Black and Blood


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Feliz Año 2015!!!
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» LAS COTORRAS MÁS LOCAS DE LAS COTORRAS VIP.
Miér Feb 01, 2017 6:33 pm por rossmary

» saga Riley Jenson
Jue Ene 14, 2016 10:02 am por Vampi

» Kissing sin - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:31 pm por Vampi

» Lista de libros con links de capítulos
Mar Ene 12, 2016 1:25 pm por Vampi

» Tempting Evil - Saga Riley Jenson 3 - Keri Arthur
Mar Ene 12, 2016 1:22 pm por Vampi

» Saga Tempting Evil, Riley Jenson Guardian, #3
Vie Ene 17, 2014 8:03 pm por rossmary

» Anuncia Tu Blog!
Jue Ene 16, 2014 10:10 pm por rossmary

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 The Blue Girl

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
Nekane

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Diseñadora *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Virgo Mensajes : 204
Rango : 7
Edad : 24
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Localización : Nafarroa!!!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 12:12 am

Lo siento1!!!!!!
Esque tenia examenes!!!!
Mañana sin falta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/NekaneRiot
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:03 am

:manga09: haber empezado por ahí jejeje, tranquila que esperamos :manga35:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:06 am

Gemma, estoy colocando las sagas mas pequeñas, pero hay espacio no? no vaya a ser que llene tantos libros que se ponga lenta.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:08 am

:manga04: pues me pillas que no sé, y ross está de vacaciones...
pero creo que si ^^

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:11 am

Bueno seguiré porque no creo que el espacio sea pequeño, pero estoy ordenando los libros que tengo y uff ya me cansé jajaja

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:18 am

:manga17: me imagino... es mejor hacerlo de poco a poco

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 2:36 am

Mira que estoy en el messenger y parezco loca, entre escribir acá y contestarle a Ellie y a Gina jajaja, a propósito ya le comenté a Elizabeth del proyecto pero aun no le he dicho lo de compartirlo pues no recuerdo si tú o Vanille se lo iban a comentar, le voy a enviar un mensaje a ella para que me confirma okis pues el team ya está listo

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kuami

avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo *Recopiladora
Aries Mensajes : 802
Rango : 36
Edad : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:23 pm

Capitulo 5

Traducido por kuami
Corregido por Nekane


AHORA: Maxine

Estamos sentadas en las escaleras de la biblioteca en una mañana de primavera, mientras compartíamos una manzana y mirábamos las palomas, cuando Imogene se volvió hacia mí.
- ¿Recuerdas el día que nos conocimos?- Pregunta.
- Claro. Estabas decidida a hacer amigos con alguien que a nadie más le gustara de modo que pudieras estar segura de tener al menos un amigo en tu nueva escuela.
- ¿Es así cómo parecía?
Sonrío y muevo la cabeza.- No, estoy bromeando.- Muerdo otra vez la manzana y se la paso a ella. - ¿Por qué lo preguntas?
- ¿Recuerdas que te hablé sobre mi amigo imaginario?
Asiento con la cabeza. - Fue lo primero que me dijiste. Tenía una cara de mono o algo así.
- Cola, incluso con orejas de conejo y un cuerpo flaco como un erizo.
- No puedo imaginar un erizo, flaco.
- Muchas personas no pueden.
- Entonces, ¿qué pasa con él?
- Bueno, él regresó.
- ¿Qué quiere decir 'regresó'?
Se encoge de hombros. - Sigo soñando con él y esas… otras cosas. Criaturas imaginarias, pequeña raíz-y-rama compuesta en los cuentos de hadas y canciones infantiles.
Busco la sonrisa que suele estar en sus ojos cuando se está hilando una de sus historias, pero no está allí.
- Y sigue diciendo esas cosas raras de mí,- dice ella.- Como “Te he echado de menos” y “ten cuidado”. Una vez abierta la puerta, no se puede volver a cerrar.
- ¿Qué se supone que significa eso?
- No lo sé. Tal vez que una vez te has imaginado un amigo imaginario, no se puede imaginar de otra vez.
- De acuerdo, eso es raro.
- Lo sé.
- Pero él es sólo un sueño, ¿no?
Ella asiente. - Salvo que me está volviendo un poco loca, porque en primer lugar, nunca me acuerdo de mis sueños, y en segundo lugar, si me acuerdo. Hay incluso una banda sonora.
- Confió en que tengas la banda sonora.
- Supongo. Excepto que no es una muy buena.
- Las bandas sonoras en los sueño nunca lo son,- le digo tratando de suavizar su estado de ánimo.
No funciona.
- Lo gracioso es,- dice - que en mi cabeza él es real.
- No te entiendo.
- Quiero decir, los recuerdos que tengo de él y los recuerdos que tengo de cosas que realmente pasaron están todos mezclados. Como si fueran todos reales. Pero sé que no puede ser. Nosotros estábamos persiguiendo el hombre del reloj para tratar de recuperar algo de tiempo libre para Jared.
Sonrío. - Porque todo el mundo sabe que el concepto, tiempo libre, es una cosa inventada.- Eso me hizo contraer una pequeña sonrisa en la comisura de la boca.
- Algunas personas lo tienen,- Imogene dice.
Salvo que ninguno de ellos tiene una mamá dragón como yo, que supervisa cada parte de tu vida, excepto cuando estoy lejos contigo.
-Punto tomado.
- Gracias.
- Pero yo estaba hablando de Pelly y el hombre del reloj,- dice ella.- Cosas como ellos no puede ser reales. El hombre del reloj es… Bueno, estaba todo hecho de relojes. Un gran viejo reloj despertador para la cabeza, y luego el resto estaba improvisado con todo tipo de partes y piezas de otros tipos de relojes
- ¿Y Pelly? Pregunté.
- Ese es mi amigo imaginario. Es una abreviatura de desorden.
- Eso me imagino.
Me mira.
- ¿Qué quieres decir?
- Bueno, siendo quien es, tendría que tener un nombre como ese. O Caos. Tal vez Pandemónium.
- Pero en realidad es tan raro,- ella dice, - es que ahora me asusta, Pelly nunca me asustó antes, pero ahora lo hace.
Es tan raro verla así. Es una gran oyente… Realmente lo es, sobre todo para alguien que habla tanto como ella lo hace. Pero también es un poco como un niño que tiene una respuesta para todo. Una vez me dijo que era debido a la forma en que ella y Jared crecieron, salvajes y libres en la comunidad, una mezcla de rasgos de género. Siempre fue un marimacho, y Jared terminó siendo de alguna manera más sensible que la mayoría de los chicos.
Esa parte de marimacho en ella, es lo que la hace tan segura de sí misma y tan audaz. Es lo que la hace ser Imogene. Verla así, tan nerviosa y pérdida, es… Bien, raro. Me hace sentir como que debería tener respuestas para ella, de la misma forma en que siempre lo hace para mí.
Vuelvo a pensar en algo que dijo casi al principio de esta conversación tan extraña que estamos teniendo.
- Quizás está aquí para advertirte,- le digo.
- Asustándome.
- No sé nada de eso. A veces hay cosas que no nos asustan totalmente a todos los niños raros como nosotros cuando nos hacemos mayores. Y viceversa.
- Bien, ¿sobre qué está advirtiéndome?
- ¿No dijiste que dijo algo sobre las puertas? Acerca de cómo una vez que están abiertas, ¿no se puede cerrar? Tal vez la puerta no tiene que ver con su regreso. Tal vez hiciste algo más… otra puerta se abrió de nuevo cuando lo conoció.
Imogene sacude su cabeza. - Ahora te estás volviendo tan mal como yo. Hablando de él como si realmente existiera. Como si alguna vez hubiera existido.
- Simplemente es...
- Lo sé. Le estoy haciendo parecer real.
Asiento con la cabeza, pero no se molesta diciendo que ella es siempre así. Siempre hacr parecer lo inverosímil como real. No estoy diciendo que esté mintiéndome… al menos creo que no lo hace, aunque a veces se vuelve evasiva sobre algunas partes de su vida antes de conocerme. Ella sólo quiere asegurarse de que la vida continua siendo interesante. Siempre que no lo es, parece obligada a decir o hacer algo para seguir siendo un bicho raro.
- Cuando tenía nueve o diez años,- dice ahora,- y realmente me di cuenta de lo que él era. Supe que no era real. No jugué más con él. Pero me contaba historias en mi cabeza…. principalmente por la noche, mirando fijamente al techo cuando estaba cayéndome dormida… y estaría en todas ellas.
- ¿Y cuál era su punto?
- Que yo sabía la diferencia. No estoy tan segura. –dice mirándome entre divertida y triste a la vez. – Incluso consiguió que medio creyera en él. O por lo menos hablando como lo haces.
Sacudo la cabeza. - Voy con la corriente, como hago siempre.
Bueno, te necesito para ser parte del cerebro perspicaz y racional, de nuestra amistad en este momento.
Asiento lentamente.- De acuerdo. Excepto, incluso mi gran inteligencia, no estoy del todo convencida de que los sueños sean mensajes de algún tipo, aunque sólo sea de nuestro subconsciente.
- Entonces, ¿cuál es el mensaje que se supone que debo estar recibiendo?
- ¿Quién sabe? Es tan claro como cualquier enigma en un cuento de hadas. Pero yo diría que hay algo que se supone que deberías recordar. Una puerta que pensaste que habías cerrado, pero resulta que te olvidaste de girar la llave.
- La llave,- repite.
- Quiero decir, hay asuntos pendientes inacabados sucediendo aquí,- le digo.
- Supongo…
Ella parece escéptica, y no la culpo. No estoy convencida tampoco.
Nos sentamos en las escaleras durante un rato, viendo pasar la gente por la acera, las palomas haciendo su espectáculo aéreo sincronizado. Terminamos la manzana que habíamos estado compartiendo. Imogene deja el corazón sobre su mochila en el suelo.
¿Qué si él es el niño muerto? - dice finalmente.
-------
Pelly*: Abrebiatura de Pell-mell = Que quiere decir desorden, confusión. (Nota de C.)

FIN DEL CAPITULO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:26 pm

Gracias por el capi mi CSI España, ranguitos cuantos capis son para saber cuando comienzo a leer???

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:38 pm

Mona, son 38, pero algunos cortos y otros muy, muy largos ^^

aun falta para que empieces a leer :lengua: jajaja

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nekane

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Diseñadora *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Virgo Mensajes : 204
Rango : 7
Edad : 24
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Localización : Nafarroa!!!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:41 pm

jaja sip, este cap comparado con el 4 era muy!! corto!!!!!!!
XDXDXDXD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/NekaneRiot
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:54 pm

Si no me gusta quedarme en angustia, en el PR estoy leyendo Repossessed y la verdad es que no aguanto y pido capi a cada rato,igual en Candor por eso prefiero empezar cuando está bastante avanzado

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:58 pm

Nekane te mandé un MP porque una de las imágenes está muy triste, jajaja :manga17:

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 8:58 pm

^^ lo sé, a mi me pasa, pero lo grave es que al final no me leo el libro :llorar:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Mona

avatar

Grupos : *Moderadora de Descargas *Diseñadora de Documentos
Mensajes : 67
Rango : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Feb 25, 2010 9:04 pm

Ah no pero yo si lo leo, tengo varias recomendaciones, asi que apenas termino con uno, coloco el siguiente en mi mesa de noche sino no duermo, y ya voy terminando varias sagas

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sonatina

avatar

Grupos : *Moderadora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora
Libra Mensajes : 262
Rango : 1
Edad : 28
Fecha de inscripción : 02/03/2010
Localización : Venezuela... Y en Kalosis junto a Ash xD

Hoja de personaje
nombre: Anne Hathaway
raza: Vampira

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Jue Mar 04, 2010 9:21 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Holaaa chicas!!! Adivinen ¿que? ... Pueeeees [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] ...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Ya pueden pasarse por la sección de roll [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] ... Ya estan habilitados los temas y podrán encontrar en sus perfiles una ficha para especificar algunos detallitos de su personaje [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] ...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pasense por alla, vean como es la cuestión, unanse, prueben y segurisimo que terminan tomandole el gustazoooo
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] xD

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Asi queeee...
¿A que esperan?
Es su oportunidad de vivir donde quieran vivir, Ser hoy mismo tooodo lo que sueñan ser y tengan tooodo lo que quieran tener!!! [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
LAs esperamos por aquiiii...
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 05, 2010 5:31 pm

CAPITULO 6


Traducido por Virtxu y Gemma
Corregido por kuami




ENTONCES: Imogene

Había ido a mi nueva escuela sólo un poco más de tres semanas, cuando me di cuenta de que alguien me observaba, y no eran Ken o Barbie, o cualquiera de sus amigos. Ya que, en realidad, ¿para qué molestarse? Claro que a ellos les gustaba descargar su ira en la gente como yo, pero sólo cuando invadíamos su esfera de influencia. No es como si necesitaran acosar a la gente a la que consideran perdedores. Alguno de nosotros siempre estaba tropezando cerca de ellos consiguiendo que le pusieran la zancadilla o se burlaran de él.

No, esto era otra persona, y no me lo estaba imaginando. Tengo un sexto sentido para este tipo de cosas. Sólo sé que la gente está, si ellos me dejan tirada por ahí nunca me perderé. Es una de las razones por las que Jared siempre odió jugar a juegos como el escondite conmigo. Él sentía que tenía una ventaja injusta, que, aceptémoslo, la tenía.

Así que de todos modos, sabía que estaba siendo espiada, pero durante más tiempo, no podía conseguir verle, solamente le sentía. Lo sentía y me volteaba para verle, rápidamente, pero nunca había alguien allí. O al menos no uno que pareciera estar prestándome especial atención.

Pensé que estaba perdiendo mi toque hasta que, una semana después, finalmente le vi muy lejos de mi taquilla, justo al lado del gimnasio y el auditorio. Era un tipo pálido e idiota… como una especie de Harry Potter, de la misma forma en la que el personaje es retratado en los libros y en las películas, ya sabes, con gafas negras y típico cabello despeinado, pero con cara de bobo. En realidad, Jared insiste en que la imagen fue robada de un libro de comics de Neil Gaiman, en el que el chico descubre que es un gran mago, espera un minuto, esa es la trama básica de los libros de Harry Potter, también, ¿no?
Pero estoy divagando.

Dejé el libro de matemáticas en mi taquilla y cogí lo que necesitaba para mi siguiente clase. Cerré la puerta, la bloqueé con la combinación, actué como si fuera a ir por otro camino, entonces me volví rápidamente y me dirigí a mi acosador. Se metió por el pasillo, y cuando llegué a la esquina, había desaparecido. Sin un poof: desaparecido. Apenas consiguió desaparecer antes de que pudiera ver dónde había ido.

Quería preguntarle Maxine sobre él, pero no la vi durante gran parte del día, excepto para el almuerzo y después de la escuela.

Pasó una semana antes de que le volviera a ver de nuevo, y que Maxine estuviera conmigo, me refiero. Le vi varias veces, pero él siempre se las arreglaba para desaparecer antes de que pudiera enfrentarle.

- ¿Quién es ese?- Le pregunté.

Señalé a una fila de niños que estaban esperando a que les sirvieran los alimentos en la cafetería. Y Jared tenía razón. La música que ponen aquí realmente apesta. Pero para las niñas Barbie realmente parecía como si estuvieran tocando una antigua canción de los Backstreet Boys, al menos a juzgar por la forma en que movían sus cabezas al ritmo de la música.

- ¿Quién es quién? - Respondió Maxine.

- El tipo alto y pálido con las gafas de Harry Potter?

- No veo a ningún tipo alto y pálido, con o sin gafas.

La miré, luego miré hacia atrás, pero ya no estaba allí.

- Aunque estoy sorprendida,- continuó. - Yo hubiera pensado que tú harías referencia a Buddy Holly. O, al menos, a Elvis Costello.

- Eso es gracioso.

- No fue tan divertido.

- No, quiero decir, es divertido y extraño,- dije. - Se ha ido. Pero, ¿a dónde puede haber ido? El estaba al final de la fila, y ésta está muy lejos de la puerta por la que se escapó. Yo sólo desvié la mirada durante un segundo.

Maxine me mira extrañada. – A lo mejor has visto un fantasma.- Eso es bueno, pensé. Un apodo era un comienzo. - ¿Por qué le has dado ese nombre?- Le pregunté, pero pude adivinarlo por la forma en la que desapareció.

- Porque realmente es un fantasma. La gente lleva viéndolo durante años.

Esperé un chiste, pero no llegó.

- Estás bromeando,- le dije.

- ¿Por qué bromearía sobre algo como eso?

- No sé.

- Si no me crees,- dijo, - pregúntale a alguien más. Aunque debo advertirte, la sabiduría popular dice que solo los perdedores lo ven.

- Oh, genial.

Maxine sonrió. - Yo le he visto, también.

- ¿De veras?

- Pero sólo una vez. Fue el año pasado.

- Bueno, yo lo veo todo el tiempo. Él siempre está al acecho, espiándome. -Suspiré. - Y ahora me estás diciendo que mi acosador es un fantasma.

- Lo siento.

- No es culpa tuya.

Miré a mí alrededor a la cafetería, pero aún no podía verle.

- Entonces, ¿cómo murió?- Le pregunté cuando me volví hacia Maxine.

- No sé la historia completa,- dijo. - Supongo que nadie, excepto el Fantasma lo sabe realmente.

- ¿Cuál es su verdadero nombre?

Maxine sacudió la cabeza. -Nunca lo oí, se llama el Fantasma.

- Eso está bien,- le dije. Ya lo averiguaré. - Entonces, ¿qué le pasó?

- He oído que era como nosotros, maltratado por los otros niños, excepto que con él eran peores porque todo el mundo se burlaba. Incluso algunos de los maestros.


* * * * *


Esa noche, mientras estábamos haciendo la cena, ya que mamá se tenía que quedar hasta tarde en la universidad de nuevo, le pregunté a Jared si él había oído hablar del fantasma que atormentaba a nuestra escuela.

- Sí, Ben me habló de él.

Ben Sweetland estaba en el equipo de fútbol, y eso no hizo que me callera especialmente bien al principio. Pero al parecer, le gustaba la música tanto como el deporte, y eso explicaba por qué Jared y él habían conectado. Y para ser honestos, una vez que llegué a conocerlo un poco a través de Jared, me encontré que me gustaba. No no encajaba en mi estereotipo de deportista, pero la mayoría de la gente no coincide con sus estereotipos. Oh, tenía una apariencia, muy grande y fuerte, pero también tenía una aguda y buena mente, astuta e ingeniosa.

Cuando le pregunté cómo se juntaba con tipos como Brent y Jerry, él se encogió de hombros y dijo: - Siempre serán gilipollas. Cuando estoy cerca de ellos, sólo me fijo en el equipo y en el partido.

- Ellos me cabrean.

Él asintió con la cabeza.

- Sí, puedo ver lo que sucede cuando no estás del lado de ellos.

- No quiero estar en su lado.

- Pues evítalos.- Me dijo Ben. - Están en la parte superior de la pirámide en este momento, pero eso sólo les va a durar un par de años. Entonces todos vamos a estar fuera de la escuela, y mientras que tu vida va a ser mucho mejor, todos ellos van a tener que trabajar en algo sin futuro mientras recuerdan sus días de gloria.

- Probablemente todos conseguirán becas.

Ben sacudió la cabeza.

- Tenemos un equipo que está bien, pero nadie los cogerá en cualquier universidad. ¿Por qué crees Brent pierde la paciencia cuando perdemos un partido? Sabe que el fútbol es su única oportunidad de algo mejor, pero también sabe que nunca va a pasarle eso a él. O si no lo hace, debería hacerlo.

Hay que admitir que es un resumen muy astuto para un deportista supuestamente tonto. Pero Ben es siempre así. No siempre parece tener mucho que decir, pero cuando lo hace, vale la pena escucharlo. Así que estaba interesada en lo que sabía acerca de El Fantasma.

- Así qué, ¿qué te dijo Ben acerca de El Fantasma? -Le pregunté a Jared.

Se encogió de hombros.

- Solamente que era un chico que no era muy apreciado por algunos en la escuela. O bien saltó o se cayó de alguna forma del techo en 1998.

Eso era todo lo que Maxine me había dicho.

- ¿Qué cree Ben que pasó verdad?- Le pregunté.

- Eso ocurrió antes de que él entrara aquí, así que no conoció al chico.

Jared estaba cortando las verduras para la ensalada que estábamos haciendo. Yo estaba a cargo de la paella y del aderezo de la ensalada. Cuando él guardó silencio, le miré para verle observando por la ventana de la cocina, pero no pensé que estuviera en verdad mirando el callejón que había detrás de nuestro edificio.

- Eso debió de haber sido duro para ese chico,- dijo finalmente. - Ser tratado tan mal.

- Y no se ha detenido para muchos de nosotros.- Me miró. - ¿Es Brent en tu caso?

Sacudí la cabeza.

- Sólo si me llego a cruzar con él, pero he estado tratando de evitar a su gente a toda costa.

- Eso apesta. Tener que andar de puntillas alrededor de la gente. Tal vez debería ir a hablar con ellos.

Sacudí la cabeza otra vez. Nosotros habíamos hecho un acuerdo: fuera de casa cada uno lidiaba con sus propios problemas. No podíamos intervenir a menos que se nos pidiera específicamente. Él había tenido una "conversación" con algunos matones de nuestra antigua escuela… eso fue antes de que empezara a ir con la gente de Frankie Lee y de que el pueblo supiera que no se podían meter conmigo… y, si bien se había detenido la intimidación ese día, un grupo de ellos se apoderó de Jared después de la escuela y lo golpearon. Ellos no me lo hubieran hecho a mí, es una de las ventajas de ser una chica. Las agresiones a las chicas son de otro tipo, por supuesto, pero eso es otra historia.

De todos modos, aunque esto fue breve, o al menos algo corto, ahí fue cuando le hice prometer que no se involucraría más en mis problemas a menos que específicamente se lo pidiera.

- Puedo lidiar con ello,- le dije.

- Sí, pero no deberías tener que hacerlo.

- Bueno, siempre puedo llamar a algunos de mis viejos amigos de Tyson para ponerlos en su lugar.

Jared me dio una mirada de preocupación, sin darse cuenta de que estaba bromeando. Pero si yo fuera realmente a hacer eso, habría tenido una razón para estar preocupado. Frankie y sus amigos eran un grupo difícil. Yo había sido la más joven de todos ellos, una especie de mascota de Frankie por así decirlo, pero eso no significaba que ellos hubieran dejado a nadie meterse conmigo. Para esos chicos o estabas en el grupo, o estaban en contra de ellos. Si tú pertenecías a su grupo, ellos literalmente te defenderían hasta la muerte.

- No estás realmente pensando en…- Jared comenzó.

No le dejé terminar.

- Estaba bromeando.

- Bien.

- No es que Brent no merezca que le den algún golpe.

- Sí, pero...

- Lo sé. La idea de una advertencia para Frankie es que tengas que ir al hospital.

- No entiendo lo que vistes en estos muchachos,- dijo Jared.

- Me trataron como una persona.

Iba a decir algo, entonces sacudió la cabeza.

- Tienes razón,- dijo. - Yo les debo mucho. Ellos se portaban mal, pero nunca se metían con alguien sólo porque esa persona fuera más débil que ellos.


* * * * *


Cuando finalmente volví a ver a El Fantasma, vio mi mirada encontrando la suya, y esta vez no hizo ninguna pretensión de ser normal. Estaba de pie junto a una puerta. Me volví hacia él y simplemente pasó a través de derecho y desapareció.

No esta vez, pensé.

Corrí y vi que era uno de los almacenes del custodio. Eché un vistazo alrededor, pero nadie me estaba prestando especial atención, así que giré el pomo. Cuando este giró, abrí la puerta y entré. Cerré la puerta detrás de mí y me apoyé en ella.

Era imposible ver nada en la oscuridad.

- Sé que estás aquí,- le dije, - podrías dejar de esconderte.

No sabía si estaba, por supuesto. Sólo lo había visto entrar. Si él podía caminar a través de objetos sólidos, bien pudo haber caminado derecho hacia el otro extremo de la bodega y estar en cualquier otro lugar ahora.

- Esto es estúpido,- continué. - ¿Por qué me estás espiando? ¿Qué quieres de mí?

Nada.

- Bueno, no estoy impresionada. Pensé que podría ser interesante hablar con una persona muerta, pero esto es tan interesante como aburrido. Creo que voy a ir…

No llegué a terminar.

Se abrió la puerta detrás de mí y caí hacia atrás, aterrizando duramente en el suelo de mármol, mis libros de texto se cayeron. Pero eso no fue lo peor de todo.

- ¿Ves? - Oí decir a Jerry Fielder. - Te dije que la vi entrar.

Miré hacia arriba para ver al grupo que suelo tratar de evitar, estar de pie a mi alrededor. Jerry y Brent y algunos de los otros chicos del equipo. Valerie y su grupo de seguidores.

Brent pasó junto a mí y miró al almacén.

Por la luz que venía del pasillo, era fácil ver que no había nadie allí. Sólo había estanterías de suministros de limpieza, cubetas, paños, escobas… bastante más de lo que esperarías dentro del almacén de un conserje.

Me senté y empecé a recoger mis libros.

- Entonces, ¿qué estabas haciendo allí, Eww? -preguntó Brent.

- Hablando consigo misma, -dijo Jerry.

- Vaya, ¿qué tiene que hacer una chica para conseguir un poco de intimidad por aquí? - dije, poniéndome de pie.

Yo estaba tratando de ser guay, pero tenía tantas posibilidades como de llegar a ser una supermodelo.

- Tal vez estaba practicando como bailar con una escoba, -dijo alguien.

Brent sonrió.- Diablos, tal vez conducía la escoba. ¿Te gustó, Eww?

- Oh, por Dios… -Empecé.

Brent golpeó mis libros y cayeron.

- Mantén tu inteligente boca cerrada, -me dijo.- Recuerda: es mejor visto que oído.

Empecé a recoger mis libros, pero uno de los chicos los pateó por el pasillo.

- Y mejor no visto, ya puestos, -continuó Brent.

Luego, riendo, se dirigió hacia fuera, con los otros detrás de él.

Suspiré y recogí mis libros. Eso fue tan humillante. No me importa que la gente piense que soy rara. Y yo decido cuando ser rara.


* * * * *


Jared se acercó por detrás a Maxine y a mí mientras nos dirigíamos a casa después de la escuela.

- Así que ahora ¿Hablas contigo misma en el armario de las escobas? - Preguntó Jared cuando se encontró a mi lado.

Redding High era una escuela grande, pero nunca dejó de sorprenderme lo rápido que los chismes avanzaban. Había visto esas miradas durante todo el día… sabes, divertidos por lo que me había sucedido, felices de que no eran el centro de la misma. No podía escapar de eso. Maxine ya lo había oído cuando se unió a mí en mi taquilla antes de ir para casa. Supongo que el alumnado no debían tener mucho en sus propias vidas si los hechos sin gracia de una don nadie como yo, hacían las rondas con tanta rapidez.

- No estaba hablando sola, -le dije a Jared.

- He oído que no había nadie allí.

- No había. Quiero decir, había, pero él desapareció. - Jared me miró con preocupación.- ¿Qué quieres decir, con desapareció?

- Estaba persiguiendo al Fantasma, -dije.- Tratando de averiguar por qué siempre me está espiando.

- Oh, Imogene, -dijo Maxine.- ¿Crees que deberías?

Y Jared añadió,- No puedo creer que creas que él es real.

Me encogí de hombros.- Lo he visto. O por lo menos veo que alguien me espía, alguien que es muy bueno fugándose y se ajusta a la descripción del difunto y lloroso Fantasma. Y hoy lo vi atravesar una puerta cerrada… sin tener que parar para abrirla, -añadí, dirigiendo el último comentario a Jared.

- En serio.

- Si, en serio.

- Así que, ¿esto es como uno de esos cuentos chinos que Little Bob usa para decir que vaya a casa?

- Supongo. Excepto que esta vez he visto las idas antinaturales.

- En serio.

- Quieres dejar de decir `En serio´. -le dije.

- Sólo estoy tratando de…

- Oh, mierda, - dije, detectando una figura familiar que venía de la escuadra más adelante.- Sigue caminando, Maxine, y no mires hacia atrás. No nos conoces. No estás con nosotros.

- Pero…

- Hazlo.

Entonces vio lo que yo había visto: su madre. Y allí estaba yo, gloriosamente ataviada con falda escocesa, botas de combate, y un suéter andrajoso… todo visible porque no había cerrado la chaqueta militar que llegaba hasta la pantorrilla. Pero sólo tenía unas diez hebillas en el pelo. Sí, como si hubiera una diferencia.

Por suerte, no creo que su madre viera a Maxine con nosotros, y Maxine caminaba rápidamente hacia ella, y nos dejó muy por detrás porque me había inclinado a atarme un cordón del zapato que no hacía falta.

Cuando me levanté, puse mi brazo en Jared y le di la vuelta para ir para otro lado.

- ¿Qué está pasando? - preguntó, a pesar de que me dejó que lo llevara.

- Vi a la madre de Maxine doblando la esquina.

- Oh. ¿Crees que te vio?

Él conocía la historia completa de cómo estaba trabajando en dejar que Maxine tuviera otra vida aparte de la que su madre había planeado para ella.

- No importa, - le dije.- Estoy segura de que estaba demasiado lejos como para que viera mis rasgos, y no es que estás prendas fueran el tipo con las que esperara verme.

- Buen punto. - dijo él.

- Espero que sí.

Cuando llamé a Maxine más tarde, me aseguró que nos habíamos salido con la nuestra.

- ¿Qué estaba haciendo allí? - pregunté.

- Ella pensó que podría estar estudiando en la biblioteca de la escuela, así que vino a buscarme. Se había olvidado de decirme esta mañana que íbamos a cenar en casa de mis abuelos.

- ¿Cómo fue eso?

- Como siempre es. Mi madre y mi abuela se tiran dagas una a la otra, no como si fueran de la familia, más bien como mejores amigas. El abuelo y yo pretendemos no notar la tensión.

- Suena horrible.

- Supongo. Pero me gusta ver a mis abuelos, y por lo menos nadie grita ni nada. -Antes de que pudiera pensar en algo que decir a eso, añadió,- Tienes que dejar de perseguir al Fantasma.

- ¿Por qué?

- Bueno, mira lo que le pasó hoy.

- Eso no fue culpa de Fantasma. Por lo menos no directamente.

- No, pero es sólo... extraño.

- Soy extraña.

- No bromees. Supongo que es como un perro persiguiendo un coche.

- ¿De qué raza me ves?

- La pregunta que tienes que hacerte, - dijo mientras seguía pasando de mí,- es, una vez que cojas al coche, ¿qué vas a hacer con él?

- Buen punto. Y probablemente sería suficiente para detenerme, excepto porque he sido maldecida con una curiosidad insaciable.

- Lo que mató al gato.

Me reí.

- Tienes que tomar una decisión. ¿Soy un perro o un gato en esta analogía tuya?

- Sabes lo que quiero decir.

- Sin obsesionarse.

- Exactamente.

- Así que, ¿puedes salir mañana por la noche?

- ¿Qué pasa mañana por la noche?

- Rastreo en las playas.

Maxine nos había hablado sobre esa zona hace unas semanas, y resultó ser un buen sitio por lo que Jared y yo fuimos. Grandes casas, antiguo dinero, y un montón de cambios en los muebles y otras cosas muy buenas. La semana pasada habíamos conseguido un escritorio de roble pequeño y lo vendimos por setenta y cinco dólares a una de las tiendas de antigüedades en el mercado. Lo vi en el escaparate por el doble de precio al día siguiente, pero no me importó. No es que nos hubiese costado algo.

- No sé… -dijo Maxine.

Todavía no había venido con nosotros. No sé si era que no confiaba en el antiguo Junker de mamá que usamos en nuestras rondas, o si tenía demasiado miedo a que su madre se enterara. Probablemente ambas cosas.

- Eso está bien, -le dije, no queriendo ponerla en el lugar.- Con tal de que nos ayudes a llevar las cosas a las tiendas más tarde.

Eso, no le importaba hacerlo. Le daba de mi mitad de las ganancias, que cada semana trataba de dármelo de nuevo, pero finalmente aceptó. Quiero decir, ¿cómo podría resistirse al dinero que no necesitaba explicar a su madre? Y yo tenía que asegurarme de que tenía algo de dinero para cuando hacíamos la ronda de tiendas de segunda mano.

Oh, soy una pequeña cosa mala, pero que estaba haciendo maravillas en su autoestima, tener cosas que elegía por su cuenta. Ella dejó la mayor parte en mi casa, pero en algunos casos fueron en el casillero de la escuela. No fue a algo drástico… una vez que se había cambiado en el baño de las chicas por la mañana, la veías con pantalones vaqueros la mayoría de las veces. Y se veían bien en ella, también.

- Así que dime, -dijo.- ¿Realmente conoces a un tipo llamado Little Bob de tu antigua escuela?

Me reí. - Oh, seguro. Little Bob MacElwee. A diferencia de su hermano, Big Bob. Y luego estaba su hermana, Bertie, abreviación de Roberta.

- Eso es raro. ¿Por qué sus padres los nombrarían a todos ellos más o menos igual?

- No tengo idea.

- Teniendo en cuenta su apellido, me sorprende que Little Bob, no haya sido llamado Wee Bob.

- No podían. Ese es el nombre del padre.

- Ahora sé que me estás tomando el pelo.

- Te juro que es cierto.

- Si tú lo dices. -Se detuvo un momento y luego preguntó,- Y, ¿contaban historias de fantasmas?

- Tenían historias de un montón de cosas que ni puedes imaginar viviendo en aquellos montes. Los fantasmas eran la parte más pequeña. Según él había ranas parlantes, chicas que se podían transformar en cuervos, lluvia de caracoles y renacuajos, pavos sin cabeza, una pantera negra que se suponía que debías tratarla como de la realeza, hadas hechas de raíces y lianas... lo que sea.

- ¿Algo de eso verdad?

Me tuve que reír.- ¿Qué te parece?

- Por supuesto, es sólo... sería genial.

- Supongo que sí. Pero, vamos. Piensa en esto por un momento.

- Las dos hemos visto un fantasma, -dijo.- Tú con más frecuencia que yo.

Eso me detuvo, pero sólo por un momento.

- Bueno, todo lo que puedo decir, Maxine, es que sólo porque una cosa extraña resulte ser cierta, no significa que cada cosa extraña lo sea.

- Pero sería genial.

- También lo sería ganar la lotería, -dije,- y ¿cuáles son las probabilidades de que ocurra alguna vez?

- Ni siquiera has comprado lotería.

- Pero incluso si lo hiciera…

Y por ahí fuimos.

Fin del capítulo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Vie Mar 05, 2010 5:32 pm

bien!!! ya tenemos otro!!!

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Nekane

avatar

Grupos : *Correctora de Estilo *Diseñadora *Moderadora de Descargas *Recopiladora
Virgo Mensajes : 204
Rango : 7
Edad : 24
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Localización : Nafarroa!!!

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 07, 2010 12:57 pm

intentare subirlo hoy el siguiente cap ok????
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/NekaneRiot
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 07, 2010 5:17 pm

Grax nekane!
:)

Lo esperamos!! Very Happy

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Dom Mar 07, 2010 9:23 pm

Nekane escribió:
intentare subirlo hoy el siguiente cap ok????

:youpi: genial!!! y el cap 8 ya lo tiene Kuami para corregirlo ^^

para mañana o pasado lo tenemos también :manga35:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
kuami

avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo *Recopiladora
Aries Mensajes : 802
Rango : 36
Edad : 42
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 09, 2010 4:58 pm

CAPITULO 7
Traducido por kuami
Corregido por Gemma

ENTONCES: Adrian

Cuando era niño, no podía esperar a llegar a la escuela secundaria. Sabía que de alguna manera, toda la humillación y las molestias que había sufrido en los grados inferiores sería una cosa del pasado. No tenía ninguna esperanza que, de repente, me volviera popular, pero creía que por fin podría hacer algunos amigos y que mis verdugos de mis primeros ocho años de vida escolar se dedicarían a perseguir a otros y se olvidarían de mí. Si más no, Redding High era bastante más grande que el sur de Foxville Elementary. Ciertamente, simplemente me perdería entre la multitud
Un error de cálculo.
No, incluso los otros empollones tendrían algo que hacer conmigo. Al parecer, llevaba mi estigma de perdedor de forma tan destacada que nadie se atrevía a ser visto conmigo por miedo de caer aún más bajo en el tótem social. En cuanto a mí, bien, ya estaba en el fondo. Incluso los maestros no dejaban de burlarse de mí, sobre todo el Sr. Crawford en el gimnasio y el Sr. Vanderspank en biología. ¿Tengo yo la culpa de que la disección de las ranas me hiciera vomitar?
Pero los profesores sólo utilizan dardos verbales para burlarse de mí. Mis compañeros añadían el maltrato físico a su acoso vocal.
Tropezaba. Mis libros siempre estaban cayéndose de mis manos. Me pisaban las gafas. Me sumergían la cabeza en el inodoro. Me pegaban fuertemente jugando al balón prisionero. Me tiraban de la ropa interior. Sea lo que sea me sucedía a mí, con un estribillo constante de, - ¡Eh, tilín-tilín!...- oh-tan-inteligente juego de la escuela primaria en mi apellido, Dumbrell… siguiéndome a través de los pasillos de la escuela.
Las horas que tuve que pasar en la escuela, así como las largas horas que tuve que caminar para ir hasta allí y volver a casa, fueron unos momento de tensión perpetua para mí, mientras caminaba con los hombros caídos, siempre anticipándome al próximo desastre que caería sobre mí. Mis nervios me atacaban los nervios, como dice una vieja canción.
Me gustaría saber si, ¿llevo un cartel de chico fracasado? Y no es de extrañar qué me pregunte, ¿cuándo comencé a ver cosas?
La primera vez que sucedió yo estaba seguro de que uno de los Stoner había deslizado algún tipo de droga alucinógena en la lata de refresco que había comprado para tomarme con mi almuerzo escolar. Tenía un rato libre a última hora de ese día y estaba tratando de decidir si sería mejor dejar la escuela antes, y así evitar algunos de los nuevos tormentos de camino a casa, o ir a la biblioteca de la escuela para buscar sobre un ensayo de historia que tendría la próxima semana. Yo opté por hacer la investigación, sin embargo, un error más en el interminable desfile de errores en que se volvió mi vida.
Si no hubiera ido a la biblioteca…
Aunque en retrospectiva, si no hubiese llegado a mí ese día, habría llegado más tarde, viendo cómo me convertí en un proyecto especial de los suyos. Pero me estoy adelantando.
Fui a la biblioteca, y, por supuesto, Eric Woodrow estaba allí, estudiando con algunos de sus compañeros. Woody era uno de esos chicos guapos… - Demasiado guapo para su propio bien.- Diría mi madre si viera un hombre como él en la televisión. Pelo corto, rizado y rubio, con una sonrisa encantadora, y estaba bien formado… y me refiero a que tenía músculos reales en los brazos, a diferencia de las ramitas que salían de mis hombros. Las chicas le gustaban, y nunca iba, sin una novia a pesar de que−y sé que esto es un hecho− que engañó a todas y cada una de ellas. Pero a ninguna parecía importarle. No importa en qué tipo de problemas se metiera. Woody parecía ser capaz de hacer cualquier maldita cosa que quisiera, y la gente simplemente se reía.
Le conocía desde la escuela primaria, o más bien, había estado tratando de evitarlo desde la escuela primaria, ya que, cualquier cosa que pudiera estar pasando en su vida, él siempre tenía tiempo para gastarme bromas.
Me metí por un pasillo entre las estanterías tan pronto como lo vi, esperando que no me hubiese visto… y luego me detuve en seco. Justo delante de mí, había una de las áreas de estudio donde estaban dispersos a través de la biblioteca, y sentado en la mesa más cercana esteba Doreen Smithers. Tal vez no era la chica más hermosa de la escuela, pero se acercó, y sin duda ella era la mejor dotada.
Viendo a Doreen siempre era digno de detenerse, pero ella no era lo que me había llevado a una repentina parada. No, eso fue por un pequeño hombre moreno, que estaba en la parte superior de la estantería delante de ella, mirando hacia la parte delantera de la blusa. No es que yo lo culpé. Cada tipo en la escuela probablemente lo habría querido. Pero nosotros no lo hacíamos.
Nosotros no medíamos treinta centímetros, y vestíamos con harapos. Ni teníamos el pelo enmarañado, o afiladas garras, de aspecto puntiagudo o grandes y ojos oscuros espantosos.
Esa salvaje mirada oscura eligió ese momento para volverse en mi dirección, ojos grandes ensanchándose con... No lo sé. Sorpresa, supongo.
Noté como me debilitaba, y mis libros se me cayeron de las manos. El ruido de ellos al caer al suelo sorprendió a Doreen, y se volvió hacia mí, y después miró al hombre pequeño cuando me vio mirando a la parte superior de la estantería. Pero ella no vio nada. Lo sé, porque si lo hubiese visto, estaría como yo, totalmente aturdido.
El hombrecillo sonrió, me saludó, luego se subió a la parte superior de la estantería y corrió fuera de la vista. Doreen se volvió hacia mí.
- ¿Qué estás mirando? -Preguntó.
- Sí,- vino una voz afilada detrás de mí que reconocí como perteneciente a la señora Edelson, la bibliotecaria de la escuela. - ¿Qué estás mirando, Adrian Dumbrell?
Le lancé una mirada culpable, y luego me agaché a tientas para recoger mis libros.
- Nada,- murmuré. - Yo… Me sentía un poco mareado…
- Tal vez debería ir a ver a la enfermera de la escuela.
Incliné rápidamente la cabeza. Mientras recogía mis libros, y eché otra mirada a la cima del estante, pero la criatura ya no estaba allí. Quiero decir, claro, que no estaría allí. Ese tipo de cosa no existía fuera de los efectos especiales en una película.
Doreen agitó su cabeza y retrocedió hacia sus libros mientras la Señora Edelson me acompañó hasta la puerta de la librería. Tuvimos que pasar por la mesa de Woody, y él puso un pie que me hizo tropezar de nuevo. Esta vez mantuve sujetos mis libros. Justo.
- Honestamente,- dijo la Señora Edelson, después de que no viera lo que Woody me hizo, -¿practicas para ser tan torpe?
- No, señora,- murmuré, y escapé hacia el pasillo.
Pero no fui a ver a la enfermera de la escuela. En lugar de eso salí a la calle y me metí debajo de las gradas del campo de fútbol, donde no conocía a nadie que viniera a por mí. Me senté en una base de cemento y dejé los libros a mi lado. Puse la cabeza entre mis manos.
Esto era una pena, pensé. Mi vida ya era bastante desordenada sin mí comenzando a imaginar cosas.
Ahí fue cuando se me ocurrió que alguien había pinchado mi bebida. Era el tipo de cosas que ellos me hacían. Cualquier cosa para reírse a costa de un excéntrico.
- Así que aquí estás,- dijo una voz desconocida.
Me volví tan rápido que casi me caí de la base. Agarré la viga de apoyo para mantener el equilibrio.
No había nadie allí.
Grandioso. Ahora estaba alucinando con voces sin cuerpo, así como extrañas criaturas.
- Por aquí,- dijo la voz.
Miré hacia arriba, y allí estaba mi alucinación de la biblioteca, colgando de un travesaño. Cuando se bajó de su puesto se echó hacia atrás, pero no me estaba atacando. Aterrizó en la tierra y me sonrió desde una altura de treinta centímetros. Al estar tan cerca de él, me di cuenta de que mientras era del mismo tipo de criatura que me había imaginado en la biblioteca, no era el mismo. Supongo que mucha gente no habría visto la diferencia, pero siempre lo noto. Como cuando las personas dicen que todos los niños asiáticos parecen iguales, no tengo idea de qué están hablando porque todos me parecen diferentes.
Claro eso no cambió el hecho de que...
- Yuh... -Aclaré mi garganta. - No eres real.
- Claro no.- Él pinchó mi rodilla con un dedo tieso. - Completamente imaginario.
- Pero... pero...
-Ya sé,- dijo. - Cuando Quinty me dijo que le habías visto, me quedé tan sorprendido de oírlo como él lo estaba de haberte visto.
- Ojalá que no.
- No, ¿qué?
- Verte… a cualquiera de vosotros.
- Oh, eso es cortés. Amistoso.
- No, quise decir, yo…
No sabía lo que quería decir, realmente. Yo no quería estar viendo esas cosas, pero por otra parte era como una alucinación interesante. Este hombre era un poco más desaliñado que el primero que había visto colgado sobre el escritorio de Doreen en la biblioteca. Su pelo era una mata de rastas, adornadas con tapones de botellas de colores y tiras de plata de latas. También tenía plumas y collares con cuentas de colores y pequeñas conchas. Y también lo que parecía viejas viñas secas.
La ropa andrajosa, me di cuenta, había sido artísticamente arrancada y, a continuación artísticamente restaurada con hilos de color rojo y verde. No tan vieja y rota como una prenda a la moda. La camisa estaba decorada con abalorios y plumas decorando al azar. Los pantalones eran lisos, con los bajos raídos. Estaba descalzo y medio esperaba ver los pies peludos de un hobbit, pero la piel en ellos era castaña, aunque retorcidos como una raíz vieja, estaba sin pelos como sus manos y cara.
- ¿Has terminado? -Preguntó.
- ¿Qué?
- De mirarme fijamente.
- No, quiero decir, sí. Simplemente estaba... No sé, intentando deducir lo que sois, supongo.
- Yo soy un hada.
- Un hada.
- Bueno, ésa es la descripción más sencilla. Al principio la gente grande como tú, cuando llegamos aquí nos llamaron, manichikwens, pero es un nombre kilométrico, ¿no?
Esto era una locura, eso es lo que era. Tenía que ser una especie de truco, pero cuando se giró no pude averiguar cómo se fue. Y quienquiera que sea, me había olvidado de una cosa importante.
Mira, siempre he sabido lo que yo era.
Vamos a pasar lista: Yo era alto, flaco y serios problemas de descoordinación. Mi pelo invariablemente era paja rebelde no importa lo mucho que me peinara, incluso justo después de un corte de pelo. Tenía acné y estaba casi ciego, sin las gafas de pasta negra que mis padres insistían que utilizara, y supongo que ir con la ropa hortera que ellos elegían para mí, aunque para ser justo, incluso un traje a medida colgaría sobre mí como lo haría en un espantapájaros. No, eso no es justo para los espantapájaros.
Yo era el último en ser elegido para cualquier tipo de actividad deportiva y el primero en ser burlado a sangre fría por la menor transgresión. Estaba tan lejos de estar de moda y ser estimulante. Soy una vergüenza para mí y mi familia, aunque no para mis amigos. Pero eso es sólo porque nunca los he tenido.
Y por si todo eso no fuera suficiente, allí estaba mi nombre. Adrian Dumbrell. Repite conmigo: Dumbrell. ¿Quieres tener un nombre como ese? Pero mis padres y sus padres y sus padres, hasta la saciedad, estaban orgullosos de él.
Pero, no soy estúpido.
Yo era todo lo anterior… No voy a discutir con cualquiera de ellos… pero no era estúpido.
Así que sabía lo que era esta criatura, él no era una hada. No era real en primer lugar, pero aunque lo fuese, no era un hada.
Las hadas eran listas y tenían alas pequeñas y revoloteando alrededor de las flores y cosas así. Ellos no miran fijamente las blusas de las chicas. No, sólo una extraña criatura pequeña me haría alucinar algo como eso.
- Todavía estás intentando deducir si soy real o no, ¿no? -Dijo el hombrecillo.
- Bien, simplemente…
¿Simplemente qué? ¿Dónde comenzar incluso en una situación como esta? Sacudió la cabeza. - Es sorprendente que personas como tú pueden ser muy grandes y sin embargo tiener un cerebro tan pequeño.
- ¿Qué se supone que significa eso?
Se encogió de hombros. - Tienes el mundo entero bien calculado y convenientemente desconfías de tus propios sentidos cuando te encuentras con algo que no encaja en tu visión de cómo se supone que tienen que ser las cosas.
- Correcto. Personas como tú estáis fuera de todo lugar.
- Estamos, en realidad. Actualmente no somos tantos como fuimos una vez, es cierto, pero no puedes ir muy lejos en esta ciudad sin tropezar con uno u otro de nosotros.
- Nunca he visto nada parecido antes.
- No todos son tan guapos como yo.
Guapo, de acuerdo. Eso sería como si las personas me dijeran que yo era guay.
- Quiero decir, nunca he oído hablar de vosotros antes,- le dije. - Sólo en los libros de cuentos, ya sabes, del tipo que lees cuando eres un niño… y además las descripciones eran bastante diferentes a la forma que tú tienes.
- Somos de todas las formas y medidas. Podrías intentar buscarnos como duende o hobbit.
- Lo que estoy tratando de decir es, que en ninguna parte dice que eres real.
- Eso es sólo porque la gente no presta atención. Simplemente no nos ven.
- Entonces, ¿cómo es que yo puedo? -Le pregunté, mientras volvía a la gran pregunta.
Se encogió de hombros. - ¿Por qué supones que voy a tener todas las respuestas? Tal vez, ¿tienes el don de la visión?
- La visión.
- La capacidad de ver más allá de los estrechos límites de la acordada cosmovisión,- explicó. -Simplemente hay muy pocos de tu tipo.
¡Genial! Así que no sólo era un completo perdedor, si no que ahora tenía alguna manera "especial" de ver el mundo también. Si esto continua, pronto estaré en la reserva Zeb para la atención psiquiátrica prolongada.
- Hablas bien,- dije.
Sólo estaba diciendo algo para mantener la conversación, pero tan pronto como las palabras salieron de mi boca, me di cuenta de lo condescendiente que debía haber, sonado. Pero no parecía haberse ofendió.
- Gracias,- dijo. - Tú también.
- Bueno, he leído mucho. Los libros no te dan una paliza.
- Para mí es un don natural.
Al igual que la humildad, pensé, pero esta vez me lo callé.
Me senté un rato, medio esperando que simplemente se desvaneciera, pero seguía de pie allí, mirándome con grandes ojos, y una pequeña sonrisa tirando de la comisura de la boca.
Genial. Incluso las hadas pensaban que valía la pena reírse de mí.
Supongo, ¿qué no hay manera de poder saber nada oculto de ti? - pregunté.
Puso una mano en su pecho y dejó que sus ojos vagaran, todo suave, como el venado.
- Ahora me siento herido, -dijo.
Casi me disculpé. Soy un pelele.
- Entonces, ¿cómo te llamas? - Pregunté a cambio.
- Ésa es una pregunta, bastante personal.
- ¿Qué se supone que significa eso?
Se encogió de hombros. - No somos tan libres con nuestros nombres como vosotros la gente grande. Pero puedes llamarme Tommery.
Pensé sobre eso por un momento. Que yo pudiera llamarlo Tommery, no necesariamente quería decir que ese era su nombre. - Entonces, ¿Qué es eso?- Pregunté. - ¿Un apodo?
- Como he dicho…
- Ya sé. No sois libres de decir vuestros nombres como nosotros. ¿Por qué es así?
- Cuando se sabe el verdadero nombre de una cosa, te da un cierto grado de poder sobre ella.
- Las cosas, ¿incluyen a las personas?
- Incluye todo, Adrian Dumbrell.
- ¿Cómo sabes mi nombre?- Pregunté, tratando de ocultar el nerviosismo que sentía por lo que él sabía.
- Está en tu expediente escolar, junto a tu imagen.
- ¿Vas a mirar en los registros de la escuela?
- Las hadas miran todo.
- Pero, ¿por qué?
Él se encogió de hombros. - Nos gusta saber lo qué está pasando. El mundo no es una gran historia, por si no lo sabías, los personajes sí.
No estaba muy seguro de lo que quería decir con eso, así que decidí ignorarlo.
- ¿Y qué pasa ahora? -Le pregunté.
Inclinó la cabeza, me recordaba un pájaro, sobre todo con esos grandes ojos, y que de hecho estaban mirándome.
- No estoy seguro de entender la pregunta,- dijo. - ¿Qué me pasará? Sabes, ahora que sé que existes.
- Oh, eso.- Se encogió de hombros. - Puedes hacer lo que quieras. Díselo a tus compañeros de estudios.
- Correcto, como que todo va tan bien.
- O no hacer nada en absoluto, aunque espero que al menos me saludes con un gesto amistoso la próxima vez que nos encontremos.
- Bueno, seguro. Eso, si alguna vez, ya sabes…
- Oh, me verás de nuevo. Una vez te encuentras con uno de nosotros así, nunca volverás a estar ciego de nuevo. No a menos que trabajes en ello.
Con esto, se giró hacia las vigas de apoyo bajo las gradas. Lo vi pasar, corriendo como si fuera a partes iguales un mono y una ardilla, hasta que se perdió de vista. Entonces puse la cabeza en mis manos, mirando al suelo otra vez.
No estaba seguro de cómo me sentía al respecto. Lo único que sabía con certeza era que todo había cambiado.

* * * * *

Así es como conseguí mis primeros amigos, como, siempre.
Había cuatro o cinco de los hombrecillos viviendo en la escuela. Tommery era al que vi, o al menos con el que yo hablé la mayoría de las veces. Los demás estaban alrededor, como la forma en que Quinty siempre estaba rondando los baños de las chicas, me daba escalofríos.
Tommery dijo que no debía dejar que me molestara, que todo el mundo tiene sus peculiaridades, y lo que hacen los amigos, es aguantar las peculiaridades de cada uno. Dijo que tenía que tener algo para entretenerse con la gente, ya que con las personas no hace lo que se suponía, que era básicamente un ser respetuoso con los espíritus de la casa, de un edificio… ya sabes, dejarles pasteles y vasos de leche y darles las gracias por su ayuda, por mantener el lugar limpio, aunque el agradecimiento sólo debía hacerse verbalmente. Dejar un regalo distinto a los alimentos, y está fuera de lugar, como una patada, no me preguntes por qué.
Mira, eso es lo son, Tommery, Quinty y los demás… una especie de espíritus de la casa, como en esa historia de los duendes y el zapatero, que es extraño cuando se piensa en ello, tener a las hadas como amigos; es mucho más fácil que tener gente riéndose de ti todo el tiempo o tirándote y metiéndote de la cabeza en un retrete.
Y la vida mejoró para mí después de que me los encontré. No quiero decir que los niños en la escuela empezaran a tratarme mejor, o que el Sr. Crawford o Mr.Vanderspank dejaran de hacerme novatadas en clase. Apenas había diferencia, ahora tenía alguien con quien podía hablar y frecuentar con… incluso aunque ellos midieran sólo treinta centímetros de alto.
Y ellos me mostraron todos los tipos de cosas nuevas, como lugares ocultos en la escuela dónde nadie puede verte, pero tú puedes verlos. O pasadizos secretos, invisibles para el ojo humano, o al menos el ojo de la mayoría de los seres humanos, que te permiten moverte rápidamente de un lugar a otro. Ellos llamaron a estas cosas pernos de duende.
Pero lo que no me dijeron… Bueno, ellos no lo hicieron, ¿verdad?... es que algo le sucede a la casa con espíritus cuando son abandonados a su suerte demasiado tiempo. Resultó que Tommery y su banda, probablemente en realidad eran como las hadas que se ve en los libros de cuentos antiguos, o por lo menos una vez lo fueron.
Leí todo sobre ellos, en algún libro de fotografía sobre hadas en Inglaterra.
Empiezan guapos y bonitos, pero pueden pasar de ser amables a tener un aspecto rudo, cuando viven aislados, lejos de los hombres. Entonces puedes tener problemas para hablarles, aparte de las raíces y las hojas. Y si originalmente estaban en la casa los espíritus, pero abandonados por las personas que utilizan la casa, y por las hadas, Redding High’s como una gran casa. Ellos al parecer observan lo que Tommery hace. Lo que a su vez puede significar.
No es que ellos pasaran de mí. Como he dicho, me trataron como un proyecto especial, siempre tratando de hacerme la vida un poco mejor. Así que en lo que a mí respecta, todo lo que se decía sobre ellos, eran sólo palabras en los libros de algunos niños.
Es decir, hasta el día en que pensaron que sería divertido que me enseñaran a volar.

* * * * *

- Venga, te gustará,- dijo Oshtin.
- Sí, Addy,- contribuyó Sairs. Ellos habían decidido llamarme "Addy", ya que nunca había tenido un apodo que no fuera abusivo antes, este, a fin y al cabo, me gustó.- ¿O tienes miedo?
- No, no estoy asustado. Simplemente es... Quiero decir, mientras estoy volando...
Era una de esas raras ocasiones en que todas las hadas estaban junto a mí a la vez. Estábamos en un perno de duende que daba a la sala principal de la escuela cerca de la oficina del director, mientras bebíamos el té de hierbas que Krew había hecho con agua de una tetera que no parecía necesitar una fuente de energía, y comiendo galletas que Quinty había robado de la cafetería.
- Sería como Peter Pan, - dijo Tommery.
- Ése es el problema,- les dije. – No sé si será suficiente.
Tommery se rió. - No digas tonterías. No, tienes que creer para que funcione. Tú sólo necesitas nuestra magia.
- Pero…
- Nunca creíste en nosotros, pero, nos ves a todos igualmente ¿no?
- Supongo...
Nos preparamos para hacer una prueba, un corto vuelo por las escaleras de la sala principal. No podíamos hacerlo cuando alguien estaba cerca, por supuesto, así que teníamos que escondernos hasta que la escuela estuviera vacía, salvo por el conserje. Esperamos hasta que se quedó dormido en el catre que tenía guardado en el sótano, y luego fuimos al perno de duende y subimos las escaleras. Conté los escalones a medida que subíamos. Veintidós.
Una vez que llegamos al rellano, miré hacia abajo. Era más alto de lo que yo había pensado, sobre todo teniendo en cuenta que subía y bajaba una docena de veces o más al día. Pero eso lo hacían mis dos pies. Ahora parecía demasiado alto, y tenía un poco de vértigo.
- Así... ¿Qué hago? - Pregunté.
Las hadas se arracimaron alrededor de mí.
- Nada,- dijo Tommery. - Simplemente relájate.
Era fácil para él decirlo, pensé mirando hacia abajo, el final de la escalera todavía parecía demasiado lejos en este momento.
Pero entonces sentí una extraña sensación. Las hadas estaban de pie a mi lado, dos a cada lado, con Tommery encaramado en la barandilla, dirigiendo la operación. Los otros pusieron sus manos sobre mis piernas y entonces yo estaba... no volando, pero si flotando. Pude sentir todo el peso de mi cuerpo desaparecer, o tal vez fue sólo la gravedad de perder el control, hasta que…
Fui, flanqueado por las hadas a ambos lados.
Estuvimos rondando durante un largo rato sobre donde aterrizar, luego Tommery gritó: ¡Vayan! Y bajamos las escaleras. Al llegar a la parte inferior, nos detuvimos y lentamente bajamos en el aire hasta que mis pies tocaron el suelo de nuevo.
Nosotros cubrimos con las alas un momento largo sobre el desembarco, entonces Tommery lloró,-¡Adelante! - y bajamos los escalones. Directos abajo, fuimos parando despacio y nos hundimos a través del aire hasta que mis pies estuvieron de nuevo en tierra.
Por un momento me tambaleé cuando toqué tierra. Mi cuerpo nunca me había parecido pesar tanto como en ese momento.
Miré hacia atrás, por las escaleras, y Tommery llegó deslizándose por la barandilla.
- Eso no fue tan malo, ¿verdad? - Dijo, aterrizando a mis pies.
-¿Estás bromeando? Fue genial. Fue totalmente increíble. ¿Cuándo podemos volver a hacerlo?
- Ahora mismo, si quieres.
- Oh, sí,- le dije. - Y quiero ir más alto, como desde el techo.
Tommery sonrió. - ¿Qué le pasó a tu no creer lo suficiente?
- ¿Quién se preocupa de creer? La magia funciona si creo en ella o no, ¿verdad?
- Justamente eso.- dijo Tommery.

* * * * *

Me abrí camino a medida que desfilábamos por las escaleras. Sabíamos dónde estaba la entrada al acceso de la azotea, sabía que las hadas sabían dónde estaba todo en la escuela, y esta vez, yo también.
La luna estaba alta cuando salimos a la azotea. Tommery me dijo que él y los demás venían hasta aquí siempre para hacer picnic y espiar al mundo largamente y, en general, sólo pasar el rato. Yo nunca había estado aquí, probablemente porque siempre había tenido esa cosa con las alturas. No podía acercarme a cualquier tipo de caída de alta, sin que sintiera un vago sentimiento arremolinándose en el fondo de mi estómago. Y entonces tenía una sensación de tirantez desde el borde, como si necesitara dar un paso y caer rodando hacia abajo.
Pero esta noche no estaba nervioso cuando la grava crujía por el borde del techo. No estaba nervioso, mirando hacia el suelo a dos pisos de altura, tampoco. Mis temores a la altura y la ansiedad de antes habían sido reemplazados con anticipación. Aún podía recordar la forma en que mi cuerpo se sentía, cómo me levantaron desde el rellano antes, pero fue sólo en mi memoria, en realidad, quería la experiencia de nuevo.
- Despejado,- dijo Sairs, apoyado sobre el borde para mirar alrededor.
- ¿Están listos?- Me preguntó Tommery.
Las hadas por parejas me rodearon a ambos lados de nuevo cuando asentí con la cabeza. Cuando pusieron sus manos sobre mis piernas, sentí desaparecer todo mi peso una vez más, y empezamos a subir desde la azotea.
Había tenido sueños de volar antes y que se parecían mucho a esto: de repente sentía que no tenía ningún peso y me podía levantar del suelo si quería. Me levanté y arriba, un pie, otro, un metro, dos metros. Por último, me gustaría estar por encima de las copas de los árboles, y me iría altísimo, volando. Libre.
No puedo empezar a decirte lo que me gustaría que fuera real.
Nos alejamos flotando fuera de la azotea, y sólo había aire por debajo de nosotros ahora, y el suelo dos pisos más abajo. Yo quería ir más alto. Quería volar entre las estrellas y tocar la luna.
Y quería hacerlo por mi cuenta.
- Bueno, seguro,- dijo Quinty cuando les expliqué que me gustaría mucho. - Todo el mundo, dejarle ir.
-¡No!- Tommery gritó desde donde estaba flotando a nuestro lado. Pero era demasiado tarde. Las hadas apartaron sus manos, y caí abajo.
Yo no creo que ni siquiera tuviera tiempo de darme cuenta de lo que estaba pasando antes de que cayera al suelo.
Hubo un terrible sonido húmedo. Un choque de dolor como nunca había sentido antes.
Y entonces todo se volvió negro.

* * * * *

- … un risa, - oí decir a Quinty cuando regresé de nuevo revuelto de la oscuridad.
- ¡Oh, sí!, -dijo Tommery. - Muy gracioso.
- Bueno, fue gracioso cuando golpeó el pavimento.- Esa fue Krew.
Sairs se rió disimuladamente. - ¿Viste la cara?
- ¡Oh!, muy divertido,- Tommery dijo con voz tensa de ira. - Y míralo ahora Hilarious. Está muerto.
Froté los ojos abiertos para encontrar a todos de pie a mí alrededor y me obligué a sentarme. No estaba muerto. Me sentía perfectamente bien.
- Estoy bien,- le dije.
Tommery se volvió para mirarme. - No, no lo estás.
- No, de verdad.
- Mírate.
Miré hacia abajo y vi que mis caderas se perdieron en otro par de caderas. Me volví a mirar detrás de mí, y allí estaba yo. Tendido en el pavimento, con el cuello en un ángulo raro, acumulándose la sangre alrededor de mi cuerpo. Excepto que estaba aquí, así, mirando mi propia muerte.
No podía centrarme en lo que vi. No tenía ningún sentido.
- Pero… pero…
No pude decir ni una palabra más.
Una enorme ola de tristeza me recorrió. Esa conexión que todos damos por sentado, la forma en que son parte de nuestro cuerpo, la forma en que nuestro cuerpo es una parte del mundo que nos rodea ya no estaba. Me sentía solo y perdido, y este pánico farfullando se levantó dentro de mí, inflándose, hasta pensé que mi cabeza iba a estallar.
Luego todo se volvió negro de nuevo.

fin del capítulo

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 09, 2010 5:04 pm

minimaratón :manga21:

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Vampi
Admin
Admin
avatar

Grupos : *Traductora *Correctora de Estilo
Virgo Mensajes : 7617
Rango : 300
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Localización : Valencia

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 09, 2010 5:04 pm

CAPITULO 8

Traducido por Gemma
Corregido por kuami


ANTES: Imogene
Así que sobreviví al primer año en Redding High, no gracias a Ken y Barbie y su pandilla guay. Dejé de tratar de evitarlos, pero no les daba absolutamente ninguna reacción cuando se burlaban de mí, por lo que tendían a centrarse en objetivos más fáciles la mayoría del tiempo. O por lo menos más reactivos. Claro que no nos convertiríamos en amigos, ni nada. Aún tenían algo que decir sobre la ropa que llevaba cada día y nos llamaban a Maxine y a mí "las chicas homo" porque siempre estábamos juntas, pero podría vivir con eso.
Mientras me voy haciendo más mayor y sabia, entrando en mis diecisiete años, me parece que es más fácil hacer caso omiso de la gente estúpida.

* * * * *

Lo gracioso es que, tengo los mejores resultados que he tenido en mi tarjeta de informe este año. Yo realmente sabía las respuestas en los exámenes, por lo que parece que el estudio que hice con Maxine realmente se me ha contagiado. Debido a que la cosa con Maxine es, que realmente le gusta la escuela y estudiar. No es sólo porque su madre siempre esté sobre ella. A Maxine le gusta hacerlo bien. Así que muchas veces cuando dijimos que íbamos a estar estudiando, realmente lo hacíamos.
También asistí a más clases de lo que nunca lo hice en Willingham, sobre todo porque las primeras veces que quería saltármelas, Maxine estaba tan decepcionada de mí, decidí a ver si podía resistir. Jared se estaba preguntando si yo estaba bien.
- ¿Estás en trance o algo así? -preguntó Jared.
- Si, como si lo estuviera, -le dije.
No tomo drogas o alcohol − no por razones morales, sino porque tengo esta cosa seria de estar siempre con control de mí misma.
- Entonces, ¿hay algo malo en hacerlo bien en la escuela? -le pregunté.
Sacudió la cabeza.- Es… diferente.
- La nueva y mejorada hermana pequeña.
- Bueno, nueva, de todos modos, - dijo, y le golpeé en el hombro.

* * * * *

Maxine y yo fuimos al gran baile de primavera en abril… y no, no como pareja. Costó algunas maniobras seriamente complicadas por mi parte para llegar con su madre a un acuerdo, y nunca supo que Maxine fue con un chico. La búsqueda de una cita no era un problema. Nos habíamos reunido con par de muchachos de Fuller High en una tienda de discos usados en Williamson, en enero, Pat Haines y Jeremy Nash. Ambos eran muy guapos… un poco rectos, pero vestían bien. Yo acabé con Jeremy, y era la primera vez en años que salía con un chico que tenía menos piercings y tatuajes que yo. Pero besaba muy bien, y eso es lo importante, ¿verdad?
Así que, conseguir citas para llevarnos al baile fue fácil. Convencer a la madre de Maxine, por otro lado...
Lo juro era como crear una campaña militar para invadir un pequeño país para conseguir llevar a cabo el trabajo. Pero funcionó, y tuvimos un buen momento, a pesar de que tuvimos que quitarle las cosas de cenicienta a Maxine, su maquillaje y disfraz, y volver a casa a tiempo.

* * * * *

Y luego estaba Fantasma.
Lo alcancé a ver varias veces el resto del año, pero no pude acercarme a él, ni que decir de una conversación. Lo veía en algún sitio y antes de que pudiera ir en su dirección, hacía su numerito de desaparición: atravesaba una pared, o simplemente hacía eso, muy guay, tengo que admitir, de ir desapareciendo de la vista.
Me tenía que conformar con la investigación. Miré en los archivos de los periódicos de la Biblioteca Pública de Crowsea, pero no había mucho. Sólo un pequeño trozo en la sección de Ciudad del Diario de Newford, del día después de su muerte y una esquela. Pero creo que tengo su nombre, y en la biblioteca de la escuela me encontré con un pequeño "in memoriam" en el Anuario de 1998. No me dijo nada, excepto que él no era muy popular, y eso era sólo por deducción. Mira, ese mismo año un par de niños también habían muerto, uno de cáncer, el otro en un accidente de coche, y había un montón de recuerdos sobre ellos de sus amigos y el profesorado.
Sin embargo, de Adrian Dumbrell, nada.
Sólo que había sido un estudiante y que había muerto.
Sabía que tenía que haber más que eso, pero no era capaz de obtener más detalles. No es que fuera un gran secreto; simplemente no le conocía nadie en la escuela. Cualquier chico que hubo estado asistiendo cuando estuvo aquí ya se había graduado. Todo el mundo había oído la historia de Fantasma, que él rondaba la escuela, y algunos de ellos ni siquiera sabían que era un chico que había saltado desde el techo de la escuela porque todo el mundo siempre se metía con él.
Supongo que lo hubiese dejado correr, si no me hubiese dado cuenta de que me espiaba. Tenía que haber una razón por la que estuviera al acecho, algún tipo de asunto pendiente, aunque, qué tendría que ver conmigo, no tengo ni idea. Supuse que era algo que tendría que averiguar.
Así que un domingo de julio, Maxine estaba ausente durante el mes en un viaje con su padre y yo estaba seriamente aburrida, volví a la escuela, decidida a atraparlo. Todo estaba bajo llave, no había cursos de verano aquí, o al menos no hoy, pero había aprendido bien la lección de Frankie Lee y forcé una de las puertas traseras. Momentos más tarde estaba dentro, fuera del alcance del sofocante calor de julio.
Dentro, estaba fresco y tranquilo. El único sonido era el eco de mis sandalias de plataforma en el suelo de mármol. Tenía para mí sola los pasillos normalmente llenos, que era un poco raro, pero genial, también. Nunca había hecho nada como esto, lo que Frankie llamaba ir sigilosamente, lo que pareció una eternidad.
- Vale, -dije.- Sé que estás aquí en alguna parte, Adrian. Así que hablemos.
Nada.
Bueno, no pensé que fuera fácil. Él ya había demostrado que tenía todo eso de evitar a su favor. Tal vez haya llegado con lo del territorio cuando estabas muerto. Quiero decir, los fantasmas son siempre difíciles de atrapar en las historias, ¿no? − nunca salen y dicen lo que quieren. En su lugar, blanden sus cadenas y dan rodeos con acertijos y basura.
- ¡Vamos, muchacho espeluznante! Es hora de que nos conozcamos.
- Caminé por los pasillos durante más de una hora antes de que finalmente oyera una voz detrás de mí.
- Vas a despertar al portero.
Me volví, y allí estaba él. Adrian Dumbrell, fallecido. También conocido como Fantasma.
No parecía un fantasma, no es que tuviera una gran familiaridad con ellos, a parte de su acoso hacia mí. Quiero decir que parecía muy sólido y que estuviera aquí. Alto y desgarbado, gafas de Harry Potter, cicatrices de acné, y todo.
- ¿El portero está dormido? -dije.
Fantasma asintió.- Él tiene un catre en el sótano donde se escapa y hace la siesta.
- ¿Por qué está tan cansado?
- Bebe demasiado.
- Nunca parece borracho, quiero decir, cuando lo he visto.
- Es bueno escondiéndolo.
Esto fue muy extraño. Había un centenar de cosas más importantes para preguntarle, pero aquí estábamos, hablando de los problemas con la bebida del portero de la escuela. Supongo que fue porque de pronto teníamos toda la torpeza de una primera cita, ninguno de los dos sabía muy bien qué decir.
Pero yo no podía dejarlo así.
Me aclaré la garganta.
- Así que, ¿Por qué has estado rondándome? -pregunté. Se encogió de hombros.- Yo sólo... sabías que... me gustas, supongo.
- Te gusto. – Eso es todo lo que era, ¿Un fantasma caliente loco por mí? Bien.- Ni siquiera me conoces.
- Sé que eres bonita…
- Oh, sí. Buen material.
- Bueno, lo eres. Y me gusta la forma en que te pones de pie por ti misma.
- Es por eso que la gente ha estado maldiciéndome todo el año.
Sacudió la cabeza.- Te vi enfrentarte a Brent Calder en tu primera semana aquí. Oí lo que le dijiste a Valerie. Creo que la única razón por la que los dejaste hacer, es que no te preocupa lo que piensan.
- Me importa, - me encontré diciendo,- pero estoy tratando de mantenerme alejada de problemas.
Ahora, ¿por qué le dije eso?
Él sonrió.- ¿Lo ves? Tomaste el terreno moral, otro rasgo de carácter encomiable.
- Mmm.
Nunca me han elogiado, pero fue especialmente raro, cuando un fantasma me golpeaba. O por lo menos parecía que me estaba pegando. Me pregunto, ¿Él pensaba hasta donde podría ir la relación?
- Te estás tomando todo esto muy bien, -dijo.- Quiero decir, teniendo en cuenta...
- ¿Qué? ¿Crees que otras personas no tienen cosas buenas que decir acerca de mí?
- Por supuesto que no. Quiero decir, muerto y todo.
Puso su mano en la pared más cercana, y fue derecha a través de ella, lo que parecía que su brazo estaba cortado por la muñeca. Y cuando sacó el brazo, su mano volvió a aparecer, centímetro a centímetro, como nueva.
- No pareces en absoluto asustada, -dijo.
Bueno, eso era un poco aterrador, pero ya sabía que era un fantasma, así que podía llevarlo.
- ¿Debería estarlo? -pregunté.
- Bueno, no…
- Porque me has estado acechando desde hace meses, y tengo que decir, que no es particularmente atractivo.
- No te estaba acosando.
Levanté las cejas.- ¿Cómo se llama espiar a alguien de lejos y desaparecer cuando la persona trata de hablar contigo?
- Yo... No lo sé. No sabía lo que te diría. No sabía que sería tan fácil hablar contigo.
- Oh.
Ninguno de los dos dijo nada durante unos momentos. Me deslicé y me senté con la espalda contra una taquilla. Después de un momento, se acercó desde el tramo de la pared donde había estado de pie y se sentó a mi lado.
- ¿Qué se siente al estar muerto? -pregunté.
- No sé cómo es para alguien más, pero siempre estoy con una especie de miedo.
- Suena como la vida.
- Supongo.
- Así que, ¿Hay otros fantasmas por aquí?
Él asintió. - De todo tipo.
- Eso es un poco escalofriante, desde la perspectiva de alguien que todavía está vivo, quiero decir. Sabiendo que están todas estas personas muertas a tú alrededor, controlando todo lo que estás haciendo, y ti no puedes verlos. Y cuando uno piensa en cuántas personas han muerto a través de los siglos... - Miré a mi alrededor.- Debe ser muy popular en Ghostworld.
- La mayoría de nosotros sigue adelante.
- ¿Ir a dónde?
- No sé, nunca he ido.
- ¿Alguna vez pensaste que sería mejor que estar aquí?
- Sí, ¿Pero, y si es peor?
- Así que, ¿Tenemos una opción?
- No sé que fue, pero creo que lo hice.
- ¿Debido a que tienes asuntos pendientes?
- ¿Qué se supone que significa eso? - Sonó un poco a la defensiva.
- Bueno, ¿no es por eso que los fantasmas no suelen seguir? -pregunté.- Les quedan cosas que todavía tienen que tratar, aquí en el mundo de los vivos.
- Nunca pensé en ello.
- Entonces, ¿qué te pasó? Miré en el periódico, pero no tenían mucho que decir.
- Es una especie de larga historia.
Yo me reí. - Es mitad de verano y aquí estoy, sentada en la escuela, que no es mi lugar favorito, como puedes imaginar, hablando con un fantasma. ¿No crees que estaría en otro sitio si tuviera algo mejor que hacer?
- ¿Entonces por qué estás aquí?
- Quería que salieras. Así que da. Cuéntame lo que pasó.
No dijo nada durante un tiempo tan largo que pensé que no iba a decirme nada. Y luego suspiró.
- Cuando era niño, - finalmente comenzó,- No podía esperar a llegar a la escuela secundaria...

* * * * *

- ... y así, he estado dando vueltas por aquí desde entonces.
Todavía estábamos sentados en uno de los pasillos laterales de la escuela, la espalda contra los casilleros, las piernas abiertas delante de nosotros. Junté las puntas de mis sandalias y me volví a mirarlo.
- Esa es una historia bastante sorprendente, -dije.
- Es verdad.
- Por supuesto que lo es.
- No me crees. ¿Qué parte no crees?
- Bueno, vamos... ¿hadas?
- Dice la chica que está hablando con un fantasma.
- Vale, eso es un buen punto. Pero ser un fantasma no supone automáticamente que las hadas sean reales.
Él miró hacia el pasillo.
- Ellos piensan que eres ruda, -dijo él.
- ¿Están aquí?
- Oshtin y Sairs están.
Estudié el otro lado del pasillo, pero no podía ver a nadie ni nada. Ni siquiera entrecerrando los ojos.
- Yo no veo a nadie, -dije.
- No todo el mundo pueda verlas.
- No todo el mundo te puede ver, tampoco, pero yo sí. Entonces, ¿cuál es el problema con eso?
- No lo sé.
Seguí observando el área alrededor de nosotros, pero sólo estábamos el fantasma y yo. Por el otro lado el pasillo estaba desierto. Como esperarías en una tarde de domingo de mediados de verano.
- Entonces, ¿por qué no se muestran? -pregunté.
Por unos momentos, parecía que él estaba escuchando a alguien. Luego dijo,- Dicen que es tanto un regalo con el que uno nace o algo que tienes que ganar.
- Qué conveniente.
- No debes hacer que se enojen.
- Lo que sea. Realmente no me importa lo que piensa de mí la gente invisible.
- Ahora, se van. - Vi sus ojos que seguían algo que yo no podía ver.- Y ahora se han ido.
- ¿Y la diferencia es?
Sacudió la cabeza.- En realidad, no deberías ser así. Pueden ser malos, si les entras por su lado malo.
- Como decir que te pueden enseñar a volar.
- Supongo que sí. Pero no creo que quieran decir que eso suceda.
Me encogí de hombros.- Entonces, ¿dónde se han ido?
- A uno de esos pernos de elfo de los que te hablé antes. ¿Quieres ver uno? Serían muy útiles para ti en el nuevo año escolar si deseas conseguir a alguien.
- No lo creo. Tal vez en otro momento.
Me sonrió tontamente.- Así que ¿va a haber otra vez?
Me reí.- Bueno, no voy a casarme contigo ni nada, pero sí, me pasaré de nuevo.
Me puse de pie y sacudí un poco de suciedad inexistente de mis piernas. Se puso en silencio de pie junto a mí.- ¿Cuándo vas a volver? -preguntó.
- Oh, no lo sé. La semana que viene, supongo. Cuando la escuela esté vacía de nuevo.
- No hay nadie aquí allá a las nueve, casi todas las noches, excepto el portero, y va directo a su camastro después de comprobar las puertas.
- Veremos.
Comencé a caminar hacia la puerta al final del pasillo.- Entonces, ¿puedes tú y tus hadas dejar este lugar? -Le pregunté cuando llegamos a la puerta.
Tenía una de esas barras a través de ella que te permiten abrir desde el interior y luego se bloquean automáticamente cuando se cierran detrás de ti.
- No son 'mis' hadas, -dijo.
- Lo que sea. ¿Puedes?
Él asintió.- Pero no me gusta salir mucho.
- ¿Por qué no? La gente no te puede ver que si no quieres, ¿verdad? O al menos la mayoría de personas no pueden.
- La mayoría de la gente no puede, -añadió.- Pero hay… otras cosas por ahí que es mejor evitar.
Ahora tenía toda mi curiosidad.
- ¿Qué tipo de cosas? -pregunté.
- Bueno, están los... No sé cómo los llamáis, actualmente. Ángeles, supongo.
- ¿Con alas y arpas?
¿Por qué no? Si iba a tratar de convencerme de que había hadas alrededor, bien podría intentarlo con los ángeles. Pero él sacudió la cabeza.
- Son precisamente esas personas, -dijo,- que tratan de convencer a los fantasmas como yo de seguir adelante. Pueden ser muy persistentes.
- No parece que den mucho miedo.
- No. Pero también existe la oscuridad.
- Sal durante el día.
- No, no ese tipo de oscuridad. Esto es otra cosa. No sé qué aspecto tienen, pero los he sentido. -Se volvió a mirarme con una expresión seria.- ¿Sabes ese sentimiento de impotencia que se obtiene cuando un grupo de chicos te agarran en la habitación de los chicos, y lo siguiente que sabes es que estás siendo empujado hacia el pasillo usando tu propia ropa interior por encima de tu cabeza?
No podía creer que me estuviera preguntando eso, pero creo que le había sucedido, por lo que le di una cierta holgura.
- No realmente, -dije.
- No, por supuesto que no. Ofrecerías una lucha muy grande para que fueran capaces de hacer eso.
Me encogí de hombros. Parecía pensar que era mucho más valiente de lo que yo pensaba que era. ¿Quién era yo para desilusionarlo?
- De todos modos, confía en mí. Es una sensación horrible. Es como si no tuvieras ningún control sobre tu vida y nadie puede venir y simplemente hacen lo que quieren hacer, en cualquier momento que deseen.
- Bueno, eso lo puedo entender.
- Bien, -dijo,- lo que vive en la oscuridad te deja así, sólo que cien veces peor.
- Pero, ¿qué hacen?
- No lo sé con seguridad. Tommery dice que se comen las almas.
- ¿De todos?
- No, sólo de los que son fantasmas. Y a veces los de la gente...
- Que hablan con fantasmas, - Terminé por él cuando su voz se apagó.
Sacudió la cabeza.- No. Iba a decir, las personas que caminan por el borde de cómo el mundo se supone que es. Ya sabes, la gente que no toma lo que ve a su alrededor con valor nominal. Tommery dice que llevan una especie de brillo que atrae a la oscuridad.
- Bueno, eso me deja fuera de combate, -dije,- porque la única cosa imposible que veo eres tú.
Puso una especie de mirada de fastidio.- ¿Por qué insistes tanto en que el mundo sea de la manera que has decidido que sea?
Me encogí de hombros.- ¿Porque nunca se me enseñó que era diferente?
Antes de que él pudiera responder, empujé la barra y salí al calor de julio. Yo casi esperaba que me siguiera, pero cuando me di la vuelta, no había nadie allí.
* * * * *

Pero eso no fue lo más extraño que me pasó durante el verano.
Porque Maxine estuvo fuera un mes entero, y como sabía que yo no iba a ver a su madre, aproveché la oportunidad para teñirme el pelo de color azul oscuro. Me encantaba jugar con los tintes de cabello, en Tyson. Algunas semanas llevaba un color diferente cada día, como mi ropa interior. Me hice con un nuevo tattoo: un cuervo color azul-negro volando en la nuca que podía ocultar con una camisa de cuello, si tenía que hacerlo. Pero llevaba una camiseta y un par de pantalones cortos de punto cuando me encontré con la Sra. Tattrie al día siguiente.
Así que no sólo se podía ver mi nuevo tattoo, también el de mi hombro, el de mi muslo, los de cada tobillo, y la mitad del diseño en la parte baja de la espalda. Llevaba todos mis pendientes, seis en una oreja, mi piercing en la ceja, y una campanilla en mi ombligo. En otras palabras, no era definitivamente la pequeña compañera de estudios de su hija.
- Imogene, -dijo tan agradablemente como siempre.- He echado de menos verte desde que Maxine se fue.
Lo primero que pensé es que se estaba tomando una medicación fuerte.
- Umm, - fue todo lo que pude decir, mi cerebro girando mientras trataba de llegar a una explicación para el aspecto que tenía. Halloween no estaba lo suficientemente cerca.
- Tenía la esperanza de que se podrías llamar, -continuó,- pero entiendo cómo puede ser. No es como si no trabajaras lo suficiente durante todo el año para merecer un tiempo de inactividad que no incluyera a los padres viejos de tus amigos.
- No eres tan vieja, -dije.
Whoops. Tal vez debería haber mentido, y decir que no era pesada.
¿Tienes tiempo para ir a tomar un café o una taza de té? -preguntó.
Todo acerca de este encuentro casual me había cogido tan desprevenida que me encontré de acuerdo, y me dejé llevar a un café cercano. Se puso el té chai y un café negro claro para mí, sonriendo todo el tiempo. No fue hasta que estuvimos finalmente sentadas en una mesa que daba a una ventana que tomé una respiración profunda.
- Sólo quiero decir, -comencé,- que si vas a enfadar con alguien, que sea conmigo, porque esto es todo culpa mía. Maxine es tan buena niña como quieres que sea.
- ¿Por qué debo estar enfadada?
- Bueno… vamos.
Sacudió la cabeza.- ¿De verdad crees que no lo sabía?
- Tú… pero.
Bueno, no es que a menudo me quede sin habla, pero esto era demasiado.
- Tan pronto como vi que Maxine y tú os estabais convirtiendo en amigas, -dijo,- llamé a la consejera de la escuela, y ella me puso en contacto con el consejero de tu antigua escuela. Admito que lo que averigüé, no me gustó exactamente.
- ¿Ellos te pueden decir cosas personales como esas?
- Cuando estás decidida, y conoces a la gente adecuada, todo es posible.
Bien, duh. ¿Qué estaba pensando? Que el viejo señor Ford en Willingham no se apuntaría a la oportunidad de meterse conmigo.
- Pero... Sé que las cosas que te habrán dicho, -dije.- ¿Por qué todavía le permites a Maxine ir conmigo?
- Mi terapeuta me sugirió que os diera un par de semanas antes de tomar cualquier decisión.
- Tu terapeuta.
Asintió.- Sé que tengo problemas, particularmente cuando se trata de Maxine. Quiero lo mejor para mi hija, pero también sé que tengo que darle un poco de libertad o todo lo que voy a conseguir es apartarla aún más lejos de mí. Pero... es algo muy duro para mí.
Yo no sabía qué decir.
- Y entonces sucedió algo interesante, -dijo la Sra. Tattrie.- Ese demonio que me había dicho que no debería dejar que mi hija se asociara, resultó ser una joven encantadora. No faltaba a la escuela. No iba con un grupo malo. Sus notas fueron muy buenas en los exámenes finales. Cuando hablé de nuevo con la Sra. Kluge, al final del año escolar, me dijo que si bien tu sentido de la moda era sin duda excéntrico, ninguno de los problemas de conducta de tu expediente, parece haberse prorrogado de tu antigua escuela a la nueva.
Todavía no tenía nada que decir, así que sólo me encogí de hombros.
- Por lo que parece, -continuó,- en cierto modo, Maxine ha sido una buena influencia para ti en vez de al revés.
- Ella nunca ha hecho nada malo, -dije, dispuesta a defender a Maxine donde yo no podía, o al menos no lo haría, defenderme.
- Lo sé. Tu influencia ha sido positiva. Antes de llegar a nuestras vidas, Maxine apenas me hablaba. Ella iba a la escuela; hacía los deberes. Leía sus libros. Veía la tele. Y eso es todo lo que hacía.
- ¿Y ahora? -tuve que preguntar.
- Ahora es más extrovertida. Tenemos conversaciones reales en lugar de tener que sacarle respuestas monosilábicas. Ella… brilla.
No pude dejar de sonreír.- Si, lo hace.
- Y eso, lo sé, es cosa tuya.
Empecé a mover la cabeza, pero la Sra. Tattrie no hizo caso.
- No estoy diciendo que la hayas transformado, - me dijo.- Simplemente le has permitido ser más ella misma. Ella era una chica muy infeliz antes de que llegaras, pero no siempre fue así.
Fui buena y no dije nada acerca de que tal vez la infelicidad de Maxine podría, en gran parte, proceder de la Sra. Tattrie por cómo la había tratado.
Nos quedamos en silencio por un momento, y ella me miró.- Así que este es el verdadero tú, -dijo finalmente. Le podría haber dicho lo mismo a ella.
- Bueno, casi. Hace calor hoy, y voy tipo, de barrios bajos.
- Quiero decir más... todos esos tatuajes y piercings. Y ese pelo.
Me encogí de hombros.- Me gusta jugar con mi aspecto. Te alegrará saber que Maxine no va por este camino en absoluto.
- Afortunadamente, -dijo, pero sonrió por el sarcasmo.
Yo sabía lo que quería decir. Y lo curioso es que, cuando sonreía, tenía un aspecto totalmente distinto, más como Maxine. Tenía ese mismo brillo.
- Entonces, ¿qué pasa ahora? -pregunté.
- Nada. Estoy contenta de haber tenido esta oportunidad para hablar, para que todo estuviera claro.
- Supongo.
- ¿No creo que estés dispuesta de evitar esto a Maxine?
Sacudí la cabeza.- Y no ser una amiga. Pero voy a encontrar una manera de decirle que no vienes de mal rollo. Soy buena en ese tipo de cosas.
- Sí, lo eres, ¿no? -Se terminó su té.- Gracias por esto, Imogene. Gracias por todo.
Nos quedamos un poco más, pero luego se fue, de nuevo a su vida, y yo me quedé sentada en la mesa tratando de entender todo esto. Quiero decir, ¿Es de locos o qué? La madre de Maxine era realmente genial.

Fin del capítulo

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por Gemma el Lun Mar 29, 2010 7:05 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://blackandblood.activosforos.es
Virtxu
Moderadora
Moderadora
avatar

Grupos : *Moderadora *Traductora *Diseñadora de Documentos *Recopiladora *Transcriptora
Aries Mensajes : 348
Rango : 54
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2010
Localización : España

Hoja de personaje
nombre:
raza:

MensajeTema: Re: The Blue Girl   Mar Mar 09, 2010 6:07 pm

Dos capi seguidos!!!!
Gracias Gemma y kuami!!! ^^
q feliz soyyy!!jaja

Ranguitos para ambas! =)

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Blue Girl   

Volver arriba Ir abajo
 
The Blue Girl
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» Jeep JK Blue HEMI
» Nordost Blue Heaven / Red dawn
» 50 Aniversario de Kind of Blue
» 11-ABRIL-CUMPLEAÑOS DE BLUE
» Samurai Girl

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Black and Blood :: Proyectos del Foro :: Proyectos Terminados-
Cambiar a: