Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur   Mar Ene 12, 2016 1:20 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



3- Temting evil

En un mundo de magia y seducción, las noches sacan lo bello, lo condenado, y lo deseado., Riley Jenson  en su propia mitad hombre lobo, mitad vampiro, trabaja para una organización creada para vigilar las razas sobrenaturales. Confiando en sus superiores y amantes apenas más de lo que ella confía en sus peores enemigos, Riley juega su propio conjunto de reglas. Su última misión: entrar en el palacio de recreo, fuertemente custodiado de un criminal llamado Deshon Starr-un loco científico que ha estado tonteando en el acervo genético durante décadas.

Con dos hombres, un atractivo, seductor vampiro fresco y un lobo-que compiten irresistiblemente para su atención, Riley tiene que mantener la concentración. Salvar al mundo de Deshon Starr significará salvarse a sí misma de la trampa que se cierra en torno a ella.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur   Mar Ene 12, 2016 1:22 pm

Tentar al Diablo


Capítulo 1/Parte 1


Detestaba el entrenamiento.

En particular desde que el principal motivo era transformarme en algo que una vez rehusé a convertirme: una guardiana de la Dirección de Otras Razas.

Era inevitable, y lo aceptaba de alguna manera, pero no quería decir que le pusiera entusiasmo.

Los guardianes eran algo más que simples policías especializados, contrariamente a lo que pensaban los humanos: eran juez, jurado y verdugo. Y no se tenían que molestar con tanta historia de legalidad como los policías humanos. Cierto era que las víctimas de esos guardianes eran generalmente asesinos psicópatas incontrolables que merecían totalmente su ejecución, pero había que admitir que perseguir a esos enfermos toda la noche con el único objetivo de poner fin a su “no-vida” no era parte de mis prioridades.

Sin embargo, a veces mi alma de lobo tenía más sed de esas persecuciones de lo que me gustaría admitir.

Lo peor no era la formación necesaria para convertirse en guardián, sino entrenar con mi hermano. Era incapaz de hacerle morder el polvo. No podía flirtear con él o enseñarle un pecho para distraerlo. No podía quejarme de que ya era demasiado y suplicar que me dejara, porque no sólo era mi hermano, era mi gemelo.

Él sabía perfectamente de lo que era o no capaz de hacer, porque lo podía sentir. No compartíamos un lazo telepático que caracterizaba algunas relaciones de gemelos, pero sabíamos cuando el otro estaba herido o tenía problemas.

Y en este preciso momento, Rhoan sabía perfectamente que intentaba escabullirme, y lo peor es que conocía el motivo.

Tenía una cita con un hombre lobo ultra sexy.

Exactamente en una hora.

Si salía ahora tendría tiempo de hacerme un tratamiento de belleza antes de que Kellen (el lobo en cuestión) pasara a recogerme. Pero si me retrasaba más, se encontraría con la pobre llena de moratones en la que me había convertido últimamente.

–Dime, ¿Liander no te iba a hacer la cena esta noche? – pregunté agitando el bastón de madera que me había dado y que aún no había utilizado (en gran medida porque no quería golpear a mi hermano).

Aunque no era el tipo de escrúpulos que lo ahogaban, mi cuerpo lleno de moratones era la prueba.

Por otra parte, él tampoco tenía muchas ganas de verme convertida en guardiana, y en particular, que me asignaran la misión que se acercaba inexorablemente.

–Si – respondió él, girando a mi alrededor en  un aire tan claro como su mirada.

Pero eso no funcionaba conmigo. No cuando sentía la tensión que hacía vibrar su cuerpo tanto como al mío.

–Pero no tiene la intención de prepararlo hasta que yo no le llame para decir que voy de camino. – continuó.

–Es su cumpleaños. ¿No preferirías estar celebrándolo con él en vez de estar aquí exprimiéndome?

Atacó de repente, avanzando un paso y moviendo su bastón tan rápido que apenas percibí el movimiento. No me dejé impresionar y permanecí completamente inmóvil, dejando que el aire me acariciara las yemas de los dedos de la mano izquierda. Estaba fingiendo, y los dos lo sabíamos.

Si hubiese sido en serio, ni siquiera habría visto el gesto.

Me sonrió con satisfacción.

–Lo haré una vez hayamos terminado con esto. Además, te recuerdo que estás invitada.

–¿Y arruinar vuestra cena romántica? – repliqué con tono de mofa. – No, gracias. Prefiero ir de fiesta con Kellen.

–Entonces, ¿Quinn forma parte de tu pasado ya?

–No del todo – reconocí, cambiando de posición para no perderle de vista mientras giraba a mi alrededor.

Las esteras verdes que cubrían la sala de entrenamiento en el sótano de la Dirección crujían bajo mis pies desnudos.

–Es tu sudor que provoca ese ruido – , comentó – e incluso tengo la intención de hacerlo fluir un poco más.

–Por favor, Rhoan, ¿No tienes corazón? Hace casi una semana que no veo a Kellen. Es con él que me quiero divertir, no contigo.

Él arqueó una ceja y sus ojos plateados brillaron maliciosamente.

–Hazme caer al tapiz y te dejaré marchar.

–¡No es a ti a quien quiero en el tapiz!

–Si rechazas luchar contra mi, deberás enfrentarte a Gautier. Y pienso que ni tú ni yo queremos eso.

–De todas formas, si acepto combatirte y consigo vencerte, me obligarán a enfrentarme a él.

Y eso de verdad yo no lo deseaba. Por lo general no era particularmente fan de los vampiros... aunque algunos, como Quinn, que se encontraba actualmente en Sidney ocupándose de su compañía aérea, o Jack, mi jefe y el del departamento de guardianes, era gente bien. Gautier, en cambio, era un bastardo clonado de un asesino. Podría ser guardián, y no haber cometido ninguna falta hasta el momento, sin embargo, venía de uno de los malos. Era un clon diseñado con la única intención de gobernar la Dirección. Él aún no había intentado nada, pero yo tenía la extraña sensación de que no tardaría en ocurrir.

Rhoan hizo una nueva finta. Esta vez, el bastón me dio dolorosamente en los nudillos, sin llegar a levantarme la piel. Resistí las ganas de sacudir mi mano para atenuar el dolor y modifiqué ligeramente mi posición, preparándome para la siguiente y verdadera ofensiva.

–Entonces, ¿Qué pasa con Quinn ahora?

Nada de nada, y ese era el problema. Después de haberme acosado para que respetara mi parte del negocio que habíamos terminado, se contentó con jugar a los amantes ausentes estos últimos meses. Suspiré con frustración y retiré de mi frente unos mechones empapados en sudor.

–¿No podríamos hablar de esto después de mi cita con Kellen?

–No – respondió camuflándose con una rapidez indetectable al ojo humano.

Podría haberle seguido cambiando a la visión infrarroja vampírica, pero no me hacía falta, ya que también disponía de la vista y olfato del hombre lobo. No sólo podía oír el leve sonido de sus pasos sobre las esteras, también podía percibir su olor a cuero y especias que se arremolinaban alrededor de mi.

Y los sentía acercándose por mi espalda.

Me lancé fuera de su trayectoria, caí girándome al suelo y le golpeé duramente en la pantorrilla. Él gruñó y reapareció de repente tambaleándose, haciendo todo lo posible por no perder el equilibrio.

Me levanté rápidamente y me abalancé sobre él. Pero estuve lejos de ser suficientemente rápida: esquivó fácilmente mi ataque y sacudió la cabeza con aire decepcionado.

–No te lo tomas muy en serio, Riley.

–Si, ¡Te lo juro!

Bueno, no tanto como él querría, lo reconocía. Al menos esta noche.

–¿Tantas ganas tienes de combatir con Gautier?

–No, tengo unas ganas locas de ver a Kellen.

La frustración sexual era difícil de aguantar para cualquiera, pero aún era peor para los hombres lobo. El sexo era parte integral de nuestra cultura: teníamos una necesidad vital como los vampiros necesitaban sangre. Y este maldito entrenamiento me monopolizaba tanto que ni había podido pasarme por el Blue Moon a por un poco de acción.

Suspiré de nuevo e intenté calmarme. Había rehusado a hacerle daño a mi hermano, pero si era el único medio de terminar esta sesión, tendría que resignarme.

Pero si conseguía vencerlo esta vez, tenía miedo de que Jack pensara que era el momento de soltarme en la naturaleza. Y una parte de mi se negaba a considerarlo. A pesar de la opinión de Jack, mi hermano tenía razón al decir que enviarme al campo era una locura. Y, como él, estaba convencida de que jamás estaría preparada, incluso entrenando hasta el final de los días.

Tenía especialmente miedo de arruinarlo y poner la vida de todos en peligro.

Rhoan no había dicho nada sobre este último punto. Pero más se acercaba el momento, más lo pensaba.

–Es una estupidez esa regla, lo sabes muy bien –, terminé por decir. – Un combate contra Gautier no probaría mi capacidad.

–Es el mejor en su oficio. Combatirlo prueba que los guardianes está listos para afrontar lo que les espera fuera en sus misiones.

–Salvo que no tengo la más mínima intención de convertirme en guardiana.

–Realmente no tienes elección, Riley.

Bien lo sabía, pero eso no me impedía protestar, incluso sabiendo que era inútil. Para ser honesta, si ahora Jack me ofreciera la posibilidad de no ser guardiana, no la aceptaría, no podía desaprovechar la ocasión de hacer pagar sus crímenes a Deshon Starr. No sólo por lo que me había hecho pasar, también por lo que le había hecho a Misha, al colega de Kade y a todos esos hombres y mujeres que seguían hoy encarcelados en esas células de reproducción.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
 
Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Saga of Evil mix - [ Vocaloid ] Español Latino (Fandub)
» Adaptaciones de Cleonsa *w* [2 NUEVos!!! =D-Daughter of Evil y Wetern Show on Super Mario Hyadain-]
» Resident Evil
» Saga Vallerandas- Lisa Kleypas
» Arthur ConAn DoylE

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Proyectos Actuales-
Cambiar a: