Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:34 pm

Capítulo 9

En esta ocasión Shay no protestó cuando Viper agarró su mano y tiró de ella
cruzando la cocina y a través de una estrecha puerta que llevaba al sótano.
Un pequeño milagro, pero por el momento ella estaba mucho más
preocupada por lo que estaba deslizándose cerca de la casa que por reafirmar su
independencia.
Con Levet aferrado a la parte de atrás de su bata, ellos se movieron en rápido
silencio. Ella podía distinguir vagamente los oscuros y aislados dormitorios que
pasaron. Sin suda habitaciones de invitados en caso de que Viper decidiera tener
una fiesta de pijamas.
Viper tendría una habitación para él, pero no sería su guarida. Al menos no
su guarida oculta.
Para probar su punto, el vampiro se detuvo delante del panelado al final del
pasillo. Con un movimiento de su mano y una palabra susurrada, el panelado se
abrió para revelar unos escalones que conducían hacia abajo dentro de la tierra.
“Por aquí.” susurró él, esperando a que ellos pasaran de modo que pudiera
cerrar el panelado detrás de ellos.
Shay podía sentir las maldiciones unidas a la puerta. Eran poderosas, pero
no proporcionarían protección contra el demonio que la cazaba. No si estaba
realmente decidido a seguirla.
El olor de la cálida y fértil tierra rodeaba a Shay mientras se movía con
cautela hacia abajo por el tramo de escaleras y entraba en lo que ella suponía era la
guarida de Viper. Una vez en tierra firme fue forzada a detenerse cuando la
completa oscuridad se cerró a su alrededor. A diferencia de Viper ella no poseía la
habilidad de ver a través de la sombría oscuridad.
Tal vez sintiendo sus problemas, hubo un sonido en la oscuridad y luego el
débil florecimiento de una luz mientras Viper sujetaba una cerilla hacia el alto
candelabro de plata.
Los ojos de Shay se ajustaron lentamente mientras su aliento se atascaba en
su garganta.
“Santa mierda,” dijo ella soltando el aliento, su mirada viajando alrededor de
la vasta caverna que la rodeaba. Nunca había visto tantas armas en un solo lugar.
Espadas largas, espadas cortas, dagas, armas ninja, arcos y flechas, pistolas, y
antiguas armaduras estaban todas cuidadosamente almacenadas dentro de vitrinas
de cristal. Había incluso una vitrina donde ella podía sentir el poder de las armas
encantadas con magia. “¿De dónde proviene todo esto?”
Tomando una llave, Viper abrió una vitrina para recuperar una elegante
espada que él sujetó con correas a su espalda. Él entregó una daga al
extrañamente silencioso Levet, y una espada a Shay que la sujetó con la confianza
de una mujer acostumbrada a esgrimir tales armas.
“Es parte de mi colección,” respondió él mientras se movía hacia otra vitrina y
escogía una pequeña pistola que cargó con rápida facilidad.
Moviéndose hasta detenerse al lado de él, Shay le lanzó una mirada de
incredulidad. “¿Parte? ¿Tienes la intención de invadir Canadá?”
La mirada de medianoche se levantó para revelar un ligero toque de
diversión. El aliento de Shay desapareció ante la pura belleza de su rostro a la luz
de las velas. Era casi indecente que un hombre pudiera poseer la cara de un ángel.
Los ojos se oscurecieron cuando él sintió el ligero temblor que corrió a través
de su cuerpo.
“No está en la agenda,” dijo él de mal humor, moviéndose hasta detenerse
demasiado cerca. “Al menos no para hoy.”
Hubo un siseo de asco desde detrás de ellos mientras Levet daba un
malicioso tirón de la bata de Shay.
“Odio interrumpir esta escena de toqueteo pero esos hellhounds no van a
esperar a que vosotros dos se besuqueen. Por lo tanto, a menos que tengáis la
intención de clavarme un trozo de rosbif en mi trasero y hacerme corretear como
distracción, sugeriría que nos preparásemos para la batalla.”
La airada mirada que Viper le lanzó a la pequeña gárgola debería haber
hecho a Levet volverse de piedra, pero se apartó de Shay y les hizo señas a ambos
con la mano para dirigirse hacia la parte trasera de la sala.
“Ellos no deberían haber sido capaces de romper mis defensas,” murmuró él.
“Hay algo con ellos.”
Levet dio un pequeño aleteo de sus alas. “Algo malo.”
Shay lo sintió también. Un oscuro terror que se deslizaba con sigilo y llenaba
el aire, haciendo difícil respirar. Aún no estaba todavía en la puerta, pero lo estaba
bastante cerca para hacer que un escalofrío se moviera unos centímetros hacia
abajo por su columna.
Lo suficientemente cerca para saber que no lo quería ni lo más cerca.
No lo quería en absoluto.
Sosteniendo la espada en su mano ella dobló sus rodillas y extendió su
postura. La bata se había separado revelando la larga línea de sus piernas pero ella
apenas lo notó.
La modestia era la menor de sus preocupaciones en este momento.
El aullido de los hellhounds hizo eco a través del aire y ella se preparó
mientras ellos se arrojaban contra la puerta. Hubo un fuerte golpe sordo y luego el
repugnante sonido de algo comiendo frenéticamente cuando los hellhounds
devoraron a uno de ellos que obviamente había resultado dañado.
El sonido de la respiración de Levet resonó junto a ella, pero Viper estaba
inmóvil. Absolutamente quieto. Esperando la muerte.
Shay no estaba segura de si la visión de él era reconfortante o aterradora.
Y en verdad no importó cuando los aullidos volvieron y la puerta se
estremeció bajo el nuevo asalto. La madera se astilló, se agrietó, y finalmente se
destrozó bajo la retorcida marea se hellhounds.
Hubo un momento para prepararse mientras las bestias intentaban embestir
dentro como un grupo y quedaron atrapados en la estrecha entrada. Por un
momento no hubo nada más que una masa negra y el sonido de la aullante furia.
Entonces la presa se rompió y los demonios se vertieron a través de la puerta con
intenciones mortales.
Preparándose, Shay vio a la primera carga de hellhounds saltar en su
dirección. Eran temibles criaturas más grandes que un poni, con ojos carmesí y
colmillos que goteaban un ácido corrosivo. Afortunadamente, eran casi tan
estúpidas como feroces, y no tenían ninguna estrategia, ninguna intención de atacar
con un plan coherente mientras entraban en manada a través de la sala.
Sosteniendo la espada con dos manos, ella esperó que el primer demonio se
empalase a sí mismo en su espada. Los dientes chasquearon hacia su cara y
sangre caliente corrió hacia abajo por sus brazos mientras ella giraba sin problemas
y usaba el propio peso de la bestia para lanzarlo fuera de su espada.
El hellhound muerto aterrizó en medio de la jauría y fue desgarrado
inmediatamente por los rabiosos animales, pero Shay sólo tuvo un vistazo del
asqueroso festín mientras continuaba girando. Ella bajó la espada y luego la subió
para separar la cabeza del hellhound más cercano.
La sangre y el hedor de los hellhounds muertos llenaron el aire mientras Shay
bailaba con mortal intención a través de la bulliciosa masa. Hacía años desde que
había sido lanzada dentro de una batalla hecha y derecha, pero ella había
practicado sus habilidades todos los días como había jurado a su padre que haría, y
ella encontró los movimientos de la espada con fluida facilidad a través de los
atacantes.
En la distancia era consciente de los gruñidos y fluidas maldiciones de Levet
mientras usaba su daga para mantener a raya a los demonios, y de la rápida
precisión de Viper para dejar detrás suyo un rastro de moribundos hellhounds
mientras se movía con dificultad a través de las sala. Su concentración, sin
embargo, se había reducido al demonio más cercano que embestía sin temor ni
vacilación.
Ella uso cortas y controladas oscilaciones de su espada, consiguiendo
mantener apartadas a las bestias de ella con la fuerza de sus patadas y la mortífera
hoja.
El final llegó sin previo aviso.
En un momento ella estaba cortando a través de la garganta de un hellhound
y al siguiente un espeso silencio llenaba la guarida.
Con un suspiro, Shay se apoyó contra la pared. Tenía una mordedura en la
parte posterior de su pantorrilla y un profundo arañazo hacia abajo en su brazo, pero
había sobrevivido. Nunca una mala cosa.
Su mirada se movió para asegurarse de que Levet se mantenía en pie antes
de moverse hacia el alto vampiro que estaba limpiando su espada con calma.
Sobre el suelo los demonios muertos y agonizantes estaban comenzando a
descomponerse en una capa de ceniza gris. Incluso la sangre sobre los brazos de
Shay estaba deshaciéndose en escamas que flotaban a través del aire.
Deslizando la espada larga en la vaina que estaba atada con correas a su
espalda, Viper se movió hasta detenerse delante de ella.
“¿Estás herida?” preguntó él.
Ella se tragó una risa cansada. Ella se veía como si la hubieran hecho rodar a
través de un montón de polvo y él estaba ahí de pie sin un maldito pelo fuera de
lugar.
“Nada que no se cure,” murmuró ella, frunciendo el ceño cuando él se
arrodilló para examinar la herida de su pierna. Sus fríos dedos enviaron una onda de
calor a través de su cuerpo cuando pasaron rozando sobre su piel. Ella apretó sus
dientes mientras miraba hacia abajo al brillo de su plateado cabello. “Estoy bien.”
Él miró hacia arriba, su expresión ilegible. “¿Te curas como un humano o
como un Shalott?”
“No sé si como un Shalott, pero me curo mucho más deprisa que los
humanos”
“¿Eres inmune a las infecciones?”
“Sí.”
El volvió su atención a la herida que ya había parado de sangrar y estaba
empezando a cerrarse. Su fuerza inhumana no era la única razón por la que ella
había sido llamada un monstruo a lo largo de los años. Con un ligero asentimiento
de cabeza, él se puso en pie.
“¿Puedes sentir al demonio que se acerca?”
Shay se estremeció. “Sí.”
“¿Es el mismo demonio que intentó robarte la noche de la subasta?”
Ella se obligó a sí misma a concentrarse. Una tarea que habría sido mucho
más fácil si Viper hubiera tenido la decencia de moverse al otro lado de la sala. La
fría ola de su poder era una distracción que ella no necesitaba.
Tomando un profundo aliento, ella cerró sus ojos y se abrió de mala gana al
demonio que se acercaba. Le había tomado años aprendes cómo dejar a un lado su
lógica humana y confiar en los delicados sentidos de su sangre de demonio. Ella
podía no entender cómo era capaz de extenderse y sentir la esencia de otro, pero
ya no se lo cuestionaba.
Tomó un largo momento pero al final ella hizo una pequeña negación con la
cabeza. Había una sensación de frío y peligro inminente, pero no era el mismo.
“No es el mismo demonio.”
“No sé si estar aliviado o decepcionado.” Viper sacudió su cabeza antes de
extender su mano. “Vamos, tenemos que salir de aquí.”
Los ojos de Shay se ampliaron. “¿No sería más seguro quedarse?”
“Podemos quedar atrapados.”
“Al menos tenemos armas.” señaló ella.
Él se encogió de hombros. “Necesitamos un lugar en donde podamos correr
si las cosas se van al infierno.”
“¿Y si se van al infierno?” ella se atragantó con incredulidad.
Una ligera sonrisa curvó sus labios antes de que él se inclinara hacia abajo
para colocar un beso justo debajo de su oreja.
“La diversión tan sólo acaba de empezar, cariño,” susurró él.
Recogiendo un par de dagas que encajó en sus botas y un pequeño amuleto
colgado de una correa de cuero, Viper sacó a Shay y Levet de la armería.
Los hellhounds estaban muertos pero ese demonio que merodeaba
continuaba siendo una distante amenaza que no podía ser ignorada. Él no quería
ser acorralado sin un medio de escape cuando atacara finalmente. No cuando él no
podía estar completamente seguro de ser capaz de vencer al acechante demonio.
Escogiendo un estrecho túnel que conducía hacia fuera de la casa, él se
movió con una silenciosa urgencia que tenía a Shay refunfuñando por lo bajo y a la
pequeña gárgola tropezando para mantener su paso. Él ignoró sus quejas mientras
se movía a través de la oscuridad y al final llegaba a las escaleras que buscaba.
“Por aquí.” ordenó él, quedándose a un lado de modo que Shay y la gárgola
pudieran pasar.
Ambos se detuvieron para mirarle con recelo. Él debería haber sabido que
sería mucho esperar que ellos pudieran simplemente hacer lo que él pedía sin una
larga discusión.
“¿A dónde lleva?” preguntó Shay.
“Hacia una cámara debajo del garaje. Trataremos de resistir al demonio
desde allí, pero si fallamos te dará la oportunidad de huir.”
La expresión de ella se endureció. “¿Crees que voy a dejarte… quiero decir,
dejar a Levet luchar contra un demonio que está obviamente detrás de mí?”
“No tenemos elección.” Viper alargó la mano para agarrar su brazo. “Ni la
gárgola ni yo podemos dejar estos túneles, no hasta que caiga la noche. Sólo
podemos darte tiempo para escapar.”
Levet soltó un áspero suspiro. “Tiene razón, Shay. Tienes que irte.”
“Olvídalo. Yo…” Las palabras de Shay se detuvieron cuando el sonido de
golpes sordos vino desde detrás de ellos. “Mierda.”
“El tiempo para discutir se terminó.”
Manteniendo su agarre sobre el brazo de Shay, él la obligó a subir las
escaleras hacia la pequeña cámara. Una vez junto a la estrecha escalera de mano
él rebuscó dentro de sus bolsillos para sacar el pequeño amuleto y lo colgó
alrededor del cuello de ella.
Ella miró hacia abajo con confusión. “¿Qué es esto?”
“El amuleto contiene un hechizo que ocultará tu presencia al demonio.”
Una extraña expresión se agitó sobre el pálido rostro de ella. “¿Magia?”
“De modo que pueda asegurarme,” murmuró él. “Perdóname.”
“¿Qué?” Shay dio un pequeño chillido de dolor cuando él alargó una mano
para tirar de varios mechones del pelo de su cabeza. “¿Por qué demonios hiciste
eso?”
Viper metió el cabello en su bolsillo. “Al menos parte de tu esencia debería
permanecer aquí o el demonio sospechará. Ahora debes irte.”
Esperando otra discusión, Viper se sorprendió cuando ella asintió
cortantemente con su cabeza. “Sí.”
“Espera hasta que Levet y yo hayamos dejado la cámara antes de subir por la
escalera de mano y abrir la trampilla. Las llaves de los coches están colgadas en la
pared. Coge uno y vete tan lejos de aquí como puedas.”
“Bien.”
Viper no confiaba en esta repentina conformidad. Shay era precisamente el
tipo de mujer que insistía en hundirse con el barco. Una Juana de Arco a la espera.
Por el amor de Dios, él había estado preparado para lanzarla físicamente fuera de
los túneles.
Enmarcando su cara con sus manos, él miró dentro de sus ampliados ojos.
“Quiero tu palabra de que te irás, Shay.”
El enfado brilló en sus dorados ojos, pero sorprendentemente ella asintió con
su cabeza. “Me iré.”
“¿Tu palabra?”
“Mi palabra.”
Él hizo un bajo gruñido en su garganta. No dudaba de su promesa, pero no
podía sacudirse la certeza de que ella estaba planeando algo ridículamente
peligroso.
Lamentablemente, cualquier sermón que pudiera haberle dado a ella sobre
ridículas bravuconerías fue sacado de su mente ante el sonido de maderas
haciéndose añicos y tierra resquebrajándose.
El demonio había perdido la paciencia y estaba forzando su enorme volumen
a través de los túneles.
Por las pelotas del diablo.
Sin dudarlo, Viper agachó su cabeza y presionó un breve y hambriento beso
en los labios de ella. “Vete, Shay,” susurró él suavemente, y entonces dándola un
suave empuje hacia la escalera, él se encaminó hacia la puerta.
Una vez más él se preparó para alguna protesta, pero con un suave
movimiento, Shay se había girado y estaba corriendo a toda velocidad a través de la
sala. Viper se apresuró para dejar la cámara y cerró la puerta detrás de él. Podía
sentir la fuerte presión del amanecer que ya llenaba el cielo. No tenía ningún deseo
de darle la bienvenida de cerca y personalmente.
De vuelta en el túnel él se movió hasta detenerse al lado de un obviamente
nervioso Levet.
“¿Se fue?” murmuró la gárgola.
“Sí.”
“¿Lo hizo?” Levet parpadeó con asombro. “¿No la lastimaste, verdad?”
“Por una vez no fue necesario.” Viper sacó su espada de su vaina mientras
se preparaba para el demonio que avanzaba con estrépito a través del túnel. “Ella
se fue con bastante ilusión.”
“Sacrebleu. Eso sólo puede significar que ella está tramando algo estúpido.”
“Sin duda,” estuvo Viper de acuerdo con una mueca. “Por el momento, sin
embargo, ella está fuera de peligro. Sólo podemos tener la esperanza de incapacitar
al demonio antes de que ella decida volver.”
“Incapacitar al demonio, dice,” murmuró Levet por lo bajo, sosteniendo su
daga con una delicada mano. “Más probablemente estamos a punto de convertirnos
en un prematuro tentempié matutino.”
Viper sonrió con siniestra anticipación. “No sin pelear, amigo mío. El demonio
descubrirá que la carne de vampiro no es tan fácil de conseguir.”
La gárgola hizo un fastidiado movimiento con su cola, pero afortunadamente
contuvo su lengua mientras un resplandor comenzaba a llenar el aire y el
amenazante demonio irrumpió a la vista.
Viper apretó sus dientes ante la visión de la estrecha cabeza llena de
escamas con su largo hocico y boca llena de afilados dientes como navajas.
Muchos confundirían al demonio con un pequeño dragón, pero Viper conocía la
diferencia. Era el largamente olvidado Lu. Una criatura temida en todo el mundo de
los demonios. Una que era casi imposible de derrotar sin magia. Y él se le acababa
de quedar sin magia.
“Mierda,” dijo él soltando el aliento.
“Una mierda, en efecto,” dijo Levet a su lado. “¿Y ahora qué?”
“¿Posees algún hechizo?”
Levet soltó un indignado resoplido. “¿Crees que si poseyera algún hechizo
seguiría estando aquí? No estoy ni de cerca tan encariñado contigo, vampiro, como
para morir con mucho gusto a tu lado.”
“Pensaba que todas las gárgolas podían utilizar algo de magia,” murmuró
Viper mientras se movía poco a poco hacia un lado y se preparaba para un ataque.
“Oh claro, búrlate de mí cuando estoy a punto de morir,” se quejó Levet.
“No estás a punto de morir, Levet. Ambos somos inmortales.”
“Bah. Ambos sabemos que incluso los inmortales pueden morir. Normalmente
de forma horrible.”
Bien, Viper difícilmente podía discutir eso. Era bastante cierto.
“Si lo prefieres, podría simplemente lanzarte al demonio y esperar que él
hiciera de tu muerte un asunto rápido.”
Cuales quieran que fueran las maldiciones en francés que rondaron los labios
de Levet, fueron ahogadas por fuerte siseo del Lu.
Aunque el cuerpo del demonio era demasiado grande para deslizarse a
través del túnel sin esfuerzo, el cuello de serpiente permitía a la cabeza de escamas
negras balancearse inquietantemente cerca.
“Huelo a la Shalott.” Una lengua bífida probó el aire. “¿Dónde la has
escondido?”
La expresión de Viper permaneció impasible mientras ocultaba su alivio por
que el Lu todavía no se había dado cuenta de que su presa había escapado. No
había nada como los siglos de práctica para perfeccionar una cara de póquer.
“Ella está lo bastante cerca, pero temo que no está demasiado ansiosa de
encontrarse contigo,” dijo él con voz cansada. “Parece que los encantos de los
escurridizos Lu están altamente sobrevalorados.”
Los ojos carmesí brillaron con furia. Los Lu nunca había sido conocidos por
su sentido del humor.
“Te burlas de mí bajo tu responsabilidad, vampiro.”
Viper se movió más cerca de la pared. El débil e iridiscente brillo de las
escamas del demonio se volvería cegador durante la batalla. Él esperaba estar en
una posición para ser capaz de ver esa mortífera boca en el peor de los casos.
“Dudo que mi responsabilidad tenga nada que ver con si me burlo de ti o no.”
Él mantuvo la atención del demonio firmemente sobre sí mismo y lejos del
acobardado Levet. “No estás aquí por mi chispeante personalidad.”
“Bastante cierto.” Al menos el demonio no intentó negar sus intenciones
asesinas. “Aún así no soy irrazonable. Entrégamela y no hay necesidad de que
mueras, vampiro.”
Viper sonrió con frío desdén. “Oh, no tengo ninguna intención de morir. No
por tus manos. O más bien, por tus dientes.”
El enojado siseo hizo temblar al túnel entero con advertencia. “Valientes
palabras, pero a menos que tengas algo más que una raquítica gárgola para
prestarte asistencia, no eres rival para mí.”
Hubo un enojado rumor de alas cuando Levet se ofendió rápidamente por el
insulto.
“¿Raquítica?” dijo la gárgola con rabia. “¡Tú, lombriz hiperdesarrollada!, voy
a…”
“¿Cuál es tu interés en mi esclava?” Viper obligó a la atención del Lu a volver
hacia él. Shay nunca le perdonaría si permitía que el pequeño plasta terminara en el
estómago de un demonio.
La gigantesca cabeza se giró para mirarle fijamente con una provocativa
mirada. “Eso es un asunto entre mi amo y la Shalott.”
“¿Tu amo? ¿Desde cuándo se han permitido los poderosos Lu llamar a otro
amo?”
“Estaría sorprendido, vampiro. Sorprendido de verdad.”
La suave risa burlona heló la ya fría piel de Viper. A él no le gustaba la idea
de que el demonio le escondía algo. Algo que estaba causando al Lu una gran
cantidad de placer.
“¿Por qué hablas con acertijos? ¿Es tu amo tan cobarde que debe
esconderse en las sombras?”
“Ah no, si deseas respuestas entonces primero debes derrotarme.”
Viper sujetó su espada. “Eso puede arreglarse.”
Los ojos carmesí se estrecharon con peligrosa amenaza. “Ridículo, vampiro,
tendré a la Shalott. Ningún pedazo de acero va a detenerme.”
Para probar su punto, el largo hocico azotó hacia delante con paralizante
rapidez. Sus dientes mordiendo a través del brazo de Viper antes de que él pudiera
saltar fuera del camino. Apretando los dientes, Viper apuñaló la espada dentro de la
expuesta garganta del demonio. Hubo un siseo de dolor del Lu antes de que
retrocediera, dejando profundos cortes en la carne de Viper que sangraron con
aletargado dolor.
Tirándose contra la pared le tomó un momento a Viper aclarar su empañada
mente. Malditos sean todos. Había más de un modo de combatir contra un demonio
mucho más grande.
“Tal vez el acero no te detendrá, pero hay fuerzas que ni siquiera un Lu
puede combatir.”
Apuntando la espada hacia el suelo, Viper ignoró la sangre derramándose
hacia abajo por su entumecido brazo y concentró su voluntad sobre la fértil tierra
bajo sus pies. Él no poseía magia. Ningún vampiro era capaz de ejecutar hechizos.
O incluso sentirlos. Pero ellos sí controlaban antiguos poderes. Poderes que
procedían de los propios elementos.
Su fuerza se extendería desde la espada hacia el suelo, agitando la
profundidad de abajo. El túnel se sacudió enviando una rociada de tierra que caía
desde el bajo techo.
“¡Detente!,” ordenó el demonio, su lengua moviéndose rápidamente entre los
afilados dientes. “No consentiré ninguno de tus trucos de vampiro.”
“A diferencia de ti, yo soy mi propio amo y no recibo órdenes de ningún
demonio,” dijo Viper apretando los dientes.
“Loco.”
El Lu golpeó de nuevo pero en esta ocasión Viper logró deslizarse lo
suficiente hacia un lado de modo que le dio de refilón. Los dientes rastrillaron su
hombro, pero él mantuvo la espada firmemente apuntada hacia la ahora
desmenuzada tierra bajo los pies del demonio.
La tierra se estaba moviendo, pero no lo bastante rápido, reconoció con ira.
El poder que él llamó era utilizado por los vampiros para enterrar a sus víctimas en
el suelo después de una profunda alimentación. Nunca fue una buena idea dejar
tras de sí los cadáveres para atraer la atención del clan local.
Lamentablemente, en estos días la mayoría de los vampiros preferían la
sangre sintética a los peligros de cazar presas vivas y él rara vez había llamado a
sus habilidades. Por no mencionar el hecho de que nunca antes había intentado
enterrar a una criatura tan grande como el Lu.
Aún ignorando la tierra que estaba ahora cubriendo sus pies con garras y
subiendo poco a poco hacia las gruesas escamas de sus piernas, el Lu soltó un
siseante gruñido y golpeó hacia la cabeza de Viper. Era un golpe mortal, pero
sacudiéndose de nuevo, Viper consiguió evitar los dientes que chasquearon. Su
cabeza golpeó dolorosamente contra la pared, un pequeño precio a pagar por
tenerle aún atacando.
Aclarando severamente su empañada mente, él alargó la mano hacia abajo
para tirar de una de las dagas de su bota. Él necesitaba distraer al demonio si no
quería ser desmenuzado en desagradables trozos.
Sin llegar a permitir que su llamamiento sobre la tierra flaqueara, él echó
hacia atrás su brazo y lanzó la daga con fuerza letal. Hubo un asqueroso golpe
sordo y un rugido de dolor cuando la daga se hundió profundamente dentro del
alargado ojo del Lu.
“Morirás por esto, vampiro,” rugió el demonio, su desesperadas sacudidas de
dolor hundiéndole más profundamente en la tierra.
“No hay necesidad de que cualquiera de nosotros muera,” dijo Viper,
manteniendo al demonio concentrado en él incluso mientras gesticulaba hacia la
silenciosa gárgola que retrocediera contra la pared. Si podía conseguir atrapar al Lu,
ellos podrían sobrevivir a esto relativamente intactos. Él hizo una mueca cuando
sintió la sangre empaparle a través de sus ropas. Relativamente era todo lo que
podía espera en este momento. “Dime lo que queréis de la Shalott, y podríamos
hacer un trato.”
“Te dije que debías derrotarme si deseas las respuestas, vampiro, y yo estoy
lejos de ser derrotado.” La cara de serpiente era una espantosa máscara de sangre
y furia mientras el Lu miraba a Viper con la daga aún atrapada en su ojo. Él hizo un
intento de embestir hacia delante, sólo para gritar con frustración cuando descubrió
que el suelo le mantenía firmemente atrapado. “¡Noooo!”
“Dime por qué queréis a la Shalott,” exigió Viper.
“Morirás por esto,” gruñó el Lu.
Levantando su espada, Viper se preparó para hundirla dentro del ojo que le
quedaba cuando la estrecha cabeza se sacudió hacia arriba y golpeó violentamente
contra el techo. Una lluvia de tierra cayó hacia abajo y Levet soltó un chillido de
alarma.
“Mon Dieu, ¿se ha vuelto loco?” chilló la gárgola.
Parecía una posibilidad nada desdeñable, reconoció Viper, mientras el
demonio bajaba su cabeza y una vez más se encabritaba hacia arriba para empujar
su cabeza dentro de la tierra de encima. Los demonios Lu siempre fueron
inestables. La consanguinidad nunca fue una buena cosa.
Él estaba en el proceso de decidir si el Lu estaba lo bastante atrapado para
arriesgarse a una retirada estratégica o aprovechar la oportunidad para colocar unos
cuantos golpes más cuando la comprensión le golpeó. El Lu no se había vuelto loco.
Estaba haciendo precisamente lo que había advertido que haría.
Matarlo.
El túnel dio una poderosa sacudida y la tierra comenzó a caerse desde arriba
con alarmante velocidad. Pronto el demonio derrumbaría el techo entero sobre ellos.
Ellos serían enterrados bajo los escombros.
Pero no enterrados a profundidad suficiente, se dio cuenta cuando levantó
sus ojos hacia arriba con alarma. El suelo empezaba a dividirse abriéndose y
cuando lo hiciera traería consigo la marea del temprano amanecer.
Por las pelotas del diablo.
“Levet,” llamó Viper en advertencia. La gárgola no sería dañada por la luz del
sol pero regresaría a su forma de estatua. Él estaría impotente si el Lu decidía
llevárselo.
Extrañamente, sin embargo, el pequeño demonio no prestó atención. En
lugar de eso él se arrodilló sobre la tierra caída y murmuró por lo bajo.
Viper abrió su boca para darle otro aviso cuando Levet arrojó sus brazos
hacia arriba y gritó.
“Llamo a la noche.”
Las palabras apenas podían ser escuchadas por encima del sonido del techo
colapsando. No había dudas, sin embargo, sobre la espesa nube de tinta negra que
abruptamente se envolvió alrededor de ellos.
Viper se congeló asombrado, sus manos agarrando la espada como si no
estuviera seguro de si la asquerosa nube era una bendición o una maldición.
No muy lejos de él escuchó a Levet soltar un sorprendido jadeo y después un
grito de triunfo.
“¡Funcionó!” Sus alas agitando el oscuro aire con un aleteo de entusiasmo.
“¡Por las pelotas de piedra de mi padre, funcionó!”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:37 pm

Capítulo 10


Shay había conducido un coche antes. Ni muy a menudo y ni bien. Pero
conocía el método básico para moverse de un lado a otro.
Sin embargo, ella nunca había puesto sus manos en algo como el elegante
Porsche. El más mínimo toque sobre el acelerador y estaba precipitándose a través
del creciente amanecer a una espantosa velocidad.
Era poco sorprendente que ella hubiera conseguido reunir unas pocas
abolladuras y un faro roto para el momento en que llegó a la casa de subastas y
recogía la pequeña reserva de pociones mágicas que había dejado atrás.
Un demonio no es capaz de viajar a más de 160 km por hora sin coste
alguno, se aseguró a sí misma mientras volvía al indudablemente maltratado coche
y corría de vuelta hacia la propiedad de Viper. Además, no cabía duda de que el
vampiro de pelo plateado iba a estar tan furioso por su regreso que ni siquiera se
daría cuenta de que ella se las había arreglado para arruinar el costoso coche.
Añadiéndole varias abolladuras más, una ventana rota y un pinchazo cuando
ella cortó a través de campos y caminos secundarios, ella se detuvo dentro del
garaje haciendo chirriar las ruedas.
El viaje había sido hecho con tanta rapidez como era humanamente, o
demoniacamente, posible. Sin embargo, ella no podía negar el temor enfermizo que
apretaba su estómago.
Un temor que casi la hacía caer de rodillas mientras se colaba a través de la
trampilla y entraba en la cámara de abajo. A través de la sala ella podía ver la
puerta combada y arrancada de sus goznes por alguna fuerza desconocida. Pero
eso no fue lo que hizo que su sangre se helara.
Incluso desde esta distancia ella podía ver que el túnel se había derrumbado
y la luz de la mañana se vertía dentro.
Ella se precipitó hacia delante antes incluso de que pudiera preguntarse por
qué su respiración estaba atrapada en su garganta y su corazón estaba retorcido
por el dolor.
No podía ser el hecho de que ella temía que Viper estuviera muerto.
Eso tan sólo sería… insensato. ¿No?
Negándose a reflexionar sobre el pánico que bullía a través de su sangre,
Shay acunó cuidadosamente la bolsa contra su cuerpo y se abrió camino a través
de la pequeña abertura.
Ella no estaba segura de qué esperaba, pero no era la espesa nube de
oscuridad que era casi tangible en el aire.
“¿Levet?” llamó ella suavemente. “¿Viper?”
Hubo un suave roce y entonces la oscuridad fue perforada repentinamente
por un suave resplandor. Al principio pensó que alguien había conseguido encender
una vela, pero cuando giró su cabeza se dio cuenta de que la luz no era una vela.
Ni siquiera era remotamente una vela.
Congelada por el horror, su mirada recorrió al enorme demonio con sus
brillantes escamas y ojos escarlata. Ella nunca había visto nada como eso. Y no
quería volver a verlo nunca.
Mientras miraba, el hocico ensangrentado se contrajo con lo que ella mucho
temía era una sonrisa de triunfo.
Oh… mierda, mierda, mierda.
“La Shalott,” siseó la bestia.
Hipnotizada por la ardiente mirada le tomó a Shay un largo momento
escuchar la fría y furiosa voz que venía desde la profundidad de las sombras.
“Maldita sea, Shay, te dije que te fueras. ¡Vete de una puñetera vez!”
Ella hizo una mueca cuando volvió a sí misma con un repentino golpe. ¿Eran
todos los vampiros unos asnos ingratos, o Viper era una raza especial?
El demonio que permanecía delante de ella soltó una sonora carcajada que
hizo eco a través del túnel. Inquietante. Muy, muy inquietante.
“No hay ningún sitio al que puedas correr en donde no te encontraré, Shalott,
pero ven a mí y yo perdonaré la vida de estos dos,” prometió él con voz ronca. Shay
tomó un profundo aliento mientras rebuscaba a escondidas dentro de la bolsa y
cerraba sus dedos alrededor de una de las jarritas cerámicas. “¡Ven a mí ahora!”
rugió el demonio.
“Ya voy, ya voy,” murmuró ella.
“Shay.” Había un borde de algo que podría haber sido pánico en la suave voz
de Viper. “El Lu está atrapado por el momento, pero no puedo sujetarle por siempre.
Vete de aquí.”
“Haz lo que él dice, Shay,” repitió Levet. “Tú no puedes derrotar a esta
bestia.”
La bestia en cuestión soltó un bajo siseo hacia la gárgola antes de intentar
parecer inofensivo. Una tarea imposible, por supuesto.
“Yo no soy tu enemigo, querida. Sólo he venido a recogerte para mi amo.” Un
inquietante resplandor onduló sobre las escamas del demonio, como si estuviera en
las garras de una violenta emoción. “Un amo al que no se gusta ser decepcionado.”
Ella dio un paso más cerca. No es que ella quisiera estar al alcance de un
mordisco de esos afilados dientes. Pero tenía que estar lo suficientemente cerca
para usar las armas que poseía.
“¿Quién es este misterioso amo?” preguntó ella, más para mantenerlo
distraído que para descubrir la verdad.
Prioridades, prioridades.
Salir de aquí con vida, y luego preocuparse por quién la quería tan
desesperadamente.
“Un poderoso amigo, o un mortal enemigo. La elección es tuya.”
“Aún tienes que darme un nombre.”
“Está prohibido decir su nombre, pero te aseguro que yo no quiero hacerte
daño.”
Shay hizo rodar sus ojos ante las típicas supercherías de los demonios. “No
sé por qué encuentro eso difícil de creer.”
“Tienes mi palabra de que te llevaré con mi amo sin hacerte daño. ¿Te
convence eso?”
“Todo depende de lo que pasará después de que lleguemos.” Ella avanzó
lentamente un poco más. “¿Qué es lo que tu amo quiere de mí?”
“Esa es una pregunta que él tendrá que responderte.”
“No estás inspirando mi confianza precisamente.”
Los ojos rojos brillaron con un peligroso fuego. O al menos un ojo rojo lo hizo.
El otro estaba ostentando actualmente una pesada daga. Asqueroso.
“No tengo ninguna necesidad. O te vienes conmigo de buen grado, o te llevo
por la fuerza. No hay otras opciones.”
Shay sintió a Viper bordear lentamente alrededor de la espalda del demonio,
pero ella no se atrevió a quitar sus ojos de la peligrosa boca que rondaba muy
cerca. Ella no tenía ni idea de si su impetuoso plan funcionaría, y parecía prudente
estar preparada para agacharse.
Ella le tenía bastante cariño a su cabeza justo donde estaba.
“En realidad…” murmuró ella, sacando el tarro de cerámica. “Yo tengo otra
opción.”
“¡Shay, no!”
Las palabras de Viper llegaron demasiado tarde mientras ella se apresuraba
a lanzar el tarro. Se reventó contra el largo hocico y el demonio rugió con
inconfundible dolor.
Por un momento Shay fue cegada por el repentino resplandor que onduló
sobre las escamas. Ella no había esperado la llamarada de luz, y su breve
vulnerabilidad le valió cara cuando el demonio se abalanzó hacia delante y usó su
cabeza para golpearla contra la pared.
No había intentado ser un golpe mortal, pero eso no quitaba que doliera. Con
una sacudida de su cabeza, ella se obligó a ponerse de pie dolorosamente y miró
con horror como Viper se arrojaba entre ella y los dientes afilados como cuchillas.
El Lu embistió inmediatamente y el corazón de Shay se detuvo cuando el
vampiro levantó su espada larga para acuchillar la asombrosa boca. El resonar del
acero encontrándose con algo mucho más duro que el simple metal hizo eco a
través del túnel.
Shay gateó para recuperar su bolsa caída y sacó otro tarro. Ella tenía que
hacer algo antes de que el demonio lograse alcanzar a Viper.
Cuando se puso en pie, sin embargo, ella escuchó un agudo siseo y sus ojos
se ampliaron cuando la espada de Viper comenzó lentamente a hundirse en las
espesas escamas.
“¿Qué está pasando?” preguntó ella.
Los músculos de Viper se ondularon mientras forzaba la mortal espada cada
vez más profunda. “La poción que lanzaste sobre él ha debilitado su armadura.”
El Lu rugió con ira y echando hacia atrás su brazo, Shay lanzó el tarro con el
asqueroso brebaje de las brujas directamente en la sangrienta herida.
Esta vez ella estaba preparada para la descarga de ardiente luz y sostuvo su
brazo sobre los ojos intentando ignorar el agudo grito de dolor.
Los Shalotts podrían ser reconocidos guerreros, pero ella tenía suficiente
sangre humana para sentir compasión por el agonizante demonio. El Lu no dudaría
en matarlos a todos sin un ápice de remordimientos, pero ella no podía soportar el
prolongar la evidente agonía.
Agachándose, ella cogió la última de las pociones y se preparó para lanzarla.
“Espera, querida,” ordenó Viper bruscamente mientras sacaba la espada que
había hundido profundamente en el cráneo del demonio. Con un siseo, el Lu se
desplomó en suelo.
“No puedes tener la intención de dejarlo así, ¿no?” preguntó ella mientras
miraba a la bestia moviéndose con espasmos en un charco de su propia sangre.
“Él hizo un trato conmigo, ¿no es así poderoso Lu?”
El ojo carmesí se abrió una rendija. “Yo no hago tratos con vampiros,” siseó
él.
Viper se movió hacia delante para colocar la punta de su espada en la parte
superior de la cabeza del demonio. Las escamas ya habían empezado a convertirse
en un líquido espantoso.
“Dijiste que si podía derrotarte contestarías a mis preguntas.” Viper parecía
aún más grande en el oscurecido brillo de las escamas. “Has sido derrotado. Ahora
haz honor a tu promesa.”
Por un momento el aire brilló con la frustrada furia del agonizante demonio.
Luego, sorprendentemente, el Lu soltó un ronco suspiro.
“Pregunta.”
“¿Por qué quiere tu amo a la Shalott?”
“Por su sangre.”
Shay se encogió. Maldita sea su sangre. Tenía mucho por lo que responder.
Al parecer todos los demonios del mundo querían un poco de ella por una u otra
razón.
“¿Quién es él?”
“Te lo dije, tengo prohibido decir su nombre.”
“Entonces, ¿dónde puedo encontrarle?”
“Él estaba en Chicago, pero le siento alejándose. No sé a dónde se dirige.”
Viper soltó un gruñido, sus manos apretándose sobre la empuñadura de la
espada. “No tienes respuestas para mí.”
El Lu soltó una grave e inquietante risa. “Porque tú no haces las preguntas
correctas, vampiro.”
“¿Cuáles son las preguntas correctas?”
“Ah no, no te lo pondré tan fácil.”
Shay saltó precipitadamente hacia delante. No hacía falta ser un genio para
darse cuenta de que Viper había agotado su paciencia. El Lu no sería capaz de
responder ninguna pregunta una vez que la espada se deslizara a través de su
cerebro.
“Dijiste que tu amo me quería por mi sangre,” ella hizo frente directamente al
demonio. “¿Tiene la intención de venderla o usarla para sí mismo?”
El ojo carmesí se giró en su dirección. Shay se estremeció ante la
desconcertante inteligencia que ardía en las brillantes profundidades. Ella se dio
cuenta de repente que él era mucho más que una torpe y agonizante bestia. O al
menos ella asumió que eso era un él. Ella no estaba por pedir a la cosa que rodase
hacia arriba para comprobarlo.
“Mi amo no tiene ninguna utilidad para tu sangre para sí mismo,” siseó él.
“¿Entonces él tiene la intención de venderme?”
“Tú eres… más un medio para un fin.”
Su propio temperamento llameó. No era de extrañar que él accediera a
contestar las preguntas. Él no estaba revelando una maldita cosa.
“¿Tiene él a Evor?”
Tal vez sintiendo su irritación, una sonrisa de burlona satisfacción curvó sus
labios.
“El trol está vivo y bien. Por el momento.”
Shay parpadeó con desconcierto. “¿Qué quieres decir?”
“Si deseas una respuesta a tu pregunta, busca en tu maldición.” Un horrible y
burbujeante sonido salió de la garganta del demonio y él se estremeció
repentinamente. “He cumplido mi promesa, maldito vampiro, ahora termínalo.”
Viper se giró para enviarla una inquisitiva mirada. “¿Shay?”
Había sin duda una docena de preguntas que ella debería preguntar. Algunas
que el demonio podría incluso responder. Pero ella no podía hacerlo.
Su estómago simplemente no era lo bastante fuerte como para ver sufrir a
ninguna criatura.
“Sí.”
El impulso de apartarse era casi abrumador, pero Shay se obligó a presenciar
el golpe mortal. El demonio había estado detrás de ella, y sólo ella. Era
completamente culpa suya que Viper y Levet hubieran sido atacados después de
todo. Lo menos que podía hacer era permanecer a su lado mientras él derrotaba a
su enemigo.
Alzando la espada, Viper la blandió con un feroz golpe que cortó la larga
cabeza limpiamente. Como ella él parecía estar decidido a poner fin al sufrimiento
del demonio.
No hubo ningún sonido que indicase que el Lu estaba muerto, pero con un
lento pulso el brillo de las escamas comenzó a desvanecerse. Shay elevó una
silenciosa plegaria. Ella no estaba segura de a qué deidad le rezaba el Lu, pero sus
palabras seguramente no podían ir por mal camino.
Un pesado silencio descendió cuando la oscuridad se hizo completa. El
demonio estaba muerto pero Shay no sentía ninguna sensación de alivio.
Todavía había algo ahí fuera que quería su sangre.
La única pregunta era qué enviaría después tras ella.
Perdida en sus melancólicos pensamientos, Shay dio un sobresaltado chillido
cuando sintió que una pequeña mano tiró bruscamente del ruedo de su bata.
“¿Levet?”
“Ah, así que recuerdas a la pobre gárgola obligada a pelear contra
hellhounds, y demonios, y a sostener este magnífico hechizo de oscuridad incluso
cuando él está soportando un terrible calambre en su costado,” murmuró Levet con
evidente disgusto.
Una parte de su tensión disminuyó ante el familiar refunfuño de su amigo. “es
un magnífico hechizo, Levet, pero en caso de que no lo hayas notado, he estado
bastante ocupada.”
“Oui, oui,” espetó él para nada intimidado. “Ding-dong el demonio ha
muerto20, ahora ¿podemos admirar nuestro precioso trabajo en algún lugar donde el
techo no esté a punto de derrumbarse y nuestro oh-tan-apuesto vampiro no esté a
punto de convertirse en un montón de polvo?”
Buen punto.
Vestido con nada más que un par de bóxers de seda negra, Viper se movió a
una posición más cómoda sobre la cama que ocupaba una gran parte de su guarida
oculta. A su lado, Shay estaba tumbada en un sueño inquieto, sus hermosos rizos
se extendían a través de la funda de almohada de satén negro.
Incapaz de resistir la tentación, él permitió que sus dedos acariciaran
ligeramente la cálida e intensa oscuridad.
Él sabía que debería estar descansando. Después de la muerte del Lu le
había tomado varias horas reunir a sus sirvientes humanos y ponerlos de guardia
alrededor de la casa, y contactar a su clan para advertirles de estar alerta. No creía
realmente que el misterioso amo pudiera lanzar otro ataque con tanta rapidez, pero
estaba decidido a estar preparado.
Fue sólo cuando estuvo seguro de que había hecho todo lo posible para
garantizar la seguridad de Shay que se había unido a ella en la cama y se permitió a
sí mismo el lujo de dormir. Un sueño que había sido perturbado demasiado pronto
20
NdT: referencia a la canción “La bruja malvada ha muerto” de la película “El mago de Oz”
por la sensación de un cuerpo caliente enredado con el suyo y la embriagadora
esencia de mujer llenando el aire.
Buen infierno, el sueño estaba sobrevalorado de todos modos, reconoció él
mientras se apoyaba en un codo para estudiar el delicado perfil de Shay.
Con una sensación de asombro, él se dio cuenta de que era la primera vez
en todos sus largos años que realmente se había despertado con una mujer en sus
brazos.
Un vampiro rara vez equiparaba el sexo con una relación, y mientras que
ellos vivían en clanes, no se emparejaban hasta encontrar a su verdadero
compañero.
Saboreando la sensación de su satinado cabello mientras se arrastraba sobre
sus dedos, Viper ocultó una sonrisa cuando sus pestañas parpadearon abriéndose.
Dios, ella era magnífica.
Molesta como el infierno, pero magnífica.
Los soñolientos ojos dorados vagaron sobre su cara como si memorizaran
cada uno de sus rasgos antes de que ella se diera cuenta de lo que estaba
haciendo y se tensara de repente.
“Viper. ¿Pasa algo?”
“No.” Él sonrió lentamente. “Simplemente disfrutaba mirándote.”
Ella se movió inquietamente en las sábanas de satén. Él estaba descubriendo
que esta mujer era extrañamente tímida a la hora de la intimidad. Como si tuviera
poca experiencia con el deseo.
“¿Qué hora es?”
“Aún no son las cuatro.” Agarrando las cubiertas, él tiró de ellas hacia abajo
para revelar la esbelta forma apenas cubierta por su bata. “¿Te duelen tus heridas?”
“No. Soy bastante resistente.” Se quedó sin aliento cuando Viper recorrió sus
dedos sobre las tenues marcas rosas que todavía estropeaban su bronceada piel.
“¿Qué estás haciendo?”
“Quiero asegurarme por mí mismo que te estás curada.”
“No tienes que tocar mi pierna para ver que me estoy curada.”
Viper soltó una risita ahogada, sus dedos recorrieron hacia arriba su
pantorrilla deliberadamente para jugar con la parte de atrás de su rodilla.
“No, pero es mucho más divertido que sólo mirar.”
Sus rasgos se tensaron con desaprobación, pero él no se perdió el ligero
estremecimiento que ella no podía ocultar completamente.
“¿Dónde está Levet?”
Viper hizo una mueca. “Todavía en forma de estatua, gracias a Dios.”
Shay se apoyó sobre sus codos y le miró con genuina molestia.
“Realmente eres un sapo ingrato. Levet salvó tu vida.”
Viper se encogió de hombros, mucho más interesado en la satinada piel bajo
sus ambulantes dedos que en la durmiente gárgola.
“Eso no significa que él no podría poner a prueba la paciencia de un santo.
He conocido a piratas borrachos con leguas más agradables.”
Un toque de reticente diversión entró en sus ojos. “Él es, quizás, alguien a
quien se le va tomando el gusto con el tiempo.”
“¿Cómo el arsénico?”
“Debería haber dejado que te convirtieras en una tostada,” murmuró ella.
“No sé acerca de convertirme en una tostada, pero sé que tú nunca deberías
haber regresado.” Él mantuvo su mirada con la pura fuerza de su voluntad. “¿Por
qué?”
“¿Por qué, qué?”
Sus dedos se apretaron sobre su pierna. “No pretendas ser estúpida, cariño.
Soy consciente de que posees una extraordinaria inteligencia. Al menos cuando
eliges utilizarla. ¿Por qué regresaste?”
Su mirada descendió, ocultando sus ojos detrás de la espesa curva de sus
pestañas. “No podía dejar a Levet.”
“El Lu no habría dañado a la gárgola.”
“Tú no sabes eso con seguridad.”
Él se inclinó más cerca. Lo suficientemente cerca como para que el calor de
ella fluyera sobre su piel y el pulso de su corazón fuera casi tangible.
Fue su turno para estremecerse.
Él era un depredador. Una criatura pensada para cazar y capturar a su presa
sin piedad. Él lo necesitaba. Quería estar metido profundamente dentro de esta
mujer. Saciar su lujuria mientras bebía de su sangre.
Afortunadamente, él había tenido siglos para hacerse con el control de sus
apetitos. Y para aprender a apreciar la lección de que la presa más difícil de
capturar era la caza más satisfactoria.
“Inténtalo de nuevo, cariño,” murmuró él, su voz estaba ligeramente ronca.
La lengua de ella se asomó para tocar sus labios. “No me gusta la idea de
algún demonio acechándome. Parecía más prudente hacerle frente directamente
que tenerle acercándose sigilosamente a mí de nuevo.”
Él movió su cuerpo para presionarse firmemente contra sus curvas mientras
sus itinerantes dedos alcanzaban el borde de su bata.
“Muy lógico.”
“Creo que te has más que asegurado de que mi pierna está curada,” dijo ella,
su voz no tan estable.
“Prefiero ser minucioso.”
De repente ella se dejó caer hacia atrás sobre las almohadas. Él podía
escuchar su corazón latiendo mucho más deprisa. “Viper.”
Él la siguió hacia abajo hasta suspenderse a un aliento de sus labios.
“Volviste para salvarme, ¿verdad?”
“No.”
“¿Por qué es tan terrible admitir que tú no me quieres muerto?”
Ella hizo un sonido ahogado cuando sus manos se movieron para tirar de la
cinta de su bata, separándola lentamente para revelar la impresionante belleza de
debajo.
“Deja de hacer eso.”
Su mano rozó con reverencia sobre la suave curva de su estómago. “Nunca
he sentido una piel así. Tan suave… tan cálida. Había olvidado la belleza de los
Shalotts.”
Aunque ella era lo bastante fuerte para lanzarle al otro lado de la habitación, y
tal vez incluso a través de la pesada puerta, Shay permaneció acostada debajo de
él, su rostro tenso con algo que era sospechosamente cercano al dolor.
“Soy una mestiza, ¿recuerdas?”
“No he olvidado nada sobre ti, y puedo jurar honestamente que tu sangre
humana no te hace menos preciosa.” Él permitió a su mirada rozar deliberadamente
la deliciosa longitud de su cuerpo. “De hecho, añade un encantador toque de
fragilidad.”
“Yo no soy preciosa.”
Viper se inmovilizó cuando una ternura poco familiar pasó a través de su
corazón. Por la sangre de los santos, ¿cómo podía esta mujer no saber que ella
podía hacer a los ángeles llorar de envidia?
“Mírame,” ordenó él, esperando hasta que sus pestañas se alzaron a
regañadientes para revelar sus cautelosos ojos. “¿Crees que es sólo la sangre de
los Shalotts lo que embriaga a los vampiros? Siempre ha sido su asombrosa belleza
lo que nos cautivaba primero.”
Ella negó con su cabeza, evidentemente no estando dispuesta a creer en sus
palabras. “¿Qué quieres de mí?”
Bueno, eso fue bastante fácil.
Él apoyó su frente contra la de ella, bebiendo de su embriagador perfume.
“Tócame,” susurró él, su voz pesada por la necesidad. “Déjame sentir tus
manos sobre mí.”
Ella se estremeció en respuesta. “Viper, deberíamos…”
Él rozó los labios de ella con los suyos, su mano trazando hacia arriba la
copa de su pecho. “Por favor, Shay, tan sólo déjame sentir tu toque. Es todo lo que
pido.”
Por un largo y tenso momento él creyó que ella pensaba negarle su petición.
A pesar de lo mucho que ella podía desearle, sus defensas eran formidables. Ella
no quería quererle. Tal vez ella incluso temía quererle.
Entonces, con dolorosa lentitud, su mano se alzó y las puntas de sus dedos
rozaron sobre su pecho desnudo.
Viper gimió cuando todo su cuerpo se apretó en respuesta. ¡Cristo! Ella no
había hecho nada más que rozarle con sus dedos y él ya estaba duro y dolorido.
Y dolorido, y dolorido, y dolorido…
Su cabeza descendió para que pudiera presionar sus labios contra la sensible
piel de su sien.
“No te detengas ahora,” suplicó él suavemente.
Él. Viper. Un antiguo vampiro. Líder de clan. Temido depredador. Suplicando
por el toque de una mujer.
Increíble.
Pero, ¿qué no hacía un hombre desesperado?
Mordisqueando su camino hacia abajo por la curva de su oreja, Viper se
estremeció cuando sus manos se presionaron más firmemente contra su piel,
alisándose sobre su pecho hasta que ella llegó a su sensible pezón.
Él hizo un sonido profundamente en su garganta ante la sacudida de
excitación. Fácilmente sintiendo su placer, Shay bromeó rodeando el pezón hasta
que se endureció en respuesta.
“No sabía que a los hombres les gustasen estas cosas,” murmuró ella.
“No sé sobre los demás hombre, pero a mí me gusta mucho,” dijo él con voz
ronca.
“¿Te gusta esto?”
Sorprendentemente, ella se inclinó hacia abajo para pasar su lengua sobre el
apretado pico y Viper soltó un grito ahogado. El placer corrió a través de todo su
cuerpo, endureciendo su erección y haciéndole preocuparse por primera vez en
siglos si realmente podría alcanzar el clímax con nada más que un toque.
Sus dedos se enredaron en su cabello, instándola a continuar con sus
deliciosas caricias.
Ella lo hizo.
Incluso cuando sus pesados párpados se cerraron, sus delicados dedos
trazaban un ardiente camino hacia su apretado estómago para jugar con el borde de
sus bóxers. Él se sacudió en respuesta, un gruñido saliendo de su garganta.
“Oh, sí.”
“Sí, ¿Qué?” susurró ella, tomando claramente un perverso placer en
conduciéndole hasta el punto de la locura.
Él esparció calientes besos sobre su cara mientras se movía para tirar hacia
abajo de los ofensivos bóxers.
“¿Estás intentando torturarme deliberadamente?” dijo él con voz ronca, su
mano moviéndose para cubrir las suyas de modo que pudiera instarlas hacia su
tensa erección. “¿O simplemente quieres que suplique?”
“¿Tortura y súplica? Me gusta el sonido de ambas,” replicó ella.
Viper se rió suavemente sólo para terminar con un quebrado gemido cuando
sus dedos acariciaron su pulsante longitud con un tentativo toque.
“Santo infierno,” jadeó él, su espalda arqueándose cuando ella le exploró
suavemente desde la punta hasta la base y viceversa.
No había ninguna experiencia en su toque. Era más como si ella estuviera
descubriendo por sí misma la mejor manera de llevar los bajos gruñidos a su
garganta, pero él nunca había luchado tan duro para contenerse de impulsarse en
ciega necesidad y derramar su placer.
Él enterró su cara en su cabello cuando ella lo estrechó en un firme agarre,
teniendo cuidado de no permitirle a ella sentir sus completamente extendidos
colmillos. Él no tenía ningún deseo de recordarle a ella que era uno de los temidos
vampiros.
No ahora.
Nada iba a estropear la atmósfera.
Nada excepto los repentinos golpes sobre la pesada puerta de roble.
“Shay.” La penetrante, irritante y completamente inoportuna voz de Levet flotó
a través del aire. “¿Tienes la intención de quedarte en la cama todo el día? Me estoy
muriendo de hambre aquí fuera.”
Viper se congeló, pero Shay saltó de la cama como si hubiera sido disparada
por un cañón. Rápidamente ella envolvió la bata sobre su tembloroso cuerpo.
La atmósfera estaba definitivamente rota. Y si su afligida expresión era algo
por lo que guiarse, no iba a persuadirla de revivirla a corto plazo.
Con un gruñido de frustración, Viper se echó sobre su espalda y golpeó el
colchón con sus puños.
“Voy… a… matarle.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:39 pm

:manga08: jooo Nanis te lo subo copiando el capi todo seguido XDD verás hasta el número de página...

:stp: mil perdones, así será más rápido :manga34:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:39 pm

Capítulo 11


Shay estaba sentada con Levet en la mesa de la cocina zampándose el final
de la tarta de manzana colocada delante de ella. No era que ella se estuviera
muriendo de hambre. Gracias al ama de llaves de Viper, ella había descubierto la
cocina llena a rebosar de comida. Mucha de la cual increíblemente ella había
consumido.
Pero ella tenía el hábito de comer siempre que algo molestase su mente.
Especialmente si ese algo era un vampiro de cabello plateado y oscuros ojos que
podía convertirla en una furiosa hormona con una simple mirada.
Dios mío, ella le había necesitado tan miserablemente. Necesitado sentirle
estremecerse bajo su toque, escucharle gemir de placer, guiarlo dentro de ella de
modo que ella pudiera reunirse con él en el paraíso.
Peor aún, ni siquiera podía convencerse totalmente de que nunca pasaría de
nuevo.
O de que ella no quería que pasase de nuevo.
Ella era patética. Patética, patética, patética.
Ella robó otro mordisco de la tarta de manzana y se lo metió en su boca.
Gracias a Dios, los Shalotts nunca habían tenido que preocuparse por su peso.
En contraste, Viper no era un comilón, sino un brusco caminante.
Después de haber consumido su botella de sangre de un trago, él había
comenzado a caminar pisando con fuerza a través de la casa, reuniendo sus tropas
para asegurar que los guardias estuvieran de servicio, y pidiendo ayuda para
comenzar la reparación de los túneles. Él giró a través de la casa vestido con un par
de pantalones de terciopelo negro que se ajustaban lo bastante ceñido para hacer a
Shay ahogarse con su pastel y una camisa plateada que había dejado abierta para
revelar su perfecto pecho. Él estaba lo bastante delicioso para tumbarlo sobre el
suelo y hacer su voluntad con él. Salvo por el inconfundible ceño fruncido que
estropeaba sus apuestos rasgos.
Traducido por Aremik
153
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
De hecho fue casi un alivio cuando él murmuró algo entre dientes y salió de
un portazo por la puerta trasera.
“No sé por qué ese vampiro está de tan mal humor,” murmuró Levet,
abriéndose paso a través de su cuarto plato de estofado. “Gracias a mí no se
convirtió en un pontón de polvo. Y con tu rápido pensamiento tú conseguiste
derrotar al Lu. Él debería estar inclinándose a nuestros pies en señal de gratitud, no
pisando fuerte alrededor como si tuviera un palo metido en el culo.”
Shay suspiró mientras movía hacia un lado el molde vacío del pastel. “Yo no
lo presionaría ahora mismo, Levet.”
Algo en su tono hizo a la gárgola mirarla con una ceja alzada. “Cherie, ¿qué
fue exactamente lo que conseguí interrumpir?”
Un estúpido rubor tocó sus mejillas. “Dije que no lo presiones.”
Levet soltó una súbita carcajada. “Ah… ¿así que tu odio hacia los vampiros
no se extiende al boudoir21? No puedo criticar tu gusto. Él es magnífico en una fría y
arrogante manera.”
Shay miró a su amigo con un peligroso ceño fruncido. “¿Crees que Viper es
arrogante? ¿No es eso la sartén llamándole negro al cazo?”
“¿Sartén?” Levet hizo un impotente aspaviento con sus manos. “No sé de qué
sartén hablas.”
Shay hizo rodar sus ojos. “Olvídalo, Levet. Has estado en América desde la
Revolución. Tu dominio del Inglés es mejor que el mío.”
“Inglés, bah. Ese ordinario lenguaje. No hay romance, no hay belleza. Tan
sólo horribles ruidos que chirrían sobre mis delicados oídos.”
Intentando parecer casual, Shay alzó su ceja. De algún modo, de alguna
manera, esta ridícula gárgola se había convertido en una importante parte de su
vida. Ella no podía soportar la idea de él siendo herido por su culpa.
“¿Entonces por qué sigues aquí? ¿Por qué no regresas a Francia?”
Un estremecimiento corrió a través del pequeño cuerpo gris. “¿Te refieres a
los amorosos brazos de mi familia? Sacrebleu, no sobreviviría a tal reunión. Lo
último que escuché era que mis hermanos estaban decididos a tener mi cabeza
sobre una pica.”
21
Boudoir: en francés, especie de pequeño y alargado bizcocho un poco esponjoso.
Traducido por Aremik
154
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay hizo una mueca. “Sip, las familias son una putada. Por todo lo que he
descubierto la mayor parte de mi extensa familia son sangrientos asesinos que a
menudo conservan la piel de sus presas como trofeos.”
“Encantador.”
Ella dio un tirón de su larga trenza la cual todavía estaba húmeda por la
ducha. “Hay lugares cerca de Francia a donde puedes ir. He oído que Italia es un
hermoso país.”
Pasó un latido mientras la gárgola la miraba fijamente con creciente recelo.
“¿Estás tratando de deshacerte de mí?”
Ella vaciló mientras trataba de salir con una mentira razonable bajo esa fija
mirada. Al final ella dejó escapar un suspiro. Mierda. Ella nunca podía conseguir que
mentir mereciera una mierda.
“Levet, ambos sabemos que yo no soy segura para tener alrededor. Algo ahí
fuera me quiere muerta y a ellos no les importará a quién tengan que dañar para
llegar hasta mí.”
Sus alas temblaron de indignación. “¿Crees que soy un cobarde que huye del
peligro? ¿Por qué no tan sólo cortas mi virilidad y acabas con ella?”
“Nunca he pensado que seas un cobarde, pero es estúpido ponerte en peligro
cuando no hay necesidad.”
Levet agachó su cabeza para terminar lo que quedaba de su estofado. Y más
importante, para ocultar su expresión de ella.
“No tengo nada mejor que hacer por el momento. Bien podría quedarme y
protegerte mientras espero que algo capture mi interés.”
Shay se encontró ridículamente tocada. A pesar de todo su enojo, la gárgola
se preocupaba por ella.
“Levet…” Estaba a punto de exigir que él encontrase algún lugar seguro para
estar, cuando Shay fue abruptamente cortada por un rugido que partió el aire de la
noche. “¿Qué demonios fue eso?”
Levet saltó fuera de su silla para ir hacia la puerta y abrirla. “Los aullidos de
los condenados. O un vampiro muy enfadado. Parece venir desde el garaje.”
“El garaje.” Shay se puso en pie lentamente mientras una sensación de terror
llenaba su estómago. “Oh.”
Traducido por Aremik
155
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Qué es?” preguntó Levet.
“Yo podría haber tenido algunas dificultades con el coche de Viper.”
“¿Qué clase de coche?”
“Un Porsche, creo. ¿Cuál es el problema?”
Levet rodó sus ojos hacia el cielo. “Santa Madre de Dios.”
Shay frunció el ceño cuando la gárgola agarro una barra de pan recién
horneado y se encaminó hacia las escaleras que llevaban al sótano.
“¿A dónde vas?”
“A encontrar un refugio de la tormenta que se avecina.”
Hubo otro rugido y Shay presionó una mano sobre su apretado estómago.
“Acabas de prometer que te quedarías para protegerme.”
Levet le hizo una pedorreta con la lengua. “Destrozaste el Porsche de un
hombre. Estás sola.”
“Traidor.” le llamó ella por detrás al demonio que se batía en retirada.
Su voz seguía sonando a través de la cocina cuando la puerta trasera fue
abierta de un empujón y una oleada de poder se precipitó sobre su piel mientras
Viper entraba en la habitación.
A pesar de sus mejores intenciones, Shay se encontró a sí misma
retrocediendo contra la esquina más cercana mientras él se deslizaba hacia delante.
“¿Qué hiciste?” él se detuvo a pocos pasos, como si no estuviera del todo
seguro de que pudiera confiar en sí mismo para estar más cerca. Shay agarró la
encimera tras ella, aceptando a regañadientes que incluso en su furia él era
ferozmente hermoso. Fue casi un esfuerzo no alargar la mano y tocarles tan sólo
para recordarse a sí misma que él era real y no sólo alguna fantasía salida del
sueño de una mujer. “¿Detenerte en un derby de demolición22 en tu camino?”
Ella reunió con severidad sus pensamientos.
Patética. Absolutamente patética.
Derby de demolición: carrera de coches en la cual el objetivo es destrozar a los automóviles
rivales, el ganador es quien sobrevive con el automóvil funcionando.
22
Traducido por Aremik
156
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
“No estoy acostumbrada a conducir un coche manual23.”
Abraza la Oscuridad
“¿Y por eso lo llevaste por cada árbol y bache que pudiste encontrar?”
Sus labios se adelgazaron ante su cortante tono. Hermoso o no, había veces
cuando él era malditamente molesto.
“No está tan mal.”
“Es una ruina total.”
“Admitiré que hay unos pocos arañazos y abolladuras, pero difícilmente una
ruina.”
Los ojos de medianoche se estrecharon. “El árbol de transmisión está más
allá de la reparación, la transmisión está golpeada, el…”
“Vale, hay algunos problemas,” le interrumpió ella, haciendo una mueca por
dentro cuando recordó justamente cuantos baches y árboles se las había arreglado
para localizar. “Es sólo un coche.”
“¿Sólo un coche?” Él parpadeó como si ella hubiera hablado en una lengua
extranjera. “Eso es como decir que un Picasso es sólo otra pintura. Eso es… era
una obra maestra.”
“Tú fuiste el que me ordenó que cogiera un coche y me fuera.”
“No me di cuenta de que necesitara especificar que fuera devuelto de una
pieza.”
Suficiente. Su mentón sobresalió y ella colocó sus manos sobre sus caderas.
Él tenía que ser el más insensible, ingrato y maleducado vampiro que jamás
caminase sobre la tierra.
“¿Qué quieres de mí? ¿Una disculpa?”
Por un momento él continuó mirándola fijamente y entonces, sin advertencia,
su mal humor pareció deslizarse lejos y esa peligrosa y pecadora sonrisa curvó
lentamente sus labios.
“Mmm… ¿qué que quiero de ti?” Él se movió hacia delante con sensual
elegancia. “Una pregunta fascinante.”
23
NdT: la mayoría de coches de fabricación americana tienen cambio automático desde hace
muchos años, a diferencia de los europeos que son manuales (como el Porsche), de ahí que ella no
sepa cómo conducir usando el embrague y la palanca de cambios y se cargue la transmisión.
Traducido por Aremik
157
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Su corazón dio una alarmante sacudida. Toda la advertencia que necesitaba
para mantener firmemente a raya a este vampiro.
“No te atrevas a dar un paso más.”
Su suave risita goteó hacia abajo por su columna. “Ahora bien, cariño, sabes
bien que a mí no se me desafía.”
“No lo hagas.”
Por supuesto, él dio ese paso. Él era un vampiro, ¿no?
Shay permitió al instinto hacerse cargo. Cuando él alargó una mano para
cocar su cara, ella agarró su brazo y con un rápido movimiento ella se tiró al suelo,
usando su momentánea sorpresa para tirar de él hacia abajo con ella. Con una dura
parada contra el suelo ella había rodado a Viper sobre su espalda y estaba
encaramada sobre su pecho.
Todo había pasado con tan suave facilidad que Shay supo que Viper no
había hecho nada para contraatacar. Una suposición que fue confirmada cuando
ella miró fijamente dentro de sus provocativos ojos.
“¿Y ahora qué piensas hacer conmigo?” murmuró él suavemente, sus manos
moviéndose para ahuecar sus caderas en un sugestivo agarre.
Gracias a Dios por el espesor de los vaqueros. Ella no estaba segura de qué
habría pasado si él tocase su piel desnuda de nuevo.
Nada que ella debiera querer.
“No me tientes.”
“Pero eso es precisamente lo que quiero hacer.” Él hizo algo con su pecho
que frotó contra la unión entre sus pierna, enviando una pequeña descarga de
placer a través de ella. “¿Estás tentada?”
Ella apretó los dientes. “De poner una estaca a través de tu corazón.”
“¿Antes o después de que grites tu placer?”
“No tenemos tiempo para estas chorradas,” murmuró ella, soltando un
repentino chillido cuando él se puso en pie con un fluido movimiento y ella se vio
obligada a envolver sus piernas alrededor de su cintura o ser dejada caer sobre su
trasero.
Traducido por Aremik
158
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus brazos se sacudieron sobre ella y él inclinó hacia abajo su cabeza para
robar un feroz y hambriento beso.
Un beso que hizo a su cabeza dar vueltas antes de que él se retirara con un
suspiro.
“Desafortunadamente tienes razón.” Suavemente, él la dejó de pie de nuevo.
“Debemos hacer planes.”
Shay se tambaleó, pero no se cayó.
Ya era algo.
“¿Nosotros?” preguntó ella.
“Te guste o no, cariño, sigues perteneciéndome.”
Ella se tensó antes de que el sentido común la advirtiera de que sus
provocativas palabras habían sido deliberadas. Él quería distraerla.
La pregunta era por qué.
“¡No puedes tener en serio la intención de mantenerme cerca!” exclamó ella.
“Casi te matan. ¿Por qué querrías tenerme cerca cuando seguramente pondría en
peligro tu vida?”
Él se encogió de hombros. “Es un respiro de la monotonía. No he tenido a
nadie intentando matarme durante un tiempo muy largo.”
Sonaba extraordinariamente igual a la pobre escusa de Levet. Sus ojos se
estrecharon.
“No te creo. ¿Por qué no rompes el amuleto y te libras de mí?”
Sus rasgos se endurecieron. “Porque me perteneces y yo cuido de lo que es
mío.”
¿Pertenecerle a él? Uf. “Eso no es tranquilizador.”
Los dedos de él rozaron su mejilla. “Debería serlo.”
Ella dio un apresurado paso hacia atrás. Maldita sea, él sabía que ella no
podía pensar cuando la estaba tocando.
Traducido por Aremik
159
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Dijiste algo sobre un plan?” preguntó ella, aceptando que él iba a seguir
siendo como una espina clavada en su costado sin importar cuán estúpido o
peligroso fuera estar cerca de ella.
Hombres.
“Es obvio que no podemos simplemente ocultarnos,” murmuró él,
apoyándose contra la encimera viéndose calmado y perfecto. “Debemos decidir la
mejor forma de mantenerte a salvo.”
“El Lu dijo que debíamos mirar en mi maldición.” Shay arrugó su frente.
“¿Qué quiso decir?”
“No tengo ni la menor idea. ¿Qué sabes sobre tu maldición?”
“Nada.”
“Debes de saber algo.”
Shay se encogió de hombros. “Yo era muy joven y sólo tengo vagos
recuerdos de estar en una cueva oscura y de un fuerte dolor en mi hombro.”
“¿Tu hombro?”
Shay se detuvo antes de soltar un suspiro y dar un tirón del cuello de la
cómoda camiseta que ella había encontrado en su armario. Girándose, ella reveló la
marca que estropeaba la piel de su omóplato.
Ella estaba preparada para la sensación de sus dedos trazando ligeramente
el perfecto círculo que encerraba los intrincados y extraños símbolos dibujados. Ella
había estudiado la marca miles de veces durante años. Ella sabía que con la luz del
techo tendría un tenue brillo, y que tendría una extraña cualidad translúcida a la luz.
Como si flotase unos milímetros por encima de su piel en lugar de ser una parte de
su cuerpo.
Jamás sus dedos rozaron su piel tan suavemente, como fascinados por la
extraña marca.
“¿Estabas sola cuando estabas en la cueva?”
Shay se estremeció. Ella no tenía verdaderos recuerdos de la cueva. Sólo
destellos y flases que entrarían en sus sueños y la hacían despertarse con brote de
pánico.
“No, pero estaba demasiado oscuro para mí para ver quién más estaba allí.”
Traducido por Aremik
160
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Lo símbolos me son familiares,” murmuró él.
Con una sacudida por la conmoción, ella se giró para mirarle con sus ojos
abiertos de par en par. “¿Los reconoces?”
Él se encogió de hombros, con expresión de estar dándole vueltas. “No
puedo leerlos, pero son runas de bruja.”
“He visto runas de bruja. El aquelarre de Edra no utilizaba nada como esto.”
“Edra no era una bruja elemental. Ella utilizaba sacrificios de sangre para su
poder, no la tierra.”
Shay sacudió su cabeza. Sus palabras no tenían sentido. “¿Por qué me
maldeciría una bruja?”
“Esa es la cuestión, ¿no? Creo que primero debemos encontrar a alguien que
pueda decirnos precisamente lo que está involucrado en esta maldición en
particular. Eso podría darnos una pista sobre quién la lanzó.”
“Brujas.” Ella envolvió sus brazos sobre su cintura. “Maldición.”
Él sonrió con ironía. “Yo tampoco soy demasiado aficionado de las brujas,
pero sé que no todas son como Edra.”
Shay hizo una mueca. Ella había pasado demasiados años en las garras de
la brujas como para no tener un poco de prejuicios. Ellas la habían tratado como a
un animal salvaje para ser amarrado con una correa y castigado a su antojo.
Por lo que a ella concierne, la única cosa peor que las brujas era los
vampiros.
“¿Así que crees que debemos buscar y encontrar un aquelarre? preguntó ella
de mala gana.
“Primero quiero hablar con alguien que conozco. Ella podría ser capaz de
darme la información que necesito.”
“¿Tú hablarás con ella?” Shay estrechó su mirada. “¿Mientras yo estoy
encogida de miedo en algún agujero? Te he dicho que no seré tratada como una
idiota indefensa.”
Sus labios temblaron por la diversión que él no podía ocultar del todo. “Sí, sí,
tú eres una guerrera.”
Él estaba a punto de descubrir justamente cuán peligrosa guerrera era.
Traducido por Aremik
161
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Un dedo en el ojo, un puñetazo en la nariz, un rodillazo en la ingle.
No necesariamente en ese orden.
“No te atrevas a tratarme con condescendencia,” siseó ella.
Como si sintiera que él estaba cerca de un doloroso golpe, Viper alargó las
manos para agarrar ligeramente sus hombros, con una expresión sombría.
“Shay, por el momento no sabemos quién está detrás de ti, o a quién podrían
haber llamado para ayudarles. No estoy por llevarte dentro de un aquelarre donde
podrían atraparnos a ambos con un hechizo. Esto no es sobre huir de la batalla,
sino sobre usar nuestras ventajas para nuestro mejor provecho.”
Sonaba molestamente prudente.
Ella no quería prudencia. Ella quería embestir dentro y descubrir la verdad.
Preferiblemente por la fuerza. Ella ciertamente no quería esconderse y esperar que
alguien más resolviera sus problemas.
Agg.
“¿Y si tú eres atrapado?” preguntó ella.
“Entonces puedes venir y rescatarme,” prometió él con una lenta sonrisa.
“¿Estás tan seguro de que lo haría?”
“Si me matan, te verás obligada a regresar con Evor y quien sea que lo
retiene.”
Ella escondió el repentino escalofrió que bajó lentamente por su columna. “El
Lu dijo que Evor estaba vivo y bien.”
“Vivo y bien, pero ¿por cuánto tiempo?” preguntó él.
Esta vez ella no podía ocultar su horror. “No.”
Sin previo aviso, sus brazos estaban sobre ella y se encontró arrastrada con
fuerza hacia su pecho. Ella debería haber protestado, pero se sentía tan
malditamente bien ser sostenida.
Incluso si eran los brazos de Viper los que estaban alrededor de ella.
“Shay… te protegeré,” susurró él cerca de su oído. “Te lo prometo.”
Traducido por Aremik
162
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Inclinándose hacia atrás ella estaba a punto de decir algo.
Algo que fue total y absolutamente olvidado cuando él se inclinó hacia abajo
para cubrir sus labios en un beso que la derritió hasta los pies.
La casa en el elegante barrio norte de Chicago era una prueba de evidente
consumismo. Lo bastante grande como para alojar a un ejército de buen tamaño,
estaba repleta desde el sótano al ático con raras obras de arte y tesoros de
incalculable valor.
Sin embargo, Shay bastante sorprendida de descubrir que a pesar de todos
los ecos de grandeza y hermosos artefactos, conseguía poseer una sensación de
calidez.
Bueno, quizás no tan sorprendente, reconoció ella mientras miraba fijamente
a la mujer que caminaba a su lado. Había algo muy práctico y reconfortante en
Abby. Era algo más que sus informales vaqueros y camiseta, o que su sonrisa fácil.
Había una facilidad natural en ella que consiguió derretir incluso la tensión de Shay.
No era en absoluto lo que ella hubiera sospechado del Fénix, la perdición de los
demonios de todas partes.
Afortunadamente inconsciente del creciente asombro de Shay, Abby abrió la
puerta de la biblioteca y le hizo un gesto a Shay para que entrase.
“Deberías encontrar algo aquí que tentará,” murmuró ella.
Shay cruzó el umbral y se detuvo asombrada. Cuando Abby había pedido
saber cómo pasaba ella su tiempo, Shay había mencionado casualmente su amor
por los libros. Por supuesto, Abby se había puesto de pie instantáneamente para
llevar a Shay a su biblioteca. Ella parecía extrañamente ansiosa de complacer a su
invitada. Especialmente teniendo en cuenta que Viper la había tirado tan
arrogantemente sobre las escaleras de entrada como si fuera un poco de basura no
deseada.
“Dios mío, es hermosa,” dijo ella soltando el aliento.
Y lo era.
Traducido por Aremik
163
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El techo dominaba sobre tres plantas con una inmensa lámpara de araña que
arrojaba una tenue luz sobre los cientos y cientos de libros encuadernados en
cuero. En cada planta había una pasarela para enmarcar las estanterías sin fin, y en
la sala principal había un pesado escritorio de nogal y sillones de orejas de cuero
colocados haciendo juego al lado de una chimenea.
Abby se rió entre dientes ante su inconfundible asombro.
“Créeme, si Dante lo hiciera a su manera la casa entera estaría plagada de
libros. Es sólo con severa determinación que mantengo la mayoría de ellos limitados
a esta habitación.”
Shay se movió hacia delante para apreciar mejor el olor del cuero envejecido.
Ah. Era un pequeño pedazo del paraíso.
“Él debe haber estado coleccionando esto durante mucho tiempo,” murmuró
ella.
“Más de cuatrocientos años.” Abby dio un paso hacia delante para abrir un
pequeño armario colocado dentro de las estanterías. “Si prefieres una revista
puedes encontrarlas aquí.”
Shay instintivamente se alejó un paso de su compañera. Casi como si ella
esperara un golpe. Había pasado años siendo una esclava. No sabía cómo
demonios ser una invitada.
“Gracias.”
Enderezándose, Abby la lanzó una mirada curiosa. “¿Tienes miedo de mí
porque soy el Fénix? Te prometo que no te haré daño.”
Shay retorció sus manos, avergonzada de que su malestar fuera tan
evidente.
“Yo… Viper no debería haberme forzado sobre ti.”
“¿Forzado sobre mí?” Dando un paso hacia delante, Abby tomó las manos de
Shay en las suyas. Su piel estaba más caliente que la de un humano normal, como
si el espíritu que ella llevaba dentro se extendiese con una suave aura. Era la única
indicación de que Abby no era muy normal, a menos que uno contase los
asombrosos ojos azules que eran la verdadera marca del Fénix. Con una sonrisa,
Abby dio a sus manos un pequeño apretón. “¿No te dijo Viper que yo envié a Dante
específicamente para invitarte a visitarme? He estado deseando tenerte aquí.”
Shay agachó su cabeza con confusión. “¿Por qué?”
Traducido por Aremik
164
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Afortunadamente, Abby parecía no entender. “Por mucho que adore a Dante,
echo de menos la compañía de otra mujer.”
“Tú debes de tener amigos.”
Abby soltó un débil suspiro. “No, no realmente.”
Shay levantó bruscamente su cabeza, dándose cuenta de que sus palabras
habían sido completamente desconsideradas.
“Oh. Lo siento, no pensé que tú siendo el Cáliz…”
“No es eso, aunque no ayuda el ser considerada una diosa por algunos.”
Abby sonrió con ironía. “Siendo realmente honesta, realmente nunca he tenido
ningún amigo.”
“Todos los humanos tienen amigos.”
“No todos.” Abby hizo una mueca, como si reviviera malos recuerdos. Luego,
con un evidente esfuerzo, las sonrisa volvió a sus labios. “Así que, no más de esa
tontería de ser forzada sobre mí. Yo estoy encantada de tenerte aquí.”
La última ansiedad de Shay se derritió bajo su bondad. Era simplemente
imposible estar cohibido e incómodo con esta mujer.
“Gracias,” dijo ella mientras una amplia y genuina sonrisa curvaba sus labios.
Abby parpadeó sorprendida, dando un paso hacia atrás para mirar a Shay
con una extrañamente perpleja expresión.
“Buen Dios, no es de extrañar que Viper parezca como si hubiera sido
alcanzado por un rayo,” dijo ella soltando el aliento.
“¿Qué?”
“Eres preciosa, pero claro tú ya sabes eso.”
Shay parpadeó. “Estás siendo ridícula.”
“¿Te has mirado en un espejo? Si no estuviera ya emparejada, estaría celosa
como el infierno.”
Preguntándose si Abby se estaba burlando de ella, o si ella estaba
simplemente tratando de ser amable, Shay sacudió su cabeza con agitación.
“Soy medio demonio.”
Traducido por Aremik
165
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Y Viper y Dante son demonios completos. ¿Vas a decirme que tú no crees
que ellos sean guapos?”
Bueno, demonios. Esa era una pregunta tendenciosa.
No sólo una mujer tendría que estar trastornada para pensar que los dos
vampiros eran todo tipo de deliciosas bondades, sino que esta mujer estaba casada
con uno de ellos.
Shay nunca había tenido muchos amigos, pero sabía que era mala idea
insinuar que había algo menos que perfecto en su pareja.
“Dante es muy apuesto,” reconoció ella.
Abby alzó sus cejas. “¿Y Viper?”
“Es un dolor en el culo.”
“A veces,” estuvo Abby de acuerdo de buena gana. Su cabeza ladeada hacia
un lado. “Sabes que yo estaba furiosa cuando descubrí que él te había comprado a
ese horrible traficante de esclavos. No podía creer que él haría tal cosa después de
que tú salvaras su vida.”
Bueno, joder, gracias a Dios.
Al menos alguien entendía su indignación.
“Confía en mí, yo tampoco podía.”
“Pero ahora, debo admitir, empiezo a preguntarme si sus intenciones eran
totalmente egoístas.”
“Bueno, ciertamente él no lo hizo por la bondad de su corazón,” Shay se
sintió obligada a señalar el punto.
“Tal vez no del todo. Él es después de todo un vampiro.” Ella soltó una risita.
“Pero, creo que tú le fascinas lo suficiente como para que él se sintiera obligado a
buscarte y encontrarte.”
Shay se estremeció inconscientemente. Estaba de acuerdo en que ella había
fascinado a Viper. Tan sólo no por las razones por las que una mujer quería fascinar
a un hombre.
“Soy la última Shalott. Los vampiros han estado persiguiéndonos desde el
principio de los tiempos.”
Traducido por Aremik
166
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Eso podría ser cierto, pero no te ves como si hubieras sido demasiado
duramente maltratada.”
Shay podría haber mentido y señalar que como un demonio ella se curaba
con notable rapidez, pero eso habría sido tremendamente injusto.
Viper la había tratado con una ternura que era tan inquietante como
inesperada. Y aunque ella no podía confiar totalmente en que él no se convertiría
repentinamente en el monstruo que ella temía, no tenía ninguna razón para
quejarse.
“Él ha hecho… algunas promesas,” admitió ella.
“Ah.”
Shay nunca estuvo destinada a descubrir lo que es ah quería decir cuando la
puerta de la biblioteca fue abierta y un alto vampiro de cabello negro como un
cuervo entró en la habitación.
“Perdón por interrumpir, mi amor, pero Viper ha regresado,” murmuró Dante
con una sonrisa de disculpa.
Shay se tensó, su estómago se apretó con temor. Haber vuelto con tanta
rapidez sólo podía significar que él no podía desenterrar ninguna información de
valor.
“¿Ya?”
Dante miró fijamente hacia su esposa. “Ha traído con él a una bruja.”
Fue el turno de Abby para tensarse. “¿Él trajo a una bruja a esta casa?”
Dante levantó sus manos en un movimiento indefenso. “Él jura que ella está
aquí para ayudar a Shay a encontrar la verdad sobre su maldición.”
Hubo un tenso momento antes de que Abby se girase para mirar a Shay con
una inquisitiva mirada.
“¿Deseas reunirte con ella?”
Shay lamió sus resecos labios. Ella mejor que nadie entendía el desagrado
de Abby por las brujas. Nada como una experiencia cercana a la muerte para unir a
la gente.
Traducido por Aremik
167
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sin embargo, ella tenía que confiar en que Viper sabía lo que estaba
haciendo.
Maldita sea.
“Supongo que debería.”
Como si sintiera el esfuerzo que habían tomado las palabras, Abby dio a sus
manos un suave apretón.
“No te preocupes. Estaremos contigo.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:40 pm

Capítulo 12


Styx estaba esperando en las cavernas inferiores cuando Damocles entró
paseando a través de la oscuridad y se movió hacia la charca mágica.
Como siempre, Styx sintió una oleada de disgusto por el extravagante
diablillo. A pesar de la roca desnuda y el embarrado suelo, el idiota estaba vestido
con una rica túnica de terciopelo que estaba excesivamente adornada con hilo de
oro. Incluso su cabello estaba cuidadosamente arreglado y enhebrado con esas
ridículas hojas que llenaban el aire con un molesto sonido de campanillas. Pero era
más que sus frívolas prendas y burlonas maneras lo que hizo a Styx apretar sus
dientes. El demonio no había traído nada más que miseria y fracasos a su paso.
De haber sido sabio no habría aceptado al demonio en el momento en que
había aparecido. ¿Cómo podían confiar siquiera en un demonio que había sido una
vez un fiel sirviente de un vampiro al que los Cuervos se habían visto obligados a
matar?
Por desgracia, él había sido ciego al peligro hasta que fue demasiado tarde.
Ahora él se veía obligado a limpiar el desafortunado desorden lo mejor que podía.
Esperando hasta que el diablillo estaba casi sobre él, Styx se deslizó
silenciosamente desde las sombras para bloquear su camino.
“De modo que has fallado de nuevo, diablillo,” dijo él con frio tono. “No
tenemos a la Shalott, e incluso el patético trol eludió tu agarre.”
Deteniéndose, el diablillo realizó una elaborada reverencia antes de
enderezarse para mirar a Styx con sus cejas alzadas.
“¿Fallado? Una dura palabra. Especialmente para un pobre hombre que
acaba de perder a su más preciada mascota.” Sus manos alisaron hacia abajo el
terciopelo negro de su vestido. “¿No puedes ver que estoy de luto?”
Traducido por Aremik
169
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Styx descubrió sus colmillos. Él se había enfurecido cuando se había
enterado de que Damocles había despertado al Lu y lo había enviado como un loco
a través de Chicago. Ellos podrían muy bien haber enviado una invitación formal a
cada uno de sus enemigos.
“Todo lo que puedo ver es un traicionero diablillo que barre para su propia
casa mientras sirve veneno a su maestro.”
Damocles se llevó una mano hasta su pecho, su expresión era de burlona
inocencia. “¿Veneno? ¿Qué es lo que quieres decir?”
“No pienses que no soy consciente de esos cálices que tú metes a
escondidas en la alcoba del maestro cada noche.”
“Es cierto que envío una mezcla de raras pociones para ayudar a aliviar el
dolor de nuestro amo.” El diablillo se encogió de hombros. “¿Preferirías verlo sufrir,
o tal vez consumirse por completo?”
“Fueron tus repugnantes brebajes lo que le ha dejado tan débil.”
Algo brilló en los pálidos ojos verdes. Algo que era oscuro y peligroso.
Instintivamente, Styx deslizó su mano bajo su bata túnica para tocar la empuñadura
de su daga.
“¿Una malvada acusación? ¿Puedes ofrecer pruebas?”
“Sé que el maestro estaba mejorando en gran medida después de…” A pesar
de sí mismo Styx descubrió que era reacio a continuar.
“¿Después de que capturaseis al padre de la Shalott y lo ofrecieseis como
sacrificio?” terminó Damocles con una sonrisa que hizo a Styx luchar por mantener
su calma glacial.
Por todos los santos, odiaba que le recordasen ese mal necesario. Incluso
después de todos estos años poseía el poder de golpearle profundamente en su
conciencia.
Extraño, teniendo en cuenta que él podía ahogarse en la sangre que había
derramado.
“Sí,” dijo él apretando los dientes.
“Oí que se las arregló para matar a tres de tus Cuervos antes de que fuerais
capaces de dejarle inconsciente y arrastrarlo a esta cueva.”
Traducido por Aremik
170
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El deseo de hundir sus dientes profundamente en la esbelta garganta del
diablillo y dejarlo seco fue casi abrumador. Sólo las órdenes de su maestro le
impidieron librarse del desagradable pesado.
“De todos modos, la sangre del Shalott le había limpiado de su enfermedad
hasta que tú llegaste con tus… pociones,” acusó él, su mano aún seguía sobre su
daga.
El diablillo sacudió sus dorados rizos. “Yo sólo he hecho lo que me fue
ordenado por mi maestro. ¿Cuestionas sus decisiones?”
“Debería haber cortado tu cabeza en el momento en que apareciste.”
“Ah, ¿pondrás los pecados del maestro a los pies del sirviente? ¿Esa es tu
concepto de la justicia, Señor Puritano?”
Styx soltó un bajo siseo. “Si hubiera alguna verdadera justicia, tú habrías
muerto al lado de tu anterior maestro.”
“¿Lo habrías hecho?”
“Si fuera necesario.”
Damocles simplemente sonrió. “Lo veremos.”
“Suficiente.” Styx maldijo al comprender que se permitió ser provocado tan
fácilmente. Lo pasado, pasado estaba. Sólo el futuro importaba. “No vine para
intercambiar palabras vacías con gente como tú. He convencido al maestro para
que me permita recuperar a la Shalott. Una vez que me hayas revelado la
localización de la demonio, tú ser… tus servicios24 ya no serán necesarios.”
Como era de esperar, Damocles pareció exquisitamente indiferente a la
amenaza que flotaba en el aire. Con lánguidos movimientos, él pasó rodeando a
Styx para detenerse al lado de la charca mágica.
“Debo decir que estoy sorprendido de que tomaras esa tarea para ti mismo,”
dijo el diablillo arrastrando las palabras.
Styx miró al demonio con ferocidad. “¿Por qué?”
“¿No te ha dicho el maestro quién tiene a la Shalott?”
24
NdT: (you’re… services...) la autora usa un juego de palabras con la pronunciación que indica una
amenaza velada o un cambio de palabras para expresarse, comienza a decir en inglés you’re (tú
ser/estar) y termina diciendo (tus) services (servicios), esto queda bien porque your (tus) y you’re se
pronuncian muy parecido, he intentado aproximarlo lo más posible.
Traducido por Aremik
171
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Si tienes algo que decir, diablillo, entonces dilo.”
“Simplemente parece extraño que después de todos tus pesados balidos
sobre preservar la sangre de vampiro estuvieras tan impaciente por derramarla
ahora.” Damocles agitó una delgada mano sobre la charca mágica y le hizo señas a
Styx para que se acercara. “Ven.”
Una fría sensación de terror bajó poco a poco por su columna mientras Styx
se movía para mirar dentro del agua turbia.
En un primer vistazo sólo pudo ver el delicado y bronceado rostro de la
Shalott. Un rostro que se parecía inquietantemente al de su padre. Él se endureció
rápidamente contra cualquier sentimiento de pesar ante su rostro. Su sangre era
todo lo que se interponía entre la paz y el caos.
El agua se movió y su atención se volvió hacia el hombre al lado de ella. El
terror se extendió por su cuerpo cuando captó un vistazo del familiar cabello
plateado y los arrogantes rasgos.
“Viper,” jadeó él por el shock.
“¿Amigo tuyo?”
“¿Dónde están?”
Con una sonrisa burlona, Damocles hizo otro movimiento con su mano y la
imagen se retiró para revelar una elegante mansión que Styx reconoció
inmediatamente.
Todo vampiro conocía la dirección de Dante y Abby.
Ningún demonio quería tropezar accidentalmente con la diosa.
“Debo decir que la Shalott sabe cómo escoger a sus compañeros.” El diablillo
le deslizó una mordaz mirada. “Dos vampiros, una raquítica gárgola y el Fénix.”
Styx se enderezó bruscamente. “¿Qué hay del trol Evor?”
“Me temo que mis escasos intentos para descubrir su paradero han sido en
vano.” Damocles soltó una baja risita. “Quizás ha desaparecido en una proverbial
nube de humo.”
“¿Encuentras esto divertido?”
“Lo encuentro deliciosamente irónico.”
Traducido por Aremik
172
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Styx entrecerró su mirada. “Ten cuidado de no ahogarte con esa ironía.”
“Oh, lo haré lo mejor que pueda.”
Styx había soportado suficiente. Sabía dónde localizar a la Shalott. Ya no
necesitaba más al irritante diablillo.
“Haz las maletas mientras yo me voy, Damocles. Cuando regrese tengo la
intención de ver que seas sacado de la propiedad.”
“Como desees.”
Styx ignoró la extravagante reverencia que el diablillo le ofreció mientras
giraba sobre sus talones y dejaba la sala. Muy pronto Damocles sería expulsado de
la propiedad o asesinado por sus propias manos. De cualquier modo él ya no sería
capaz de extender su veneno.
Por ahora, no importaba nada más que hacer frente a Viper y convencerle de
alguna manera de renunciar a su esclava.
Esperando hasta que él estuvo seguro de que el vampiro había dejado la
caverna, Damocles soltó una suave risa y se movió hacia las profundas sombras
detrás de la charca. Con un movimiento de su mano, la roca brilló de repente para
revelar una entrada oculta.
Damocles se deslizó dentro y avanzó cuidadosamente por las estrechas
escaleras que habían sido talladas en el suelo. Su nariz se arrugó ante los
nauseabundos olores que llenaban el aire. Los olores de carne sin lavar y
excrementos.
Tener un prisionero siempre era un negocio sucio.
Sin embargo, tenía sus recompensas.
Deteniéndose en el último escalón, él vio al regordete trol que se agazapaba
en la esquina y lo miraba fijamente con odio en sus pequeños y brillantes ojos rojos.
“Bueno, Evor, veo que tu encarcelamiento no ha dañado tu apetito,” murmuró
Damocles mientras miraba con mordacidad hacia los numerosos huesos que habían
sido limpiados por completo y tirados sobre el suelo.
El mugriento trol hizo traquetear las pesadas cadenas que lo sujetaban a la
pared.
“¿Qué más se puede hacer en esta pocilga?”
Traducido por Aremik
173
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Damocles soltó una baja carcajada. “¿Es esa la forma de hablar de tus
encantadores aposentos?”
“Vete a tomar por culo.”
“Tsk, tsk. Ese lenguaje.”
Los rojos ojos se entrecerraron con pequeña astucia. “¿Qué quieres de mí?
¿Dinero? ¿Esclavos?”
“Nada tan valioso.” Alzando una mano, Damocles acarició sus dorados rizos.
“Todo lo que necesito de ti, querido Evor, es tu vida.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:40 pm

Capítulo 13


Viper no se molestó en ocultar su impaciencia. Caminando de un extremo al
otro del enorme vestíbulo él mantuvo su mirada enfocada en la elegante escalera de
mármol.
No era que estuviera preocupado por la seguridad de Shay. El diablo sabía
que había pocos lugares más seguros que al lado del Fénix. ¿Qué demonio se
arriesgaría a la cólera de la diosa?
No, su impaciencia era mucho más personal.
Había pasado menos de una hora y él ya se sentía ansioso porque ella no
estaba a su lado. Porque él no podía alargar la mano y tocarla.
Era una mala señal. Una muy mala señal para un vampiro que nunca le había
dedicado a una mujer un segundo pensamiento a menos que ella estuviera bajo la
protección de su clan.
Desafortunadamente, parecía que no podía encontrar en su inmóvil corazón
la menor preocupación por estar pisando aguas mucho más profundas que nunca
antes.
Sin duda otra mala señal.
Su aguda audición recogió el sonido de pasos mucho antes de que Dante,
Abby y finalmente Shay, quedaran a la vista. Andando a zancadas hacia delante,
permitió a los otros pasar, pero cuando Shay alcanzó el último escalón, él alargó los
brazos para alzarla y plantar un concienzudo beso sobre sus sorprendidos labios.
Ella se apartó y lo miró con los ojos muy abiertos. “Viper.”
Él ignoró sus meneos mientras la mantenía firmemente presionada contra su
pecho. “¿Qué?”
“Apenas estamos solos,” siseó ella.
Frotando su mejilla contra la de ella, él saboreó perfumado calor que nublaba
sus sentidos.
Traducido por Aremik
175
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Eso podría arreglarse si estás interesada,” susurró él contra su oído.
“No,” murmuró ella con un indignado aliento, pero Viper no se perdió el
repentino endurecimiento de sus pezones.
Difícil no captar eso.
Bueno. Muy bueno.
“¿Estás segura?” Él apretó sus brazos a su alrededor. “Podría mostrarte lo
mucho que te he echado de menos.”
“Sólo te fuiste por una hora.”
“¿Qué puedo decir? Me has embrujado.”
Ella dio una furtiva mirada por encima de su hombro, un toque de rosa tiñó
sus mejillas.
“Hablando
abandonada.”
de
embrujamientos,
creo
que
tu
compañera
se
siente
Con renuencia, Viper bajó a Shay hasta sus pies y dio un negligente
encogimiento de hombros.
“Natasha nunca ha sido mi amante.”
“¿Quiere serlo?”
Él sonrió ante su áspero tono. “Ella ha señalado que no se opondría a
compartir mi cama. ¿Estás celosa?”
“Eso te gustaría, ¿no?” Ella cruzó los brazos sobre su pecho, sus ojos
brillando. “¿Dos mujeres peleando por ti?”
“Nunca he tenido predilección por las mujeres enojadas, pero me gustaría
mucho pensar que estas celosa de que otra mujer quiera ser mi amante.”
Ella mordió su labio inferior como si se diese cuenta de que ella había
revelado mucho más de lo que tenía previsto.
“¿Por qué está ella aquí?”
Viper permitió que su atención se desviase hacia la puerta. La joven bruja era
lo bastante guapa con su largo cabello negro y pálida piel, pero ella no podía
Traducido por Aremik
176
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
compararse con la impresionante belleza de Shay. Algo de lo que Natasha parecía
muy consciente mientras un malhumorado puchero se establecía en su estrecha
cara.
“Ella promete que puede lanzar un hechizo sobre tu marca para ayudarnos a
descubrir quién la puso allí.”
“¿Estás de coña?”
Viper se encogió de hombros ligeramente. “Merece la pena intentarlo. Vamos,
creo que Natasha debería explicártelo.”
Él dirigió a la reacia Shay hacia la bruja que esperaba, escondiendo una
sonrisa cuando las dos intercambiaban una mutua mirada de desagrado.
“Déjame ver la marca,” pidió Natasha.
La siempre testaruda Shalott entrecerró sus ojos con sospecha. “¿Por qué?”
“Shay.”
Viper tocó su brazo y ella soltó un suspiro.
“Vale.” Girándose, ella tiró hacia abajo del cuello de su sudadera para revelar
la marca. “Ahí tienes.”
La insinuación de infantil enojo de la bruja se desvaneció para ser
reemplazado por la concentración de un profesional. Manteniendo su mano por
encima de la marca, Natasha murmuró por lo bajo.
Muchos minutos pasaron antes de que la bruja diera un repentino
estremecimiento y retirase su mano.
“Un hechizo poderoso, pero no maligno. Es más una vinculación que una
verdadera maldición.”
“¿Puede romperse?”
“No sin el que sostiene la maldición. Deben estar juntos para que la maldición
sea rota.”
Viper frunció el ceño. “¿Puedes al menos ayudarnos a descubrir quién fue el
responsable de la maldición en primer lugar?”
Traducido por Aremik
177
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Natasha pensó en ello un momento antes de encogerse de hombros. “Puedo
lanzar un hechizo que te dará un rastro de la bruja. En tanto en cuanto ella no haya
conseguido cubrirla con un contra-hechizo.”
Shay se giró lentamente, su expresión cautelosa. “¿De qué tipo rastro estás
hablando?”
“¿Has jugado alguna vez a caliente y frío?” preguntó Natasha.
“No.”
“Una vez que se lance el hechizo, la marca se volverá más caliente cuanto
más cerca estés de la bruja que te marcó, y más fría cuanto más lejos te vayas.”
Shay lamió sus labios. “¿Cuánto tiempo durará?”
“Un día, tal vez dos.”
Viper se movió para colocar un tranquilizador brazo sobre sus hombros.
“¿Quieres arriesgarte?”
Ella miró hacia arriba, sus ojos extrañamente vulnerables en la tenue luz.
“Realmente no tenemos elección, ¿verdad?”
Él quería mentir. Él quería asegurarle que la llevaría muy lejos y que nunca
tendrían que preocuparse de otra cosa por toda la eternidad. Pero ambos sabían
que en tanto en cuando la maldición la uniera a Evor, ellos nunca estarían a salvo.
Sin importar cuán rápidos o lejos corrieran.
Él negó lentamente con la cabeza. “No realmente.”
Ella dejó escapar un profundo suspiro. “Entonces hagámoslo.”
Viper se volvió hacia la bruja que esperaba. “¿Qué necesitas?”
Natasha sonrió lentamente. “He traído mis suministros.”
Por supuesto, no fue un proceso sencillo. Natasha exigió que ella sentiría la
casa antes de decidir que la cocina poseía la mejor aura para su lanzamiento. Sólo
entonces colocó a Shay en una silla y sacó una vela negra de su bolso. Con una
lenta procesión, ella hizo un círculo en sentido contrario a las agujas del reloj, y
luego volvió lentamente sobre sus pasos. Una y otra vez caminó por el círculo,
deteniéndose en ocasiones para probar su fuerza antes de dar finalmente un
asentimiento satisfecho. Con enérgica eficiencia ella entregó la vela a la cautelosa
Shay y encendió la mecha. Manteniendo alzadas sus manos ella comenzó a cantar
por lo bajo.
Traducido por Aremik
178
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper caminó ansiosamente de un lado a otro en el extremo de la cocina,
odiando la sensación de impotencia mientras dejaba a Shay en las manos de esta
mujer.
Ningún vampiro se sentía cómodo con la magia.
¿Cómo luchas contra algo que no podías ver ni tocar?
Buscando dentro de su bolsillo, la bruja sacó una pluma blanca con la que
tocó la llama de la vela. Hubo un nauseabundo olor que llenó la cocina cuando
Natasha dijo la última parte de su hechizo y repentinamente Shay se desplomó
sobre su asiento.
Viper dio un paso hacia delante, maldiciendo por lo bajo cuando el cerrado
círculo le mantuvo fuera con firmeza.
“Shay, ¿estás bien?”
Sacudiendo la cabeza, ella se sentó erguida, dándole la vela encendida a
Natasha.
“Estoy bien, sólo un poco mareada.”
“¿Qué le has hecho?” preguntó él a la bruja, su expresión advirtiendo del
grave castigo si Shay era dañada.
“No te preocupes, se le pasará,” murmuró Natasha, recogiendo su vela y
arrodillándose al lado de Shay. “¿Puedes sentir tu marca?”
Shay tomó un profundo aliento. “Ella… hormiguea.”
Natasha se puso en pie con una sonrisa triunfante. “El hechizo ha funcionado.
Puedes utilizarlo como una brújula.”
Viper luchó contra su oleada de miedo y ofreció una media reverencia. “Lo
has hecho bien. Gracias.”
La sonrisa se volvió coqueta mientras la bruja recorría una hambrienta mirada
sobre su cuerpo. “Siempre estoy lista para… ayudarte.”
Shay se recuperó lo suficiente como para mandarle una brillante y enfurecida
mirada. Viper fue lo suficientemente sabio como para ocultar su sonrisa.
“Te acompañaré a casa,” murmuró él a Natasha.
Traducido por Aremik
179
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
En un latido del corazón Shay estaba de pie, con expresión de determinación.
“Yo también podría ir. Podemos empezar a rastrear a la bruja que me hizo esto.”
“Como quieras,” murmuró Viper.
Natasha abrió su boca para protestar sólo para ser detenida cuando Dante
entró en la habitación y le lanzó a Viper una astuta sonrisa.
“Yo la acompañaré a casa, Viper. Tú y Shay sólo tienen unas pocas horas
para encontrar a la bruja.”
Él mostró a su amigo una mirada de alivio. Por mucho que disfrutara viendo a
Shay picarse con los celos, estaba mucho más interesado en descubrir quién era
responsable de su maldición. Una vez que estuvieran libres de la amenaza él
tendría todo el tiempo del mundo para saborear a su Shalott.
“Gracias.”
Sin advertencia, Abby apareció de repente al lado de su compañero y lanzó a
Viper un contenido ceño fruncido. “¿Volveréis aquí antes del amanecer?”
“Una amable oferta,” murmuró él, “pero sólo te pondríamos en peligro.”
La diosa sonrió con una confianza que ella se había ganado en las últimas
semanas. “Hay pocos demonios que se atreverían a molestar en esta propiedad.
Portar al Fénix tiene unas cuantas ventajas.”
Él apenas podía discutir con eso. Diablos, hubo veces en que ella le puso los
pelos de punta.
“Aún así…”
“Insisto.”
Dante soltó una repentina risita y sostuvo en alto sus manos en advertencia.
“No te molestes en discutir con ella, viejo amigo, te aseguro que sólo estas
malgastando tu aliento.”
Viper le brindó una sonrisa. “Os lo agradezco.”
“Te lo debemos,” dijo Abby simplemente, alargando la mano para agarrar la
mano de su compañero. “Se lo debemos a ambos.”
Traducido por Aremik
180
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay frotó ausentemente su hombro mientras se abrían camino lentamente a
través de la zona sus de Chicago, bajando por la Calle Maxwell hacia los barrios
que eran considerablemente diferentes de la elegante propiedad que ellos habían
dejado atrás.
Maldita bruja, la maldijo en silencia cuando su hombro dio otra llamarada de
calor.
“Puedes utilizarlo como una brújula.”
Fácil de decirlo para Natasha. No era su hombro el que ardía como si alguien
le estuviera golpeando con una vara caliente.
“Gira aquí,” ordenó ella, sus manos aferrando sus rodillas mientras Viper
desaceleraba el Jaguar negro hasta un mero avance lento.
“¿Sientes algo?” preguntó él.
“Mi hombro ciertamente lo hace.” Mirando hacia fuera por la ventana, Shay
estudió las tiendas que pasaban. Eran una deprimente combinación de edificios
abandonados, tiendas de licores y tiendas de porno que hicieron a Shay desear una
ducha. Y un montón de jabón. Haciendo una mueca por el ardiente dolor de su
marca, Shay se puso repentinamente rígida por la sorpresa. “¡Para!”
Deteniéndose ante el edificio de ladrillos a punto de desmoronarse, Viper se
volvió para mirarla con sorpresa. “¿Aquí?”
“Sí.”
“¿Estás segura?”
Bajándose del elegante coche, Shay rodeó su cintura con sus brazos y
esperó a que Viper se reuniera con ella en la oscura calle.
“Conozco este lugar. Solíamos vivir justo a la vuelta de la esquina.”
“Parece una tienda antigua.”
Shay luchó por ordenar a través de sus vagos recuerdos. Había sido hace
muchos años. Y el barrio había cambiado mucho. Sin embargo, estaba segura de
que no se equivocaba.
Traducido por Aremik
181
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sí, una librería. Mi padre solía traerme aquí.” Ella hizo una mueca mientras
se estremecía. “Maldita sea, mi hombro está ardiendo.”
“Supongo que deberíamos ir a mirar.” Girándose, Viper cogió sus manos y las
alzó hasta sus labios. “Shay…”
“¿Qué?”
“Prométeme que no harás nada estúpido.”
Ella sacó sus manos de un tirón de su agarre. ¡Vaya con el… imbécil! Como
si ella fuera la que se había quedado y tratado de luchar contra el Lu con nada más
que una espada. O caminado pisando con fuerza y bramado porque un ridículo
coche tenía unas pocas abolladuras.
Estúpido, efectivamente.
“¿Discúlpame?”
Él hizo una mueca ante su frío tono. “Quizás podría haberlo expresado un
poco mejor.”
“¿Tú crees?”
“Lo que quería decir es que no quiero que corras ningún riesgo. Sólo el diablo
sabe lo que podría estar esperándonos.”
“¿Sientes algo?”
Él miró hacia la tienda a oscuras. “No, y eso es lo que me está molestando.”
Ella soltó un suspiro. Él tenía un punto. Lo que estaba cazándola aún estaba
en algún lugar ahí fuera. Esperando. Esperando el momento oportuno. Ella casi
preferiría otro ataque en lugar de esta sensación de melancólico malestar.
“A mí también,” estuvo ella de acuerdo con suavidad.
Él la tomó suavemente dentro de sus brazos y presionó sus labios sobre la
parte superior de su cabeza. Bajando por la oscura calle, los apagados sonidos del
activo comercio de drogas y las agudas llamadas de las prostitutas podían ser
escuchados, pero Shay apenas se dio cuenta de ellos. Ella estaba en los brazos de
un vampiro. Pandilleros, atracadores o violadores no eran un problema.
“Podemos regresar a casa de Dante,” murmuró él contra su oído. “No
tenemos que entrar ahí.”
Traducido por Aremik
182
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Por un momento ella se permitió apoyarse en su fuerza. Cielo santo, sería
maravilloso simplemente esconderse detrás de Viper y pretender que él podía
mantenerla a salvo. Hacía demasiado maldito tiempo desde que ella había sido
capaz de contar con alguien más a parte de ella.
Entonces ella se alejó con firmeza.
No. Ella no era ninguna enclenque para tener que estar aferrada a otro.
Jesús. El día que ella se vuelva tan débil se tiraría desde el puente más
cercano.
“Sí que lo hacemos.” Su barbilla se inclinó. “En algún momento tenemos que
entrar. Bien podría ser ahora.”
Él la estudió por un largo latido, como si pudiera sentir su retirada detrás de
sus defensas.
Al final él le ofreció una media sonrisa y se movió hacia la tienda. Arrancando
la reja de hierro, abrió de un empujón la puerta cerrada con candado con evidente
facilidad.
Fanfarrón.
“Después de ti.”
“Chico, tener un vampiro a mano puede ser práctico,” murmuró Shay mientras
pasaba junto a él.
Sin advertencia, su mano salió disparada para agarrar su brazo. Él se inclinó
cerca de su oído.
“Cariño, si sólo me lo permitieras, podría llevar la expresión a mano a un nivel
completamente nuevo.”
Su estómago se apretó y ella se apresuró a seguirle dentro de la tienda a
oscuras con más prisa que gracia. Muy bien. No te burles de los vampiros
peligrosos en el futuro.
Deteniéndose en el centro del irregular suelo de madera, ella miró a su
alrededor con su nariz arrugada. El interior era estrecho y con varias estanterías
todavía cargadas con libros despedazados y una colección de extraños objetos que
eran imposibles de reconocer bajo las capas de polvo y telarañas.
Traducido por Aremik
183
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Hacia la pared del fondo había un largo mostrador con un puñado de
taburetes, y bajo ellos otro estante con tarros de cerámica que parecían
extrañamente siniestros en la ensombrecida luz.
O quizás sólo era el hecho de que ella había aprendido a desconfiar de esos
pequeños tarros, reconoció con un pequeño estremecimiento. Estar a la merced de
las brujas podía hacer eso a una chica.
“Parece como si hubiera estado abandonado durante años.”
Viper se detuvo a su lado. “Sí.”
Ella sacudió ligeramente la cabeza. “¿Por qué la marca me guiaría hasta
aquí?”
“No estoy seguro.” Una arruga cruzó su frente. “Tal vez deberíamos mirar
alrededor. Podría haber algo aquí que nos ayude.”
Shay se tragó un suspiro. Ella no tenía ganas de echar un vistazo alrededor
de la sucia tienda. No sólo estaba asqueroso, sino que la provocó un extraño picor
frío sobre su piel. Tenía recuerdos de aquí. Recuerdos de su padre cuando aún
estaba vivo. Recuerdo que ella no quería despertar entre el moho y la decadencia
de este lugar. Desafortunadamente, Viper tenía razón. El dolor en su hombro la
había guiado directamente hasta aquí. Tenía que haber algo.
Ahora bien, si ella sólo supiera qué era ese vago algo.
Moviéndose hacia las estanterías, ella pasó sus dedos casi rozando sobre los
abandonados libros. No había nada más aparte de los habituales clásicos infantiles
y unos cuantos clásicos de la filosofía. Ningún libro de maldiciones entre ellos. Ella
se desplazó hacia los bultos de extrañas formas que llenaban los estantes más
cercanos. Su mano se alargó a por algo que parecía ser una bola de cristal sólo
para dar un paso atrás con un grito ahogado.
Tan rápido como un rayo Viper estuvo a su lado, sus manos agarrando sus
hombros con preocupación.
“¿Qué es? ¿Qué pasó?”
Ella tragó duramente mientras luchaba contra un estremecimiento de asco.
“Una araña.”
Pasó un latido. “¿Una araña?”
“No te burles, odio las arañas. Son espeluznantes.”
Traducido por Aremik
184
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Los llenos labios se movieron con un tic. “Oh sí, muy espeluznantes.”
Ella se apartó enfadada. Había sido una araña enorme. Y peluda. ¿Quién no
hubiera gritado?
“Vale. Tan sólo regresa a hacer lo que estuvieras haciendo,” murmuró ella.
Él se apoyó contra las estanterías, cruzando los brazos sobre el pecho. “¿Por
qué no me dices qué es lo que recuerdas de este lugar?”
Ella vaciló, su mirada desviándose sin quererlo hacia el distante mostrador. El
despertar de los fantasmas rozando sobre su piel.
“No mucho. Recuerdo estar sentada en ese mostrador y leyendo libros
mientras mi padre hablaba con la mujer que era dueña de la tienda.” Su expresión
se suavizó. Ella casi podía sentir el cálido y fuerte toque de las manos de su padre
cuando la levantaba sobre uno de los altos taburetes. “Los libros en ese tiempo eran
mucho más que raros, y cada uno era un tesoro para mí.”
“¿Hablaste alguna vez con la mujer?”
Shay tenía el borroso recuerdo de una cara redonda y una amable sonrisa.
“Algunas veces ella me daba dulces, pero no recuerdo ninguna conversación en
específico.”
Viper lanzó una mirada apuntando hacia los tarros de cerámica. “¿Podría
haber sido una bruja?”
“Es posible.” Shay luchó por sacar a relucir el pasado que había enterrado
tanto tiempo atrás. “Ella nunca pareció cuestionar cuán… diferente éramos mi padre
o yo. Y siempre hubo clientes que venían a comprar esos pequeños tarros. En su
momento tan sólo pensé que eran preciosos trocos de arcilla.”
“Pociones,” murmuró él, moviéndose hacia el mostrador con cautelosos
pasos.
“Esa sería mi suposición.”
“Ummm…”
Con el ceño fruncido, Shay miró como el vampiro empujaba a un lado los
diversos tarros y comenzaba a golpear sobre la pared detrás de ellos.
“¿Qué estás haciendo?”
Traducido por Aremik
185
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sin volverse, Viper continuó sus extraños golpecitos sobre la pared mientras
se movía hacia abajo.
“Si ella era una bruja, habría tenido una habitación segura para realizar sus
hechizos. Un lugar donde podía crear un círculo estable y garantizar que no sería
molestada.” Él se detuvo y golpeó varias veces en el mismo lugar. “¡Ah!”
“¿Viper?”
Él la ignoró por un largo rato. Lo suficientemente largo para ella como para
considerar tirar un libro a la parte posterior de su cabeza. Entonces, haciendo algo
con una pequeña placa fijada en la pared, él se giró bruscamente para lanzarla una
engreída sonrisa.
“Aquí está.”
Moviéndose hacia delante Shay se dio cuenta de que una parte de los
estantes se habían abierto deslizándose para revelar un estrecho tramo de
escaleras.
“¡Oh Dios mío!”
“¿Vamos a echar un vistazo?”
Ella tragó saliva antes de dar un reacio asentimiento. Iría, pero tenía la
intención de esperar a que Viper tomara la iniciativa en esta ocasión. Había un
indudablemente desagradable hedor viniendo desde la oscuridad de abajo. Ella no
tenía ningún deseo de toparse con lo que fuera que estaba haciendo ese olor.
Se movieron en silencio. Bueno, Viper se movió en silencio. Shay no estaba
bendecida con la misma visión nocturna, y se las arregló para tropezar una media
docena de veces antes de que llegaran al final de la escalera.
Afortunadamente para la seguridad de su cuello, Viper logró descubrir un
interruptor que encendió una sola bombilla colgando de las vigas de arriba. Shay
parpadeó mientras sus ojos se adaptaban y entonces se congeló por el shock.
“Viper…”
Su mano se extendió para agarrar la de ella, su frío toque ofreciendo una
sensación de seguridad que la permitió respirar de nuevo.
“La cueva,” murmuró él, su mirada examinando rápidamente las sucias y
toscamente esculpidas paredes y el círculo claramente tallado en el suelo. “Aquí es
donde fuiste maldecida.”
Traducido por Aremik
186
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sí. Recuerdo las marcas.” Ella se estremeció. “Este es el lugar.”
“¿Y dónde está la bruja?” murmuró él.
Recuperando su mano, Shay obligó a sus pies a llevarla hacia el círculo. Los
recuerdos estaban todavía confusos, pero ella estaba absolutamente segura de que
este era el lugar donde había sido traída y le habían dado la marca.
Inconscientemente, su mano se extendió. Ella no estaba segura de lo que
estaba buscando hasta que las puntas de sus dedos tocaron la invisible pared de
poder que rodeaba el círculo. Ella soltó un débil jadeo cuando el aire pareció
estremecerse, y entonces sin advertencia, el suelo bajo sus pies comenzó a
moverse y ella cayó de rodillas. El hechizo que había rodeado el círculo se rompió y
de pronto ella podía ver el montón de huesos que habían estado ocultos detrás del
ingenioso escudo.
Huesos que eran inequívocamente humanos.
“Creo que la encontré,” se atragantó ella por el horror.
Viper se aproximó con comprensible cautela, su mirada apuntando hacia el
esqueleto. “Si esta es la bruja, ha estado muerta durante un considerable periodo de
tiempo.”
Shay lamió sus resecos labios, avanzando poco a poco para obtener una
mejor vista del horripilante montón. Su aliento se atascó en su garganta ante la
visión de la daga que permanecía atrapado entre dos costillas.
“Asesinada.”
“Sí.”
Ella miró hacia arriba cuando Viper se agachó cerca de ella en el centro del
círculo. “Fue Evor.”
Su rostro mostró sorpresa. “¿Estás segura?”
“Él tiene una daga exactamente igual a esta. La reconocería en cualquier
parte.”
Alargando la mano, él agarró la daga y la liberó. “Eso explicaría cómo se las
arregló para tomar el mando de tu maldición.”
Su estómago se apretó cuando pensó en el horrible y pequeño trol que había
hecho de su vida una miseria. Ella ciertamente no podría asesinar a sangre fría a
Traducido por Aremik
187
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Evor. Sería prácticamente un pasatiempo. Pero aún tenía demasiadas preguntas sin
respuesta.
“Esto no tiene sentido.”
“¿El qué?”
Ella se encogió de hombros con inquietud. “Cuando era pequeña la marca en
mi espalda era una simple molestia. Ni siquiera sabía que era una maldición hasta
que Evor utilizó la vinculación para atarme a él. Si la bruja fue quien puso la
maldición sobre mí, ¿por qué nunca me permitió sentir el vínculo?” Ella señaló hacia
los huesos. “¿Y por qué no morí cuando ella lo hizo?”
Viper estudió ausentemente la daga en su mano. “La única explicación sería
que Evor se las arregló para obligar a la bruja a entregar la maldición antes de
matarla. En cuanto a por qué ella nunca utilizó la marca… no lo sé.”
“Mierda.” Shay soltó un suspiro. “¿Y ahora qué?”
Él se levantó y miró alrededor del estrecho sótano.
“El amanecer se acerca. A menos que quiera quedar atrapado aquí, tengo
que volver a casa de Dante. Podemos volver mañana por la noche si quieres.”
Ella hizo una mueca mientras comenzaba a levantarse. Se detuvo cuando su
mirada captó una pequeña caja casi escondida bajo el esqueleto.
“¿Qué es eso?”
“¡Shay…!” espetó Viper cuando ella alargó la mano para extraer la caja.
“Lo sé, lo sé, no soy estúpida,” murmuró ella.
“Tocar cosas que sabemos que pertenecieron a una bruja formaría parte de
la categoría de estúpido. Muy bien podría ser una trampa esperando al toque de un
incauto.”
Ella le dirigió una mirada exasperada. “No podemos dejarla atrás. Podría
haber algo dentro que nos ayudará.”
“Perfecto.” Alargando su mano hacia abajo, él tiró de ella hasta ponerla en
pie, su expresión encajada en duras líneas. “Pero si intentas abrir eso antes de que
estemos seguros de que es seguro voy a…”
Ella entrecerró su mirada. “¿Vas a hacer qué?”
Traducido por Aremik
188
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Su expresión permaneció severa pero había una definitiva insinuación de
diversión en lo profundo de sus ojos.
“Cuando imagine algo lo suficientemente espantoso, te lo dejaré saber.”
Traducido por Aremik
189
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:41 pm

Capítulo 14


Viper había estado esperando por los suaves pasos que salieron
sigilosamente por su puerta. Sonrió mientras se ponía su pesada bata y sujetaba su
cabello hacia atrás con un pasador dorado. Habían regresado a casa de Dante
hacía algo más de dos horas, pero él no esperó ni por un momento que Shay se
metiera dócilmente en la cama y durmiera.
Eso sería por completo demasiado sensato.
Y mientras que Shay era muchas maravillosas cosas, sensata no estaba
entre ellas.
Dándola tiempo suficiente para alcanzar su destino, Viper salió en silencio de
su habitación y se abrió paso hacia la biblioteca. No tenía miedo de encontrarse con
nadie más. Dante y Abby estaban cómodamente arropados en su cama de
matrimonio, mientras que Levet (que había llegado más temprano) se había
convertido en piedra con el amanecer. Él y Shay estaban, a efectos prácticos, solos
en la extensa mansión.
Un conocimiento que hizo a su sangre agitarse con una excitación que era
tan peligrosa como potente.
Entrando en la biblioteca vio como Shay cogía la caja de la bruja y la
estudiaba con ceño fruncido. Su cuerpo entero se apretó ante la visión de ella
vestida con nada más que un delgado camisón que revelaba la esbelta longitud de
sus piernas, y que se ceñía muy bien a las curvas bajo la seda. Era una lástima que
su hermoso cabello estuviera recogido en su habitual trenza, pero por otro lado
dejaba expuesta la vulnerable curva de su cuello.
Sus colmillos se alargaron y su cuerpo se endureció.
Maldita sea.
Una parte de él sabía que debería regresar a sus aposentos. Ella había
despertado su hambre hasta un punto febril tan sólo unas pocas horas antes y su
control era dudoso en el mejor de los casos. Una gran parte de él, sin embargo,
sabía que no había forma en el infierno de que se alejara. Ellos tenían asuntos
pendientes que él tenía toda la intención de terminar.
Traducido por Aremik
190
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Para su mutua satisfacción.
Moviéndose hasta detenerse directamente detrás de Shay, él pasó un dedo
hacia abajo por la línea de su cuello.
“¿Huyendo, cariño?”
Hubo un agudo chillido cuando Shay dejó caer la caja sobre el escritorio y se
giró para hacerle frente.
“Mierda.” Ella dio un fuerte tirón de su trenza mientras un inconfundible rubor
se deslizaba bajo su piel. “No te me acerques sigilosamente de esa manera.”
Él permitió que su mirada recorriera el profundo descenso de su escote.
“¿Cómo te gustaría que me acercase a ti sigilosamente?”
“No te me acerques en absoluto.”
“No me di cuenta de que estuviera haciendo eso. ¿Debería hacer ruido con
mis pies antes de acercarme a ti?”
Ella le lanzó un amargo ceño fruncido mientras cruzaba los brazos sobre el
pecho. Evidentemente ella no agradecía ser atrapada fisgoneando donde no debía.
“Podrías atarte un cencerro al cuello.”
“¿Un cencerro? Eso difícilmente marcaría la tendencia en moda que estoy
buscando.” Él sonrió mientras su mano alisaba el rico tejido de su bata. “¿Qué estás
haciendo?”
“Yo… estaba buscando un vaso de agua.”
“¿En la biblioteca?”
“Siempre leo antes de acostarme. No es que sea de tu incumbencia.”
“Mentirosa.” Él dio un paso más cerca, sus dedos frotando sus brazos
desnudos. “Estabas intentando abrir la caja.”
Él sintió el ligero temblor que corrió a través de su cuerpo incluso mientras
ella mostraba una oscura mirada.
“¿No deberías estar en tu ataúd?”
Traducido por Aremik
191
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Un punto excelente, querida mía. Es más que cierto que yo debería estar en
mi ataúd, al igual que tú deberías estar en tu cama.”
Con un movimiento demasiado rápido para que ella lo evitase, Viper había
cogido a Shay en volandas y la había acunado cerca de su pecho. Girándose sobre
sus talones se encaminó hacia la puerta, ignorando sus forcejeos mientras dejaba la
biblioteca.
“Viper.” Ella le golpeó con tanta fuerza que si él hubiera sido humano podría
haberle roto una costilla. Como fuera, simplemente trajo una pequeña sonrisa a sus
labios. Ella gruñó profundamente en su garganta. “¡Maldito seas, bájame!”
Él chasqueó la lengua. “En serio, tal lenguaje viniendo de una dama, cariño.”
“No soy una dama, soy un demonio.”
Viper se movió rápidamente a través de la silenciosa casa, deseoso de estar
detrás de una puerta cerrada.
“Y eres una hermosa demonio,” murmuró él, doblando por el pasillo y
entrando en una de las numerosas habitaciones seguras para vampiros que Dante
había tenido la previsión de construir en la mansión.
Cruzando la espesa moqueta blanca que contrastaba muy bien con la
decoración en blanco y plata, dejó caer su deliciosa carga en el centro de la enorme
cama.
“Ya está. ¿Estás satisfecha?”
Espatarrada sobre las sábanas negras de seda, ella luchó por sentarse. “No.”
“Ah.” Una sonrisa curvó sus labios cuando se dejó caer suavemente para
cubrir el cuerpo de ella con el suyo. “¿Estás satisfecha ahora?”
Su piel resplandecía con una bronceada perfección y sus ojos abiertos de par
en par brillaban con oro puro en la vacilante luz de las velas. Viper se paralizó
asombrado. Nunca había visto nada tan hermoso en toda su existencia.
Ella era perfecta. Una visión sacada de sus sueños que casi no podía creer
que fuera real.
Manteniéndola firmemente atrapada bajo él, Viper alargó la mano hacia la
ofensiva trenza y comenzó a aflojar los sedosos rizos. Quería ver su cabello
extendido a través de las almohadas. Más que eso, quería tener esa cortina de
satén enredada alrededor de ellos mientras hacían el amor de forma caliente y
sudorosa.
Traducido por Aremik
192
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sin duda sintiendo el repentino calor en el aire, ella lo miró con ojos
cautelosos.
“¿Qué estás haciendo?”
Sus dedos nunca vacilaron mientras dejaban su cabello suelto. “Te advertí
que te castigaría si te atrapaba intentando abrir la caja.”
“Sólo la estaba mirando.”
Él le mostró una sonrisa. “Tengo algo mucho más interesante para que
mires.”
Como esperaba, un encantador rubor tiñó sus mejillas. “Eso dices tú,”
murmuró ella.
Él levantó un mechón de pelo para inhalar profundamente su delicado aroma.
“Parecías encontrarme lo bastante interesante hace unas horas.”
“Estaba traumatizada por mi pelea con el Lu. No estaba pensando con
claridad.”
“¿Traumatizada?”
“Sí.”
Viper rozó sus labios con un ligero beso.
“¿Y ahora?”
“¿Ahora?”
Él se rió entre dientes suavemente. “¿Estás traumatizada ahora?”
Los dorados ojos se oscurecieron con inconfundible deseo. “Debería.”
“¿Por qué? ¿Porque me deseas?”
“Sí.”
Cualquier esperanza de retirada estuvo perdida cuando Viper acunó su cara
en sus manos y bajó la cabeza.
Demonios, cualquier esperanza de retirada estuvo perdida en el momento en
que había puesto los ojos por primera vez en la Shalott.
Traducido por Aremik
193
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sedosa luz de luna,” murmuró él cuando capturó su labio inferior entre los
dientes. “No es de extrañar que esté hechizado.”
“¿Hechizado?” Sus labios se movieron contra los de él cuando habló.
“¿Pensé que no te gustaba la magia?”
Él delineó dulcemente su boca con su lengua. “Me gusta esta magia. Me
gusta mucho, mucho.”
“Viper…”
Sus manos se alzaron como si ella quisiera apartarle y Viper sofocó una
maldición. Maldita sea. No tomaba siglos de experiencia saber que ella le deseaba.
Lo deseaba sincera y completamente. Él podía sentir su deseo como una fuerza
tangible en el aire.
¿Por qué demonios seguía luchando contra él?
Él se preparó para su rechazo, pero sorprendentemente, sus manos vacilaron
y entonces muy lentamente, se deslizaron bajo su bata para alisarse sobre los
tensos músculos de su pecho. Si tuviera un corazón palpitante, habría dejado de
latir.
El toque fue ligero, vacilante. Pero fue lo suficiente para enviar una sacudida
de sofocante necesidad a través de su cuerpo.
“Sí,” susurró él mientras capturaba su boca en un beso que ya no era de
broma.
Bebiendo profundamente de su dulzura, al final tuvo el sentido de no arañarla
con sus colmillos. Ya estaba bastante consumido por la lujuria física. No estaba
seguro de qué pasaría si la lujuria de sangre fuera arrojada a la mezcla.
Podría tener una combustión espontanea en el lugar.
Arrancándose su bata impacientemente, Viper enredó sus dedos en la seda
de su cabello y presionó hambrientos besos sobre la línea de su mejilla. El quería
sentir el calor de ella calentando su piel. Envolverse a sí mismo en su ardiente
vitalidad.
Él mordisqueó el lóbulo de su oreja, murmurando suaves palabras cariñosas
en una antigua lengua Eslava mientras se movía para tirar del dobladillo de su
camisón.
“Shay, necesito sentirte junto a mí,” murmuró él. “Quiero tu piel contra la mía.”
Traducido por Aremik
194
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Qué estamos haciendo?” susurró ella, mientras él pasaba el camisón sobre
su cabeza y lo tiraba al suelo.
Él la miró con diversión mientras permitía a sus manos explorar libremente
las esbeltas curvas. “Si no lo has resuelto ya, es que estoy haciendo algo mal.”
Ella aspiró un brusco jadeo cuando sus dedos ahuecaron su pecho y su
pulgar bromeó ligeramente con su pezón hasta hacerlo un apretado botón.
“Esto es una locura.”
“No puedo pensar en una locura más agradable,” murmuró Viper mientras
bajaba la cabeza para cerrar sus labios alrededor de la punta de su pezón.
Shay gimió mientras se aferraba a sus hombros, su cuerpo arqueándose
instintivamente en silenciosa invitación.
Viper utilizó sus dientes y lengua para dar placer a su sensible carne, sus
manos sujetando sus caderas para evitar que ella se frotara contra su tensa
erección.
Él quería llevar esto hasta el final.
Una tarea que estaba en grave riesgo con cada elevación de sus caderas.
Él pasó su lengua por la parte inferior de su pecho, dejando un beso en el
valle entre sus pechos antes de moverse al pezón inexplorado.
“Viper…”
“¿Te gusta esto?” preguntó él mientras sacudía ligeramente su lengua sobre
su pecho.
“Dios, sí.”
“¿Y esto?”
Dando un último tirón de su pezón besó su camino hacia abajo por su
estómago, deteniéndose para acariciar la hondonada de su ombligo antes de buscar
el tesoro que esperaba abajo. Abriendo sus piernas permitió que sus manos
recorrieran una suave línea hacia abajo por el interior de sus muslos. Tan sólo por
un momento, quería apreciar la visión de ella extendida sobre la seda negra.
Traducido por Aremik
195
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Yaciendo sobre las almohadas, Shay encontró sus ojos con su dorada y
ardiente mirada, sus rasgos se suavizaron con una pasión que ella ya no estaba
tratando de disimular.
“¿Viper?”
“Eres tan hermosa,” dijo él mientras bajaba su cabeza y su boca se movía
hacia abajo por la longitud de su pierna. Él quería explorar cada satinado centímetro
de ella. Cada preciosa curva.
Él hociqueó la parte interna de su rodilla, la línea de su pantorrilla y los
delicados huesos de su tobillo. Ella soltó un jadeo cuando succionó los dedos de
sus pies, sus caderas dando un bote sobre la cama.
“Eso hace cosquillas,” dijo ella soltando el aliento, aunque no hizo nada por
apartarse de su persistente toque.
“¿Tienes cosquillas?” bromeó él, lamiendo un sendero por la planta de su pie.
Ella soltó un suave chillido. “¡Viper, deja de hacer eso!”
“Quiero saborear cada centímetro de ti,” dijo él.
Sus manos apretaron las sabanas de satén. “No creo que pueda soportarlo.”
“Vamos a ver cuánto puedes soportar exactamente.”
Él agarró su otro pie y lentamente se dio un banquete de vuelta hacia arriba
por su pierna. La diversión de ella se desvaneció cuando un ligero gemido fue
arrancado de su garganta.
Él se detuvo ante la suave línea de su muslo, el olor de su sangre
bombeando bajo la piel era casi irresistible. Su lengua recorrió la vena azul pálido
mientras luchaba contra el impulso de hundir sus colmillos profundamente dentro de
su carne.
No esta noche.
No hasta que ella estuviera preparada para entregarse por completo.
Inconsciente de sus oscuros pensamientos, Shay se movió inquietamente
bajo su persistente toque.
“Viper… por favor.”
Traducido por Aremik
196
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él sonrió mientras se colocaba entre sus piernas y buscaba finalmente la
fuente de su necesidad.
“¿Es esto lo que quieres, cariño?” preguntó él mientras su lengua rozaba a
través de su húmedo calor.
“Oh… mierda,” dijo ella con un aliento mientras sus dedos se extendían hacia
abajo para enredarse en su cabello.
Él se rió. “Tomaré eso como un sí.”
Él la extendió aún más mientras acariciaba el pequeño nudo oculto en los
suaves pliegues. El aliento de ella llegó en jadeos superficiales mientras sus
caderas presionaban hacia arriba.
El olor de ella llenó sus sentidos y Viper presionó su dureza contra las
resbaladizas sábanas. Estaba duro y dolorido y desesperado por estar
profundamente dentro de ella. Pero primero quería saborear su clímax en sus
labios.
Rozando sus manos hacia arriba para encontrar sus pechos, él tiró de los
endurecidos picos mientras su lengua continuaba su ritmo constante. El aliento de
ella se volvió casi frenético. Sus dedos tirando de su pelo mientras sus piernas
rodeaban su cuello.
“Viper…” dijo ella soltando el aliento.
Ella estaba cerca. Él podía sentir sus músculos apretándose por el placer, y
con un último largo golpe la empujó gritando por el borde.
Moviéndose rápidamente se colocó sobre ella mientras aún estaba temblando
por su liberación, y tomando sus labios en un posesivo beso empujó con fuerza
hasta el fondo. Un gemido le fue arrancado de la garganta cuando las manos de ella
se deslizaron hacia abajo por su espalda para ahuecar sus caderas. Su esbelto
cuerpo encajaba perfectamente bajo él, y las feromonas de Shalott que habían
atraído a los vampiros durante siglos estaban llenando el aire con una potente
fuerza.
Tantas como para hacer que cualquier cosa pasara.
Con un lento movimiento se salió casi hasta la punta antes de empujar de
nuevo dentro de su sedoso calor. Cielo santo, ella estaba caliente y apretada y lo
aferraba como si ella hubiera sido hecha sólo para mantenerle profundamente en su
interior.
Traducido por Aremik
197
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Esparciendo besos sobre su cara, Viper meció sus caderas una y otra vez,
manteniendo su ritmo constante mientras ella envolvía sus piernas alrededor de su
cintura. Sus uñas mordiendo su piel lo bastante profundo como para hacer sangre.
Él gruñó animándola, el agudo dolor sólo realzando su placer mientras enterraba el
rostro en la curva de su cuello. La presión se estaba construyendo mientras sus
manos se movían bajo las caderas de ella, alzándola para recibir sus acelerados
empujones más fácilmente.
“Shay, córrete conmigo,” la alentó él mientras sentía su temblor bajo él.
La cabeza de ella se retorcía inquieta sobre la almohada, sus ojos cerrados
con fuerza. “No creo que tenga elección,” jadeó ella.
“Bien.”
Sellando sus labios con los suyos se sumergió dentro de ella, sintiéndola
apretándose su alrededor antes de que él finalmente se perdiera en el intenso
orgasmo que le sacudió hasta su alma.
Guau.
Parecía una ridícula palabra.
O al menos lo había sido hasta hace unos momentos.
No era el tipo de palabra que ella usaría nunca.
Ahora, sin embargo, mientras Shay luchaba por recuperar el aliento se dio
cuenta de que no había realmente ninguna otra palabra para describir realmente lo
que acababa de suceder.
Todavía bañada en sudor y demasiado débil para moverse, descansó su
cabeza sobre el pecho de Viper. No era la primera vez que ella había encontrado
placer en los brazos de un hombre. Pero no podía engañarse diciéndose que ya
había sentido tal cruda e implacable necesidad.
O que su cuerpo ya había respondido al toque de un hombre con tan intensa
alegría.
Mierda, mierda, y el doble de mierda.
Traducido por Aremik
198
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
¿Por qué demonios el mejor sexo que hubiera disfrutado nunca tuvo que ser
en los brazos de un vampiro?
Eso jodía. Literalmente.
Como si sintiera sus enredados pensamientos, Viper deslizó un dedo bajo su
barbilla e inclinó hacia arriba su cabeza para encontrar su penetrante mirada.
“Estás silenciosa. ¿Estás bien?”
¿Estaba bien?
Ciertamente ella estaba sudorosa, saciada y aturdida.
Pero, ¿bien?
Eso aún no lo tenía muy claro.
“Pensaba que los vampiros siempre tomaban sangre cuando ellos…”
Sus cejas se alzaron cuando sus palabras se cortaban por la vergüenza.
“¿Hacen el amor?”
“Sí.”
Él la estudió por un largo momento, obviamente sintiendo que no era sólo la
carencia de una donación de sangre lo que la estaba molestando.
“No es obligatorio, pero es cierto que nuestras lujurias tienden a crecer juntas.
¿Te preocupa que podría morderte?”
“Sería una idiota si no lo hiciera.”
Su expresión nunca se alteró, pero yaciendo tan cerca de él ella podía sentir
que su cuerpo se tensaba.
“Como recordarás, cariño, te di mi palabra.”
Desenredándose de sus brazos, ella se apoyó contra el cabecero y tiró de las
sábanas hasta su barbilla. No era tanto la modestia lo que la hizo cubrir su cuerpo
sino más bien el temor de que al menor contacto de Viper ella podría no ser capaz
de controlarse.
Traducido por Aremik
199
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Dios… él era tan magnífico. Yaciendo sobre las sábanas negras con su
cabello enmarañado en una nube plateada él parecía algo caído del cielo. Ella tragó
con fuerza obligándose a encontrar la brillante y negra mirada.
“¿Estás enfadado?” preguntó ella finalmente.
La arrogancia estaba al máximo cuando él la miró. “No es muy a menudo que
mi honor sea puesto en duda. Me estoy empezando a preguntar qué es lo que tengo
que hacer para ganarme tu confianza.”
Ella se encogió de hombros, demasiado involucrada en sus propias confusas
emociones como para prestar total atención a la tensión que zumbaba en el aire.
“¿Qué importa eso? Soy tu esclava. Estoy obligada a obedecerte sin importar
mis sentimientos. ¿Por qué desearías mi confianza?”
Con un borrón de velocidad él estaba fuera de la cama y mirándola con fría
ira. Parecía totalmente indiferente al hecho de que estaba completamente desnudo.
Desafortunadamente, Shay no era ni de cerca tan indiferente. Su cuerpo
entero se apretó de excitación cuando su mirada viajó con impotencia sobre su
perfección de alabastro.
Oh… dulce cielo.
“¿Obligada a obedecerme?” El filo en su voz trajo su mirada de vuelta a su
fría expresión. “¿Es por eso que estás en mi cama? ¿Porque piensas que estás
obligada?”
“Yo… no, por supuesto que no.”
Los oscuros ojos permanecieron duros e inflexibles. “No hay ningún no, por
supuesto que no, en esto.”
Shay se estremeció bajo la sábana. Este era un lado de Viper que no había
visto nunca antes.
“¿Por qué estás tan enojado?”
“Oh, no sé.” Su boca se torció en una sonrisa sin gracia. “Quizás porque has
hecho lo que ninguna otra mujer ha hecho en más de mil años.”
“¿El qué?”
“Insinuar que la violé.”
Traducido por Aremik
200
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Se quedó sin aliento por el shock. “Yo nunca insinué…”
“¿No? Yaces en mis brazos hablando de ser mi esclava y tratando de
convencerte a ti misma que de ninguna manera podrías haberme deseado.” Su dura
voz rozó sobre su cuerpo en un castigo casi tangible. “Preferirías creer que te forcé
que admitir que fueron tus propias pasiones las que te llevaron a este momento.”
Shay bajó su mirada. Él tenía razón, por supuesto. Su cuerpo no tuvo
reparos. Deseaba a Viper. Lo deseaba con una fuerza que era total y absolutamente
aterradora.
Pero su mente… ah, su mente recordaba que había sido un vampiro el que
había asesinado sin piedad a su padre. Y habían sido los vampiros quienes habían
cazado a los Shalott como si fueran animales. “¿Qué quieres de mí?”
“La verdad.”
Ella levantó su mirada de mala gana. “¿Qué verdad?”
Él entrecerró su mirada. “Admitir que me deseas. Nada más, sólo eso.”
Shay lamió sus labios. “Admitiré que eres apuesto y obviamente
experimentado…”
Un profundo gruñido retumbó a través de su garganta mientras agarraba su
bata y empujaba los brazos por las mangas. “Suficiente.”
Shay miró atónita cómo se giraba hacia la puerta. “¿A dónde vas?”
Él se detuvo, pero se negó a darse la vuelta. “A cualquier parte menos aquí.
Si todavía puedes pensar en mí como un monstruo después de lo que acabamos de
compartir, entonces no hay ninguna esperanza para ti.”
Una llamarada de culpa apretó su corazón. Por mucho que ella pudiera
detestar admitirlo, él tenía razón. Ella había sido totalmente injusta. Ella había
deseado cada pedazo de él tanto como él la había deseado a ella. Demonios, tal
vez incluso más. Y todavía lo deseaba.
Profundamente en su interior ella sabía que si él salía por esa puerta ahora,
su orgullo le impediría abrirse a ella de nuevo alguna vez.
Ella se deslizó de la cama y corrió hasta estar parada directamente delante
de él. “Espera, Viper.”
“¿Y ahora qué?” Él la apuñaló con una fría mirada. “Ya has destrozado mi
orgullo, y mi hombría, ¿hay algo más que desees destruir?”
Traducido por Aremik
201
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus labios temblaron a pesar de sí misma. Nunca antes había visto a un
vampiro enfurruñado. Y Viper estaba verdaderamente enfurruñado.
“Dudo que nadie pudiera destrozar tu orgullo, vampiro.” Ella alargó las manos
hacia arriba para aferrar con audacia las solapas de su bata, arqueando
deliberadamente su desnudo cuerpo contra el suyo. “Dios sabe que tienes suficiente
para compartirlo con la mayoría de los de Chicago.”
Él se tensó, sus ojos mirándola con cautela. “¿Y mi hombría?” preguntó él.
Ella sonrió lentamente mientras se frotaba contra él. “Se siente en adecuadas
condiciones.”
Hubo un momento mientras él luchaba entre su orgullo herido y el deseo que
ella ya podía sentir agitándose contra ella.
“¿Adecuadas?”
La punta de su erección presionó duramente contra su estómago. “Tal vez
más que adecuadas.”
Él sacudió la cabeza mientras sus brazos se envolvían alrededor de ella, sus
manos bajando instintivamente para ahuecar su desnudo trasero.
“¿Estás tratando de volverme loco? ¿Es este mi castigo por haber sido lo
bastante estúpido como para comprarte a Evor?”
Ella hizo una mueca mientras miraba en sus hermosos rasgos. Podía decirle
que intentaría ser menos veces un dolor en el culo. Pero sería una mentira. Él
seguía siendo un vampiro. Y ella seguía siendo su esclava. Y seguía habiendo
alguien, o algo, hay fuera que intentaba tener su sangre. Ser una molestia era casi
inevitable.
“No soy muy buena en esto,” admitió ella.
Él alzó una ceja. “¿Buena en qué?”
“Relaciones.”
“¿Es eso lo que tenemos?” preguntó él. “¿Una relación?”
Apenas consciente de lo que estaba haciendo, sus manos se deslizaron bajo
la pesada bata para acariciar las líneas de su pecho. Ella amaba su piel. Nunca
había sentido nada tan suave. Como seda fría bajo sus dedos.
Traducido por Aremik
202
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tú eres el experto, dímelo tú.”
“Sigue así y no te diré nada, te lo mostraré,” dijo él con voz ronca, sus ojos
oscurecidos y sus colmillos extendidos.
Ella se estremeció con anticipación. No tenía ni idea de qué tipo de relación
podría o no tener con Viper. En verdad, ella preferiría ignorar completamente la
palabra relación. Siempre la hacía estallar imprudentemente. Pero estaba
comenzando a aceptar que tener un amante no era tan mala cosa. Ella respiró
profundamente su exótico aroma.
“Siempre he preferido la acción a las palabras,” murmuró ella.
“Eres…” Él se interrumpió con una triste risita.
“¿Soy qué?”
“Aún tengo que decidirlo.” Él se agachó para frotar sus labios sobre su frente.
“Sólo sé que debería rebuscar en mi cabeza cada visita a la casa de subastas.
Estás destinada a ser una espina en mi costado para toda la eternidad.”
Sus manos comenzaron a trazar un determinado camino hacia abajo cuando
él soltó un gruñido bajo y ahuecó abruptamente sus caderas para alzarla del suelo.
El corazón de Shay se atascó en su garganta mientras sus piernas se envolvían
instintivamente alrededor de su cintura.
“Viper.”
“Dijiste que preferías la acción,” murmuró él mientras la colocaba por encima
de su erección y empujaba en su interior con un suave movimiento.
La cabeza de Shay se inclinó hacia atrás cuando el placer se lanzó a través
de su cuerpo.
“Sí… oh, sí.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:42 pm

Capítulo 15


Shay se despertó sola.
Bueno, no completamente sola.
Había una bandeja de desayuno sobre la mesita de noche de la derecha, con
una tortilla, beicon, tostadas, unos hash browns25, una jarra de zumo de naranja y
un pastel de manzana entero. También había unos delicados pétalos de rosa
blancos como el marfil esparcidos sobre las sábanas, llenando la habitación con su
almizclada esencia.
Más que un poco nerviosa por su noche de pasión en los brazos de Viper,
Shay consiguió consumir cada bocado de la bandeja. Luego, después de saltar a la
ducha, ella se vistió con un cómodo par de vaqueros y una sudadera antes de
perderse en el inmenso laberinto de la mansión.
No era que ella estuviera lamentando su tiempo con Viper.
¡Santo cielo!
No había una mujer, demonio, diablillo o hada que lamentaría estar en sus
brazos.
Sin embargo, no estaba segura de que estuviera dispuesta a enfrentarse a él
tan pronto.
Le resultaba demasiado difícil pensar con claridad cuando él estaba cerca.
Una comprensión vergonzosa, pero cierta. Y ahora parecía un buen momento para
estar pensando con claridad.
Tropezando finalmente con un pequeño pero encantador solárium, se sentó
sobre un banco acolchado y respiró el aroma de la tierra fértil y las flores frescas.
Había algo muy pacífico en la naturaleza, decidió ella. Un recordatorio de que había
algo mucho más vasto y poderoso que ella y sus problemas.
25
Hash browns: Croquetas hechas con patata cortada y mezclada con cebolla frita.
Traducido por Aremik
204
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Permitiendo que el silencio aliviase la tensión que anudaba sus músculos,
Shay apoyó la cabeza contra los cojines del asiento y dejó escapar un profundo
suspiro.
Fue el repentino frío en el aire lo que la advirtió de que ya no estaba sola. Y
que el intruso era un vampiro. Pero no Viper, reconoció ella mientras se enderezaba
a regañadientes. Su corazón no estaba brincando, su boca no se había secado y su
piel no se había vuelto fría y húmeda. Todos los síntomas sobre un vampiro muy
específico.
Probando que sus instintos estaban en lo cierto, Dante paseó alrededor de un
gran macizo de margaritas dándola una encantadora sonrisa.
“Así que encontraste el solárium.”
Ella no pudo evitar devolverle la sonrisa. A pesar de ser un vampiro había
algo muy cautivador en el hombre.
“Es hermoso.”
“Le diré a Abby que te gusta. Ella es totalmente firme sobre el hecho de que
la única forma de disfrutar de la naturaleza es tenerla debidamente civilizada detrás
de un cristal.” Su sonrisa se amplió. “Por supuesto, ella está decidida a civilizarme a
mí también, pero con mucho menos éxito.”
“¿Civilizarte a ti?”
“Se ha dicho que soy demasiado guerrero y no lo bastante poeta.”
Shay podía creérselo. Él parecía un malvado pirata con su largo cabello
negro y sus dorados pendientes de aro. Pero ella no era tan fácil de engañar.
“Te olvidas de que he visto tu biblioteca. Si hay algo que seas es un erudito.”
Él alzó sus manos. “Buen Dios, no dejes que corra el rumor. Prefiero de lejos
la imagen de un guerrero.”
Ella no pudo evitar reír. “Mis labios están sellados.”
Moviéndose hacia delante él se apoyó contra el borde de la fuente de
mármol. A simple vista él parecía totalmente relajado, pero ella no podía no notar la
aguda y penetrante curiosidad en los plateados ojos.
“Sabes, nunca te di las gracias por ayudarme a rescatar a Abby,” dijo él.
Traducido por Aremik
205
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Fue casi por interés propio.” Ella no se molestó en ocultar su
estremecimiento. “Nadie quería a Edra muerta más de lo que yo lo hacía.”
“No tenías por que tomar la explosión de un hechizo destinado a Viper.”
Bueno, demonios, ¿no era eso cierto?
Ella hizo rodar sus ojos. “Créeme, me he arrepentido de esa impulsiva
decisión más de una vez.”
Su suave risita fue casi tangible. Shay tuvo que preguntarse si los vampiros
practicaban su influencia sobre las mujeres o si tan sólo era un poder que venía con
los colmillos.
“Sin duda.” Él inclinó su cabeza hacia un lado, cambiando bruscamente de
tema. “¿Hay alguna razón para que estés aquí sola?”
“Solamente estoy tomándome un respiro.”
“Perfectamente comprensible. Los Shalotts siempre han preferido ser los
cazadores en lugar de la presa. No es agradable estar huyendo de peligrosos
enemigos.”
Sus manos se cerraron en su regazo cuando el familiar terror apretó su
estómago. “No, no lo es.”
Su expresión se suavizó. “Al menos no estás sola. A pesar de su arrogancia,
son pocos los que preferiría tener a mi lado a parte de Viper.”
¿Era eso por lo que él la había buscado? ¿Para convencerla de que Viper era
alguna especie de caballero de brillante armadura?
“Si no te importa, preferiría no hablar de Viper.”
Él la miró por un largo rato. “¿Te está molestando?”
Con una corta carcajada sin humor ella se puso en pie y caminó lejos del
amenazante vampiro.
“Siempre.”
“¿Quieres que hable con él?”
“No.” Ella se giró bruscamente, sus manos apretadas contra su estómago.
“Quiero decir… mierda, no tengo ni idea de lo que quiero decir.”
Traducido por Aremik
206
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él fue lo bastante sabio para no reírse de su torpe estupidez. “No creo que
seas la única, querida mía,” dijo él suavemente. “He conocido a Viper durante un
considerable periodo de tiempo, y para ser honesto nunca le he visto tan…
trastornado por una mujer. Tiene una reputación de ser distante incluso en sus
relaciones más íntimas.”
“¿Distante?” Ella hizo un grosero sonido. “Nunca he encontrado un vampiro
más entrometido, prepotente e invasivo.”
“Como dije, no es del todo él mismo.” Él se encogió de hombros. “No sé si
felicitarte o darte mis condolencias.”
Divertido, ya eran dos.
Ella sacudió su cabeza. “Simplemente no le entiendo.”
“Él disfruta envolviéndose en misterio.”
“¿Por qué me compró? Él no quiere una esclava. No quiere vender mi
sangre. Ni siquiera la ha probado.” Ella soltó un exasperado suspiro. “¿Qué es lo
que quiere?”
“¿Tiene que querer algo?”
Ella le lanzó una mordaz mirada. “Es un vampiro.”
“Bastante cierto.” Dante se incorporó lentamente, sus manos sobre sus
caderas. “Supongo que la respuesta sencilla es que ni siquiera él sabe por qué te
compró.”
“Tiene más de mil años no dieciséis, ¿cómo puede no saber por qué me
compró?”
Él se encogió de hombros. “A veces vivir tanto tiempo tiende a hacernos… un
poco narcisistas.”
“¿Tú crees?” dijo ella.
Sus labios temblaron pero su expresión permaneció seria. “Incluso dentro de
nuestros propios clanes somos criaturas solitarias. Hay muchos vampiros que se
excluyen por completo y pasan décadas sin contacto con otros.”
“¿Así que sois ermitaños?”
Traducido por Aremik
207
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“De algún modo. El mundo pasa mientras nosotros permanecemos sin
cambios. Es una tendencia natural el retirarnos dentro de nosotros mismos hasta
que algo, o alguien, nos tienta a salir de nuestro caparazón.”
Ella hizo una mueca. Ella no había hecho nada para atraer a Viper fuera de
su caparazón. Al menos no intencionadamente.
“Vosotros no estáis retirados por completo.” Un ligero filo entró en su voz. Ella
era muy consciente de que los vampiros no eran inofensivos ermitaños. En
absoluto. “Aún debéis cazar.”
“Ya no más. Tenemos sangre sintética que la mayoría prefiere a los peligros
de la caza.”
“¿Qué peligros?” se burló ella. “Sois inmortales.”
Los apuestos rasgos parecieron cerrarse sobre sí mismos, como si él hubiera
revelado más de lo que tenía previsto.
“Hay formas de matarnos. ¿Por qué correr el riesgo de que una estaca de
madera te atraviese el corazón cuando puedes tener tu comida servida desde el
microondas?” preguntó él, su tono casi demasiado informal.
Shay podría haber perseguido su suposición de que Dante le estaba
ocultando algo si no se hubiera quedado atrapada por las heridas que nunca habían
sanado.
“¿Pensaba que los vampiros disfrutaban cazando a sus víctimas? La emoción
de la matanza, y todo eso.”
Dante no se perdió la amargura de su voz. “Viper me dijo que tu padre fue
asesinado por un vampiro. Lo siento.”
Su mirada cayó al suelo. “Fue hace mucho tiempo.”
“Pero nunca olvidado.”
“No, nunca olvidado.”
Sin advertencia las puntas de sus botas de motorista entraron en su visión y
ella levantó la cabeza para descubrir a Dante parado directamente delante de ella.
“Shay, Viper no mató a tu padre.”
Ella hizo una mueca ante su suave tono. “Sé eso.”
Traducido por Aremik
208
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Lo haces?” Él tocó ligeramente su brazo. “¿Realmente?”
“La mayoría del tiempo,” admitió ella.
“Shay…”
“Dante.” Ambos saltaron ante el sonido de la voz como terciopelo negro que
flotó a través del aire. “Para ser un vampiro tan inteligente, te gusta vivir
peligrosamente, ¿no?”
Girándose, Shay vio como Viper caminaba en su dirección. No, no caminaba.
Se deslizaba. Como una elegante pantera deslizándose a través de las sombras. Su
aliento se atascó en su garganta mientras se acercaba. Era hermoso, como
siempre. Vestido con pantalones negros de satén y capa de terciopelo negro que
caía casi hasta sus rodillas, su plateado cabello y piel de marfil casi brillaban en
contraste. Pero eran los ojos negros los que capturaron y mantuvieron su atención.
Había un ardiente poder en ellos que parecía agitar el mismo aire.
“Ah, Viper.” De pie a su lado, Dante cruzó los brazos sobre el pecho y sonrió
con un misterioso toque de satisfacción. “Pensé que harías acto de presencia tarde
o temprano.”
Hubo una sonrisa en los elegantes rasgos, pero cuando Viper se detuvo
delante de ellos, Shay tuvo un pequeño estremecimiento. Sus colmillos estaban a la
vista.
Tanto literalmente como no.
“Obviamente debería haber sido antes,” dijo arrastrando las palabras.
“Oh, no sé. Shay y yo no hemos tenido ningún problema entreteniéndonos sin
ti,” le aseguró Dante.
Los oscuros ojos se entrecerraron. “Eres afortunado de estar emparejado,
viejo amigo.”
Dante soltó una repentina carcajada. “Guarda tus colmillos, Viper, tan sólo
estábamos hablando de ti.”
Los colmillos permanecieron mucho más evidentes. “En realidad, eso es lo
que temía.”
“¿Ha vuelto Abby?”
“Sí, ella está en la biblioteca con la última bruja. Tal vez deberías unirte a
ella.”
Traducido por Aremik
209
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Una idea excelente.” Lanzándole a Shay un descarado guiño, Dante palmeó
a su amigo en la espalda y se perdió en las sombras.
Ignorando el oscuro ceño fruncido que estropeaba la frente de Viper mientras
él observaba la retirada de Dante, Shay se paró delante de él con un ceño fruncido
propio.
“¿Natasha ha vuelto?” preguntó ella.
Mirando hacia abajo, ante su amarga expresión el ceño fruncido de Viper fue
remplazado de pronto por una sonrisa.
“No, Abby pensó que tal vez sería mejor mantener a Natasha lejos de ti.”
“¿Por qué?”
“Ella había murmurado algo sobre poner otra maldición sobre ti cuando Dante
la estaba llevando a casa.”
“¿Por qué haría…? oh, supongo que ella estaba celosa.” Shay hizo una
mueca, negándose a reconocer que ella se sentía aliviada de que la prepotente
fulana no hubiera regresado. Eso significaría que la bruja no era la única celosa, y
eso sería… estúpido.
Moviéndose lo bastante cerca para hacer que su corazón saltase a su
garganta, Viper rozó un dedo hacia abajo por la línea de su mandíbula.
“Hay algunas mujeres que no me encuentran completamente desagradable.”
“No tienes que mostrarte tan pagado de ti mismo. Ella debió haber estado
esnifando demasiadas pociones.”
Los ojos de medianoche se oscurecieron con esa peligrosa conciencia que
envió un escalofrío de excitación susurrando sobre su piel.
“Si dudas de mi encanto, tal vez podría darte una demostración.”
“Creo que me has dado más que suficientes demostraciones.”
“Nunca son suficientes,” susurró él mientras su cabeza descendía.
El corazón de Shay se detuvo cuando él rozó sus labios hacia atrás y hacia
delante sobre los suyos. Era la más ligera de las caricias, pero envió una descarga
de placer a través de ella que casi la dejó de rodillas.
Traducido por Aremik
210
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Santa mierda.
Sin duda cualquier mujer decente estaría saciada después de un maratón de
sexo, ¿no?
Si eso era cierto entonces obviamente ella no era una mujer decente,
reconoció ella mientras su cuerpo se arqueaba instintivamente para presionarse
contra su dura forma.
Viper tan sólo tenía que estar cerca de ella para derretirse de necesidad.
Gruñendo profundamente en su garganta, Viper la besó con una rápida y
creciente urgencia. Shay ahueco su cara con sus manos mientras abría los labios
para fusionarse con su lengua. Ni siquiera el afilado pinchazo de sus colmillos podía
apagar la llama de la pasión.
Se sentía tan bien estar en sus brazos.
Tan correcto.
Tan deliciosamente maravilloso.
Sus brazos se envolvieron a su alrededor, casi alzándola en el aire. Shay
gimió. Presionada tan cerca de él era casi imposible pasar por alto el duro empuje
de su creciente deseo. E incluso más imposible no recordar cuando envolvió sus
piernas alrededor de su cintura mientras él empujaba dentro de ella.
Eso es lo que ella quería. Aquí. Ahora mismo.
Y la fuerza de esa necesidad fue lo que al final la hizo volver a sus sentidos.
Estaban en medio de un solárium donde cualquiera podría entrar. Ella no había
perdido todo sentido de la decencia.
Todavía no.
Echándose hacia atrás, ella luchó por encontrar su voz. “Viper.”
Negados sus labios, Viper se contentó con esparcir besos sobre su alzado
rostro.
“¿Qué?”
“¿Por qué hay una bruja en la biblioteca?”
“Ella está aquí para asegurarse de que no hay hechizos desagradables en la
caja.”
Traducido por Aremik
211
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay presionó las manos contra su pecho, negándose a ser distraída
mientras él hociqueaba justo debajo de su oreja.
“Entonces, ¿no deberíamos estar allí?”
Él le dio a su oreja un brusco pellizco. “Tenemos un montón de tiempo. Ya
sabes cómo las brujas aman crear una sensación de melodrama cuando están a
punto de lanzar un hechizo. La tomará una hora establecer su círculo y colocar sus
velas y todas las otras supercherías sobre las que insisten.”
Ella se estremeció. “Sigo pensando que deberíamos estar allí. No quiero
perderme nada.”
Sólo por un momento sus brazos se apretaron a su alrededor como si él
tuviera la intención de borrar cualquier pensamiento sobre brujas, cajas y
maldiciones. Luego, con un suspiro, él aflojó su agarre a regañadientes y la miró con
una expresión de tristeza.
“Oh, cariño, eres cruel con mi orgullo. ¿No tienes nada de romance en tu
alma?”
Shay se apartó un paso y arregló su sudadera de nuevo en su lugar. Ella
deseaba que fuera tan fácil tranquilizar las vergonzosas hormonas que corrían
enloquecidas a través de su cuerpo.
“Muy poco,” admitió ella.
“Parece que voy a tener que enseñarte los placeres de la seducción.”
“Puedes enseñarme más tarde.” Incapaz de resistirse, ella se estiró para
colocar un beso rápido sobre su mejilla antes de moverse hacia la puerta. “Ahora
mismo quiero saber lo que hay en esa caja.”
“Sacrebleu.” Con su impresionante carencia de algo parecido al tacto, Levet
entró en la biblioteca pisando con fuerza. “¿Qué es ese hedor?”
La bruja de pelo grisáceo apuntó un retorcido dedo en la dirección del
demonio, sin levantar su cabeza de tarea de encender el círculo de velas.
Traducido por Aremik
212
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Contén tu lengua, gárgola, o te la voy a pegar contra el paladar,” le advirtió
ella.
Con un bufido, Levet miró enfurecido a la mujer de avanzada edad. “Eeek.
Una bruja. ¿Quién la invitó?”
Por un momento, Viper se apoyó contra la pared esperando con placer a que
la bruja convirtiera a la molesta gárgola en un tritón, o un tomate, o cualquier cosa
que no pudiera hablar. Por mucho que a él no le gustasen las brujas, de vez en
cuando ellas tenían sus usos. Pero una mirada a la preocupada expresión de Shay
y él estaba moviéndose hacia delante de mala gana para agarrar a la criatura por su
ridícula cola y sacándola de un tirón de la refriega. Shay tenía suficiente en su
mente sin la preocupación de que su querida gárgola estaba a punto de convertirse
en un sapo.
“Te sugiero que o bien cierres la boca o te la lleves a otra parte, Levet,” dijo
Viper arrastrando la palabras, una vez apoyado de nuevo contra la pared, su mirada
volvió al delicado perfil de Shay. “La bruja no parece tener mucha paciencia.”
“¿Qué está haciendo?”
“Intentando abrir la caja que está sobre la mesa.”
“¿Abrir una caja?” Levet alzó sus manos hacia arriba y empezó a andar hacia
delante. “Mon Dieu. Yo puedo hacer eso.”
“Espera.” Viper agarró la cola que se movía nerviosamente y arrastró hacia
atrás a la gárgola. “Aún no estamos seguros de si está protegida.”
“Oh.” Hubo un momento de bendito silencio antes de que Levet estuviera
caminando con impaciencia. “¿Qué hay en la caja?”
“Obviamente, aún no lo sabemos.”
“¿Va a llevar mucho tiempo?”
“Llevará el tiempo que sea necesario.”
“¿Tenemos aperitivos?”
Las manos de Viper se apretaron a sus costados. Era eso o estrangular al
demonio.
“¡Levet, cállate!”
Traducido por Aremik
213
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Bueno, pero si tenemos que esperar por aquí toda la noche al menos
podrían servirnos unos aperitivos.”
“Si tienes hambre, ¿por qué no vas a la cocina y encuentras algo por ti
mismo?”
La gárgola se estremeció. “No hay nada ahí a parte de sangre y una especie
de mugre verde.”
“Entonces pide algo.”
“¿Pizza? ¿Griego?” Los ojos grises se iluminaron con emoción. “Oh, oh, ya
sé, ¿qué tal…?”
Agachándose, Viper agarró a Levet por los cuernos y tiró de él hasta que
estuvieron nariz con nariz.
“Coge un teléfono, pide la comida, gárgola, y estate seguro de que si vuelves
a poner un pie en esta habitación yo personalmente te arrancaré esas alas.”
Sabiamente retrocediendo hacia la puerta la gárgola alzó sus manos.
“Jesús, no hay necesidad de ese comportamiento. Los vampiros siempre tan
irascibles.”
La gárgola no tenía ni idea, reconoció Viper mientras se volvía con firmeza
hacia Shay.
Irascible no alcanzaba a abarcar su humor.
Mirar a Shay rondando tan ansiosamente al lado de la bruja hacía a su
inmóvil corazón apretarse por el dolor.
Por valiente y desafiante que ella pudiera pretender ser debajo de todas las
bravatas, ella era desgarradoramente frágil. El mero pensamiento de que ella
pudiera ser herida aún más, le hacía anhelar destruir todo a la vista.
Maldita sea. Tendría que haberlos encerrado a ambos en el solárium. Ellos
podrían ahora mismo estar volando hacia las alturas del placer, en lugar de estar de
pie en esta habitación malditamente caliente viendo a una bruja hacer sus
interminables abracadabras.
Moviéndose con irritación, Viper ignoró la mirada de preocupación de Dante y
cruzó los brazos sobre el pecho.
Oh, sí, ellos definitivamente deberían estar en el solárium…
Traducido por Aremik
214
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“He terminado.” Con un movimiento dramático, la bruja ondeó su mano y las
velas se apagaron. “Ahora es seguro abrir la caja.”
Viper se enderezó cuando Shay alargó la mano hacia la delicada caja tallada
en madera. No se le escapó el ligero temblor de su mano, o el endurecimiento de
sus facciones.
Instintivamente él dio un paso hacia delante, anhelando tirar de ella dentro de
sus brazos y sumar su fuerza a las de ella. Sólo el conocimiento de que le detestaría
al revelar que ella estaba todo menos completamente segura de sí misma lo
mantuvo anclado en su lugar.
El mismo aire pareció detenerse cuando Shay levantó lentamente la tapa y
sacó un arrugado sobre.
“Está dirigido a mí,” susurró ella en el espeso silencio. Alzando la cabeza ella
miró alrededor por la habitación, tomando una profunda respiración. “Si me
disculpáis, creo que debería leer esto en privado.”
Ella se giró y se encaminó hacia la puerta. Sin pensarlo, Viper fue tras sus
pasos. No quería que ella estuviera sola. No cuando aún no sabían lo que había en
la carta. Fue la mano de Dante sobre su brazo lo que le hizo detenerse
bruscamente.
“Viper, creo que deberías respetar sus deseos,” murmuró su amigo en un
tono que sólo Viper podía oír. “Ella no te agradecerá que te entrometas cuando
quiere estar sola.”
“Es demasiado peligroso…”
“Aquí ella está lo bastante segura. La casa está bien protegida contra
demonios y hay alarmas para los intrusos más humanos.”
Viper soltó un bajo siseo. “No me gusta sentirme impotente.”
Dante se rió con ironía. “Vete acostumbrando, viejo amigo. Las mujeres
tienen una tendencia a hacerle eso a un hombre.”
Viper entrecerró su mirada. “No estás ayudando.”
“Tan sólo dale unos pocos minutos. Nada le pasará mientras esté en esta
casa.”
“Bien, pero sólo unos pocos.”
Traducido por Aremik
215
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Soltándose del agarre del vampiro, caminó a través de la vasta biblioteca.
Maldito Dante y su molesta lógica. Él no quería ser sensato. No quería darle a Shay
la privacidad que ella deseaba.
Demonios, también podría ser honesto. Él no la quería fuera de su vista ni
siquiera un minuto. Sacudió inconscientemente la cabeza. Por las pelotas del diablo.
Era un idiota. Un idiota redomado.
Incapaz de permanecer quieto, continuó paseando mientras el tiempo pasaba
arrastrándose lentamente. Fue lejanamente consciente de que Dante se había
marchado para llevar a la bruja de vuelta a su aquelarre, y de que Abby había traído
una bandeja con sangre caliente y la había colocado silenciosamente sobre la
mesa, pero ellos no habían tenido la capacidad de inmiscuirse dentro de su oscura y
melancólica meditación.
¿Dónde demonios estaba Shay?
¿Por qué no había vuelto?
Tenía que haber algo mal. Lo sentía en lo más profundo de su alma.
Después de una hora él había tenido suficiente. Saliendo bruscamente de la
biblioteca con una ráfaga de poder, rastreó a través de la mansión en busca de su
desaparecida Shalott. En verdad no esperaba que la búsqueda le llevara mucho
rato. Los dos lugares obvios eran sus habitaciones o el solárium. ¿Dónde más
podría ella estar segura de una relativa intimidad?
Le tomó sólo unos momentos descubrir que ella no estaba en ninguno.
Sangriento infierno.
Y otros cuantos en descubrir que ella no estaba en ningún otro lugar de la
casa.
Totalmente alarmado, Viper regresó a sus propias habitaciones y recogió el
pequeño amuleto de su bolsillo. No dudó ni por un momento que Shay estaría
furiosa por ser llamada hacia él como un perro con una correa. Él estaría furioso en
su lugar. Pero por ahora Viper se contentó con hacer frente a su ira. Mientras ella
estuviera cerca, y él estuviera convencido de que estaba a salvo, podría despotricar
todo lo que quisiera.
Cerrando sus dedos sobre el amuleto él lo sintió calentarse contra su piel.
Diez minutos más tarde Shay irrumpía a través de la puerta, su expresión desafiante
pero sus ojos hinchados y enrojecidos por el llanto.
“Maldito seas, Viper,” siseó ella. “Déjame ir.”
Traducido por Aremik
216
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No.” Metiéndose en el bolsillo el amuleto, Viper se movió hacia delante para
mirarla con abierta preocupación. “Es demasiado peligroso para ti estar
escapándote.”
Ella envolvió sus brazos sobre sí misma. “No soy estúpida. No tenía intención
de escaparme mientras siga habiendo alguien ahí fuera cazándome. Sólo quería
estar sola.”
“Habla conmigo, cariño,” la instó. “Dime qué había en la carta.”
Hubo un largo momento en que Viper temió que ella se negaría a
responderle. Ella había estado sola durante mucho tiempo. Demasiado tiempo. Ya
no sabía cómo confiar en otros.
“Es de mi padre.”
Traducido por Aremik
217
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:42 pm

Capítulo 16
Shay tenía toda la intención de estar furiosa con Viper. A pesar de todas sus
promesas sobre no tratarla como a una esclava él había sido lo bastante rápido para
utilizar la correa que la mantenía unida a él.
Él no era mejor que las brujas, se había dicho a sí misma.
Ella había querido estar sola. Había querido luchar a través del laberinto de
sus crudas emociones antes de verse obligada a enfrentarse a él. Él no tenía
derecho a tirar de ella para ir a su lado contra su voluntad. Y sin embargo, en el
momento en que estuvo ante él encontró que su furia desaparecía. De hecho, se
descubrió anhelando apoyarse contra ese duro cuerpo, como si estar en sus brazos
lo haría todo mejor.
Maldita sea. Ese conocimiento debería ser aterrador. Lamentablemente ella
estaba simplemente demasiado abrumada por el momento como para evocar el
adecuado horror. En vez de eso ella envolvió sus propios brazos a su alrededor y
vio como el inevitable shock ondeaba sobre su pálido rostro.
“¿Tu… padre?”
“Sí.”
Él parecía considerar cuidadosamente su respuesta, como si estuviera
tratando con una loca. Y quizás lo estaba.
“Eso debería complacerte, ¿no?”
Ella tragó pasando el apretado nudo alojado en su garganta. “Él había
colocado la maldición sobre mí.”
Él alargó la mano para ahuecar su rostro, su frío toque aliviando
absurdamente una parte del dolor que apretaba su corazón.
“No puedes estar segura, Shay. Esto podría ser un truco.”
“No. No es un truco. La carta dice que él lo hizo para protegerme.”
Traducido por Aremik
218
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus dedos apretaron hasta un nivel cercano al dolor. “¿Qué?”
“Él sabía que estaba siendo acosado, aunque no sabía quién o qué lo estaba
persiguiendo. Dice que la maldición tenía la intención de ocultarme de sus
enemigos.”
“¿Ocultarte?”
“La maldición era como una barrera que me mantenía protegida de la
mayoría de demonios.”
Él lo consideró durante un largo rato. “Sí, supongo que ha conseguido hacer
eso. No ha habido siquiera el susurro de un Shalott en más de un siglo. Sin
embargo, fue una molesta, peligrosa y desesperada apuesta. Él te dejó a merced de
Evor.”
Shay se alejó de su toque. Sólo tenerlo tan cerca era distracción suficiente.
“Él nunca tuvo la intención de dejarme a merced de nadie,” dijo ella. Más para
convencerse a sí misma que a Viper. “Una vez que el peligro hubiera pasado la
bruja se había comprometido a romper la maldición y revelarme la verdad.”
Sus hermosos rasgos eran ilegibles. “Pero ella fue asesinada antes de que
pudiera hacerlo.”
“Sí.”
Pasó un latido. Un latido en el que Shay no tenía ni idea de lo que pasaba por
su mente. Un vampiro era un maestro en ocultar sus emociones cuando quería
hacerlo.
“Él sólo estaba tratando de protegerte, Shay,” dijo él al final suavemente.
Las estúpidas lágrimas que ella había estado conteniendo durante la última
hora quemaron calientes en sus ojos mientras se giraba bruscamente para ocultar
su angustia.
“Sé eso, es sólo que…”
Con una velocidad que ella nunca podría igualar, él se había movido para
detenerse directamente delante de ella.
“¿Qué?”
Ella dejó escapar un profundo suspiro, aceptando que no había manera de
esconderse de él.
Traducido por Aremik
219
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Todos estos años he culpado de mi podrido destino a cualquier horrible
monstruo que había puesto esta maldición sobre mí. Y ahora descubro que fue mi
propio padre.”
“Él lo hizo obviamente con la mejor de las intenciones.”
“Eso no cambia el hecho de que he pasado más de ochenta años como
esclava.” Sus dientes se apretaron cuando los recuerdos amenazaron con
sublevarse. Recuerdos que ella mantenía encerrados para que no la ahogasen. “He
sido golpeada, encadenada y vendida como un animal.”
“Sé que ha sido difícil…”
“¿Difícil?” Ella soltó una corta carcajada sin humor. “No ha habido un
momento en que no haya estado a merced de algún amo. Ningún momento en que
no temiera lo que podría traer la próxima hora. Ningún momento en que no haya
luchado simplemente por sobrevivir.”
“Shay.”
La compasión en su cara la hizo quitarse con ira las lágrimas. “Lo siento. No
suelo ser una llorica.”
Sus ojos se oscurecieron. “No lo sientas.” Él tocó ligeramente la humedad
que se quedó sobre sus mejillas. “Sólo conocí brevemente a las brujas, pero no
dudo que ellas hicieron de tu vida un infierno.”
“Infierno es apropiado,” su voz contenía un amargo filo. “Cuando Edra estaba
molesta me encerraba en un sótano. Más de una vez me dejó allí abajo durante
años. No había luz, ni comida a excepción de los bichos y las ratas que podía
encontrar arrastrándose a mi alrededor. Hubo veces en que no creía que saldría
alguna vez. Pensaba…” Su voz se quebró y ella se vio obligada a aclarar su
garganta antes de que pudiera continuar. “Pensaba que estaría atrapada en la
oscuridad durante una eternidad.”
Su expresión era cuidadosamente neutral, como si sintiera que ella podría
cerrarse ante la primera señal de compasión.
“¿Fue por eso por lo que insististe en que esos demonios fueran soltados en
la casa de subastas?”
“Sí. Nada se merece tal tortura.” Ella se obligó a encontrar su mirada
directamente. “Pero sabes, Edra no era lo peor.”
“¿Qué lo era?”
Traducido por Aremik
220
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“El conocimiento de que siempre estaré en el poder de alguien. Que nunca
puedo ser lo bastante fuerte, o lo bastante rápida, o lo bastante inteligente para
escapar porque no hay escapatoria.”
Sus rasgos se tensaron, sin duda sintiendo que una parte de su frustración se
estiraba para incluirle a él. Con esa fluida elegancia él se giró para caminar hacia la
cama antes de volverse y mirarla desde la distancia.
“En realidad, sé exactamente cómo te sientes.”
“¿Tú?” Ella soltó un incrédulo resoplido. “¿Cómo es posible que lo
entiendas?”
Él permaneció envuelto en las sombras, recordándola al distante vampiro que
en principio había llegado a la casa de subasta para pujar por ella.
“No siempre fui un líder de clan,” dijo él, su tono bajo y extrañamente rudo.
“Hubo muchos años después de que fuera convertido en que estuve a merced de
cualquier vampiro que deseara reclamarme.”
Shay sintió una punzada de asombro. Era imposible imaginar a este
arrogante y despiadado hombre a merced de nadie. Ciertamente no a merced de
otro vampiro. Él parecía… insensible. Invulnerable.
“¿Fuiste un esclavo?”
“Un esclavo y peor.”
“¿Qué podría ser peor?”
“Tú realmente no quieres saberlo, cariño.”
Ella se mordió la lengua. Él tenía razón. Por malas que habían sido las brujas
siempre pudo ser peor. Mucho, mucho peor.
Ella sacudió lentamente la cabeza. “¿Pensaba que los clanes protegían a los
suyos?”
Viper se encogió de hombros con elegancia. “Afortunadamente los tiempos
han cambiado y nos hemos vuelto más civilizados.”
“¿Civilizados? ¿Crees que los vampiros son civilizados?”
“En comparación con el pasado. Hubo un tiempo en que los clanes eran
simplemente errantes bandas de guerreros. Para ser parte del clan un vampiro
Traducido por Aremik
221
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
recién convertido tenía que… someterse a sus demandas sin importar cuán
retorcidas o depravadas pudieran ser.”
Shay frunció el ceño. “Entonces, ¿por qué querrías ser parte de un clan?”
“Estar solo era morir.”
“¿Ellos te habrían matado?”
“El fuerte sobrevive y el débil no era más que la presa.”
“¿Y tú fuiste la presa?”
Su piel se erizó cuando su poder llameó a través de la habitación. “Hasta que
me hice lo bastante fuerte para luchar.”
“Pero te hiciste lo bastante fuerte,” dijo ella suavemente.
Hubo un momento mientras él luchó contra sus propios demonios interiores, y
Shay entendió bruscamente la razón del vasto arsenal de armas que Viper había
escondido bajo su casa. A pesar del poder que él pudiera poseer ahora siempre
estaría el conocimiento de que había monstruos acechando en la oscuridad. Él se
había rodeado con el tipo de bellos y letales objetos que no sólo eran el sueño de un
coleccionista, sino una inconsciente sensación de seguridad.
Con esos deslizantes pasos él estuvo una vez más ante ella, su mano
estirándose para trazar la curva de su cuello.
“Me hice fuerte, pero como tú, los recuerdos permanecen.”
Shay no se alejó de su frío toque. No había nada que leer en sus hermosos
rasgos, pero ella sabía que él había soportado horrores que sin duda darían
pesadillas a cualquiera durante siglos. Aún más sorprendente, él había conseguido
mantener un sentido de honor e integridad que le había impedido convertirse en uno
de los animales que le habían torturado. Sin embargo, ella no podía descartar por
completo su mezquina envidia. No mientras ella permaneciera vinculada por su
maldición.
“Sobreviviste y ahora eres libre.”
Sus labios se torcieron por sus palabras. “Nunca libre, cariño. Hay… poderes
ante los que incluso yo debo responder.”
Sus cejas se alzaron con sorpresa. “Eres un líder de clan. ¿Ante qué poderes
es posible que tú tengas que responder?”
Traducido por Aremik
222
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Está prohibido hablar de ello.”
Y eso era todo.
No había error en su tono de voz. Le advirtió que ella podría pasar el resto de
la eternidad fastidiándole por una explicación y él nunca cedería. Lo cuál por
supuesto sólo la hizo aún más curiosa.
Ella hizo una mueca. “¿Tendría que estar aliviada?”
Sin advertencia una sonrisa curvó sus labios. Esa pecaminosa sonrisa que
siempre tiraba de algo muy profundo dentro de ella, y hacía a las acechante
oscuridad un poco menos oscura.
“Descubriremos donde se está escondiendo Evor, Shay.” Su mano se deslizó
a la parte de atrás de su cuello, sus dedos rozando ligeramente arriba y abajo por su
sensible nuca. “Y entonces romperemos la maldición de una vez por todas.”
Su boca se secó y los dedos de sus pies comenzaron a curvarse dentro de
sus zapatos. Era una locura. Unos momentos antes ella había estado hundida en la
desesperación. Una desesperación que se había sentido tan espesa y pesada que
no estaba segura de que se desharía alguna vez de ella. Ahora su cuerpo entero
estaba hormigueando y su corazón casi saltando en su pecho. No parecía posible
que un simple toque pudiera alterar tan completamente sus emociones.
Lamiendo sus repentinamente secos labios ella miró fijamente a su hermoso
rostro. “¿De verdad crees eso?”
Los perturbadores dedos continuaron un camino hacia abajo por su arqueada
columna. “No lo habría dicho si no lo creyera.”
Shay luchó por respirar. “¿Sabes que si rompemos la maldición ya no seré tu
esclava?”
Su sonrisa se amplió mientras se movía para cogerla en sus brazos. Sin
perder un latido, él se giró y se movió hacia la cama.
“No necesito un amuleto para hacer a una mujer mi esclava,” le aseguró él.
Shay hizo rodar sus ojos. “Tu arrogancia es nada menos que impresionante,
vampiro. Si fueras la mitad de bueno que piensas…”
Sus valientes palabras fueron cortadas cuando se vio siendo lanzada sobre el
colchón y la dura forma de Viper cubriéndola con evidente intención.
Tomando rápida ventaja, Viper bajó su cabeza para hociquear en su cuello.
Traducido por Aremik
223
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Decías algo, cariño?” murmuró él con un toque de diversión.
Ella se estremeció cuando su lengua recorrió un camino hacia el hueco de su
hombro.
“No estás jugando limpio,” le acusó ella incluso mientras sus manos se
alzaban para tirar del broche de su pelo y hundía sus dedos en el plateado satén.
Su risita rozó sobre su piel mientras él se movía para tirar de la camiseta por
encima de su cabeza. Su sujetador le siguió rápidamente.
“Soy un vampiro. Sólo juego para ganar.”
Había sin dudas una protesta moral perfectamente razonable a su afirmación,
pero cuando su boca encontró la punta de su pecho Shay no pudo comenzar a
pensar en eso claramente. En vez de eso, ella gimió y sujetó su cabeza incluso más
cerca mientras el placer se abalanzaba a través de ella en una abrasadora ola.
“¿Qué es lo que piensas ganar?” dijo ella soltando el aliento.
Él se apartó para apuñalarla con una provocativa mirada. “Yo ya he ganado
justamente lo que deseaba. Ahora se trata de complacer a mi premio hasta el punto
en que ella nunca desee dejar mi lado.”
Shay se tragó un gemido. “No estoy segura de que si me complaces algo
más vaya a sobrevivir.”
Su mirada descendió para deslizarse sobre sus expuestos pechos. “Tengo
completa confianza en tu habilidad para sobrevivir, cariño. Es una cosa que
tenemos en común.” Su pulgar rozó su apretado pezón. “Por supuesto no es la
única cosa.”
Sus ojos rodaron hacia atrás mientras él bajaba su cabeza para besarla con
un crudo anhelo que apretó su estómago. Con toda seguridad ellos tenían esto en
común, reconoció ella mientras sentía sus dedos desabrochar torpemente el
corchete de sus vaqueros. Sea lo que fuera… lujuria, pasión o alguna oscura
obsesión, la tenía en sus garras.
Ella no estaba segura de que alguna vez tendría suficiente de este vampiro.
Tirando impacientemente de su camisa, Shay alzó sus caderas de forma que
él pudiera deslizar los vaqueros por sus piernas. Con sus labios aún unidos ella
pasó sus manos sobre su pecho desnudo, deleitándose en la sensación de su
sedosa piel.
Traducido por Aremik
224
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Era tan suave, tan perfecta.
Ella necesitaba más.
Viper había explorado cada centímetro de ella. Tocado cada curva, la había
acariciado y probado desde la cabeza a los pies.
Era su turno, ¿no?
No dándose tiempo para debatir la sabiduría de besuquearse con un vampiro
ella había cerrado sus piernas alrededor de las de Viper y con un brusco empuje lo
tuvo tumbado sobre su espalda. En el mismo movimiento ella rodó sobre él,
sentándose a horcajadas sobre su cintura mientras se enderezaba para mirarle con
un intenso apetito.
“Mi turno,” dijo ella con voz ronca, mientras sus dedos se arrastraban sobre
su pecho para rozar ligeramente sus pezones.
Las manos de Viper se aferraron a las sabanas negras bajo él cuando su
cuerpo reaccionó a su toque.
“¿Tu turno para qué?” preguntó él soltando el aliento.
Eléctrica excitación corrió a través de ella.
“Mi turno para esto.”
Flexionándose hacia abajo ella esparció besos sobre su pecho, dándole a
cada pezón un rápido lametón con su lengua antes de trazar un mojado camino
hacia abajo por el centro de su estómago hasta llegar a la cintura de sus
pantalones.
Durante un momento ella mordisqueó y pellizcó los apretados músculos de su
estómago. Su lengua trazó las crestas y depresiones de su perfección como una
tabla de lavar. Exploró su ombligo. La parte sobresaliente del hueso de su cadera.
Sintió fácilmente el duro empuje de su erección, pero se negó a ceder ante su
silenciosa urgencia.
Finalmente las manos de él se estiraron para aferrarse sus brazos, sus ojos
tan negros como la medianoche mientras sus colmillos se extendían
completamente.
“Por el amor de Dios, cariño, sácame de mi miseria.”
Una sonrisa de suficiencia curvó sus labios mientras desabrochaba
lentamente el botón. Ella bajó la cremallera y le quitó los pantalones. Él gruñó por lo
Traducido por Aremik
225
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
bajo en su garganta, sus dedos hundiéndose en su carne cuando ella lo besó
suavemente a través de la seda de su bóxers.
Ella ignoró su duro agarre mientras lo recorría con su lengua desde la punta
hasta la base y viceversa. Él soltó un grito ahogado mientras sus caderas se
sacudían hacia arriba.
Apartándose ella permitió a su mirada apreciar completamente la visión de su
belleza de marfil. En contraste contra las sábanas negras él podría haber sido una
estatua tallada en mármol.
A excepción de sus ojos. Esos ojos de medianoche ardían con una necesidad
que envió una sacudida de anhelo en respuesta a través de su cuerpo.
Con un jadeante asombro ella alargó las manos para quitar de su cuerpo los
sedosos bóxers. Ella lo había visto todo antes, pero sospechaba que nunca se
acostumbraría realmente a tan perfecta belleza.
Dejando caer al suelo los bóxers Shay recorrió con sus manos lentamente
hacia arriba la longitud de sus piernas, siguiendo el camino con pequeños besos
que sacaron desgarrados gemidos del hombre bajo ella.
Finalmente alcanzando su pelvis ella alargó las manos para rodear su
erección, explorando la dura longitud con fascinación. Seda y acero. Una erótica
combinación que hacía a su bajo vientre temblar con creciente dolor.
Besando su camino sobre su cadera ella finalmente lo llevó entre sus labios,
usando su lengua para probarle como había anhelado hacer.
Sus manos se aferraron a su cabeza, claramente dividido entre urgirla a
continuar sus caricias o detenerla antes de que él alcanzara esa imparable cumbre.
“Shay…”
Con un último lento lametazo Shay se abrió paso de vuelta sobre su cuerpo,
mordisqueando sobre su estómago y luego su pecho antes de encontrar finalmente
su boca con la suya.
Sus manos se extendieron hacia abajo por su espalda, agarrando el satén de
sus bragas y rasgándolas con un impaciente tirón. Con esa misma impaciente prisa,
él separó sus muslos y se restregó a sí mismo a lo largo de su humedad.
Él giró su cabeza para enterrar su rostro en su cuello.
“No puedo esperar, cariño,” gimió él mientras colocaba su punta ante su
entrada. “Lo siento.”
Traducido por Aremik
226
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No lo sientas, tan sólo hazlo,” jadeó Shay, su cuerpo ya mojado y preparado
para su empuje.
Agarrando sus muslos él hundió dentro de ella, deteniéndose solamente
cuando estuvo enterrado tan profundo como pudo ir.
“Sí… Dios, sí,” dijo Viper con voz ronca.
Él se quedó quieto durante un jadeante momento mientras ambos absorbían
el puro éxtasis de estar tan íntimamente unidos. Sin duda no había nada que
pudiera compararse con tan intenso placer, ¿verdad? Nada que pudiera unir a dos
personas tan juntas.
Abriendo los ojos Shay encontró la oscura y brillante mirada mientras Viper
comenzaba a moverse suavemente dentro de ella.
Algo pareció moverse dentro de ella cuando cayó dentro del oscuro calor de
sus ojos.
Algo inmenso, y aterrador, y maravilloso.
Algo que podría haberla hecho salir corriendo de la habitación si sus
movimientos no se hubieran vuelto más exigentes y su creciente clímax no hubiera
limpiado su mente de todo menos de alcanzar ese brillante y dorado éxtasis.
Viper caminaba por la biblioteca con una frustración que no hacía ningún
intento por ocultar. Había pasado una semana desde que Shay había llegado a casa
de Dante. Una semana gloriosa, por supuesto. ¿Cómo no podría serlo cuando él
había dedicado la inmensa mayoría de sus noches complaciendo y siendo
complacido por la mujer que se había convertido en tan esencial parte de su vida?
Y no había sido sólo el sexo. El cuál era extremadamente fabuloso, si tenía
que decirlo. Sino tenerla cerca, oír su voz, sentir su suave tacto cuando se sentaban
en la cama. Fueron momentos que él extrañamente saboreaba.
Sin embargo, a pesar de su deleite en explorar a la mujer que había revuelto
su vida como un demonio de Tasmania, él nunca había olvidado ni por un momento
que el peligro acechaba fuera de la vista. Había algo o alguien ahí fuera que tenía la
Traducido por Aremik
227
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
intención de quitarle a Shay. Para utilizarla para sus propios fines. Él iría hasta el
infierno y volvería antes de permitir que eso pasase.
Girando sobre sus talones Viper miró a Santiago con ardiente impaciencia. El
vampiro era su mejor teniente. Inteligente, valiente, leal más allá de toda medida y,
sobre todo, capaz de una poderosa compulsión sobre humanos y demonios
menores.
Si había información de la que enterarse, Santiago la descubriría.
“Lo siento, maestro.” El oscuro rostro de Santiago estaba inexpresivo pero no
había error en el matiz de tensión en sus anchos hombros. Como cualquier buen
sirviente, él podía sentir fácilmente la irritación de su maestro. “No pude encontrar
ninguna conversación en las calles sobre los Shalotts.”
Viper se tragó un bajo gruñido. “No puedes haber buscado por todas partes.
Debe haber alguien que sepa quién está cazando una Shalott.”
Santiago alzó sus manos. “La mayoría se niega a creer que ella es algo más
que un mito. Muy pocos Shalotts han caminado por el mundo durante siglos.”
“Shay no es un mito.”
“No, pero su presencia nunca ha sido sentida, incluso entre los más
poderosos de los demonios.”
“Por supuesto que no, la maldición ocultaba su presencia.”
“Incluso de aquellos que podría haber sido capaces de ayudarnos.” El
vampiro se encogió de hombros. “No hay cuchicheos, ni rumores que pueda
encontrar, nada que hable sobre la Shalott. Ni siquiera aquellos familiarizados con
Evor eran conscientes de que él la poseía.”
Viper apretó sus manos, obligando a retroceder a la oleada de ira. Maldita
sea. Él nunca perdió los estribos. Nunca. “Continúa con tu búsqueda.”
“Por supuesto, maestro.”
“Y no te limites a Chicago. La verdad está ahí fuera. Debemos encontrarla.”
“Como desee.”
Con una reverencia, el vampiro se giró y se retiró silenciosamente de la
biblioteca. Viper lo vio salir antes de girarse y golpear su puño sobre el escritorio de
madera.
Traducido por Aremik
228
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tranquilo, Viper, llegaremos al fondo de este misterio.”
“Quienquiera que sea el que tiene a Evor está ahí fuera conspirando para
capturarla. No puedo simplemente esperar por otro ataque. No cuando no podemos
estar seguros de que podemos derrotar a lo que sea que envíen después.”
“Comprendo tu frustración, pero estamos haciendo todo lo que podemos.”
Viper se giró lentamente para enfrentarse a su amigo. “¿Tus contactos no
han encontrado nada?”
Dante dio un paso hacia atrás encogiéndose de hombros. “Me temo que no.”
“¡Maldición!”
Con inquietos movimientos Viper reanudó su caminar. No quería estar en
esta biblioteca. No quería estar preocupándose sobre algún misterioso peligro que
no pudiera sentir o tocar o combatir. Quería regresar a sus aposentos donde sabía
que Shay estaría levantándose de su cama. Quería estar sosteniéndola en sus
brazos y pretender que nada podía hacerles daño.
Desafortunadamente, todos sus instintos le advertían de que se estaban
quedando sin tiempo. Si no lograba descubrir quién estaba cazando a Shay,
entonces el cazador les encontraría. No podía permitir que fueran atrapados de
nuevo.
“Estás cortejando al peligro, viejo amigo, ¿lo sabías?” dijo Dante por detrás
arrastrando las palabras.
Viper se detuvo, su expresión lejos de ser amistosa cuando miró a su
compañero.
“¿Esperas que eche a un lado a Shay porque ella trae peligro consigo?”
“Quiero decir que Shay es el peligro.”
“Dante…”
“No, voy a decirlo,” insistió el joven vampiro, sus brazos cruzados sobre el
pecho. “Te he conocido durante siglos y nunca has mostrado antes tal interés por
una mujer.”
“Lamento no estar de acuerdo. He mostrado un desmesurado interés por las
mujeres. Interesado muy a menudo por docenas de ellas al mismo tiempo.”
Traducido por Aremik
229
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Has tenido amantes, no compañeras,” corrigió Dante. “Nunca te has
permitido una en tu vida como la tienes a esta.”
Viper entrecerró su mirada. No le gustaba la dirección que estaba tomando
esta conversación. Tal vez incluso la temía.
“¿Qué estás insinuando?” preguntó él de mala gana.
Dante tuvo las pelotas de sonreír. “No estoy insinuando nada, Viper. Te estoy
advirtiendo directamente que estás mostrando todos los síntomas de un vampiro
que ha encontrado a su verdadera compañera.”
Ahí estaba. Sabía que no le iba a gustar, y no lo hizo. ¿Por qué demonios lo
amigos siempre creían que podían sacar temas que un vampiro sabio nunca
abordaría? Él se giró para agarrar uno de los interminables estantes, su cuerpo
entero rígido por la irritación.
“Mi relación con Shay no es de tu incumbencia.”
“Si tienes ganas de tirar algo, desearía que escogieras ese espantoso jarrón
sobre el escritorio. Los libros son irremplazables.”
Viper miró airadamente sobre su hombro. “No eres gracioso, Dante.”
“Sin duda me estoy divirtiendo un poco, ¿no?” bromeó él.
Viper estaba reflexionando sobre el placer de tirar al menos uno de los
irremplazables libros cuando la puerta de la biblioteca fue abierta repentinamente de
un empujón y Levet entró apresuradamente con sus alas batiendo.
“¡Sacrebleu, ahí estás!,” dijo él soltando el aliento mientras miraba a Viper
con su habitual expresión de disgusto.
Viper sostuvo en alto una mano en contención. Su temperamento estaba
colgando de un hilo. Un hilo que la gárgola estaba segura de romper.
“Ahora no, Levet, no tengo la paciencia para soportar tus protestas en este
momento.”
Levet se las arregló para parecer asombrado. “¿Protestas? ¿Moi? ¿Por
qué…?”
“Fuera.” Viper señaló hacia la puerta. “Lárgate ahora.”
“Non.” Levet se mantuvo firme valientemente, o estúpidamente. “¿No puedes
sentir el aire?”
Traducido por Aremik
230
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Qué?”
“Espera, Viper.” Dante dio un paso hacia delante, su cabeza inclinada hacia
atrás mientras extendía sus poderes hacia fuera. “Él tiene razón.”
A lo lejos se oyó el repentino sonido de una alarma sonando y Viper sintió su
cuerpo entero apretarse por el terror.
“Mierda. Levet coge a Shay y tráela aquí.”
“No.” Dante les detuvo a ambos con un tono de mando. “Llévala a los túneles
de huida del sótano.”
Levet deslizó una mirada hacia Viper quién le dio un brusco asentimiento.
“Vete.”
La gárgola salió corriendo de la habitación y Dante se movió hasta detenerse
directamente delante de Viper.
“Tú te vas también.”
Viper frunció el ceño. “No puedo dejarte aquí…”
“Debes proteger a Shay.” Dante le ofreció una sonrisa torcida. “Además, por
mucho que admire tu fuerza y coraje tengo mi propia protección.”
Viper estuvo momentáneamente desconcertado hasta que un punzante calor
comenzó lentamente a llenar el aire. Abby había sentido el peligro y sus poderes ya
estaban arrastrándose a través de la casa.
“El Cáliz,” dijo él.
“Exactamente. Estaremos bien.” Dante le dio un firme empujón. “Ahora vete.”
Moviéndose hacia la puerta Viper se detuvo para lanzar a su amigo una
última mirada.
“Gracias, Dante. Has hecho más de lo que puedo pagar.”
Dante se encogió de hombros. “En realidad yo estaba en deuda contigo, así
que ahora podemos decir que estamos a mano.”
“Nunca.”
Traducido por Aremik
231
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El pálido y apuesto rostro se volvió infrecuentemente sombrío. “Viper, ten
cuidado, y si necesitas…”
“Serás el primero al que llame,” prometió Viper antes de deslizarse a través
de la puerta y encaminarse hacia sus aposentos. Había unas pocas docenas de
armas que tenía la intención de agarrar antes de unirse a Shay en el sótano.
Traducido por Aremik
232
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:43 pm

Capítulo 17
El cuarto de baño conectado a las habitaciones de Viper era algo sacado de
una fantasía.
Una vasta extensión de negro y dorado que presumía de tener una ducha lo
bastante grande como para dar servicio a un pequeño ejército, una vitrina de vidrio
que calentaba las mullidas toallas y una línea de iluminadas vanidades que eran de
poca utilidad para los vampiros. Fue la bañera, sin embargo, lo que encantó a Shay.
Hundida en el suelo de mármol, estaba perfectamente curvada para bañarse en sus
aguas perfumadas durante todo el día. Un raro lujo para una esclava que se había
visto obligada muy a menudo a limpiarse a sí misma con la poca agua que era
pasada a través de los barrotes de su celda.
Ella la encontró como la perfecta forma que comenzar la noche.
Bueno, quizás no la más perfecta forma de comenzar la noche.
Un repentino rubor tiñó sus mejillas mientras daba un tirón de los vaqueros y
la sudadera que le había prestado Abby.
Mierda.
Se prometió a sí misma cuando se había arrastrado fuera de la cama agotada
y satisfecha por el cuerpo de Viper que no se tendería en la bañera y se regodearía
en el recuerdo de su tacto. Tan placentero pasatiempo como podría serlo, era
asquerosamente sensiblero. Como si fuera una adolescente plagada de acné
suspirando de amor por su más reciente amorcito.
Era suficiente para hacer a una mujer sensata y madura tener arcadas.
Cepillando su largo cabello, ella lo recogió hábilmente en su habitual trenza y
regresó al dormitorio. Sabía que Abby estaría esperándola en el solárium con una
bandeja de desayuno. Ellas charlarían, reirían y gemirían sobre los numerosos
defectos de los vampiros. Era una rutina que Shay apreciaba profundamente en su
corazón.
Traducido por Aremik
233
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Abby no solo era amable y generosa, sino que le ofreció una amistad
incondicional que había comenzado lentamente a llenar un vacío que Shay había
llevado consigo durante demasiado tiempo.
Una amiga.
Algo tan simple, pero tan valioso.
Deslizándose dentro de sus zapatillas deportivas, Shay se movió hacia la
puerta. Normalmente no era una tarea peligrosa, pero esta noche ella apenas
estaba tocando el pomo cuando fue derribada hacia atrás cuando Levet entró de un
empujón a través de la puerta.
“Shay,” jadeó él, su piel gris más pálida que de costumbre.
“¡Buen Dios, Levet!, ¿nunca has oído hablar de llamar a la puerta?” preguntó
ella mientras se levantaba.
“Viper me mandó a recogerte.”
“¿Recogerme?” Sus cejas se unieron en advertencia. Eso sonó demasiado
como llamar a un perro. “¿Por qué no vino él mismo?”
“Él nos está esperando. Tenemos que irnos ahora.”
Shay miró a su compañero con una creciente sensación de alarma. Algo iba
mal. Muy mal.
“¿Qué ha pasado, Levet?”
“Hay demonios aproximándose. Suficientes demonios como para hacerme
retorcerme.” Él se estremeció. “Tenemos que salir de aquí.”
Ella perdió cualquier necesidad de discutir mientras permitía a Levet sacarla
de la habitación y llevarla por el pasillo.
“¿A dónde vamos?”
“Dante tiene túneles construidos bajo la propiedad.”
Shay recordó los túneles que Viper tenía construidos bajo su propia casa.
Parecía ser un tema.
“Por supuesto que los tiene.”
Traducido por Aremik
234
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Utilizando sus alas para darle velocidad, Levet no volvió la cabeza. “Los
vampiros nunca han sido conocidos por ser estúpidos, Shay. O descuidados.”
“No, supongo que no,” estuvo ella de acuerdo de buena gana.
Llegando a las escaleras ella dudó cuando Levet se encaminó hacia abajo.
Desde arriba ella podía sentir el leve cosquilleo de poder siendo utilizado. Un poder
extrañamente familiar.
“Mon Dieu. Por ahí no,” jadeó la gárgola.
“¿Los demonios?”
Levet hizo una mueca. “Peor… el Fénix.”
“Ah.” Shay tenía una vívida imagen de estar atrapada en una celda con Abby
mientras ella se había transformado en el Fénix. Ella había conseguido quemar a la
malvada bruja que intentaba matarlos hasta convertirla en un pequeño montón de
ceniza. Ella realmente no quería una repetición de la actuación. Especialmente
desde que los poderes de la diosa no siempre eran exigentes con cual demonio iba
a ser frito. “Eso explicaría el calor.”
“Sí. Vamos.”
“Ya voy.” Tomando el estrecho tramo de escaleras que conducían hacia el
sótano, Shay se detuvo en el último escalón. Ella iba a hacerse daño si continuaba
tropezando hacia delante. “Maldita sea, está oscuro. ¿Hay algún interruptor para la
luz?”
“No necesitamos algo tan mundano. No cuando yo tengo magia.” Levet se
detuvo y comenzó a murmurar por lo bajo.
“Levet, no…”
La petición de Shay llegó un momento demasiado tarde cuando hubo una
repentina explosión que les envió a ambos al suelo.
“Luz, dije luz,” murmuró Levet mientras luchaban con sus pies y sacudían la
ceniza que había llenado el aire.
“Aprecio el esfuerzo, Levet, pero tal vez deberíamos aguantarnos con los
métodos más tradicionales,” murmuró ella.
“Vale.” Levet lanzó sus manos hacia arriba mientras desaparecía dentro de
las espesas sombras. “Pero cuando esos demonios estén a punto de… ¿cómo se
Traducido por Aremik
235
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
dice?… convertirte en el almuerzo, no me vengas llorando a por algún poderoso
hechizo para rescatarte.”
Shay no pudo evitar sonreír a pesar de las perturbadoras imágenes. “Lo
tendré en cuenta.”
Shay y Levet estaban esperando cuando Viper llegó al sótano. Una oleada de
alivio corrió a través de él. Había esperado tener que ir en busca de Shay. Diablos,
había esperado tener que traerla aquí abajo pataleando y gritando. Para ser una
mujer tan inteligente ella podía ser increíblemente terca. Sería propio de ella
negarse en redondo a huir a pesar del peligro.
Moviéndose directamente hacia la pared del fondo, Viper ajustó con correas
la espada a su espalda y dejó a un lado la pesada bolsa con armas antes de tirar de
la rejilla de ventilación que ocultaba la entrada a los túneles. Era justo como Dante
prometió y él ondeó su mano hacia los dos que rondaban en las sombras.
“Por aquí,” susurró él, indicando a Levet para ir primero.
Él entró detrás de la gárgola y tendió su mano hacia Shay que vacilaba ante
la apertura.
“¿Shay?”
Ella se mordió el labio inferior mientras le miraba con los ojos muy abiertos.
“Lo sé, lo sé… tenemos que irnos.”
Por un momento su temperamento amenazó con estallar. Maldita sea, no
podían permitirse el lujo de quedarse mucho tiempo. Ciertamente no por algún
ridículo y fuera de lugar sentido de bravuconería. Entonces él miró fijamente su
pálido rostro y se dio cuenta de que su renuencia no tenía nada que ver con la
bravuconería o el orgullo. Las brujas obviamente habían hecho un hábito el
encerrarla en pequeños y oscuros lugares. Por no hablar de Evor y sus mazmorras.
¿Quién podía culparla por estar un poco asustada ante la idea de entrar en el
angosto túnel?
“Estoy aquí, Shay, y no iré a ninguna parte sin ti.” Él se movió lo suficiente
para coger su mano. Sus dedos estaban tan fríos como los suyos. “No volverás a
estar sola en la oscuridad.”
Traducido por Aremik
236
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tal vez eso es lo que me da miedo,” le devolvió ella malevolamente, aunque
no podía ocultar la tensión en su voz.
“Confía en mí.”
Viper observó en silencio mientras la mirada de ella caía hacia sus manos
unidas y luchaba por tragar.
Él ignoró severamente el modo en que su cuerpo entero vibraba con la
necesidad de alzarla en brazos y llevarla a un lugar seguro. Maldita sea, el mismo
aire pulsaba con el inminente peligro. Sin embargo, él sabía que este no era el
momento para presionar a Shay. Necesitaba su fe en él. La necesitaba si ambos
iban a sobrevivir. E igual de importante, la necesitaba para sí mismo.
¿Podría ella alguna vez ofrecer realmente su confianza a alguien?
¿Podría ella ofrecérsela a un vampiro?
Al final, sus dedos se apretaron sobre los suyos y ella se metió en el túnel. En
su interior una oleada de triunfo corrió a través de él, pero Viper era lo
suficientemente sabio como para mantener su expresión cuidadosamente neutral
mientras tiraba de ella por el túnel. Él no le daría ninguna escusa para
obstaculizarles ahora.
Manteniéndola cerca de su lado, Viper extendió sus sentidos hacia fuera.
Podía sentir el ligero cosquilleo que advertía de que cerca había otros a parte de
humanos. Lamentablemente, no podía determinar con precisión qué eran esos
otros. Ellos estaban aún demasiado lejos de él como para recoger su olor, y él
nunca había poseído la aguda habilidad de Dante para determinar las diferentes
especies sólo por su poder. Sin embargo él sabía lo suficiente como para darse
cuenta de que ellos no querían encontrarse con lo que fuera que estaba
persiguiéndoles. No hasta que pudiera asegurar que Shay estaba a salvo y él no
tenía nada en lo que concentrarse a parte de matar. Cuando no tenía distracciones
era muy, muy bueno en eso.
El túnel los llevó bastante lejos de la casa, pero cuando llegaron al final Viper
contuvo detrás a sus compañeros mientras él salía con cautela a la fría brisa de la
noche. Por un momento pareció que ellos podrían realmente conseguir escapar
inadvertidos. Un golpe de fortuna que parecía demasiado bueno para ser verdad.
Y lo era, por supuesto.
Viper se tensó cuando el familiar olor de los hellhounds le alcanzó.
Por las pelotas del diablo.
Traducido por Aremik
237
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Los chuchos eran más una molestia que un peligro. No podían matar a un
vampiro, o incluso a una Shalott, pero seguirían su rastro sin importar lo lejos o
rápido que corrieran. Si iban a escapar, necesitaba mantenerlos fuera de su rastro.
“Levet,” llamó él en voz baja.
“¿Qué?”
“Ven aquí.” Hubo una larga pausa antes de que la gárgola saliera finalmente
del túnel para estar a su lado. Viper puso una mano sobre su hombro. “Hay
hellhounds cerca. Vamos a necesitar una distracción.”
“¿Una distracción?” Levet parecía cauteloso. Demonio inteligente. “¿Qué tipo
de distracción?”
“Tú.”
Levet luchó contra el agarre de Viper. “Oh no, no te atrevas a pensar que
lucharé contra esas horribles bestias. Ellos huelen peor que el infierno mismo.”
“Eres el único de nosotros que puede volar.”
Sacando dos amuletos de su bolsa él los colocó alrededor del cuello de la
gárgola. Llevaban el olor de él y Shay. Con un poco de suerte suficiente olor para
distraer a los hellhounds el tiempo suficiente para ellos poder escapar.
“Escúchame, vampiro, no soy algo…”
“Lo siento, no tengo tiempo para discutir,” se disculpó Viper mientras daba un
tirón y lanzaba al aire a la gárgola.
El pequeño demonio miró airadamente hacia abajo y le mostró un dedo que
no era precisamente un cumplido.
“Vas a pagar por esto, vampiro,” juró él mientras se giraba y batía sus alas en
la noche.
Apareciendo a su lado, Shay le miró con un oscuro ceño fruncido. “¿Qué le
has hecho a Levet?”
Recogiendo su bolsa, Viper se giró y lanzó a Shay sobre su hombro. Ellos
solo tenían unos pocos minutos antes de que los hellhounds se dieran cuenta de
que Levet no sólo era inaccesible, sino que estaba muy solo. Entonces ellos
estarían sobre sus talones.
Traducido por Aremik
238
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tampoco tengo tiempo para discutir contigo,” murmuró él mientras se
lanzaba hacia las cercanas calles.
“Maldita sea, bájame.” Ella golpeó en el centro de su espalda con sus puños.
“Así no puedo pelear.”
¿Ella no podía pelear? Su puñetazo hubiera sido suficiente para romper una
costilla y perforar un pulmón si él no hubiera sido un vampiro.
“No vamos a pelear, vamos a correr.”
“Levet…”
“Los hellhounds no pueden alcanzar a la gárgola. A parte de que es inmortal.
No podemos estar seguros de que tú lo seas.”
Sus contundentes palabras consiguieron robar al menos una parte de su ira.
Un acontecimiento poco frecuente y uno del que Viper se apresuró a tomar ventaja
mientras recorría las oscurecidas calles. Había conseguido poner una considerable
distancia entre ellos y los hellhounds antes de que ella soltara un frustrado suspiro.
“¿Puedo al menos saber hacia dónde corremos?” preguntó ella.
“Tengo varios negocios en la zona sur. Si podemos llegar a uno de ellos, mi
clan nos protegerá.”
“¿Tú clan?” Ella soltó un ahogado ruido de incredulidad. “¿Me tomas el pelo?”
“No, en absoluto.”
“¿Tienes la intención de rodearme con un grupo de hambrientos vampiros?
¿Por qué no sólo me dejas para los hellhounds y acabas con esto? Al menos tengo
una oportunidad contra ellos.”
Viper no disminuyó su ritmo aunque su agarre sobre ella se apretó
instintivamente. No le extrañaría nada que ella intentara repentinamente conseguir
la libertad a pesar de sus garantías. Ella poseía un prejuicio contra los vampiros que
iba más allá de la lógica.
“No serás dañada,” le aseguró él.
“¿Y cómo puedes estar tan seguro?”
“Porque eres mía. Ellos obedecerán mis órdenes.”
Traducido por Aremik
239
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él podía oír realmente sus dientes rechinando ante su hosca arrogancia. Por
supuesto, eso era preferible a la alternativa. Tenerla colgando sobre su hombro
garantizando que su pie estuviera colgando peligrosamente cerca de las partes más
sensibles de su cuerpo. Incluso un vampiro podía caer de rodillas por una patada
bien colocada.
“Oh, bueno. Como si hubiera encontrado alguna vez un vampiro que
obedeciera a nadie,” murmuró ella. “Si ellos deciden hacer de mí un sabroso bufé
libre, no hay ni una maldita cosa que ninguno de nosotros pueda hacer para
detenerles.”
Viper dobló a través de las sombras de un edificio de oficinas vacío mientras
consideraba su respuesta. Los vampiros pocas veces revelaban el funcionamiento
interno de su cultura. Ni siquiera a otros demonios. El Servicio Secreto no era nada
comparado con ellos. Lamentablemente, tendría que darle a Shay alguna seguridad
o ella estaría saltando para luchar contra él todo el camino.
“Estoy de acuerdo en que los vampiros puedes ser independientes, pero yo
soy un líder de clan,” dijo él finalmente.
“¿Y?”
“Y desafiar mi autoridad es desafiarme a mí.”
Él quería que eso fuera el final de la conversación, pero por supuesto no lo
fue.
“¿Qué significa eso?”
“Significa que ellos deben o bien enfrentarse a mí en un uno contra uno, en
combate directo, o dejar el clan,” confesó él de mala gana. “Hay pocos que se
atreverían a cualquiera de los dos destinos.”
“¿Están así de asustados de ti?”
Él se detuvo en una esquina, vigilando cautelosamente su entorno. Era lo
bastante tarde para que la mayoría de los humanos estuvieran metidos en sus
camas dejando detrás un ensombrecido paisaje de silencio. Principal coto de caza
para todo tipo de demonios. Algunos que podrían no estar interesados en un
vampiro y una Shalott a menos que fueran lo bastante estúpidos como para
tropezarse con ellos.
Asegurándose de que el camino estaba despejado, él se encaminó
rápidamente hacia el callejón más cercano.
Traducido por Aremik
240
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él sintió su puño golpearle en el centro de la espalda. “Responde a la
pregunta o bájame,” ordenó ella.
Sus propios dientes rechinaron un poco. “Ser un líder de clan me ha dado…
poderes más allá de los de la mayoría de vampiros.”
“¿Qué tipo de poderes?”
“Es individual para cada líder y nunca hablamos de ello.”
Ella hizo un grosero ruido ante su respuesta, pero por una vez aceptó que él
no revelaría nada más.
“¿Qué pasa si uno de ellos quiere convertirse en líder de clan ellos mismos?”
presionó ella en su lugar.
“Ellos deben entrar primero en la Batalla de Durotriges. Si sobreviven, pueden
establecer su propio clan como hice yo, o desafiar a muerte a otro líder.”
“¿Alguna vez has sido desafiado?”
“Han pasado muchos siglos.”
“¿Lo tomo como que tú los derrotaste?”
“Sí.”
“¿Así que ahora eres un considerable cabronazo de mucho cuidado al que
ninguno quiere desafiar?
Viper soltó una ahogada carcajada. Había sido llamado de muchas formas en
los últimos años, pero no estaba seguro de que cabronazo de mucho cuidado
hubiera estado entre ellas.
“Puedo ser un… cabronazo de mucho cuidado cuando es necesario, pero en
verdad la mayoría en el clan están simplemente contentos.” Él zigzagueó a través
de los estrechos callejones, llevándolos con su rápida velocidad dentro de los
barrios menos limpios. “No soy un maestro demasiado exigente y a diferencia de
muchos yo no tengo ningún deseo de adquirir más poder. Ellos no temen ser
arrojados a la sangrienta primera línea de una guerra de clanes.”
“¿Un dictador benevolente?” murmuró ella.
Él se resistió a la urgencia de darle un cachete en el trasero. No quería correr
el riesgo de una revuelta en este punto.
Traducido por Aremik
241
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Pareces desaprobadora. ¿Preferirías que fuera un tirano?”
“Sólo estaba comentando.”
“¿Comentando el qué?”
“Si parece un pato, y grazna como un pato, es un… mierda.”
Viper no dudó cuando se detuvo y bajó a Shay dejándola de pie. Había
captado el olor en el mismo momento que su compañera.
Troles.
Con fluidos movimientos sacó la espada de su vaina y se la lanzó a Shay.
Con la misma facilidad sacó dos largas dagas de su bolsa antes de dejarla caer al
suelo.
El trol poseía una piel demasiado gruesa para ser atravesada por una bala.
Sólo una hoja encantada mágicamente tendría una oportunidad.
“Apunta a la parte baja del estómago,” ordenó él de forma abreviada. “Es el
único lugar donde la hoja puede penetrar y ahí hay una arteria que puede ser
cortada.”
Shay se movió instintivamente para colocar su espalda contra la de él. La
mejor forma para ellos de luchar como una única y fluida unidad.
“No tienes que decirme cómo matar troles,” dijo ella en tono amargo. “Fue la
primera cosa que aprendí después de que Evor me obligara a ir hacia él.”
“No dudo de ti, cariño, pero huelo más que el mero temor en estos troles.
Están desesperados y no hay enemigo más peligroso que uno preparado y
dispuesto a morir antes que ser derrotado.”
Ella soltó una breve carcajada sin humor. “No pueden estar más
desesperados que yo.”
Viper no podía discutir con su lógica. Y en verdad no hubo tiempo cuando las
oscuras sombras se desplazaron y cinco grandes troles de montaña aparecieron a
la vista. Sería fácil suponer que sus lentos y torpes movimientos significaban una
igualmente lenta y torpe mente. Un error que podría conducir a una rápida muerte.
Podrían no ser inteligentes, pero poseían una sanguinaria astucia que los hacía
peligrosos en una batalla.
Sólo un idiota los subestimaría.
Traducido por Aremik
242
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Un idiota muerto.
Manteniendo ocultas sus dagas, Viper estudió cuidadosamente su
aproximación. Como era de esperar ellos se abrieron en abanico para rodearles,
pero no atacaron a la vez. Cada grupo era mantenido por una feroz jerarquía, y los
líderes enviarían a los más débiles primero para determinar las habilidades de su
oponente. Una pérdida de soldados, pero una buena forma de descubrir cómo mejor
salir victoriosos.
Mirando al más pequeño de los troles, Viper estaba preparado cuando el trol
soltó un resonante rugido antes de embestir torpemente hacia delante. Podía oír el
mismo sonido llegando desde detrás, pero confió en que Shay se sostendría hasta
el final de la pelea. Había pocos demonios a parte de los vampiros que podrían
tener la esperanza de superar a un Shalott.
Incluso a una Shalott medio humano.
Manteniendo su posición Viper ignoró la cabeza que el trol descendió
mientras venía hacia delante. Era un objetivo deliberadamente tentador, pero él era
bien consciente de que el cráneo era la parte más gruesa de un trol. El demonio
podía hacer pasar su cabeza a través de un muro de acero sin parpadear.
Esperando hasta quela bestia estuvo casi sobre él, Viper alzó sus manos
finalmente utilizando una daga para hacer un movimiento hacia los rojos ojos. Como
esperaba el trol se echó hacia atrás instintivamente y Viper utilizó la apertura para
empujar suavemente la otra daga dentro del la parte inferior derecha de su
estómago.
Hubo un sobresaltado gruñido del trol cuando la hoja encantada se deslizó a
través de la gruesa piel y encontró el blando tejido de debajo. Viper no dudó
mientras torcía la daga hasta que pútrido olor de sangre derramándose llenó el aire.
Sólo por un momento el trol continuó luchando hacia delante, como si todavía no
fuera consciente de que estaba muerto. Entonces con un ruidoso aliento comenzó
lentamente a caer de rodillas.
Viper se apresuró a tirar de la daga para liberarla y dar una patada para echar
a un lado al cadáver. No quería verse obstaculizado durante el siguiente ataque.
Sin atreverse a echar un vistazo sobre su hombro para asegurarse de que
Shay estaba arreglándoselas, él cuadró sus hombros.
Por el momento ella todavía estaba en pie.
Eso tendría que ser suficiente, mientras los siguientes dos troles se dieron
cuenta del peligro de intentar un ataque individual, y embistieron juntos. Ellos
Traducido por Aremik
243
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
también eran lo bastante inteligentes para mantener sus cabezas bajadas y sus
brazos mantenidos protectoramente delante de sus estómagos.
Consciente de que la embestida estaba destinada a tirarle hacia atrás contra
Shay, y tal vez golpearla haciéndola perder el equilibrio en un momento crítico, Viper
se movió suavemente hacia un lado, atrayendo a las bestias hacia él. En el mismo
movimiento él apuntó hacia el suelo, murmurando por lo bajo.
Hubo un fuerte chasquido cuando la tierra bajo el pavimento sobresalió hacia
arriba repentinamente. No fue nada espectacular, pero lo suficiente para hacer
tropezar al primer trol que cayó con un sorprendido gruñido. El segundo cayó sobre
las piernas del primero y terminó de rodillas.
Viper se estaba moviendo antes de que el trol golpeara contra el suelo y tenía
su daga metida dentro de su estómago mientras el trol parpadeaba con asombro. Él
incluso tuvo la decencia de caer hacia delante para atrapar a su hermano bajo su
convulsivo cuerpo.
Buen trol.
Con un momento libre, Viper permitió a su mirada apuntar hacia su
compañera.
Shay ya tenía a su primer trol muerto sobre el suelo, y estaba dando vueltas
alrededor del segundo con sinuosa elegancia. La espada era demasiado larga, y el
balance era malo para ella, pero la movía como si fuera una extensión de su propio
brazo. La marca de un verdadero hombre de armas.
O mujer.
Una burlona sonrisa curvó sus labios mientras ella provocaba al cada vez
más frustrado trol. Una y otra vez ella se deslizaba lo bastante cerca para que él
diera un golpe hacia ella con sus enormes manos, y una y otra vez ella conseguía
alejarse rápidamente intacta. Hubo gruñidos, jadeos y sonidos que sin duda eran
maldiciones viniendo desde el trol mientras él comenzaba a balancearse con un
creciente descuido. Más importante aún, su furia y frustración le llevaba cada vez
más cerca de la espada que sostenían las manos de Shay.
El trol a los pies de Viper comenzó a luchar debajo de su compañero muerto
y sin permitir que su mirada se apartase de Shay él colocó su pie sobre el grueso
cráneo. Él tenía cosas más importantes en su mente en este momento.
Inconsciente de su fascinación, Shay hizo una última finta y bailó hacia atrás.
El trol tropezó tras ella, sus brazos extendidos. Era todo lo que Shay necesitaba
mientras mantenía la espada en alto, y luego la deslizaba hacia abajo en un
movimiento demasiado rápido para que el trol lo contrarrestara. Él todavía estaba
Traducido por Aremik
244
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
moviéndose hacia delante mientras ella hundía la hoja profundamente dentro de su
estómago y le daba un mortal giro. Hubo un gruñido de sorpresa cuando el trol miró
hacia abajo con incredulidad ante la herida. Luego él cayó hacia delante hasta
golpear el suelo con un resonante golpe sordo.
Agachándose, Shay limpió eficientemente su espada sobre la túnica hecha
jirones del trol antes de enderezarse para mirarle a él con una ceja alzada.
“¿Vas a jugar con ese trol toda la noche o vas a terminar con esto?” preguntó
ella.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:43 pm

Capítulo 18
Shay se sintió aliviada cuando Viper despachó al trol con rápida facilidad y se
giró para llevarla a través de la oscura calle sin comentarios. Era demasiado esperar
que él no hubiera notado el oscuro hematoma que ya se formaba en su mejilla. El
primer trol sólo había conseguido un golpe de refilón, pero fue suficiente para
pinchar su orgullo y fue sin duda la razón por la que él había detenido su propio
ataque para mirarla tan intensamente.
Él tenía que estar pensando que ella era una completa aficionada, maldito
sea.
¿Qué importaba que él debiera considerarla un guerrero digno de respeto?,
no valía la pena pensar en ello.
Al menos no ahora.
Con un esfuerzo ella aceleró sus pasos de modo que pudiera caminar al lado
de Viper en lugar de detrás de él.
Ella no se escondía detrás de nadie. Nunca.
Ignorando su mirada de reojo ella obligó a su mirada a abarcar sus
alrededores, decidida a estar preparada para lo que pudiera saltar desde las densas
sombras.
Y cualquier cosa podría saltar en este barrio, reconoció ella con una leve
mueca. Ellos habían dejado atrás las elegantes mansiones y los modernos
negocios, sustituyéndolos por estrechos edificios y parcelas vacías que llevaban el
hedor de la decadencia. Incluso las calles estaban comenzando a desmoronarse y
ella saltó sobre baches que eran capaces de tragarse un coche pequeño entero.
Esta parte de la ciudad se estaba muriendo lentamente, convenientemente olvidada
por todos a excepción de aquellos forzados a vivir entre los escombros.
Extrañamente entristecida por la visión, Shay asumió brevemente que el frío
escalofrío que hormigueaba sobre su piel era solamente una reacción a los
alrededores.
Traducido por Aremik
246
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Fue sólo cuando Viper se detuvo bruscamente que ella se dio cuenta de la
verdad.
“Vampiros,” dijo él soltando el aliento.
“Maldita sea.” Ella alargó la mano instintivamente para darle un nervioso tirón
a su trenza. “Supongo que ellos no son tus vampiros, ¿no?”
“No.”
Por supuesto que no.
Parecía que la noche de las sorpresas desagradables. ¿Y qué podría ser una
sorpresa más desagradable que encontrarse con vampiros en una oscura calle?
“¿Quizás sólo están de paso?”
Él negó con la cabeza, sus rasgos endurecidos en esa fría máscara que le
recordaba a ella precisamente el qué y quién era él.
“Ninguno se atrevería a entrar en Chicago sin mi permiso. No a menos que
estuvieran declarando una guerra.”
Ella tragó con fuerza. “¿Cuántos?”
“Seis.” Él inclinó la cabeza hacia atrás, olfateando el aire. “Y uno es un líder.”
“Así que estamos jodidos, ¿no?”
Viper maldijo por lo bajo mientras inspeccionaba las sombras por los ocultos
vampiros. No era una buena señal. Ella no quería verle preocupado. No ahora. Ella
quería a ese hombre arrogante, con aires de superioridad y completamente seguro
de sí mismo que la sacaba de sus casillas.
“Maldita sea todo, he sido un idiota. Un estúpido idiota,” murmuró él.
“No es que tenga la intención de discutir, pero ¿a cerca de qué has sido un
idiota en esta ocasión?” preguntó ella en voz baja.
“Los hellhounds y los troles no eran más que una artimaña para hacernos
salir de la mansión de Dante.” Él soltó un bajo gruñido. “Caminamos directamente
dentro de su trampa.”
Shay se congeló, recordando el caótico pánico que había cundido cuando
ellos habían sentido acercarse los problemas. Él tenía razón. Dios mío, habían sido
Traducido por Aremik
247
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
unos idiotas. Si tuvieran algún sentido, habrían esperado hasta estar seguros de
que el peligro detrás de ellos era peor que el peligro delante de ellos.
Por supuesto, sinceramente, ¿quién no huiría aterrorizado después del Lu?
La cosa la había hecho acojonarse.
“¿Corremos o luchamos?” murmuró ella.
“Conozco a este vampiro,” dijo él entre dientes, alargando el brazo para
agarrar su mano. “Corremos.”
Para Shay eso sonó como una maldita perfecta idea. Los mejores guerreros
siempre conocían la sabiduría de una retirada estratégica. Sosteniendo la espada a
un lado de modo que no la hiciera tropezar, Shay permitió a Viper tirar de ella por la
oscura calle. Ella no sabía hacia dónde se dirigían, pero cualquier lugar tenía que
ser mejor que aquí. O al menos eso esperaba.
Sin perder nunca el paso, Viper se lanzó por un callejón lateral y la agarró
suavemente por la cintura mientras saltaba por encima de la inminente valla de
seguridad. Shay se tragó su grito de sorpresa mientras aterrizaban en el otro lado y
giraban hacia un almacén abandonado.
Ella podía correr rápido y saltar más alto que los humanos pero… maldición.
Ella casi sintió como si estuvieran volando.
Entrando en el almacén, Viper disminuyó su ritmo, su cabeza inclinada como
si estuviera olfateando el aire.
“¿Qué estás…?”
“Shhh.” Él presionó un dedo sobre sus labios antes de tirar de ella hacia la
parte trasera del edificio. “Por aquí.”
Ellos rodearon una imponente pila de contenedores oxidados antes de que
Viper se arrodillara y tirara de ella hacia abajo a su lado.
“¿Por qué nos detenemos aquí?” preguntó ella.
“No podemos escapar de todos ellos.” Él giró su cabeza para mirarla con una
sombría expresión. “Ellos ya nos han rodeado.”
El corazón de Shay brincó, se sacudió, y se detuvo con un tartamudeo.
“Maldición.”
“Si no podemos escapar de todos ellos, entonces debemos burlarles,” susurró
él en voz baja.
Traducido por Aremik
248
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Tienes un plan?”
Él asintió lentamente. “Sí.”
Shay estudió los exquisitos rasgos en la apagada luz. Había una sombría
determinación que la hizo entrecerrar sus ojos con sospecha.
“¿Por qué tengo la sensación de que no me va a gustar este plan?”
Sus labios se curvaron en una ligera sonrisa. “Porque eres terca y testaruda,
sin duda.”
Ella alzó la mano para golpear un dedo contra su pecho. “Dímelo.”
Hubo una pausa antes de que él alzara su mano para agarrar la de ella. “Hay
una boca de alcantarilla justo detrás de ti. Quiero que la utilices para escapar
mientras yo distraigo a los vampiros.”
“No, absolutamente no.”
“Shay, escúchame…”
Sus palabras fueron cortadas por el inconfundible sonido de pasos que se
aproximaban.
“Viper, bien podrías revelarte. Tenemos el almacén rodeado. No hay
escapatoria.”
Shay dio un pequeño salto ante la oscura y extrañamente irresistible voz que
parecía envolverse a su alrededor. Girando la cabeza, ella miró fijamente por entre
los contenedores. Las sombras se movieron y un vampiro caminó hacia ellos.
Santa mierda.
Él era alto. Tan alto como Viper y mucho más amplio en los hombros y el
pecho. La impresión del tamaño sólo era enfatizada por el largo manto negro que lo
cubría desde el cuello hasta los pies. Pero no era su imponente fuerza lo que robó
su aliento e hizo ampliar sus ojos. Mientras él se acercaba ella fue capaz de ver
tono dorado de su piel. Era el primer vampiro que ella había visto sin la blanca
palidez que normalmente los distinguía.
Su cabello era tan negro como ala de cuervo y caía sobrepasando su cintura.
La pesada cortina estaba echada hacia atrás y recogida en una apretada cola de
caballo por una serie de bandas de bronce que destellaban en la escasa luz. El
estilo severo enfatizaba los afilados planos de su rostro que incluían los altos
Traducido por Aremik
249
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
pómulos y la agresiva línea de su nariz. Añade los alargados ojos que ardían con
una líquida oscuridad y la imagen de un príncipe azteca estaba completa.
¡La hostia!
“¡Dios mío!,” jadeó ella. “¿Quién es?”
“Styx.”
Los ojos de Shay se ampliaron mientras su estómago se apretaba de terror.
Había algo silenciosamente implacable sobre el vampiro. La sensación de que él no
sería desviado de su propósito no importa que.
“¿Styx?”
“Fue llamado así por dejar un reguero de muertos a su paso,” dijo Viper, su
mirada no abandonando nuca al hombre que se movía implacablemente hacia ellos.
“Él es nuestro más famoso guerrero.”
“Encantador.” Ella se obligó a tragar el nudo de su garganta. “¿Amigo tuyo?”
“En un tiempo.”
“¿Así que por qué no está persiguiendo? ¿Es él el que quiere mi sangre?”
“Tengo la intención de averiguarlo.” Viper giró la cabeza para clavarla una
feroz mirada. “Pero no hasta que tú estés fuera de aquí.”
“Viper…”
“No. Ahora no.” Su agarre sobre sus dedos se apretó hasta casi un doloroso
nivel mientras él tiraba de ella hacia atrás implacablemente. Él sólo se detuvo
cuando hubieron alcanzado la rejilla de hierro colocada en el suelo. Aflojando su
agarre él se inclinó sobre la rejilla y con sorprendente fuerza tiró de ella sin el más
mínimo ruido de rozadura para destaparla. Colocándola a un lado, él ahuecó el
rostro de Shay en sus manos. “Styx posee un intenso sentimiento de lealtad hacia
los vampiros. Él no me dañará intencionalmente. Tú, sin embargo, estás en gran
peligro. Tú debes huir si alguno de nosotros va a salir con vida.”
Shay apretó los dientes. Era completamente insultante pedirla que se
escabullera como la peor clase de cobarde mientras él se quedaba atrás para jugar
el papel del héroe. Peor aún que se supusiera que ella se escabullera a través de lo
que olía sospechosamente como a un vertedero de residuos tóxicos.
Desafortunadamente, su orgullo no podía superar totalmente el sentido
común. Si ella se quedaba entonces Viper lucharía hasta la muerte para protegerla.
Traducido por Aremik
250
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Y líder de clan o no, él no estaría a la altura contra seis vampiros decididos a tener
su sangre. Incluso si él huía con ella, se verían obligados a ser desbordados y
devueltos a esta precisa situación. Lo mejor que ella podía esperar era que pudiera
escapar y encontrar ayuda antes de que Viper hiciera algo totalmente estúpido.
Maldiciendo por lo bajo, ella se inclinó hacia delante hasta que ellos
estuvieron nariz con nariz. “Si consigues que te maten voy a…”
Su rápido beso robó sus palabras. “Nunca te librarás de mí, cariño. Y ahora
vete.”
Su corazón dio un doloroso tirón cuando ella tocó ligeramente su mejilla con
las yemas de los dedos antes de lanzar su espada hacia abajo por el oscuro túnel y
prepararse para saltar después. Ella fue detenida cuando Viper agarró su brazo
repentinamente.
“Deja tu camiseta,” susurró él tan bajo que ella casi no escuchó sus palabras.
Sus ojos se ampliaron. “¿Qué?”
Él se inclinó cerca de su oído. “Tu aroma debe permanecer o Styx sabrá que
tú ya no estás en el almacén. La artimaña no durará mucho, pero con un poco de
suerte será tiempo suficiente para que escapes.”
Bueno, mierda.
No era lo bastante malo que ella tuviera que huir a través de un túnel de
malolientes residuos. Ahora ella tenía que hacerlo medio desnuda y congelada. Sin
embargo, cuanto antes se fuera, antes podría encontrar a Dante y volver para
rescatar a Viper. Quitándose la sudadera, ella la lanzó a un lado y manteniendo su
mano sobre su nariz saltó dentro de la apestosa oscuridad. Ella aterrizó en una
espesa sustancia pegajosa que sólo podía rezar por que fuera lodo antes de
ponerse a caminar hacia delante. Perfecto. Simplemente perfecto. Si ella salía del
túnel brillando verde, iba a estacar al maldito vampiro ella misma.
“No estoy de humor para jugar al escondite, Viper, muéstrate,” ordenó Styx.
Viper recolocó silenciosamente la rejilla sobre el túnel de alcantarillado antes
de ponerse en pie y salir de detrás de los contenedores. Él podía sentir a Shay
alejándose, pero el aroma de ella aún flotaba fuerte en el aire.
Traducido por Aremik
251
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Con un poco de suerte lo bastante fuerte como para engañar a los vampiros
de los alrededores.
Cuadrando los hombros, él miró a su antiguo amigo y compañero con una fría
mirada.
“Y yo no estoy de humor para que me hablen como si fuera algún sirviente
que se postra, viejo amigo. Pareces haber olvidado que soy un líder de clan.”
Styx le miró con una expresión más sombría que arrogante. “No he olvidado
tus poderes, Viper, ni tu posición.”
“¿Así que simplemente son tus modales lo que has olvidado?”
La oscura cabeza asintió ligeramente. “Tienes razón al castigarme. Así no es
como hubiera deseado encontrarnos una vez más. Desafortunadamente, mi
necesidad es mayor que cualquier otra consideración.”
Viper se tensó por la ira. De momento no entendía por qué su antiguo amigo
y compañero estaba involucrado en la caza por Shay, pero la repentina presencia
de Styx fue demasiado para una simple coincidencia. Su Shalott había tenido
bastante razón en temer a los vampiros.
“¿Y qué necesidad es esa, Styx?”
“Todas tus preguntas serán contestadas en su momento. Por ahora, sólo pido
que llames a tu compañera y vengas conmigo.”
Viper cruzó los brazos sobre el pecho. “Eso es un poco vago, me temo. Me
perdonarás si quiero unas pocas garantías más antes de ir a ninguna parte.”
Styx le miró durante un largo rato, su expresión no cambiando nunca. “Nos
hemos conocido el uno al otro durante siglos. ¿Qué más garantías deseas?”
“Puedes decirme por qué estas en este desagradable almacén en una noche
tan fría.”
“Obviamente buscándote.”
“¿Por qué?”
“Este no es el lugar para tal conversación, Viper. Si tú y tu compañera
vinierais conmigo…”
“¿Y si me niego?” Viper hizo caso omiso de sus suaves palabras.
Traducido por Aremik
252
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Eso sería… de lo más inoportuno”
Viper entrecerró su mirada, sus colmillos alargándose en advertencia. “¿Me
llevarías contra mi voluntad? ¿Contra todas las reglas que nos gobiernan? Dime,
Styx, ¿el vampiro que yo admiraba por encima de todos los otros se ha convertido
ahora en nada mejor que aquellos contra los que una vez él luchó?”
“¡Suficiente!” La oscura voz nunca se alteró, pero Viper podía sentir la
llamarada de poder que se arremolinó en el aire. “Tú no sabes nada de los
problemas que afrontamos.”
“Sé que no entramos en el territorio de los clanes sin solicitar el paso seguro
del líder,” dijo él, su propio poder llameando lo bastante fuerte como para que Styx
hiciera una mueca de dolor. “U obligamos a los demonios y los magos oscuros a
hacer nuestra voluntad. U ordenar el asesinato de otro vampiro. Dime por qué estás
aquí, Styx.”
Por primera vez esos dorados rasgos tuvieron una expresión genuina.
Desaprobación.
“No vamos a discutir esto en público como troles que se pelean. Esperaba
algo mejor de ti, mi viejo compañero de armas.”
Viper dio un amenazador paso hacia delante. “Tal vez si no tuviera una daga
clavada en la espalda habrías obtenido algo mejor. Has roto nuestro tratado y
proclamado a ti mismo un enemigo de mi clan.”
Hubo una repentina agitación en las sombras y cinco altos vampiros se
movieron hacia delante con fluida velocidad. Al igual que Styx ellos estaban
cubiertos por pesados mantos negros, aunque ellos tenían sus capuchas puestas
haciendo imposible determinar más que el hecho de que eran grandes.
Muy grandes.
Viper se preparó para enfrentarse a los vampiros que envestían incluso
cuando sintió una oleada de alivio. Los Cuervos se habían quedado, lo que
significaba que ellos aún no habían detectado que su presa se le había escapado de
las manos. Sacando sus puñales, Viper se tensó para el ataque. Si moría, moriría,
pero tenía la intención de llevarse más que unos pocos con él.
Los vampiros, sin embargo, fueron detenidos bruscamente cuando Styx alzó
su mano.
“¡Esperad!,” ordenó él, su mirada permaneciendo sobre la furiosa expresión
de Viper. “Estoy aquí por orden de mi maestro, lo cual me coloca por encima de los
Traducido por Aremik
253
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
tratados como tú bien sabes. Sin embargo, no hay ninguna razón para que no
podamos tratar esto juntos razonablemente.”
“¿Razonablemente?” se burló Viper. “Soy bastante más que razonable. Si
deseas una discusión seria, entonces regresaremos a casa de Dante y podemos
poner fin a esto allí.”
Sorprendentemente, algo que podría haber sido una sonrisa tocó los dorados
rasgos.
“Tan encantadora como estoy seguro que podría ser la nueva compañera de
Dante, no tengo ningún deseo de compartir el té con el Fénix.” La sonrisa
desapareció tan rápido como había llegado y el duro y sombrío aspecto regresó.
Con un movimiento de su delgada mano, Styx ordenó a los acechantes vampiros
que los rodeasen. “Perdóname, viejo amigo, pero el tiempo se agota. Llama a tu
compañera o la pondré en manos de mis Cuervos.”
Las suaves palabras colgaron en el aire y los dedos de Viper se apretaron
instintivamente alrededor de la empuñadura de las dagas. Fue meramente un tic. Un
movimiento que habría pasado desapercibido por la mayoría. Pero no por Styx. El
entrenado guerrero estaba apuntando instantáneamente hacia uno de los
acechantes vampiros.
“DeAngelo, tráeme a la Shalott,” dijo él entre dientes.
Hubo el suave rumor de tejido cuando el vampiro se movió detrás de los
contenedores, y luego el fuerte sonido de la rejilla siendo sacada de la entrada a la
tubería de alcantarillado. En un abrir y cerrar de ojos el vampiro había regresado
sosteniendo la sudadera de Shay en su mano.
“La demonio escapó hacia abajo por un túnel,” anunció él. “¿La sigo?”
Styx miró a Viper con helada furia. “No. Ella no irá muy lejos. Viper posee el
amuleto que la llamará a su lado.”
Viper entrecerró su mirada. “Nunca la llamaré.”
“La llamarás, o morirás. La elección es tuya.”
Traducido por Aremik
254
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Levet fue lo bastante sabio como para planear por encima de las estrechas
calles. Había todo tipo de desagradables pilas de comida podrida, ropa podrida,
basura podrida, y cosas podridas que él no quería mirar, mucho menos tocar. No
era el primer barrio bajo en el que él se había aventurado. Era una gárgola de 90 cm
de alto. Había pasado la mayor parte de su vida escondiéndose entre la inmundicia
y la miseria simplemente para sobrevivir.
Sin embargo, había llegado a América con la esperanza de mejorar su suerte.
Aquí había muchos menos demonios para acosarle, y suficiente espacio para
encontrar un pedazo de tierra y vivir en paz.
O esa había sido su intención. Por supuesto, sus buenas intenciones le
llevaron inevitablemente de un tipo de desastre a otro, reconoció con un suspiro.
Siguiendo a Dante se estremeció cuando el hedor se arremolinó hacia arriba
en una brisa perdida.
“Tales olores,” murmuró con disgusto. “¿Cómo pueden soportarlo los
humanos?”
El vampiro le lanzó una impaciente mirada. Dante había discutido ferozmente
contra que Levet viniera con él para seguir la pista de Viper y Shay. Por alguna
razón él había estado convencido de que Levet demostraría ser más un estorbo que
una ayuda.
Estúpido vampiro.
Había sido sólo la amenaza de Levet de seguirle por su cuenta lo que al final
había finalizado la corta y fea pelea.
“La desesperación siempre posee el mismo hedor ya sea humana o
demonio,” dijo él finalmente.
Levet le miró con sorpresa. Vestido de negro, con dos espadas cruzadas
sobre su espalda, una pistola en su cadera, y al menos una daga escondida bajo la
ropa, él parecía listo para hacerse cargo de un pequeño ejército.
“¿Pensaba que Viper era el filósofo y tú el guerrero?”
Inclinándose hacia abajo Dante olfateó el aire como un sabueso.
“Durante los últimos trescientos años fui mantenido prisionero de un clan de
brujas. Ser un esclavo te da un considerable entendimiento sobre la desesperación.”
“Sí.” Levet se estremeció de nuevo. Su tiempo con Evor no estaba olvidado.
Nunca sería realmente olvidado. “Sí, lo hace.”
Traducido por Aremik
255
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sorprendentemente, Dante se enderezó y extendió la mano hacia arriba para
tocar su brazo.
“Ya no somos esclavos.”
Levet encontró su fija mirada y asintió. “Y nunca de nuevo.”
Ellos compartieron un breve momento de dolor recordado, y Dante estaba
una vez más siguiendo el rastro mientras ellos serpenteaban su camino a través de
las cada vez más estrechas calles.
Estrechas y malolientes calles.
Levet encontró que su temor por Shay crecía con cada manzana que
recorrían. ¿Viper no tenía buen juicio después de todo? Ya era bastante malo que
ellos estuvieran huyendo de troles y hellhounds. ¿También tenía que arrastrarla a
través de la escoria del mundo de los demonios? Ardiendo de resentimiento hacia el
vampiro de cabello plateado, Levet fue sorprendido cuando Dante alargó la mano
hacia arriba para bloquear su camino.
“Espera,” siseó él.
Levet dio un furioso latigazo con su cola. “Sacrebleu, ¿Por qué esperamos?
Finalmente estamos acortando la distancia con ellos.”
El irritante vampiro alzó una de sus oscuras cejas. “Suenas ansioso, gárgola.
No sabía que estuvieses preocupado.”
“Ese vampiro me echó a los lobos, o más precisamente a los hellhounds.”
Levet cruzó los brazos sobre el pecho. “Nadie tiene permiso para matarle a parte de
mí.”
Una conocedora sonrisita de suficiencia tocó los pálidos rasgos. “¿Y eso es
todo?”
Él fulminó con la mirada a su compañero. Sangre y humo. Si no necesitase al
vampiro para rescatar a Shay, lo habría convertido en polvo donde se encontraba.
“Y podría ser que sienta algún pequeño cariño por la Shalott,” reconoció él de
mala gana. “Muy, muy pequeño, ¿entiendes?”
“Ah, sí, lo entiendo.”
“Así que, ¿por qué nos detuvimos?”
Traducido por Aremik
256
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Los troles han pasado por aquí.”
Fue el turno de Levet para sonreír con suficiencia. “No tendrás miedo de los
troles, ¿verdad?”
“No de estos.” Dante hizo una media sonrisa. “Están todos muertos.”
“Shay,” murmuró Levet con más que un poco de orgullo.
“No está sola, gárgola,” le respondió Dante. “Viper estaba a su lado.”
Levet se encogió de hombros. “Si las bestias están muertas entonces
sigamos.”
Él negó con la cabeza. “Los troles no son las únicas cosas que han pasado
por aquí. Ha habido vampiros.”
Levet soltó un profundo gruñido en su garganta. Tenían que ser vampiros, por
supuesto. Parecía que últimamente estaban metidos hasta el cuello de ellos.
“¿Cuántos?”
“Seis.” Hubo una tensa pausa. “Y ninguno de nuestro clan.”
“¿Ninguno de vuestro clan?” El corazón de Levet dio un doloroso apretón.
“Eso sólo puede significar…”
El pálido rostro de Dante se endureció en una dura máscara. “Ellos están
aquí para matar a Viper.”
Cualesquiera que fueran sus intenciones Shay estaba en peligro, y eso era
todo lo que importaba.
Él no era otra cosa sino centrado.
“No podemos esperar. Tenemos que ir con ellos.”
“¿Y ser atrapados en la trampa nosotros mismos?” Dante se veía claramente
colmilludo mientras miraba a Levet con el ceño fruncido. “Eso no ayudará a nadie.”
“¿Y cómo va a ayudar esconderse en las sombras mientras ellos son
masacrados?”
Los plateados ojos destellaron con frustrada furia. “Cállate y déjame pensar o
cortaré esas alas tuyas, gárgola.”
Traducido por Aremik
257
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Levet le lanzó una pedorreta con la lengua mientras agitaba sus alas para
elevarse más alto. “Estupendo, escóndete de miedo en las sombras. Yo descubriré
lo que está ocurriendo.”
“Maldita sea, Levet…”
Demasiado tarde, el vampiro hizo un intento de agarre hacia las colgantes
piernas de Levet, su expresión advirtiéndole de un serio castigo.
Levet ignoró alegremente sus masculladas maldiciones mientras se elevaba
hacia los cercanos tejados, con cuidado de mantenerse alejado de las luces
callejeras que podrían revelar su sombra. La única cosa que hacía, y la hacía bien,
era permanecer escondido de los ojos curiosos.
Aterrizando sobre el tejado, el se movió en absoluto silencio hacia el borde de
ladrillo y miró fijamente hacia abajo. Ya no era consciente de la mugre o el hedor. O
incluso del pesado silencio que envolvía el barrio. Su atención se centró sobre el
cabello plateado de un Viper que estaba siendo lentamente obligado a entrar en una
larga y negra limusina y seguido por un muy grande y muy enojado vampiro.
Incluso desde esa distancia Levet podía sentir esa violencia temblando en el
aire, pero justo cuando estaba a punto de gritar a Dante para correr al rescate, vio
como la limusina se alejaba suavemente de la acera seguida de cerca por una
segunda limusina.
¿Estaba Shay dentro de la limusina? Sin duda tenía que estarlo. Podría
considerar a Viper un engreído asno, pero sabía que el vampiro lucharía hasta la
muerte para mantener a salvo a Shay. Si estaba permitiendo ser tomado prisionero
sólo podía ser porque ellos ya habían capturado a Shay.
Viendo a los automóviles deslizarse por la calle, él se giró y se lanzó fuera del
edificio, aterrizando cerca de Dante con un fuerte golpe sordo. Apenas había
recuperado el equilibrio, sin embargo, cuando se encontró alzado en el aire por un
claramente enojado vampiro.
“La próxima vez que hagas eso tendré tu corazón para la cena, gárgola,” dijo
Dante apretando los dientes.
Luchando por liberarse, Levet fulminó con la mirada a su compañero. “No
tenemos tiempo para que juegues al matón. Un vampiro muy grande estaba
obligando a Viper a entrar en un coche y conduciendo alejándose.”
“¿Qué hay de Shay?”
“Debo suponer que ellos también la tienen.”
Traducido por Aremik
258
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Y él está permitiendo ser tomado prisionero?”
“Él no parecía feliz, pero sí.”
Dante asintió, acariciando distraídamente la hoja de su daga mientras
consideraba las palabras de Levet.
“Él debió darse cuenta de que era imposible luchar,” murmuró él. “O ellos han
amenazado con hacer daño a Shay. En cualquier caso, si nos topamos con ellos,
muy bien podríamos hacer empeorar las cosas en lugar de mejorarlas.”
“Lamentablemente, debo estar de acuerdo.”
Dante parpadeó exageradamente. “Parece que los milagros ocurren.”
Levet resistió el impulso de poner los ojos en blanco. El humor vampírico
dejaba mucho desear.
“Las limusinas se desplazaban hacia el sur. Eran muy grandes y muy
negras.” Él hizo una mueca. “¿Qué pasa con los vampiros y el negro?”
Dante le miró fijamente. “¿Intentas llegar a algún sitio?”
“Los seguiré y cuando alcancen su destino, volveré y te daré la dirección.”
Levet estaba totalmente preparado para una discusión. Una discusión que
estaba decidido a ganar. Nadie iba a detenerlo de rescatar a Shay.
Sorprendentemente, Dante simplemente asintió con la cabeza. “Los vampiros
estarán en guardia. Un error y te matarán.”
Levet soltó una corta carcajada sin humor extendía sus brazos abiertos.
“Mírame. Apenas tengo un metro de alto. Yo siempre estoy en guardia, idiota.”
Otro asentimiento. “Yo reuniré al resto del clan. Estaremos preparados
cuando regreses.”
“Asegúrate de incluir un montón de muy grandes y muy afiladas armas.”
Con un aleteo, Levet estaba una vez más en el aire y en camino para seguirle
la pista a Shay.
“Bon chance26, mon ami,” llamó Dante suavemente.
26
En francés en el original – Traducción: ‘Buena suerte’
Traducido por Aremik
259
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Levet se permitió una pequeña sonrisa. Un vampiro que podía hablar francés.
Él no podía ser del todo malo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:43 pm

Capítulo 19
Shay salió arrastrándose de la boca de alcantarilla y tomó un irregular aliento
de aire limpio. Bueno, del relativamente limpio aire.
Estaba congelada, maloliente y medio desnuda. Justo como había predicho,
pero sorprendentemente no había habido ningún indicio de persecución por parte de
los vampiros. Quizás no tan sorprendente, reconoció tristemente cuando se
estremeció en el cortante aire de la noche.
El alto y bronceado vampiro conocido simplemente como Styx no le dio la
impresión de ser un hombre particularmente estúpido. Frío, despiadado e inflexible.
Pero no estúpido.
Deteniéndose solamente lo suficiente como para asegurarse de que la calle
estaba libre de vampiros/troles/hellhounds, Shay se deslizó a través de las sombras
y comenzó a volver sobre sus pasos hacia la extensa mansión de Dante. Ella
necesitaba ayuda y la necesitaba rápido.
La idea apenas había pasado por su cabeza cuando su sensible nariz captó
un olor familiar. Deteniéndose, ella lanzó una sorprendida mirada hacia la parte
superior de un edificio cercano, casi pasando por alto la vaga sombra que
correteaba por el tejado.
Levet.
Gracias a Dios.
Con una explosión de velocidad ella estaba cruzando la calle y pasando por
un estrecho callejón. La escalera de mano que zigzagueaba hacia arriba por el lado
del edificio estaba oxidada y no demasiado estable, pero ella apenas se dio cuenta
del tambaleante balanceo mientras trepaba hacia arriba por los escalones y
aterrizaba suavemente sobre la azotea.
La pequeña gárgola había alcanzado el borde del edificio, pero ante el sonido
de sus pisadas él se giró repentinamente con sus manos extendidas como para
lanzar un hechizo en su dirección.
“No… Levet, soy yo,” susurró ella apresuradamente.
Traducido por Aremik
261
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Shay?”
“Sí.”
“Santa Madre de Dios. Casi me das un ataque al corazón,” jadeó la gárgola
mientras caminaba balanceándose rápidamente para reunirse con ella. Se detuvo
bruscamente a pocos pasos, su nariz arrugándose con disgusto. “Agg. ¿Qué es ese
hedor? ¿Dónde está tu camiseta? ¿Te has…?”
Shay alzó una impaciente mano. “Shhh. ¿Dónde está Dante?”
“Él fue a hacerse cargo de reunir a la caballería.” Levet colocó las manos
sobre las caderas. “¿Cómo te has escapado? Pensé que seguramente esos
vampiros te tenían.”
Ella se estremeció, y no sólo por el frío.
Vampiros. ¿Por qué tenían que ser vampiros?
“Utilicé una tubería de alcantarillado para escapar del almacén, pero Viper
aún sigue atascado allí dentro.”
“Ya no.”
Ella alargó la mano para agarrar su brazo. “¿Qué quieres decir?”
“Ellos lo arrojaron dentro de una limusina muy grande y se fueron.”
Su corazón dio un doloroso tirón. Mierda. Eso era precisamente lo que ella
más temía.
“Maldita sea.” Ella se lamió los resecos labios y luchó contra la oleada de
miedo. Pánico, malo. Pensar, bueno. “Tenemos que ir tras él.”
Levet dio un latigazo con su cola. “Eso era lo que estaba en proceso de hacer
cuando llegaste saltando detrás de mí.”
“Perfecto, vamos.”
La gárgola se movió lo suficiente como para bloquear su camino, su
expresión preocupada.
“¿Shay?”
Traducido por Aremik
262
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Qué?”
“¿Realmente piensas que es una buena idea que vengas conmigo? Es a ti a
quién ellos buscan. Si estás en cualquier lugar cerca…”
Shay extendió la mano para agarrar su hombro, estremeciéndose cuando una
fría brisa rozó sobre su piel.
Maldita sea. Necesitaba encontrar algo de ropa.
Y una cruz.
Y varias estacas muy, muy largas.
“Voy a ir, Levet.”
“¡Ay! No necesitas apretarme las alas.” Liberándose de un tirón, la gárgola dio
un aleteo con sus delicadas alas. “Si quieres sumergirte en el peligro y llevar al resto
de nosotros a la muerte, entonces que así sea.”
Shay envolvió sus brazos a su alrededor. “Ya estoy en peligro.”
“No si vuelves con el Fénix. No hay ni un demonio en los alrededores que se
atrevería a encabronarla.”
“Ni siquiera Abby puede protegerme ahora.”
“Por supuesto que ella puede. Es una diosa, ¿no?”
“Piensa, Levet,” ordenó ella. “Ellos tienen a Viper.”
“¿Estás bebida? Ya sé que ellos tienen a Viper. Acabo de decírtelo a ti.”
Sus dientes se apretaron mientras resistía la tentación de darle una buena
sacudida. “Ellos tienen a Viper y yo soy la esclava de Viper. Él tiene mi amuleto.”
“Y… oh.” El rostro gris consiguió volverse completamente blanco. “Oh. No,
realmente debes de estar bebida si piensas que Viper te convocaría
deliberadamente hacia las manos de tus enemigos. Puedo pensar que él es un
arrogante dolor en el culo, pero él nunca permitiría que tú fueras dañada.”
Esta vez su estremecimiento no fue por el frío. “No intencionadamente.”
Levet frunció el ceño. “¿Shay?”
Traducido por Aremik
263
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Ella encorvó los hombros cuando los viejos recuerdos se revolvieron como
una desagradable bilis.
“Levet, ambos hemos estado a merced de los enemigos. Sabemos lo que es
ser torturado,” dijo ella en tono áspero. “Todas esas tonterías sobre el glorioso honor
y la lealtad son para los cuentos de hadas, no la realidad. En verdad una persona
puede ser obligada a hacer cualquier cosa. Incluso si eso va en contra de todo lo
que más quiere.”
Él se estremeció cuando su mano se alzó instintivamente para toca las
cicatrices que marcaban su pecho. Los troles habían encontrado un montón de
diversión en utilizar a una gárgola en miniatura como diana de prácticas. Al menos
hasta que Shay había llegado y amenazado con cortar sus virilidades. Sorprendente
cómo esa amenaza lograba trascender la raza, cultura y especie.
“No.” Levet negó con la cabeza. “No Viper. El amuleto debe ser dado
libremente y él nunca hará eso.”
Eso era lo que ella más temía, se dio cuenta repentinamente. No que él se
quebraría bajo la tortura, sino que él no lo haría. Viper era lo bastante terco como
para dejarse morir antes que convocarla a su lado.
Era un sacrificio que la destrozaría como nada más podría.
“Entonces ellos lo matarán y yo seguiré estando a su merced,” dijo ella con
voz ronca.
Levet alzó las manos para frotarse las sienes. “Me estás dando dolor de
cabeza. ¿Qué quieres decir?”
“Si ellos tienen a Evor, entonces matando a Viper seguiré forzada a caer en
sus garras. No puedo escapar de la maldición.”
Levet murmuró una cadena de maldiciones en francés cuando al final
entendió que la cabeza de ella estaba directamente bajo la guillotina.
“Sacrebleu, cuando te metes en un atolladero realmente te metes, ¿no?”
Esa era una forma de decirlo.
“Tenemos que rescatarle, Levet. Y tenemos que hacerlo ahora.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:44 pm

Capítulo 20
Viper decidió que la limusina negra apenas podía compararse con la suya.
Aunque adecuadamente larga y presumiendo de suaves asientos de cuero,
ofrecía pocos otros lujos. Ni música relajante, ni televisión de plasma, ni champán
enfriándose en hielo.
Por supuesto, tuvo que admitir, que su propia limusina no tenía grilletes de
plata colgando del techo que podían mantener convenientemente cautivo incluso al
vampiro más furioso. Un descuido que haría corregir si conseguía alguna vez salir
de este detestable lío.
Ignorando la plata que quemaba introduciéndose en sus muñecas, dio otro
inútil tirón de las cadenas que lo ataban. Cualquier cosa era mejor que pensar en el
traidor que se sentaba en el asiento de enfrente, o peor aún, en el conocimiento de
que Shay estaba sola ahí fuera.
Chasqueando la lengua, Stix se quitó la capa para revelar los pantalones
negros de cuero y el grueso suéter que cubría su gran forma.
“Tus forcejeos son inútiles y sólo te harás daño, Viper,” dijo él.
Bajando su mirada, Viper miró con furia al hombre que una vez había estado
a su lado. A pesar de su amistad en el pasado, nunca perdonaría a Styx por esto.
Y nunca, era mucho tiempo para los inmortales.
“¿Crees que voy a ir hacia mi muerte sin algún forcejeo, sin importar cuán
inútiles sean?” preguntó él.
Los fríos rasgos nunca se alteraron. “Me estoy esforzando mucho para
asegurar que no estés cara a cara con la muerte.”
“¿No estar cara a cara con la muerte?” Viper soltó una carcajada sin humor,
tan furioso consigo mismo como con el hombre frente a él. Por las pelotas del
diablo, había sido un idiota. “He sido perseguido a través de Chicago por magos
oscuros, hellhounds, y ahora troles.”
Traducido por Aremik
265
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Meras distracciones.”
“¿Y el Lu?” preguntó Viper. “Te aseguro que él fue mucho más que una mera
distracción. Estuvo malditamente bien cerca de arrancarme la cabeza.”
Sorprendentemente, algo que podría haber sido malestar se agitó sobre los
bronceados rasgos. No era mucho, pero fue suficiente para dar a Viper una débil
esperanza de que el hombre poseyera algún remordimiento.
“Eso… no fue cosa mía.”
“¿Tú maestro?” sondeó Viper con cuidado.
“Sabes bien que eso no se pregunta,” reprendió Styx, sus brazos cruzados
sobre su pecho. “Háblame de la Shalott.”
Viper apretó los dientes. “Ella mide metro setenta y tres, 54 kilos, lo cual es
sorprendente teniendo en cuenta que come como un caballo…”
Styx soltó un siseo de impaciencia. “Ahora no es el momento para
frivolidades, Viper. Si voy a salvarte, debo contar con tu cooperación.”
Viper quiso decirle lo que él podía hacer con su cooperación. Pondría una
estaca en su propio corazón antes que ayudarles a dañar a Shay.
Afortunadamente, entró en razón lo bastante como para darse cuenta de que
por el momento era incapaz de intentar escapar. Tal vez si podía alentar a Styx a
hablar, él podría revelar algo de lo que estaba por venir.
“¿Y qué es lo que esta cooperación implica?”
“Por el momento, me gustaría saber de tu relación con la demonio.”
Viper enfrentó su mirada directamente. “Ella es mi esclava.”
“Más que eso, creo yo. Has arriesgado tu vida una y otra vez para salvarla.
¿Por qué?”
“Ya sabes el por qué.”
Los oscuros ojos le estudiaron durante un largo rato. “¿Tienes sentimientos
por ella?”
Viper se encogió de hombros. No ayudaría nada intentar negar sus
sentimientos por Shay. Eran lo bastante obvios para que incluso un inocentón se
diera cuenta.
Traducido por Aremik
266
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sí.”
“Un peligroso lujo para un vampiro,” murmuró Styx, las oscuras sombras
jugando sobre su rostro. “E incluso más peligroso para un líder de clan.”
Viper dio un inconsciente tiró de las cadenas. “¿Cuál es tu interés en mi
relación con Shay?”
Styx estuvo en silencio tanto tiempo que Viper temió que podría negarse a
responder. Entonces inclinándose lentamente hacia delante, el anciano vampiro le
perforó con una feroz mirada.
“Sería mejor si cortas tus conexiones con la demonio y te apartas. Dame el
poder sobre el amuleto que la une a ti, y pararé el coche y no te daré problemas de
nuevo.”
Viper era lo suficientemente sabio como para no reírse ante la ridícula
sugerencia.
“¿Y si no lo hago?”
“Finalmente te convencerás de hacer lo que te digo, y mucho me temo que no
disfrutarás del proceso.”
Viper entrecerró sus ojos. “La tortura ha sido prohibida, incluso para el
Anasso,” dijo él, refiriéndose al líder de todos los vampiros. El maestro al que Styx y
los Cuervos servían como guardias personales.
“La necesidad, en ocasiones, exige desagradables sacrificios.”
“¿Siendo yo el sacrificio?” preguntó Viper.
“En verdad espero que no.”
Viper negó lentamente con la cabeza. “No es propio de ti, Styx. A pesar de
todas tus batallas, siempre has mantenido tu preciado honor.”
Styx volvió a recostarse en su asiento con un suave movimiento, pero Viper
no se perdió el pequeño estremecimiento ante su brusca acusación.
“Y mi deber es aún más preciado,” respondió él, su voz cuidadosamente
insulsa. Como si temiera revelar más de lo deseado.
Viper estudió los rasgos que una vez habían sido tan familiares para él. Él no
había envejecido, por supuesto. De hecho, sus rasgos eran precisamente los
Traducido por Aremik
267
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
mismos que habían sido hace siglos. Pero no había dudas sobre la insinuación de
tensión que tensaba su cuerpo. O el deprimente aire sombrío que nublaba sus ojos.
Como si los años le hubieran robado algo valioso para él.
“¿Deber hacia el Anasso?”
“Deber hacia todos los vampiros. Nuestra misma existencia depende de
esto.”
Viper alzó sus cejas. “Estás siendo muy melodramático para ser un vampiro
que ha escogido la vida de un monje. ¿Qué podría ser tan grave?”
“¿No puedes simplemente fiarte de mí?”
“No.”
Styx alzó una delgada mano para tocar el pequeño medallón que colgaba de
su cuello. Era un antiguo símbolo azteca sin el que él nunca estaba.
“Estás haciendo esto mucho más difícil de lo que es necesario.”
Viper hizo un grosero ruido. “No he sido precisamente el único que está
haciendo esto difícil, Styx. Yo estaba perfectamente contento de permanecer
tranquilamente en mi guarida con Shay, sin molestar ni un alma. Tú fuiste el que me
arrastró a este lío.”
La frialdad se profundizó alrededor de Styx. “El Anasso ha hablado. Eso es
todo lo que importa.”
El infierno que lo hace.
Viper se agitó impacientemente en el asiento, reprimiendo una maldición
cuando la plata se hundió en su carne. El dolor estaba alcanzando el nivel en que
era casi imposible de ignorar.
“¿Capturaste al trol que posee la maldición de Shay?”
“No, él ha conseguido eludirnos.”
Viper frunció el ceño. Styx podría evadir o simplemente negarse a responder
a la pregunta, pero no mentiría. ¿Así que dónde demonios estaba Evor?
Por las pelotas del diablo.
Traducido por Aremik
268
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper luchó por dar sentido a los últimos días. Todo lo que sabía era que
había sido el Anasso quien había estado decidido a poner sus manos sobre Shay
desde el principio. Lo que equivalía a una absoluta y gran cantidad de nada.
“¿Qué queréis de Shay? ¿Su sangre?”
Styx se giró para mirar por la ventana. “Su sangre es la vida.”
Un helado escalofrío trató de aferrarse a Viper. “¿Vida? ¿Vida para quién?”
“Suficiente, Viper.” Finalmente Styx se giró de vuelta, su expresión sombría.
“He dicho todo lo que tenía intención de decir.”
No había ninguna duda en la finalidad de su tono y Viper hizo retroceder su
frustración. Por el momento él no estaba en posición de hacer demandas o hacer
cumplir su voluntad.
Tenía plena confianza en que eso cambiaría. Y cuando lo hiciera… bueno, el
tendría su libra de carne27. Literalmente.
Forzado a cambiar sus tácticas, él volvió su atención hacia el breve destello
de debilidad que había notado antes.
“Nunca entendí por qué te comprometiste con el Anasso,” dijo él en un tono
muy a la ligera, como si estuviera simplemente pasando el rato. “Tú siempre fuiste
tan extremadamente independiente.”
Styx se encogió de hombros. “Descubrí mientras los años y luego los siglos
pasaban que necesitaba más que una mera existencia para satisfacerme.”
“Esa difícilmente fue una mera existencia,” señaló Viper. “No sólo eras un
temido guerrero sino que una vez fuiste el líder del mayor clan de vampiros jamás
reunidos. Una hazaña envidiada por muchos.”
Los oscuros ojos destellaron repentinamente con ira.
Absurdamente, Viper se encontró a si mismo satisfecho por la rara muestra
de emoción. Eso probaba que algo del Styx que él había conocido y amado aún
existía.
“Oh, sí, envidiado tanto que cada idiota con sueños de gloria llegaba a mi
puerta para imponer un desafío,” dijo él con un filo de amargura. “Rara vez era el
año que pasaba que no estuviera obligado a luchar.”
NdT: ‘pound of flesh’ - frase hecha con origen en la obra de Shakespeare ‘El mercader de Venecia’
y cuyo significado es ‘reclamar un pago o tomar venganza’.
27
Traducido por Aremik
269
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“El coste del liderazgo,” replicó Viper. “Nunca se dijo que fuera fácil.”
“No me importa que sea un camino difícil, de hecho, le doy la bienvenida.
Pero ya no deseo uno sangriento. Me cansé de matar hermanos.”
Viper sintió de mala gana un destello de simpatía. Él mejor que nadie
entendía el lamentar tener sangre en sus manos. Una infernal cantidad de sangre.
Sin embargo, Styx había sido una vez un paria al igual que él. Un vampiro sin clan y
presa abierta hasta que se había vuelto lo bastante fuerte como para defenderse a
sí mismo. ¿Cómo podía ponerse de nuevo a sí mismo a merced de otro?
“Al igual que yo. Pero eso sigue sin explicar por qué has escogido unirte a
otro.”
“Todos nosotros servimos al Anasso, Él es el maestro de todos.”
Viper negó con la cabeza. “No como su guardia personal. Has vendido tu
alma.”
“No.” La palabra apenas fue un susurro. “Estoy tratando de recuperarla.”
“¿Tu alma?” preguntó Viper con un ceño fruncido.
“Llámalo como quieras.” Styx hizo un impaciente movimiento con su mano.
“Un significado de la vida. Una sensación de propósito.”
Viper miró a su amigo durante un largo rato. La última cosa que él había
esperado era un debate sobre filosofía mientras estaba siendo mantenido
prisionero. Por supuesto, no debería haberlo sido. Era Styx, después de todo.
“Suenas increíblemente humano,” dijo finalmente arrastrando las palabras.
“¿No son ellos los que siempre arman un revuelo para descubrir un destino más allá
de sí mismos?”
“¿Hacen mal?” contrarrestó Styx. “¿No deberíamos todos nosotros
esforzarnos por crear un legado que enriquezca a nuestros hermanos?”
Viper lanzó una mordaz mirada hacia los grilletes de plata que estaban
quemando cada vez más profundo en su carne.
“¿Y tú crees que es eso lo que estás haciendo? ¿Enriquecer a nuestros
hermanos?”
El antiguo vampiro tuvo la decencia de hacer una mueca aunque su voz
permaneció siendo tranquila.
Traducido por Aremik
270
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Pareces olvidar que fue el Anasso quién encabezó la lucha por civilizar
nuestros clanes. Que fue su fuerza lo que no permitió derrotar a aquellos que
deseaban mantener las formas antiguas. Y su presencia lo que evita que vuelva la
anarquía. Creía que tú, Viper, de todas las personas, mantendrías eso como una
meta digna.”
Viper no había olvidado el pasado. O la brutal y sangrienta lucha que
sido librada. O incluso el hecho de que había sido el Anasso quién
encabezado la carga. Sin duda sin su esfuerzo ellos aún estarían viviendo
salvajes. Tampoco había olvidado que aquellas guerras habían matado
antiguos que habían estado por encima del Anasso, dejándole a él como
mayor edad y el más poderoso de todos.
“Y así el fin justifica cualquier medio, ¿eh Styx?”
“¿Te burlas de mí, Viper?”
Una media sonrisa tocó los labios de Viper. “No, de hecho lo entiendo. He
encontrado satisfacción siendo un líder, pero como tú dices, hay más por lo que vivir
que el poder. Es tan sólo ahora que yo he encontrado el propósito en mi vida que tú
buscas.”
Styx lo miró con curiosidad. “¿Y cuál es ese?”
“Shay,” replicó él simplemente. “Y sin importar cuales sean tus funestas
predicciones, haré lo que sea que deba para mantenerla a salvo.” Él se inclinó hacia
delante para dejar al descubierto sus colmillos. “Condenaré a toda la raza de los
vampiros al infierno si tengo que hacerlo.”
Styx apretó su mano alrededor del pequeño medallón. “Mejor tienes la
esperanza de entrar en razón y convocar a la Shalott, Viper, o podrías justamente
haber logrado eso.”
Como es lógico, eso puso un brusco final a la conversación.
había
había
como
a los
el de
Las cuevas interiores se parecían más a los aposentos de un castillo
medieval que a húmedos agujeros en el suelo. Las paredes e incluso los techos
estaban ocultos detrás de ricos tapices, los suelos cubiertos por espesas alfombras
de piel, y la oscuridad rechazada por altos candelabros de bronce mate, cada uno
sosteniendo docenas de parpadeantes velas.
Traducido por Aremik
271
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
También había la clase de pesados y ornamentado muebles dallados que
hacían a Styx anhelar una cerilla y una lata de gasolina. A pesar de sus promesas,
él era un guerrero hasta la médula, y entendía el peligro de abarrotar su guarida con
tales cosas estúpidas. Sería imposible defender estas cámaras contra un ataque.
Era más probable que un guerrero tropezase con una otomana y se rompiera el
cuello que apuñalara a su oponente.
Sin embargo, el Anasso nunca había pedido su opinión a la hora de escoger
la decoración de sus aposentos, y Styx era lo bastante sabio como para no
mencionar sus preocupaciones. Durante los últimos cien años, su maestro se había
vuelto cada vez más impredecible en su estado de ánimo. Más de un sirviente había
encontrado una desagradable muerte cuando hablaron fuera de tono.
Styx se encontró desacelerando sus pasos mientras llegaba al gran
dormitorio. Tantas cosas habían cambiado en los últimos cien años. Demasiadas.
La oscura enfermedad que afectó a su maestro. Damocles, que llenaba las
cuevas con su obscena presencia. Los engaños cada vez más profundos que él
estaba obligado a soportar por el bien de todos.
No por primera vez, él se cuestionó su decisión de quedarse. Él había hecho
una promesa. Y su palabra era su honor. Pero en estos días su honor se estaba
sintiendo decididamente empañado.
“¿Styx?”
La suave y ronca voz llenó el aire y cuadró los hombros inconscientemente,
Styx obligó a sus pies a llevarlo dentro de la habitación dominada por la inmensa
cama de cuatro postes con dosel.
El calor de la chimenea encendida era suficiente para hacer a su piel
cosquillear y el hedor a carne podrida era casi abrumador, pero Styx nunca permitió
a sus pasos vacilar mientras se movía hacia la cama y miraba hacia abajo al
vampiro al que había declarado como su maestro. Él no se veía como un maestro.
Ya no.
Una vez una gran e imponente figura, ahora estaba tan encogido y arrugado
que parecía más una momia que el más poderoso vampiro sobre la tierra. Incluso su
cabello se estaba cayendo para revelar las crecientes lesiones que marcaban su
carne. Tenía el aspecto y el olor de la muerte, pero sólo un idiota creería que él era
débil. Los brillantes ojos negros revelaban la astucia y el peligroso poder que aún
ardía en su interior.
Traducido por Aremik
272
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Deteniéndose al lado de la cama, Styx ofreció una profunda reverencia. “Mi
señor, ¿deseaba verme?”
Una leve sonrisa tocó el demacrado y hundido rostro. “Ah Styx, escuché que
me has traído a Viper, y que pronto él convocará a mi Shalott.”
“Sí, mi señor.”
“Preferiría tener a la demonio a mi alcance, pero tú lo has hecho bien. Por
supuesto, tú siempre lo haces.”
“Desafortunadamente, mi mejor esfuerzo no parece nunca ser suficiente.”
Él sabía que su voz era severa, pero no había nada que hacer al respecto.
“Tal modestia. Y algo más en tu voz.” Aquellos oscuros ojos le miraron con
una penetrante inteligencia. “No será arrepentimiento, ¿verdad?”
“No me gusta hacer daño a un amigo.”
“Supongo que te refieres a Viper, ¿no?” preguntó en voz baja.
Styx apretó sus manos a los lados. Cuando él había recibido la orden de
capturar a Viper junto con la Shalott, él había discutido largo y tendido en contra.
¿No habían luchado ellos para poner fin precisamente a este tipo de traiciones entre
los vampiros?
“Sí. Él es un hombre honorable. No merece ser tratado de tal manera.”
El Anasso soltó un débil suspiro. “Mi viejo amigo, tú sabes que yo le daría la
bienvenida con mucho gusto como a un hermano si él fuera a usar el amuleto para
traernos a su esclava. ¿Lo ha hecho él?”
“No.” Styx hizo una mueca. “Él… tiene sentimientos por la Shalott.”
“Una lástima.” El anciano vampiro acarició el terciopelo carmesí de su túnica
como si estuviera pensando profundamente, pero Styx no se perdió la oscura
mirada que midió cuidadosamente su expresión. “Al igual que tú, yo no tengo gusto
por causar daño a mis hermanos. Desafortunadamente, no podemos permitirnos el
lujo de vacilar ahora. La Shalott casi está a nuestro alcance. Él debe usar el
amuleto.”
“¿Y si no lo quiere?”
“Tengo plena confianza en que los Cuervos le convencerán.”
Traducido por Aremik
273
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Has dado órdenes para que lo torturen?”
“Fue tu decisión, no la mía, Styx,” le recordó el Anasso suavemente. “Yo
preferiría una solución mucho menos… sucia.”
Styx se tensó, su rostro endurecido por el disgusto. “¿Tener a Viper muerto y
a la demonio tomada por la fuerza?”
Algo brilló en los oscuros ojos antes de que el vampiro suavizara
deliberadamente sus rasgos en una expresión de hastiada paciencia.
“Una dura acusación, hijo mío.”
“¿Cómo lo llamarías?”
Una delgada y nudosa mano se alzó en un movimiento indefenso. “Un
desafortunado sacrificio por la causa mayor.”
Styx negó con la cabeza. “Las palabras bonitas no lo hacen menos
despreciable.”
“¿Crees que no tengo remordimientos, hijo mío? ¿Que no cambiaría el
pasado si fuera posible? Me considero a mí mismo totalmente culpable de las
circunstancias en que nos encontramos.”
Bien que debería, reconoció Styx. Había sido su debilidad lo que les había
llevado a este momento. Su codicia por lo prohibido que muy bien podría matar a un
noble vampiro.
“Soy consciente de eso, mi señor.”
Escuchando fácilmente el disgusto en su tono, el Anasso le lanzó un débil
ceño fruncido.
“¿A lo mejor crees que debería permitir a Viper y la Shalott marcharse? Sin
ella yo seguramente moriré.”
“Debe de haber algún otro medio.”
“He buscado cada medio posible, incluso tomando esos viles brebajes que el
diablillo está siempre obligándome a aceptar.” El anciano vampiro se interrumpió
bruscamente. “No hay nada que detenga la enfermedad excepto la sangre de la
Shalott.”
“Shay,” dijo Styx suavemente.
Traducido por Aremik
274
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Qué?”
“El nombre de la Shalott es Shay.”
“Sí, por supuesto.” Hubo una larga pausa mientras el anciano vampiro le
estudiaba en pensativo silencio. “¿Styx?”
“¿Sí, mi señor?”
“Si has cambiado de opinión, lo entiendo. Te he puesto en una insostenible
posición y por eso estoy muy arrepentido.” Él alargó su mano débilmente para tocar
el brazo de Styx. “Debes saber que tu fe y lealtad significa para mí más que la vida
misma.”
Una opresión se agarró en el pecho de Styx. “Es usted muy amable, mi
señor.”
“Para nada.” Una leve sonrisa tocó los descompuestos labios. “¿Te acuerdas
de cuando nos conocimos?”
“Yo estaba luchando contra una manada de hombres-lobo, por lo que
recuerdo.”
Una suave carcajada perturbó el espeso aire. “Tú me informaste que tendría
que esperar mi turno para morir.”
Styx hizo una mueca. “Aún era joven y temerario.”
“¿Recuerdas lo que dije?”
Styx se giró lentamente para mirar las ardientes llamas de la chimenea de
mármol. No era del todo estúpido. Se dio cuenta de que el Anasso estaba
recordándole deliberadamente el día en que él había ofrecido su promesa. Y quizás,
igual de importante, recordándole la causa que los había unido.
Una causa que iba más allá de cualquiera de ellos.
“Usted dijo que tenía la intención de detener el río de sangre,” dijo él con una
vacía voz. “De escribir el destino de la raza de los vampiros en las estrellas. De
unirnos en un grupo y juntar la grandeza fuera del caos. Y entonces usted me
preguntó si caminaría a su lado.”
“A mi lado, Styx. Nunca detrás.” Hubo una estratégica pausa. “Quiero que
esta sea tu decisión, hijo mío. Si crees que es mejor liberar a Viper y permitir a la
Shalott vagar libre, entonces eso es lo que haremos.”
Traducido por Aremik
275
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No, mi señor.” Girándose, Styx miró al frágil hombre con una aguda punzada
de horror. “No puedo…”
El vampiro levantó su mano para detener su negativa. “Piensa en ello, Styx,
pero piensa rápido. No nos queda mucho tiempo.”
Traducido por Aremik
276
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:44 pm

Capítulo 21
El amanecer se cernía sobre el horizonte cuando Levet registró los
acantilados duramente tallados. Debajo de ellos la encantadora casa de granja
estaba acurrucada en un sueño a la sombra mientras el gran Río Mississippi se
deslizaba en silenciosa grandeza.
Difícilmente el asentamiento de un grupo de oscuros vampiros con la
intención de matar, mutilar, y el bueno y tradicional derramamiento de sangre. Por
supuesto, podría haber sido un poco difícil ocultar un castillo gótico equipado con
murciélagos y espeluznantes sirvientes en medio del Heartland28. Ese era el tipo de
cosas que la gente tiende a notar.
Apoyada contra un árbol mientras la gárgola apartaba a un lado arbustos y
rocas caídas, Shay frotó ausentemente los músculos de sus piernas. Había corrido
a toda máquina durante más de seis horas mientras seguía a la limusina a través de
los caminos secundarios de Illinois. No había habido forma de mantener el ritmo del
vehículo, pero el olor de tantos vampiros había sido suficiente para que ella y Levet
los siguieran.
Y siguieran, y siguieran, y siguieran…
Su resistencia estaba mucho más allá de la de un humano, pero eso no
evitaba que sus músculos se acalambrasen en nudos del tamaño del Monte
Rushmore29. O que sus pies se sintieran como si hubieran sido puestos en una
picadora de carne más de una vez.
Al menos la punzada del costado había dejado de latir y su respiración estaba
casi de vuelta a la normalidad. Y aún más importante, ella había conseguido hacer
un pequeño desvío por una granja cercana de modo que pudiera tomar prestadas
una gruesa camisa de franela que la protegió del fresco aire de la noche. Tomado
prestado sonaba mucho mejor que robado.
Heartland: El Corazón del país, nombre por el que también se conoce a grupo de estados de
EE.UU. que forman el Medio Oeste, entre ellos Illinois; estado en el que está Chicago.
29
Monte Rushmore: monumento que tiene talladas las caras de los presidentes de los Estados
Unidos: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln.
28
Traducido por Aremik
277
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Echando un vistazo hacia el cielo, ella se aclaró la garganta. “Levet, el reloj
está haciendo tic-tac.”
“Lo sé, lo sé,” murmuró él, arrastrando y tirando de un montón de espesos
arbustos. “Es aquí. Lo huelo.” Hubo unos pocos gruñidos más y entonces la gárgola
se enderezó bruscamente. “¡Voila30!.”
“¿Voila? ¿Qué demonios se supone que significa eso?” preguntó ella
mientras se movía hacia delante para estudiar la estrecha grieta en la roca.
Levet lanzó un resoplido mientras pasaba con dificultad a través de la
abertura. “Es un crimen contra la naturaleza que no todo el mundo sea francés.
¿Vienes?”
Ella tomó un profundo aliento mientras sus palmas comenzaban a sudar. Por
la sangre de los Santos. Otro agujero oscuro, frío y húmedo. Ella se había jurado
que una vez que estuviera libre del aquelarre de las brujas nunca entraría en otro.
No volverás a estar sola en la oscuridad.
La voz de Viper pareció susurrar a través de su mente, aliviando la oleada de
miedo que había amenazado con apoderarse de ella. Ella no estaba sola. Tenía a
Levet a su lado, y a Viper esperando por ella para que lo rescatase.
“Ya voy,” dijo ella en tono firme, empujándose a sí misma a través de la
abertura y dentro del ancho túnel de más allá. Ancho pero no alto, descubrió ella
cuando se golpeó la cabeza contra el bajo techo. “Ouch. Maldita sea, Levet. Podrías
haberme advertido.”
“No deberías ser tan alta,” murmuró Levet desde la oscuridad. “Necesitamos
una luz.”
“No.” Shay alargó el brazo a ciegas, desesperada por detener a su amigo de
crear un desastre. Sorprendentemente, sin embargo, no hubo explosiones, ni
repentinas cenizas en el aire. Tan sólo una pequeña bola de luz suspendida sobre el
sonriente rostro de Levet. Ella exhaló un entrecortado suspiro mientras se frotaba su
palpitante cabeza. “Mierda, Levet, podrías habernos hecho volar a ambos en
pedacitos.”
Levet le sacó la lengua. “Bah.”
Volviendo su atención a asuntos más importantes, Shay miró el túnel,
olfateando el húmedo aire que no contenía ningún rastro de humanos o demonios.
30
En francés en el original – Traducción: ‘¡Aquí está!’
Traducido por Aremik
278
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Nadie ha pasado por este túnel desde hace años,” murmuró ella.
Levet señaló hacia delante a la gran grieta que corría a lo largo de la pared.
“Es inestable.”
Un escalofrío bajó lentamente por su columna. “¿Cómo de inestable?”
La gárgola se encogió de hombros ligeramente. “Es lo suficientemente sólido
por el momento, aunque sugeriría que evitaras encender un cartucho de dinamita.”
“Lo tendré en mente.”
Sonriendo suavemente ante su forzado intento de humor, Levet se movió
para tomar la mano de ella en la suya. “El sol sale y me gustaría tener tu promesa
antes de que me vea obligado a dormir.”
Ella le dio a sus dedos un suave apretón. “¿Qué promesa es esa?”
“No puedo impedir que vayas en busca de Viper, pero quiero tu palabra de
que no harás nada estúpido.”
Shay puso los ojos en blanco con exasperación. “¿Por qué la gente sigue
diciéndome eso?”
“Porque eres imprudente, impulsiva, y dejas guiar por tu corazón. Tan sólo
ten cuidado.”
“Lo haré, lo prometo.”
Ella se agachó para darle un beso en la mejilla justo cuando la cueva se
iluminaba con el primer resplandor del amanecer. En el momento en que ella se
enderezó, o se enderezó tanto como podía sin golpearse la cabeza, la gárgola se
había convertido en piedra.
Con una última caricia a la cabeza de Levet, ella se giró y caminó
introduciéndose más en el túnel.
A pesar de que la inmortalidad tenía una serie de beneficios, había un
puñado de inconvenientes con los que vivir para siempre. El interminable tedio de la
Traducido por Aremik
279
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Época Oscura31. La espantosa moda de los sesenta. La molestia de aprender la
nueva tecnología. Y, lo peor de todo, sobrevivir incluso a la más brutal tortura.
Y sobrevivir, y sobrevivir, y sobrevivir.
Viper hacía tiempo que había perdido la cuenta de cuánto tiempo había
pasado desde que había sido arrastrado hacia abajo a la fría y húmeda caverna. De
algún modo, colgar del techo por cadenas de plata y tener su carne cortada por
látigos estaba demostrando ser una distracción cojonuda.
Él sabía que había pasado tiempo suficiente para que demasiada de su
sangre se hubiera reunido en un charco sobre el suelo de áspera piedra. Y que eso
hacía cada vez más difícil mantener su cabeza erguida.
Con un brutal ritmo, los látigos chasqueaban a través del aire, nunca
deteniéndose, nunca acelerando, nunca cambiando. Un lento y constante ritmo que
sin piedad estaba haciendo trizas su espalda y sus piernas. El fin llegó sin previo
aviso. En un momento el látigo estaba mordiendo profundamente su espalda y al
siguiente los silenciosos Cuervos entraban desde la caverna en sombras.
Él podría haber gemido su alivio si no hubiera sentido a Styx entrar en la
habitación y cruzar hasta detenerse directamente delante de él. Engulliría agua
bendita antes que permitir presenciar a su captor cualquier indicio de debilidad.
Siendo fácilmente capaz de leer sus oscuros pensamientos, el alto vampiro
hizo un impaciente sonido a la vez que su mano se extendía para tocar suavemente
una de las heridas que hacía jirones la espalda de Viper.
“¿Por qué tienes que ser tan terco, Viper? No te sirve de nada. Todo lo que
necesitas hacer es convocar a la Shalott y serás liberado y curado.”
Ignorando la agonía de incluso el más pequeño movimiento, Viper levantó la
cabeza para fulminar con la mirada a su una vez amigo.
“En el momento en que me liberes, te mataré.”
El bronceado rostro podría haber sido tallado en granito. “Yo no soy tu
enemigo.”
“¿Así que así es como tratas a tus amigos?” Viper escupió a sus pies.
“Entonces sólo puedo decir que tu hospitalidad apesta.”
31
Época Oscura: también conocida como Edad Media.
Traducido por Aremik
280
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sabes que yo nunca consideraría hacerte daño. Nunca desearía hacer daño
a ninguno de mis hermanos.” Styx levantó la mano de la espalda de Viper y frunció
el ceño ante la sangre que manchaba sus dedos. “Trato de salvarnos a todos del
caos y la ruina.”
“No,” siseó Viper. “Tratas de sacrificar a una joven e inocente mujer para
salvar a un vampiro que provocó su propia ruina. ¿O niegas la debilidad del
Anasso?”
Styx apretó sus manos a los lados. Su lealtad a su maestro era
incuestionable, pero ni siquiera él podía ocultar del todo su disgusto por la
enfermedad que había asolado al una vez poderoso vampiro.
Era un secreto celosamente guardado que los vampiros podían verse
afectados por tomar la sangre de aquellos que eran adictos a las drogas. Y un
secreto aún más celosamente guardado que los vampiros mismos podían quedar
encadenados a la adicción. La sangre contaminada destruiría lentamente, pero
implacablemente, a cualquier vampiro.
Incluso al Anasso.
“Eso es cosa del pasado,” replicó Styx con glacial tono.
“¿Quieres decir antes de que él fuera curado por el padre de Shay?”
“Sí.”
Viper apretó los dientes cuando una nueva oleada de dolor se disparó hacia
abajo por sus brazos. Los vampiros no estaban destinados para colgar del techo por
cadenas de plata. Por supuesto, no estaban destinados a ser secuestrados por
compañeros a los que una vez habían llamado amigo, o azotados como a un perro
salvaje.
“Si eso es cosa del pasado, ¿por qué él está enfermo una vez más?”
preguntó él.
Para su sorpresa, Styx se giró para caminar de un lado a otro por el frío y
húmedo suelo, su larga y suelta capa negra incapaz de ocultar la tensión que
apretaba sus hombros. Él inclinó la cabeza lentamente, casi como si estuviera
rezando.
“¿Acaso importa?”
El dolor de Viper su olvidado cuando una violenta furia se apoderó de él.
Traducido por Aremik
281
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Considerando que tienes la intención de asesinar a la mujer que amo,
entonces sí, me importa mucho.”
Styx se estremeció visiblemente, como si Viper en realidad hubiera estirado el
brazo para golpearlo.
“Yo… lamento la necesidad. No puedes saber cuánto, Viper, pero tienes que
pensar en lo que ocurrirá si el Anasso muere.” Girándose lentamente, el vampiro
miró a Viper con una angustiada expresión. “Los vampiros se alzarán contra los
vampiros. Algunos para reclamar su dominio sobre nosotros, y otros simplemente
para volver a los días anteriores a la paz. La sangre de los clanes nos ahogará a
todos mientras los chacales esperan para regresar a su posición de gloria.”
“¿Chacales?” Viper frunció el ceño. “¿Te refieres a los weres32?”
“Se están uniendo bajo un nuevo rey. Un joven y feroz hombre-lobo que
sueña con el día en que ellos gobiernen la noche,” replicó Styx, su voz oscura por la
preocupación. “Es sólo el miedo del Anasso lo que les impide aullar a nuestra
puerta.”
Viper sacudió lentamente la cabeza. Por la sangre de los santos. ¿Era Styx
realmente tan ciego? ¿Había estado rondando alrededor de estas cavernas durante
tanto tiempo que él no tenía ni idea de lo que estaba pasando en el mundo?
“Eres un idiota, Styx,” gruñó él.
Los oscuros ojos se entrecerraron. “Sin duda muchos estarían de acuerdo
contigo, pero nunca en mi cara.”
Como si un puñado de insultos fuera a hacer la más mínima diferencia, pensó
Viper con una sonrisa sin humor. Él ya estaba siendo torturado. ¿Qué otra jodida
cosas podían hacerle?
“Abre los ojos, viejo compañero,” jadeó él. “No es el Anasso quien impide a
los vampiros hacerse pedazos unos a otros. O incluso quien mantiene a raya a los
hombres-lobo.”
Styx se las arregló para verse como si Viper acabara de murmurar una
blasfemia. Y quizás lo era para él. Había dedicado su vida al Anasso. Era obvio que
no podía ver más allá de eso.
“Por supuesto que lo es,” insistió Styx. “Él es quien nos llevó a la gloria.”
Weres: otra forma de llamar a los cambia-formas, personas capaces de convertirse en animales
como los hombres-lobo.
32
Traducido por Aremik
282
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tal vez él nos llevó, pero realmente nadie ha visto o hablado con el Anasso
en siglos. Él es poco más que una vaga sombra recordada por hechos pasados.”
“Ellos le temen. Ellos temen el poder que él ejerce.”
“No, ellos te temen a ti, Styx. A ti y a tus Cuervos. Vosotros sois los que
gobiernan a los vampiros lo quieras o no.”
Styx se tensó, sus rasgos apretados por el asombro. “Eso es traición.”
“Es la pura verdad.” Viper hizo una mueca, apenas era capaz de mantener la
cabeza levantada. Su fuerza fue drenada junto con su sangre. “Deja este lugar y
camina entre los clanes si deseas ver la verdad, Styx. Tu lealtad te ha cegado.”
Styx soltó un bajo siseo. “Vine aquí con la esperanza de que pudieras haber
entrado en razón. Evidentemente, tu locura va mucho más allá de lo que me había
temido.” Su esbelta mano se extendió para tocar el medallón de su cuello. “Cuando
estés preparado para convocar a la Shalott, volveré.”
Girando sobre sus talones, el vampiro dejó a Viper con el dolor y la oscuridad.
No es que a Viper le importara realmente. Mientras las cadenas de plata
mordían su carne y sus músculos se apretaban en feroz agonía, él podía jurar que
podía oler el dulce aroma de Shay.
Los túneles que llenaban de agujeros el acantilado demostraron ser un
desconcertante laberinto que más a menudo que no llevaba a callejones sin salida,
o peor aún, en círculos regresando al mismo punto de partida. Después de media
hora de infructuosa búsqueda, ella estaba perdida y murmurando una ristra de
maldiciones en francés. No sabía lo que significaban la mitad de ellas, pero de algún
modo parecían perfectas mientras ella se tropezaba y apretaba el paso a través de
la densa oscuridad.
Las murmuró de nuevo cuando se golpeó la cabeza en una media docena de
ocasiones y una vez casi se calló dentro de un enorme agujero en el suelo. El lugar
era evidentemente una trampa mortal. Una mohosa, fría, húmeda y apestosa trampa
mortal, la cual sin duda albergaba un número ilimitado de asquerosas y
espeluznantes arañas. Avanzando lentamente cada vez más profundo bajo los
acantilados, al final ella captó el inconfundible aroma de los vampiros.
Traducido por Aremik
283
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Oh, jodidas gracias a Dios.
Preferiría luchar contra una multitud de vampiros que pasar otro momento
atrapada sola en los mohosos túneles.
Sin embargo, oler a los vampiros y encontrarlos resultaron de hecho ser dos
cosas diferentes.
No aparentó ser un túnel que en realidad iba en una línea recta. Malditos
túneles. Y ella se vio forzada a dar un rodeo a través de la mitad de Illinois antes de
empezar finalmente a descubrir antorchas colocadas en las paredes, y alfombras y
tapices ocasionales que revelaron que estaba acercándose a las guaridas ocultas.
Llegando a una bifurcación, ella se detuvo a tomar un profundo aliento. Los
vampiros estaban más que definitivamente a la derecha. Al menos siete de ellos.
Pero desde la izquierda venía el olor de los humanos. Un rebaño entero de
humanos que olían a miedo y enfermedad. También había algo más. Un ligero olor
de diablillo y… ¿trol?
Su corazón dio un breve salto. ¿Podría ser Evor? ¿Estaba lo bastante cerca
como para poder capturarlo una vez que rescatara a Viper? Valía la pena intentarlo.
Shay se giró con firmeza en la dirección de los vampiros y sacó de su mente
todos los pensamientos sobre Evor. Todo lo que le importaba en ese momento era
encontrar a Viper.
Este túnel era más amplio y obviamente transitado mucho más a menudo,
pero extrañamente desierto. Con su actual condición mala suerte ella medio
esperaba toparse con los vampiros a la vuelta de cada esquina. En lugar de eso, no
se había encontrado a ninguno cuando captó el distintivo olor de Viper.
“¿Viper?” susurró ella en voz baja. Su ceño se frunció cuando no hubo
ninguna respuesta. Sin importar qué tan suave fuera su voz, él debería oírla. A
menos que… no, no, no. Ella ni siquiera pensaría en eso.
Tragando el nudo que permanecía valientemente encajado en su garganta,
ella se detuvo el tiempo suficiente para agarrar una de las ardientes antorchas de un
soporte y obligó a sus pies a ir hacia delante. Justo delante había una estrecha
abertura.
Viper.
Él estaba allí.
Ella podía sentirlo en cada latido de su corazón.
Traducido por Aremik
284
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Con cuidado de no chamuscar su pelo, o cualquier otra parte significativa de
su cuerpo, ella se apretujó a través de la estrecha abertura. Una vez dentro de la
pequeña caverna, ella sostuvo la antorcha hacia fuera para luchar contra la
impenetrable oscuridad. Lo que ella encontró hizo a su corazón apretarse con agudo
y desgarrador dolor.
Viper estaba allí ciertamente.
Colgado por sus muñecas del techo, él había sido azotado hasta que su
espalda y piernas estuvieran cortadas hasta el hueso en algunos sitios. La sangre
estaba por todas partes, volviendo su plateado cabello de un escalofriante tono
carmesí, y manchando la perfección de su marfileño rostro.
“Viper… oh mierda, ¿qué te hicieron?” gimió ella, congelándose por el horror.
La antorcha cayó al suelo antes de que ella tomara el mando de sus sentidos.
Maldita sea, la última cosa que necesitaba Viper era una histérica idiota agitando
sus manos y diciendo ‘oh Dios mío’. Ella decía ser un guerrero. Ya era hora de que
comenzara a actuar como tal.
Ella tragó de nuevo y convirtió deliberadamente su tembloroso miedo en una
severa y decidida furia. Los vampiros habían encadenado, golpeado y torturado a
Viper como si él no fuera más que un animal. Y por ningún motivo mejor que
capturarla a ella.
Ella tenía la intención de verlos en el infierno.
Tan pronto como consiguiera llevar a Viper a un lugar seguro.
Fue una tarea que resultó ser más fácil de decirlo que de hacerlo mientras
ella se movió para luchar con la pesada cadena que mantenía a Viper
balanceándose del techo. Al menos era de plata y no de hierro, reconoció ella,
aunque dudaba que Viper compartiera su alivio.
Ella podía oler el hedor del metal quemándose dentro de la carne, y sabía
que tenía que ser tan doloroso como todas las horribles heridas en conjunto.
Empujando, tirando, maldiciendo y desgarrando ella consiguió finalmente
liberar la cadena de la sujeción en la pared de la caverna. Por supuesto, su éxito
vino con un coste cuando Viper cayó pesadamente al suelo, la cadena aterrizando
sobre él.
Shay se lanzó hacia delante, barriendo las cadenas fuera de su cuerpo antes
de agarrar las esposas y arrancarlas de un tirón de las muñecas de Viper.
Traducido por Aremik
285
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Durante años ella había maldecido la fuerza de demonio que la mantenía a
parte de los humanos. Ella había sido un bicho raro. Una criatura de la que los niños
se burlaban y a la que temían los adultos. Ahora por primera vez ella realmente
apreciaba los regalos que le habían sido dados.
Acunando la cabeza de Viper en su regazo, ella limpió la sangre de su rostro
con una temblorosa mano.
“Viper. Viper, ¿me oyes?”
No hubo respuesta durante un aterrador latido, y luego él se agitó en sus
brazos.
“¿Shay?”
Ella se inclinó para susurrarle al oído. “No te muevas, estoy aquí.”
“¿Esto es un sueño?”
Ella se tragó una risa histérica. “Seguramente debes tener mejores sueños
que este, ¿no?”
“He estado soñando contigo durante meses. No, he estado soñando contigo
durante una eternidad.” Sus manos se estiraron para agarrar débilmente sus brazos,
sus ojos abriéndose con un doloroso esfuerzo. “Pensé que nunca te encontraría,
pero lo hice. No podría dejarte ir. No cuando te necesito tan desesperadamente.
Nunca te dejaré ir.”
Su aliento se detuvo mientras las ridículas lágrimas picaban en sus ojos. Sin
duda él estaba delirando y completamente ido por el dolor. Pero nadie había dicho
alguna vez nada que la hubiera conmovido tan profundamente.
Ella se vio obligada a aclarar su garganta mientras acariciaba suavemente su
cabello. “Como si tuvieras la posibilidad de deshacerte de mí ahora. Estamos unidos
como…”
“¿El arroz del día anterior?” dijo él.
“Las sobras refrigeradas no son exactamente la metáfora romántica que
estaba buscando.” Su ceño se frunció cuando los ojos de él se cerraron. “Viper.” Ella
le dio una pequeña sacudida. “Viper debes despertar.”
Con un evidente esfuerzo, él luchó por recuperar la conciencia. “No deberías
estar aquí. Es peligroso.”
Traducido por Aremik
286
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
¿Peligroso? ¿Una cueva llena de vampiros desesperados por drenar su
sangre? Nah.
“No te preocupes, ya me voy,” le tranquilizó ella.
“Sí.” La mano de él apretó su brazo. “Vete ahora.”
“Ambos nos vamos.” Ella liberó suavemente su brazo de su apretado agarre
para colocar su muñeca contra sus labios. “Pero primero debes beber.”
Ella podía sentir su cuerpo entero tensándose por sus palabras. “Shay, no. Tú
no quieres que tome tu sangre.”
Ella hizo un impaciente chasquido con la lengua. ¿No podía el hombre hacer
nada sin discutir?
Y él la llamaba testaruda.
“Teníamos un trato, Viper. Sangre para curarte. ¿Crees que un Shalott
incumpliría alguna vez un trato?”
Él negó con la cabeza. “Shay, vete. Ellos te matarán.”
Ella se encogió de hombros. “Primero tienen que cogerme.”
Una cansada sonrisa tocó sus labios. “No eres tan dura como te gusta pensar
que eres.”
“Voy a enseñarte justamente lo dura que soy si no bebes,” le advirtió ella,
presionando su brazo contra sus labios. “Tienes que hacer esto ahora o los dos
estamos muertos.”
Sus oscuros ojos inspeccionaron su fija expresión durante un largo y
silencioso momento.
“Testaruda,” susurró él finalmente.
“Aprendí de un maestro,” murmuró ella. “Ahora muerde.”
Él lo hizo.
Los ojos de Shay se abrieron del todo y su cuerpo entero se estremeció por el
shock cuando sus colmillos se deslizaron fácilmente a través de la piel de su
muñeca. No fue por el dolor. Ella casi deseó que lo fuera. Eso habría sido fácil de
combatir. Dios sabía que ella tenía bastante experiencia. ¿Pero cómo iba a luchar
Traducido por Aremik
287
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
contra la sorprendente oleada de placer que corrió a través de su cuerpo? ¿O el
calor que se le acumulaba en la boca del estómago?
Evidentemente… ella no lo hizo.
Sus dientes se apretaron cuando la parte inferior de su cuerpo se apretó por
una familiar agitación. Oh, ella sabía hacia donde se encaminaba esto, reconoció
ella cuando su aliento vino en jadeos superficiales. Con cada tirón de su boca, ella
podía sentir el placer aumentando, como si él estuviera profundamente en su interior
acariciando sus más íntimos lugares.
Sus ojos amenazaron con ponerse en blanco mientras su mano libre se
apretaba en su cabello. En una pequeña, muy pequeña, esquina de su mente ella
reconoció que la fuerza de Viper estaba regresando rápidamente. Era evidente por
la fuerte succión en su muñeca, y la mano que aferraba su brazo.
Ella estaba un poco demasiado absorta en ese momento, sin embargo, como
para apreciar completamente el conocimiento de que su sangre estaba obrando su
magia.
Quién hubiera imaginado…
La dulce presión alcanzó una masa crítica y enterrando la cara en el cabello
de Viper, Shay contuvo su grito de culminación. Santa mierda. Ella estaba mareada
y débil por la poderosa liberación. Y francamente más que un poco avergonzada.
Difícilmente este era el momento o el lugar para tan privado interludio. No es que a
su cuerpo pareciera importarle. Estaba totalmente contento mientras Viper
despertaba a la vida y se movía realizando la proeza de poder sentarse erguido y
acunarla a ella en sus brazos.
“¿Shay?” Su mano retiró hacia atrás el pelo que había escapado de su
trenza. “Shay, háblame.”
“Guau,” dijo ella soltando el aliento, obligándose a encontrar su preocupada
mirada.
No era la respuesta mejor articulada, sino que estaba un paso por encima de
un gruñido.
Viper frunció el ceño. “¿Te hice daño?”
“No exactamente.”
Él inspeccionó su expresión durante un largo rato antes de que la
comprensión finalmente llameara a través de sus oscuros ojos.
Traducido por Aremik
288
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Estás ruborizada, cariño?”
“Yo no…” Ella negó con la cabeza antes de retirarse lo suficiente para
estudiarle con una preocupada mirada. “¿Te sientes lo suficientemente bien para
salir de aquí?”
Una sonrisa curvó sus labios mientras el miraba hacia abajo a su cuerpo
empapado en sangre.
“Estoy curado. Completamente curado,” murmuró él con asombro. “No es
sorprendente que el Anasso esté tan ansioso de poner sus manos sobre ti.”
Shay hizo una mueca mientras estudiaba las marcas de pinchazo de los
colmillos aún visibles sobre su muñeca. “En realidad, no creo que sean sus manos
lo que él quiere poner sobre mí.”
Él le dio un beso en la parte superior de su cabeza. “No subestimes esas
feromonas tuyas. Son lo bastante potentes como para seducir a cualquier vampiro.”
“¿Se supone que eso tiene que hacerme sentir mejor?” preguntó ella.
Viper se puso en pie suavemente con una suave risita. “No, supongo que no
lo haría.” Con mucho cuidado, él la puso en pie y colocó sus manos sobre sus
hombros. Su expresión fija con sombrías líneas mientras sus pulgares acariciaban
ausentemente la línea de su clavícula. “Shay, me has dado un gran regalo. Uno que
no olvidaré.”
Ella se movió inquieta. “Una promesa es una promesa. Te di la deuda de
sangre, nada más.”
Él sonrió con pesar. “Cállate, cariño. Justo en un momento tengo la intención
de decirte con toda claridad cuán estúpido ha sido seguirme y ponerte en peligro.
Por ahora, simplemente quiero que sepas que has hecho honor a tus antepasados
Shalott. Nunca he conocido a nadie, ya sea vampiro, demonio o humano, que
poseyera tu valor o tu lealtad. Eres un guerrero del que tu padre habría estado
orgulloso.”
Un caliente rubor manchó sus mejillas. Maldita sea, ella no era buena con
estas cosas sentimentaloides. Dale un demonio con el que luchar, o una bruja a la
que burlar, y ella estaba en su elemento. Dale un cumplido y ella se quedaría sin
saber que decir y se agitaría como si no tuviera ni una pizca de sentido común.
“Tal vez deberíamos estar pensando en salir de aquí,” murmuró ella.
Traducido por Aremik
289
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus labios se movieron nerviosamente. “Hay veces en que me desespero
contigo, cariño, realmente lo hago.” Él rozó un suave beso sobre su frente. “Pero en
esta ocasión tienes razón. Tenemos que salir de aquí. Cuanto antes mejor.”

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:45 pm

Capítulo 22
Viper estaba de mal humor.
Realmente no había mejor manera de describir su estado de ánimo.
Oh, no es que él no estuviera agradecido. Él no disfrutaba en absoluto ser
torturado por el próximo vampiro. Probablemente menos que la mayoría. Y él no era
indiferente al conocimiento de que Shay había revelado los secretos de su corazón
que ella no estaba preparada todavía para confesar. Ninguna mujer seguía a un
hombre durante horas y arriesgaba su vida por simple lealtad. Ni siquiera su
testadura y completamente obstinada Shalott. Y ciertamente ellas no ofrecían su
preciosa sangre sin poseer algunos sentimientos.
Pero tanto como la demostración de su afecto calentaba su frío corazón, él no
podía dejar de lado el exasperante conocimiento de que había fallado. Fallado al
darse cuenta de la verdad de quién estaba cazando a Shay. Fallado en capturar al
condenado Evor y poner fin a la maldición. Fallado en evitar que Shay corriera de
cabeza al peligro.
Había sido un gran y apestoso montón de fracaso.
Maldita sea todo.
Detrás de él, Shay permanecía, gracias a Dios, ajena a su silenciosa auto-
flagelación.
No era sorprendente.
Para ella los túneles eran una telaraña negra como la tinta. Incluso
sujetándose firmemente a su mano, ella estaba tropezando con el desnivel del suelo
mientras él la sacaba de las ocupadas cuevas.
“¡Au!,” murmuró ella, casi cayéndose de rodillas cuando ella tropezó con una
piedra perdida.
Deteniéndose, él giró para estudiar su pálido rostro. “¿Estás bien?”
Traducido por Aremik
291
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No, no estoy bien.” Ella se agachó para frotar los dedos de su pie. “No puedo
ver una maldita cosa en esta oscuridad.”
“No te preocupes, realmente no hay mucho que ver. Algo de suciedad,
algunas rocas, unas pocas arañas,” dijo él secamente.
Ella se enderezó. La mejor forma para fulminarle con la mirada. “Eso no es
nada gracioso.”
“Tampoco lo es el hecho de ponerte en peligro para venir aquí,” replicó él, su
voz afilada con su latente frustración. “¿Cómo me encontraste siquiera?”
Ella se encogió de hombros. “Cuando escapé del almacén me encontré con
Levet. Él ya estaba siguiéndote.”
“¿La gárgola?” Él alzó sus cejas. “No sabía que él se preocupase.”
“Él pensó que yo estaba contigo.”
“Ah.” Viper frunció el ceño. “¿Qué hay de Dante?”
“Él está reuniendo a tu clan. Una vez que el sol se ponga, Levet volverá a
Chicago y les guiará hasta aquí.”
Él ahuecó su barbilla en la mano. “¿Y nunca se te ocurrió esperar a Dante?”
Sus ojos se entrecerraron. Nunca era buena señal. “Podrías muy bien haber
muerto.”
“Pero tú habrías estado a salvo,” gruñó él. “Maldita sea, Shay, no voy a
tenerte poniéndote en peligro…”
“No.” Ella arrancó su barbilla de su agarre. “Puede que tú tengas mi amuleto,
pero has prometido que no soy tu esclava.”
Él soltó un suspiro de exasperación. “Por supuesto que no lo eres.”
“Entonces soy libre de tomar mis propias decisiones. Y si eso significa venir
aquí a rescatarte, entonces eso es exactamente lo que haré.”
Era sin duda el argumento más ridículo que Viper había escuchado nunca. Y
él había escuchado un montón de ellos durante siglos.
Él sacudió la cabeza con incredulidad. “¿Incluso si eso significa ser capturada
y drenada?” preguntó él con dureza. “Eso es exactamente lo que pasará si somos
capturados. Deberías haber regresado con Abby. Habrías estado a salvo allí.”
Traducido por Aremik
292
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Indiferente a su peligroso estado de ánimo, ella le golpeó descaradamente en
el pecho. Golpearle a él. Uno de los más temidos depredadores en todo Chicago.
No. En todo el mundo.
“No, yo no habría estado a salvo,” dijo ella.
Él retrocedió un paso. El golpe no dolía, pero hacía poco para ayudar a su
orgullo herido.
“Shay, ni siquiera Styx y los Cuervos se atreverían a atacar al Fénix. Eso es
exactamente el por qué él nos atrajo a salir de su casa en primer lugar.”
“Él podría no atacar al Fénix, pero no importa de cuántas diosas me rodee si
ellos deciden matar a Evor.”
Los músculos de Viper se tensaron. “¿Evor? ¿Sabes dónde está?”
“Creo que está aquí.”
“No.” Viper sacudió firmemente la cabeza. “Styx dijo que ellos nunca
consiguieron poner sus manos sobre el trol.”
Shay soltó una corta carcajada sin humor. “¿Y tú le crees después de que te
capturase y torturase? ¿También tiene algún pantano a la venta33?”
Sus labios se estrecharon. Él tenía toda la intención de ocuparse de su viejo
amigo. Pero no ahora.
“Styx podría torturarme, podría incluso matarme, pero él nunca mentiría. No
intencionalmente.”
“Encantador.”
Dándose cuenta de que sería imposible explicar la compleja moral de Styx, él
volvió su atención asombrosa afirmación.
“¿Por qué crees que él tiene a Evor?”
“Porque olí a trol cuando vine a través de las cuevas.”
Un escalofrío descendió rápidamente por su columna. “¿Estás segura?”
33
NdT: conocida estafa inmobiliaria que ya es una forma común de expresión para indicar que
alguien carece de sentido y es víctima de una estafa, como comprar un terreno pantanoso sin ningún
valor inmobiliario.
Traducido por Aremik
293
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus ojos se entrecerraron. Ella no le llamó lento, pero estaba implícito.
“Es un olor bastante único.”
Y uno con el que Shay estaría demasiado familiarizada.
Viper apretó los puños mientras se paseaba de un lado a otro del estrecho
túnel. Él no podía comenzar a imaginarse cómo podía Evor estar tan cerca sin que
Styx lo supiera, pero al menos él tenía que buscar al horrible trol.
“Maldición.”
“¿Qué pasa?” preguntó ella.
“¿Dónde está Levet?”
Ella le miró con recelo. “Jugando a la estatua en una cueva que lleva hacia
afuera de los acantilados. ¿Por qué?”
“¿Supongo que no puedo convencerte de unirte a él mientras yo voy en
busca de este misterioso trol?”
“No.”
“Shay…”
“No, no, no.” Ella se movió hasta detenerse directamente delante de él,
aunque afortunadamente no hubo más golpes. “No soy ninguna idiota indefensa que
tenga que ser echada a un lado cada vez que por casualidad hay un poco de
peligro.”
“¿Un poco de peligro?” Él mostró deliberadamente sus colmillos. “Estas
cuevas están plagadas de los más peligrosos vampiros que caminan por la tierra.”
“Y por ahora todos ellos están metidos sin problemas en sus ataúdes.”
“¿Quieres arriesgar tu vida sobre eso?” jadeó él.
“Es mi vida para arriesgarla. No la tuya.”
Él cerró los ojos y luchó contra las ganas de aullar de frustración. Por las
pelotas del diablo, la mujer estaba destinada a conducirle a la tumba.
“Los Cuervos debería tomar lecciones de ti, cariño. Ellos son aficionados a la
hora de torturar a un hombre.”
Traducido por Aremik
294
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Vas a enfurruñarte o vamos a ir a encontrar a Evor?” preguntó ella mientras
marchaba ciegamente por el túnel.
Viper fue en rápida persecución. Una cosa afortunada cuando ella se detuvo
de repente y casi cayó de rodillas.
Con una cegadora velocidad, él se movió hacia delante para envolverla en
sus brazos. “¿Shay?”
Ella sacudió la cabeza. “Lo siento. De repente me sentí mareada.”
Las cejas de Viper se juntaron con aguda preocupación. Incluso en la
oscuridad él podía detectar su repentina palidez y la película de húmedo sudor que
cubría su piel. Obviamente ella estaba enferma. Y así como obviamente trataba de
ocultar cómo de mal se estaba sintiendo. Le tomó un estúpido momento antes de
darse cuenta de lo que estaba pasándole a la mujer.
“Maldición, soy idiota,” dijo él entre dientes mientras la recogía y la acunaba
contra su pecho. Usando sus sentidos, él buscó una cueva vacía cercana y se
encaminó por el túnel.
Ella se retorció en sus brazos. “Viper.”
“Shh, quédate quieta por un momento.”
“¿Qué estás haciendo?”
“Necesitamos algún lugar para descansar.”
“No podemos descansar ahora,” protestó ella con sorpresa.
Sus brazos se apretaron. “Podemos y lo haremos.”
Viper escuchó su raspada respiración entre los apretados dientes. “Eres
molestamente aficionado a dar órdenes.”
“No, soy molestamente aficionado a ti, cariño, y debería ser estacado por no
haberme dado cuenta de lo débil que debías de estar.”
Sus directas palabras robaron momentáneamente su enfado. Un truco poco
común y Viper fue rápido en utilizar la distracción para girar y meterse en un largo
túnel lateral. Por el número de telarañas que rozaban contra su cara, él estaba
seguro de que nadie había ido por este camino desde hacía años.
“Te dije que sólo estoy mareada,” consiguió murmurar ella al final aunque su
voz había perdido algo de su ardor.
Traducido por Aremik
295
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Shay, has pasado la noche esquivando demonios, luchando con troles, y
siguiéndome a través de medio estado. Poniendo sobre todo eso el donar una gran
cantidad de sangre a un vampiro herido es un milagro que aún estés en pie.” Él tocó
con sus labios la parte superior de su cabeza. “Incluso los guerreros más poderosos
deben de vez en cuando recuperar su fuerza.”
“Pero tenemos que salir de aquí.”
Viper se agachó cuando el túnel comenzó a hacerse aún más estrecho.
“Tenemos tiempo. Como has señalado, los vampiros estarán en sus ataúdes, y yo
no puedo dejar las cuevas hasta que el sol se ponga.”
Hubo una pausa antes de que ella soltara un renuente suspiro. “Tal vez
podríamos encontrar un lugar para descansar durante unos minutos.”
“Una idea excelente.”
Ella le dio un golpe con el codo. “No seas condescendiente.”
“¿Yo?” Su expresión era de pura inocencia. “¿Condescendiente?”
“Déjalo.”
“Lo que tú ordenes, cariño.” Llegando finalmente al final del túnel, Viper miró
alrededor de la pequeña cueva. Era rocosa y húmeda, y aparentemente creada para
la incomodidad. Pero tenía el beneficio de estar aislada de las otras cuevas con una
sola entrada. Nadie sería capaz de acercarse sigilosamente a ellos.
Colocándola sobre el duro suelo, Viper se movió para sentarse a su lado y
tiró de ella dentro de sus brazos.
“Cierra los ojos y descansa, Shay,” murmuró él. “Yo vigilaré.”
Como un testimonio de cuán débil estaba ella realmente, Shay ni siquiera
intentó discutir. Colocando su cabeza sobre su hombro, ella soltó un pequeño
suspiro y en seguida cayó dormida.
Levet podría no ser horriblemente grande, o bendecido con la clase de
aterradores poderes de sus antepasados, pero él tenía más que su justa cuota de
Traducido por Aremik
296
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
inteligencia. No era una mala compensación, considerándolo todo. Razón por la cual
no estaba particularmente sorprendido cuando se despertó para descubrir a Shay
perdida en acción.
A pesar de su promesa de ser cuidadosa, él había sabido muy bien que ella
no esperaría horas para rescatar a un oh-tan-encantador vampiro. El poco buen
juicio que ella había poseído alguna vez estaba ahora evaporado en la bruma del
olvido. Ella cargaría felizmente contra cualquier peligro para rescatar a Viper.
Agg.
Era suficiente para hacer a cualquier gárgola decente querer vomitar.
Sin embargo, él no iba a dejarla caer en manos de los malvados vampiros
sólo porque ella era lo bastante estúpida como para enamorarse. Él no tenía
muchos amigos. Vale, él nunca había tenido amigos hasta Shay. Él no podía
permitirse el lujo de perderla.
Sacudiendo los trozos de piedra que se aferraban a su piel, Levet desplegó
cuidadosamente sus alas y se abrió paso hacia la cercana abertura. Él tenía que
ponerse en contacto con Dante, y rápidamente. Ellos no habían esperado que Viper
fuera llevado tan lejos de la ciudad. Incluso si ellos salían en este momento, les
llevaría horas al clan llegar hasta la aislada casa de granja. Él no podía permitirse el
lujo de perder tiempo caminando todo el camino de vuelta a Chicago para dar la
ubicación.
Una vez fuera de la cueva, él se deslizó a lo largo de la línea del acantilado,
su cola chasqueando cuando vio fácilmente a los vampiros haciendo guardia en las
sombras de la casa de granja. Él tenía que llegar al río, pero prefería hacerlo sin
tener a una manada de enojados vampiros sobre sus talones.
Por el momento el sigilo ganaba a la velocidad.
Permaneciendo en las sombras más profundas, Levet se movió casi con
dolorosa lentitud. Los vampiros eran depredadores casi perfectos. Ellos podían
utilizar todos sus sentidos para detectar a su presa. Sólo se necesitaría un guijarro
perdido siendo desplazado, o una brisa caprichosa llevando su olor en la dirección
equivocada, y su cabeza estaría decorando la pared de la casa de granja.
No era el destino más agradable.
Él viajo casi un kilómetro alejándose de los vampiros antes de dirigir su
camino hacia el inmenso río. Incluso entonces él permaneció en el suelo y
preparado para echar a volar a la menor señal de problemas.
Traducido por Aremik
297
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Su ritmo se aceleró mientras cruzaba una estrecha carretera que
serpenteaba al lado del río, y luego bajó por una brusca pendiente que estaba llena
de espesa maleza y asfixiante musgo. Él se resbaló y tropezó más de una vez, pero
afortunadamente su torpeza fue relativamente silenciosa.
Al final alcanzó la orilla del río y se arrodilló en el espeso barro. A su
alrededor, el mundo estaba vivo. Insectos, peces, mapaches curiosos y zarigüeyas
cautelosas. Pero Levet los ignoró mientras miraba fijamente dentro de las olas que
se desplazaban hacia él.
Esperando hasta que pudo por fin ver su reflejo en el agua turbia, él ondeó
una nudosa mano y pronunció las discordantes palabras de la magia en voz baja.
Hubo un trémulo resplandor de tenue luz antes de que su reflejo desapareciera y un
negro vacío tomara su lugar.
Esta, por supuesto, era la parte difícil.
Aunque él preferiría cortarse la lengua antes que admitir la verdad, su magia
no era siempre tan predecible como podría serlo. Vale, la mayoría del tiempo no era
nada más que un tiro al azar que daba como resultado pequeños fuegos, una
explosión ocasional, y una vez una dolorosa hemorragia nasal que había durado
casi veinte años.
Él no podía permitirse ningún desastre esta noche.
Construyendo con cuidado la imagen de un vampiro de cabello oscuro en su
mente, él proyectó el pensamiento en la oscura agua.
Mucho tiempo pasó antes de que por fin él pudiera detectar la borrosa silueta
del familiar rostro.
“Dante. ¿Puedes escucharme, Dante?” dijo él entre dientes.
En las profundidades del agua, el vampiro parecía fruncir el ceño y mirar a su
alrededor, como si no estuviera seguro de si había escuchado una voz o no.
Estúpidos vampiros.
“Dante, soy Levet,” gruñó él.
“¿Levet?” Las oscuras cejas se juntaron. “¿Dónde demonios estás?”
“Si despejas tu mente te lo mostraré.”
“¿Qué?”
Traducido por Aremik
298
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Levet murmuró unas pocas maldiciones escogidas. Las mantuvo lo
suficientemente bajas de modo que el vampiro no pudiera escucharlas. Él no era un
completo suicida, pero le hicieron sentirse mejor.
“Tan sólo despeja tu mente, yo haré el resto.”
Dante no parecía feliz, pero él cerró los ojos y obviamente hizo un intento por
vaciar su mente. Levet no perdió ni un segundo mientras empujaba a través del
agua sus recuerdos del largo viaje hacia la casa de granja.
Hubo un fuerte silbido cuando Dante abrió los ojos de golpe y sacudía la
cabeza.
“Está mucho más lejos de lo que pensaba. Incluso teniendo coches pasarán
horas antes de que podamos llegar.”
Levet se encogió de hombros. Nada podía hacerse para que los vampiros
llegaran más pronto.
“Os esperaré cerca de la entrada de la cueva,” prometió Levet.
“¿Qué hay de Viper y Shay?”
“No lo sé.”
Dante hizo una mueca. “Estaremos allí.”
“Daos prisa.”
Con un ondeo de su mano, Levet cerró el portal. O al menos intentó cerrar el
portal. La imagen de Dante se había ido, pero el remolino de oscuridad permaneció.
Con el ceño fruncido, él se inclinó hacia delante sólo para dar un repentino chillido
cuando un hermoso rostro nadó a la vista. Cayéndose hacia atrás en el barro, él
miró con horror como la mujer empujaba a través del portal hasta detenerse de pie
delante de él.
No era que él no apreciara la visión de una hermosa mujer.
Él podría ser pequeño, pero todo un hombre, y ningún hombre podía negar
que la pequeña mujer con curvas, con su piel color blanco puro, sesgados ojos
azules y cabello verde claro fuera un espectáculo digno de ver. Un total y completo
espectáculo digno de ver.
Ah, y no ayudaba el que ella estuviera extremadamente desnuda bajo la
transparente toga.
Traducido por Aremik
299
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Santa madre de…” Luchando contra el espeso agarre del barro, Levet
fulminó con la mirada a la mujer que estaba de pie y era sólo treinta centímetros
más alta que él. “No hagas eso.”
La mujer batió las pestañas, su sonrisa ausente. “¿Hacer qué?”
Finalmente de pie, él sacudió el viscoso musgo de sus alas. “Aparecer como
una… una… cosa que salta fastidiosamente.”
“Yo no salté.”
“Por supuesto que lo hiciste. ¿No tienes modales en absoluto?” Levet negó
con la cabeza. “Por supuesto que no, qué estoy diciendo. Eres un duendecillo del
agua.”
“Y tú eres una gárgola, aunque nunca había visto una tan pequeña. ¿Fuiste
reducida por un hechizo?”
Levet puso los ojos en blanco mientras se giraba y comenzaba a alejarse del
río a pisotones. Los duendecillos del agua podían ser visiones de belleza, pero rara
vez poseían suficiente cerebro como para llenar un dedal.
“No, no fui reducido por un hechizo. Este es el tamaño que siempre he
tenido.”
Ella revoloteó a su lado, pasando casi rozando por encima de las rocas y los
arbustos con molesta facilidad.
“No es muy imponente.”
“Cállate y lárgate, pesada.”
“Yo no soy pesada, y no puedo irme.”
“Por supuesto que puedes.” Levet movió rápidamente su mano, teniendo
cuidado de mantener sus ojos fijos en el suelo delante de él. Como un demonio, él
no podía ser hechizado por el duendecillo, pero no era completamente inmune a la
tentación. Ahora no era el momento para tan deliciosa distracción. “Vete a nadar con
los asquerosos peces.”
“Tú me invocaste, pequeña gárgola,” ronroneó ella.
“Por supuesto que no lo hice.”
“Sí, lo hiciste.”
Traducido por Aremik
300
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No lo hice.”
“Lo hiciste.”
“No lo…” Deteniéndose, Levet lanzó sus manos al aire. “Sacrebleu, esto es
absurdo. ¿Por qué no te largas?”
Ella sacudió sus largos rizos. “Ya te lo dije, tú me invocaste. Estoy atada a ti
hasta que el hechizo se rompa.”
“Estupendo, lo rompo. Estas des-invocada. Lárgate.”
Un puchero tocó sus carnosos labios. “Tú no sabes mucho para ser una
gárgola.”
Sus alas dieron un furioso zumbido. Hermosa o no, la mujer era un dolor en el
culo.
“Muy bien, dime qué debo hacer para hacerte desaparecer.”
El puchero se convirtió en un verdadero enfurruñamiento. “¿No piensas que
soy encantadora?”
“Pienso que las jirafas son encantadoras pero eso no significa que quiera una
arrastrándose detrás de mí. Especialmente una que parece que no puede mantener
su boca cerrada.”
“No eres una gárgola muy simpática.” Su piel comenzó a brillar lentamente en
la tenue luz de la luna. Era un brillo que había atraído a los marineros a su muerte
durante siglos. “Deberías decirme que soy hermosa y que anhelas estar conmigo.”
“La única cosa que anhelo es algo de paz,” gruñó Levet. “Deseo que estés
callada.”
Los ojos azules se ampliaron y sus labios
sorprendentemente no hubo nada sino bendito silencio.
se
separaron
pero
Levet frunció el ceño. ¿Ella realmente había obedecido su orden? No, eso no
había sido una orden. Había sido un deseo.
Una astuta sonrisa tocó sus labios. “¡Ah ha! Eso es. Tú me das tres deseos y
luego debes regresar a las aguas.”
Los brazos de ella se cruzaron sobre su amplio pecho mientras le miraba
airadamente y con frustración. Obviamente ella había tenido la esperanza de
mantenerle demasiado aturdido y cautivado como para razonar el modo de
Traducido por Aremik
301
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
deshacerse de ella. Mientras ella le debiera deseos, estaría libre de su prisión de
agua.
Y lo mejor de todo es que él era un demonio. Lo que significaba que cuando
ella regresara a las aguas, ella no podría obligarle a reunirse con ella.
Dando golpecitos con una gruesa garra contra su barbilla, Levet consideró
cuidadosamente lo que iba a hacer con su repentino golpe de suerte.
Él había utilizado un deseo para su silencio.
Un deseo bien utilizado, si tenía que decirlo.
Pero le quedaban dos.
Él debía decidir exactamente cómo deberían ser usados.
Dante se balanceó y alargó la mano para agarrar el borde de una mesa
cercana cuando el contacto con la gárgola fue cortado abruptamente.
Maldito demonio raquítico. Era desconcertante tener a alguien arrancándose
de su mente con tanta prisa.
“Dante, ¿qué ocurre? ¿Qué está pasando?”
Sacudiendo la cabeza, Dante se giró para mirar al oscuro y musculoso
vampiro que había entrado en la habitación. Santiago parecía claramente fuera de
lugar en el opulento esplendor del club privado de Viper. Al igual que Dante, él
prefería una sencilla camisa negra y pantalones de cuero.
Claro que ambos eran guerreros. Era Viper quién poseía la elegante
sofisticación para sentirse cómodo entre tanta grandeza.
“La gárgola,” dijo él con tono brusco.
Santiago dio una rápida mirada alrededor del vacío vestíbulo de entrada.
“¿Ha vuelto?”
“No, él se las arregló para contactar conmigo a través de un portal.”
Traducido por Aremik
302
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Un portal? No sabía que las gárgolas poseyeran tales poderes.”
Dante sonrió con humor sombrío. A pesar de sí mismo, no podía evitar que le
gustase la molesta gárgola.
“El pequeñajo parece estar lleno de sorpresas.”
“¿Ha encontrado al maestro?”
“Sí. Ellos viajaron por todo el estado. Debemos irnos en seguida.”
El vampiro tocó la pesada espada que estaba envainada en su cadera. “El
clan espera sus órdenes.”
Dando un paso hacia la escalera cercana, Dante se detuvo repentinamente.
Mierda. Él casi se había olvidado de lo más importante.
“Santiago, necesito que alguien vuelva a mi propiedad y le diga a Abby lo que
está pasando. No puedo tenerla preocupándose por mi ausencia.”
El vampiro dio un brusco paso hacia atrás, sus ojos ampliados con horror.
“¿Estás loco?”
Dante frunció el ceño. “¿Qué?”
“¿Quieres que alguien haga frente a la diosa y le diga que su compañero ha
salido volando para arriesgar su vida contra enemigos peligrosos?” Santiago le miró
con una expresión de martirio. “Puedo ser joven para tus estándares, Dante, pero no
soy estúpido.”
“Abby nunca te haría daño.”
“Ella podría no tener la intención de hacerme daño, pero yo no tengo la
intención de estar alrededor de una mujer que tiene un historial de prender fuego a
las cosas cuando pierde los estribos.”
Los labios de Dante hicieron un tic nervioso. Su compañera era una hermosa,
inteligente y extraordinariamente amable mujer, pero había habido momentos
cuando su control sobre el Fénix no fue completamente perfecto.
Durante los últimos meses, ella había conseguido chamuscar a un demonio o
dos en público, lo cual lamentablemente había persistido en la mente de muchos.
“Ella ya casi nunca prende fuego a las cosas,” protestó él.
Traducido por Aremik
303
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Casi no es nunca, amigo mío.” Los oscuros ojos se entrecerraron. “Y cuando
ella descubra que tú te has escapado de la ciudad sin ella… bueno, tú deberías
entender mi preocupación. Haz que la gárgola utilice el portal para contactar con
ella. No creo que las gárgolas sean inflamables.”
Dante soltó un resoplido. “Cobarde.”
Santiago se estremeció. “Oh, sí.”
“Estupendo.” Alargando la mano hacia la capa que había arrojado sobre una
delicada silla de madera esmaltada, Dante la deslizo alrededor de sus hombros.
“Lleva al clan hasta las afueras de Rockford34 y yo me encontraré allí con vosotros.”
Santiago soltó una tos ahogada. “¿Tienes la intención de decírselo al Fénix tú
mismo?”
“Tengo la intención de cogerla y traerla con nosotros,” dijo él secamente. “Ni
siquiera yo soy lo suficientemente estúpido para decirle que debe quedarse atrás.”
Santiago soltó una repentina carcajada. “La edad realmente trae la sabiduría.”
“Blandengue,” murmuró Dante mientras se marchaba de la habitación.
Rockford: localidad situada al norte del estado de Illinois y a ambas orillas del río Rock, afluente
del Mississippi.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:46 pm

Capítulo 23
Shay luchó por abrirse paso arrastrándose fuera de la pegajosa oscuridad.
No fue una tarea agradable mientras se daba cuenta de que tenía un calambre en el
cuello y cada músculo estaba agarrotado por dormir sobre el duro y húmedo suelo.
Por supuesto, no todo fue malo, tuvo que admitir. Nada podía ser realmente
terrible cuando su cabeza estaba apoyada sobre el hombro de Viper y sus fuertes
brazos estaban envueltos sobre ella.
Permitiéndose a sí misma un momento para simplemente embeberse en el
olor de su piel y la sensación de su cuerpo junto al suyo, Shay finalmente obligó a
sus ojos a abrirse.
“¿Qué hora es?” preguntó ella con voz ronca.
“Media hora pasado el anochecer.”
Las telarañas fueron arrancadas de su mente cuando ella se sentó derecha
de repente. Debajo de ella, Viper permaneció tendido sobre la dura piedra, su
hermoso rostro color marfil y su largo cabello plateado las únicas cosas visibles en
la oscuridad.
“¿Por qué no me despertaste?”
“Lo intenté varias veces, pero tú te negaste a obedecer,” murmuró él. “De
hecho, me llamaste por una serie de nombres bastante inquietantes y amenazaste
con estacarme.”
Ella entrecerró los ojos. “No te creo.”
Sus labios temblaron. “Muy bien, si quieres saber la verdad estaba
disfrutando viéndote dormir.”
“Ew. No hagas eso.”
Él alzó sus cejas. “¿Hacer qué?”
“Verme dormir. Me da repelús.”
Traducido por Aremik
305
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Por qué?”
“Porque sé que debía de estar babeando.”
“Sólo un poco y fue bastante lindo.”
Una reacia sonrisa tocó su boca. “Para ya.”
Viper se levantó lentamente hasta quedar sentado a su lado. Él alargó los
brazos para ahuecar su rostro en sus manos.
“Shay, no importa lo que hagas mientras duermes. Tenerte en mis brazos,
sentir su calor, es una alegría que atesoro. Seguramente ahora ya sabes que lo
sacrificaría todo por ti, ¿verdad?”
Su aliento se detuvo y la mera tarea de respirar se volvió difícil. “¿Viper?”
La oscura y fascinante mirada destelló sobre su cara, su expresión imposible
de leer.
“¿Te estoy asustando?” preguntó él.
Su boca estaba seca y su corazón atrapado en algún lugar de su garganta.
¿Pero asustada?
Nah.
“Por si no te habías dado cuenta, no me asusto tan fácilmente,” se obligó a
decir a sí misma.
Sus dedos se tensaron. “Me he dado cuenta de que estás molestamente
ansiosa por arriesgar tu vida, pero eres mucho más cautelosa cuando se trata de tu
corazón.”
Su mirada descendió a la carnosa y sensual curva de la boca de él. “Las
heridas del corazón son mucho más difíciles de curar que las heridas del cuerpo.”
Él presionó su frente contra la suya. “Yo nunca te haría daño, Shay.”
Sus labios susurraron sobre su piel enviando un mágico cosquilleo hacia
abajo por su columna. Ella quiso besarle y mostrarle exactamente lo que ardía en su
corazón. Recorrer suavemente sus manos sobre su duro y musculoso cuerpo.
Ofrecerse a sí misma sin reservas.
Eso era una cosa fácil.
Traducido por Aremik
306
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Era hacer pasar las palabras a través de sus labios lo que estaba
demostrando ser el problema.
Ella solamente lo sentía tan… cursi.
“¿Qué es lo que quieres de mí?” preguntó ella finalmente.
“Tu confianza, tu amor, tu misma alma. Lo quiero todo de ti.”
Su risa salió como un susurro entrecortado. “No pides mucho.”
“Es lo que todos los vampiros piden de sus compañeras.”
Ella se apartó, sus ojos muy abiertos. “¿Compañera?”
Él estudió expresión igual a la de un ciervo ante los faros de un coche con
una leve sonrisa.
“Sí. Tú eres mi compañera, Shay. Tú eres la mujer destinada a estar a mi
lado por toda la eternidad.”
“Pero…” Ella fracasó en encontrar un pensamiento razonable que pasase por
su mente. “Ni siquiera sabemos si yo tengo una eternidad.”
“Ninguno de nosotros puede decir con exactitud cuánto tiempo tenemos. El
destino es caprichoso incluso para los inmortales,” dijo él en voz baja. “Pero
cualquier día y noche que tengamos, quiero que las compartas conmigo.”
Ella bajó los ojos cuando una oleada de emoción amenazó con hacerla
lloriquear como un bebé.
“Éste difícilmente es el momento o el lugar para tal discusión.”
“Es posible, pero necesito escucharte decir las palabras, cariño.” Él alisó un
mechó extraviado detrás de su oreja. “Necesito que me digas que te preocupas por
mí.”
Ella se retorció con inquietud. Era estúpido. Mucho más que estúpido. Pero
ella preferiría enfrentarse al Lu antes que admitir la verdad que estaba grabada en
su corazón.
“Tú sabes que lo hago.”
“Las palabras, cariño,” le instó él. “¿No puedes decirlas?”
Traducido por Aremik
307
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“No es fácil para mí.”
Hubo una larga y dolorosa pausa antes de que él soltara un suspiro y
retrocediera. “No, no es fácil. Vamos, no debemos quedarnos mucho tiempo.”
Como para demostrar cuan estúpida era ella realmente, una oleada de pánico
corrió a través de ella. Éste era el momento más importante de toda su vida y ella
estaba echándolo a perder. Echándolo a perder con glorioso y alucinante éxito.
Y todo porque ella era una completa y total cobarde.
Duro de admitir, pero ahí estaba.
Alargando la mano, ella agarró el tejido hecho jirones de su camisa. “¿Viper?”
Deteniéndose por su toque, él la miró con una expresión cautelosa. “¿Qué
pasa?”
“¿Shay?”
Tú puedes hacerlo, Shay. Y si no puedes, entonces no te mereces para nada
a este hombre.
Fin de la historia.
Ella se movió hasta que estuvo fuertemente apretada contra él, su expresión
severa por la determinación.
“Te amo.”
Hubo un sorprendido silencio mientras él absorbía sus repentinas palabras.
No habían sido elegantes, o especialmente originales, pero eran sinceras.
Eso tenía que contar para algo.
Al final una sonrisa curvó sus labios. Una lenta y hermosa sonrisa que envió
un cálido torrente de placer a través de todo su cuerpo.
“Yo también te amo, cariño.” Bajando la cabeza, él la besó con una feroz y
hambrienta posesión antes de retirarse para estudiarla con ojos relucientes.
“Pensaba que comprándote a Evor y trayéndote a mi casa me desharía de mi
obsesión contigo. No fui para nada tan listo como pensaba.”
“Para nada,” susurró ella.
Traducido por Aremik
308
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él tocó su mejilla suavemente, como si estuviera tocando el objeto más
delicado.
“Por supuesto, hay unas pocas compensaciones,” murmuró él.
“Tengo miedo de preguntar.”
Él asumió su expresión más arrogante. “Nunca volveré a ser acosado por
esas molestas mujeres que están desesperadas por tenerme en su cama. O entrar
en los clubes nocturnos a través de la puerta trasera por temor a provocar un
disturbio. O tener adictas a la sangre siguiéndome y pidiéndome un mordisco.”
Shay puso los ojos en blanco. “Es una lástima que nadie esté dispuesto a
pagar una mierda por eso. Serías rico.”
Su suave risita rozó sobre su piel. La parte inferior de su cuerpo se apretó en
deliciosa respuesta.
Deliciosa.
“Ah, pero tú eres rica,” susurró él en su oreja.
Ella se apartó con una mueca. “No me lo recuerdes. Por el momento eso es
algo que preferiría no considerar.”
Los oscuros ojos brillaron con diversión. No era sorprendente. ¿Qué mujer se
quejaría alguna vez de tener demasiada riqueza?
Era como ser demasiado delgada. O demasiado hermosa. Simplemente no
pasaban tales cosas.
“¿Preferirías vivir en una sórdida ruina y luchar por sobrevivir?”
“Eso es lo que he hecho toda mi vida,” replicó ella con un indicio de desafío.
“Ya no más.” Su propio tono era firme. “Tengo la intención de colmarte de
lujos.”
Shay dio un tirón de su trenza. Una clara señal de su malestar. “Eso es lo que
me asusta.”
Viper negó con la cabeza. “Eres la criatura más extraña.”
¿Extraña? ¿Ella?
¡Ha! Eso era sin duda la sartén llamándole negro al cazo. O algo parecido.
Traducido por Aremik
309
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Ella entrecerró su mirada. “Aún no estamos emparejados, vampiro.”
Su expresión se suavizó de repente con una ternura que trajo un pequeño
dolor al centro de su pecho.
“Aún no, pero pronto. Muy, muy pronto.” Él se abalanzó hacia delante para
robar un desgarrador beso antes de retirarse con triste desgana. “Ahora realmente
debemos ponernos en marcha.”
Ponerse en marcha era la última cosa que Shay quería. No con sus labios
cosquilleando por su toque, y su corazón retumbando contra su pecho.
Afortunadamente, ella no había perdido completamente la razón y cuando
Viper se puso en pie y tendió su mano, ella le permitió de buena gana tirar de ella
hacia arriba.
“Au.” Ella aspiró bruscamente cuando todo su cuerpo se apretó en protesta
ante el repentino movimiento. “Debía de estar más cansada de lo que pensaba.”
La preocupación tocó su expresión. “Estabas debilitada y con una gran
necesidad de descanso. ¿Cómo te sientes?”
Ella frotó su dolorido cuello. “Como si hubiera estado durmiendo sobre un
montón de piedras.”
Él deslizó un dedo bajo su barbilla. “¿Además de eso?”
“Estoy bien.”
“¿Estás segura?”
Ella sabía que él aún estaba preocupado por la cantidad de sangre que había
tomado de ella, y ella tomó su mano para besar suavemente sus dedos.
“Sí, estoy segura.”
Él apretó sus dedos. “Entonces vamos a salir de aquí.”
Le permitió tomar la iniciativa puesto que ella sólo tenía un borroso recuerdo
de ser llevada al interior de la estrecha cueva. Un testimonio de lo débil que había
estado realmente.
Se movieron en silencio, ambos agudamente conscientes de que con la caída
de la noche los vampiros estarían fuera de sus ataúdes y rápidamente en busca de
Traducido por Aremik
310
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
su desaparecido prisionero. No importa lo vastas que sean las catacumbas, no les
llevaría mucho tiempo localizarles.
Como resultado, Shay estaba tan concentrada en tratar de moverse con la
misma silenciosa elegancia de Viper que casi no vio el túnel donde ella había
captado la esencia de los humanos la primera vez.
Dándole un tirón a su mano, ella le obligó a detenerse. “Espera, Viper,
debemos ir por aquí.”
“No. Ese conduce demasiado cerca de las cuevas ocupadas.”
“Ahí es donde olí al trol.”
Sus rasgos se tensaron. Él quería sacarla a rastras de las cuevas. Él quería
esconderla en algún profundo agujero donde ningún monstruo malvado pudiera
poner sus manos sobre ella. Ella podía leerlo en cada dura línea de su cuerpo.
Afortunadamente, él era lo suficientemente sabio como para darse cuenta de
que ellos ya no podían simplemente correr y esconderse.
“¿Todavía lo hueles?” preguntó él a regañadientes.
Ella tomó una profunda inspiración. “Es débil, pero sí, ahí está.”
“No puedo detectar nada.”
Percibiendo su latente frustración, Shay se movió por el túnel. El olor a trol
era definitivamente más fuerte. Ella no se lo estaba imaginando.
“Debe de haber un glamour35 disimulando su presencia.”
Viper la siguió de cerca. “Styx nunca permitiría la presencia de brujas en
estas cuevas. Ellas serían un peligro para el Anasso.”
“Hay demonios capaces de realizar magia rudimentaria.”
“Bastante cierto,” reconoció él, aunque ella aún podía sentir la tensión que
zumbaba por todo su gran cuerpo. “Pero, ¿por qué están en estas cuevas y por qué
ocultan el olor del trol?”
Esas eran preguntas para las que Shay no tenía respuesta, así que ella
simplemente siguió moviéndose hacia delante.
NdT: ‘Glamour = Encanto’ término empleado para referirse a un poder mental o magia que permite
manipular la mente de otras personas o modificar la percepción de las cosas.
35
Traducido por Aremik
311
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
No era una mala estrategia hasta que ellos giraron en una esquina y por
delante no había nada más que rocas.
“No es que dude de tus habilidades de rastreo, cariño, pero esto se parece
mucho a un callejón sin salida,” murmuró él sobre su hombro.
Shay estudió con el ceño fruncido la roca lisa que bloqueaba el paso. “Un trol
ha pasado por aquí y no hace mucho tiempo.”
“Styx utilizó troles para atraernos fuera de la protección del Fénix. No significa
necesariamente que Evor esté aquí.”
“No, pero tenemos que comprobarlo.” Ella luchó contra una repentina oleada
de miedo. El túnel era reducido y lleno de espesa oscuridad. Una asfixiante
oscuridad que amenazó con retenerla durante una eternidad. Instintivamente, ella
alargó el brazo para agarrar la mano de Viper. En el momento en que ella tocó su
fría carne, las oleadas de pánico desaparecieron. Ella no podía vacilar. No ahora.
“No podemos dejarle atrás si ellos le han capturado.”
“Maldita sea.” Él le dio un apretón casi doloroso a sus dedos antes de aceptar
lo inevitable. “¿Puedes encontrar un camino para pasar?”
“Puedo intentarlo.” Moviéndose hacia delante, ella rozó sus manos sobre la
roca. Solo le llevó unas pocas pasadas descubrir finalmente la sensación de
hormigueo que advertía de un hechizo. Presionando su mano hacia delante, pareció
hundirse a través de la pared de piedra. “Aquí. Un glamour. Es muy débil y no está
muy bien hecho.”
Viper hizo un pequeño sonido con su garganta. Los vampiros poseían una
gran desconfianza de la magia. Cualquier magia.
“Pero efectivo,” murmuró él.
Ella se giró con una leve sonrisa. “Sólo contra los vampiros, o los humanos
que no pueden sentir la magia.”
“La pregunta sigue siendo quién y por qué.”
“Sólo hay una forma de averiguarlo.”
Sus ojos se cerraron brevemente mientras él negaba con la cabeza. “No me
gusta esto.”
“A mí tampoco, pero para ser honesta espero que Evor esté ahí abajo. Quiero
que esto termine.” Ella alargó la mano para tocar ligeramente su brazo. Bajo sus
Traducido por Aremik
312
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
dedos, sus músculos estaban anudados tan duro como el acero. “Estoy cansada de
tener miedo, Viper. Estoy cansada de correr.”
Sin previo aviso, Shay estuvo envuelta fuertemente en los brazos de Viper, su
cabeza presionada contra su pecho mientras él tocaba sus labios contra su frente.
“Lo sé, cariño. Tan sólo prométeme…”
A pesar de la indudable alegría de estar en sus brazos, Shay se tensó ante
sus palabras.
“Si dices que no haga nada estúpido, voy a estacarte realmente.”
Él soltó un resignado suspiro. “Ni siquiera soñaría con ello.”
Apartándose, ella le lanzó una mirada. “Hombres.”
Styx acababa de levantarse cuando el golpe en la puerta hizo eco a través de
su limitada y árida habitación.
Por un momento él deseó ignorar al vampiro que sentía de pie en el otro lado
de la puerta. Él estaba preocupado. La preocupación profunda en su corazón y
ninguna cantidad de cavilación parecía ser capaz de aliviar su sensación de agitada
ira.
Así no era como se suponía que debía ser.
Él había dejado atrás su pasado de salvaje violencia. Él ya no estaba
gobernado por su deseo de conquistar y destruir a cualquiera que se interpusiera en
su camino.
Si los vampiros querían prosperar en este mundo cada vez más peligroso,
entonces tenía que haber paz. Ellos no podrían sobrevivir si estaban tan ocupados
matándose unos a otros que perdían de vista a sus enemigos.
Era una creencia que él tenía tan clara como su propia vida.
Pero, ¿valía esa paz cualquier sacrificio?
Traducido por Aremik
313
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Esa era la pregunta a la que se enfrentaba ahora. Y una para la que él no
tenía respuesta.
El golpe volvió a sonar. Más insistente.
Con un suspiro, Styx tocó el medallón que colgaba de su cuello antes de
cruzar la habitación y abrir la puerta.
Como era de esperar, un Cuervo estaba de pie en el túnel. Aunque el
vampiro estaba oculto por la pesada capa con su capucha sobre la cabeza, Styx
podía ver un atisbo de su pálido rostro. Un rostro marcado por una expresión
preocupada.
Una expresión que se estaba volviendo demasiado familiar entre sus
hermanos.
Él no era el único preocupado por la inconfundible enfermedad del Anasso. Y
las sospechas no expresadas que traía.
El vampiro hizo una pequeña reverencia. “Maestro.”
“Sí, DeAngelo, ¿qué pasa?”
“El prisionero.”
Styx extendió la mano para agarrar el borde de la puerta. Si él poseyera un
latiente corazón, este se habría detenido.
“¿Viper? ¿Él no está… él aún vive?
“Sí, maestro.”
Sus dientes se apretaron ante el feroz alivio que corrió a través de él. “¿Qué
ha pasado?”
“Él ha escapado.”
No era en absoluto lo que Styx había esperado.
“Imposible,” gruñó él, pasando al vampiro y cargando por el oscuro túnel.
Viper había sido herido gravemente. No había ninguna posibilidad de que él
se curase lo suficiente como para haber escapado. Incluso si alguien había venido a
rescatarle, habría sido horriblemente cruel moverle mientras tenía tanto dolor.
A menos que…
Traducido por Aremik
314
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Su ritmo se convirtió en casi un borrón mientras se deslizaba a través de los
túneles hacia las cuevas inferiores que contenían a Viper.
Sólo se detuvo cuando había entrado en la cueva y la encontró vacía y las
cadenas de plata destruidas.
Olfateando el aire, él soltó un profundo gruñido con su garganta. “La Shalott.”
DeAngelo se detuvo a su lado. “Sí.”
Tenía que serlo, por supuesto. Sólo la preciada sangre de la Shalott habría
curado a Viper lo bastante como para escapar.
“¿Tienes a alguien siguiéndoles la pista?”
Hubo una sorprendida pausa antes de que su compañero bajara finalmente la
cabeza, como si se disculpase en silencio.
“No, maestro. Pensamos que era mejor esperar sus órdenes.”
Styx absorbió las débiles palabras, bien consciente de que se estaba diciendo
mucho más.
Los Cuervos estaban entrenados para obedecer sin preguntar y con absoluta
lealtad. El mero hecho de que DeAngelo no había ido en persecución de Viper en el
momento en que descubrió que el prisionero había desaparecido señalaba cómo de
sacudida estaba su confianza.
Styx se tragó un suspiro. “Bloquea las salidas para asegurar que no se les
permite dejar las cuevas, pero no os acerquéis a ellos.” Su expresión contenía un
indicio de advertencia. “No quiero un derramamiento de sangre a menos que seáis
atacados. ¿Me entiendes?”
“Por supuesto, maestro.”
El alivio era palpable en el aire cuando DeAngelo hizo una profunda
reverencia y giró para dejar la cueva.
Una vez solo, Styx se inclinó para tocar la sangre que permanecía
encharcada sobre el suelo.
La Shalott estaba aquí. Y muy pronto los Cuervos la encontrarían.
Se había agotado el tiempo.
Traducido por Aremik
315
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Había pocos que acusarían a Levet de un exceso de paciencia. La mayoría
de los que le conocían asegurarían que su temperamento era descaradamente
mordaz.
Por el momento, él era tan mordaz como el infierno.
Deteniéndose en el borde de los acantilados, él se giró para echar una
ceñuda mirada a la mujer que estaba agitando sus brazos y contorsionando su
rostro hasta que él pensó que se le podrían salir los ojos.
Él había pensado que nada podía ser peor que su agitada lengua. Su ridículo
intento de farsa había demostrado que estaba equivocado.
“¡Oh, para ya! Te vas a sacar un ojo,” gruñó él, sus alas batiendo con fastidio.
“Sacrebleu, puedes hablar.”
Casi temblando de furia, ella golpeó el suelo con el pie. “Esa fue una cosa
horrible de hacer. Eres una malvada, malvada gárgola.”
Él entrecerró su mirada. “No lo olvides, sigo teniendo dos deseos más,” le
advirtió él. Él esperó hasta que el enfurruñado mohín regresó a su rostro. “¿Cuál es
tu nombre?”
“Bella.”
Levet puso los ojos en blanco. No había nacido el duendecillo que no tuviera
un nombre que de algún modo significara belleza.
“Increíblemente original.”
Un indicio de confusión tocó su rostro. “No realmente. Mis seis hermanas se
llaman todas Bella.”
“¿Y tu madre?”
“Bella.”
“Por supuesto.”
Traducido por Aremik
316
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Batiendo sus pestañas, el duendecillo le miró con los ojos abiertos. “¿No te
gusta el nombre Bella?”
“Mon dieu, no importa.”
Girando sobre sus talones, Levet se movió para entrar en la estrecha
abertura.
Sorprendentemente, el duendecillo provoca-dolores-de-cabeza no estaba
pisando su cola o molestando a sus alas en su prisa por mantenerse con él. De
hecho, una mirada sobre su hombro reveló que ella se había clavado en sus talones
y colocado sus manos sobre las caderas.
La típica pose de una mujer a punto de ser ridículamente testaruda.
“¿No iremos a entrar ahí, verdad?” preguntó ella.
“¿Tienes miedo de los vampiros?”
“Claro que no, pero no me gustan los diablillos.” Ella arrugó su bonita nariz.
“Repugnantes y malolientes criaturas.”
“¿Diablillos?” preguntó Levet.
“Sí. Hay uno que vive ahí.”
Un ceño fruncido se colocó en la frente de Levet. Las sorpresas nunca eran
una buena cosa.
“¿Qué están haciendo los vampiros con un diablillo?”
“Él roba humanos.”
Bueno, eso no aclaraba exactamente nada.
“Un clan de vampiros difícilmente necesita la ayuda de un diablillo si quieren
unos pocos humanos para un tentempié.”
“Sólo un vampiro bebe de los humanos, y sólo humanos muy especiales.”
“¿Especiales? ¿Qué quieres decir con especiales?”
Con un arrebato de impaciencia, Bella se giró para dirigirse hacia una zona
de árboles que se aferraban tenazmente al rocoso suelo. Ella señaló hacia el suelo
cuando Levet se movió para reunirse con ella.
Traducido por Aremik
317
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Los humanos que vienen a clavarse esas agujas sobre sí mismos.”
Levet dio un apresurado paso hacia atrás. Él no era un experto sobre
humanos, pero sabía lo bastante como para reconocer las jeringuillas hipodérmicas
esparcidas sobre el suelo, y para saber que ellos las usaban para algún tipo de rara
droga.
“Maldita sea.”
“¿Ahora podemos ir a algún lugar y besarnos?” preguntó Bella, sus manos
alargándose para tocar ligeramente sus cuernos. “Yo soy mucho más divertida que
esos estúpidos vampiros. Jugaré con tus alas.”
“Ahora no…” Las palabras gruñidas por Levet se perdieron en un suave
suspiro cuando sus hábiles dedos acariciaron bajando por su cuello y pasaron como
una pluma sobre sus alas. “Oh.”
“Soy muy buena.”
Ella lo era. Sus alas temblaron bajo la suave exploración. Pocos se daban
cuenta de cuán sensibles podían ser las alas de una gárgola.
Sus ojos comenzaron a cerrarse antes de que él echara a un lado tristemente
el seductor placer.
Shay podría muy bien estar en peligro.
Él no tenía tiempo para tales distracciones.
Maldita sea.
“Non, non. Quiero que me hables de tus poderes.”
Ese familiar mohín regresó mientras ella seguía jugando con sus alas. “Estoy
tratando de mostrártelos.”
“Tus poderes mágicos.” Levet luchó por apartar impacientemente sus manos.
“Precisamente, ¿qué tipo de deseos puedes conceder?”
Ella soltó un cansado suspiro. “Cualquier cosa que desees. Riqueza, belleza,
amor.”
Una idea comenzó a formarse en la mente de Levet. “En realidad, yo estaba
pensando en algo un poco más exótico.”
Traducido por Aremik
318
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Su expresión se llenó de sospecha ante sus palabras. Tal vez ella era un
poco más brillante de lo que pensaba.
“¿Exótico?”
“No puedo simplemente sentarme aquí esperando a Godot36, teniendo la
esperanza de que Shay pueda sobrevivir hasta que llegue la caballería. Tengo que
hacer algo ahora, y tú vas a ayudarme.”
NdT: Referencia a la obra de teatro de Samuel Beckett, ‘Esperando a Godot’, en la que dos
personajes, Vladimir y Estragón, esperan a alguien llamado Godot, el cual no aparece.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:46 pm

Capítulo 24
De alguna manera, las cuevas ocultas consiguieron ser aún más miserables
de lo que incluso Viper había temido.
Agua salobre rezumaba por las paredes, charcos desperdigados por el suelo
de piedra, y el fuerte olor de la muerte y la descomposición flotaba en el aire.
Cada instinto de Viper picaba con advertencia.
Él era un estúpido por permitir a Shay permanecer en este lugar. En cualquier
momento Styx los descubriría y el Anasso la drenaría sin un atisbo de
remordimiento. Él debería arrojarla sobre su hombro y salir corriendo tan rápido y
tan lejos como fuera posible.
Desafortunadamente, él no podía negar que sería aún más estúpido huir
antes de descubrir si Evor estaba en manos de los Cuervos.
Si ellos le tenían a su alcance… ni todo el correr del mundo mantendría a
Shay a salvo.
Por las jodidas pelotas del diablo.
Manteniéndose sobre el olor del trol, Viper se detuvo cuando se acercaron a
una gran cueva. Él podía sentir a los mortales que se acurrucaban en la oscuridad.
Él podía oler su decadente desesperación.
Dudó por un momento, rebelándose ante la idea de obligar a Shay a soportar
ser testigo de tal miseria. Sus dudas, sin embargo, solamente le dieron a la
testaruda Shalott la oportunidad de pasarle, su propio intensificado sentido del olfato
llevándola directamente a la repugnante cueva.
“Humanos,” murmuró ella, su cuerpo tensándose mientras ella miraba
fijamente dentro de las sombras hasta ver realmente a los demacrados cuerpos
amontonados juntos sobre el húmedo y frío suelo. “Cristo, ¿por qué no corren?”
Viper hizo una mueca antes de señalar hacia el suelo cubierto de jeringuillas.
“Mira más de cerca, cariño.”
Traducido por Aremik
320
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Drogas.” Ella se giró para fruncirle el ceño con confusión. “¿Son adictos a las
drogas?”
“Sí.”
“Pero… ¿qué están haciendo aquí?”
Sus colmillos se alargaron cuando la desagradable verdad se estrelló contra
él. Incluso cuando había sospechado el por qué el Anasso necesitaba la sangre de
Shay, no había querido creerlo. Una parte de él todavía se había aferrado a la
esperanza de que su líder no hubiera caído tan bajo.
Su mirada osciló sobre la media docena de mortales que olían a podrida
muerte. Esa persistente esperanza se había ido.
El Anasso estaba más allá de la redención.
Él lo vería muerto antes de permitirle permanecer en el poder.
“Están destruyendo a un vampiro una vez grande,” admitió él, su tono
cansado. La traición pesaba en su corazón. “Esto es el por qué estás siendo
cazada, Shay. Nuestro… líder se ha vuelto un adicto justo como estos humanos son
adictos, y su sangre le está matando.”
“¿Matándole?” El asombro en su cara podría haber sido divertido si la
situación no hubiera sido tan grave. “Ni siquiera sabía que eso era posible.”
“No hemos sido demasiado ansiosos por revelar tales debilidades a los
demás,” dijo él secamente. “Es una de esas cosas básicas-necesarias-de-saber.”
Ella rechazó sus impertinentes palabras. “Así que, ¿si bebes de humanos que
toman drogas te vuelves adicto tu mismo?”
“Es una peligrosa posibilidad,” admitió él. “Una que rara vez ocurre ya que es
uno de nuestros pocos delitos penados con la muerte.”
“Pero, si el vampiro está destinado a morir de todos modos, ¿por qué
matarle?” preguntó ella.
“Porque se vuelven locos antes de morir. Sólo en el último siglo un vampiro
consiguió saquear y masacrar a toda una aldea en China antes de matar a tres de
los vampiros enviados para capturarlo. Ahora, ellos ejecutados en el momento en
que son descubiertos.”
Ella estudió su sombría expresión antes de sacudir lentamente la cabeza.
“Obviamente no todos son ejecutados.”
Traducido por Aremik
321
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper se estremeció ante la acusación. “No.”
Envolviendo sus brazos alrededor de su cintura, ella tuvo un visible
estremecimiento. “Sigo sin entender qué tiene esto que ver conmigo. Mi sangre no
está contaminada con esa porquería.”
“Justo lo contrario.”
“No entiendo.”
“Posee una cura.” Él aferró sus manos a sus lados. Él quería tener sus dedos
alrededor de la garganta de alguien. Preferiblemente la del Anasso. “Lo dijiste tú
misma, cariño. Tu sangre puede curar cualquier cosa excepto la muerte. Justo como
tu padre, vas a ser sacrificada.”
Ella palideció cuando se dio cuenta de la verdadera magnitud del peligro que
la rodeaba.
Sólo ella podía salvar la existencia de un legendario líder.
¿Qué vampiro no ahogaría el mundo en sangre por ofrecerla como sacrificio?
Sus labios se separaron pero antes de que ella pudiera hablar, un cosquilleo
familiar corrió sobre la piel de Viper y con un suave movimiento había tirado de ella
detrás de él y girado para encarar al vampiro que se acercaba.
“Él tiene razón, por supuesto,” murmuró Styx, su fría expresión no revelando
nada de sus emociones. “Su sangre es bastante preciada.”
“Pensé que olía tu hedor,” gruñó Viper.
“No hay necesidad de ser ofensivo, Viper,” le reprendió Styx suavemente.
Sin advertencia, Shay empujó pasando a Viper, su rostro encendido por la ira.
“¿No hay necesidad?… ¿Por qué tú viscoso, traicionero, lastimoso pedazo de
mierda…?”
“Shay, no,” gritó Viper.
Agarrándola por la cintura, él consiguió evitar que atacara al peligroso
vampiro.
Maldita mujer, ¿qué creía que estaba haciendo? Ella no era rival para un líder
de clan. Especialmente no para este líder de clan en particular.
Traducido por Aremik
322
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Casi gruñendo de disgusto, Viper puso su cuerpo delante de la imprudente
mujer tan sólo para tensarse por la sorpresa cuando él la sintió deslizar una daga
dentro de su mano.
Bueno… demonios. Ella había distraído deliberadamente a Styx para que
pudiera colarle a él su arma oculta. Uno de estos días él iba a tener que dejar de
subestimar a su peligrosa belleza.
Al menos él poseía el suficiente sentido común como para mantener la daga
oculta por sus piernas mientras Styx caminaba hacia delante y miraba a Shay con
una pequeña y casi triste sonrisa.
“Enérgica y hermosa,” dijo él. “No es de extrañar que sientas tanto apego por
ella, viejo compañero.”
“Es mucho más que un mero apego,” le corrigió Viper. “¿Dónde están los
Cuervos?”
Styx se detuvo demasiado lejos de Viper como para ser golpeado sin
advertencia. El anciano vampiro nunca había sido conocido por su temeraria
estupidez.
Su guardia nunca estaría completamente bajada.
“He colocado guardias para asegurar que vosotros no os escabullís fuera de
las cuevas,” dijo Styx.
Viper alzó sus cejas. “¿Has venido para llevarte a Shay por ti mismo? Cuán
exquisitamente insultante para ti.”
Algo que podría haber sido remordimiento brilló sobre los bronceados rasgos
incluso mientras el guerrero sacaba suavemente su espada de su vaina.
“No deseo pelear, Viper.”
“No puedo decir que esté demasiado ansioso de luchar tampoco, Styx, pero
yo no soy uno de tus Cuervos. Yo no obedezco sin preguntar.”
Moviéndose hacia el medio del túnel de modo que él tuviera bastante espacio
para balancear su mortal espada, Styx le miró con una indescifrable expresión.
“¿Cómo encontrasteis este túnel?”
“El glamour sólo es eficaz contra los vampiros. Deberías haber pensado en
eso cuando estabas ocultando a los patéticos humanos.”
Traducido por Aremik
323
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Con cegadora velocidad él hizo un quiebro hacia delante, hundiendo su daga
hacia el brazo de la espada de Styx. Styx contrarrestó fácilmente, pero mientras él
bloqueaba la daga con su espada, Viper se movió para plantar una sólida patada en
el estómago de su oponente.
Styx gruñó pero consiguió mantenerse en pie, su espada cortando el aire
para forzar a Viper a retroceder.
“El glamour era eficaz contra mí también, viejo compañero,” dijo él mientras
mantenía una cautelosa mirada sobre Viper.
Viper se movió hacia un lado. “¿Afirmas no tener conocimiento de esta
pocilga?”
“Conocimiento, no.” Los oscuros ojos brillaron con frustración. “¿Sospechas?
¿Temores? Sí.”
Viper hizo otra finta, más para mantener a Styx fuera de guardia que como un
verdadero intento de hacerle daño. Cualquier sed de venganza por haber sido
torturado fue olvidada por la necesidad de proteger a Shay.
Él tenía que sacarlos de aquí de algún modo.
Con todas las partes de su cuerpo aún intactas.
Las probabilidades no eran buenas.
“Y sin embargo aún pretendes que el Anasso puede ser restaurado a su
antigua gloria.” Él hizo un brusco movimiento hacia los humanos que estaban
durmiendo en su bruma de las drogas. “Él está más allá de la salvación, Styx.
Incluso si él es curado no hay medios para salvarle de sí mismo. ¿Acaso puedes
negarlo?”
Styx siseó suavemente. “No. Ya no más.”
Viper parpadeó, no del todo seguro de haber escuchado correctamente.
“¿Admites que tu causa es imposible?”
Los oscuros ojos se movieron hacia los humanos con evidente reticencia.
“Admito que he sido engañado y manipulado. Y que ya no puedo aferrarme a la
confianza que me ha sostenido.”
“Habla con claridad, Styx,” dijo Viper entre dientes, la daga aferrada en sus
manos. “No habrá malentendidos entre nosotros.”
Traducido por Aremik
324
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
La espada bajó lentamente mientras Styx soltaba un cansado suspiro. “No te
detendré de llevarte a la Shalott y dejar estas cuevas.”
“¿Qué hay de tus Cuervos?” preguntó él.
“Yo…” Styx se tensó ante la pesada asquerosidad que se rizó llenando el
aire.
Viper se agachó preparándose para un ataque. Él no necesitaba la asustada
expresión de Styx para decirle que estaban bajo ataque. El oscuro poder que
cosquilleó sobre su piel era advertencia suficiente.
El problema era que él podía sentir el fuerte mal, pero no podía ver ni una
sangrienta cosa.
Él lanzó un ceño fruncido hacia Styx. “¿Qué es eso?”
“El Anasso. Él ha sentido a la Shalott.”
“Mierda. Debemos salir de aquí.”
Viper se giró hacia Shay justo cuando la oscuridad se cerraba alrededor de
ella.
Sus ojos se ampliaron mientras su mano se extendía hacia Viper que ya
estaba corriendo en su dirección.
“¿Viper?” susurró ella y entonces su cabeza se inclinó hacia atrás mientras
un grito era arrancado de su garganta.
“No.” Él llegó a su lado justo cuando ella se desplomó en sus brazos.
Alzándola en el aire, él estudió su pálido rostro con una oleada de aterrorizado
pánico. Él podía sentir el latido constante de su corazón, pero su piel estaba pálida y
sudorosa, y ella se negaba a despertar. “Shay. Háblame.”
Styx cruzó el estrecho espacio hasta situarse junto a su hombro. “Ella está en
poder del Anasso.”
Frío terror apretó el corazón de Viper. Él había sabido que el anciano vampiro
poseía poderes más allá de cualquiera de ellos, pero no se había dado cuenta de
que él podía extenderse y tocar físicamente a otros a distancia.
Viper apretó a Shay contra su pecho, su larga trenza colgando por encima de
su brazo.
“¿Cómo puedo salvarla?”
Traducido por Aremik
325
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Debemos llevarla hasta él,” dijo Styx en voz baja.
Levantando la cabeza, Viper fulminó con la mirada a su compañero con
aguda furia. “Nunca.”
“Sólo el Anasso puede liberarla de su poder.”
Viper dio un paso hacia atrás, sus colmillos extendidos. “Me has engañado.”
Manteniendo sus manos hacia arriba, Styx intentó parecer inofensivo. Un
gesto que se echó a perder cuando la larga y mortal hoja brilló en el resplandor de la
luz de las antorchas.
No es que él no hubiera sido tan letal sin la espada.
“No, Viper, esto no es ningún truco,” protestó él, sus ojos brillaban con una
intensa e ilegible emoción. “No me di cuenta de que él aún poseía tal fuerza.”
“¿Cómo le detengo?”
“Tú no puedes.” Styx permitió a su mirada moverse hacia la delicada mujer en
los brazos de Viper. Algo que podría ser remordimiento recorrió su rostro. “Debes
llevarla con el Anasso.”
“Te he dicho que no,” dijo Viper entre dientes.
“No tienes elección. Él la matará.”
Viper entrecerró su mirada. “Él no puede matarla. Necesita su sangre para
sobrevivir.”
“Él no es… totalmente estable en su juicio.”
El frío terror aumentó mientras se extendía a través de su cuerpo. “¿Se está
volviendo loco?”
Styx hizo una pausa. Él había pasado casi un siglo ocultando el lento e
implacable deterioro de su maestro. Había sido una desagradable tarea que él había
realizado con severa lealtad.
Ahora él luchaba contra el demonio interior de la incertidumbre que lo
torturaba.
“Lo suficientemente loco,” reconoció él de mala gana.
Traducido por Aremik
326
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper bajó la cabeza hasta que pudo enterrar su cara en la suave seda del
cabello de Shay. Él maldijo al destino que los había traído hasta este momento y
lugar.
“Maldito seas, Styx. Maldito seas en el infierno.”
Observando a los dos vampiros llevándose a la inconsciente mujer fuera del
túnel, Damocles salió lentamente de las sombras. Una ligera sonrisa tocaba sus
labios.
“Bueno, bueno, pensé que olía a Shalott.”
Hubo un ruido de cadenas que venía de la estrecha cueva detrás de él. Se
giró lentamente para mirar al repugnante trol que estaba acurrucado en un rincón
lejano.
“¿Shay?” preguntó Evor, sus ojos brillando rojos. “¿Ella está aquí?”
Damocles soltó una suave carcajada mientras recorría su camino a través de
la cueva. “¿Crees que ella ha venido a rescatarte, dulce Evor? Me temo que ella
está un poco demasiado inconsciente como para dedicarte algún pensamiento. Sin
embargo, su llegada altera mi agenda.” Moviéndose a través de la cueva, lanzó una
triste mirada hacia abajo a la bastante sencilla túnica que él había escogido.
“Desearía haber llevado la dorada. Realmente este verde no es lo bastante festivo.”
Evor lamió sus labios. Él era lo suficientemente inteligente como para saber
que cualquier cosa que iba a suceder no podía ser buena.
Al menos no para él.
“¿Qué vas a hacer?”
La sonrisa de Damocles se amplió mientras un glorioso sentido de la justicia
le atravesaba. Pronto podría ver a su enemigo destruido por sus propias manos. Y
aún más satisfactorio, su plan haría que toda la raza de los vampiros aullara de
dolor.
Los eventos no se habían desarrollado exactamente como él había planeado,
pero el final sería el mismo.
Traducido por Aremik
327
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El Anasso estaría muerto y él tendría la paz que le había eludido durante
incontables siglos.
Extendiendo las manos hacia arriba, Damocles desbloqueó las cadenas de la
pared de la cueva. De un tirón, sacó al aterrorizado trol de su rincón.
“Tú, mi amigo, estás a punto de presenciar mi momento más triunfal. La
culminación de un brillante complot y una impecable ejecución.”
Evor tiró de las cadenas que le retenían, pero no era rival para el decidido
diablillo. Por un momento su redondo rostro enrojeció y sus afilados dientes se
apretaron con furia.
Entonces, como todo buen cobarde, de dejó caer de rodillas y agachó la
cabeza en silenciosa suplica de misericordia.
“Buen amo, creo que es mejor que yo me quede aquí. no estoy con mucho
estado de ánimo para momentos de triunfo.”
La sonrisa de Damocles se desvaneció mientras se estiraba hacia abajo para
acariciar ligeramente el profusamente sudoroso rostro.
“Ah, pero tú eres una parte vital de mi celebración. Tú no puedes quedarte
atrás de ningún modo.”
“Yo realmente preferiría…”
Las palabras se cortaron en un ahogado gemido cuando Damocles apretó
sus dedos alrededor de la gorda garganta y alzó fácilmente en el aire al trol.
Dejándolo colgar en el aire, Damocles miró con frío desagrado cómo la
redonda cara se volvía de un extraño color pardo rojizo.
“No me enfades, desagradable trol, o te cortaré la lengua. Quiero saborear
esta victoria sin tener que escuchar tus labios agitarse.” Él le dio al trol una pequeña
sacudida. “¿Entiendes?”
Fueron necesarios varios intentos antes de que Evor consiguiera hacer pasar
las palabras por el aplastante agarre sobre su garganta.
“Entiendo.”
Abriendo sus dedos, Damocles permitió al trol caer de vuelta al suelo. Su
sonrisa regresó.
“Sabía que verías las cosas a mi modo. Ahora vamos divertirnos un poco.”
Traducido por Aremik
328
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper nunca recordaría la angustiosa caminata a través de los oscuros
túneles hacia la guarida del Anasso. Oh, tenía vagos flashes de tapices cada vez
más lujosos, y elegantes candelabros que ofrecían una parpadeante luz. Y en
general un penetrante aroma de depravada auto-indulgencia.
Su atención, sin embargo, estaba consumida por un latente pánico por la
mujer en sus brazos.
Él no le permitiría morir.
No si eso significaba matar a cada vampiro, trol y humano de las cuevas.
Siguiendo finalmente a Styx dentro de una caverna que estaba dominada por
una enorme cama y una chimenea encendida, Viper se detuvo para estudiar al frágil
vampiro que estaba apoyado entre un montón de almohadas de satén.
A pesar de que él estaba preparado para un cambio en el antes poderoso
líder, Viper siguió experimentando una sacudida de sorpresa ante la visión de la
débil y casi como un cadáver realidad.
Por la sangre de los santos, él parecía más muerto que vivo. Una inquietante
visión incluso para un vampiro.
¿Cómo demonios podía seguir poseyendo tal poder? Parecía imposible hasta
que Viper se encontró con el febril brillo de los hundidos ojos.
El Anasso podía estar literalmente al borde de la extinción, pero él lucharía
hasta el amargo final.
Leyendo sus pensamientos con facilidad, el Anasso le ofreció una sonrisa
que envió una sacudida de miedo a través del corazón de Viper.
“Ah, sabía que vendrías a mí, Viper,” dijo el anciano vampiro con voz
raspada.
Aferrando a Shay protectoramente contra su pecho, Viper miró fijamente a la
demacrada cara.
“Usted se aseguró de que no tuviera elección.”
Traducido por Aremik
329
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Tan enojado.” El anciano vampiro soltó un débil suspiro. “¿No tiene la menor
simpatía por su maestro, hijo mío? ¿No posee ninguna lealtad hacia alguien que lo
ha sacrificado todo por la raza de los vampiros?”
“Veo una apagada sombra de un vampiro una vez grande que ha perdido
contra sus propias debilidades.”
Los frágiles rasgos se tensaron, pero el Anasso mantuvo su voz suave y
persuasiva. Era una voz que antes había atraído a cientos de vampiros a la batalla.
“Sí. He sido débil. Y un estúpido. Una vez que esté curado puedo prometerte
que nunca más seré presa de tales deficiencias. Haré volver a mí mismo y a todos
mis seguidores a la gloria que es nuestro derecho.”
Viper sacudió lentamente la cabeza. Styx y sus Cuervos podían aceptar tal
compromiso. Para él sonaba con falsa falta de convicción.
Él había visto a los humanos atrapados abajo.
“Usted ya hizo tales promesas antes, maestro.”
Esta vez el vampiro no trató de ocultar su enojo. “No pienses en juzgarme,
Viper. Tú no puedes saber lo que he sufrido para traernos la paz a todos nosotros,”
dijo él, su voz enviando una sacudida de dolor sobre la piel de Viper.
Viper apretó los dientes. Maldición, eso dolió. Y con nada más que un
pensamiento.
“Todos nosotros sabemos lo que usted ha hecho por nosotros,” dijo él entre
dientes.
El dolor atravesó el aire una vez más. “¿Cómo puedes siquiera saberlo?
¿Cómo puedes siquiera entender el coste?” El Anasso apuntó un delgado dedo en
la dirección de Viper. “No hay una noche que no esté obsesionado por los rostros de
amigos y seres queridos que me vi obligado a matar porque ellos no aceptarían el
cambio. No hay una noche que no escuche los gritos de mis familiares mientras
ellos morían por mis manos. ¿Realmente puedes seguir echándome la culpa por
tratar de escapar de los fantasmas que me acosan?”
Viper tenía que admitir que cuando se trataba de tácticas de combate, el
anciano vampiro era un maestro. Una combinación de sutil manipulación con la
flotante amenaza de aún más dolor. Y todo con aparente facilidad.
Viper podría haber estado impresionado si no hubiera estado en el extremo
receptor de esa inteligente estrategia.
Traducido por Aremik
330
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“¿Y qué hay del fantasma del padre de Shay?” preguntó él. “¿También él te
persigue?”
“Él fue una baja necesaria.”
“¿Justo como lo será Shay?”
Ni siquiera hubo la más mínima chispa de remordimiento. “Sí.”
Los brazos de Viper se tensaron instintivamente alrededor de Shay mientras
permitía a su propio poder comenzar a llenar el aire. Puede que él no poseyera la
fuerza del anciano vampiro, pero no estaba indefenso.
“¿Qué ocurrirá cuando toda la sangre Shalott se haya ido?” Él permitió
deliberadamente que el desprecio llenara su voz. “¿A quién sacrificará entonces?”
Los guantes se habían lanzado definitivamente cuando el vampiro se levanto
de las almohadas, su rostro una cruda máscara de ira.
“Basta de esto. Ven a mí ahora, Viper.”
Con una punzada de pesar, Viper bajó a Shay hasta el suelo. Por mucho que
él deseara tenerla cerca, no podía correr el riesgo de que el Anasso pudiera golpear
sin advertencia.
“No entregaré a la mujer que amo,” juró él, sacando la daga de su bota. “Por
ninguna razón.”
“¿Te atreves a negarte a tu maestro?”
“Usted dejó de ser mi maestro cuando escogió envenenar su cuerpo con
sangre contaminada. El castigo por tal pecado es la muerte.”
Una espesa saliva se formó sobre los labios del Anasso mientras luchaba por
desenredarse de las pesadas mantas. “Styx,” llamó él bruscamente.
Viper se movió para mantener una cautelosa mirada sobre el silencioso
vampiro que se adelantó con una reverencia.
“¿Maestro?”
“Tráeme a la Shalott.”
Styx se enderezó lentamente, su rostro una dura máscara. “La mujer está
destinada a ser la compañera de Viper. Va contra nuestra ley hacerle daño.”
Traducido por Aremik
331
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper apenas consiguió disimular su sorpresa ante el claro desafío.
Una sorpresa que se hizo eco en el rostro del Anasso.
“De modo que voy a ser traicionado por todos lados.” Con un bajo siseo, el
anciano vampiro consiguió salir luchando de la cama. Aferrándose a un grueso
poste de la cama, él levantó una amenazante mano en la dirección de Viper. “La
tendré. Tráemela, Viper, o mírala morir sobre el suelo.”
Viper se movió deliberadamente para estar entre Shay y el furioso demonio.
“Ella preferiría morir antes que ser drenada por ti.”
El poder azotó a través del aire, agitando el pelo de Viper y apagando las
velas colocadas alrededor de la caverna.
“¿Crees que estoy indefenso?” El Anasso se movió hacia delante con lentos
pero firmes pasos. “¿Crees que puedes superarme, muchacho?”
Viper no estaba más allá de sentir una fuerte oleada de miedo.
No por sí mismo.
Él daría fácilmente su vida por proteger a Shay. Pero si él fuera a morir
entonces no habría nadie para rescatarla del Anasso.
Eso era lo que no podía soportar.
Atrayendo tanto de su poder como podía sostener, Viper se preparó
sombríamente para la batalla.
“Estoy dispuesto a enfrentar mis fuerzas contra las suyas,” dijo él entre
dientes.
“¿Incluso si eso significa tu muerte?” preguntó el vampiro mientras avanzaba,
una densa oscuridad arremolinándose alrededor de él.
“Sí.”
“Estúpido.” Con un movimiento, el Anasso envió la oscuridad a toda velocidad
hacia Viper.
Viper sostuvo sus manos hacia fuera para desviar el golpe que venía, pero
mientras sus músculos se tensaban hubo un borrón de movimiento y Styx se paró
repentinamente delante de él.
Traducido por Aremik
332
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Maestro… no.”
La oscuridad golpeó a Styx y con un silencioso grito, el alto vampiro se arrugó
a los pies de Viper.
Una sorprendida incredulidad llenó el aire. Nadie había esperado que el leal
siervo se lanzase en la línea de fuego. No después de siglos de devoción
incondicional.
Algo que casi podía haber sido arrepentimiento destelló sobre el demacrado
rostro. Obviamente, el anciano vampiro no se había vuelto completamente loco.
Lamentablemente, él estaba los bastante loco como para dejar a un lado su
momento de vacilación, y devolvió una vez más su atención hacia Viper.
Sin desperdiciar el sacrificio que Styx había hecho tan precipitadamente,
Viper lanzó la daga directamente hacia el pecho del Anasso, y se agachó
suavemente para recuperar la espada de su amigo caído.
La espada estuvo en su mano aún cuando la daga golpeó certeramente.
Hubo un ahogado jadeo cuando el Anasso se tambaleó hacia atrás y miró hacia
abajo a la sangre que corría por el frente de su túnica.
Cualquier esperanza, sin embargo, de que él hubiera conseguido frenar al
antiguo demonio se desvaneció cuando el vampiro alargó la mano hacia arriba para
sacar la daga de su pecho y lanzarla a un lado. Su expresión era despectiva cuando
llamó una vez más a su poder.
“Aullarás hasta la muerte antes de que haya terminado contigo,” dijo el
vampiro entre dientes mientras levantaba sus manos y una vez más enviaba su
poder abalanzándose a través de la habitación.
Viper aulló.
Nada podía prepararle para tan aplastante dolor. Se arrastró a través de él
con una fuerza imparable que le tuvo de rodillas antes de que se diera cuenta de lo
que había ocurrido.
Aferrando la espada en su mano, Viper luchó por mantener la oscuridad a
raya.
Él podía sentir al Anasso acercándose cada vez más.
Si sólo tenía un disparo para matar al demonio, tenía la intención de hacer
uno bueno.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:46 pm

Capítulo 25
Shay casi gritó de alivio cuando el agonizante dolor se disipó abruptamente.
Santa mierda. Ella no era ajena a la tortura. Había sido golpeada, quemada,
encadenada, e incluso atacada con conjuros mágicos. Pero nada había conseguido
hacer que su cuerpo quemase como si ella estuviera siendo asada sobre los fuegos
del infierno, o aferrado su corazón hasta que ella temía que podría ser arrancado de
su pecho.
Ella no sabía que nadie pudiera realmente sobrevivir a tal sufrimiento.
Parecía el tipo de cosa que debería poner a un demonio en su tumba.
O al menos desear estar allí.
Consiguiendo obligarse a abrir sus pesados párpados, ella se dio cuenta
rápidamente de que ya no estaba en los húmedos túneles. De hecho, ella estaba
tumbada sobre una carísima alfombra persa que encajaba perfectamente con el
resto de la ostentosa habitación.
Las mil y una noches se vuelven salvajes.
La siguiente cosa de la que se dio cuenta fue que Viper estaba muy cerca de
ella, su gran forma arrodillada sobre la alfombra mientras él luchaba obviamente
algún horrible e invisible ataque.
Su aliento se atascó en su garganta mientras ella luchaba por obligar a su
debilitado cuerpo a moverse. Ella no tenía ni idea de lo que podía hacer para ayudar
al vampiro que sufría, pero la necesidad de tocarle era abrumadora.
Ella consiguió realmente levantar la cabeza de la alfombra cuando una
repentina sombra cayó sobre ella y se tensó en alarma.
No había ninguna duda del oscuro mal que se cocía en el aire, o el escalofrío
de repulsión que se deslizó sobre su piel.
El mismo mal que ella había sentido en la casa de subastas y de nuevo
cuando Styx y sus Cuervos les habían cazado a través de las calles de Chicago.
Traducido por Aremik
334
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El Anasso.
No podía ser ningún otro.
Girando lentamente la cabeza, Shay no pudo detener el fuerte jadeo de
sorpresa ante el delgado y devastado rostro suspendido justo sobre ella. Él se
parecía más a un extra de una mala película de terror que al más poderoso vampiro
sobre la tierra.
Las apariencias, sin embargo, era demasiado a menudo engañosas y Shay
no era los bastante estúpida como para subestimar al demonio que le había
causado suficiente dolor como para desear su propia muerte.
Preparándose para el inevitable ataque, Shay se sorprendió cuando él se
arrodilló lentamente a su lado y tocó su mejilla con una gentil mano.
“Mi Shalott.” Su voz era baja y ronca, pero llena de una fuerza que sin duda
podía cautivar a demonios y humanos por igual. “Sabía que vendrías a mí.”
Echando a un lado la compulsión de caer en esa voz, Shay inspiró
profundamente.
“¿Qué le has hecho a Viper?”
Una expresión de profundo pesar tocó el esquelético rostro. Una expresión
que no cuadraba de ningún modo con el febril brillo de los oscuros ojos.
“No tuve elección. Él se negó a entender.”
“¿Entender qué?”
“Que debo sobrevivir. Que sin mí, los vampiros volverán a ser nada más que
salvajes.” Sus colmillos relucieron en la luz de las llamas. “Yo soy el Anasso. Debo
ser eterno.”
“¿Sin importar a cuántos de los tuyos debas matar?”
Sus dedos se apretaron sobre su cara, provocándole una mueca de dolor.
“Yo estoy por encima de todo.”
Un brote de furia corrió a través de Shay. Este vampiro ya se había llevado a
su padre, y ahora amenazaba al hombre al que ella amaba. Y todo a causa de
alguna delirante creencia sobre su propia gloriosa leyenda.
“Estás como una cabra,” siseó ella.
Traducido por Aremik
335
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él tiró bruscamente de su rostro hacia delante. Tan cerca que ella podía
sentir su fétido aliento rozando su piel.
“Tan testaruda, justamente igual que tu padre.”
“Bastardo.” Incluso sabiendo que era inútil, ella luchó contra su agarre. “Tú
mataste a mi padre.”
“Él realizó su propósito en la vida, querida mía. Su sangre fue considerada
como un regalo. Un regalo de sanación para mí. Y ahora a ti se te permitirá realizar
tu propio destino.”
Ella se aferró a su delgada muñeca, apretando con todas sus fuerzas.
“Mi único destino es verte morir.”
Él se rió ante su débil amenaza. “Me temo que no.”
“En realidad, la encantadora señorita está parcialmente en lo cierto,” dijo
arrastrando las palabras una nueva voz desde detrás del amenazante vampiro.
“Morirá, viejo maestro, y ella estará ahí. Desafortunadamente, no estoy seguro de
que ella sobrevivirá lo suficiente para ver su revelado destino.”
Shay fue liberada con una brusquedad que casi la hizo caer de cara. Parando
la caída con las manos, ella vio al vampiro enderezarse y girarse hacia la entrada
cercana.
Acurrucada en el suelo, Shay resistió la mortal urgencia de arrastrarse hasta
convertirse en una bola de miedo. En su lugar, ella se obligó a mirar a la nueva
amenaza.
Una sacudida de sorpresa corrió a través de ella ante la visión del demonio
con cola y cabellos dorados que se encontraba de pie en la entrada.
¿Un diablillo?
¿Qué demonios estaría haciendo un diablillo en una cueva de vampiros? Y
quizás más importante, ¿qué había al final de esa cadena que desaparecía dentro
de las sombras del túnel detrás de él?
Claramente infeliz de haber sido interrumpido durante su hora de la cena, el
Anasso ofreció un bajo siseo a modo de saludo.
“Damocles. No te he llamado.”
Traducido por Aremik
336
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Sí, lo sé, y debo decir que estoy sumamente herido.” Él diablillo dio un golpe
a sus dorados rizos. “¿Cómo puede tener una fiesta y no invitar a su sirviente más
amado?”
“¿Amado?” El vampiro soltó otro siseo. “Difícilmente.”
El diablillo sonrió y Shay se encontró acercándose a Viper instintivamente. No
había nada agradable en esa sonrisa.
“Tsk, tsk. Después de todo lo que he hecho por usted, mi señor.”
El Anasso afortunadamente pareció olvidar a la mujer detrás de él mientras
se ponía rígido por la ira. Lo cual estaba muy bien para Shay. Especialmente
cuando ella sintió a Viper levantar dolorosamente su brazo para envolverlo
alrededor de su cintura.
Ella miró hacia él con intenso alivio, pero su severa expresión le advirtió de
no hacer nada que pudiera llamar la atención.
Una vez más, eso estaba bien para ella.
“¿Y qué has hecho tú por mí, Damocles, aparte de atraerme hacia la
debilidad?” Estaba preguntando el anciano vampiro. “Una vez me dejé ser cegado
por tus mentiras, pero ya no más. No has traído nada más que ruina y traición a tu
paso.”
El diablillo se echó a reír con deleite. “Sí, y lo hice tan bien.”
El Anasso parecía tan sorprendido como Shay por la contundente confesión.
“¿Admites tus pecados?”
“Por supuesto. Quiero que sepas cómo de fácil fue hacerte caer de rodillas.”
El diablillo permitió que su falsa sonrisa desapareciera, mostrando una expresión de
abrumador odio. “Te llamas a ti mismo el Anasso. Afirmas ser nada menos que un
dios para tu gente. Pero en verdad eres un patético y cobarde estúpido que
condenaría a su raza entera a la tumba si eso preservara oculto tu poco valor.”
El Anasso dio un vacilante paso hacia delante. “¿Has venido aquí para
destruirme?”
“Sí.”
“¿Por qué?”
Traducido por Aremik
337
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
El diablillo tocó el pequeño medallón que colgaba de su cuello. “Te dije que tú
no eras el primer demonio al que servía. Una vez estuve con orgullo al lado de un
vampiro verdaderamente grande.”
“¿Quién era ese vampiro?”
“Tú no eres digno de decir su sombre. No después de mentirle y engañarle de
modo que tú pudieras atraerle a tus traicioneras trampas.”
Un cargado silencio descendió mientras los dos se miraban airadamente el
uno al otro. Shay sintió el brazo de Viper tensarse a su alrededor cuando el espeso
aire se arremolinó con peligro. Ya no era una cuestión de si habría violencia o no, si
no de cuándo golpearía.
El Anasso se enderezó en una arrogante pose. “Yo uní a los clanes. Yo
terminé la oleada de derramamientos de sangre. Yo traje la paz a aquellos que
nunca tenían paz. Yo logré lo que ningún otro pudo.”
El diablillo hizo una mueca de desprecio ante las soberbias afirmaciones. “No,
tú concebiste el único método seguro de unir a los vampiros en tu causa de modo
que tú pudieras matar a aquellos más ancianos y dignos que tú y tomar el control de
todos. Un inteligente complot, lo admito. Pero nunca finjas conmigo que no fue nada
más que un codicioso aumento de poder.”
A su lado, Viper inspiró bruscamente ante la acusación, pero Shay no le
permitió a su mirada apartarse de la demacrada forma del anciano vampiro.
Él parecía de los que se sentía ofendido por ser marcado como un sicópata
hambriento de poder.
Bastante ofendido como para matarlos a todos.
“Tú no tienes ningún derecho a juzgarme, diablillo,” dijo con dureza el
Anasso.
“Ah, pero yo no soy el único que te juzga, ¿verdad?” El diablillo ondeó una
teatral mano hacia el inconsciente Styx. “Son tus propios vampiros quienes
finalmente han olido el hedor de tu corrupción. Quienes han visto a través de tu
pretensión de gloria para mostrar a la débil criatura que realmente eres.”
Con un aterrador gruñido, el Anasso alzó sus manos como garras y las
apuntó hacia el diablillo. Viper soltó una maldición por lo bajo antes de empujar a
Shay detrás de su arrodillado cuerpo. La violencia estaba a punto de estallar.
“Valientes palabras para un demonio inferior. Te enseñaré a tratar de alzarte
por encima de tu nivel,” prometió el vampiro con una horrible voz.
Traducido por Aremik
338
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sorprendentemente, el diablillo simplemente se rió. “Difícilmente un demonio
inferior. Yo solo y sin ayuda conseguí hacer caer de rodillas al glorioso Anasso.”
“Mentiras y engaños,” gruñó el vampiro. “¿Enfrentarás tu propia fuerza contra
la mía?”
“Oh, creo que eso no será necesario. Será mucho más divertido matarte
simplemente.”
Los verdes ojos brillaron con una demente diversión cuando el diablillo dio un
firme tirón de la cadena. Todavía escudada detrás de Viper, Shay se aferró a su
espalda. Hubo un repentino y familiar olor en el aire.
Uno que ella conocía demasiado bien.
“Evor,” susurró ella justo cuando el trol entró tropezando en la habitación y
cayó de rodillas.
Viper se tensó. “Por las pelotas del Diablo.”
Shay silenciosamente se hizo eco del sentimiento. Incluso sospechando que
el trol estaba en las cuevas, la visión de él aún hizo que su corazón se apretara de
miedo.
Tenía un aspecto terrible.
El fino y escaso pelo estaba apelmazado contra su cráneo, su rostro estaba
pálido y cubierto de suciedad, y su traje de mil dólares parecía algo sacado del
vertedero de basuras local. No parecía en absoluto el empalagoso y elegante Evor
que ella conocía y odiaba.
“¿Crees que este patético medio trol puede hacerme daño?” preguntó el
Anasso con arrogante incredulidad.
Tirando del trol para acercarlo a su rodilla como a un perro con correa, el
diablillo pasó una mano sobre la cabeza de Evor.
“Este es un trol muy especial. Verás, él lleva consigo una maldición. Una
maldición que está a punto de matar a tu valiosa Shalott.”
Hubo un sorprendido latido cuando el anciano vampiro finalmente se dio
cuenta de la verdadera profundidad de su peligro. Él tenía que tener la sangre de
Shay para sobrevivir, pero ningún vampiro podía beber la sangre de un cadáver.
Shay tenía que estar viva para ofrecerle su curación.
Traducido por Aremik
339
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Esperando que el furioso vampiro se lanzara hacia el diablillo que sonreía con
satisfacción, Shay soltó un pequeño grito cuando en vez de eso él se giró y fue
directamente hacia ella.
Evidentemente, él tenía la esperanza de drenar suficiente sangre antes de
que Evor pudiera ser asesinado.
No era una mala idea, excepto por el hecho de que él subestimó al vampiro
arrodillado delante de ella.
Viper se puso en pie con un fluido movimiento, su espada cortando hacia el
vampiro sin vacilación. El Anasso se vio obligado a retroceder de un tirón o ser
decapitado.
“Shay… coge al trol,” dijo Viper entre dientes mientras se movía hacia
delante, la espada un simple borrón de plata mientras él empujaba resueltamente su
ventaja.
Ella titubeó cuando el anciano vampiro alzó sus manos y se preparó para
golpear a Viper con ese abrumador dolor. Ella sabía de primera mano que tal dolor
era imposible de combatir. Viper estaría completamente a merced del despiadado
vampiro.
Como si sintiera su vacilación, Viper realizó otro amplio giro con la espada
que el demonio se vio obligado a esquivar.
“Shay, ve o conseguirás que nos maten a ambos,” dijo entre dientes, sin
apartar los ojos de la decrépita figura en frente de él.
Bueno, eso fue lo bastante contundente.
Y no muy equivocado probablemente.
Prolongando su presencia distraía más a Viper que beneficiarle.
Asintiendo con la cabeza, ella se giró para descubrir que el diablillo no había
perdido el tiempo. El diablillo ya había forzado a Evor contra el suelo y estaba
alzando un cuchillo sobre su corazón.
Mierda.
Ella saltó hacia delante instintivamente, pero la lógica le advertía que ella
nunca podría alcanzarle a tiempo.
Evor estaba a punto de morir.
Traducido por Aremik
340
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Y ella iba a morir con él.
Viper sintió cuando Shay dejó su lado a pesar de que él no echó un vistazo
en su dirección.
No se atrevió.
El Anasso podría estar debilitado, pero su poder aún era superior al de Viper.
Su única esperanza era mantener al anciano vampiro a la defensiva el tiempo
suficiente como para conseguir un golpe de suerte.
No era el mejor de los planes de batalla, pero era el único que poseía por el
momento.
Manteniendo la espada en constante movimiento, él continuó avanzando
lentamente. El vampiro siseó hacia él con frustración, desesperado por conseguir
pasarle. Una vez más la delgada mano se alzó para golpear y Viper alteró su golpe
para cortar a través de los delgados huesos de su muñeca.
Un aullido de dolor atravesó el aire cuando la mano cayó al suelo y el Anasso
aferró el ensangrentado muñón contra su pecho.
“Soy tu maestro,” dijo él entre dientes. “No puedes permitir que muera.”
Viper ignoró la orden. Él no permitiría que su concentración flaquease.
La única elección inteligente que hizo en toda la noche, como se vio más
tarde.
Acunando su brazo herido, el Anasso inclinó hacia atrás la cabeza y convocó
las fuerzas que había perfeccionado durante un milenio. En un segundo la oscuridad
comenzó a formarse a su alrededor.
Viper no dudó. Con un feroz grito de batalla, se abalanzó hacia delante.
Él no sobreviviría a otro ataque. Su única esperanza era matar al anciano
vampiro.
Ahora.
Traducido por Aremik
341
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Avanzando hacia un lado, él fingió un golpe hacia el corazón del vampiro. El
Anasso esquivó fácilmente el ataque, e incluso el golpe siguiente que iba destinado
a su mutilado brazo. La oscuridad se espesó y Viper comenzó a sentir los primeros
pinchazos de dolor.
Su espada destelló a través del aire, balanceándose hacia abajo en un bien
conocido movimiento que sería seguido tradicionalmente por un barrido hacia arriba.
Como él esperaba, el anciano vampiro se arqueó hacia atrás instintivamente para
evitar el golpe.
Viper alteró su balanceo a medio movimiento para cortar a través de las
desprotegidas piernas. No fue un golpe mortal, pero fue suficiente para hacer al
vampiro tambalearse. El Anasso gruñó cuando la sangre fluyó de un profundo corte
en su muslo.
La oscuridad vaciló brevemente y Viper fue rápido en aprovechar la ventaja.
Con un brusco giro, él rodeó a la frágil forma, su espada mordiendo profundamente
la estrecha espalda antes de que su enemigo pudiera seguir su movimiento.
Esta vez el Anasso cayó de rodillas.
Viper se preparó para matar.
Sintiendo su cercana muerte, el vampiro giró la cabeza para mirar a Viper con
una expresión desesperada.
“Soy el Anasso. Los vampiros no pueden sobrevivir sin mí,” suplicó él. “Los
condenas a todos a la muerte.”
Viper se detuvo con la espada en alto. Casi sorprendentemente, no sentía
nada al poner fin a la vida de un antiguamente noble comandante. Cualquier cosa
que el Anasso hubiera sido antes, ahora no era más que un animal rabioso.
“Sólo te condeno a ti.”
La espada se arqueó hacia abajo con un destello de acero. El Anasso levantó
la mano que le quedaba como para detener el golpe, pero era demasiado tarde.
Los años de decadencia le habían dejado vulnerable y demasiado mortal.
Con una suave facilidad, el afilado filo se deslizó a través de su cuello y con
un suspiro de gorgoteo, el anciano guerrero había muerto.
Traducido por Aremik
342
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Los nervios de Levet estaban en carne viva.
No era tan sorprendente.
¿Qué gárgola de un metro de alto arrastrándose a través de un laberinto de
túneles mientras trataba de esquivar a un grupo de hambrientos vampiros no estaría
un poco inquieta?
Pero tal vez por primera vez en su muy, muy larga vida él se negaba a
permitir que su cobarde corazón anulara a su frágil valentía.
Con cada paso podía sentirse acercándose a Shay y no flaquearía. Sin
importar cuántos malditos vampiros estuvieran al acecho en la sombras.
Por supuesto, ayudaba el hecho de que aunque él podía detectar el olor de
más de una docena de vampiros, aún no se había topado realmente con una de las
bestias.
La valentía
inmediatamente.
siempre
era
mejor
cuando
no
era
puesta
a
prueba
Olfateando el aire con una sana dosis de cautela, Levet se giró hacia los
túneles ricamente decorados. Él sentía que estaban llegando a la guarida del Pez
Gordo, algo que parecía mejor evitar, pero no había duda de que Shay había venido
por este camino. Y recientemente.
Se acercó lentamente hacia delante hasta que alcanzó finalmente la boca de
una enorme caverna. Allí se detuvo e inspiró profundamente.
Como era de esperar, la mujer que le seguía consiguió chocar dolorosamente
contra sus alas y pisar su cola antes de que ella se diera cuenta de que él ya no se
estaba moviendo.
Con un bajo siseo, él se giró para mirar su petulante cara.
“Mis alas no son tu air-bag personal,” murmuró él en voz baja. “¿Podrías por
favor intentar recordarlo?”
Ella lloriqueó, ajena a su protesta. “¿Por qué te paraste?”
“Shay está ahí.”
“¿Qué pasa con esta Shay? ¿Es tu amante?”
Traducido por Aremik
343
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Te lo he dicho, ella es mi amiga.”
“Buu.” Bella pasó sus manos sugestivamente sobre sus exuberantes curvas.
“Yo podría ser una amiga mucho mejor si tú sólo desearas que esté siempre a tu
lado.”
¿Siempre a su lado? Levet se estremeció ante la sola idea. Él era lo bastante
hombre como para apreciar a una hermosa mujer, pero se arrancaría la cabeza
antes de ser condenado a una eternidad con el caprichoso duendecillo.
“¿Qué sabes tú de la amistad?” preguntó él mientras se giraba de nuevo
hacia la abertura.
Él sintió sus dedos trazar ligeramente el borde de sus alas. “Yo podría ser lo
que tú quieras, podría satisfacer tus fantasías más profundas.”
Levet dio un tiró de sus alas para sacar su mano. “No necesito un amigo para
eso. Tan sólo suficiente dinero y un burdel local.”
“Yo haría lo que tú pidieras. Sin importar lo que fuera. Sin importar cuán…
difícil.”
“Eso no es lo que hace un amigo.”
“¿Entonces qué es un amigo?”
Él giró la cabeza para apuñalarla con una impaciente mirada.
“Alguien que se preocupa por ti, incluso si tú no te mereces que se preocupe.”
“Eso no tiene ningún sentido,” protestó ella.
Su irritación desapareció a medida que los recuerdos de Shay rodaban por su
mente.
Shay parándose entre él y los troles que torturaban. Shay amenazando a
Evor con la castración, y cosas peores. Shay regresando a la casa de subastas para
rescatarle.
“No,” dijo él en voz baja. “Y esa es la belleza de ello.”
Ella abrió la boca para continuar con su despiadado acoso, pero con un
brusco movimiento de su mano Levet regresó su atención hacia la caverna.
Traducido por Aremik
344
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay estaba definitivamente cerca. Pero también había tres vampiros, el
diablillo que Bella había advertido que vivía en las cuevas, y… Evor.
“Maldición.” Esto era malo. Muy, muy malo. Alargando la mano hacia su
espalda, él agarró el brazo del duendecillo y tiró de ella a su lado. “¿Cuánto tiempo
tardará en realizarse la magia?”
“Tú lo deseas y ocurre,” reconoció ella a regañadientes.
“Bien.”
Levet inspiró un profundo aliento mientras ella presionó apresuradamente sus
dedos contra sus labios.
“No hagas esto. Desea que yo esté contigo. Yo rescataré a tu estúpida
amiga…”
“Deseo ser del tamaño del Rey de las Gárgolas,” gruñó él.
Él no estaba seguro de qué es lo que esperaba. Un poco de hormigueo. Una
bocanada de humo.
Fuegos artificiales y una Banda de Sousa37.
Lo que obtuvo en cambio fue un agudo golpe en la cabeza cuando de pronto
él fue demasiado grande para el túnel.
“Ouch.” Él se frotó el creciente chichón y miró hacia abajo a su cuerpo que
tenía tres veces el tamaño que había tenido.
Su deseo se había cumplido. Ahora él era lo bastante grande como para
rescatar a Shay de cualquiera y cualquier cosa que pudiera interponerse en su
camino.
Una cosa afortunada, teniendo en cuenta que él apenas había parpadeado
cuando el sonido de un agudo y penetrante grito rompió el aire abruptamente.
“Sacrebleu. Shay.”
Banda de Sousa: hace referencia a la banda de música de John Philip Sousa, famoso por sus
marchas militares estadounidenses.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Sáb Ene 01, 2011 3:48 pm

Capítulo 26
Era como una de esas horribles pesadillas que solían acosarla. Aquellas en
las que ella estaba tratando huir de las brujas, pero sus pies estaban hundiéndose
implacablemente en un espeso barro. No importaba cuán duro ella intentara huir,
ella sólo seguía yendo más y más lento.
Ella podía ver a Damocles con su daga brillando con la luz. Podía ver a Evor
luchando mientras su vida pasaba frente a sus ojos. Podía ver la corta distancia que
ella había cruzado para detener el implacable golpe.
Pero no importaba lo rápida fuera ella, no podría alcanzar al diablillo antes de
que la daga se hundiera en el traicionero corazón del trol.
Un grito de furia y miedo fue arrancado de su garganta.
Evor no era el único que veía su vida pasar ante sus ojos, y fue toda tan
brutalmente injusta.
Durante muchos años ella había dado su vida por sentado. Ella incluso había
maldecido la miserable existencia que se le había concedido. Ciertamente, ella
nunca se había despertado con un intenso deseo de saltar de la cama y descubrir lo
que el día traería.
Finalmente ahora ella tenía eso. Tenía a Viper. Y la idea de morir ahora la
llenaba de una insoportable desesperación.
Siguiendo corriendo a pesar de la inutilidad de todo ello, Shay sintió de
repente que la tierra se ondulaba bajo sus pies. Ella cayó de rodillas justo cuando
las piedras alrededor de la entrada estallaban hacia el interior para bañarla en una
nube de guijarros.
No del todo muy segura de lo que había pasado, ella se restregó los ojos y
miró fijamente a través de la nube de polvo.
Lo que ella vio fue a una muy grande y muy aterradora gárgola. Una gárgola
que extendía la mano hacia fuera para batear al diablillo haciéndole cruzar la
habitación.
Traducido por Aremik
346
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Con un escalofriante ruido sordo, el diablillo golpeó la lejana pared y se
desplomó sobre el suelo. Incluso desde la distancia era fácil detectar el antinatural
ángulo de su cuello y los abiertos ojos que estaban en blanco por la muerte.
Jodida Sagrada Vaca.
Demasiado sorprendida incluso para apreciar el hecho de que Damocles
había sido asesinado milagrosamente, Shay comenzó a escabullirse hacia atrás
mientras el amenazante demonio extendía la mano hacia abajo para alzar del suelo
a un Evor que gritaba y sostenerlo en sus garras.
Ella estaba viva por el momento, pero la gárgola que ahora tenía al trol no
parecía de humor para escuchar sus súplicas. De hecho, se veía grande, feroz y
totalmente capaz de tragarse a todos ellos.
La gárgola dio un paso hacia delante y ella soltó un pequeño chillido. Al
diablo con la valentía. Esta cosa estaba acojonándola de muerte.
El demonio de detuvo, y entonces sorprendentemente él alzó su mano libre
en señal de paz.
“Shay, soy yo,” gruñó él. Entonces, mientras ella seguía mirándole con
abierto horror, él chasqueó la lengua. “Soy Levet.”
“¿Levet?” Shay se puso en pie lentamente, su mirada asimilando tardíamente
las hermosas alas que ahora eran tan grandes como un coche pequeño. “¿Qué…
qué has hecho?”
Él sonrió revelando unos dientes que podrían partirla en dos. “Parece que te
he rescatado una vez más de tu propia estupidez.”
Rescatado. Santo Dios. Ella fue rescatada. El alivio se desbordó a través de
ella. O al menos comenzó a brotar a través de ella. No había ido muy lejos cuando
fue reemplazado por un brote de miedo.
Viper.
Ella giró sobre sí misma justo a tiempo de ver al apuesto vampiro de cabello
plateado cortándole la cabeza al Anasso.
Esta vez el alivio llegó sin obstáculos. Se había acabado. Realmente y
verdaderamente acabado.
Ella dio un paso hacia delante para correr al lado de Viper. Quería arrojarse
en sus brazos y gritar de alegría. Quería pasar sus manos a través de su cabello y
besarle hasta que ambos pudieran olvidar el horror de las últimas horas.
Traducido por Aremik
347
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sin embargo, sus pasos se detuvieron cuando Viper cayó de rodillas
lentamente y una expresión de profunda pena tocó su rostro.
Él acababa de verse obligado a matar a un líder al que obviamente había
respetado durante siglos. Él se merecía unos pocos minutos para reconciliarse con
la dolorosa muerte.
Con un esfuerzo, se volvió lentamente hacia el demonio que esperaba detrás
de ella. Él no se parecía en nada a su querido Levet. Bueno, a excepción de los
ojos. Ellos nunca podrían cambiar.
Una débil sonrisa tocó sus labios. “No sabía que pudieras alterar tu forma.”
Levet se encogió de hombros. “Oh, todos tenemos nuestros pequeños
secretos…”
“Él no lo hizo. Lo hice yo,” interrumpió con firmeza una voz femenina. Los
ojos de Shay se ampliaron cuando una curvilínea mujer vestida con un transparente
pedazo de tela saló de detrás del amenazante demonio.
“¿Un duendecillo del agua?” Shay miró a la gárgola con las cejas alzadas.
“¡Cielo Santo, Levet, has sido un chico muy ocupado!”
“Parece como si tú hubieras estado un poco ocupada también. Ese aún está
vivo.” Él apuntó una garra hacia Styx, el cual estaba empezando a despertarse en el
suelo. “¿Quieres que lo aplaste?”
Antes de que Shay pudiera responder, sintió un reconfortante brazo
deslizándose sobre su hombro. Su corazón dio un pequeño salto cuando miró
fijamente el pálido rostro del vampiro a su lado.
“¿Viper?” preguntó ella en voz baja. Este hombre acababa de perder a su
líder. Ella no le presionaría para que también perdiera a un amigo.
“No,” contestó Viper, su voz firme. “Él sólo estaba haciendo lo que creía
correcto. Arriesgó su vida para salvarnos.”
“Sí, lo hizo,” dijo ella en voz baja, su mirada regresando a Levet. “Nada de
aplastarlo.”
“¿Qué hay de este animal?” Levet le dio al trol una viciosa sacudida. “¿Puedo
matarlo?”
Shay alzó una mano. “Aún no. Él todavía tiene mi maldición.”
Traducido por Aremik
348
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Levet soltó un suspiro. “Vaya, maldita sea. No puedo matar al vampiro. No
puedo matar al trol. Odio gastar un buen deseo. Tal vez debería ir a saquear un
pueblo cercano. Las doncellas locales sin duda apreciarán mi nuevo y muy varonil
físico.”
Viper se rió en voz baja. Fue uno de los mejores sonidos que Shay había
escuchado nunca.
“¿No deberías saber ya después de todos estos siglos que a una mujer no le
importa el tamaño?” dijo él alargando las palabras.
“¡Ha! Fácil de decir para un vampiro que mide 1’82,” refunfuñó Levet.
De mala gana, Shay se alejó de Viper para tomar suavemente la enorme
mano de Levet y presionarla contra su cara. Ella entendía cuán difícil debía de
haber sido para el demonio obligarse a ir en su rescate.
“Levet, no es el tamaño del demonio lo que importa, sino el tamaño de su
corazón. Y no hay ninguna gárgola en todo el mundo que posea un corazón tan
grande como el tuyo.” Sus labios tocaron su áspera piel. “Me salvaste la vida.”
“Oui, oui. No tienes que lloriquear sobre mí.” Levet se apartó, un rubor
tiñendo sus grises mejillas. Para cubrir su vergüenza, él sostuvo hacia afuera a un
Evor que se retorcía y le dio otra sacudida. “¿Qué quieres que haga con esta
criatura?”
“Ponle aquí.” Viper señaló un punto directamente delante de él.
Sosteniendo su brazo hacia afuera, Levet simplemente permitió que el trol
cayera desde su mano. Evor consiguió desmoronarse en el suelo antes de que
Viper lo cogiera por el cuello y lo pusiera en pie de nuevo. Sus ojos sobresalieron y
su redonda cara se volvió roja cuando los dedos de Viper se hundieron en su
esponjosa carne.
“No puedes matarme,” chilló el trol. “No sin matar a la Shalott.”
Con un movimiento casual, Viper golpeó a Evor con suficiente fuerza como
para hacer que su cabeza se moviera bruscamente hacia atrás.
“La Shalott tiene un nombre.”
“Shay,” jadeó Evor. “Lady Shay.”
Viper le miró como si fuera un bicho que había descubierto pegado a la suela
de su zapato. “¿Qué quieres hacer con él, cariño? Podríamos llevarle a casa y
tenerle clavado en la pared como un trofeo.”
Traducido por Aremik
349
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay se estremeció. “¿Y tener que mirar esa horrenda cara cada día?”
“Buen punto. Tengo varias mazmorras creativamente temáticas que él podría
disfrutar.”
“¿Creativamente temáticas?”
Viper hizo un pequeño encogimiento de hombros. “Tortura tradicional, tortura
clásica, tortura de alta tecnología…”
“No, no. Por favor.” Evor volvió la cabeza hacia Shay, su expresión
desesperada. Era una expresión que ella decidió que le gustaba sobre ese feo
rostro. “Haré lo que tú quieras.”
Ella se acercó más al trol, su expresión endurecida. “Quiero respuestas.”
“Por supuesto.” Él se lamió nerviosamente los labios. “¿Qué respuestas?”
“¿Cómo conseguiste mi maldición?”
“Yo…”
Los dedos de Viper se apretaron bruscamente. “Ni siquiera pienses en mentir
a la dama. Puedo hacerte rezar por la muerte.”
“Fui a Morgana a por una… poción,” jadeó Evor.
“¿Morgana?” preguntó Shay.
“La bruja.”
“Oh.” Shay frunció el ceño. Ella no sabía que los troles utilizaran pociones
mágicas. “¿Qué tipo de poción?”
“Era personal.”
“¿Personal? ¿Qué significa eso?”
“Confía en mí, cariño, tú no quieres más detalles,” interrumpió Viper.
Ella hizo una mueca. Viper sin duda estaba en lo cierto. La simple idea de lo
que el desagradable demonio podría hacer en privado era suficiente para darle
pesadillas.
“Vale. Fuiste a la bruja a por una poción. ¿Cómo acabaste con mi maldición?”
Traducido por Aremik
350
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
“Cuando llegué la tienda estaba cerrada así que yo… me permití entrar.”
“Querrás decir que irrumpiste en la tienda,” acusó Shay.
“Yo quería esa poción,” dijo Evor en un tono que revelaba que el allanamiento
de morada era parte de su código moral. “Pensé que el lugar estaba vacío, pero
había una puerta oculta que había sido dejada abierta y pude oír voces. Una de
ellas era la de Morgana hablando con una joven bruja. Su protegida, supongo.”
Shay frunció el ceño, recordando la puerta que llevaba al sucio sótano bajo la
tienda.
“¿Qué tiene eso que ver con la maldición?”
“Ella estaba instruyendo a la joven bruja sobre su deber en la protección de
una joven Shalott que estaba en grave peligro. Ella dijo que una vez que la
maldición fuera traspasada, ella debería estar siempre en guardia de aquellos que
harían daño a la medio demonio.”
“¿Ella iba a traspasar la maldición a otra bruja?” preguntó Shay.
“Sí. Morgana estaba preocupada porque ella se estaba volviendo demasiado
vieja para ser una adecuada guardiana.”
“Oh.” Shay absorbió lentamente las palabras. Quizás ridículamente ella sintió
una chispa de calidez por la preocupación de la bruja. Evidentemente su padre
había escogido a su guardiana cuidadosamente. Eso le aseguró que él realmente la
había amado tanto como ella había creído. “¿Así que ella quería protegerme?”
Evor se encogió de hombros. “Supongo que sí.”
Siempre sensible de todas sus emociones, Viper apretó su agarre sobre la
garganta del trol. Él se había dado cuenta de cuánto necesitaba ella saber que no
había sido abandonada por aquellos que afirmaban amarla.
“Y tú escuchaste la palabra Shalott e inmediatamente te diste cuenta de lo
mucho que ella valdría,” le acusó él con un letal tono.
Evor chilló, sus ojos desorbitados de terror. “Soy un hombre de negocios.
¿Qué quieres que haga?”
“Das asco,” corrigió Shay. “¿Cómo conseguiste la maldición?”
“Yo…” Evor lamió sus labios, sus ojos mirando con recelo de Viper a Shay.
“Yo me deslicé por las escaleras y esperé por momento apropiado. En cuanto la
Traducido por Aremik
351
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
maldición estaba siendo transferida, yo salté hacia delante para matar a la joven
bruja y el hechizo cayó sobre mí.”
“¿Y luego tú asesinaste a Morgana?”
“Sí.” Un indicio de confusión tocó su feo rostro. “Tenía la intención de quemar
su cuerpo, pero ella pareció desaparecer en el aire.”
Shay recordó encontrar el esqueleto y la pequeña caja oculta detrás del
círculo encantado. Morgana había utilizado su último aliento para mantener la
verdad a salvo para Shay.
“Despreciable bastardo sin corazón,” susurró ella, apretando sus manos a sus
lados para evitar extenderlas fuera y estrangular al horrible trol.
La criatura había hecho de su vida un infierno. Él se había unido a ella,
abusado de ella y la había vendido como a un animal.
Si no fuera por él…
Si no fuera por él ella nunca habría conocido a Viper, le susurró una voz no
deseada desde el fondo de su mente.
La temblorosa furia se desvaneció lentamente, y casi inesperadamente ella
cayó de rodillas y comenzó a llorar.
Ella no estaba segura de por qué lloraba.
La completamente absurda pérdida de su padre, tal vez. El horror de su
infancia robada. Los años de esclavitud.
El conocimiento de que, excepto por un golpe de suerte, ella nunca habría
estado en poder de Evor.
O tal vez ella estaba simplemente purgando lo último de su amargura de
modo que pudiera ponerla en el pasado a donde pertenecía.
Cualquiera que fuera la causa no le llevó mucho tiempo a Viper estar
arrodillado a su lado, sus brazos envueltos apretadamente a su alrededor.
“Shay, por favor, mi amor,” susurró él en su pelo. “Me estás rompiendo el
corazón.”
Ella se sorbió la nariz, hurgando dentro de la fuerza de su pecho. “¿Se
acabó?”
Traducido por Aremik
352
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Sus labios rozaron su cara, apartando con besos la humedad de sus
lágrimas. “Se acabó. Realmente. Podemos ir a casa.”
“¿Qué pasa con Evor?”
“Él vendrá con nosotros. Tengo suficientes conexiones para encontrar a una
bruja lo bastante poderosa para romper la maldición. Después de eso… bueno, eso
será totalmente decisión tuya, cariño.”
Ella inclinó la cabeza hacia arriba para encontrar sus preocupados ojos
medianoche. “Cuando pongamos fin a la maldición, ya no seré tu esclava.”
Una lenta y perfecta sonrisa curvó sus labios. “Tal vez no mi esclava, pero
pronto serás mi compañera. Lo que significa que estarás unida a mí durante una
eternidad.”
“Yo no he dicho sí, todavía,” le recordó ella en voz baja.
“Bien.” Sus labios rozaron su boca. “Quiero el placer de convencerte.”
Ella tuvo un pequeño escalofrío. No dudaba que sería un placer.
Para ambos.
El sonido de Levet aclarándose la garganta hizo un inquietante eco a través
de la caverna y Shay miró hacia arriba para descubrirle mirándolos con un indicio de
impaciencia.
“No es que desee ser un aguafiestas, pero a menos que salgamos de estas
cavernas Dante pronto traerá a su ejército con llameantes armas,” señaló él. “El
tiempo corre.”
Viper asintió lentamente. “Odio estar de acuerdo con la gárgola, pero si Dante
está de camino entonces debemos detenerle antes de provocar más violencia.” Su
cabeza se giró para mirar a Styx que estaba recogiendo silenciosamente el puñado
de cenizas que quedaba de su maestro. “Ya ha habido suficiente derramamiento de
sangre.”
Shay tocó ligeramente su rostro en simpatía antes de regresar su atención
hacia el gigante demonio. Él era bastante impresionante con sus abultados
músculos y grotescos rasgos. Tan aterrador como la más grande de las gárgolas.
Pero ella echaba de menos a su pequeño Levet.
“No es que quiera pincharte el globo, Levet, pero ¿has pensado en cómo vas
a salir de estas cuevas?” murmuró ella suavemente.
Traducido por Aremik
353
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Con un ceño fruncido de sorpresa, Levet miró hacia abajo a su agrandado
cuerpo. “¿No puedo simplemente…” Él hizo un gesto con la mano. “… forzar mi
salida?”
Viper se puso en pie y tiró de Shay a su lado. “No sin derrumbar la mayoría
del acantilado sobre nuestras cabezas. Y aunque aprecio tu ayuda, amigo mío, no
tengo ningún deseo de estar atrapado en estos túneles contigo hasta que podamos
cavar una salida.”
Levet dio un irritado pisotón con el pie, rociándolos a todos ellos con trozos
de roca del techo.
“Esto realmente da asco,” se quejó él. “Finalmente consigo tener un tamaño
decente y ahora tengo que renunciar a él antes de poder siquiera disfrutar de un
buen saqueo.”
“No.” El silencioso duendecillo agarró de repente el brazo de Levet, su
expresión suplicante. “No les escuches. Ellos están tratando de engañarte y hacer
que renuncies a tu último deseo. Nosotros podemos salir de aquí. Conozco un
camino…”
“¡Oh, cállate!,” chasqueó Levet. “Vale la pena renunciar a un deseo tan sólo
para librarse de ti.” Él inspiró profundamente. “Deseo tener mi tamaño normal.”
En un abrir y cerrar de ojos, Levet se había reducido a su estatura de 90 cm y
lo mejor de todo, el duendecillo de agua que gimoteaba había desaparecido.
Con una pequeña sonrisa, Shay se movió hacia delante para envolver sus
brazos alrededor de su querido amigo.
“Te amo, Levet,” susurró ella.
Él soltó un burlón resoplido ante sus sentimentaloides palabras, pero él no
intentó apartarse. Con un incómodo movimiento él palmeó su espalda con su
pequeña mano.
“Oui, oui. ¿Podemos irnos a casa ahora?”
A casa. Sí, ella se iba a casa. Con su familia a su lado.
Ningún demonio podía pedir más.
Traducido por Aremik
354
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper cumplió con su palabra.
Él tenía las conexiones necesarias para descubrir a una bruja dispuesta a
romper la maldición que ataba a Shay.
Por supuesto, él no estuvo contento con su decisión de permitir a Evor
volverse a escabullir bajo las rocas desde las que se había arrastrado. Él fue
bastante rotundo sobre lo que él quería para el trol. Una agradable y larga sesión de
tortura, seguida de varias horas de ser cortado en pequeños trocitos.
Shay, sin embargo, descubrió que su feroz necesidad de venganza ya no era
la fuerza motora de su vida. No cuando tenía una eternidad que planificar con el
vampiro al que amaba.
Ella estaba libre de Evor, y en tanto en cuanto él estuviera siendo vigilado por
vampiros para asegurarse de que no hiciera daño a cualquier otro demonio, ella
estaba satisfecha.
Ellos se habían peleado, por supuesto, pero al final ella había conseguido
salirse con la suya. Y ambos habían disfrutado de la deliciosa oportunidad de hacer
borrón y cuenta nueva.
Ahora la maldición se había ido y Shay era capaz de planear su futuro por
primera vez en casi un siglo.
Con gozosa alegría ella cambió su vida como sirviente por una como
compañera.
Había sido una hermosa ceremonia en la finca de campo de Viper rodeados
por cientos de velas y rosas, y el dulce aroma de la tarta de manzana recién
horneada flotando en el aire.
Cuando los colmillos de Viper se habían deslizado en su carne y él había
invocado el antiguo poder para unirlos como uno, Shay pensó que nunca habría un
momento más perfecto en su vida.
Ella había estado equivocada.
Mientras los días pasaban, ella se dio cuenta de que sus días estaban ahora
llenos de esos momentos perfectos.
Yendo de compras o simplemente compartiendo un almuerzo con Abby.
Viendo a Viper enseñar a Levet cómo usar una espada con mortal precisión. Cenas
a medianoche con Viper burlándose de ella mientras se zampaba la enorme comida
Traducido por Aremik
355
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
dejada por el ama de llaves. Las festivas reuniones con su clan donde los vampiros
revelaban su profundo respeto e inquebrantable lealtad hacia el líder que los
mantenía seguros.
Eran momentos que muchos daban por sentado.
Pero nunca ella.
Regresando a casa tras una maratoniana expedición de compras con Abby,
Shay se deslizó silenciosamente en el dormitorio que compartía con Viper, y lanzó a
un lado sus numerosas bolsas. Hasta que ella se había enamorado nunca se había
preocupado por algo tan tonto como la moda.
Ahora, sin embargo, ella tenía un muy particular deseo por lucir lo mejor
posible.
Aliviada de descubrir que Viper estaba ocupado en la ducha, ella se apresuró
a quitarse la ropa y rebuscó dentro de una de las bolsas para sacar un camisón
blanco.
Era una hermosa prenda.
Reluciente satén con encaje sobre los pechos y hacia abajo por su estómago
que se las arreglaba para revelar mucho más de lo que ocultaba.
Parecía hecho a medida para hacer al vampiro más exigente ponerse en pie
y fijarse en ella.
Ella acababa de deslizárselo sobre la cabeza cuando la puerta que conectaba
con el baño se abrió y Viper entró en la habitación.
Tan sólo por un momento ella luchó por recordar como respirar.
Él era tan malditamente espléndido.
Llevando un grueso albornoz y la sedosa extensión de cabello plateado
enmarcando su perfecto rostro, él parecía alguna decadente fantasía que ha
cobrado vida.
Su fantasía.
Deteniéndose abruptamente, él permitió a sus ojos ampliarse mientras hacían
un lento y extremadamente concienzudo estudio de su cuerpo apenas cubierto.
Traducido por Aremik
356
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay ocultó una sonrisa cuando sintió el aire de la habitación empezar a
repicar con el ardiente calor que Viper despertaba con tanta facilidad. No parecía
importar cuántas veces él la tenía en sus brazos, él siempre tenía hambre de más.
Sus ojos se oscurecieron mientras se detenía el tiempo suficiente para
encender las decenas de velas dejadas sobre el tocador antes de apagar la luz del
techo y moverse hasta detenerse directamente delante de ella.
Él permaneció de pie durante un interminable momento, bebiendo de la visión
de ella con una expresión que era imposible de leer. Al final, Shay soltó un
impaciente suspiro.
“¿Y bien?” le provocó ella.
“Y bien ¿qué?” preguntó él, su voz adecuadamente profunda.
¿Cuál era el punto del satén y el encaje si no hacían a un hombre luchar por
hablar?
Ella pasó sus manos deliberadamente sobre el suave material. “Se supone
que tienes que decirme que piensas que mi nuevo vestido es hermoso.”
Sus colmillos se alargaron mientras él luchaba por no arrastrarla simplemente
a la cama y dejar que el instinto tomara el mando. A pesar de toda su elegante
sofisticación, había veces en que él era totalmente masculino.
“Cualquier cosa que te pongas es hermosa,” murmuró él.
“Pensé que te gustaría.”
Su corazón se sacudió de excitación cuando sus brazos se deslizaron a su
alrededor, y ella fue tirada con firmeza contra su cuerpo. El tacto y el aroma de él
eran suficientes para hacer que su sangre se apresurase y que su estómago
temblara de anticipación.
“Me gusta mucho, pero no estoy seguro de que el coste merezca la pena,”
dijo él mientras bajaba la cabeza para hociquear suavemente contra su mejilla.
“¿No me digas que te has vuelto un tacaño en tu vejez?” protestó ella.
Él le dio a su oreja un pequeño pellizco. “Me importa un bledo el coste, es el
tiempo que tú te tomas para comprar el vestido lo que lamento.”
Shay se estremeció mientras permitía que sus brazos se envolvieran
alrededor de su cuello. Ella sabía muy bien que Viper estaba contento de que ella
hubiera forjado una amistad con Abby.
Traducido por Aremik
357
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él mejor que nadie entendía lo especial que un vínculo era para ella.
“Sólo han sido cinco horas.”
Su lengua recorrió la longitud de su mandíbula enviando un brote de calor
corriendo a través de su cuerpo. Bendito guacamole, él era bueno en esto.
“Demasiado tiempo,” le informó él.
Shay luchó por recordar que ella tenía un cerebro. Uno que por lo general
funcionaba bastante bien.
No era una cosa fácil cuando sus manos comenzaron a explorar el encaje
transparente que cubría sus pechos.
“Es obvio que no sabes nada de los complejos rituales involucrados en el ir
de compras,” jadeó ella.
Sus pulgares rozaron sus pezones, haciéndolos crecer en ansiosos puntos.
“¿Complejos rituales?”
Ella se inclinó hacia atrás solícitamente de modo que él pudiera cubrir más
fácilmente sus doloridos pezones con sus talentosos labios. Un suspiro se deslizó
por sus labios cuando él la chupó con creciente insistencia.
“Abby está instruyéndome en la materia. Todo es muy complicado y muy
secreto.”
“Hmm.” Su lengua acarició la dura punta de su pecho hasta que sus rodillas
amenazaron con doblarse. “Suena demasiado tedioso para perder tu tiempo con
ello. Tienes asuntos mucho más importantes que atender.”
Ella se aferró a sus hombros. “¿Y qué asuntos serían esos?”
“Déjame ver.” Antes de que ella pudiera percibir sus intenciones, él la había
tomado en brazos y se estaba encaminando hacia la cama cercana. Ella se
encontró extendida sobre el colchón y con Viper sobre ella antes de que pudiera
parpadear. No es que le importase. Era precisamente a donde ella había previsto
terminar. Aunque no necesariamente con Viper sobre ella. Él la miró con una
expresión ridículamente engreída. “En primer lugar, siempre deberías saludar a tu
compañero con un beso.”
“Ah.” Ella tenía la intención de poner fin rápidamente a esa engreída sonrisa.
Traducido por Aremik
358
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Ahuecando su rostro con sus manos, ella levantó la cabeza para colocar sus
labios contra los de él. Al principio su toque fue suave. Besos como plumas y el roce
de su lengua. Viper gimió pero ella se negó a profundizar su toque mientras
mordisqueaba la esquina de su boca.
Ella sintió su cuerpo endurecerse sobre ella, su erección presionando contra
su muslo con feroz insistencia. Sólo entonces ella separó sus labios con la lengua y
permitió que su moderada hambre lo probase como ella deseaba.
Él hizo un profundo sonido con la garganta mientras sus manos tiraban
impacientemente de su costoso vestido.
“¿Es así como debería besarte?” murmuró ella.
“Oh, sí,” dijo él mientras luchaba porque ella saliera del satén. “Así es
precisamente como deberías hacerlo.”
“¿Algo más?”
“Deberías quitarme la bata.” Él sonrió cuando ella alzó una ceja. “Tan sólo
para asegurarte de que conseguí lavar todo el jabón.”
“Sip, claro.” Ella se rió mientras deslizaba servicialmente el rico material fuera
de su cuerpo y lo lanzaba al suelo. Ella pasó sus manos sobre los ondulantes
músculos de su espalda. “Tú no quisieras ninguna burbuja de jabón perdida.”
Sus ojos estaban tan negros como la medianoche y su cabello se había
derramado como una cortina de seda alrededor de ella. Con sus colmillos
completamente extendidos, él se veía peligroso, exótico y totalmente malvado.
“Realmente deberías de buscar con más cuidado, cariño.”
“¿De veras?” Inclinando la cabeza, ella deslizó sus labios hacia abajo por la
longitud de su cuello y por encima de su clavícula. Ella se quedó allí un momento
para mordisquear la fría y pecaminosamente suave piel antes de continuar bajando
para bromear con sus pezones como él había bromeado con los suyos. “¿Qué te
parece así?”
“Perfecto,” gimió él, sus dedos hundiéndose en su cabello y tirando de él de
su ordenada trenza. “Shay.”
Con un brusco movimiento, él había tirado de ella de vuelta para encontrarse
con los labios que la buscaban. No hubo más pretensión de dulzura cuando él
capturó su boca en un beso que exigía una rendición completa.
Traducido por Aremik
359
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Shay separó sus labios de buena gana cuando su lengua acarició
profundamente dentro de su boca. Al mismo tiempo, sus manos estaban vagando
sobre su piel con una urgencia que hizo que su corazón se apretara de excitación.
No había nada tan delicioso como un vampiro totalmente excitado.
Bebiendo profundamente de su deseo, él esparció exigentes besos sobre su
cara antes de moverse para acariciar la línea de su cuello. Shay contuvo la
respiración, esperando sentir el suave empuje de sus colmillos.
Las últimas semanas le habían enseñado que no había nada que temer en
ofrecerle a Viper la sangre que él ansiaba. Era un intercambio íntimo que
proporcionaba un placer más allá de toda imaginación.
Sus colmillos rasparon ligeramente su piel, pero él siguió moviéndose hacia
abajo, colocando provocadores besos sobre su pecho, su estómago, y en la curva
de su cadera.
Los ojos de Shay rodaron hacia atrás en su cabeza mientras él tiraba de sus
piernas para abrirlas y se colocaba entre ellas. Oh, a ella le gustaba esta parte.
Con la paciencia que sólo un inmortal podía invocar, Viper recorrió sus labios
sobre la curva de sus muslos, su lengua provocando hacia abajo por su pierna hasta
la punta de los dedos de los pies antes de regresar. Sus caderas se arquearon fuera
de la cama en silenciosa súplica.
“Por favor…” susurró ella.
Su lengua siguió acariciando la parte interna de su muslo mientras él miraba
hacia arriba para encontrarse con su brillante mirada. Con un movimiento
deliberado, él permitió que sus colmillos perforaran la piel, y al igual de
deliberadamente se detuvo mientras esperaba por su aprobación.
Era su forma de asegurarle que él nunca tomaría su sangre contra su
voluntad. Que ella tendría el poder de negarle a cualquier hora.
Su estómago se apretó mientras ella estudiaba la pura belleza de su rostro.
“Si me muerdes no podré aguantar,” dijo ella.
Los oscuros ojos brillaron con pura satisfacción masculina. Ella no pudo evitar
reírse. Él podría ser un vampiro, pero había una gran cantidad de testosterona
fluyendo a través de su cuerpo.
Ella asintió lentamente y gritó cuando sus colmillos se hundieron
profundamente en su carne. No fue un grito de dolor. Fue de pura alegría.
Traducido por Aremik
360
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Agarrando las sábanas bajo ella, Shay jadeó un profundo aliento mientras lo
sentía alimentarse profundamente de su cuerpo. Con cada succión, su cuerpo se
retorcía con el creciente placer. Él estaba tocando nada más que su pierna, pero su
aliento venía en pequeños jadeos, y la parte inferior de su cuerpo se apretaba con
una familiar presión.
Ella sabía bien que no se podía luchar contra el rápidamente creciente
clímax.
Era tan inevitable como una ola rompiendo contra la costa.
“Viper.”
Extendiendo las manos hacia abajo, ella enredó los dedos en su cabello
cuando la explosión sacudió todo su cuerpo.
Jodida… sagrada… vaca. Estrellas se dispararon detrás de sus ojos. La tierra
se movió. El tiempo se detuvo.
Era como siempre ocurría. Perfecto.
Incluso si ella vivía una eternidad, nunca se acostumbraría al puro poder de
sus pasiones.
Con un gemido sincero ella se hundió en el colchón y con un suave
movimiento, Viper se alzó y se deslizó dentro de ella con un feroz empuje.
Ella se aferró a sus hombros, envolviendo sus piernas alrededor de su cintura
mientras él la montaba con rápidos golpes, su movimiento constante volviendo a
encender rápidamente su deseo.
“Te amo, cariño,” jadeó él mientras las uñas de ella rastrillaban hacia abajo
por su espalda. “Amo cada hermoso centímetro de ti.”
Shay sonrió mientras sus suaves palabras rozaban su mejilla. ¿Quién hubiera
pensado que ella alguna vez sostendría en sus brazos a un vampiro? ¿O que le
daría el corazón que ella había pensado enterrar para siempre?
¿Y quién hubiera pensado que ella llegaría a aceptar que ser medio-Shalott y
medio-humana era una casi una cosa maravillosa?
Apretando su agarre sobre el hombre que había cambiado su vida tan
profundamente, Shay permitió que el amplio placer alcanzara su clímax justo
cuando Viper lanzaba un ronco grito y se hundía profundamente en su interior.
Traducido por Aremik
361
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él se desplomó a su lado y tiró de ella dentro de sus brazos, sus labios
rozando sus enredados mechones.
“Lamento lo de tu nuevo camisón, cariño,” murmuró él.
Él no sonaba ni un poco arrepentido, reconoció ella con pesar mirando hacia
el vestido de satén que había sido desgarrado más allá de la reparación. De hecho,
él sonaba positivamente satisfecho de sí mismo.
“No te preocupes por eso.” Ella se acurrucó más cómodamente contra él.
“Siempre puedo ir otra vez de compras mañana.”
“¿Mañana?” Sus brazos se apretaron. “¿Sabes que hay un invento de lo más
maravilloso? Se llama compra online…”
Esperando hasta que Shay se durmiera, Viper se desenredó con cuidado de
sus brazos y se puso la bata. Una sonrisa tocó su cara cuando miró hacia abajo a la
esbelta mujer que había conseguido convertirse en la cosa más importante del
mundo para él.
Incluso después de semanas de tenerla en su cama, él seguía encontrándose
despertando con una pequeña sacudida de placer al encontrarla en sus brazos.
Él nunca había estado tan completamente en paz o contento en toda su
existencia, y sin embargo había un persistente dolor que no podía sacar de su
mente por completo.
Moviéndose hacia la ventana, Viper miró fijamente a la oscuridad. Él podía
sentir entre los árboles a Santiago y a los otros jóvenes vampiros que patrullaban
diligentemente los alrededores. La amenaza para Shay había terminado, pero su
posición como líder de clan aseguraba que él nunca tomaba su seguridad por
sentado.
No habría más desagradables sorpresas si él podía evitarlo.
Perdido en sus pensamientos, Viper se sorprendió cuando una suave voz se
introdujo de repente en el silencio.
“Deberías ir con él, lo sabes.”
Traducido por Aremik
362
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Girándose hacia la mujer sobre la cama, él alzó una ceja. “Pensé que estabas
dormida.”
Shay sonrió perezosamente, viéndose completamente demasiado tentadora
yaciendo desnuda sobre las doradas sábanas con su cabello extendido como una
cortina de satén a su alrededor.
“Viper, ve con él.”
“¿Ir con quién?” preguntó él mientras comenzaba a caminar hacia la cama.
Su cuerpo ya estaba respondiendo a la visión de ella. Él podría estar técnicamente
muerto, pero no estaba enterrado.
Una mujer desnuda en su cama era una oportunidad que no debía perderse.
“Styx.”
Él se detuvo asombrado. “¿Cómo lo has sabido?”
“No soy simplemente una cara bonita.”
Él permitió que su mirada vagara lentamente sobre sus expuestas curvas.
“Oh, soy muy consciente de eso,” refunfuñó él. “Sin embargo, no sabía que pudieras
leer la mente.”
Un encantador rubor tocó sus mejillas mientras ella tiraba de la sábana sobre
su cuerpo. Viper soltó un triste suspiro. Maldición. Era casi un pecado cubrir tal
belleza.
“No se necesita mucha habilidad para darse cuenta de que has estado
preocupado desde que dejamos las cuevas,” dijo ella. “Y de que debes de lamentar
lo que ocurrió allí.”
Viper hizo una mueca. Esta mujer estaba comenzando a conocerle
demasiado bien.
“Fue por mi mano que él líder de los vampiros esté ahora muerto. Styx debe
tomar el mando si no queremos caer en el caos.”
Ella frunció el ceño. “¿Crees que lo hará?”
Él sacudió lentamente la cabeza. Como todos los vampiros, Styx podía ser
testarudo, arrogante y con tendencia a retirarse dentro de sí mismo cuando estaba
preocupado.
Traducido por Aremik
363
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Si llegaba a la conclusión de que él tenía la culpa por la muerte del Anasso, o
de que él era de algún modo inadecuado para tomar el mando, él desaparecería en
la niebla y nadie sería capaz de encontrarlo.
No se podía permitir que eso sucediera.
Cuales quiera que fueran sus inquietudes o recelos, Styx era ahora su líder.
“Supongo que esa es la cuestión,” dijo él en voz baja.
Ella lo miró durante un largo rato, su expresión sombría.
“Ve con él.”
Finalmente pasó casi una semana antes de que Viper se encontrara
caminando por los escarpados acantilados que enmarcaban el Río Mississippi. A
pesar de toda su preocupación por Styx, él tenía su propio clan para supervisar, y él
había descuidado sus negocios demasiado durante el último mes.
Al final fue la intimidante insistencia de Shay lo que le había enviado hasta la
remota casa de granja. Ella había dicho que la estaba volviendo loca con sus
cavilaciones nocturnas. Y que ella lo desterraría al sótano a menos que se
enfrentara con su viejo amigo y aliviara su mente.
Ese era un destino que él se negaba siquiera a contemplar.
Dejando Chicago, había conducido a través de la noche y aparcado su coche
cerca de la carretera. Prefería caminar por el estrecho camino que se abría paso a
través de los poco densos bosques. Todavía no estaba seguro de lo que tenía la
intención de decirle a Styx. O si el orgulloso vampiro consentiría siquiera hablar con
él.
Él todavía estaba a una distancia de la casa de granja cuando una sombra se
movió desde detrás de un árbol y él estaba cara a cara con el amenazante vampiro
de cabello negro como un cuervo.
No había nada que leer en el bronceado rostro, y Viper alzó las manos con
cautela en señal de paz.
Traducido por Aremik
364
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Él estaba técnicamente entrando sin autorización en el territorio de otro líder
de clan. Styx estaría muy en su derecho de ejecutarle.
“¿Se trata de un comité de bienvenida, o tienes la intención de matarme?”
preguntó él, su tono ligero pero su cuerpo tenso para reaccionar a cualquier ataque.
Styx se encogió de hombros, sus dedos jugueteando distraídamente con el
medallón de su cuello.
“Yo podría preguntarte lo mismo. ¿Debe de haber una poderosa razón para
que un vampiro recientemente emparejado esté tan lejos de su guarida.”
“El poder de la simple amistad y preocupación por ti, viejo compañero,”
replicó Viper.
“¿Preocupación?” Los oscuros ojos se entornaron. “¿Temes que pudiera
seguir los pasos de mi maestro y desarrollar una adicción por esos patéticos
humanos?”
Viper dio un paso hacia delante. A su alrededor el aire de la noche se
arremolinaba con una helada brisa, tirando de sus capas y susurrando a través de
los desnudos árboles.
Afortunadamente, los vampiros no sentían el frío.
“Mi único temor es que tú permanezcas aquí meditando y culpándote a ti
mismo por la tragedia del Anasso.” Él alargó el brazo para colocar su mano sobre un
ancho hombro. “Te quiero como a un hermano, pero tienes la desafortunada
tendencia de creer que deberías de ser infalible.”
“Bastante lejos de ser infalible.” Los oscuros ojos brillaron con una culpa tan
profunda que hizo a Viper estremecerse. “Casi permito que tu compañera fuera
destruida.”
“Shay está bien y gloriosamente satisfecha con su nuevo compañero. Al igual
que yo,” insistió él. Ninguno de ellos podía permitirse el lujo de tener a Styx
paralizado por su sensación de fracaso. Lo necesitaban fuerte y preparado para
tomar el mando. “El pasado, pasado está, Styx. Ahora es el momento de mirar hacia
el futuro. El futuro de todos nosotros.”
“¿Y es por eso que estás aquí?” preguntó él.
“Ahora eres nuestro líder. Quiero que sepas que tienes mi lealtad, y la lealtad
de mi clan.”
Su expresión se endureció. “No es un puesto que desease alguna vez.”
Traducido por Aremik
365
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Viper no pudo evitar sonreír. “El destino rara vez se preocupa por nuestros
propios deseos. Se despliega cuando lo desea.”
Styx hizo una mueca de fastidio. “Siempre he detestado a los filósofos.”
“Entonces déjame hablar con claridad.” La mano de Viper se apretó sobre el
hombro de su amigo, su expresión sombría. “Te necesitamos, Styx. Es el respeto
por ti y tus Cuervos lo que ha mantenido alejados a los vampiros de una guerra
abierta, y más importante, es el miedo de ti lo que ha mantenido a raya a los otros
demonios. Si tú no tomas el mando, ambos sabemos que se perderá todo aquello
por lo que luchamos.”
Styx apretó las manos a sus lados. “¿Por qué yo? Tú eres perfectamente
capaz de tomar el mando.”
Viper negó lentamente con la cabeza. “Si alguien más intenta tomar el
control, entonces cada pequeño vampiro con esperanzas de obtener poder se
alzaría en desafío,” señaló él con lógica irrefutable. “No. Tú eres el sucesor natural,
y sólo tú puedes mantener intactos los tratados.”
“¡Maldito seas, Viper!” suspiró el anciano vampiro.
“Tan sólo estoy diciendo lo que tú ya sabes.”
“Eso no significa que me tenga que gustar.”
Viper soltó una repentina carcajada. “No, no tiene por qué que gustarte.”
Un aire de cansancio se asentó sobre el sombrío vampiro. “Regresa con tu
compañera, Viper. Cumpliré con mi deber.”
“¿Y me llamarás si me necesitas?” presionó Viper.
“Te llamaré,” admitió él de mala gana.
Contento de que Styx en efecto cumpliría con su deber, Viper dio un paso
hacia atrás y le ofreció una maliciosa sonrisa.
“¿Sabes que hay unos pocos beneficios unidos a tu nuevo puesto?”
Styx frunció el ceño. “¿Beneficios?”
“No habrá una hembra de vampiro en los alrededores que no vaya a estar
dispuesta a compartir la cama de nuestro nuevo Anasso.”
Traducido por Aremik
366
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Serie “Guardianes de la Eternidad” 02
Abraza la Oscuridad
Styx alzó una ceja. “No necesito ser el Anasso para tener a una hembra en mi
cama.”
Viper se rió mientras tiraba hacia atrás de la capa para revelar el intrincado
tatuaje que se desarrollaba a lo largo de la parte interna de su antebrazo. Era la
marca de su emparejamiento con Shay.
“Tan sólo no olvides que las hembras ofrecen más riesgos que todos los
demonios juntos.”
El anciano vampiro miró a Viper como si temiera que hubiera perdido la
cabeza.
“Ese es un riesgo que nunca necesitaré temer, viejo amigo. Algunos de
nosotros somos lo bastante sabios como para evitar trampas tan evidentes,” dijo él
con absoluta convicción.
Viper simplemente sonrió, recordando su propia firme creencia en que él
nunca sería lo bastante estúpido como para acabar emparejado.
“Ya sabes lo que dicen, amigo mío. Los mejores planes, de vampiros o
ratones, en ocasiones se tuercen…38”


NdT: Hace referencia a un verso de un poema de Robert Burns que suele usarse como dicho
popular, ‘…The best laid schemes, of mice and men, go often askew…’ y que viene a decir más o
menos que ‘los mejores planes de los ratones y los hombres en ocasiones se tuercen’.


FIN

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nanis
Correctora de estilo
avatar

Mensajes : 1831
Rango : 1
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Localización : México

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Dom Ene 02, 2011 7:50 am

Gracias Gemna, definitivamente esta mejor que el primero :mangalove:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Dom Ene 02, 2011 2:31 pm

:mangalove: a que sí? jejeje

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nanis
Correctora de estilo
avatar

Mensajes : 1831
Rango : 1
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Localización : México

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Lun Ene 03, 2011 2:56 am

Sí, completamente :mangalove: Aunque, dónde demonios se encuentra uno a hombres que se acerquen a esas descripciones??? :manga11:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Mar Ene 04, 2011 11:07 am

:229: jo es verdad, tíos así no se ven muchos, qué pena... snif :manga11:



:208: bueno, ahora enseguida te pongo el siguiente XDDD

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Mar Ene 04, 2011 11:08 am

Alexandra Ivy - saga guardianes de la noche

Libro 3 - Eterna Oscuridad

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Argumento:

Dos hombres... uno desea su amor... el otro su vida...

Darcy Smith siempre sintió que era diferente a los demás; si sólo supiera el por qué.

Poseedora de un secreto lo suficientemente oculto como para poner fin a toda una raza de demonios. Darcy involuntariamente se convierte en un peón en una épica batalla entre los vampiros y los Weres mientras descubre un nuevo mundo lleno de éxtasis y profundas pasiones.

Consumido en su lujuria por Darcy, Styx (el Anasso de los vampiros) usará todos los medios necesarios para mantenerla fuera de la guarida de Salvatore Giuliani, el mortal líder de los Weres. Pero la protección de la mujer que ama podría costarle a Styx un precio demasiado alto...

Salvatore Giuliani sabe que el tiempo se agota para los Weres. Empujados al borde de la extinción, no se detendrá ante nada para hacer de Darcy su última conquista y su Reina, porque sólo ella tiene la clave para su supervivencia.

Pero, ¿en cuál de estos hombres podría confiar Darcy? Todo lo que necesita es un mordisco para sumergirla en toda una vida de subyugación o de placer.

Sucumbir a la pasión eterna.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   Mar Ene 04, 2011 11:09 am

Un Sabor de Oscuridad
… “¿Vas a morderme?” susurró Darcy.
Ella podía sentir el estremecimiento que recorrió su cuerpo. Como si la idea
de morderla fuera una muy potente.
“¿Quieres que lo haga?”
“¿Duele?”
“Muy al contrario.” Él bromeaba raspando la punta de sus colmillos sobre su
piel. “El mordisco de un vampiro no aporta nada excepto placer. Estamos obligados
a ser muy cuidadosos para asegurarnos que nuestro acompañante no se convierta
en un adicto.”
Ella se quedó sin aliento mientras él hociqueaba más abajo, tirando de la
suelta camiseta para poder seguir la línea de la clavícula con sus labios.
“¿Acompañante o presa?” preguntó ella.
Styx la movió sobre su regazo para permitir que una mano de dedos largos
acariciara la piel desnuda de su muslo. “A veces lo uno, a veces lo otro, a veces
ambos.”
“¿Y cuál soy yo?”
“¿Cuál quieres ser?”
Ella se humedeció los labios mientras su mano se movía hacia la sensible
piel de la cara interna de su muslo. “Creo que soy un rehén. Uno que tienes la
intención de entregar a una manada de hombres-lobo.”
“Nada ha sido decidido todavía.”
Bajando la cabeza, Styx capturó sus labios en un exigente beso. Al mismo
tiempo, sus hábiles dedos encontraron el borde de su diminuta ropa interior y se
deslizaron por debajo…

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)   

Volver arriba Ir abajo
 
Alexandra Ivy - guardianes de la noche (libro 1 - 2 y 3)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» guardianes de tesoros es un mito o en verdad existen!!!
» El Nuevo Libro de Antiguos Tesoros
» Aquí mi opinión de La Hija de la Noche
» Secretos en la noche-Linda Howard
» LA NOCHE DE BODAS - JILLIAN HUNTER

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Zona de Lectura-
Cambiar a: