Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 The Blue Girl

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 09, 2010 6:09 pm

si^^ y el 9 también está listo para ponerlo jejeje

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
kuami

avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo *Recopiladora
Aries Mensajes : 802
Rango : 36
Edad : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Miér Mar 10, 2010 4:57 pm

CAPITULO 9
Traducido por kuami
Corregido por Gemma

ENTONCES: Adrian

Yo tenía dos opiniones acerca de la tarde que había pasado con Imogene. Feliz de haber pasado con ella, naturalmente… finalmente tuve una conversación real con ella sin ir diciendo tonterías como un idiota, pero molesto por ser tan exasperadamente obstinada en no creer en las hadas. Aunque, ahora que he reflexionado sobre ello, tal vez el hablar de las hadas había sido igual que decir tonterías como un idiota, por lo menos, podría ser interpretado de esa manera, desde su punto de vista. Y supongo que, para ser justos, al principio yo no había creído exactamente, incluso cuando tenía uno de pie delante de mí.
Suspiré, mirando hacia la puerta, la vi alejarse, a través del corto césped frente la escuela y en la acera a lo largo de Calle de Grasso.
¿Qué fue lo que lo que hice, una actuación del tonto del pueblo?
- ¿Fue tu primer altercado?
Volviéndome, encontré a Tommery posado en el cubo de la basura al otro lado del pasillo. Descansando como un gato, completamente a gusto, como si hubiera estado allí durante horas, aunque sabía que no había habido nadie en el cubo de basura hace un momento. Tenía una gran sonrisa en su rostro, el tipo que me inquieta en torno a las hadas porque nunca sé si es un ser amable, o está riéndose de mí. Es difícil de decir con ellos. Las hadas en realidad son imposibles de leer. Ellos pueden reírse de una broma, al igual que tú o yo, pero se reirán de todo corazón cuando están haciendo algo horrible.
Así que hice lo que siempre hacia alrededor de ellos y traté de ignorar la incómoda sensación de que yo era la peor parte de una broma en lugar de ella.
- Me imagino,- le dije. - Simplemente me molesta que no crea que tú, eres real. Es tan ridículo. Está hablando con un fantasma, pero todavía no puede aceptar la idea de que las hadas existen también.
- Quizás yo podría convencerla.
- No sé.- Yo estaba recordando lo que Imogene había dicho cuando le expliqué sobre cómo me había caído de la azotea de la escuela. - No estarás pensando en enseñarle cómo volar a ella, ¿verdad?
Tommery tiene esta grave, mirada triste.
- Por supuesto que no, Addy. Yo le enseñaré a ver.
Eso era exactamente lo que necesitaba. Una vez que ella viera a las hadas con sus propios ojos, al igual que yo, ¿cómo no podía aceptarlas?
- ¿Cómo lo harás?- Le pregunté.
- Es una cuestión de atraparla cuando su mente no está tan tranquilo. Los seres humanos están más abiertos al mundo oculto cuando están en un estado emocional superior. - Yo debí haber parecido un libro en blanco. - Cuando están muy tristes,- pasó a explicar, - o muy felices. Además, cuando han estado bebiendo o consumiendo drogas, en particular algunas de esas preparaciones químicas tan potentes.
Intenté hacerme la idea en mi cabeza de que las hadas hablan con conocimiento sobre las drogas, eso me hizo preguntarme: ¿Había crack para hadas? ¿Heroína para duendes? Pero Tommery siempre me sorprendía con la profundidad de sus conocimientos sobre del mundo humano.
- Cuando se trata de tu novia… - Tommery empezó.
- ¡Novia! Me gustaría.
- Sí, bueno, cuando se trata de ella, nunca he visto un estado emocional humano con ese nivel.
- Ella parece animada para mí.
Tommery asintió. - Pero no hay agitación interna. No hay grietas en la calma que puede caer en la magia.
- Entonces, ¿qué puedes hacer?
- Me mantendré vigilándola hasta que aparezca la oportunidad.
- No sé si le gustará tener a alguien siguiéndola alrededor. -Tommery sonrió. - Pero ella no lo sabrá, ¿verdad? No nos puede ver.
Excepto que lo sepa. Y no estaba seguro de que me gustara la idea. Sabía con certeza que a Imogene no le gustaría, teniendo en cuenta sus observaciones acerca de que yo estuviera al acecho. ¿Y dónde trazaría la línea Tommery? Me lo imaginaba comprobando mientras ella se desvestía, o estaba en la ducha. O peor, ¿Y si él asignaba el trabajo al pequeño y cachondo Quinty?
- Oh, no te preocupe, Addy,- dijo Tommery, como si él pudiera leer mi mente. - Nosotros no vamos a invadir su preciosa intimidad. Tenemos nuestras propias vidas para vivir y, confía en mí, créeme, es mucho más atractiva que estar veinticuatro horas de vigilancia en cualquier ser humano. Simplemente mantendré un ojo en ella, chequeando en su estado emocional de vez en cuando. Tal vez le envíe un sueño o dos para hacer que su manera de pensar sea la manera correcta.
- ¿Qué pasa con las cosas que Oshtin estaba diciendo?- Le pregunté. - Me dijo que este negocio de ver es algo que te viene naturalmente, o es un don que debe ser ganado. ¿Cómo encaja esto con lo que estás planeando hacer?
- Ambas cosas son ciertas. Pero la capacidad de nosotros para ser vistos por los seres humanos es también discrecional.
Eso me tomó un momento para asimilarlo.
- Así qué ¿sólo puedes aparecer ante ella si quieres? -Le pregunté.
Tommery asintió. - Pero es mejor que se nos descubra por su cuenta.
Que no era en absoluto una respuesta, excepto que habló con algún trasfondo de corriente subterránea, que siempre sentía alrededor de las hadas, pero que nunca comprendí. Era un misterio que destacaba, algunos secretos con bordes oscuros que nunca podría ver.
- No lo entiendo,- dije. - ¿Por qué no te muestras a ti mismo ante ella y evitas a todos, que merodeen por ahí?
Tommery encogió de hombros. - Podríamos. Es sólo que no sería tan… interesante.
- Interesante.
- Exactamente. Y confía en mí, que poco a poco irá tomando conciencia de nosotros, y con el tiempo dejará una impresión mucho más duradera.
- Sólo quiero que sepa que eres real. Que no lo estoy inventando.
- Ella vendrá. Pero si no lo hace bien, se olvidará, y entonces volveremos al punto de partida.- Inclinó la cabeza, y me miró con consideración. - El único problema es, que haciéndolo de esta manera llevará algún tiempo. Pero puedes tener paciencia, ¿no?
Me reí sin humor.
- ¿Qué es tiempo para mí? - Le dije. - Estoy muerto.
Tommery suspiró y asintió con un movimiento de cabeza lento y triste. - No es eso,- dijo.
Su voz era suave. Si lo intentara, podría pretender oír auténtico pesar en ella. Tenía que olvidar los trucos crueles de los que era capaz, como el que al año después de que morí, cuando ellos dieron la comida, la mitad de la escuela tuvo una intoxicación alimentaria el último día de clases.
Ese pequeño incidente tuvo las hadas riendo durante días.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Mar 11, 2010 2:45 am

Grax por el capi kuami!!
ranguitos!^^

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kuami

avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo *Recopiladora
Aries Mensajes : 802
Rango : 36
Edad : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Lun Mar 15, 2010 1:07 am

CAPITULO 10
Traducido por kuami
Corregido por Gemma

ENTONCES: Imogene

No me di cuenta de cuánto había extrañado a Maxine hasta que finalmente regresó y se presentó delante de la puerta el primer sábado de agosto. No, eso no es verdad. La había echado de menos terriblemente y lo había sabido todo el tiempo había estado fuera. Aunque trataba de no pensar en ello. Quizás yo era su mejor amiga, pero ella lo era mía, también. No tenerla alrededor para hablar todos los días era como tener un enorme agujero negro en el centro de mi vida, y las tarjetas postales que ella había enviado no podían, ni de cerca, llenarlo, aunque las había apreciado.
Le permití hablar sobre el viaje. Su padre había alquilado un apartamento en Fort Lauderdale, cerca de la playa, así que mientras él tenía sus reuniones y trabajaba durante el día, Maxine llegó a convertirse en un conejito playero. Estaba, totalmente morena cuando volvió. Me hizo sentir como si hubiera pasado el mes en un sótano, pero yo no estaba tan bronceada de todos modos.
Lo más importante era que ella había tenido un gran momento, y me alegré por ella. Nadie tenía el prejuicio de que fuera una perdedora de Redding High, si ellos la vieran de la misma manera que yo lo hacía; lista, inteligente y cómica. Hizo a algunas amigas; tenía chicos que intentaban conquistarla. La vida era buena para ella. Pero aún así noté que no habló mucho sobre el tiempo que había pasado con su padre.
- Entonces, - le dije,- ¿Todavía estás pensando en vivir con tu padre tu último año?
Vivía en los suburbios, cuando no estaba de viaje de negocios, pero Maxine me había asegurado que había un autobús a Redding.
- No lo sé, - dijo. – Yo… es un poco raro. Mi padre no dice gran cosa acerca de por qué se divorciaron, aunque todos sabemos la razón, y mi madre, tampoco.
- Entonces, ¿cuál es el problema?
Ella se encogió de hombros. - Supongo que simplemente por la manera en que él miraba lo que llevaba. Nunca dijo nada sobre cómo despreciaba mi ropa, no directamente, pero me di cuenta de que estaba preocupado por si llegara a ser muy parecida a mi madre.- 'Está bien cuando eres un niño', me diría. 'Todo esto no tiene que ser tan grave.'
- Pero tú llevaste ropa moderna, también, ¿verdad?
- Alguna, pero sobre todo lo que mi madre compró para mí. Quiero decir, ella pensaría que es un poco extraño si miraba en mi armario y pareciera que no me había llevado nada. Y ambas sabemos que miraría en mi armario, aunque sólo sea para asegurarse de que las faldas aún estaban colgadas por separado de los vestidos.
Tuve que sonreír. Es triste pero cierto.
- Las cosas que compramos en las tiendas de segunda mano las llevaba sobre todo cuando estaba sola, en la playa. Cuando mi padre estaba en casa. No sé. Sentí que estaba traicionando a madre si me ponía cosas que ella no había elegido para mí. ¿Eso está mal o qué?
Sacudí la cabeza. - Tú quieres a ambos, incluso con los extraños caprichos de tu madre. Tiene sentido. Y quizás tu madre no es tan hermética como pensábamos que era.
Ahí fue cuando le conté la conversación que había tenido con su madre.
- ¿Crees qué es raro? - Dije cuando acabé, -¿cómo es eso?
Maxine agitó su cabeza. - Sé exactamente lo que está pasando. Es porque antes de irme le dije que estaba pensando en ir a vivir con mi padre el último año.
- Pero esta comprobación-de-mi-pasado, sucedió el año pasado, no este verano.
- ¿Y qué?
- Así que su decisión de dejar que seamos amigas,- dije, -incluso aunque sabía mi historia, pasó mucho tiempo antes de que le dijeras eso.
Maxine parecía tan confundida como yo había estado ese día en el café.
- Dios, tienes razón,- dijo. - Eso es extraño. ¿Estás segura de que era mi madre?
Asentí. - A menos que ella tenga una gemela idéntica, no malvada.
- Así qué ¿puedes venir a buscar lo que le apetezca?
- Aparentemente. Pero no lo haré. Quiero decir, no todo será bien apestoso, pero, ¿sabes? - Le di un vistazo considerando.- Así que ella ¿no dijo nada cuando regresaste?
Maxine sacudió su cabeza.
- Porque yo le dije que te lo diría.
- ¿Me pregunto lo que esto significa para mí? - dijo. - ¿Quiere decir que puedo empezar a vestirme como quiera y ver a los chicos y esas cosas?
- Sólo hay una manera de averiguarlo.
Podía ver la inquietud apareciendo en ella, y tener esa tímida y nerviosa mirada que era tan típica en Maxine.
- Oh, no lo sé...
- ¿Esto de las vacaciones en la popular playa de Fort Lauderdale?
- Simplemente es demasiado extraño. Realmente me parece una locura.
Para Maxine decir que era una locura significaba que estaba furiosa.
- No dejes que esto te afecte,- le dije.
- Pero todos estos años… obviamente sabía que me estaba arruinando, ¿por qué no podía déjame ser yo? Quiero decir, dijiste que ella estaba viendo a un terapeuta sobre ello.
- ¿No lo sabías tampoco?
- Yo sabía que estaba viendo a una terapeuta, pero pensé que era sobre la separación con mi padre.- Suspiró. - ¿Qué difícil hubiera sido para ella para cortar a su hija una cierta holgura?
- Obviamente, muy duro.
- Supongo.- Me miró tristemente. - ¿Qué voy hacer al respecto? Simplemente caminar de nuevo por el apartamento con ella va a ser muy raro, sabiendo lo que sé.
- ¿Quieres cosas raras? - Pregunté. - Tengo cosas más raras para ti.
Y entonces finalmente le hablé de la reunión con Adrián, cómo había hablado con él tres o cuatro veces desde que se había ido. Eso fue suficiente para poner todo el problema con su madre en un segundo plano.
- ¡Oh, mi dios! ¿Realmente conociste a Fantasma?
- Bueno, no es tan emocionante cuando ya has pasado la parte fantasma.
- Eso es fácil para ti decirlo.
- No, es cierto. Sabes lo que parece, ¿verdad?
- Mm-hmm.
- Bien, eso es mucho más de lo que parece. Es básicamente sólo este chaval empollón-inteligente, bastante agradable, pero habla como alguien que ha leído demasiados libros y no tiene ningún amigo. Ser fantasma es todo lo que tiene a su favor.
Por lo general, Maxine ignoró eso.- Creo que está enamorado de ti. ¿Por qué si no te iba estar espiando todo el año?
Me reí. - Enamoramiento es un éxito. Pero no sé lo que él piensa, si podrá salir. Quiero decir, está muerto. Ni siquiera podríamos tocarnos el uno al otro.
- ¿Te gustaría?
- La verdad, no.
- Quiero saber más sobre las hadas,- dijo Maxine.
Me encogí de hombros. - ¿Qué quieres decir? Nunca he visto a ninguna, aunque él lo pretenda. Personalmente, pienso que toda esta charla sobre las hadas y gilipolleces, sólo esconde lo desequilibrado que era cuando estaba vivo. Apuesto a que bajó del techo por sus propios medios, y luego, cuando descubrió que seguía pegado aquí, inventó una historia acerca de cómo las hadas le habían engañado haciéndole pensar que podía volar.
- ¿Crees que se lo inventó?
- Bueno, obvio, por supuesto. Aunque se podría pensar que aparecería con algo más plausible.
- Pero dijiste que hablaba con ellos.
- Él habla con un espacio vacío. No hay nada allí. Bueno, por lo menos nada que yo pueda ver. Aunque supongo, para ser justo con él, quizás lleva contándose la historia a sí mismo tantas veces que realmente se lo cree.
- Pero ¿por qué las hadas no pueden ser reales?
Me reí. - ¡Oh, por favor! Mira, nosotras sabemos que él tenía una vida de mierda. Sólo un pequeño memorándum en el anuario de la escuela, y mientras que la gente no recuerda su nombre, saben que el Fantasma es lo que queda de un niño del que todo el mundo hizo jirones, maestros y estudiantes. No, se lo hizo a sí mismo, pero ahora no puede tratar consigo mismo. Y hasta que se ocupe de ello, estará atrapado aquí, frecuentando la escuela.
- ¿Es por eso que sigues yendo a verle?
- ¿Qué quieres decir?
- ¿Estás tratando de hacerle frente a la verdad para que pueda seguir adelante?
Sacudí la cabeza. - Dios, no. No es mi problema. Es sólo que, a pesar de ser tan antisocial, aún encuentro interesante hablar con él.
- ¿Incluso aunque cuándo hable se dirija a las hadas?
Me sonrió. - Incluso entonces. Sólo porque no creo en ellos no deja de hacerles interesantes. Recuerda que yo solía escuchar las historias de Little Bob todo el tiempo.
- Me gustaría conocerlo.
- ¿A quién? ¿A Little Bob?
Ella golpeó mi brazo. - No. Al Fantasma.
- No hay problema.

* * * * *

Pero lo había.
Maxine llamó a su madre para decirle que se quedaba a comer y que íbamos a ver una película después, tal vez lo haríamos, aunque primero teníamos planeado ir a la escuela y luego echar un vistazo a la banda de Jared, que tenía un concierto para todas las edades. La cena fue una pizza en un lugar en la esquina, porque mi madre estaba en la universidad. Ella se había tomado esta cosa de-volver-a-la escuela como algo muy serio y se inscribió en las clases de verano, por lo que casi nunca la veíamos. Gino's no tenía la mejor pizza en el barrio, pero me gustaba molestar a su repartidor skaterboarder.
Durante la cena, Jared estaba entusiasmado acerca de la actuación, y no paró de hablar sobre la lista que este nuevo amplificador a válvulas que habían comprado y no sé qué más. Yo le quiero pero eso llega después de un tiempo. Maxine estaba totalmente interesada, pendiente de sus palabras, lo que me hizo pensar que o bien había desarrollado una debilidad por la música de los años sesenta y los artilugios de la música o se había enamorado de Jared.
Le suplicamos que fuera a ayudar al grupo a crear, quiero decir he vivido con demasiados amplificadores y que después colgó alrededor a través de controles de sonido aún más para que sea una emoción más. Dejamos ir a Jared por su cuenta, con la promesa de encontrarnos más tarde en el club, y después de que partió seguimos con nuestra propia agenda.
- Así que realmente está empezando a entrar en la música de los años sesenta, ¿no?- Dije cuando Maxine y yo caminábamos hacia la escuela.
- Supongo. Es divertido.
- Sí, lo es. ¿Y qué con Jared?
Ella tenía esa mirada inocente lista. - ¿Qué quieres decir?
- Bien, creo que lo encuentras bastante interesante, también.
- No, sólo... es que él es…
- Está bien,- le dije. -Me gusta que estés interesada en él.
Parecía aliviada, pero ¿qué pensaba que iba a hacer? ¿Estaba alucinada o algo así? ¿Por qué no iba a ser con Jared? Creo que está bien, y yo soy su hermana. - Entonces,- dijo Maxine,- Alguna vez, ¿ya sabes?
- ¿Habla de ti?
Ella asintió.
- Sí, pero no de una manera de novia potencial. Pero antes de que te deprimas,- añadí cuando su rostro cayó,- te lo tienes que tomar fuera de contexto de la mejor amiga de su hermana pequeña y poner a una posible Novia Potencial.
- ¿Cómo se supone que eso pasará?
- Podría decírselo.
- ¡Dios mío, no! Nunca podría hacer eso.
Me encogí de hombros. - O yo podría hacerlo para ti.
- No lo sé. Eso me parece raro.
- Es simplemente el día de las rarezas,- dije. - Y para colmo, está la escuela, es un verdadero caldo de cultivo para las hadas y los fantasmas. Bueno, un fantasma.
Nos detuvimos en la calle y miramos el edificio. Parecía una especie de presentimiento, encorvado como un almacén abandonado, oscuro y achaparrado en la tenue luz. Maxine puso una mano sobre mi brazo.
- Parece espectral,- dijo.
Asentí.- Y encantado, también.
Maxine me lanzó una mirada angustiada, y yo tuve que reírme. - Eso es porque lo es,- dije, y seguimos a través de la calle.
Cuando forcé la cerradura para entrar, Maxine estaba impresionada con mis habilidades para allanar la entrada y llena de preguntas sobre dónde las había aprendido. Me sentí un poco culpable cuando me encogí de hombros alejándome.
La cosa era, que todavía realmente nunca le había hablado a Maxine sobre mi vieja vida en Tyson. Sólo le había dicho trozos y piezas, las que dejaba en un buen lugar. No le dije que había tenido mi primera relación sexual cuando tenía trece años. Que cuando tenía catorce años había probado cada droga que había para probar, qué es por lo que no tocaría cualquiera ahora. Que me quedé haciendo guardia cuando Frankie y los chicos irrumpían en las casas. Que era la mejor ladrona de tiendas en la banda. Cosas así.
No tenía ninguna razón para volverme de la manera en que lo hice. No había tenido una vida de mierda. Pero cuando nosotros nos marchamos de la comunidad y de la ciudad, era como si alguien hubiera accionado un interruptor. Simplemente me volví salvaje. Al comenzar en la escuela, con mi reacción a todos los sabelotodo, los niños-más-frescos-que me rechazaban, y se intensificó a partir de ahí.
¿Cómo podría decirle esas cosas a Maxine?
Me sentía horrible al refrenarme cuando intercambiábamos confidencias, pero todo lo que podía hacer era decirle las cosas que sabía que le gustarían; Mi primer beso. Las historias de Little Bob. Los consejos de Emmy Jean. La vida en la comunidad.
O problemas que nosotras compartíamos, como la intimidación que ambas habíamos tenido que soportar en la escuela.
No quería que pensara que la vida que había tenido antes era fría, la forma que tenía en ese momento. Y no podía hablar de ello, como no lo fue, a pesar de que no me lo creí. ¿Tiene esto algún sentido?
- Eh, Adrián,- llamé en voz baja mientras caminábamos por el oscuro pasillo. - Tienes compañía.
No hubo respuesta, excepto el eco suave de mi voz por el pasillo vacío.
- Es raro estar aquí cuando no hay nadie más alrededor,- dijo Maxine.
Asentí, recordando la tarde del primer domingo que me había colado furtivamente. ¿Ahora era el sombrero viejo, y no era una expresión extraña? Tendría que buscarla en mi diccionario cuando llegara a casa.
- Especialmente por la noche,- siguió Maxine. Podía oír el nerviosismo en su voz y me pregunté si nosotras teníamos que salir, pero entonces ella agregó en un tono más ligero, - Eh, aquí está mi vieja taquilla. Me pregunto si hay alguna manera de que podamos conseguir las taquillas juntas este año.
Me reí. - Tu madre probablemente podría hacer que eso suceda.
- ¿Mi madre?
- ¿Recuerdas que te dije cómo había llegado la Sra. Kluge a soltar mis registros de la vieja escuela?
Maxine asintió. - Sí, mamá no toma las palabras nada bien. Pero creo que se lo preguntaré de todos modos.- Miró por el pasillo en penumbra. - Así que ¿dónde está el fantasma?
- No lo sé. Excepto la primera vez que tuve que caminar durante una hora o así, por lo general aparece muy rápidamente
- Tal vez se fue, puede salir, ¿verdad?
- Sí, pero no le gusta.
- ¿Por qué no?
Me encogí de hombros.- Algo sobre los ángeles y la oscuridad.
- ¿La oscuridad? - Maxine repitió. - Eso no suena bien.
- Relájate. Sea lo que sea, es sólo peligroso para los espíritus como Adrián.
-¿Y los ángeles?
- No sé lo que son. Así es como él los llama.
Estábamos bien en la escuela por ahora, y todavía no había señal de Adrian. Yo me encontré preguntándome si debí de haber tomado su oferta para mostrarme los pernos de elfo si él seguía hablando sobre ello. Tal vez estaba en uno de ellos ahora mismo, durmiendo o algo así. Eso, si los fantasmas dormían. Tendría que preguntarle la próxima vez que lo viera. Pero esta noche era un fracaso.
Yo estaba a punto de decírselo a Maxine cuando ambas oímos un ruido en el pasillo donde estábamos caminando. Nos detuvimos, mientras escuchábamos con atención, y entonces se oyó el sonido haciendo eco de unos pasos. Definitivamente iban directamente hacia nosotras.
- Así… - dijo Maxine en un susurro, con el nerviosismo de nuevo en su voz. - Si Adrian es un fantasma y los fantasmas no tienen cuerpo, que…
Antes de que ella pudiera terminar, el Sr. Sanderson, el conserje, salió de un pasillo lateral.
- ¡Hey, chicas!,- Gritó. - ¿Qué creéis que estáis haciendo aquí?
- Oh, mierda,- dije.
Agarré la mano de Maxine y empecé a correr en dirección opuesta.
- ¡Regresar vuestros culos aquí!- llamó el Sr. Sanderson detrás de nosotras.
Oh, claro, como que sí.
El vestíbulo vacío estaba repentinamente lleno con el sonido de nuestra marcha y el conserje gritando. Dudo que él nos hubiera cogido, pero antes de que nosotros tuviéramos una oportunidad para averiguarlo, le oí tropezar y caer.
Lancé una mirada por encima de mi hombro, entonces me detuve de golpe, tirando de Maxine para detenerla a mi lado. Mirando hacia atrás, vimos el portero respaldado en contra de unos armarios, con los brazos garabateando en el aire.
- ¡Suéltame! ¡Suéltame! - Gritó.
- ¿Qué le pasa?- Maxine preguntó.
- Delira,- dije. - Vamos. Salgamos de aquí.
Nos echamos por la puerta lateral y seguimos corriendo hasta el seto del gran cedro que separa la escuela del aparcamiento subterráneo del edificio de al lado. Era un lugar donde iban los chicos que fumaban drogas durante el recreo, un lugar perfecto, ya que, una vez estabas dentro, podías ver, pero nadie te podía ver en las sombras.
Empujé a través de las ramas, con Maxine en mis talones, sólo nos detuvimos cuando me acerqué a la pared de cemento del aparcamiento. Nos quedamos allí, agarrándonos del seto y mirándonos una a la otra mientras recuperábamos la respiración. Por último, tuve la oportunidad de asomarse al patio de la escuela y notaba como si mis jadeos se pudieran oír a varias calles de distancia. Justo a tiempo para ver al Sr. Sanderson abrir la puerta y quedarse allí balanceándose mientras miraba el patio de la escuela.
Maxine y yo contuvimos la respiración.
El conserje murmuró algo que yo no pude oír bien, hasta que finalmente dio la vuelta y cerró la puerta detrás con un estruendo.
- Eso estuvo cerca, - le dije.
- ¿Siempre tienes que…?
- ¿Correr de un portero borracho? - Terminé. - No, pero sí trato de evitarlo. Normalmente está en el sótano, o viendo cualquier cosa, o durmiendo borracho en un pequeño catre que tiene allí.
- Tuvimos suerte que no llamara a la policía.
- Aún podría, por lo que nosotras deberíamos salir de aquí.
Era una gran idea sólo que en cuanto salimos fuera del seto, una voz familiar me habló desde la oscuridad.
- Imogene. ¿Qué estás haciendo aquí?
Me volví y ahí estaba. Adrian en toda su gloria fantasmal que era básicamente Adrián allí de pie alto y desgarbado, con una mirada de asombro en su rostro. Oí la ingesta afilada de la respiración de Maxine y puse una mano sobre su brazo.
- Está bien,- le dije. - Sólo es Adrian.
- Yo… Pensé que como mucho. Simplemente es. Es tan real…
- Pero él no muerde, ¿Verdad, Adrián?
Sacudió la cabeza. - No. Soy un fantasma, no un muerto viviente.
- ¿Hay muertos vivientes? - Maxine le preguntó, acercándose a mí hasta que las caderas chocaron. - ¿Al igual, qué los vampiros?
- Hay todo lo que puedas imaginar y mucho más,- le dijo.- Ellos viven en los bordes del mundo que conocemos, por lo que no se suelen ver.
- Corrige,- le dije. Amplificando el factor miedo.
Se volvió hacia mí. - Sólo estoy diciendo la verdad. Entonces, ¿qué estás haciendo aquí, escondida entre los setos?
- Traje a Maxine por los alrededores de modo que te pudieras encontrar con ella, pero no estabas en la escuela.
- Yo estaba fuera, sólo, ya sabes, caminando…
- lo que sea. Nos quedamos atrapadas por el Sr. Sanderson, y nos persiguió. Si no hubiera estado tan borracho y alucinando murciélagos o arañas o lo que sea, incluso nos podría haber capturado.
- ¿Qué quieres decir?
- Oh, era raro. Le oí caminar y cuando miré hacia atrás, estaba en el suelo con la espalda contra la pared, y las manos escarbando en el aire como si estuviera tratando de sacarse algo de encima.
- Eso probablemente eran las hadas.
Sacudí la cabeza. - De acuerdo. Díselo a Maxine. Ella quiere saberlo todo sobre ellas.
- Creo que es interesante,- dijo.
- Por lo menos alguien tiene una mente abierta,- dijo, y sonrió.
Fue una sonrisa abierta, entrañable que no había visto antes. Me tomó un momento comprender el por qué; él podía sentirse cómodo con Maxine porque no estaba tratando de impresionar de la misma forma que a mí.
- ¿Así qué realmente eres un fantasma? - preguntó Maxine.
Él asintió.
- ¿Puedo…?
Ella extendió una mano. Él levantó la suya, y cuando debería haberse tocado con la otra, la mano atravesó la suya. Maxine se estremeció y retiró su mano, sosteniéndola contra su pecho.
- Que… Es una extraña sensación, - dijo. - Frío, pero una especie de, no sé, cálida y estática, todo al mismo tiempo.
Estaba impresionada con ella. Yo nunca había intentado tocarle, pero no era porque me pusiera nerviosa. Yo quería dar ideas a Adrian.
- Bueno, nosotras debemos continuar,- le dije. - La Banda de mi hermano va tocar en la Clave y comenzarán pronto.- Esperé un momento, luego agregué; - ¿Tal vez, quieres venir?
Adrian sacudió la cabeza.- No se me dan bien las multitudes. No me gusta mucho cuando la gente camina a través de mí.
- No hay problema. Nos vemos más tarde.
- Encantado de conocerte Maxine,- dijo.- Te diré más sobre las hadas en otro momento.
Maxine sonrió y luego nos fuimos, dejándolo de pie junto a los setos, mientras nos dirigíamos de nuevo a la calle.
- Entonces, ¿ves a qué me refiero? - Le pregunté cuando estábamos fuera de su campo de audición. - No hay nada realmente espeluznante en él.
- Excepto cuando se le toca.
- Sí, bueno, eso no sucederá a corto plazo.
- Pero parecía agradable.
- Lo es. Pero también es un fantasma, así que esto nunca va a ser más que una - Hola, ¿Cómo te va? Oh, oh, espera, estás muerto, ¿qué tipo de relación? Me va muy bien, por cierto.
Maxine asintió. - Pero es un poco triste, ¿no? La forma en que simplemente está sólo.
- Te olvidas de las hadas.
- En las qué tú no crees.
Me encogí de hombros. - Yo no creo en nada que no pueda ver por mí misma.

* * * * *

Pasamos un buen rato en el club. La Banda de Jared se llamaba Everlasting First, después de una canción de los años sesenta. Nos fuimos a media actuación, pero eran los mejores, por lo que tanto Maxine y yo estábamos interesadas. Aunque cada una de nosotras teníamos nuestros propios motivos para irnos. Salimos después de una canción de la tercera banda para llegar a tiempo a casa de Maxine, pero no antes que les hiciera bailar a los dos. Cuando estábamos en la puerta, miré hacia atrás y vi que Jared estaba guapo, considerando su rostro, como si estuviera viendo a Maxine por primera vez. Le hablé de como fuimos a su apartamento, y que ella no podía dejar de hablar de él todo el camino de vuelta.
Me hizo feliz, pensar en mis dos personas favoritas como una pareja, y se lo dije, acabando de sonreír.

* * * * *

Así que todo fue como la seda el resto del mes.
La madre de Maxine siguió tratándome muy bien, aunque me presenté buscando un poco menos decorosa de lo que hacía antes de nuestra charla en el café. Me di cuenta de que tuvo que morderse la lengua por algunas de las cosas que llevaba, pero mantuve el tipo, aunque ella no se daba cuenta.
Maxine y Jared eran una especie de círculo alrededor de nosotros, que era dulce y frustrante al mismo tiempo. Seguí queriendo estar con ellos y al mismo tiempo golpearlos entre sí.
En cuanto a mi propio frente romántico, Jeremy había regresado del campamento dónde él y Pat habían estado trabajando como consejeros, pero ahora tenía a este otro tipo, Thomas, interesado en mí, quién era muy cool y trabajaba en una tienda del discos de segunda mano. El tipo me recordó Frankie, pero sin la inclinación criminal, y me dijo que debería estar al frente de la banda, lo que acabó de hacer reír a Jared.
- Se trata de la actitud,- sostuvo Thomas.
- ¡Oh!, ella tiene la actitud, muy buena,- dijo Jared.
Supongo que es una especie de amable cumplido, o al menos como una parte que yo recibiría de Jared cuando la música me sale al mismo tiempo.

* * * * *

Sin embargo, entre nosotros, Maxine y yo habíamos pasado un verano perfecto. Y con la confianza que siendo Miss. Beach Bunny en Florida se habían instalado en Maxine, yo pensaba que nosotras podríamos tener mejores momentos en la escuela este año.
Pero entonces empecé a tener esos sueños realmente extraños.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Lun Mar 15, 2010 2:07 am

Grax por el capi Kuami!!!
ranguitos!!^^

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 16, 2010 1:59 am

CAPÍTULO 11
Traducido por Gemma
Corregido por rossmary

AHORA: MAXINE

Es curioso, pero después de enterarme de la conversación de mamá con Imogene, tuve la sensación de que ella pensaba que, de repente, todo sería diferente entre nosotras. Que nos habíamos convertido en amigas en lugar de madre e hija. Pero casi no puedo hablar con ella. Mi cabeza estaba llena con Jared y Fantasma y ese enorme resentimiento por todos los años que me hizo salir de casa pareciendo una empollona. Fue cuando ni siquiera me dejaba salir de casa.
¿Cómo voy a hablar de algo de eso?
Y luego Imogene me habla de los sueños que está teniendo, y eso llena totalmente mi cabeza. Las dos estamos de acuerdo en que Adrian tiene algo que ver. Además creo que podría haber una conexión entre sus sueños y las hadas de Adrián, pero ella ni siquiera quiere discutirlo, porque en primer lugar no cree que existan.
No puedo explicar por qué no cuestiono el tema de las hadas como lo hace Imogene. Intelectualmente - y antes de conocer a Adrian - pensaba que no podrían existir. Ni podían los unicornios, vampiros, fantasmas, conejos parlantes, o pequeños astronautas con naves espaciales y sondas anales. Pero en mi corazón, creía, en las hadas, por lo menos. Tal vez fuera porque tenía que creer en ellas. Durante mucho tiempo he tenido que creer en algo más a parte de lo que este mundo tiene que ofrecerme: el divorcio de mis padres, el horror de la secundaria, la soledad que colgaba, como un velo, sobre mí todos los días hasta que Imogene llegó y la tiró a la basura.
Y eso era lo que veías al mirar mi penosa y pequeña vida. Cuando asumes el gran cuadro, el propio mundo parecía estar cayendo a pedazos, y qué con los ataques terroristas, las guerras, las raras enfermedades, la pobreza y la contaminación del medio ambiente...
Había oído hablar de niños adoptados que tenían esa fantasía de que sus verdaderos padres se iban a mostrar un día y llevarlos a una especie de paraíso. Supongo que mi fantasía era que realmente había hadas y que, aunque no quisieran llevarme al mundo de las hadas, al menos la idea de que algo tan mágico realmente existiera hacia todo más tolerable − no me preguntes por qué.
No le he dicho a Imogene que creo en las hadas. Nunca se lo he contado a nadie, cuando surgía el tema, pero es raro que nunca se lo dijera a Imogene, teniendo en cuenta cómo trabaja su mente, como se elevaba al vuelo con una fantasía al mínimo capricho, por no hablar de su relación con un chico muerto. Se podría pensar que ella sería la opción obvia.
Incluso he tenido la oportunidad perfecta de un par de veces, como cuando habla de ese chico, Pequeño Bob, de su antigua escuela y todas las historias que contaba, y luego, cuando me presentó a Adrián. Pero algo me detuvo.
Supongo que es porque obviamente no cree en ellas, y toda mi vida ha estado muy orientada a ser agradable y buena. Tengo mis pequeñas rebeliones, pero sobre todo siempre he hecho lo que me dicen que debo hacer. Mi madre. Mis profesores. Cualquiera más fuerte, más grande y más guay que yo.
He intentado seguir el ejemplo de Imogene, pero ella no me dejó. Al igual que la primera vez que me llevó a las tiendas de segunda mano para comprar ropa nueva. Le pedí que seleccionara lo que yo debía comprar, y ella sólo me lanzó una mirada divertida. Y, entonces dijo,
- No, tienes que elegir tu propio estilo. Tienes que escoger lo que quieres llevar.
Y yo no tenía ni idea.
Pero aprendí. Aprendí a tal punto que, si Imogene no creía que debía coger algo que me gustara, era lo suficientemente valiente como para cogerlo de todos modos. Así que tal vez podría intentar mantenerme firme sobre las hadas, también, excepto que esto parece muy diferente de si debía o no comprar un top concreto. Parece como que va más allá, que tiene más que ver con las cosas que realmente nos hacen ser quienes somos, y no sé si quiero ser diferente a Imogene en ese sentido. O, tal vez, lo que quiero decir es que no quiero que ella sepa que somos tan diferentes. Pero aquí estamos: yo creyendo, e Imogene con su mente todavía cerrada firmemente sobre la cuestión, incluso cuando es amiga de un fantasma honesto-para-dios.
Eso sí, no crezco creyendo en las hadas, o por lo menos tengo grandes señales mixtas acerca de cómo se supone que me debo sentir por ellas. Mi padre me leía cuentos de hadas y explicaba encarecidamente cómo vivían en los huecos de los árboles y, a veces incluso detrás de los paneles de madera y debajo del suelo, pero eso no hacía muy feliz a mi madre. Siempre ha estado en contra de cualquier tipo de frivolidad. Incluso cuando era pequeña, argumentó que sólo debía experimentar cosas que puedan serme de utilidad más adelante en mi carrera académica.
Sé que suena horrible. Pero nada de lo que ha hecho ha estado fuera de la mezquindad o el rencor. Ella realmente, realmente quiere lo mejor para mí. El problema es que no piensa que yo tenga algo que decir. Tiene toda mi vida trazada. Lo que no ve−lo que no quiere ver−son los territorios inexplorados que se encuentran dentro de mi cabeza.
Entiendo por qué es así. Creció en la pobreza, y sus padres la hicieron abandonar la escuela secundaria e ir a trabajar. Entonces conoció a mi padre. Él fue quien la convenció para que terminara sus estudios y fuera a la univer−cielo. Se le olvida esto, él fue quien la apoyó todos esos años. Estaba tan orgulloso de ella cuando se graduó. Más orgulloso aún cuando ella consiguió un trabajo en recursos humanos en las industrias de Turner, escalando rápidamente en la cadena de las empresas hasta que fue una de los vicepresidentes. Ese es un largo camino para una chica que trabajaba de camarera en un restaurante.
Debido a lo difícil que había sido su vida, siempre estubo decidida a asegurarse de que las cosas estuvieran mejor para mí. Que estuviera preparada para cualquier cosa que la vida pudiese ofrecer. Por lo que yo tendría que aprender modales, vestir bien y ser buena estudiante. Los cuentos de hadas no iban a formar parte de mi vida. Tampoco los chicos, no vestirme de otra forma que no fuese de empollona, tener un pensamiento propio… bueno te puedes hacer una imagen.
Así que los retales de mi vida que podía vivir por mi cuenta pasaron a la clandestinidad.
El primer libro que escondí a mi madre fue una copia de `Touch and Go´: Las Historias Completas de Katharine mully, con las maravillosas ilustraciones de Isabelle Copley. Me quedé destrozada cuando me enteré que Mully se suicidó y no iban a haber más historias nuevas. Pero tenía el mío y lo releí hasta que las páginas se soltaron y comenzaron a caer.
Eran cuentos de hadas, pero establecidos en el aquí y ahora, en esta ciudad, en Newford, uno de ellos a unas cuantas cuadras de donde vivíamos. Cuando leo esas historias−como `Ángel basurero´, donde la salvaje chica Cosette desaparece en el basurero, o `The Goatgirl´s Mercedes´ con el viejo asistente cascarrabias Hempley que siempre está tratando de robarle las llaves del coche a la Goatgirl´s−durante días me rondaba la creencia de que ese tipo de cosas realmente podrían existir. Cuando los niños se burlaban de mí en la escuela por la forma en que iba vestida, simplemente seguía mi camino y pensaba que había alguien como la chica mariposa, Enodia, esperándome en casa.
Del material biográfico de la introducción, me enteré del amigo de Mully, el artista Jilly Coppercorn, y quedé totalmente enamorada de sus cuadros de hadas. Incluso me colé en una de sus galerías una vez, cuando se suponía que iba ir a la biblioteca, y llegué a ver una habitación llena de originales. Me emborraché de los cuadros durante días y oculté la tarjeta de la publicidad de la galería con mi creciente tesoro debajo del piso de mi habitación.
Y entonces empecé a leer a Christy Riddell, porque se suponía que era amigo de ambas, Mully y Coppercorn.
Me gustaban sus historias, pero sobre todo me gustaban sus libros de historias-ciertas de los encuentros que personas habían tenido con las cosas que no se pueden explicar. Realmente no es que tengan muchos comienzos y finales. Eran viñetas anecdóticas y misteriosas que parecían más reales debido a la falta de estructura de cuento tradicional.
Al tercer libro suyo, él le quitó el puesto a Katharine Mully como mi escritora favorita, y lo mejor de todo, él todavía estaba vivo y yo podía conseguir un nuevo libro escrito por él cada año o así.
Creo que el punto culminante de mi vida hasta que conocí a Imogene fue el día que él vino y dio una charla en la escuela. Se hizo en la biblioteca y se suponía que era un taller para escritores tanto como una charla sobre escritura, pero la mayoría de los chicos que se inscribieron, fueron sólo buscando una manera de salir de clase y no eran muy cooperativos. Después del segundo ejercicio, Christy se dio por vencido y sólo habló con nosotros. Durante más de dos horas, de lo programado, el resto de estudiantes se sentaron y rodaron sus ojos. El resto del tiempo, miraban aburridos por la ventana, o susurraban y reían entre sí.
Las únicas personas que realmente le prestaban atención, éramos yo; La Sra. Giles, la bibliotecaria; y Andrea Joseph, otra estudiante, que, evidentemente, odiaba totalmente el tema de sus libros, pero trató de congraciarse con él de todos modos porque era un autor real con publicaciones.
No sé de dónde saqué el valor para ir hacia él con mi ejemplar manoseado de `Cómo hacer que el viento sople´, pero lo hice. Presumo que ayudó que él fuera tan amigable y sencillo mientras hablaba. No parecía ser un escritor mandamás, lleno de sí mismo y de la importancia de su trabajo, más bien era como esos tipos mayores con buenos ojos que obviamente están apasionados con su escritura, y generosos a la hora de compartir su arte con los demás.
Esperé hasta que todos los demás estudiantes se hubieran ido y sólo quedamos la Sra. Giles y yo en la biblioteca. Ella estaba revoloteando a su lado, como si, al estar cerca de él, se le pudiera pegar algo: talento, fama, no lo sé. Simplemente era raro, y deseé que ella se fuera. Como si me hubiese leído el pensamiento, Christy miró y vio que dudaba en acercarme, a continuación, se dirigió a la Sra. Giles.
- Podría dejarnos un momento, por favor. -le dijo a ella.
- ¿Qué? Oh, sí. Claro.
Ella se retiró, a regañadientes, pero se fue.
- Quiero pedir disculpas por los otros estudiantes, -comencé, deteniéndome cuando él movió la cabeza.
- No vuelvas a pedir disculpas por cualquier otra persona, -dijo.- Sólo eres responsable de lo que tú misma haces en el mundo.
- Pero−
Él sonrió.
- No te preocupes. Mi ego no es tan frágil como para que algo como esto deje alguna enorme y debilitante cicatriz. Doy este tipo de conversaciones muy a menudo, y la mitad de veces, es más o menos así como van.
- Entonces, ¿por qué lo haces?
- Para conocer estudiantes como tú, que parecen estar interesados en la posibilidad de que lo que tengo para compartir haga que se diferencie una persona.
Eso parecía estar más allá de la llamada del deber.
- Entonces, ¿Estás planeando ser escritora? -preguntó mientras me cogía mi copia de `Cómo Hacer Que El Viento Sople´.
- No lo sé. Siempre me han gustado las historias, pero siento que debo aprender un poco más sobre el mundo antes de tratar de escribir.
- Creo que no estoy de acuerdo, -dijo.- No hay nada malo en una perspectiva juvenil. No lo olvides−nadie más ve el mundo como tú, así que nadie puede contar las historias que tienes para contar.
- Supongo.
- Pero recuerda lo que dije antes sobre escuchar los consejos.
Asentí.- Tenerlo en cuenta, pero cuestionarlo todo, -cité.
- Exacto, -dijo. Luego, se me acercó un poco más para agregar,- Aunque la única cosa que es una verdad absoluta es que la escritura requiere práctica, al igual que cualquier otro arte u oficio. Así que cuanto antes empieces, mejor te sentirás cuando tengas historias que contar. Escribir en un diario, si no hay otra cosa. Trata de hacer un poco cada día en lugar de sólo cuando te apetezca.
Asentí otra vez. En ese momento, teniendo una conversación real con ese hombre que yo había idolatrado durante años, estaría de acuerdo en todo lo que dijera. Tanto para cuestionarlo todo.
Y entonces hice lo único que me había prometido que definitivamente no iba a hacer si tenía la oportunidad de hablar con él.
- Sr. Riddell, -y pregunté,- ¿De verdad cree en las historias de sus libros?
La tierra se me podría haber tragado mientras las palabras salieron de mi boca. Pero él simplemente sonrió.
- Te podría dar la respuesta fácil que normalmente doy cuando estoy siendo entrevistado, -dijo.- Es algo así, ` Depende de la fuente. Estoy seguro de que en mundo es lugar extraño y misterioso, con más en él, que la mayoría de nosotros nunca verá ni experimentará, por lo que no puedo descartar de inmediato los elementos que están fuera de lo común, simplemente porque no los he experimentado. Pero por la misma razón, tampoco acepto inmediatamente cualquier hecho inusual y extraño cuando se me presenta, porque el mundo también está lleno de un montón de gente extraña con una imaginación muy activa. El problema es, a menos que experimente lo que tienen, y por toda mi predilección hacia lo caprichoso y surrealista, la falta de evidencia empírica tiene un fuerte argumento en contra de la creencia.´
- Pero la verdadera respuesta es sí. He experimentado cosas que no se pueden explicar, y más de una vez. Y la otra cosa importante que recordar es, que sólo porque algo no sea cierto para ti o para mí, no significa que no sea cierto para otra persona.
Creo que tenía una mirada muda en mi cara, porque me sonrió otra vez.
- Lo que debes recordar cuando estés escribiendo, -dijo,- es, no es que sea o no sea, lo que pones en el papel, cierto. Es si despierta una verdad en tu lector. No me importa que recursos literarios puedas utilizar, o sistemas de creencias que pongas−si puedes hacer una verdadera historia para un lector, si les puedes ofrecer otra forma de ver el mundo, o una alternativa para que puedan hacer frente a sus problemas, entonces esa historia será un éxito. ¿Tiene eso sentido?
Asentí.- Realmente no creo en las hadas y esas cosas, pero cuando leo tus libros, lo hago, pero de una manera divertida. Es como, no importa si la puedo ver o no. Simplemente la idea de que están allí es… No lo sé. Quiero decir reconfortante, pero algunas de las cosas que escribes realmente me inquietan. Creo que simplemente lo aprecio cuando termino de leer una de tus historias, me encuentro mirando el mundo de una manera diferente. Todo parece tener posibilidades.
- Un escritor no puede pedir más, -me dijo.- O al menos ese escritor no puede.
Y luego escribió en mi libro. Escribió, Para Maxine, que aprecia las historias por las razones correctas. Haz las palabras fluir de tu bolígrafo cuando decidas soltarlas, y haz que tus sueños florezcan siempre.
- Hago alguna tutoría uno-a-uno a través de la Biblioteca Pública de Crowsea, -dijo mientras me devolvía el libro.- Y también en el Tribunal de Artes dirigido por la Fundación de Niños de Newford. Si alguna vez decides tomar en serio lo de escribir y quieres hablar de ello un poco más, ven a verme.
- Gracias, -dije.- Lo haré.
Sólo que nunca lo hice. O al menos todavía no. Aunque tal vez podría escribir acerca de todo este asunto de las hadas. Entonces podría llevárselo a él a la biblioteca o al Tribunal de Artes y utilizarlo como pretexto para llamar su atención acerca de ellas, y sueños como los que está teniendo Imogene, y los chicos muertos que murieron porque no podían volar como lo hacen las hadas.
Me duermo pensando sobre eso: por donde tenía que empezar, como lo pondría todo junto, y si tendría el valor de llevárselo a Christy−simplemente diciendo que me las arreglé para escribir algo que realmente no era completamente estúpido.

Fin del capitulo

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por Gemma el Lun Mar 29, 2010 7:16 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 4:33 pm

cap? :manga11:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 9:50 pm

ya va nena...
mañna la enviaré la primera parte
a la correctora, oki?
q estuve liada esta semana! :)

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 9:52 pm

:P ay es verdad!! no me acordaba!!

cuando puedas jejeje

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 9:55 pm

Mañana tendré una parte!
q ya es hora de q me ponga al dia...
ando atrasada en todo!! :manga09:

por cierto q paso con el libro ese q kerias
transcribir?? ya lo compraste??

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 9:57 pm

estoy esperando, el día 26 sale a la venta, desde el dia 1 que decían que estaba :bearkaos:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
kuami

avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo *Recopiladora
Aries Mensajes : 802
Rango : 36
Edad : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Sáb Mar 20, 2010 10:01 pm

que libro?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monique



Grupos : *Lectora
Mensajes : 19
Rango : 0
Fecha de inscripción : 17/03/2010

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 21, 2010 7:20 am

hola acabo de empezar a leer esta historia y es buenísima. gracias chicas x los capitulos y en espera de más.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 21, 2010 7:26 am

^^ gracias por el apoyo, me alegra que te guste :Manga30:

💋

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nekane

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Diseñadora *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Virgo Mensajes : 204
Rango : 7
Edad : 24
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Localización : Nafarroa!!!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 21, 2010 3:03 pm

gemma que libro esperas??

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/NekaneRiot
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 21, 2010 4:53 pm

El de Generation Dead Very Happy

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nekane

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Diseñadora *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Virgo Mensajes : 204
Rango : 7
Edad : 24
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Localización : Nafarroa!!!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Lun Mar 22, 2010 12:03 am

mm...no se cual es....

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/NekaneRiot
clarita

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Escorpio Mensajes : 17
Rango : 3
Edad : 23
Fecha de inscripción : 14/03/2010
Localización : St. Vladimir

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Mar 25, 2010 12:17 am

el final del primer libro de Degeneration Dead me mato Sad
bubububu
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rossmary
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos *Diseñadora
Sagitario Mensajes : 4888
Rango : 144
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010

Hoja de personaje
nombre: Eliza
raza: Sacerdotiza

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Mar 25, 2010 11:44 pm

CAPITULO 12

Traducido por Virtxu
Corregido por rossmary

AHORA: Imogene


Había pasado bastante desde la medianoche, pero todavía estaba sentada, no tenía miedo a dormir sino a entregarme a los sueños de cada noche. Podrías pensar, "no son más que sueños, que gran cosa." Pero con esto te controlan de nuevo. No me gusta que algo –en mi mente, tenga una influencia externa que sin saber cual es –decida como van a ser mis sueños.

Ni siquiera me importaría ver a Pelly de nuevo, aunque yo lo preferiría sin el espeluznante grupo de hadas y criaturas que le acompañan. No recuerdo que ellos fueran como los de mis libros de cuentos antiguos. Y eso era raro, al igual que él pudiera oír la orquesta de juguete, también.

Pero no es así. No hacen nada. Siguen marchando a través de mis sueños, golpeando sus bidones de estaño y plástico, sin siquiera un ‘hola, ¿te importa si estamos por aquí?’

... y yo no sabría si decir sí o no.

Por supuesto, si no me duermo, entonces ellos no pueden venir, y es por lo que todavía estoy despierta.

Me siento en una silla con un respaldo recto de madera –la falta de comodidad es importante, ya que no me deja cabecear con demasiada facilidad –y miró por la ventana al estrecho callejón de abajo. No hay movimiento ahí abajo, al igual que no hay nada que se mueva en mi habitación. Al menos no todavía.

Insisto una vez más en la forma en que ha cambiado Pelly. Se ha vuelto todo críptico, cuando solía ser simple. Pero lo extraño es que tengo la sensación de que hay algo que quiere, tal vez incluso algo que necesita decirme, sólo que parece que no puede venir justamente a decírmelo.

Odio cuando la conversación se convierte en un juego en lugar de una comunicación. Es igual que en la escuela. Es igual que en todas partes. La televisión, las películas, los libros. En primer lugar, hago un recorrido de esto a través de los libros de fantasía que leía de niña en la comuna. Ya era un poco mayor cuando por décima vez me encontré con un enigmático mago y sus vagas advertencias.

Ahora esto es el antiguo ho-hum. Si tienes algo que decir, solamente ven y dilo. Aunque en esas viejas historias, esto te mataría a la mitad de la trama, supongo, porque en lugar de eso, los personajes tienen que tratar de averiguar lo que deben hacer, si podrían ir y hacerlo.

Como si yo pudiera traer a Pelly limpiamente.

Suspiro y paso de la ventana para mirar alrededor de mi habitación. No puedo quedarme aquí para siempre. Tengo escuela mañana supongo que podría echarlo todo a perder, pero sacando buenas notas –realmente podría hacerlo –dar menos lata a lo largo del curso. Era como si en realidad pudiera ser algo normal el ser buena y respetuosa con la ley en lugar de simplemente vivir rápido y robando.

Así que finalmente dejo la silla junto a la ventana donde he estado sentada y me acuesto en mi cama. Pero no estoy relajada. Me acuesto allí todo rígida y en el borde, con oídos atentos para captar el primer susurro de la puesta en marcha de la orquesta de juguete. Cuando lo hago, me encuentro en ese momento en el que no sabes si estas despierta o dormida, pero luego veo a Pelly sentado a los pies de mi cama, y sé cuál es cuál.

Despierta, la única anomalía en el mundo es el fantasma de un niño muerto que se suicidó.

En un sueño, cualquier maldita cosa puede suceder.

Me siento y me apoyo en la cabecera.

- Entonces, ¿cómo te va esta noche?, - Le pregunto a mi viejo amigo imaginario.

Él asiente tristemente.

- Sí, sí, - le digo antes de que pueda hablar. Que tenga cuidado con los idus de Who Cares y que no mire hacia los lados en la oscuridad o lo que sea. Pero ¿te acuerdas cuando quedábamos y hablábamos y no había esta rara mierda entre nosotros?

- Yo no soy real,- dice.

- Bien, duh. Por supuesto que no. Estoy soñando.

- Debes dejar de soñar.

- Me gustaría, pero... Si te digo la verdad, realmente no me importaría verte de nuevo. Podrías dejar a tus pequeños amigos y a su música escalofriante, además de que sería agradable que pudieras hablar conmigo como un amigo en lugar de cómo alguien que sólo es misterioso cada vez que abre la boca. Pero todavía es bueno verte.

Me da una mirada triste con esos ojos que saben demasiado. Luego se acerca a mi pie y aprieta mi dedo.

- Despiértate- , dice.

Y lo hago.


* * *

Le cuento el sueño a Maxine al día siguiente, mientras estamos comiendo, sólo nosotras dos, como de costumbre.

Tenía grandes esperanzas para este año escolar, pero Barbie y Ken aún siguen tras nosotras. Seguimos siendo las chicas homosexuales y sólo nos tenemos la una a la otra porque nadie quiere estar con nosotras y recibir el lado malo del Grupo Doll*, como he decidido llamar a Valerie, Brent y su público. Eso no es tan malo porque nos gustamos y nos gusta estar juntas de todas formas, pero es el último año de la escuela, y realmente quiero que Maxine tenga una buena experiencia. Quiero que ella brille con la confianza renovada de las vacaciones en la playa y que se gane a todo el mundo. Pero el primer día que volvemos, Valerie ya tiene un comentario mordaz para ella, y Maxine sólo se retira de regreso a su concha.

Estuve a punto de dar un golpe a Valerie en ese mismo momento, pero aprieto los dientes y me contengo, ya que un golpe sólo daría lugar a más complicaciones que no sólo terminaría con que decepcionaría a Maxine, sino que yo también me decepcionaría a mí misma. Creo que finalmente estoy dejando atrás las lecciones que aprendí de Frankie Lee de vuelta a Tyson.

Su filosofía era muy simple: coge lo que quieras y resuelve problemas con un puñetazo, o mejor aún, con un hierro. Y siempre tienes que vengarte.

Supongo que tengo que admitir que todavía me gustaría llegar incluso a hacerlo con el Grupo Doll, pero no de una manera violenta. Algo sutil, aunque, por supuesto, este iría derecho a sus cabezas.

Así que de todos modos, Maxine y yo estamos sentadas juntas sobre el diamante de béisbol, donde nos conocimos, y le digo mi teoría de que Pelly se está separando, no porque no quiera jugar conmigo, sino porque ser así de críptico sólo puede conducir a algo peor, aunque lo que podría ser peor, ninguna de nosotras puede adivinarlo. Entonces me habla de su idea de ir a hablar con ese escritor que llegó a la escuela antes de que yo llegara aquí, un tipo que se ha especializado en la recopilación de evidencias anecdóticas sobre hadas y cosas así, y trata el material como si fuera real.

Parece nerviosa mientras me dice esto, y esto hace que mi corazón se rompa. ¿Qué cree que voy a hacer, llamarla idiota? No es posible.

- Sí, podemos hablar con él- , le digo.

En qué nos puede ayudar, no tengo ni idea. Pero no me va a hacer daño ir a verlo.

- ¿De verdad?- Dice ella.

- Bueno, sí. Sólo porque no crea en ese tipo de cosas no significa que crea que esas personas son tontas o algo así. Eso me lo reservo para la Muñeca Barbie y su gente.

Maxine sonríe.

- Dios, están tan seguros de sí mismos este año.

- Bueno, están seguros de algo, eso está bien. Pero estoy harta de hablar de mis sueños y del Grupo Doll por lo que decido cambiar de tema. - Así que Jared me dijo que tiene entradas para el Mr. Airplane Man.

- Él me preguntó esta mañana si quería ir.

- Y tú dijiste que sí, por supuesto.

Maxine sonríe.

- Por supuesto. ¿Vas a venir? -

- Definitivamente no. Vosotros dos necesitáis una cita real sin mí.

- Pero...

- No te preocupes, voy a estar bien. Tal vez vaya esta noche a ver a mi propio chico.

Piensa que me refiero a Thomas, y seguramente me refiriera a él cuando lo digo, pero Thomas tiene que cerrar la tienda esta noche, así que no estará libre hasta las diez. Podría ir a buscarle, sería divertido porque esto está muerto en una tarde de lunes a viernes, y podríamos descansar en el viejo sofá que tienen frente a la ventana, escuchar cualquier cosa que nosotros queramos, y hacer un poco de eso con la excitación extra de ser atrapados si alguien tal vez viene deambulando hacia la puerta.
En su lugar, una vez que oscurece, vuelvo a la escuela.

* * *

- Entonces, ¿cuales son exactamente tus superpoderes?- Le pregunto a Adrian.

Estamos sentados en las gradas sobre el diamante de béisbol, con nuestros pies colgando. Es una noche hermosa, de las que tienen el cielo despejado y donde la contaminación lumínica de la ciudad no parece que exista, ya que las estrellas se ven muy cercanas y brillantes.

Él me da esa mirada confusa.

- ¿Sabes qué es lo que los fantasmas pueden hacer?- Empiezo a enumerar las habilidades con los dedos. - Está la invisibilidad, el caminar a través de las paredes, el no tener que comer o dormir... -

- Supongo.

... el envío de sueños extraños a transeúntes inocentes. -

- ¿Qué quieres decir?-

Muevo la cabeza ante la mirada inocente de su rostro.

- Nunca trates de jugar al póquer,- le digo, - porque lo dices todo con tu cara.

- Yo no envío sueños a los demás- , dice.

- Sí, claro.

- Ni siquiera sé cómo se hace-

- Pero conoces a alguien que lo hace.

- Yo… Tengo que irme.

Y entonces lo hace, se desvanece, y me deja sola sentada en las gradas. A menos que él todavía esté sentado a mi lado, sólo que invisible.

- Si llego a encontrar la manera de golpear un espíritu sin cuerpo- , lo digo por si da la remota posibilidad de que él todavía está alrededor, - te convertiré en una tostada.

Ni siquiera trato de evitar los sueños de por la noche, sino que me empiezo a preparar para irme a la cama justo después de terminar mi tarea. Me río mientras dejo mis libros de texto y me lavo, pensando en lo que Frankie diría si él me viera estudiando ahora. En la cama antes de medianoche. Pero, ¿quién sabe? Tal vez estaría feliz por mí.

Seguro. Y tal vez ha abandonado sus malos caminos y ha entrado en la academia de policía como recluta. Esto no tiene sentido, me digo. Preocuparse de lo que Frankie piense, o por lo que está haciendo ahora, eso pertenece a la vida de otra persona ahora.

Me meto en la cama y pongo mi cabeza en la almohada.

Además, tengo un nuevo conjunto de problemas –problemas del tipo que Frankie no sabría cómo resolver.

Pelly no aparece hasta el momento en que cierro los ojos. Finjo que no sé que está allí. Puedo mantener mi respiración acompasada, mirando a través de las pestañas, esperando a ver lo que va a hacer. Se acerca a la cama, y realmente tengo que trabajar en no tensarme cuando acerca una mano a mi cara. Pero lo único que hace es cepillar un poco el pelo de mi frente.

Entonces se aleja, y va hacia la ventana. Cuando llega a ella la abre, todos esos extraños y pequeñas criaturas mágicas ramillas-y-palos, salen por ella a la escalera de incendios, llevándose la música con ellos, aunque no vi a ninguno, incluso llevando un instrumento, mucho menos tocándolo. Pelly es el último en irse.

Cuento hasta diez antes de echar hacia atrás las sabanas y mirar por la ventana. Sólo estoy a tiempo de verlos desaparecer por la esquina del callejón.

Me miro a mí misma, estoy sorprendida de que todavía llevara la camiseta del pijama. Al ser un sueño, estaba segura de que estaría totalmente vestida desde que hubiera decidido seguirlos. No importa. Sólo me lleva unos momentos el ponerme unos vaqueros, las zapatillas y una chaqueta, entonces salgo por la ventana, arrastrándome por la escalera de incendios.

Cuando salgo del callejón, no hay nadie en la calle ni siquiera tráfico. Pero recuerdo haber visto a Pelly girar a la derecha, así que corro por la acera en esa dirección, parando en cada calle transversal para escuchar a la pequeña orquesta de juguete invisible.

Nada.

Estoy a diez cuadras de casa cuando me doy por vencida y empiezo a dar la vuelta. Volviendo, me topo con Pelly.

Estamos solos en la calle. No hay bandas de criaturas mágicas, ni banda sonora con instrumentos de juguete. Sólo nosotros dos.

- ¿Y qué pasó con tus amigos?- Pregunto.

- Han ido a deleitarse.

- A deleitarse.

- Es como una fiesta, sólo para hadas.

Por supuesto. Si vas a soñar con hadas, ellas bien podrían estar en medio de una fiesta.

- Hay que ir a casa- , dice Pelly.

- Estoy en casa. Estoy soñando con esto.

- Debes dejar de soñar con esto.

- Hemos pasado por esto antes,- le digo. - No tengo ningún tipo de control sobre ello.

- Debes esforzarse más.

- Oh, por Dios. ¿Qué pasa contigo? ¿Sé que he cambiado desde que era niña, pero tienes que tratarme así? Antes solías ser mi amigo.

- Sigo siendo tu amigo. Es por eso que te estoy diciendo esto.

- ¿Qué pasa si no dejar de soñar contigo?-

Duda antes de decir.

- Que ellos ganan.

- ¿Ellos? ¿Hay un - ellos- ahora? ¿Quiénes son? -

- Vete a casa. Despiértate. Olvídate de todo esto. Enséñate a ti misma a no soñar lo que otros quieren que sueñes. Por favor, Imogene. -

Sacudo la cabeza.

- No hasta que me diga quiénes son. Él trata de instarme a ir, pero yo me resisto. Miro a sus grandes ojos, negándome a parpadear. Solíamos jugar a mirarnos fijamente y siempre ganaba yo. Al igual que hago ahora, él suspira y mira hacia otro lado.

- Las hadas te están haciendo esto- , dice.

- ¿Qué? ¿Esa pandilla de criaturas que están contigo en mi armario? -

Él sacude la cabeza.

- Las hadas de la escuela donde vive tu amigo muerto.

- Yo sabía que él tenía algo que ver con todo esto. Entonces, ¿cuál es su juego? -

- Él no tiene uno. Sólo quería hacer que tú le creyeras, y las hadas se ofrecieron a hacer que eso sucediera.

- ¿Así que las hadas me están haciendo creer que yo estoy soñando contigo? Hola, hay gran diferencia entre los sueños y la vida real.

- ¿Estás segura de eso?-

- Bueno, sí,- digo, excepto que hay algo en sus ojos me dice que es diferente.

¡Oh, ya relájate!, me digo. Estás soñando. Cualquier cosa puede parecer real en un sueño. Le digo lo mismo a él.

- Aférrate a ese pensamiento,- dice Pelly. - No se lo des a ellos.

- ¿A quién? ¿A las hadas imaginarias que viven en la escuela? -

Él sacude la cabeza.

- Sólo vete a casa, Imogene.

- No hasta entender lo que está pasando- , le digo. Me da una mirada que quiere decir –oh, yo no lo sé. Tierna y amorosa, lo que es realmente raro, porque él todavía tiene el miedo en los ojos. Luego aparta la mirada de mí, mira más allá, y el calor se enfría.

Me vuelvo a ver lo que está mirando, pero no hay nada allí. Sólo la calle, los edificios frente a ella, las sombras de los edificios que se agrupan en los pórticos, y los callejones entre ellos. Entonces, aparece uno de esos sentimientos de que algo está mal en la imagen y me doy cuenta de que las sombras están invadiendo la luz de las farolas, y eso es imposible.

- Hablaremos más en otro momento,- dice Pelly desde detrás de mí.

Me aprieta en la parte posterior de mi brazo y me despierto, excepto que aquí viene la parte realmente extraña. Aún estoy de pie en la calle, al igual que lo estaba en mi sueño. La única diferencia es que Pelly no está, y las sombras a través de la calle están haciendo exactamente lo que se supone que deben hacer, estar retiradas fuera del campo de luz.

Bueno, me digo, mientras puedo sentir como el pánico se apodera de mí. Aún estas soñando. No has despertado completamente.

Así que trato de despertar, pero no soy capaz, y estoy totalmente al borde de la histeria ahora. Cierro los ojos y me obligo a respirar de manera uniforme. Espero, y cuando finalmente los latidos de mi corazón comienzan a calmarse un poco, empiezo el camino a casa.

No es divertido andar diez cuadras.

Sigo esperando a que-no-sé-qué salga de entre las sombras y me asalte –hadas, monstruos, o tal vez sólo un asaltante cotidiano y ordinario o un violador –y eso no es normal para mí, ya que por lo general no tengo miedo. Eso es por lo que me metí en todos esos problemas en Tyson y el por qué de que Frankie y su banda me acogieran. No podían creer que esa pequeña chica hippie no tuviera miedo de nada. Bueno, salvo a no gustar a las personas y yo nunca les dije eso y mucho menos lo voy a hacer ahora.

Cuando llego a casa me encuentro a Jared sentado en los escalones de la entrada de nuestro edificio, fumando un cigarrillo. Tenemos la calle para nosotros solos a excepción de una vieja gatita perdida que nos está mirando encorvada.

- Pensé que lo habías dejado- , le digo mientras me siento a su lado.

- Lo hice. Sólo que esta noche me apetecía.

Jared es una de esas personas desagradables que fuman cuando les da la gana, pero nunca tienen un cigarrillo.

- Pensé que habías dejado de merodear por ahí durante la noche,- añade.

- Lo hice, esto es sólo un sueño.

Me hace una mueca graciosa.

- Bueno, al menos todavía estás rara, acabas de llegar y yo casi no te reconozco. Antes sólo tenía que buscar el escándalo más cercano, y allí estabas tú, en medio de él.

- Me gusta esa palabra.

Él sonríe. - Sé que lo hace.

- ¿Echas de menos a tú otra hermana?- Pregunto.

- Nah. Estoy feliz de que no seas como solías ser antes. Ahora vete a la cama.

- No estoy cansada.

- Lo sé. Estás soñando. Pero te vas a arrepentir por la mañana si no lo haces.

Tira el cigarrillo y se levanta.

- ¿Vienes? - Me pregunta.

- Claro.


* * *

Cuando me levanto por la mañana, Jared recuerda nuestra conversación de anoche.

Yo no había estado soñando.

(FIN DE CAPITULO)

* N.t: literalmente es Gente Muñeca, pero lo dejé en inglés porque quedaba mejor

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 2:11 am

Wiii!! Ya esta mi capi!
dsifrutarlo chicas!^^

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monique



Grupos : *Lectora
Mensajes : 19
Rango : 0
Fecha de inscripción : 17/03/2010

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 7:33 am

gracias x el capi virxtu muy bueno. saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 12:50 pm

Gracias chicas!!

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 4:45 pm

CAPITULO 13

Traducido por Gemma
Corregido por kuami


AHORA: ADRIAN

Después de dejar a Imogene en el diamante de béisbol, me tomé un tiempo para localizar a Tommery. Me siento mal por haber desaparecido de la forma que lo hice, pero ¿qué se supone que debo hacer? Era obvio que estaba enfadada conmigo, pero estaría aún más enfadada si supiera lo que había hecho. Yo ni siquiera sabía lo que había hecho, exactamente, pero esos sueños de ella tenían que tener algo que ver con la petición que le hice a Tommery para que pudiera verle a él y a los demás. Y todo porque yo quería que ella supiera que no había estado mintiendo con respecto a eso.
Tommery y Oshtin estaban haciendo una carrera de escarabajos en un perno de elfo fuera del laboratorio de computadoras, cuando finalmente los encontré. Habían escrito los números en la espalda de los escarabajos con diferentes marcadores de colores mágicos y estaban sentados al lado de ellos, empujando a los participantes a volver a la pista dibujada en el suelo cada vez que los pequeños insectos vagaban fuera de los límites.
- Hey, Addy, -Dijo Tommery cuando me senté a su lado.
- ¿Qué le estás haciendo a Imogene? -pregunté.
Tommery me miró inocentemente.
- Nada, -dijo.- Nada de nada.
Oshtin rió, pero como no miraba hacia arriba, no sé si se reía por lo que Tommery dijo o por algo que los escarabajos estaban haciendo. Tommery le echó una mirada sucia, que lo dice todo, supongo.
- Tienes que haber hecho algo, -dije.
- Sólo lo que nos pediste que hiciéramos. Prepararla para ver en el Otro Mundo.
- Ella dice que le envían sueños.
- Así es como lo hacemos, Addy. Mandamos sus sueños hasta que se vuelven más y más reales para ella, y, finalmente, ve cuando está despierta, al igual que lo hace en sus sueños.
- A ella no le gusta.
Tommery se encogió de hombros.- Supongo que es un poco desconcertante, pero no pueden hacerle daño. Son sólo sueños.
- Supongo…
- No te preocupes tanto, -dijo.- Nunca haríamos daño a un amigo tuyo.
No pude discutir eso, pero sólo porque nunca había tenido un amigo.
- ¿Juras que no sufrirá ningún daño?
Tommery puso una mano en su pecho y me miró dolido.
- Sabes que no juro. -dijo.- Soy demasiado educado para ese tipo de cosas.
- Sabes lo que quiero decir.
- Lo hago.
- Entonces, ¿lo juras?
Él asiente.- Te juro que no le haremos daño. Pero hay un mundo muy feroz ahí fuera, así que no puedo pretender que nunca se le hará daño. Podría pasar por delante de un autobús. Se podría caer por unas escaleras. Se le podría romper el corazón por el chico de la tienda de discos con el que está saliendo.
Se refería a Thomas, a quien odio por ser capaz de hacer todas las cosas que yo no puedo. Puede abrazarla y besarla. Todo lo que puedo hacer es mirar.
- Con tal de que no la lastimes, -dije.
- Por la raíz de roble de mi tío, por el tronco de las cenizas de mi hermana, por las hojas de mi árbol espinoso, yo lo juro.
No sé qué significa todo eso, pero suena muy solemne, así que lo dejo ir.
- Gracias. -le dije.
- No es nada. ¿Quieres hacer carreras de escarabajos con nosotros?
Sacudí la cabeza.- Creo que voy a ir a dar un paseo.
- Cuidado con los recolectores.
Se refería a los que yo había llamado ángeles, esas buenas personas que siempre están tratando de convencer a la gente muerta como yo para parar de rondar en este mundo y pasar al siguiente.- Siempre lo tengo. -Le aseguré.
En realidad, no me importa hablar con ellos. No es muy diferente que hablar con algunos activistas evangélicos. Nunca tuve paciencia para ese tipo de cosas cuando estaba vivo, pero ahora me agrada escuchar a alguien que no sea un hada de vez en cuando. Algunos de ellos pueden ser tan persuasivos que dan miedo, pero la mayoría están bien y no te molestan después de las primeras veces que no les haces caso.
Pero nunca le he dicho a Tommery nada de eso. Él profesa una total falta de paciencia para cualquiera que se involucre en los asuntos de otras personas− se olvida que él y sus amigos lo hacen todo el tiempo.
Los dejo con sus carreras de escarabajos y salgo de la escuela a la calle. Ya es tarde, bien pasada la medianoche, y me encanta la tranquilidad. La ciudad entera está silenciada, aunque todavía hay algo de tráfico. Además del centro, los clubes están abiertos y hay gente en todas partes. Pero aquí, no hay casi nadie en las calles, y la luz procedente de las ventanas de la gente es sobre todo por el parpadeo de los televisores.
Cuando estaba vivo, me escapaba de casa de mis padres e iba vagando y miraba por las ventanas de las casas. No quiero decir que fuera hasta el cristal; simplemente miraba a través de ellos desde la calle. Haciendo eso te da todas esas señales visuales acerca de cómo es una persona: el tipo de decoración o la falta de ella, las pinturas en la pared, estanterías, lámparas, ese tipo de cosas. Siempre me metía en los arbustos cuando oía un coche, o veía a alguien en la calle. Supongo que tenía miedo de que me detuvieran por ser un mirón, aunque en su mayoría, creo, quería mantener este secreto. Los chicos no llegan a tener muchos secretos, no con la forma en que sus padres se inmiscuyen en sus vidas. O por lo menos de la forma en que los míos lo hacían.
Pero una noche, cuando me escondí para evitar un coche que pasaba, vi todos esos periódicos apilados en el porche de la casa detrás de mí. En ese mismo momento, supe lo que significaba: quien vivía allí no había estado en casa por un tiempo.
Esperé hasta que se fue el coche, luego me acerqué más a la casa, curioso. No había mucho− sólo una vieja casa de madera con un porche cubierto. La escalera crujió cuando subí al porche, y me quedé helado. Pero no pasó nada. Miré a mí alrededor, y luego intenté abrir la puerta. Estaba cerrada.
No sé por qué tenía esa necesidad de entrar. No quería coger nada, y el hecho de que tal vez el que no cogía sus periódicos estuviera tendido, dentro, en el suelo en algún lugar, muerto de un ataque al corazón, se me ocurrió después. Pero no era capaz de ayudarme a mí mismo. O más bien, podría haberlo hecho, pero no quería.
Así que me fui por la parte trasera. Había una cocina de verano, pero la puerta estaba cerrada con llave también. Luego eché una mirada a las ventanas del sótano. Había dos en la parte trasera. La primera que probé no se movió, pero la segunda cedió un poco. Cuando empujé con más fuerza, se abrió. Dudé un momento más. Hasta ahora yo no había hecho nada malo, pero tan pronto como entrara, sabía que sería objeto de todo tipo de acusaciones penales, comenzando con allanamiento de morada.
Entré, de todos modos.
¿Qué hice? Nada. Me di una vuelta, con el pulso tamborileando, y miré las cosas. No fue muy diferente de cuando visitas a alguien por invitación. Mis ojos se adaptaron a la poca luz que venía de las farolas exteriores, y anduve alrededor, mirando las fotografías y el arte en las paredes, los títulos de los libros en los estantes. No toqué nada. Por último, me senté en el sofá y me quedé medio dormido un rato.
Lo sé; no tiene mucho sentido para mí tampoco. Pero volví a la noche siguiente, y la noche después de esa. Habría ido una cuarta vez, pero cuando caminaba por la acera de la casa esa noche, vi que todos los periódicos y folletos habían sido quitados y había una luz encendida en una habitación de arriba, así que seguí caminando.
Después, empecé a buscar lugares como la vieja casa de madera, hogares donde el correo y los periódicos estuvieran amontonados y nadie estuviera en casa. Cada vez entraba, casi esperaba encontrar el cadáver que mi imaginación decía que iba a estar allí, pero todo lo que descubrí eran casas vacías llenas de cosas.
Estoy pensando en todo eso mientras camino por las tranquilas calles esta noche. Estando muerto, no tengo que buscar un sitio vacio. Puedo ir a cualquier lugar, y nadie me va a ver si yo no quiero que lo hagan. Pero los viejos hábitos nunca mueren, no entro en un solo lugar hasta que no encuentro una casa oscura al final de la calle McClure y veo los reveladores periódicos dispersos a través de su portal.
No tengo que probar una puerta o ventana, simplemente cruzo la puerta principal y voy poco a poco a través de la casa, tomando mi tiempo, tratando de reemplazar mi ansiedad por Imogene y lo que Tommery podría haber preparado para ella con el desorden de vida de alguien más. Estoy arriba, estudiando las caras en una dispersión de cuadros de la familia en el tocador del dormitorio principal, cuando oigo la música de un violín que viene desde abajo.
El sonido me sorprendió−no porque alguien en la casa tocara música, más bien que podía ser y qué hacía aquí esa persona.
Dejo la cómoda y bajo las escaleras, y ahí está él. John Narraway está sentado en el sofá de la sala de estar, la cabeza inclinada para mantener el instrumento bajo la barbilla, alguna pieza de música de los viejos tiempos temblando por el aire mientras pasa su arco sobre las cuerdas. Para de tocar cuando entro en la sala de estar y deja su violín sobre las rodillas.
- Hola, Adrian. -dice.
Asiento y me siento en el borde de la mesa de café.
John es uno de esos ángeles, la gente que va ayudando a los muertos que sigan con su no-vida y sigan a lo que venga después. Me gustaría que no siempre estuviera tocando su violín. No me gustaba la música de violín cuando estaba vivo, y no ha cambiado eso desde entonces. Pero John está bien. Por un lado, él no es en absoluto agresivo en su misión. Así que la razón por la que me sorprende ahora es por qué ha venido aquí a buscarme. Quiero decir, él tiene que estar mirando por mí, porque la única vez que normalmente lo veo es cuando nos encontramos por casualidad en la calle.
Hay una cosa curiosa acerca de estos ángeles: cuando está a su alrededor, todo parece perder su inmediatez. Los sonidos son más suaves, y tu alrededor comienza a perder el color. Los ángeles dicen que su presencia permite a los muertos ver cómo es realmente el mundo ahora, pero Tommery dice que es sólo algo que tienen que llevar con ellos, como una pequeña nube de fatalidad, y no escucharlos. No sé si es verdad, pero no me gusta la sensación.
- No he cambiado de opinión, -le digo.
- No pensé que lo harías, -dice.
- Entonces, ¿por qué estás aquí?
- No estoy aquí por ti.
Miro alrededor. Es obvio que estamos solos, y acababa de comprobar fuera de la casa. En el porche hay periódicos de una semana, pero no hay cadáveres en el interior. No hay fantasmas que John se pueda llevar.
- Está bien, voy a morder, -digo.- ¿A por quién has venido?
John pone esa mirada triste que a los ángeles se les da tan bien. Se supone que dejan que los muertos sepan lo que realmente sienten por nosotros, supongo.
- Estoy aquí por gente como tu amiga Imogene, -dice.- Es demasiado tarde para ayudarla, pero no demasiado tarde para ayudar a la siguiente.
De todas las cosas que él podría haber dicho, eso es lo último que esperaba. Entró directo en los temores que he estado cargando desde que dejé a Imogene en el patio.
- ¿Qué quieres decir, es demasiado tarde para ayudarla? -digo.- ¿Ayudarla con qué?
- A tratar con el Anamithim.
- No sé qué significa eso.
- Traducido aproximadamente, significa el fantasma−o comedores de almas. Tus amigas las hadas lo llaman la oscuridad.
Si tuviera pulso, ahora mismo se habría acelerado.
- ¿Qué…Qué le van a hacer?
John se encoge de hombros.- No lo sé. Tragarse su luz, supongo.
- Tragarse…
Me lo imagino con toda claridad, ese resplandor maravilloso de vida que ella tiene, simplemente apagado.
- Y sabes lo que eso significa, -dice John.- Ella no será capaz de seguir adelante. No habrá ninguna luz que seguir.
- No lo entiendo.
- Simplemente estará terminada.
- Quieres decir que morirá.
Apenas puedo decir las palabras, porque diciéndolas parece que se vayan a hacer realidad.
John sacude la cabeza.- No, tú moriste. Te deshiciste de tu cuerpo y en lugar de seguir adelante, vagas por el mundo pretendiendo estar vivo. Cuando el Anamithim la tome, ella simplemente terminará.
- Todavía no lo entiendo. ¿Cómo ha ocurrido esto? ¿Qué es lo que debo hacer?
Pero sí sé que tiene algo que ver con Tommery y los sueños que le está enviando.
John no contesta, pero no tiene por qué. Estoy seguro de que está escrito en mi cara.
- ¿Qué puedo hacer para ayudarla? -pregunto.
Él niega lentamente.- Nada. Es muy tarde para ella. Pero no es demasiado tarde para la siguiente.
- La siguiente ¿qué?
- La vida en que metes la pata porque no quieres seguir adelante. -Bueno, esta es una nueva, no sólo para John, más bien para cualquiera de los ángeles.
- No me gusta tener que ser contundente, -dice él,- pero ya no es sólo con tu vida que estás jugando por aquí.
- No tengo una vida. Estoy muerto− ¿Recuerdas?
- Sabes que quiero decir.
- No, no sé a qué te refieres. Sí, he hablado con Imogene. Y las hadas están enviándole sueños para convencerla de que son reales. Pero eso es todo. ¿Dónde está la mala intención en todo esto?
- No sé que tenga que haber intención. Sólo sé que lo que tú y tus amigos habéis hecho ha traído la atención de los comedores de almas.
- Debe haber una manera de cambiar eso.
John suspira, y luego pregunta,- ¿Alguna vez has estado en una habitación o en alguna parte, y la persona con la que estás te pregunta si puedes oír un zumbido molesto? Podría ser algo eléctrico, o estático, o lo que sea. Pero hasta que no se mencionó, ni siquiera lo notabas.
- Supongo…
- Y una vez que ha llamado tu atención, no lo puedes oír, ¿verdad?
Asiento.- Hasta que me distraiga… -Entonces veo a donde se dirige él.- Tengo que encontrar una manera de distraerlos para que no la noten más.
John sacude la cabeza de nuevo.- Eso no es lo que estaba diciendo.
- No, pero podría funcionar, ¿no?
John se levanta, claramente descontento con este cambio en nuestra conversación.
- Así que, ¿Estás dispuesto a sacrificarte en su lugar? -pregunta él.
Él pasa por la puerta antes de que yo pudiera responder.
Me quedo ahí mientras el color vuelve lentamente a la habitación, mi cabeza dando vueltas.
- Cualquiera, -digo finalmente, mi voz suave.- Cualquiera en lugar de ella.
Sé exactamente lo que estoy diciendo, lo que significará para el que se lleve la oscuridad en el lugar de Imogene. Simplemente… terminarán. No habrá otra vida, no se pasará a donde o lo que sea.
Pero mejor otro que ella.
Fin del capítulo

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por Gemma el Lun Mar 29, 2010 7:21 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 5:14 pm

Grax por el capi Gemma!
ranguitos!^^

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monique



Grupos : *Lectora
Mensajes : 19
Rango : 0
Fecha de inscripción : 17/03/2010

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 26, 2010 7:59 pm

gracias x el capitulo Gemma. saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Blue Girl   

Volver arriba Ir abajo
 
The Blue Girl
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» Jeep JK Blue HEMI
» Nordost Blue Heaven / Red dawn
» 50 Aniversario de Kind of Blue
» 11-ABRIL-CUMPLEAÑOS DE BLUE
» Samurai Girl

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Proyectos Terminados-
Cambiar a: