Por la noche, brillantes luces brillaban Cuento para guiar a los duros de la vista de noche.
Los vendedores eran abundantes en las calles, vendiendo sus mercancías. Al parecer se habíamos golpeado la ciudad en día de mercado. Las madres llevaron a sus hijos a la escuela, mientras que los duendes a casa de compras para el día. Los Elfos no estaban por encima de los funcionarios, sino que los tratan bien en su mayor parte.
Todos se volvieron a vernos a nuestro paso. Eran educados aún distantes, pero debajo de la superficie pude sentir sus preguntas. Dalila y yo, obviamente media inmortales. Tom era un ser humano, pero no tanto. Y humo... no sería demasiado difícil para la mayoría de la gente saber que él era una especie de criatura mágica disfrazada.
Tom miró a su alrededor, sus ojos chispeantes como un niño que acababa de descubrir un armario de dulces secretos. Se me ocurrió que debe haber vivido en un lugar como este, cuando Titania primero lo llevó en su ciudad de Barrow.
Incluso si él no podía recordar, la magia le ha suscitado un cierto sentido de reconocimiento.
Cuando llegamos a la base del palacio, me llamó la atención del tribunal por modesto que el real se compara con la de Y'Elestrial. La reina Lethesanar agregaba esplendor y lujo. El palacio, sin embargo, mientras que las grandes plazas estaban llenas de brillantes alabastros, es muy simple en diseño y rodeado de jardines en lugar de las estatuas de lujo y Subtribunales. Los guardias nos llevaron a la gran sala, donde fuimos en busca de armas, y luego nos acompañaron a la cámara de la reina de Asteria.
La Reina Elfin sentada en su trono de madera de roble y acebo, tan brillante como la luna, y tan vieja como el mundo. Ella había sido la reina de Elfland incluso antes de la Gran División, y no se habló de su dimisión en los milenios que había pasado. Se puso de pie cuando entramos.
A mi lado, sentí temblar a Tom.
- Tú no me traes ninguna noticia buena-, dijo.- Tú me traes demonios muertos a mi ciudad, y una madera duende encadenada que parece ¿haberse vuelto loca?
Hice una reverencia.
- ¿Podemos hablar en privado? Tenemos mucho que decirle.
Ella nos llevó a una cámara cerrada y allí, con uno de sus asesores y tres guardias presentes, nos contó todo, incluyendo lo que nuestro padre había dicho que estaba sucediendo en Y'Elestrial. Al final de nuestra cuenta, estaba recostada en su silla, dando golpecitos con los dedos sobre la mesa, en su cara se reflejaba la repugnancia y la angustia.
- Tenía miedo de algo como eso, dijo.- Los reinos subterráneos están activos, tan activos que nos hemos visto obligados a hacer una tregua con nuestros enemigos nacidos. No me gusta que me pongan en esa posición, y todo es culpa de Shadow Wing. Lethesanar es una tonta. Se preocupa más por la información sobre sus propios placeres que lo que ella hace por su gente, y ella va a ser tomada por un palo o dos hasta que ella renuncie al trono y le pase el poder a su hermana. Si se niega...
Me aclaré la garganta, sabiendo muy bien lo que había dejado sin decir, pero yo mantuve mi boca cerrada. Yo no quería llegar a un acuerdo, en caso de que esto fuera una trampa para ver si leales a la Corte y la Corona. Y yo no quería estar en desacuerdo por la razón opuesta. Después de un momento, la reina tocó la cabeza de plata del bastón que estaba en el suelo. Aunque los elfos, hadas e inmortales mayores crecieron frágiles hace eones que eso cambió, son más fuertes que cualquier ser viviente.
- Bueno, entonces, supongo que tendremos que ver qué podemos hacer-, dijo.- Mientras tanto, usted debe volver a Earthside. Voy a averiguar más sobre los sellos y asignar mis propios guardianes para vigilar a los demonios. Estarás en contacto con nuestros agentes, así como agentes de la Oficina de Auditoría Interna.
- ¿Doble agentes?
Le pregunté, atónita. Traidora. Y, sin embargo, no teníamos ninguna posibilidad real de elección.
- Sí, agentes dobles. Cuando se recupere, enviaré a este Trillian para ti. Él será nuestro intermediario. Va a aceptar el trabajo, si sabe lo que es bueno para él.
Oh, sí. Trillian se va a morir de amor, pensé. Dalila me dio un codazo y un guiño.
La Reina hizo caso omiso de nuestra interacción.
- Te puedes ir. Un emisario se pondrá en contacto contigo dentro de unos días. Esto no ha terminado aún, mis hijas. Shadow Wing enviará más exploradores, y no descansará mientras haya focas en el mundo. No, una escaramuza ha terminado y salieron victoriosos, pero en cuanto a la batalla, sólo acaba de empezar.
- ¿Qué vas a hacer con el sello del espíritu?, Le pregunté.
La Reina Elfin apretó los labios.
- Tenemos un lugar seguro donde se almacenará y protegerá. No voy a decir dónde es porque mientras menos sepas sobre el paradero de los sellos espíritu, más seguro es. ¿Tú sabes?, no se puede revelar.
Aunque ella sonrió, sentí una pequeña amenaza para volver allí y me di cuenta que estaba pensando que si fuésemos capturados y torturados por Shadow Wing, no sería capaz de derramar secretos. La idea me puso seria, y mirando al suelo por un momento. Shadow Wing estaba obligado a darse cuenta de que habíamos matado a sus exploradores. No queremos ser objetivos primarios antes de tiempo.
- Vete ahora-, la Reina dijo en voz baja.- No se detengan por nada. Aplícate a la tarea que tienes a mano. Las Brujas del Destino pueden predecir el futuro, pero siempre existe el libre albedrío, y esa es su gracia salvadora, mi querida.
Con eso, se despidió. Al salir, miré a Tom.
- ¿Qué será de él? Le pregunté.
Ella me dio una sonrisa suave.
- Va a disfrutar de sus días aquí, y nosotros haremos lo que podamos para revertir los efectos del néctar de la vida. Necesita dormir, al igual que todas las criaturas, cuando les llega su tiempo. Ha sobrevivido a sus leyendas.
- Usted no le hará daño, ¿verdad? Le pregunté, capturándole la mirada.- Él no hizo nada malo, y ha protegido el sello durante cientos de años.
Ella me miró entonces, brillante y sabia, y por un momento, pude ver por qué su pueblo la amaba tanto.
- No vamos a hacerle daño. Tienes mi palabra. Ahora toma a tu amigo dragón, sí, ya sé lo que eres, bestias jóvenes y retornen a través de los portales. Hay mucho trabajo por delante. Pero usted tiene un aliado en mí, siempre y cuando se mantenga a Lethesanar ignorante de nuestro acuerdo.
Dalila y yo murmuramos nuestro consentimiento, y junto con ahumado salimos, tuvo la audacia de lanzarle un beso a la Reina, fuimos conducidos de nuevo al portal. Me detuve el tiempo suficiente para reponer mi alijo de agua Tygerian, pero al poco tiempo, ya estábamos de vuelta a la entrada de la cueva.
Miré hacia atrás, no quería salir. Otro Mundo fue la casa de mi padre, y yo quería quedarme. Y sin embargo, la Tierra estaba era la casa de mi madre, y junto con mis hermanas, yo le debía lealtad también. Y la Tierra nos necesita ahora. - ¿Están listos? Le pregunté a Dalila.
Ella asintió, aunque pude ver las mismas emociones contradictorias en su cara. Estábamos cogidos de la mano, ella, ahumado, y yo, y salimos a través del portal, al salir una vez más en un bosque lleno de lluvia. Me estremecí y tiré de mis ropas arropando más mi cuerpo. El Lexus estaba esperando al lado de la carretera más adelante Morio donde lo había dejado para nosotros. Hice una mueca cuando la lluvia sucia salpicó en mi cara.
Sí, la Tierra era mi casa tanto como otro mundo, y aunque estaba llena de contaminación y de armas horrendas, tuve una sensación de desesperanza, había magia propia. Si pudiéramos mantener a raya a los demonios, si pudiéramos dar vida a esa magia y hacer prosperarla una vez más, entonces tal vez el mundo de nuestra madre iba a sobrevivir.
- Tú sabes, que tengo uso de tu nombre, te doy mi palabra de que voy a mantener tu honor-, Ahumado me susurró al oído antes de subir en el asiento trasero.- No voy a abusar.
De repente, me sentí alegre, me amarré el cinturón de seguridad. - Vamos a casa-, le dije.- Trillian estará aquí esta noche, y todos necesitamos descanso. Hay que ponerse en contacto con Padre esta tarde para averiguar qué pasa en Y'Elestrial. Menolly necesita de resolver sus asuntos con Wayfarer... la Reina de Asteria tenía razón. Tenemos una carga fuerte de trabajo para hacer.
Dalila cerró su cinturón de seguridad.
- No creo que eso es exactamente lo que quería decir. Pero tienes razón, tenemos mucho que hacer. También debemos construir una casita para Maggie en la sala para darle un poco de intimidad.
- Eso no es una mala idea, dije, encendiendo la radio.- Apuesto a que le gustaría eso. ¿Te has fijado cuánto se ha encariñado Menolly con ella?
- Sí, lo hice... creo que será bueno para ambos-, Dalila dijo, subiendo el volumen. Y como llegamos a la carretera, los tonos cadenciosos de " Them of Gorillaz Demon Days" comenzaron a llenar el coche.
Miré a Dalila.
- ¿Nuestro himno?, Le pregunté.
Ella dejó escapar un profundo suspiro y apoyó la cabeza contra el reposacabezas.
- Sí, y me temo que, una predicción de lo que vendrá.
Entré a la carretera, yo sabía que tenía razón.


FIN DEL LIBRO

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Yasmine Galenorn - Witchling   

Volver arriba Ir abajo
 
Yasmine Galenorn - Witchling
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Zona de Lectura-
Cambiar a: